Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

Contents
  1. Endometriosis y esterilidad. Reproducción asistida
  2. Síntomas de endometriosis
  3. ¿Cómo se diagnostica la endometriosis cuando no hay síntomas?
  4. ¿La endometriosis es una enfermedad maligna?, ¿puede causar cáncer?
  5. Complicaciones de la endometriosis
  6. Diagnóstico de la endometriosis
  7. Factores de riesgo para la endometriosis
  8. Endometriosis y fertilidad de la mujer
  9. ¿Cómo se pueden aliviar los síntomas de la endometriosis?
  10. ¿Se puede prevenir la endometriosis?
  11. ¿Cuál es el mayor avance que existe para el tratamiento de la endometriosis?
  12. ENDOMETRIOSIS Y EMBARAZO ¿ES POSIBLE?
  13. ¿Cuáles son sus síntomas?
  14. ¿Cómo se diagnostica?
  15. ¿Cómo se trata la endometriosis?
  16. ¿Por qué influye una patología como la endometriosis a la hora de conseguir el embarazo?
  17. La vitrificación de óvulos ¿es aconsejable para prevenir la infertilidad si se padece de endometriosis?
  18. ¿Cómo me puede ayudar la reproducción asistida a la hora de conseguir el embarazo?
  19. ¿Qué es la endometriosis que sufre Chenoa y por qué influye en la fertilidad?
  20. ¿Qué problemas más frecuentes suelen ser causa de dificultad a la hora de ser madre?
  21. ¿Qué es la endometriosis?
  22. ¿Cómo afecta a la fertilidad?
  23. ¿Qué tratamientos existen en la actualidad para ayudar a las mujeres a ser madre?
  24. ¿Qué papel juega la preservación de la fertilidad?
  25. Endometriosis y quedarte embaraza, ¿son compatibles?
  26. Qué es la endometriosis
  27. Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad y el embarazo
  28. Quedarse embarazada con endometriosis: los mejores métodos
  29. Endometriosis y embarazo
  30. ¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?
  31. ¿Cómo se diagnostica una patología como la endometriosis?
  32. ¿Cómo afecta la endometriosis a la posibilidad de conseguir un embarazo?
  33. ¿Cómo me puede ayudar la reproducción asistida si padezco endometriosis?
  34. La vitrificación de óvulos, ¿una opción para prevenir la infertilidad femenina?
  35. La endometriosis, a debate
  36. La endometriosis: ¿qué es y cómo afecta a la fertilidad?
  37. Causas de la endometriosis
  38. ¿Menstruación retrógrada como posible causa?

Endometriosis y esterilidad. Reproducción asistida

Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

Las partes más comúnmente afectadas por la endometriosis son los ovarios, las trompas de Falopio y el intestino. La endometriosis puede desarrollarse en las partes delanteras, traseras y laterales del útero.

Síntomas de endometriosis

Algunas mujeres con endometriosis no tienen síntomas, pero la mayoría tiene dolores en la parte inferior del abdomen en las siguientes circunstancias:

  • Antes o durante la menstruación.
  • En los periodos intermenstruales.
  • Durante o después de las relaciones sexuales.
  • Al orinar o tener una evacuación (con frecuencia durante la menstruación).

Otros síntomas de la endometriosis pueden incluir:

  • Problemas para quedar embarazada.
  • Anormalidades en los ovarios que un médico puede palpar en un examen.
  • Todos estos síntomas también pueden aparecer por otras enfermedades que no son endometriosis, pero si tiene estos síntomas, debe informarnos.

¿Cómo se diagnostica la endometriosis cuando no hay síntomas?

No existe ninguna prueba para detectar la endometriosis, pero podemos sospecharla al conocer sus síntomas y hacerle un examen físico. En algunos casos puede ser útil realizar una prueba de imagen (ecografía o resonancia magnética).

La única manera de saber con seguridad si tiene endometriosis es hacer una cirugía, buscar tejido de endometriosis fuera del útero y enviarlo a analizar.

¿La endometriosis es una enfermedad maligna?, ¿puede causar cáncer?

La endometriosis es una enfermedad crónica benigna dependiente de hormonas (estrógenos). Se asocia a un leve incremento del riesgo de algunos tipos de cáncer de ovario. Este riesgo se reduce significativamente con el tratamiento con anticonceptivos. No se recomienda realizar ningún test de screening porque la incidencia es muy baja y no existe ningún test eficaz.

Complicaciones de la endometriosis

En los casos de endometriosis profunda puede haber afectación de varios órganos como los intestinos, el aparato urinario, etc. Esto puede dar lugar a varios síntomas como dolor pélvico, dolor al ir de vientre, etc.

La cirugía de la endometriosis puede ser compleja en estos casos y por lo tanto, el riesgo de complicaciones más alto.

Si la endometriosis es muy grave puede llegar a afectar a órganos vecinos y general problemas renales e intestinales serios.

Diagnóstico de la endometriosis

El diagnóstico de la endometriosis se sospecha por la clínica que presenta la paciente (dolor pélvico crónico, dolor con la menstruación, síntomas urinarios y/o intestinales, dificultad para quedar embarazada), el examen físico y en algunos casos puede ser útil realizar una prueba de imagen (ecografía, resonancia magnética). La única manera de saber con seguridad si tiene endometriosis es hacer una cirugía, encontrar tejido de endometriosis fuera del útero y enviarlo a analizar.

Factores de riesgo para la endometriosis

Los factores que predisponen a padecer endometriosis son no tener hijos, tener la primera menstruación a una edad temprana, tener la menopausia a una edad tardía, tener ciclos menstruales cortos y las anomalías müllerianas. La endometriosis también parece asociarse a talla alta y bajo peso (Índice de Masa Corporal bajo). Existe además asociación a un contaminante ambiental llamado dioxina que se encuentra en algunos países industrializados.

Endometriosis y fertilidad de la mujer

La endometriosis puede dar lugar a alteraciones de la función reproductiva y alterar la fertilidad. Es la causa de infertilidad del 25% de nuestros pacientes.

Los mecanismos por los cuales la endometriosis produce infertilidad son controvertidos y dependen, en parte, del grado de afectación por la enfermedad.

¿Cómo se pueden aliviar los síntomas de la endometriosis?

La endometriosis puede tratarse de diferentes maneras. El tratamiento adecuado para cada mujer depende de sus síntomas y de si quiere quedar embarazada en el futuro.

Los medicamentos que utilizamos para tratarla con:

  • Analgésicos.
  • Anticonceptivos – Algunos anticonceptivos pueden ayudar a reducir el dolor. Este tratamiento no es adecuado para las mujeres que quieren quedar embarazadas.
  • Hormonas que interrumpen el periodo mensual – La mayoría de los médicos recomienda que las mujeres sigan este tratamiento durante un año como máximo, ya que puede tener efectos secundarios. Además, este tratamiento no es adecuado para las mujeres que quieren quedar embarazadas.

* ¿En qué casos se debe recurrir a la cirugía y qué secuelas puede ocasionar?

Se debe recurrir a la cirugía en los casos en que el dolor pélvico crónico no mejora con el tratamiento médico, cuando hay endometriomas de gran tamaño y cuando existen implantes endometriósicos que comprometen el correcto funcionamiento de otros órganos como los intestinos, vejiga urinaria, etc. En algunas ocasiones se realiza cirugía para mejorar el pronóstico reproductivo.

Las secuelas que puede ocasionar la cirugía dependen en gran parte de qué estructuras pélvicas estén afectadas y del estadio de la enfermedad. Puede persistir el dolor crónico, producirse lesiones genitourinarias e intestinales secundarias a la cirugía o generar adherencias abdominales (ciertos tejidos u órganos se pegan unos a otros).

¿Se puede prevenir la endometriosis?

Lamentablemente la endometriosis no se puede prevenir. Sin embargo, el tratamiento con anticonceptivos o con hormonas que interrumpen el período menstrual permite ralentizar la evolución y paliar los síntomas de la enfermedad. Además sabemos que mujeres con endometriosis que se embarazan mejoran el cuadro clínico significativamente.

¿Cuál es el mayor avance que existe para el tratamiento de la endometriosis?

El avance más significativo de los últimos años es que cada vez se han limitado más sus indicaciones quirúrgicas. Esto ayuda a preservar la función ovárica y la fertilidad de las pacientes que la padecen, en vista de que la cirugía afecta mucho la reserva de los ovarios.

Queda un largo camino por recorrer para entender esta enfermedad y así poder mejorar su tratamiento y pronóstico.

Источник: https://institutomarques.com/reproduccion-asistida/la-esterilidad/endometriosis-y-esterilidad/

ENDOMETRIOSIS Y EMBARAZO ¿ES POSIBLE?

Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

La endometriosis se define como presencia de tejido endometrial fuera de su localización habitual en la cavidad uterina.

La localización más frecuente es en el ovario y en el peritoneo de cavidad pélvica, aunque puede afectar a otros órganos, como vejiga urinaria, intestino, uréter y nervios. La causa de enfermedad es desconocida.

Se trata de una enfermedad crónica hormonodependiente, los estrógenos juegan un papel importante en esta enfermedad.

¿Cuáles son sus síntomas?

La Endometriosis provoca una reacción inflamatoria que produce dolor y adherencias. Los síntomas de la endometriosis pueden variar durante el ciclo menstrual, sin embargo suelen empeorar durante menstruación.

Así mismo mientras muchas mujeres pueden presentar síntomas muy severos, algunas pueden permanecer asintomáticas o tener molestias leves.

Los síntomas más habituales son: menstruaciones dolorosas, dolor abdominal crónico, dolor durante relaciones sexuales, esterilidad, cansancio, micción y defecación dolorosas, síntomas intestinales, presencia de sangre en orina, sangrado rectal.

¿Cómo se diagnostica?

La mejor opción para diagnosticar endometriosis es el uso de ecografía transvaginal.
La resonancia magnética puede completar el diagnostico de extensión de la endometriosis profunda.

Por desgracia, no existen en la actualidad pruebas sanguíneas que confirmen el diagnostico de esta enfermedad, sin embargo la proteína Ca 125 puede ser positiva en casos de endometriosis.

Con Laparoscopia se puede confirmar o descartar diagnostico de endometriosis, sin embargo, el uso de Laparoscopia diagnostica debe restringirse solo a casos muy seleccionados.

¿Cómo se trata la endometriosis?

La endometriosis es enfermedad crónica y por esto no existe un tratamiento definitivo para ella. Sin embargo los síntomas pueden controlarse con el tratamiento adecuado.

Una mujer puede recibir tratamientos diferentes a lo largo de su vida dependiente de sus preferencias, de su edad, de la intensidad de los síntomas y de sus deseos de embarazo.

Las opciones utilizadas actualmente son tratamientos hormonales y tratamientos quirúrgicos.

Tratamientos hormonales se utilizan para paliar los síntomas en pacientes sin deseo genésico. El objetivo de tratamiento hormonal es la reducción del dolor y del resto de síntomas mediante la reducción de los niveles de estrógenos y atrofia endometrial.

Tratamientos hormonales: anticonceptivos hormonales combinados (por vía oral, transdermica, anillo vaginal), progestágenos (vía oral o mediante dispositivos intrauterinos), agonistas de GnRH, anti-progestagenos, los inhibidores de aromatasa.

Tratamientos quirúrgicos: el objetivo de tratamiento quirúrgico es la eliminación de todos los focos de endometriosis (peritoneales, ováricos y endometrisis profunda). Actualmente estas intervenciones se realizan mediante Laparoscopia: cirugía mínimamente invasiva realizada a través de muy pequeñas incisiones en el abdomen.

Actualmente se considera que el tratamiento quirúrgico debe realizarse para aquellos casos en que tratamiento médico no es efectivo o para casos especiales como afectación de uréter, afectación intestinal, dolor mal controlado o si se busca mejorar la fertilidad de la paciente.
Dado que la cirugía puede ser técnicamente muy compleja debe realizarse por cirujanos expertos en centros de referencia.

¿Por qué influye una patología como la endometriosis a la hora de conseguir el embarazo?

Existen muchos estudios que confirman la asociación entre la endometriosis y esterilidad, se describen varios mecanismos por los que endometriosis puede afectar la fertilidad: alteraciones en anatomía pélvica, síndrome adherencial, alteraciones inflamatorias/ inmunológicas que pueden afectar calidad ovocitaria, afectación de foliculogénesis, esteroidogénesis, embriogénesis y la implantación.Se confirma que endometriomas (quistes ováricos de endometriosis) podrían dañar la reserva ovárica.

Se calcula que entre 30 y 50 % de las pacientes con endometriosis son subfértiles.

La vitrificación de óvulos ¿es aconsejable para prevenir la infertilidad si se padece de endometriosis?

Aunque el curso de enfermedad es desconocido, se recomienda informar a la paciente de posibles efectos negativos de endometriosis en la fertilidad y recomendar la preservación de Fertilidad mediante vitrificación (congelación) de los óvulos. Se aconseja llevarla a cabo antes de 35 años y vitrificar mínimo
8-10 óvulos.

¿Cómo me puede ayudar la reproducción asistida a la hora de conseguir el embarazo?

Entre las técnicas que se puede utilizar se incluyen las técnicas de fecundación asistida como Fecundación in vitro (FIV) o ICSI.

Son procedimientos en los que los óvulos y los espermatozoides se extraen del cuerpo y se colocan juntos en laboratorio donde tiene lugar la fecundación, posteriormente el embrión es transferido al útero.

Parece que los resultados de las técnicas de reproducción asistida en mujeres con endometriosis son los mismos que en pacientes sin endometriosis.

¿Fecundación In Vitro o ICSI? Sabes la diferencia, te lo explicamos AquíExisten varios estudios que demuestran que endometriosis no se empeora tras técnicas de reproducción asistida.

Pero recientemente se ha demostrado que los embarazos de las mujeres con endometriosis pueden cursar con más complicaciones que el resto, por lo que deben ser consideradas de alto riesgo y ser tratados como tales.

Si no terminas de conseguir el embarazo deseado de manera natural y estás interesada en recibir información detallada sobre los tratamientos de fertilidad que realizamos en nuestra clínica, solicita tu Primera Visita Gratuita en nuestro Centro de Reproducción Asistida, nuestros especialistas en fertilidad os ayudarán y orientarán a estar un paso más cerca de conseguir el embarazo deseado.

Un fuerte abrazo de todo el equipo

Instituto de Fertilidad Mallorca

Источник: https://institutodefertilidad.es/endometriosis-y-embarazo-es-posible/

¿Qué es la endometriosis que sufre Chenoa y por qué influye en la fertilidad?

Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

Ser madre no siempre es fácil. Y para algunas mujeres lograr la maternidad puede convertirse en un proceso difícil y largo.

Es el caso de Chenoa, que ha revelado que ha sufrido endometriosis y que le ha provocado dificultades para ser madre.

 Como ella, muchas mujeres son diagnosticadas de endometriosis, una enfermedad benigna, pero que altera la calidad de vida de la paciente. 

Esta patología ginecológica se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera del útero, cuando debería estar dentro. Este tejido puede aparecer en otros órganos del cuerpo, como en los ovario, peritoneo o, incluso, en la vejiga,el intestino o el estómago, aunque es menos frecuente que esto ocurra. 

Este sobrecrecimiento del tejido del endometrio provoca síntomas tan variados como menstruaciones abundantes y dolorosas, incomodidad pélvica, problemas digestivos, molestias en la espalda y dolor de cabeza, entre otras sensaciones que, en muchos casos, se cronifican, condicionando el día a día de las mujeres que los padecen. Pero, además, afecta a la fertilidad. De hecho, entre uno y dos millones de mujeres en edad reproductiva, al igual que Chenoa, pueden ver truncado su deseo de ser madre debido a esta patología. Sin embargo, los avances en reproducción asistida pueden ayudarles. 

Para conocer cómo afecta esta patología a la fertilidad y qué tratamientos existen para conseguir la gestación, hablamos con la doctora Ana Cobo, directora de la Unidad de Criobiología de IVI.

La especialista, que recientemente ha publicado un artículo sobre la perservación de la fertilidad en la revista médica Human Reproduction, insiste en que la edad avanzada es el principal obstáculo a la hora de ser madre. 

– Relacionado: Endometriosis: la enfermedad que sufre Beth Rodergas, de Operación Triunfo

¿Qué problemas más frecuentes suelen ser causa de dificultad a la hora de ser madre?

Las causas de infertilidad pueden ser tanto del varón como de la mujer. Pero centrándonos en la mujer, la principal causa hoy en día es la edad avanzada. La mujer actual pospone la maternidad por múltiples motivos y sabemos que a partir de los 35 años ocurre un declive natural de la fertilidad.

Por otra parte, dentro de la patología ginecológica, la endometriosis es una de las causas más frecuentes. Esto no significa que una mujer con endometriosis sea estéril, ya que ella se puede quedar embarazada de forma natural. Lo que sí que es cierto, es que, aproximadamente, la mitad de las mujeres con endometriosis tienen una alta probabilidad de desarrollar una infertilidad.

– Relacionado: Alimentos saludables para lograr un embarazo 

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una enfermedad de la mujer en edad reproductiva. El útero está tapizado por una mucosa llamada endometrio.

Este endometrio, está compuesto por unas glándulas que sólo existen en esta parte del cuerpo.

En la endometriosis, encontramos este tejido endometrial fuera del útero, por ejemplo, en ovarios, cavidad pélvica o, incluso, otros lugares más distantes como el pulmón. Aunque la localización ectópica más frecuente es el ovario.

En estos casos se forman quistes que se conocen con el nombre de endometrioma. Estos crecen con el tiempo, por esto la endometriosis es una enfermedad crónica de carácter progresivo.

– Relacionado: Cáncer de útero: qué es, cuáles son sus síntomas y su pronóstico

¿Cómo afecta a la fertilidad?

De diferentes formas. Primero porque altera la anatomía ginecológica de la mujer, hay inflamación y se forman adherencias que pueden afectar a las trompas y, por tanto, al transporte de los óvulos y los embriones.

Por otra parte, la calidad de los óvulos que producen los ovarios afectados también se ve afectada, por tanto, su capacidad para dar lugar a embarazos viables es menor.

Por último, en los casos en los que es necesaria la cirugía para retirar los quistes, irremediablemente, el tejido sano también se ve afectado por el proceso quirúrgico. Así en la mujer operada vemos una disminución de la reserva ovárica.

¿Qué tratamientos existen en la actualidad para ayudar a las mujeres a ser madre?

En el caso de la endometriosis, la fecundación in vitro (FIV). Aunque, como ya he comentado anteriormente, la mujer con endometriosis también puede quedarse embarazada de forma natural, pero muchas de ellas acabarán necesitando la FIV.

En algunas ocasiones el tratamiento quirúrgico puede ayudar a la concepción natural, pero como ya comenté anteriormente, existe el riesgo de disminuir considerablemente la reserva ovárica y, con ello, las posibilidades de éxito. Estas están, de forma general, sobre el 60%.

– Relacionado: El yoga, un aliado para la fertilidad

¿Qué papel juega la preservación de la fertilidad?

Cuando se diagnostica endometriosis y dependiendo del grado de severidad del caso, se recomienda la gestación cuanto antes. Pero esta no es una opción real, plausible, para muchas mujeres, ya que por diversos motivos ellas desean retrasar la maternidad, no tienen pareja estable en ese momento o simplemente no se lo plantean en ese momento.

Aquí es cuando planteamos la preservación de la fertilidad (PF). Dado el carácter progresivo de la enfermedad, lo ideal sería hacerlo cuanto antes, en el momento que el ovario no esté muy afectado y la reserva ovárica no esté muy disminuida, ya sea por la endometriosis en sí, o por la edad.

En este sentido, hemos realizado un estudio único en el mundo (ya que no existen datos sobre esto), en el que hemos analizado nuestros resultados de PF en mujeres con endometriosis.

Tenemos que tener en cuenta que la mujer con endometriosis ya puede ver mermada su capacidad reproductiva, y si, además, es de edad avanzada (reproductivamente hablando mayor de 35 años), los resultados serán aún peores.

Así, la tasa de éxito en mujeres jóvenes con endometriosis, en términos de tasa de nacido vivo, es del 62%, mientras que si es mayor de 35 años este resultado decrece al 28%.

Por otra parte hemos analizado el efecto de la cirugía ovárica para extraer el endometrioma. Hemos visto que en mujeres jóvenes con 35 años o menos, y no operada, la tasa acumulada de recién nacido está alrededor del 73%, mientas que en mujeres jóvenes, de la misma edad, si están operadas los resultados bajan al 53%.

Por este motivo, recomendamos en estos casos, primero preservar y luego la cirugía. En mujeres mayores de 36 años habría que evaluar cada caso en particular en cuanto a severidad de la enfermedad, reserva ovárica etc.

– Relacionado: Estos son los 10 síntomas del primer mes de embarazo

Источник: https://www.hola.com/estar-bien/20191211156054/chenoa-endometriosis-embarazo/

Endometriosis y quedarte embaraza, ¿son compatibles?

Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

Una afección común entre las mujeres con edad reproductora es la endometriosis ( aproximadamente un 10 %) .

Se trata de una alteración que consiste en la  creación de tejido de tipo endometrial ( que habitualmente recubre el interior del útero) en órganos del cuerpo que de forma natural no lo deberían de tener.

Órganos como los ovarios o las trompas de Falopio pueden experimentar este crecimiento de tejido y, por tanto, afectar a la capacidad para quedarse embarazada.

En este artículo, vamos a analizar detenidamente esta condición y te indicaremos cómo puede la endometriosis afectar a la capacidad para quedarte embarazada.

Qué es la endometriosis

La endometriosis es un trastorno que ocurre cuando el tejido que normalmente recubre el interior del útero (endometrio) se encuentra fuera del útero.

La endometriosis puede desarrollarse fuera del útero, en los ovarios y las trompas e, incluso, en la vejiga o los intestinos.

Este tejido puede irritar las estructuras que toca y así causar dolor y adherencias (tejido cicatricial) en estos órganos.

Se trata de una enfermedad muy común en las mujeres y que puede llegar a afectar la fertilidad. De hecho, se estima que entre el 30 y el 50% de las mujeres que consultan por infertilidad presentan endometriosis, muchas de ellas todavía sin diagnosticar., y muchas de las pacientes en seguimiento por endometriosis presentarán infertilidad como síntoma.

No existe cura para la endometriosis, por lo que se considera una enfermedad crónica, y en el caso de que una mujer quiera quedarse embarazada, a veces va a necesitar ayuda para conseguirlo, con  alternativas como, por ejemplo, la reproducción asistida.

Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad y el embarazo

¿Por qué la endometriosis se relaciona con la fertilidad? Una gran mayoría de las personas que sufren esta condición no se quedan embarazadas siguiendo la técnica natural. Por tanto, existe una relación directa entre la afección y la fertilidad, habiendo varios mecanismos implicados.

Uno de los mecanismos que puede complicar la posibilidad de gestación espontánea es que el tejido endometriósico se quede en las trompas de Falopio, perdiendo éstas su capacidad de transporte del ovocito y de comunicación con el espermatozoide.

Los implantes y quistes de endometriosis que se forman en los ovarios hacen que se vaya reduciendo el tejido ovárico sano, por lo que disminuye la reserva ovárica y la calidad de los ovocitos.

Otra posibilidad que se baraja en relación con la infertilidad es que , al crecer tejido endometrial en la parte exterior del útero, nuestro organismo detecta que hay un “problema” y, por tanto, reacciona para solventarlo. Su método de reaccionar consiste en la liberación de citoquinas, unas sustancias que afectan a la fertilidad y también, a la salud de los embriones.

Quedarse embarazada con endometriosis: los mejores métodos

Aunque sea más difícil quedarse embarazada de forma natural con endometriosis, se pueden recurrir a otras prácticas y técnicas que te ayuden a ello.

En casos muy seleccionados en los que se comprueba la permeabilidad de las trompas y la paciente es joven se puede intentar una inseminacion artificial, pero  la técnica que más se está usando en los últimos tiempos es la fecundación in vitro, también conocida como FIV.

Lo cierto es que ésta se ha alzado como la técnica más fiable para poder quedarse embarazada padeciendo esta condición, ya que en el laboratorio realizaremos la función que habitualmente tiene la trompa de Falopio, la fecundación, y unos días más tarde, cuando se confirma el adecuado desarrollo del embrión se realizará la transferencia del embrión a la cavidad uterina

A veces es necesaria la utilización de ovocitos de donantes y, por eso, cada vez se recomienda más en pacientes jóvenes que son diagnosticadas de endometriosis que se planteen la posibilidad de congelar sus propios ovocitos en edades jóvenes por si acaso lo necesitaran en un futuro.

Se han usado esteroides sintéticos para conseguir mejorar la capacidad de fertilidad de las pacientes y el resultado es bastante prometedor. De entre todos los esteroides, el danazol es el más utilizado para esta situación.

Otra técnica que también se puede llevar a cabo es practicar una laparoscopia que tiene como objetivo eliminar el tejido que ha aparecido en las zonas externas del útero.

Aunque actualmente la tendencia es iniciar los tratamientos de fertilidad lo antes posible, evitando así demoras, el paso del tiempo y el riesgo de extirpar excesivo tejido sano de ovario o incluso la progresión y avance de la enfermedad.

Por tanto, si padeces endometriosis tienes que saber que, aunque te podrá resultar un poco más complicado quedarte encinta por vías naturales, con ayuda lo conseguirás con mucha probabilidad.

Existen diferentes métodos que te permitirán poder concebir a tu bebé y, por tanto, conseguir cumplir tu sueño de ser madre.

Lo importante es estudiar tu caso en profundidad, hacer pruebas también a tu pareja y decidir así cuál será la mejor opción para vosotros.

Источник: https://muysaludable.sanitas.es/padres/embarazo/endometriosis-capacidad-embarazada/

Endometriosis y embarazo

Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

La endometriosis es una de las afecciones ginecológicas más frecuentes y una de las principales causas de infertilidad femenina.

Alrededor de un 8-10% de las mujeres en edad reproductiva padece esta patología que, además de múltiples molestias, puede estar dificultando la consecución de un embarazo.

La endometriosis se define como la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, principalmente en los ovarios (endometriomas), trompas de Falopio y pared pélvica o peritoneo, pero también en el tracto intestinal, tracto urinario, vagina, o incluso pulmón o tórax.

Aunque se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, hay factores genéticos que predisponen a ciertas mujeres a padecerla.

La endometriosis se puede clasificar en cuatro estadíos según el grado de severidad:  endometriosis mínima, leve, moderada y severa (estadíos I, II, III, IV).

En el primero hay  adherencias laxas e implantes superficiales en el ovario, mientras que en el último, los implantes son profundos, los endometriomas, ocupan gran parte del ovario.

En muchas ocasiones estos son bilaterales, las adherencias son firmes, y  los implantes van más allá del aparato reproductor.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Típicamente, esta enfermedad causa dolor pélvico crónico que se traduce en menstruaciones dolorosas, dolor intermenstrual  y relaciones sexuales dolorosas.

Aunque, de forma general se presenta con una gran variedad sintomática, siendo muy controvertida la relación entre dolor, el estadío de la enfermedad y su localización.

En la mayoría de las ocasiones, se trata de una afección progresiva.

¿Cómo se diagnostica una patología como la endometriosis?

El diagnóstico se realiza mediante ecografía vaginal, con un patrón específico de los endometriomas, aunque en otras ocasiones se puede presentar con imágenes ecográficas más heterogéneas, con tabiques y niveles.

En muchas ocasiones el diagnóstico definitivo se confirma mediante laparoscopia para la extirpación del quiste (endometrioma), cuyo aspecto típicamente es achocolatado, por lo que también se denominan quistes de chocolate.

En otras ocasiones puede existir un dolor pélvico crónico y se diagnostica por laparoscopia la presencia de implantes endometriósicos y adherencias pélvicas asociadas.

Aunque, actualmente, la excelente calidad de la ecografía vaginal evita en gran parte la necesidad de una laparoscopia.

Existe, asimismo, un marcador en sangre, Ca 125, que suele elevarse cuando se padece esta patología, pero actualmente se considera poco específico, pues puede verse alterado también en otras circunstancias como los miomas, la enfermedad inflamatoria pélvica o la menstruación. Este marcador tiene valor limitado en los estadíos I y II.

¿Cómo afecta la endometriosis a la posibilidad de conseguir un embarazo?

La endometriosis está muy relacionada con la infertilidad femenina. Aproximadamente un 30% de las mujeres que la padecen, tienen serias dificultades para conseguir un embarazo.  Así, la fecundidad mensual (posibilidad de embarazarse por ciclo) es del 15-20% en mujeres sanas y del 2-10% en mujeres con esta patología.

Y es que la endometriosis distorsiona la anatomía, alterando la disposición de las trompas, generando adherencias y dificultando la captación del óvulo por la trompa. Además puede asociarse con una disminución de la calidad de los gametos y de la implantación.

¿Cómo me puede ayudar la reproducción asistida si padezco endometriosis?

La endometriosis sigue representando un desafío para la medicina reproductiva hasta el punto de que todavía no existe un consenso claro sobre la mejor forma de abordarla.

En líneas generales, si el estadío es leve (I) o incluso en ocasiones II, la paciente es joven, el tiempo de esterilidad corto (de 1-2 años) y la permeabilidad tubárica no está afectada, se puede realizar alguna inseminación artificial o simplemente estimulación ovárica.

Sin embargo, la técnica que más posibilidades ofrece es la fecundación in vitro, ya que en muchas ocasiones las trompas se ven afectadas y esta es la opción adecuada.

Cuando el grado de endometriosis es muy severo, el acceso a los ovarios para punción ovárica es imposible por las múltiples adherencias y, además, la posibilidad de obtener óvulos es muy baja porque ha habido varias intervenciones y la reserva ovária es baja, no queda más remedio que recurrir a ovocitos de donante. De hecho, el 10% de las receptoras de ovocitos padecen esta enfermedad.

Por ello siempre debe individualizarse mucho cada caso y su abordaje y, así, según el estadío de la endometriosis, su sintomatología y la edad de la paciente, actuar en consecuencia.

La vitrificación de óvulos, ¿una opción para prevenir la infertilidad femenina?

Sabiendo que la endometriosis es progresiva y que, a su vez la edad es un factor determinante para la infertilidad femenina, sí está indicado preservar la fertilidad, es decir, vitrificar ovocitos para poder intentar un embarazo más adelante, con un diagnóstico de endometriosis leve o moderada, antes de que la enfermedad progrese. Para ello la edad debería de ser inferior a 35 años. En casos severos se puede intentar, siempre y cuando se pueda acceder a los ovarios en la punción ovárica.

La endometriosis, a debate

La influencia de los endometriomas ováricos en los tratamientos de reproducción es tema de debate. Hay que diferenciar entre pacientes con endometriomas que van a ser sometidas a un ciclo de FIV que no han tenido cirugía previa y las que ya han sido operadas de un endometrioma.

También hay que diferenciar si los endometriomas son en un solo ovario (unilaterales) o bilaterales (en ambos ovarios) además de sus tamaños. Surge la duda de si la intervención puede mejorar los resultados del ciclo de FIV o no.

La extirpación del quiste ofrece como ventajas la confirmación del estudio histológico y el mejor acceso de los folículos en la punción ovárica; y como inconveniente muy a tener en cuenta en reproducción asistida, la disminución de la reserva ovárica (siempre se extirpará algo de tejido ovárico sano) y el riesgo de la cirugía en sí. Por todo ello es importante valorar cada caso de forma individual.

Si el tamaño del endometrioma es mayor de 4 cm sí está aconsejada la cirugía previa al ciclo de FIV, siempre que no haya cirugía previa por endometriosis. También se aconseja cirugía previa si el crecimiento del quiste o endometrioma ha sido rápido, hay elevación de marcadores tumorales, las características ecográficas del quiste no son tranquilizadoras, o existe dolor crónico asociado.

La laparoscopia es la técnica quirúrgica de elección, ya que permite una visión general de las lesiones y la recuperación posquirúrgica es más rápida.

Tiene que ser una cirugía lo más conservadora posible, manteniendo la mayor parte posible de tejido sano.

La resección o ablación de los implantes endometriósicos puede ser beneficioso para reducir el dolor asociado a esta patología y mejora la fertilidad.

Por otro lado, todos sabemos que se trata de una patología hormono-dependiente, por lo que surge la duda de si la estimulación ovárica empeora la endometriosis.

Sin embargo, no existen datos científicos que apoyen esta hipótesis, no hay más recurrencias de endometriosis en pacientes sometidas a FIV.

En cambio parece que sí influye en las recurrencias el dolor pélvico crónico y la edad de la menarquia.

Consulta ya con tu especialista de reproducción asistida todas tus dudas sobre la endometriosis.

Источник: https://www.ginefiv.com/blog/endometriosis-embarazo/

La endometriosis: ¿qué es y cómo afecta a la fertilidad?

Endometriosis y fertilidad ¿Es posible?

La endometriosis es una enfermedad ginecológica crónica en la que se produce una implantación y crecimiento del tejido del endometrio fuera del útero.  Es progresiva en al menos el 50% de las mujeres que la padecen y recurrente.

 A pesar de que socialmente la endometriosis continúa siendo una gran desconocida, se estima que afecta a alrededor de 1,5 millones de mujeres en España y alrededor de 176 millones en todo el mundo.

Sabemos también que estas cifras pueden quedarse cortas, ya que hay un alto grado de infradiagnóstico al haber muchas mujeres asintomáticas.

En primer lugar es importante saber qué es el endometrio y cuál es su función. «Dentro del útero existe una capa que lo recubre llamada endometrio y cuya función principal es preparar el útero para la implantación de un potencial embrión.

El endometrio se caracteriza por ser un tejido mucoso muy vascularizado, cambiante en cada etapa de la vida de la mujer y que durante la etapa fértil de la vida da lugar al proceso denominado ciclo menstrual», explica la doctora Isabel Sánchez Magro, directora del depto.

Médico de Merck. 

Una vez aclarada cuál es la función del endometrio, hay que entender qué significa y por qué se caracteriza la enfermedad denominada endometriosis: se habla de endometriosis cuando el endometrio aparece y crece fuera del mismo, es decir, se produce una situación anómala que se caracteriza por la implantación y el crecimiento benigno de tejido del endometrio fuera del útero, dando lugar a una reacción inflamatoria crónica.  El tejido puede desarrollarse en los ovarios y las trompas de Falopio e, incluso, en la vejiga, la vagina e incluso en el peritoneo o el tracto gastrointestinal; este crecimiento inusual puede provocar irritaciones en las estructuras que toca y así causar dolor y adherencias que provocan tejido cicatrical en los mismos.

Las lesiones que produce la endometriosis tienen un pronóstico incierto, ya que pueden permanecer estables, progresar e incluso retroceder.

Causas de la endometriosis

En cuanto a las causas o facotres que influyen en la aparición de esta enfermedad, hay que señalar que existen varias teorías y no hay una causa específica. Según la doctora Sánchez Magro existen posibles factores relacionados con la enfermedad: la menstruación, la reproducción, el estilo de vida y los factores genéticos.

«En cuanto al comportamiento de la menstruación en una mujer, el sangrado muy abundante o la presencia de ciclos cortos pueden favorecer la aparición de endometriosis, así como situaciones estructurales anormales que afecten al paso correcto de flujo por la vagina.

La endometriosis se ha asociado también con la menarquia (o primera menstruación) precoz y con la menopausia tardía», señala la experta. 

Hay que tener en cuenta que la reproducción también puede influir, en este sentido, la doctora resalta que parece que no haber estado embarazada nunca puede incrementar el riesgo a padecerla.

También es importante el estilo de vida, ya que el consumo de alcohol, tabaco, café y mantener una dieta rica en grasa saturada son factores que también influyen.

  ¿Y qué pasa con el ejercicio o el sobrepeso? «Algunas teorías han señalado también la falta de actividad física, pero no hay datos concluyentes suficientes sobre ello. También se ha relacionado el sobrepeso con la endometriosis», apunta Magro.  

Tampoco se puede desestimar el componente genético, ya que se cree que existe cierta predisposición genética, llegando a darse varios casos en una misma familia. 

¿Menstruación retrógrada como posible causa?

Algunas teorías apuntan como otra posible causa la «menstruación retrógrada». ¿Qué significa esto? Este fenómeno se observa en el 90% de las mujeres sanas, tengan o no endometriosis y consiste en que el flujo menstrual fluye hacia atrás en vez de en el sentido correcto durante la menstruación.

Según esta teoría determinados factores hormonales y medioambientales o malformaciones congénitas favorecerían este proceso.

«Así, el tejido endometrial llegaría a la cavidad peritoneal a través de las trompas de Falopio y allí se implantaría, crecería y descamaría de la misma manera que el tejido endometrial normal, desencadenando en el peritoneo procesos de inflamación y fibrosis», aclara Sánchez Magro. 

Las manifestaciones clínicas de esta enfermedad son muy variadas ya que existen mujeres asintomáticas y, sin embargo, en otras es necesario intervenir quirúrgicamente para la eliminación de los injertos de tejido endometrial y adherencias peritoneales. Además, la enfermedad se divide en cuatro estadios (I,II,III y IV) siendo el primero el más leve y el cuarto el más grave. Algunas de las mujeres con endometriosis que no presentan síntomas son diagnosticadas durante un proceso quirúrgico abdominal de otra causa. 

Los síntomas que pueden manifestarse son diversos, presentándose con mayor intensidad durante el periodo menstrual y modulándose durante la gestación y la menopausia. La doctora Sánchez Magro destaca como más habituales los siguientes: 

– Dolor pélvico y abdominal: se trata de un dolor intenso, continuado e incapacitante.

Las mujeres que lo presentan deben estar especialmente atentas ante la posibilidad de tener endometriosis, ya que esta enfermedad es la causa más común de que se desencadene este tipo de dolor (responsable del 70% de los casos). Podríamos decir que es uno de los síntomas con los que debuta la enfermedad.

– Menstruaciones dolorosas (dismenorrea): lamentablemente, las mujeres tendemos a pensar que es normal que la menstruación duela, pero no es así. Si este dolor se produce de manera habitual, conviene pedir cita con el ginecólogo para que evalúe el estado de los ovarios.

Dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia). 

– Infertilidad: es la consecuencia más relevante de esta enfermedad. Se estima que el 25-50% de las mujeres con endometriosis encuentra dificultades a la hora de tener hijos.

– Otros síntomas no ginecológicos: hemorragias o dolor en otros lugares del organismo, como la espalda.

Precisamente por el amplio espectro de sintomatología, es una enfermedad que altera, en muchos casos, la calidad de vida de quienes la padecen ya que puede afectar a sus relaciones de pareja, familiares, laborales y de reproducción.

Como decíamos antes, la infertilidad es la principal consecuencia de la endometriosis y señalábamos que entre el 25% y el 50% de mujeres que padecen endometriosis tienen problemas para concebir. 

«Se estima que una pareja normal tiene un 15% de probabilidades de gestación espontánea cada mes.

Sin embargo, en el caso de las mujeres con endometriosis la probabilidad es del 2-8%, puesto que altera el desarrollo de los folículos y la capacidad de ovulación y disminuye la calidad ovocitaria y embrionaria.

Por ello, es aconsejable que las mujeres con endometriosis en fases avanzadas que estén buscando el embarazo acudan a unidades o centros de reproducción», explica Magro.

En general la endometriosis ocasiona infertilidad por tres mecanismos diferentes: 

1) Efecto tóxico sobre los espermatozoides y el óvulo, producido por el aumento de las células que forman el sistema de defensa autoinmune. Cuando este sistema de defensa se altera, ven a los gametos como células extrañas y las atacan.

También se ha señalado que este sistema puede alterar la implantación del embrión en el endometrio. 
2) Otro efecto es una alteración en la capacidad de la trompa de Falopio para atrapar al óvulo cuando este es expulsado del ovario.

 
3) Las pacientes con endometriosis pueden tener problemas endocrinos y de ovulación que producen alteraciones en su calidad ovárica. 

Actualmente no existe un consenso, dentro de la medicina reproductiva, para abordar el tema de la infertilidad en las mujeres que padecen esta enfermedad. En general si el estadio de la enfermedad es leve (I o incluso II) y la paciente es joven se puede realizar la inseminación artificial o simplemente la estimulación ovárica.

Sin embargo, la técnica que más posibilidades ofrece es la fecundación in vitro, ya que en muchas ocasiones las trompas se ven afectadas y esta es la opción más adecuada.

Cuando el grado de endometriosis es muy severo (III y IV) y el acceso a los ovarios para la punción ovárica es imposible por las múltiples adherencias, o si la reserva ovárica es muy baja, habrá que optar por recurrir a ovocitos de donante.

Por todo esto, si se padece esta enfermedad lo mejor es acudir a un especialista para que pueda abordar su caso de manera individual y personal y valorar, según el estadio de la endometriosis, la sintomatología y la edad del paciente, qué tipo de intervención es más favorable a la hora de la consecución de un embarazo.

El tratamiento va a depender de las características de cada paciente y de su voluntad de embarazo.

 Los tratamientos de fertilidad se basan principalmente en conservar la función ovárica, pero esto puede ser un obstáculo a la hora de querer tratar también el dolor.

Parece que el grado de severidad de la endometriosis podría tener relación con la fertilidad y, por tanto, su diagnóstico y abordaje temprano serían importantes en la conservación de la función ovárica. 

Conviene actuar cuanto antes para frenar la progresión de la enfermedad y que el clínico y la paciente busquen las mejores alternativas en el caso de que su fertilidad se pueda ver comprometida, valorando recurrir a la reproducción asistida. Existen datos que avalan la relación entre la estimulación de la ovulación (con o sin inseminación intrauterina) en mujeres con infertilidad asociada a endometriosis y una mayor tasa de embarazo. 

Para plantar cara a la endometriosis lo primero que debemos hacer es un tratamiento individualizado teniendo en cuenta la gravedad de los síntomas, la edad, si existe deseo de embarazo y la localización y extensión de la endometriosis, entre otros factores. 

La doctora Sánchez Magro explica que el tratamiento es médico, quirúrgico y en algunos casos psicológico. A diferencia de otros tratamientos, en este caso no se puede trabajar sobre la causa que desencadena la enfermedad y se perseguirán estos cuatro objetivos:

– Eliminar los síntomas: se emplean terapia hormonal y analgésicos. Los tratamientos hormonales son eficaces para disminuir el dolor, pero no todas las mujeres responden de la misma manera.

Estos fármacos reducen los efectos de los estrógenos sobre el endometrio ubicado fuera del útero, reduciendo el número de células endometriales que necesitan de estrógenos para sobrevivir.

Así, esta supresión tiene implicaciones directas en la reducción también del dolor.

– Eliminar la endometriosis visible: hoy en día se hace principalmente por laparoscopia, lo que permite diagnosticar con más precisión y operar de manera completa las lesiones permitiendo una mejor fertilidad posterior. Para ello además se precisa de profesionales con experiencia y en ocasiones con la colaboración multidisciplinar de ginecólogos, urólogos y cirujanos digestivos.

– Restaurar la fertilidad.

– Actuar sobre la progresión de la enfermedad.

Como existen diferentes teorías sobre el origen y no hay una causa concreta, es complicado poder prevenir la endometriosis. Sin embargo, si la propia mujer manifiesta algún síntoma y acude al médico se puede actuar más rápido, hacer un diagnóstico precoz y comenzar a tratar la enfermedad. 

Artículo asesorado por la Dra. Isabel Sánchez Magro, directora del depto. Médico de Merck

Otras fuentes: Wikipedia, American Society for Reproductive Medicin, Asociación Estatal De Afectadas Endometriosis, Ginefiv.

Источник: https://www.serpadres.es/antes-del-embarazo/fertilidad/articulo/la-endometriosis-y-su-relacion-con-la-infertilidad-231442478021

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: