¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

Contents
  1. Cordón umbilical
  2. Forma
  3. Funciones
  4. Problemas durante el parto
  5. Corte del cordón
  6. Usos del cordón después del parto
  7. Noticias sobre cordón umbilical:
  8. ¿Cuándo aparece el cordón umbilical?
  9. ¿Qué es el cordón umbilical?
  10. ¿Cuál es la función del cordón umbilical?
  11. ¿Qué une el cordón umbilical?
  12. Cuidados del cordón umbilical
  13. Cordón umbilical infectado
  14. Guardar el cordón  umbilical
  15. Congelar el cordón  umbilical
  16. Donar el cordón  umbilical
  17. Cordón umbilical dudas comunes: el conducto a la vida
  18. Qué es el cordón umbilical
  19. Cuál es la función del cordón umbilical
  20. Cuándo se forma
  21. Qué ocurre si no se cae
  22. Cómo limpiar el cordón umbilical
  23. Qué ocurre cuando tan solo posee una arteria
  24. Qué ocurre si está enredado
  25. Células madre
  26. Cómo conservar el cordón umbilical
  27. Bancos de sangre de cordón umbilical
  28. Artículos recomendados
  29. ¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?
  30. ¿Cuándo y cómo aparece el cordón umbilical?
  31. Funciones del cordón umbilical
  32. ¿Cuándo se corta el cordón umbilical del recién nacido?
  33. ¿Cuánto tardará en secarse y caerse el muñón umbilical?
  34. ¿Cómo se debe cuidar el cordón umbilical?
  35. Cordón umbilical: ¡respondemos a todas tus dudas!
  36. Cuándo se forma el cordón umbilical
  37. Características anatómicas del cordón umbilical
  38. Funciones del cordón umbilical
  39. Principales complicaciones del cordón umbilical
  40. Prolapso del cordón umbilical
  41. Formación de nudos en el cordón umbilical
  42. Alteraciones de la longitud del cordón
  43. Infección del cordón (onfalitis)
  44. Cuál es el momento más indicado para cortarlo
  45. ¿Limpiar el cordón con cristalmina o Betadine?
  46. Por qué es importante conservar la sangre del cordón umbilical
  47. ¿Y si el cordón umbilical se enrolla?
  48. Cuándo es posible donar el cordón umbilical
  49. Calendario de embarazo: de la semana 5 a la semana 8
  50. Semana 5 de embarazo
  51. Semana 6 de embarazo
  52. Semana 7 de embarazo
  53. Semana 8 de embarazo

Cordón umbilical

¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

Es el cordón que une al feto a la placenta y a través de él intercambia sustancias nutritivas así como sangre rica en oxígeno. El cordón umbilical se mantiene durante toda la gestación hasta el momento del nacimiento, en el que se corta y deja una cicatriz permanente, el ombligo.

Forma

La medida del cordón umbilical es de aproximadamente 50 centímetros de longitud y contiene dos arterias principales que provienen del bebé y una vena que procede de la placenta. Todo ello es rodeado por una sustancia gelatinosa que se conoce como Gelatina de Wharton, formada por distintas células.

En ocasiones, el cordón umbilical sólo tiene una arteria, lo que puede suponer un menor peso del bebé cuando nazca o a la aparición de problemas en los sistemas nervioso, renal o cardiovascular. Es aun así un hecho muy poco frecuente, con una probabilidad menor al uno por ciento.

Funciones

El cordón umbilical es el encargado de la respiración y alimentación del feto hasta el momento en que nace, por lo que cualquier fallo o bloqueo en la circulación del oxígeno y los nutrientes por el cordón puede suponer lesiones o incluso la muerte del embrión.

El cordón umbilical también sirve para eliminar los residuos y el gas carbónico (CO2).

Problemas durante el parto

Se pueden dar complicaciones en el parto relacionadas con el cordón umbilical que requieren la intervención para evitar daños en el bebé:

  • Prolapso del cordón: en ocasiones el cordón umbilical sale del útero antes que el bebé, limitando el oxígeno y nutrientes que está suministrando hasta el momento del nacimiento y el corte. En estos casos, se recomienda llevar a cabo una cesárea.  
  • Enroscamiento del cordón: el cordón puede quedarse enrollando en alguna parte del cuerpo del feto mientras este se gesta en el útero. El método para solucionarlo suele ser la propia intervención manual del médico. Si el enroscamiento se da en el cuello se denomina cordón nucal y precisa de cesárea.

La obstrucción en el cordón umbilical provoca lo que se conoce como sufrimiento fetal agudo o diestrés fetal. Los síntomas de este problema son una disminución en el movimiento del feto o las variaciones en su frecuencia cardiaca. Si no se trata a tiempo, puede causar la aparición de lesiones permanentes o la muerte del bebé.

Corte del cordón

Lo recomendado por los expertos es que el cordón se separe del bebé en un plazo de uno a tres minutos tras el parto. Este proceso se llama pinzamiento y corte tardío. Dentro de este plazo se intenta siempre retrasar el corte lo máximo posible, pues de esta forma se consigue mejorar la dotación de hierro en el bebé hasta los seis meses de vida.

Una vez que ha sido cortado, quedará un pequeño bulto gris en el lugar del corte, que al cabo de dos semanas caerá de forma natural, dejando como única marca el ombligo. Los cuidados de esta zona hasta que se caiga son muy importantes, pues de llevarse a cabo de forma incorrecta puede causar infecciones. Por ejemplo, debe evitarse sumergir la tripa del bebé en agua.

Usos del cordón después del parto

Recientemente se ha descubierto que la sangre del cordón umbilical contiene células madre, las cuales se pueden conservar congeladas durante mucho tiempo (unos 15 años) y usar en el futuro para recomponer cualquier tipo de tejido celular, al encontrarse en un alto grado de inmadurez. La extracción de la sangre del cordón se realiza una vez que este ha sido cortado, por lo que no existe ningún riesgo para la madre ni para el hijo.

Si se conserva el cordón puede usarse, por lo tanto, en la cura de enfermedades hematológicas u otro tipo de enfermedades, para el propio paciente del que se extrajeron o sus familiares.

También se pueden donar las células madre del cordón para su uso público, siempre y cuando donante y beneficiario sean compatibles genéticamente.

Así, enfermedades graves como el cáncer, la leucemia, la mayoría de las anemias graves o los linfomas pueden valerse de estas células para su tratamiento.

Para poder ser donante de sangre de cordón umbilical la madre tiene que encontrarse en condiciones saludables y no tener antecedentes de enfermedades transmisibles a través de la sangre.

No pueden donar aquellas madres con enfermedades como el sida, hepatitis B, hepatitis C, que hayan consumido drogas, que hayan recibido una transfusión en los últimos 12 meses o haya mantenido relaciones sexuales con alguien que no cumpla los anteriores requisitos.
 

Noticias sobre cordón umbilical:

Realizan el primer trasplante de sangre de cordón umbilical para curar el sida

El cordón umbilical de recién nacido predice el riesgo pulmonar

Las células madre del cordón umbilical son una fuente idónea para regeneración

Cordón umbilical: cuidados después del parto

Источник: https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/embarazo/diccionario/cordon-umbilical.html

¿Cuándo aparece el cordón umbilical?

¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

Una de las preguntas que suelen surgir cuando vemos las primeras ecografías de los bebés es ¿cuándo aparece el cordón umbilical?, una cuestión que vamos a resolver a continuación con todos los detalles sobre qué es, qué función tiene y en qué momento se forma el cordón umbilical, así como el cuidado de este una vez haya nacido el bebé, y la importancia de donarlo para poder ayudar a personas enfermas.

¿Qué es el cordón umbilical?

El cordón umbilical es como una especie de tubo o conducto flexible que está envuelto en una sustancia gelatinosa y firme (Gelatina de Wharton).

El cordón puede llegar a medir unos 50 cm promedio, éste está formado por dos arterias y una vena que permitirán que obtenga todas las sustancias nutritivas y el oxígeno necesario para poder seguir desarrollándose de manera óptima.

Las dos arterias del cordón umbilical serán el conducto a través del cual la sangre del bebé pueda llegar a la placenta durante el embarazo, para que allí pueda oxigenarse y eliminarse de impurezas; de nuevo, la sangre limpita volverá al bebé.

¿Cuál es la función del cordón umbilical?

Cuando el bebé se encuentra en el vientre materno éste no tiene hambre ni respira, es más, no lo hará hasta que no esté fuera de la placenta. Si en las ecografías has visto que hace como un movimiento respiratorio no es una respiración como la nuestra, es más bien un ejercicio funcional pero no nutricional.

Por ello, podemos decir que el cordón umbilical es aquel que le dota de todo lo necesario, oxígeno como nutrientes, para que pueda crecer y desarrollarse durante los 9 meses.

¿Qué une el cordón umbilical?

Para que pueda llevarse a cabo en perfectas condiciones la función del cordón umbilical, éste ha de ser el nexo entre la placenta y el bebé.

La placenta está en íntimo contacto con la mamá pero ésta es del bebé, donde él va a poder moverse libremente y dónde podrán ir desarrollándose todos los órganos de su cuerpo.

En las primeras ecografías que te hayan hecho habrás podido comprobar que todavía no existe el cordón umbilical y puede que te hayas hecho la misma pregunta que yo ¿Cuándo aparece y cómo?

A partir de las 7 semanas, cuando el embrión no mide más de 11 mm aprox., comienza a aparecer el cordón umbilical. En esta etapa el bebé se ha ido separando de las paredes del saco gestacional y comienza a desarrollarse con un poco más de definición cada parte de su cuerpo.

En la semana 9 se crea la hernia fisiológica que es el momento en el que, a través del ombligo, los intestinos migran dentro del cordón umbilical. Esta hernia desaparecerá durante la semana 11.

A partir de esta semana, iremos viendo cómo el cordón umbilical va creciendo hasta ser un conducto perfecto y en plena conexión que le permitirá crecer.

Cuidados del cordón umbilical

Una vez se produce el parto, y el bebé ha nacido, se debe cortar el cordón umbilical, aunque el recién nacido, todavía tendrá un pequeño trozo que debe curarse a diario y procurar que poco a poco se vaya secando hasta que caiga por sí solo.

Si das a luz en el hospital, puede que las primeras curas del cordón umbilical que permanece en tu bebé, se lleven a cabo a manos de profesionales, pero te enseñarán como las puedes tú en casa, ya que pasarán días e incluso semanas y tienes que procurar, limpiar y curar bien el cordón para que no se infecte y caiga sin problema.

De este modo, lo único que tenemos que hacer es lavar bien la zona del ombligo del bebé, donde todavía está el trocito de cordón, con un poco de agua y jabón neutro, evitando cualquier solución antibacterianas, antisépticas o desinfectante, que no solo no sirven sino que pueden ser dañinas, porque podrían favorecer la selección de cepas bacterianas particularmente virulentas y porque parecen retrasar el momento del desprendimiento.

Si todo va bien, el residuo del cordón umbilical caerá por sí solo en un perido de entre 7 a 15 días . Pero durante este período, ¿qué necesitas hacer para cuidarlo?

Siempre que sea posible, el muñón puede y debe estar en el aire , lo que ayuda a secarlo . Sin embargo, cuando el niño tiene que estar vestido, es mejor protegerlo con una gasa (seca) que además debes cambiar tres veces al día.

Si ocasionalmente el cordón se «ensucia» un poco debido a una secreción (no maloliente), puedes lavarlo ligeramente con una gasa empapada en agua y jabón suave o una solución clorada. Siempre secando bien antes de tapar de nuevo.

¿Y el baño? En general, se aconseja no darle al recién nacido el baño por inmersión, es decir, en el baño, hasta que el muñón no se haya separado y la cicatriz no esté seca

Cordón umbilical infectado

Además de los cuidados señalados, debes comprobar todos los días, el aspecto que tiene el cordón umbilical ya que debe verse como a poco parece más reseco y además no debe hacer ningún olor.

 Si huele mal, o se ve enrojecido e incluso te das cuenta que el bebé llora cuando tocamos el cordón, o tiene hasta que tiene fiebre, debes informar al pediatra,ya que es posible que se haya infectado.

En realidad, esta no deja de ser una herida abierta como cualquier otra, así que no te asustes si se infecta. Ya sea por el olor, el color, e incluso por secreciones amarillentas y hasta un poco de sangre, lo que debes hacer es acudir al pediatra para que pueda proceder con un diagnóstico y posiblemente iniciar una terapia con antibióticos. 

Guardar el cordón  umbilical

Una vez pasadas dos semanas desde el nacimiento del bebé, el trozo que este tiene todavía enganchado se caerá tras las curas que hemos explicado y con dicho trozo poco podemos hacer, aunque algunas madres lo guardan a modo de recuerdo.

Lo que sí es importante guardar o se debería reservar, es el resto del cordón umbilical.

Es decir el cordón que se corta tras el parto y que por lo visto es importante por las células madre que contiene y que pueden ser de gran ayuda, en el caso de ser transplantadas a alguien que tenga una enfermedad de médula ósea o tenga una enfermedad congénita.

Al implantarse nuevas células madre, estas producen células sanguíneas que están sanas, mejorando así la salud del paciente.

De este modo lo que debe hacer es recoger la sangre del cordón umbilical en el momento del parto y proceder con el siguiente paso.

Congelar el cordón  umbilical

La congelación del cordón umbilical es el paso esencial para que se puedan preservar las células madre de la sangre de este y ayudar así a todo aquel que lo necesite.

En realidad lo que se recoge, es la sangre del cordón umbilical repleta de células madre, y se envía a esterilizar, para poder separar así las células madre, y obtener una muestra que para su conservación será crio-preservada en nitrogeno líquido a –196º.

Se hace entonces una comprobación de que la muestra sirve para la aplicación terapéutica en el laboratorio (las muestras tiene tener al menos 250 millones de células nucleadas), y si es así se puede envíar a un banco de células madre.

Donar el cordón  umbilical

Tras lo explicado, quizás te interese poder ayudar a personas enfermas que se podrían beneficiar de la sangre de tu cordón umbilical de modo que debes saber que donarla es simple y gratuito, se puede hacer tanto en el caso del parto natural como en la cesárea, incluso cuando des a luz en centros privados.

Lo que debes antes de que se produzca el parto, es dirigirte a uno de los Bancos de Sangre de Cordón existentes en España e informarte de los pasos a seguir para ser donante.

Una vez te hayan informado, firmarás un documento y cuando llegue el momento del parto, recogerán la sangre de tu cordón umbilical para poder congelarla y extraer sus células madre tal y como os hemos explicado.

Источник: https://embarazo10.com/cuando-aparece-el-cordon-umbilical/

Cordón umbilical dudas comunes: el conducto a la vida

¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

  • Siguiendo la línea de artículos esquemáticos en los que tratamos de dar respuesta de la forma más clara posible a dudas relacionadas con diferentes aspectos de la salud femenina, hoy vamos a hablar del cordón umbilical y su papel fundamental durante el embarazo.

    Qué es el cordón umbilical

    El cordón umbilical es, tal y como su propio nombre indica, un cordón o conducto flexible que une al feto con la placenta, por tanto, con su única fuente de oxígeno y nutrientes. Su longitud media suele ser de unos 56 cm.

    Está formado por dos arterias y una vena umbilicales, las cuales están inmersas en un tejido gelatinoso -que aporta fuerza y vigor al cordón a la vez que previene la formación de pliegues y nudos- conocido con el nombre de gelatina de Wharton.

    Cuál es la función del cordón umbilical

    El cordón umbilical es indispensable para el desarrollo del embarazo, pues es el encargado de transportar, desde la placenta y a través de las dos arterias umbilicales, las sustancias nutritivas y la sangre rica en oxígeno que el feto necesita, no solo para su correcto desarrollo, sino para su propia existencia. Por otro lado, la vena umbilical es la encargada de transportar la sangre en dirección contraria, hacia la placenta, con el dióxido de carbono y los productos de desecho.

    Cuándo se forma

    En la semana 7 de gestación, el embrión comienza a separarse del saco gestacional -estructura de fluido que rodea al embrión y primer indicador de embarazo visible a través de una ecografía-.

    En torno a la semana 9 se crea una hernia umbilical fisiológica que permite que los intestinos del feto migren dentro del cordón umbilical para conectarlo con la placenta.

    Esta hernia desaparece alrededor de la semana 10 de embarazo, mientras que el cordón va aumentando su tamaño progresivamente.

    Una vez la madre ha dado a luz, el cordón umbilical debe ser cortado en un lapso de tiempo de entre 1 a 3 minutos según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Es cierto que el pinzamiento y corte tardío -tal y como se denomina este proceso- para mantener el flujo sanguíneo entre madre e hijo después del parto previene la anemia ferropénica en los primeros meses de vida del bebé, pero no se debe posponer más allá de la recomendación de la OMS.

    Modas como el parto lotus, que apuestan por no cortarlo y esperar hasta que la placenta se desprenda, suponen un riesgo para la salud de la madre y su hijo, ya que las probabilidades de contraer una infección son elevadas.

    Qué ocurre si no se cae

    Cuando el cordón umbilical se corta, un pequeño extremo del mismo permanece ligado al bebé. Transcurridas 2-3 semanas caerá dando lugar al ombligo.

    A veces este periodo de tiempo se extiende más allá de lo indicado y deberá ser el pediatra el que valore la situación.

    En ningún caso se aconseja estirar de él, aunque el tamaño sea muy reducido, pues podría provocar una hemorragia al bebé.

    Cómo limpiar el cordón umbilical

    El tiempo que tarda en deprenderse este bulto gris no suele ser motivo de preocupación, pero los cuidados de esta zona sí son relevantes, pues evitarán que los gérmenes de la piel provoquen una infección. Por tanto, se recomienda:

    • Lavarse siempre las manos antes de proceder a limpiar el cordón.
    • Lavar la zona con agua tibia y jabón neutro.
    • Secar el área muy bien.
    • Se puede mantener el cordón seco colocando una gasa limpia a su alrededor.
    • Cambiar los pañales de manera frecuente y sustituir la gasa con cada cambio.

    Si se muestran signos de enrojecimiento o inflamación, aparece una secreción amarilla -pus- y maloliente o tarda más de 3 semanas en caerse, se recomienda acudir al pediatra. Aunque lo normal es que, con los cuidados adecuados, este cordón residual se desprenda de forma natural.

    También puede haber restos de sangre seca, incluso que sangre levemente al hacerlo, por lo que habrá que continuar las curas hasta que la herida cicatrice por completo.

    Qué ocurre cuando tan solo posee una arteria

    Como indicábamos anteriormente, el cordón umbilical está formado por 2 arterias y 1 vena umbilicales, pero a veces, por desgaste o falta de desarrollo, tan solo presenta 2 vasos sanguíneos -1 arteria y 1 vena umbilicales-.

    Esta alteración es lo que se conoce como arteria umbilical única (AUS) y suele darse de forma más habitual en embarazos gemelares o cuando el cordón se encuentra conectado a un extremo de la placenta.

    Investigaciones recientes revelan que la AUS no estaría relacionada con un crecimiento deficiente o nacimiento sin vida del feto, pero se recomienda realizar un examen de ultrasonido y un estudio genético para descartar anormalidades cromosómicas, como la trisomía 12 o 18, u otros trastornos, como anomalías del corazón, el cerebro, el tracto urinario, los huesos, etc.

    Qué ocurre si está enredado

    El cordón umbilical puede enredarse en diferentes partes del cuerpo del feto sin que esto suponga un problema para su bienestar en la mayor parte de casos.

    Por tanto, el parto por cesárea no será necesario a no ser que el cordón apriete el cuello del bebé con tal intensidad que pueda provocar una falta de oxígeno.

    No obstante, esta situación es muy poco frecuente (1%) y lo normal es que el cordón umbilical rodee el cuello del bebé de forma muy superficial y en una sencilla maniobra, durante el parto, el doctor consiga deslizarlo.

    Menos común es que el cordón umbilical apriete ligeramente al bebé y haya que realizar una ‘vuelta de gato’, es decir, mantenerlo cerca del muslo de la madre y, mientras tanto, doblar al niño y pasar el cordón por encima de su cuerpo.

    Células madre

    La importancia del cordón umbilical va más allá de la supervivencia del feto y es que la sangre que contiene posee células madre progenitoras hematopoyéticas que ayudan a tratar ciertas enfermedades.

    Estas células de pequeño tamaño se transforman en glóbulos rojos o blancos y plaquetas esenciales para la salud.

    De forma específica, se ha comprobado que el trasplante de células madre podría ser muy beneficioso en más de 70 enfermedades genéticas o hematológicas graves –leucemias, linfomas, anemias, hemoglobinopatías, enfermedades metabólicas, etc.-.

    Cómo conservar el cordón umbilical

    El único momento en el que se pueden obtener dichas células madre, en un proceso indoloro y carente de riesgo, es durante el parto. Si estáis interesadas en conservar la sangre del cordón umbilical, tan solo tenéis que consultar con vuestro obstetra para que os indique el procedimiento y las alternativas disponibles.

    Bancos de sangre de cordón umbilical

    El potencial de las células madre continúa siendo investigado y no hay unanimidad sobre la utilidad médica de la sangre de cordón umbilical para uno mismo. De esta manera, la decisión de conservarla en un banco privado o donarlo a un banco público pertenece exclusivamente a los padres.

    Artículos recomendados

    Si le ha interesado este artículo y desea ser atendido por un profesional experto en este tema, no dude en llamarnos -917303673- o pedir cita a la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional de Madrid.

    Leave a reply

  • Источник: https://www.unidaddelamujer.es/cordon-umbilical-dudas-comunes/

    ¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

    ¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

    El cordón umbilical es una estructura tubular, un cordón que une la placenta con el feto. El cordón puede llegar a medir unos 50 cm y está formado por dos arterias y una vena, envueltas por una sustanciagelatinosa que une la placenta con el ombligo del embrión y del feto.

    Indice

    ¿Cuándo y cómo aparece el cordón umbilical?

    Durante la estancia del bebé en el útero de la madre, el cordón umbilical es la única vía por donde circula la sangre, el alimento y el oxígeno entre la madre y el bebé y, además, es el lugar por donde el bebé desprende el excremento. Los desechos llegan hasta la madre y son los riñones los que se encargan de eliminarlos.

    A partir de las 7 semanas desde la fecundación, cuando el embrión no mide más de 11 mm aproximadamente, es cuando comienza a aparecer el cordón umbilical.

    En esta etapa el bebé se ha ido separando de las paredes del saco gestacional y comienza a desarrollarse cada parte de su cuerpo con un poco más de definición.

    En la semana 9 se crea la hernia fisiológica que es el momento en el que, a través del ombligo, los intestinos migran dentro del cordón umbilical. Esta hernia desaparecerá durante la semana 11. Y, a partir de esta semana, se puede observar ya cómo el cordón umbilical va creciendo hasta ser un conducto perfecto y en plena conexión que le permitirá crecer.

    Funciones del cordón umbilical

    Entre las misiones de medicina que cumple el cordón umbilical en la formación del feto, destacamos las siguientes:

    – Alimentación: transporta los nutrientes que la madre brinda al feto a través de la placenta.

    – Respiración: el cordón umbilical es el encargado de transportar sangre rica en oxígeno al niño.

    – Excreción: el dióxido de carbono que se desecha en la respiración y los residuos de la alimentación del embrión son expulsados a través del cordón umbilical.

    – Alto contenido de células madre: las células madre embrionarias son indiferenciadas, es decir, que pueden convertirse en células de cualquier tipo: de la piel, del tejido nervioso o de las que componen el corazón o los riñones. Esto permite que se puedan almacenar y utilizar para el tratamiento de enfermedades como la leucemia infantil o lesiones de la médula espinal o el corazón.

    – Transmisión de anticuerpos: se produce cerca del final del embarazo, cuando la madre envía al feto los anticuerpos generados por su organismo para que este vaya formando su sistema inmunológico.

    – Prevención de otras patologías: el análisis de las células del cordón umbilical en prematuros puede ayudar a diagnosticar alteraciones pulmonares graves como la displasia broncopulmonar.

    ¿Cuándo se corta el cordón umbilical del recién nacido?

    Después del parto el neonato tiene que comenzar a respirar por sí mismo, a alimentarse y a defecar de forma independiente. Hasta ahora el cordón umbilical se cortaba al nacer el bebé.

    Sin embargo, recientes estudios han demostrado que es mejor hacerlo cuando el cordón deja de latir, esto quiere decir alrededor de unos dos minutos después del nacimiento, ya que ayuda a incrementar los niveles de hemoglobina y de hierro del recién nacido.

    ¿Cuánto tardará en secarse y caerse el muñón umbilical?

    Por lo general tarda entre 7 y 21 días después del parto. El muñón se secará por completo y se caerá, quedando una pequeña herida que tardará unos días en cicatrizar y que formará a ser el ombligo del bebé.

    ¿Cómo se debe cuidar el cordón umbilical?

    – Se debe mantener el ombligo limpio y seco cuando se coloque el pañal. El ombligo y el muñón deberán quedar descubiertos para que no estén en contacto con la orina y se debe considerar doblar la parte de arriba del pañal hacia abajo o comprar pañales para recién nacidos los cuales ya vienen recortados por delante para dejar el muñón al aire.

    – Evitar las camisetas de una sola pieza hasta que se le haya caído el muñón y nunca tratar de quitárselo, aunque parezca que solo está colgado de un hilito.

    – Ofrecer solamente baños de esponja y tratar de evitar los baños de tina con agua tibia.

    TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

    Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

    Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

    Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/en-que-semana-del-embarazo-aparece-el-cordon-umbilical-9450

    Cordón umbilical: ¡respondemos a todas tus dudas!

    ¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

    El cordón umbilical del recién nacido se extiende desde el ombligo del feto hasta la placenta. Es decir, placenta y cordón umbilical son un «equipo» cuyo objetivo es hacer llegar al feto los nutrientes y el oxígeno que necesita para nutrirse y desarrollarse como corresponde.

    Suele medir de 50 a 60 centímetros, tiene forma helicoidal y está recubierto por la membrana amniótica.

    Cuándo se forma el cordón umbilical

    Desde el punto de vista anatómico del cordón del recién nacido, ya desde la semana 5 de embarazo, empieza a desarrollarse el pedúnculo de conexión entre el embrión y el trofoblasto (la futura placenta).

    De este esbozo de cordón, deriva, en la segunda mitad del segundo mes, el cordón umbilical en sí. Éste alcanzará su madurez funcional al término del primer trimestre.

    Respecto a los embarazos múltiples, a menudo, los gemelos monocigotos comparten la misma placenta, y tal vez el mismo saco amniótico. Sin embargo, cada uno de ellos tiene siempre su propio cordón umbilical.

    Características anatómicas del cordón umbilical

    Estos que nombramos seguidamente son los aspectos más destacables del cordón del recién nacido:

    • El cordón es un conducto flexible con un diámetro de 1 centímetro y medio. Su longitud es de unos 50-55 centímetros y une la placenta al ombligo del bebé. En el 5% de los casos, mide menos de 35 centímetros y, en otro 5%, supera los 80. Tiene un desarrollo helicoidal, con un número de espirales que puede llegar a 380. Muy robusto, ¡soporta una carga de unos 5-6 kilos!  
    • En su interior, concurren tres vasos sanguíneos: una vena y dos arterias, que siguen la forma en espiral del conducto y que, a veces, están envueltas en una cobertura gelatinosa, que las aísla y las protege de nudos y torceduras. Esta sustancia, llamada gelatina de Wharton, está constituida por tejido conjuntivo. Sin embargo, contiene también una cierta cantidad de células estaminales (o madre) mesenquimales.
    • Las células madre mesenquimales pueden originar células de diversos tejidos (óseo, cartilaginoso, adiposo, hepático, etc.). Y son diferentes de las que se retiran de la sangre del cordón después del parto, que son de tipo hematopoyético. Es decir, especializadas en la regeneración de los elementos de la sangre.    

    Funciones del cordón umbilical

    El cordón umbilical es el vínculo fisiológico principal entre el bebé y la madre. No es el único, ya que algunas sustancias presentes en el líquido amniótico son “inhaladas” o “aspiradas” por el pequeño. Sin embargo, a través de este tubo enrollado, transitan los nutrientes fundamentales.

    Entonces, ¿cuál es exactamente la función del ombligo en el embarazo?

    • El sistema circulatorio de la mamá y del bebé funcionan separadamente. Es decir, su sangre no se mezcla nunca: son el oxígeno, las sustancias nutritivas y los anticuerpos los que se filtran del uno al otro a través de la placenta. Desde aquí, la sangre fetal enriquecida y oxigenada penetra en el organismo del bebé a través de la vena del cordón umbilical.
    • Al llegar al hígado, la sangre se desvía hacia la vena cava inferior. Entonces, va hacia el corazón, a la aorta y, finalmente, a las arterias periféricas, incluidas las dos ilíacas. Estas últimas, convertidas en arterias umbilicales, llevan la sangre “sucia” a través del cordón umbilical a la placenta, y luego a la mamá.

    Principales complicaciones del cordón umbilical

    Durante el embarazo, pueden aparecer complicaciones asociadas al cordón umbilical. Conozcamos algunas de las más comunes.

    Prolapso del cordón umbilical

    Se presenta cuando el cordón desciende por el canal del parto antes de que lo haga el feto. Esta anomalía suele producirse en el transcurso del parto y se debe solucionar con prontitud. Y es que, durante las contracciones uterinas, podría interrumpirse la circulación de la sangre a través del cordón, con la consiguiente anoxia (falta de oxígeno) del feto.

    Formación de nudos en el cordón umbilical

    También pueden formarse enredos y vueltas del cordón alrededor del cuello o de diferentes partes del cuerpo del feto (manos, pies, piernas, tronco, etc.). La propia naturaleza del cordón hace que sea prácticamente imposible que estos nudos aprieten el cordón de tal forma que impidan el paso de la sangre y del oxígeno al feto.

    Alteraciones de la longitud del cordón

    En algunos casos, el cordón supera la longitud normal de 50-60 centímetros. Este tipo de cordones son los que suelen provocar más complicaciones.

    Infección del cordón (onfalitis)

    Puede presentarse cuando el recién nacido tiene entre 5-10 días. Se manifesta con enrojecimiento de la piel alrededor del cordón, que está más dura, empastada y con calor al tacto. En algunos casos, incluso, puede aparecer secreción purulenta de color amarillo y con mal olor. El bebé puede tener fiebre, decaimiento, pérdida de apetito, irritabilidad y vómitos.

    Debido a que el sistema inmunitario del pequeño aún es inmaduro, para evitar cualquier complicación, el pediatra nos prescribirá el tratamiento correspondiente.

    Cuál es el momento más indicado para cortarlo

    El clampaje es el pinzamiento de dos puntos del cordón umbilical para evitar su sangre. El clampaje y la resección posterior tienen lugar unos 30 de segundos después del parto.

    Sin embargo, estudios recientes han demostrado que esta prisa típicamente moderna (en el tradicional parto en casa, la matrona esperaba a que el cordón dejara de palpitar antes de cortarlo) no aporta ningún beneficio.

    Todo lo contrario, esta práctica priva al bebé de una cantidad muy valiosa de sangre de la placenta que aún está presente en el cordón. Esta sangre, además, sería muy útil para contrarrestar una posible falta de hierro en los primeros seis meses del bebé, sobre todo en los prematuros.

    Sin embargo, la práctica del clampaje con retraso, recomendada por la Organización Mundial de la Salud, tiene una contraindicación. Y es que hace difícil, si no imposible, donar la sangre del cordón.

    ¿Limpiar el cordón con cristalmina o Betadine?

    Una de las dudas más frecuentes de las mamás recientes respecto a los cuidados del cordón umbilical de sus recién nacidos es si pueden utilizar para su cuidado y curación la cristalmina o el betadine. ¿Qué tener en cuenta?

    • Hasta no hace mucho, el muñón umbilical del recién nacido se desinfectaba con Betadine (pavidona yodada). Sin embargo, en la actualidad, esta práctica está totalmente desaconsejada. Y es que el el organismo del pequeño puede absorber el yodo y éste llegar a la sangre, con el consiguiente riesgo de sufrir enfermedades de la tiroides.
    • No sucede lo mismo con la cristalmina (clorhedixina), que es un antiséptico. Sin embargo, las recomendaciones de hoy en día es no hacer nada, por el uso de antisépticos se ha demostrado no ser beneficioso para la cura del muñón, sino todo lo contrario: puede contribuir a retrasar más su caída y curación.
    • Hoy en día, lo más aconsejable es lavarse las manos y limpiar la zona con agua tibia y jabón neutro. Después, secaremos la zona y aplicaremos una gasa limpia para proteger la zona, que cambiaremos de forma frecuente y cada vez que se humedezca.

    (Te interesa: Betadine: ¿por qué no utilizarlo durante el embarazo y la lactancia?)

    Por qué es importante conservar la sangre del cordón umbilical

    Muchas enfermedades de la sangre (de cáncer, como leucemias y linfomas, o congénitas, como la talasemia o la inmunodeficiencia del neonato) se pueden curar con un trasplante de médula ósea y de las células madre que la médula contiene. Sin embargo, no siempre es fácil encontrar un donante de médula genéticamente compatible, sea entre familiares o en los registros internacionales.

    Hace unos 30 años, se descubrió cómo conseguir células madre a través de una fuente alternativa: la sangre de la placenta y del cordón umbilical, donde se encuentran en una concentración significativa.

    Y es lógico, si pensamos que el recién nacido es todavía un organismo inmaduro, en la fase inicial del crecimiento. Y que, por lo tanto, tiene en sí mismo muchos elementos destinados a la fabricación de sangre y de tejidos.

    ¿Y si el cordón umbilical se enrolla?

    Cuando el feto se mueve dentro del vientre, es fácil que el cordón umbilical se enrolle alrededor de las articulaciones o, más a menudo, alrededor del cuello.

    Sin embargo, dado que en el 20% de los partos vaginales fisiológicos se produce un enrollamiento (o más de uno en el 5% de los casos), se considera una situación no alarmante.

    Normalmente, no se investiga en el curso de las distintas ecografías.

    Solo en algunos casos poco frecuentes, en el momento del trabajo de parto, el cordón podría apretar alrededor del cuello del bebé. Este hecho podría alterar el ritmo cardíaco e inducir al equipo médico a considerar la posibilidad de una cesárea.

    Ni siquiera un cordón umbilical muy corto, incluso de 13-15 centímetros, es motivo de preocupación. Resulta simplemente incómodo para el obstetra, que en el momento del parto se ve obligado a cortarlo antes de colocar al bebé en la mesa o el pecho de la mamá.

    Cuándo es posible donar el cordón umbilical

    El cordón umbilical del recién nacido se puede donar en los siguientes casos.

    • La mamá está sana y no tiene antecedentes de enfermedades transmisibles a través de la sangre.
    • Las familias no son portadoras de enfermedades genéticas, ni tienen en su historia clínica evidencia de factores de riesgo de enfermedades transmisibles a través de la sangre.
    • El bebé no sufre ninguna enfermedad importante durante los primeros años de vida.
    • Se puede donar tanto en los partos por vía vaginal, como por cesárea.

    La madre no podrá donar el cordón umbilical en los siguientes casos.

    • Tiene SIDA, o está infectada por el virus.
    • Tiene hepatitis B o C, o ha estado infectada por los virus correspondientes.
    • Se ha inyectado drogas.
    • Ha mantenido relaciones sexuales con alguna persona que se encuentre en las situaciones mencionadas, durante los últimos 12 meses.
    • Ha mantenido relaciones sexuales con diferentes personas, en los últimos 12 meses.
    • Ha recibido transfusiones en los últimos 12 meses.
    • Hay rotura de membranas más de 12 horas antes del parto.
    • La madre presenta fiebre superior a 38 grados.
    • La gestación dura menos de 32 semanas. 

    Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/salud/cordon-umbilical-problemas-frecuentes-6023

    Calendario de embarazo: de la semana 5 a la semana 8

    ¿En qué semana del embarazo aparece el cordón umbilical?

    Pasada la cuarta semana del calendario de embarazo notarás que tu período debería haber llegado y no lo ha hecho. Puede que se haya producido el llamado sangrado de implantación, pero suele ser menos abundante que una menstruación. Es el momento de hacer un test para confirmar el embarazo o repetirlo si lo has hecho demasiado pronto con resultado negativo.

    Lo primero que debes hacer nada más saber que estás esperando un bebé es pedir una cita con tu ginecólogo.

    Si no lo haces aún, también debes comenzar a ingerir un suplemento de ácido fólico cuanto antes, aunque lo ideal es tomarlo desde dos meses antes de quedar embarazada, ya que cuando te enteras de que estás embarazada puede ser tarde para prevenir problemas pues el tubo neural ya se está formando.

    Es posible que ya hayas empezado a experimentar en menor o mayor medida los primeros síntomas de embarazo y que sientas algunas de las molestias típicas de las primeras semanas como náuseas, mareos, hinchazón y sensibilidad en los pechos, cansacio y sueño.

    Semana 5 de embarazo

    En la semana 5 de embarazo el embrión tiene 3 semanas de vida y su tamaño es de poco más de 1mm. Aunque aún no tiene forma humana empieza a diferenciarse la cabeza que es mucho más grande que el resto del cuerpo y comienzan a formarse las pequeñas protuberancias que luego serán los brazos y las piernas.

    Como dije antes, el tubo neural que conecta el cerebro con la espina dorsal se cierra y comienza a formarse el corazón que a partir de la 6ta semana comienza a latir espontáneamente de forma regular.

    Semana 6 de embarazo

    En la semana 6 de embarazo el embrión mide entre 2 y 4 mm, el tamaño de una lenteja y comienzan a desarrollarse las vesículas ópticas a los costados de la cabeza, que luego formarán los ojos que se ubicarán al frente. Los órganos están en una etapa inicial de desarrollo por lo que es muy importante que no ingieras ningún fármaco ni alcohol ni tabaco que pudiera afectar su desarrollo.

    Semana 7 de embarazo

    A partir de la 7 semana de embarazo ya se puede ver el embrión en una ecografía y escuchar los latidos de su corazón. Ha crecido el doble de su tamaño, alcanzado casi el centímetro de largo desde la cabeza hasta la cola.

    En esta semana ya se ha formado el cordón umbilical que pasará los nutrientes al bebé a lo largo del embarazo. El aparato digestivo y respiratorio continúan desarrollándose.

    Se empiezan a formar la vesícula biliar, el estómago, los intestinos, el páncreas y los pulmones.

    Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

    Semana 8 de embarazo

    Hacia la 8 semana de embarazo de embarazo los cambios son asombrosos.

    Su tamaño total es de entre 1,4 y 2 cm, pero ya pueden distinguirse, los ojos, los párpados, la boca, las orejas en la cabeza y pueden reconocerse las piernas y los brazos que sobresalen del tronco, así como los dedos de las manos y los pies.

    Comienzan a crecer las vértebras y las costillas y su piel es una fina capa translúcida. A su vez, los órganos principales como el hígado y el corazón van perfeccionando su funcionamiento.

    Es fundamental que en estas semanas del calendario de embarazo visites al ginecólogo para que a través de la primera ecografía confirme el buen estado del embarazo, así como la cantidad de embriones que se están formando.

    Es una etapa crítica de la gestación en la que cualquier señal de alarma como si sufres pérdidas de sangre o dolores intensos debes comentarlas con el médico pues podría tratarse de un embarazo ectópico, un aborto espontáneo o de un embarazo anembrionario.

    Igualmente, te pedirá un análisis de sangre completo para confirmar grupo y factor, descartar el HIV y saber si tienes anticuerpos de ciertas enfermedades como la toxoplasmosis, la rubéola o la hepatitis que pueden ser perjudiciales durante el embarazo, o saber si eres portadora de alguna enfermedad genética. También te hará preguntas sobre tu historia médica y antecedentes de enfermedades en la familia.

    En Bebés y más | Los primeros síntomas de embarazoEn Bebés y más | Primeros síntomas de embarazoEn Bebés y más | Todo sobre Molestias en el embarazoEn Bebés y más | La noticia del embarazoEn Bebés y más | Confirmación del embarazo: la intuición, los tests y pruebas de embarazo y cómo funcionan

    Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/como-crece-el-bebe-de-la-semana-5-a-la-semana-8

    Embarazo saludable
    Deja una respuesta

    ;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: