¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

¿Se Puede Saber Si Es Niño o Niña Por Los Síntomas Del Embarazo?

¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

¿Se puede saber si es niña o niño por los síntomas del embarazo? Existen muchas dudas relativos a esta cuestión, y la mayor parte de ellas son producto de mitos populares. Sin embargo, un estudio científico nos revela ciertas verdades.

Texto: Iranela Sánchez

Cada embarazo es completamente diferente entre sí, incluso en una misma mujer. Pero, lo que sí pueden afirmar algunas, es que el cuerpo reacciona de manera diferente según sea niño o niña lo que va a tener.

Uno de los síntomas más comunes y que primero aparece durante el embarazo sonlas náuseas.

 De hecho, se estima que cerca del 80% de las mujeres experimentan náuseas y vómitos durante la gestación, sobre todo en el primer trimestre.

De ellas el 70% presenta estos síntomas entre la cuarta y la séptima semana, el 60% antes de la semana 12 y solo el 10% de las embarazadas continúan con estos síntomas después de la semana 16.

Las náuseas aparecen, entre otros factores, debido al aumento de los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana, también conocida como la hormona del embarazo, la cual se ha demostrado actúa sobre el hipotálamo, una región cerebral que controla la sensación de las náuseas y los vómitos. Sin embargo,estudios recientes aseguran que las náuseas en el embarazo quizá son mucho más que síntomas del embarazo, podrían ser un indicador del sexo del bebé.

¿Cómo las náuseas en la gestación pueden predecir el sexo del bebé?

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia, en Nueva York, recopiló información sobre la aparición de las náuseas en alrededor de 2 millones de gestantes, así como sobre el sexo de sus bebés. Al comparar ambos indicadores notaron que la aparición o no de las náuseas estaba estrechamente relacionada con el sexo del bebé. 

Según los resultados, las mujeres que experimentaron náuseas matutinas durante el embarazo tenían mayores probabilidades de tener una niña, mientras que las que tuvieron una gestación más tranquila y con menos náuseas dieron a luz a un niño.

Específicamente, el 56% de las mujeres que presentaron náuseas o hiperémesis gravídica, un trastorno que se caracteriza por la aparición de náuseas y vómitos de forma continua durante los primeros meses del embarazo, dieron a luz a una niña.

No obstante, los científicos explican que, aunque la aparición de las náuseas tiene un índice de aceptación bastante elevado para determinar el sexo del bebé, no debe considerarse un predictor infalible. Aún así, si se tienen en cuenta otros indicadores tempranos, las probabilidades de acertar con el sexo del bebé podrían ser mayores.

Otros indicadores que pueden revelarnos el sexo del bebé

  • Los cambios en la piel. Durante el embarazo, la piel de la mujer experimenta muchos cambios. Por lo general se vuelve más tersa, suave y luminosa debido a los cambios hormonales que están ocurriendo en el organismo. Sin embargo, cuando viene un niño en camino estos efectos se intensifican. Al contrario, cuando viene una niña aumentan las probabilidades de que salgan granos y manchas, lo cual se debe a que los niveles hormonales aumentan demasiado, lo cual puede afectar negativamente la piel de la futura mamá.
  1. Los antojos.

     Una creencia popular afirma que cuando una embarazada tiene antojos por alimentos dulces y frutas espera a una niña, mientras que si le apetecen más los alimentos salados y las carnes espera un niño.

    Hasta el momento la ciencia no ha confirmado este hecho, pero ha encontrado que uno de los factores que inciden en la aparición de los antojos son los cambios hormonales que tienen lugar en el organismo materno. Los cuales también se encuentran estrechamente relacionados con el sexo del bebé: las niñas suelen provocar mayores cambios a nivel hormonal que los niños.

  • Los cambios en el vello corporal. Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo pueden afectar el crecimiento de tu vello corporal, sobre todo si viene en camino un niño. Lo que sucede es que durante la gestación de un niño los niveles de testosterona aumentan más que con un embarazo de una niña. La testosterona es una hormona eminentemente masculina, encargada de acentuar los rasgos más varoniles como la gravedad de la voz o el crecimiento del vello corporal.
  • Labios más gruesos si esperas niña.Según madres y abuelas, el cuerpo se hincha más cuando esperas una niña. El volumen de los labios y de la cara aumentan.
  • ¿Una barriga redonda? ¡Niña!; Muchos aciertan el sexo del bebé mirando la evolución de la barriga. Se supone que las barrigas redondas son de niña, mientras que las que terminan en punta, indican que se espera un niño. Sin embargo, sobre esto no hay ningún fundamento científico. De hecho, la forma de la barriga depende de la estructura corporal de la embarazada.
  • El color de tus pezones.Si notas que tus pezones se han vuelto más oscuros durante el embarazo, puede que sea porque estás esperando un niño. Si no cambian de color, una niña.
  • Las náuseas matutinas. Se dice que si tienes muchas náuseas durante el embarazo es porque esperas una niña y, si apenas tienes, un niño.
  • Aumento de peso de tu pareja. También hay creencias populares que piensan que el peso del esposo durante la gestación indica el sexo de tu bebé; si tu pareja aumenta mucho durante estos meses, esperas una niña. Si no aumenta ni un gramo, un niño.
  • El tamaño de los pechos. Si tienes el pecho derecho más hinchado, esperas un niño. Si por el contrario es el izquierdo el que está más grande, esperas una niña.
  • Pruebas caseras: sostén un objeto colgando de un hilo con tus manos. Si se mueve hacia delante y hacia atrás, estás embarazada de un varón. Si el movimiento es circular, es una niña. Otra prueba de este estilo consiste en coger una llave; si la agarras por el extremo más fino, esperas una nena; si la coges por la parte más ancha, es un nene. Y si la agarras por el medio esperas mellizos.
  • Humor cambiante. Dicen que si Dicen que si durante el embarazo has tenido un humor cambiante y temperamental tendrás una niña.
  • ¡Nadie sabe más que tú! Sin que nadie te presione, pregúntate qué es lo que esperas, se especula que las futuras madres aciertan ¡hasta 70% de las veces!

Así que ya lo sabes querida Super Mamá. Por más síntomas del embarazo que tengas, la última palabra acerca que si tendrás niño o niña recaerá sobre tu médico mediante una ecografía. Es mejor esperar hasta ese momento para hacer planes.

Ahora te invitamos a contarnos si sufriste de algunos síntomas propios del embarazo.

Источник: https://supermamaspanama.com/articulos/dulce-espera/se-puede-saber-si-es-nino-o-nina-por-los-sintomas-del-embarazo/

¿Con cuántos meses se sabe si es niño o niña el bebé?

¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

Durante el primer y el segundo mes tanto la familia como los propios padres están ansiosos por saberlo, pero ¿cuándo podrán estar seguros del sexo del bebé?

La decoración de la nueva habitación del bebé, la ropita, los juguetes…Todo lo necesario para recibir al bebé en casa de la mejor manera posible es una tarea algo complicada si todavía no sabemos su sexo.

Pero claro, el ser humano es impaciente por naturaleza y las futuras mamás lo son mucho más.

La gran mayoría de vosotras no puede esperar y rápidamente vais a mirar tienda por tienda ropita para el bebé que viene en camino, y muchas veces no viene lo que una pensaba o deseaba al principio por lo que es preferible esperar un tiempo hasta que os confirmen su sexo y estéis seguras de ello.

La primera ecografía realizada durante el primer trimestre se debe hacer entre la semana 11 y la 13.

Esta suele ser conocida con el nombre de la ecografía de las 12 semanas, que se realiza principalmente para estudiar una serie de signos que pueden indicarnos la posible presencia o existencia de una alteración cromosómica.

Aquí, el más importante de los signos es el pliegue o la translucencia nucal, que debe estar por debajo del percentil 95, o sea no estar aumentado; y también se mide el hueso natal del feto, que en el 70% de los casos de los fetos con Síndrome de Down es muy pequeño o casi inexistente.

Y sí, es posible que gracias a esta ecografía conozcáis el sexo del bebé si está bien colocado de perfil y si la calidad de la imagen también es buena. El doctor o ginecólogo será quien te pueda indicar con una precisión cercana al 80% si se trata de un niño o de una niña.

¿Por qué? En esas semanas el feto no tiene todavía los genitales formados por completo, sino que simplemente se trata de un esbozo de estos. Por ello, no es 100% seguro.

Sin embargo, si el esbozo del que hablamos es paralelo a la dirección de la columna vertebral hay más probabilidad de que sea una niña, pero si es más bien perpendicular es probable que sea niño.

Una vez se cumplen las 16 semanas, los papás y las mamás deben saber que los genitales masculinos y femeninos ya se diferencian claramente, así que si por algún motivo en concreto el doctor que te corresponde solicita que te hagan una ecografía alrededor de la semana 16 tendrás la suerte de poder saber con certeza el sexo de tu hijo. Pero esto ocurre en muy pocas ocasiones ya que una embarazada de bajo riesgo, sin ninguna complicación en el embarazo, no se realizará esta ecografía a no ser que siga su embarazo en un seguro privado, y tendrá que esperar a la ecografía de la semana 20 para estar segura.

El inconveniente aquí está en que muchas mamás no pueden aguantar ni un minuto más y lo de esperar a la semana 20 para estar seguras les parece demasiado tarde.

Métodos caseros pero no fiables

Muchas embarazadas necesitan algún indicio que les pueda ayudar algo más (aunque no estén comprobados científicamente) a saciar la curiosidad.

Y sí, existen algunos métodos caseros para descubrirlo, pero como decimos, se trata de unos métodos que forman parte de creencias populares, pero que no tienen ninguna base científica por lo que, aunque quieras comprobarlo antes de esta manera, recuerda que no siempre acertarás.

El latido del corazón. Se cree que si el corazón del bebé late más de 140 veces por minuto es una niña y si lo hace menos veces es un niño.

El test de la col roja. Se debe hervir una col, guardar el agua de la cocción y mezclarla con unas gotas de orina. Si el agua se vuelve de color morado, dicen que será niño, pero si se vuelve de color rosa, será niña.

La prueba del anillo. Este truco consiste en atar una cuerda alrededor de un anillo que signifique algo para la futura mamá y tumbarse.

A continuación, se le pedirá a la pareja, un familiar o una amiga que sostengan el cordel del anillo sobre la barriga. Si el cordel se balancea de un lado a otro como si fuera un péndulo, viene un niño.

En cambio, si el cordel se balancea en movimientos circulares, lo que llega es una niña.

El ajo. Este truco requiere de cierta fuerza de voluntad ya que consiste en comerse un diente de ajo. Si después de haberlo hecho, se nota que la piel desprende mal olor, será un niño. En cambio, si no desprende nada de olor, será una niña.

La tabla china. Esta tabla de tradición ancestral determina, teniendo en cuenta la edad de la madre y el mes en que el bebé ha sido concebido, el sexo del bebé. También existe la tabla maya para predecir el sexo del niño, que combina la edad de la madre y el mes en el que una se ha quedado embarazada.

El calendario lunar. Uno de los métodos caseros más populares entre los futuros papás y mamás para conocer el sexo del bebé. Dicho calendario tiene en cuenta la fecha del día de su concepción, aunque esto es más complicado de predecir en las mujeres que tienen ciclos menstruales irregulares.

La forma de la barriga. Aunque carezca de relevancia científica como el resto de los métodos caseros anteriormente mencionados, lo cierto es que dependiendo del tipo de barriga que la futura mamá tenga se podrá predecir si es niño o niña. Si la barriga es más redonda será niña, pero si esta es algo más puntiaguda será niño.

La forma de la cara. Las abuelas son muy de mirar la cara a sus nietas. ¿Habrá alguna razón? Claro, y no te sorprendas cuando lo hagan. Si te dicen que tienes la cara redonda como un panecillo será que viene una preciosa niña en camino, pero si estás mucho más guapa que de costumbre (porque para ellas tú siempre estás guapa) es que viene un niño.

La seguridad de saber el sexo del bebé

Pero ¿por qué es tan importante ser paciente para conocer el sexo del bebé? Pues bien, porque incluso en ciertas ocasiones a algunos padres y madres les ha tocado vivir más de una sorpresa en el paritorio porque se esperaban un niño y les vino la niña, sin avisar, o al revés. Pero podéis respirar tranquilos porque actualmente con todas las ecografías existentes y todos sus avances es difícil fallar, aunque eso sí, es mucho más rápido conocer su sexo si se trata de un niño, pues sus genitales se ven mucho antes que los genitales femeninos.

Y recuerda que, si esto sucede (aunque es menos probable), será bueno tener en mente algunos nombres unisex, es decir, que valgan tanto para niña como para niño y así si alguien se lleva la sorpresa no tiene que estar pensando en otro nombre completamente distinto. Estos son algunos de los que están más de moda y que valen tanto si tienes un niño como si te viene una niña.

1. Paris

2. Alex

3. Emo

4. Jessie

5. Andrea

6. Josmar

7. Joss

8. Ariel

9. Darly 

10. Akira

Y vosotros, ¿ya sabéis si es niña o niño?

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/tests-y-pruebas/con-cuantos-meses-se-sabe-si-es-nino-o-nina-el-bebe-9718

¿CUÁNDO se sabe si es NIÑO o NIÑA? – Pruebas fiables

¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

La búsqueda de un bebé puede ser algo rápido o un camino bastante largo dependiendo de la situación de cada familia.

Una vez alcanzado este objetivo, seguramente comience la intriga por saber si el bebé que esperas es del sexo femenino o del sexo masculino y recibirás un montón de preguntas de tu círculo cercano acerca de tus preferencias en este sentido.

Pero no será hasta la mitad del embarazo, aproximadamente, cuando te confirmen el sexo biológico de tu futuro hijo o hija.

En este artículo de paraBebés vamos a ver cuándo se sabe si es niño o niña, en qué consiste la ecografía de las 20 semanas y qué alternativas hay para intentar averiguar el sexo del bebé.

En el momento en el que el óvulo es fecundado por el espermatozoide queda definido el sexo biológico del feto, ya que este lleva consigo un tipo específico de cromosoma que determinará si el bebé que se va a formar es niño o niña.

A pesar de esto, es tan sumamente pequeño todavía que es imposible diferenciarlo, y no será hasta pasadas las 15 semanas de gestación cuando se podrá ver a través de una ecografía los genitales desarrollados que nos indiquen su sexo.

Por lo general, en la ecografía de control que realizan en los hospitales en la semana 20 de gestación, se confirma el sexo del bebé que esperan a los padres y madres si así lo desean. Más adelante hablaremos sobre ella.

No obstante, cabe destacar que esta diferenciación sexual únicamente se refiere a su sexo biológico, es decir, aquel que está determinado por sus cromosomas y sus genitales principalmente.

Esto no quiere decir que el futuro bebé se sienta identificado con él, y es posible que alrededor de los 3 años de edad su identidad sexual sea opuesta a su sexo biológico. En otras palabras, un niño puede identificarse con el sexo femenino y viceversa.

Aquí encontrarás más información sobre qué es y cómo se construye la identidad de género.

La ecografía de la semana 20 es una de las más importantes del embarazo.

Es denominada “ecografía morfológica” ya que su objetivo es comprobar las medidas del feto, su peso, sus órganos internos, sus latidos del corazón y, en definitiva, que todo se esté formando de forma correcta. Es la segunda ecografía de control que se suele realizar en los hospitales públicos y vamos a ver de qué se trata.

Cómo es una ecografía prenatal

Las ecografías prenatales son un método de control del feto indoloro.

A través de una máquina específica para ello, se emiten ondas de sonido que mostrarán en un monitor una imagen de la posición del bebé, que permitirá tomar sus medidas y comprobar su desarrollo. Para facilitar este proceso se aplicará un gel frío en la barriga de la embarazada que mejora la visibilidad.

En otras ocasiones, las ecografías pueden hacerse por vía vaginal, ya que ofrece un plano diferente de los ovarios, del útero y del bebé en desarrollo. También es un proceso indoloro.

Cuánto cuesta 

Las ecografías son gratuitas en los hospitales públicos, ya que están cubiertas por la Seguridad Social. Normalmente, se realizan tres ecografías obligatorias a lo largo del embarazo: a las 12 semanas, a las 20 semanas y a las 32 semanas de gestación aproximadamente si el embarazo va bien y no supone ningún tipo de riesgo para el bebé o para la madre.

En caso de acudir a un hospital o a una clínica privada y no disponer de ningún seguro de salud, el precio de cada ecografía y consulta variará en función de las condiciones establecidas por cada centro.

Preparación requerida 

Para acudir a una ecografía prenatal no es necesario prepararse de ninguna forma en concreto. Lo único recomendable acudir tranquila, con ropa cómoda de quitar, no echarse crema hidratante en la zona de la barriga el día anterior ni el día de la ecografía ya que puede influir en la transferencia de las ondas y mantener una higiene adecuada.

Para conocer el sexo del bebé, tenemos opciones con validez científica y otras pruebas tradicionales que se han utilizado pero que no tienen fiabilidad.

Pruebas fiables

Como hemos visto a lo largo del artículo, para saber el sexo biológico del bebé necesitaremos esperar a que sus genitales estén lo suficientemente desarrollados para que sean visibles en una ecografía, y esto ocurre hacia la mitad del embarazo. Esto junto con un análisis de sangre específico serán las dos únicas pruebas fiables que nos indicarán si el bebé tiene genitales masculinos o genitales femeninos.

Pruebas caseras

Existen ciertas pruebas caseras que aseguran predecir el sexo del bebé con diferentes métodos, pero cabe destacar que no tienen ningún valor científico y que, por lo tanto, únicamente servirán para pasar el rato.

Es imposible que cualquier truco de este tipo pueda determinar si el bebé que esperas será niño o niña y, si aciertan, solo será fruto de la casualidad, ya que tienen un 50% de posibilidades de salir una cosa u otra.

Vamos a ver algunas de las pruebas más famosas:

  • Prueba de orina: consiste en echar un poco de orina a un vaso que contenga bicarbonato. Si hace burbujas es niño y si no reacciona es niña.
  • Tabla china: se trata de una tabla que “predice” el sexo del bebé haciendo una combinación con el mes en el que se ha concebido el embrión y la edad de la madre en ese momento.
  • Tabla maya: funciona exactamente igual que la anterior, en Internet puedes encontrar la plantilla.
  • Col roja: se trata de hervir una col roja en trozos pequeños y en abundante agua durante 10 minutos aproximadamente. Después, debes añadir un poco de la primera orina de la mañana y, si se vuelve rosa clarito es niño. En caso de que se ponga morado, será niña.
  • Calendario: este truco está indicado si eres regular en tu menstruación y si sabes el día exacto de tu ovulación. Si mantienes relaciones sexuales el día de la ovulación o días posteriores, es más probable que sea niño porque los espermatozoides que marcan su sexo mueren antes. En cambio, si tienes relaciones días antes de la ovulación, puede que sea niña, ya que viven más tiempo y llegarán justo en el momento de desprendimiento del óvulo.
  • Manos: este truco consiste en hacer una sencilla pregunta a la futura madre sin que lo sepa y es la siguiente: ¿puedes enseñarme las manos? Si las muestra con las palmas hacia arriba es niña y si muestra el dorso es niño.

En definitiva, el sexo biológico del bebé se podrá conocer en una ecografía rutinaria alrededor de las 20 semanas de gestación, pero esto no será un indicativo de que nuestro hijo o hija se sienta identificado o identificada con él. Como bien indica el dicho popular “lo importante es que tenga salud”.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuándo se sabe si es niño o niña, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía

  • Castelo Branco, S. (2015). Identidad de género, sexo biológico, expresión de género y orientación sexual. Explicando las diferencias.
  • Zorrilla, F. (2014). Ecografía de las 20 semanas ¿la más importante?

Источник: https://www.parabebes.com/cuando-se-sabe-si-es-nino-o-nina-4766.html

¿Cómo saber si mi bebé es niño o niña? Mitos vs. ciencia

¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

Existen algunos signos que, según la sabiduría popular, pueden ayudarte a saber si tu bebé será niño o niña, antes de que nazca.

Los más difundidos son: la forma, dirección, tamaño y ubicación del vientre, si sufres de náuseas leves o constantes, si tu piel comienza a perder su brillo, si sufres de acné, si tienes “brillo de embarazada”, e, incluso, si el pulso de tu bebé está por encima de los 140 o no.

Si estás embarazada y estás leyendo esto lo más probable es que tu curiosidad y anticipación esté por las nubes. Esto es completamente normal y por eso, hoy trataremos de ver qué dice la ciencia al respecto de los anteriores “signos”. 

¿Acaso existe soporte científico para adivinar el sexo de tu bebé por la forma y dirección de tu vientre? ¿Qué tal sobre las náuseas que sientes? ¿Que tu bebé tenga el pulso alto, es garantía de tener una hermosa bebé? Estas y más preguntas trataremos de resolver a continuación, para que no te quede la más mínima duda al respecto.

“Si tu vientre es alto, es niña; si es bajo, es niño”

¿Qué dice la ciencia? Según la sabiduría popular, que tu vientre esté bajo es indicio de que vas a tener un niño debido a que los varones suelen pesar más al nacer.

No obstante, se ha descubierto que esto no es sostenido por la ciencia pues la posición de tu vientre (útero y sistema gástrico) depende de más factores, como la fortaleza de tus ligamentos, si sufres de indigestión por tu embarazo o la posición natural de tu útero.

Otro factor que contribuye a que lleves un vientre bajo, independiente del sexo de tu bebé, es si ya has dado a luz previamente, lo cual puede debilitar los ligamentos abdominales.

“Si tu pareja sube de peso, es niña; si no, es niño”

¿Qué dice la ciencia? Mientras que la ciencia ha ofrecido pruebas de que es factible que tu pareja suba de peso durante el embarazo, esto no está relacionado, directa o indirectamente, con que tu bebé tenga un género en particular. En su lugar algunas investigaciones señalan que, si tu pareja sube de peso está participando en un fenómeno de adaptabilidad que lo prepara para satisfacer las necesidades de protección, alimentación y atención del bebé, una vez que nazca.

“Si tienes acné y pierdes tu brillo, es niña”

¿Qué dice la ciencia? La presencia de acné está ligada directamente con la presencia de hormonas y tu propia genética.

No obstante, aunque algunos especialistas solo ven una remota conexión entre que tu bebé sea niña y cambios con tu piel, pensar que tienes una niña en tu vientre que “te roba tu belleza”, quizás no sea la mejor forma de adivinar el sexo de tu pequeño.

Paralelamente, que experimentes “brillo de embarazada” no es indicación de que estés esperando un niño, pues, curiosamente contradice el siguiente signo…

“Si el pulso de tu bebé es mayor a 140, es niña”

¿Qué dice la ciencia? Escuchar el pulso de tu bebé por primera vez, durante un chequeo, es, en definitiva, uno de los mejores momentos del embarazo. Quizás por eso es seleccionado como un factor predictivo del sexo de tu bebé. Desafortunadamente esto ha sido comprobado como falso por varias investigaciones.

¿Cómo saber si es niño o niña, según la ciencia?

Si te mueres de ganas de conocer si tendrás un niño o una niña, a continuación, examinaremos algunos de los métodos y pruebas que podrás realizarte en el hospital para saberlo. Claro, con previa autorización de tu especialista prenatal. Estas pruebas están 100% respaldadas por la ciencia y no te quedará ninguna duda de qué estás esperando. 

Prueba prenatal no-invasiva 

Esta prueba genética opcional se te ofrecerá alrededor de tu décima semana de embarazo, y tiene como principal finalidad encontrar signos de Síndrome de Down.

Esta prueba, también conocida como NIPT (siglas del inglés noninvasive prenatal testing), analiza el ADN de tu bebé a partir de una muestra de tu sangre con el fin de analizar sus cromosomas.

¿Sabes qué otra cosa está relacionada con los cromosomas? ¡El sexo del bebé! Así que coméntale a tu doctor si te gustaría o no saber el sexo del bebé, antes de que te de los resultados. 

Examen de translucencia nucal (Prueba NT)

En caso de que ya te hayas negado a la prueba genética, existe otro método no-invasivo que puedes intentar para saber el sexo de tu bebé antes de que nazca: el escaneo de translucencia nucal.

Este examen puede realizarse alrededor de la semana 12 y se trata de un ultrasonido minucioso que tiene como finalidad revisar el engrosamiento del pliegue de la nuca del feto.

¿Cómo puede decirte con certeza el sexo de tu bebé? En algunas ocasiones, el escáner podrá ser capaz de capturar una imagen del sexo de tu bebé de forma clara.

Ultrasonido

Si ya agotaste tus opciones anteriores, pero ahora quieres saber, el ultrasonido es la solución.

La única condición es que deberás de esperar hasta la mitad de tu embarazo (semanas 18 a 22) para saber con certeza si tendrás un niño o una niña.

Con un ultrasonido, durante estas semanas, podrás ver, en toda su belleza y ternura, cada detalle del cuerpecito de tu bebé, así como la respuesta a tu pregunta.

Источник: https://www.chicco.com.mx/Osservatorio-Chicco/Articulos/embarazo/como-saber-si-bebe-es-nino-o-nina.html

¿Cómo saber el sexo del bebé? – Clínica INDISA

¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

Esta es una de las dudas más llamativas durante el embarazo y existen muchos mitos relacionados. Una ecografía en el momento preciso puede dar esta luz a los futuros padres.

Desde antes de quedar embaraza, la pareja muchas veces sueña con qué será su hijo. Si llegara un niño, ya tiene un listado o ideas del cómo será: Color de ojos, pelo, pestañas.

Qué cosas le regalaran antes y después de nacer. Si será una niña ya tendrán pensando un listado de nombres e incluso, es probable que la futura abuela ya comience a tejer chalecos rosados para su primer invierno.

Una vez que el embarazo es confirmado -por un test, examen de sangre o ecografía-, las semanas comienzan a avanzar y esta ansiedad de poder llamar con su propio nombre a esa cosa pequeña que se encuentra dentro del cuerpo de la mamá, es aún más fuerte.

En especial para los padres, quienes tienen la necesidad de comprar cositas pequeñas en color azul o rosa. Todos estos sentimientos son cada vez más potentes y en la actualidad pueden tener una respuesta antes del nacimiento.

En qué semana se puede saber a ciencia cierta

El sexo del bebé es algo completamente involuntario, es decir, no se puede hacer nada más que dejarse sorprender.

Existen técnicas naturales, como cambiar la alimentación, tener relaciones sexuales en fechas exactas para concebir según la luna, el sol, las estrellas y más prácticas sorprendentes que algunas parejas han realizado en la búsqueda de un género definido.

Una vez que la mujer está embarazada, el pensamiento popular es que aquellas mamás que esperan un hombre se sienten mejor y se ponen incluso más lindas. Mientras que mujeres que gestan niñas, -dicen-, pierden toda su figura y tienen náuseas, casi hasta el último día del embarazo.

Lo cierto es, que nada está comprobado que funcione a cabalidad, más que la maravilla de tener un niño o una niña en los brazos.

Así era –y aún también lo es- como existen muchos mitos populares en relación en el cómo saber el sexo antes del parto. Actualmente y gracias a la tecnología, se puede afirmar de manera certera, alrededor de la semana 18 de gestación, y así comenzar a preparar el nido para el recién nacido.

Esto se hace comúnmente a través de una ecografía, en la que se evalúa el estado del bebé. Como sorpresa final, el doctor entrega la información, a la ansiosa pareja, que ya quiere nombrar con amor a su futuro hijo.

Es importante resaltar que para saber el sexo del bebé, también se deben dar ciertas condiciones, es decir, hay casos en que no se puede saber porque el feto se encuentra de espaldas o tiene el cordón cruzado entre las piernas.

También por antecedentes como obesidad de la madre, escasez de líquido amniótico, entre otras cosas.

Durante la ecografía de las 18 semanas, se demuestra que es un niño a través de las bolsas escrotales (donde se ubican los testículos) y el pene. En el caso de las niñas se da cuenta de ausencia de órganos masculinos y en ocasiones pueden verse los labios mayores.

Anterior a las 18 semanas, el sexo del bebé, se informa solo como una probabilidad, pero esto puede cambiar en el trayecto del embarazo porque sus órganos no están 100% desarrollados. El progreso de los órganos sexuales de un feto comienza durante de la semana seis de gestación.

Es por eso, que algunos especialistas se arriesgan a dar la noticia a los futuros padres al inicio del segundo trimestre (semana 10-11), la cual puede cambiar y también depender de la posición del feto en el momento de la ecografía que entrega esta información con exactitud.

Qué otros exámenes pueden determinar el sexo del bebé

Las ecografías son el método más común para poder saber el sexo del bebé y tienen solo un 5% de margen de error, generalmente producido porque el feto no se deja ver. Pero hay otros análisis que pueden dar cuenta de esta interrogante: Amniocentesis, prueba de sangre a las 14 semanas y test de orina.

A continuación se detalla cada uno:

• Amniocentesis: Se trata de un examen invasivo, que solo se indica en caso de riesgo o que el feto tenga alteraciones cromosómicas.

La evaluación ecográfica realizada entre las 11 a 14 semanas, puede indicar una mayor probabilidad de que el ser en gestación, sea portador de una alteración genética; en ese caso procede realizar una amniocentesis o tomar una muestra de sangre materna, para precisar el diagnóstico.

Al realizar el estudio de los cromosomas para detectar posibles anomalías se puede descubrir el sexo del bebé. Este análisis solo se realiza con el objetivo único de poder descartar patologías y entregará el sexo de manera certera antes de la semana 20. No es recomendado solo para saber si será un niño o una niña.

• Prueba de sangre: A las ocho semanas, se puede realizar un examen de sangre para buscar los cromosomas masculinos y si no hay, será porque se trata de una niña. Este se realiza en caso de enfermedades genéticas que aplican a un solo sexo.

De la misma forma del anterior, la práctica de este análisis es para descartar patologías, no tiene como principal función descartar el sexo del bebé.

Se vende en las farmacias y se puede realizar en las casas. No es 100% certero y puede fallar, en especial, si la mamá está tomando hormonas o si es un embarazo múltiple. Este test lo venden solo en algunas farmacias de Chile.

En conclusión, la ecografía de la semana 18 o más es la más certera y menos invasiva de todos los análisis anteriormente mencionados.

¿Qué determina el sexo del bebé?

El sexo del futuro bebé será determinado por el espermatozoide, es decir que el papá es el responsable de cargar el cromosoma sexual.

Las células del ser humano están computas por 46 cromosomas. El par 23 está la información que decide el sexo, en el caso de las mujeres se conoce como cromosoma XX y en el caso de los hombres como el XY.

Las células sexuales llevan estos cromosomas, en el caso de los óvulos siempre llevan X, mientras que los espermatozoides pueden ser X o Y.

En el momento que el óvulo (X) es fecundando por un espermatozoide, depende del que logre llegar primero, si será una niña o un niño. Para que sea hombre, debe ser uno cargado con Y, en este caso el cromosoma será XY. Para que sea niña debe ser cargado con X y será una conjugación de XX.

Los embarazos múltiples dan cuenta del sexo del bebé

En estos casos sí se puede dar cuenta si se tratará de dos niñas, niños o uno y otro, pero puede ser más complejo, ya que uno u otro se pueden tapar y no dejarse con claridad. Todo depende del momento de la ecografía y la “tranquilidad” de los bebés mientras esta se realice.

Si bien el sexo del futuro bebé es una noticia que alegra a toda la familia, es importante vivir el proceso del embarazo con calma y esperar que cada cosa avance según sus necesidades. La naturaleza es sabia y en cada proceso de la gestación entrega luces de esta nueva vida, que los futuros padres tendrán en sus manos.

Источник: https://www.indisa.cl/blog/cuando-podre-saber-si-mi-bebe-es-nino-o-nina/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: