Enseña a tu niño a vestirse solo

Trucos para enseñar a tu hijo a vestirse solo (y rápido)

Enseña a tu niño a vestirse solo

¿Ha llegado la hora de empezar a vestirse solo? Es el momento de aprovechar la etapa en la que quiere hacerlo todo “solitos”. A partir de los 2 años peinarse, comer, vestirse… son acciones que quieren empezar a hacer por ellos mismos para sentirse más autónomos.

¡La situación es perfecta! Es necesario mucha paciencia, lo sabemos, pues habrá momentos en los que te desesperes un poco, como por ejemplo por las mañanas (recién levantado).

Es posible que vaya más lento pero poniéndoos el despertador un poquito antes de la hora habitual no habrá más drama.

Te contamos algunos trucos para que aprenda a vestirse solo y deprisa. Piensa que si no dejas que se ponga él la ropa, nunca aprenderá a hacerlo solo. Fomentar su autonomía es positivo para su desarrollo.

La autonomía de nuestros hijos

Muchas veces es inevitable dejar que nuestros peques hagan las cosas por ellos mismos. El miedo o la desesperación son sentimientos que nos invaden pero es necesario respirar hondo y relativizar un poco. Seguro que con un poco de paciencia, ¡te encantará ver como tu pequeño intenta meterse los pantalones por los pies!

Según Sapos y Princesas estimular a los hijos a ser más autónomos les permitirá ser más independientes en el futuro. Un niño es autónomo cuando realiza tareas y actividades propias de su edad y de su entorno cultural.

¿Sabías que el desarrollo de la autonomía personal es uno de los objetivos prioritarios en la educación de los hijos? Un niño que presenta pocos rasgos de autonomía puede tener dificultades en el aprendizaje y en las relaciones sociales que establezca.

Deja que los fantasmas de la intranquilidad se esfumen y estimula a tu hijo a vestirse él solito.

Intentar que cada día dependan menos de nosotros es todo un reto, sí, pero, ¿y lo bien que se sentirán al ver que hacen las cosas por sí solos? Ese orgullo e ilusión no se los quita nadie.

¡Anímale también a elegir su propia ropa! Harás que se sienta más seguro de sí mismo sobre su elección.

Trucos para ayudar a tu hijo a vestirse solo y rápido

Para evitar que esta tarea se eternice en Ser Padres nos muestran algunos consejos para que tu peque coja práctica y aprenda a vestirse él solito:

  • Es buena idea que te vistas delante de él o ella: enséñale de primera mano el “manual de instrucciones”. Los niños aprenden imitando por lo que tú serás su primera referencia para esta tarea.
  • Es importante establecer un pequeño pacto entre ambas partes. Esto quiere decir que para que la tarea no dure demasiado, podéis concertar, que por ejemplo, él se ponga las prendas de la parte de arriba y tú le ayudes con las de abajo.
  • Deja que sea él solo quien se desvista. Le ayudará a mantener el control sobre sus prendas.
  • En los momentos en los que no dispongáis de mucho hazle elegir entre dos conjuntos de ropa. Esto os ayudará a aprovechar mejor el tiempo.

Ahora te enseñaremos unos cuantos trucos que te ayudarán a enseñarles a vestirse solitos, ¡sigue leyendo!

Enséñale cómo se hace

Establece pautas que le puedan servir como guía. Normalmente la forma más sencilla de ponerse una camiseta es metiendo primero la cabeza y luego los brazos.

Un truco es que puedes enseñarle que la etiqueta sirve para saber que esa parte va detrás. Con los pantalones será algo más difícil y al principio le tendrás que ayudar.

¡Los zapatos de velcro son una buena opción! Luego podrá avanzar a prendas más complicadas, como los zapatos de cordones o botas.

Conviértelo en una actividad divertida

Inventa una canción en la que enumeres las distintas prendas que se debe poner. Vestiros los dos juntos mientras bailáis y cantáis. Él te imitará y se esforzará por hacerlo bien.

También puedes establecer un tipo de recompensa. Por ejemplo, podéis hacer un calendario con todos los días de la semana y colocar pegatinas en los días que haya conseguido vestirse solo.

Cuando consiga 5 pegatinas, ¡podrá disfrutar de su cena preferida!

También puedes convertirlo en un reto. Motívate cronometrando el tiempo que tarda en vestirse y retarlo a que lo supere la próxima vez para convertirse en el mejor de su clase.

El orden es fundamental

Desde que son pequeños es necesario enseñarles la importancia de ser ordenado guardando la ropa dentro del armario.

Al principio, como en toda casa con peques el desorden es el pan de cada día.

Pero, tranquila, si lo acostumbras a guardar su ropa y calzado en el armario o le pides que te ayude con esa tarea, será más sencillo que la realice él mismo cuando sea más mayor.

No vayas a contrarreloj

Cada niño es un mundo y no te preocupes si su hermano se vestía con 4 años y él todavía no sabe cómo ponerse los calcetines. Algunos niños necesitan un poco más de tiempo para madurar y ser más autónomos. Tener paciencia es fundamental.

Puedes practicar con él los fines de semana que tendréis más tiempo libre. Podemos empezar animandoles a que se pongan los calcetines todas las mañanas. Cuando nuestro hijo lo logre, podemos pasar a la siguiente prenda como por ejemplo la camiseta.

¡Vísteme despacio que llevo prisa!

Haz que confíe en sí mismo

Si a la hora de elegir la ropa justo elige el modelito que crees que no corresponde para ese día, felicítalo de todas maneras y muéstrale que confías en sus elecciones.

Sin embargo, si elige una prenda que no es adecuada porque hace mucho frío o calor o no es la más adecuada para ir a casa de los abuelos, explícale de la mejor manera posible que hay una opción mejor.

¡Ir vestido de payaso tampoco es malo!

Cómo vestir a tu hijo

Lo más importante es hacerle sentir cómodo pero también que elija la ropa que va de acuerdo a su personalidad y gustos tal y cómo indican en El Portal del hombre. Comprále a tu peque ropa con sus dibujos animados favoritos, ¡seguro que le entusiasma!

No dudes tampoco en vestirle con prendas con sus colores favoritos y anímale a la elección enseñándole los estampados, entenderá que vestirse es un juego. Y para evitar que se rompan la ropita jugando o haciendo gamberradas, vístele con tejidos gruesos en invierno. ¡Quizás los pantalones le duren más de una temporada!

¿Te han gustado estos consejos para hacer que tu peque se vista solo? No te pierdas qué hacer cuando quiere elegir su ropa.

Источник: https://www.arnidol.com/es/trucos-hijo-vestirse-solo-rapido/

Enseña a tu niño a vestirse solo

Enseña a tu niño a vestirse solo

Alrededor de los dos años tu hijo ya está preparado para aprender a arreglarse por sí mismo. Es importante que le permitas intentarlo en cuanto percibas los primeros indicios de querer hacerlo, aunque suponga poner a prueba tu paciencia

Indice

Un hito en el desarrollo del niño

A esta edad comienzan a mostrar su interés por vestirse y desvestirse solos como hacen papá y mamá. En realidad estos primeros intentos no van más allá de quitarse los calcetines o tratar de ponerse el abrigo.

Con 2 años y medio, tu hijo probablemente será capaz de desvestirse completamente con sus propias manos, lo que puede ser muy útil a la hora del baño.

Vestirse es una habilidad claramente más difícil que desvestirse, así que por el momento sólo podrá ponerse los calcetines y quizás una camiseta y una chaqueta.

Con tres años aún tendrá que perfeccionar el arte del cierre (botones, cremalleras, cordones, etc.), pero probablemente ya se pondrá los pantalones o el vestido sin apenas dificultad (bueno, seguramente del revés).

Esto no significa que un niño de 3 años sepa ya vestirse y desvestirse solo. Podrás comprobar que un día tu hijo está dispuesto a todo y al día siguiente no hay quien le haga reaccionar.

Algunos tardan más de lo necesario en vestirse, ya sea porque no han adquirido aún la destreza suficiente para hacerlo sin ayuda o bien porque se entretienen por otras razones. Aunque pueda llegar a frustrarte y desesperarte sé paciente y pronto verás los resultados.

A los cinco años, la mayoría de ellos pueden vestirse completamente solos excepto atarse los cordones o abrocharse algunos botones.

A continuación te ofrecemos una serie de consejos que pueden ayudarte.
 

Comenzar cuanto antes

Lo idóneo es empezar a enseñarle temprano, en cuanto empiece a mostrar su voluntad de querer hacerlo por sí mismo.

Así, debéis ayudarle a dominar la habilidad, pero asegurándoos de que sea el niño quien tome la iniciativa. Obsérvale para ver cuándo quiere aprender. Posiblemente te lo indicará al intentar realizar la tarea él mismo.

Tampoco conviene apresurarse, ya que si no está preparado podría terminar restándole interés.

Elógiale: Es recomendable recompensar con elogios sus logros al vestirse, por pequeños que sean éstos. No esperes a que esté vestido del todo (tardará años en hacerlo bien). Darle la enhorabuena cada vez que consiga ponerse bien una prenda, le motivará.

Déjale elegir: Permítele que decida qué quiere ponerse. Eso sí, si no quieres que salga vestido de Spiderman deberás acotar las opciones. Ofrécele por ejemplo dos o tres prendas: ¿Qué te quieres poner con estos pantalones? ¿La camiseta azul, la naranja o la roja?

Sin prisas: Los niños necesitan más tiempo que los adultos para arreglarse. No hagas coincidir las primeras lecciones con una mañana de lunes antes de salir corriendo al cole. Deberás tomarte tu tiempo, porque él se tomará el suyo. Permítele su ritmo, especialmente al principio. Ten en cuenta que el proceso de aprendizaje se produce en etapas graduales.

Para introducir una nueva destreza es conveniente fragmentarla en pasos sencillos para que el pequeño pueda dominarlos con facilidad. Puede empezar poniéndose los calcetines todas las mañanas. Cuando lo supere, que lo haga con los pantalones; y así sucesivamente. Como se observa, vestirse se convierte en una cadena de pequeños pasos.

Lograr pequeñas metas le resultará más motivador que alcanzar un objetivo mayor.

Consejos para ganar tiempo

– Cómprale ropa que sea fácil de poner y quitar. Evita las cremalleras, los botones o los cierres pequeños. Opta por pantalones con cinturilla elástica, cierres de velcro, jerséis sencillos, vestidos sin lazos, etc.

– Prepara la ropa la noche anterior. Elígela teniendo en cuenta la previsión del tiempo y las actividades que tenga programadas al día siguiente. Si quieres que la escoja tu hijo pregúntale antes de acostarse. Pero déjale claro que una vez que lo haya decidido no habrá cambios por la mañana.

No esperar una autonomía inmediata

El desarrollo y perfeccionamiento de una habilidad lleva su tiempo, especialmente abrocharse los botones, subir cremalleras, cerrar automáticos, distinguir el derecho del revés, etc. Si esperas demasiado de tu hijo sólo conseguirás frustrarte y agotar tu paciencia.

Añade un elemento divertido: Cuando los niños se despiertan no siempre están lo espabilados que nos gustaría.

Para evitar que se quede parado o no reaccione al vestirse inventa un juego para ese momento. Puedes ponerle una canción, dile que cuando concluya deberá estar vestido del todo.

Inventad una canción con las prendas que vaya a ponerse de forma que memorice el orden de las mismas.

Establece una rutina: Lo ideal es que, después del aseo, la primera tarea del día sea vestirse. Sin embargo tal vez él prefiera desayunar antes. Trata de llegar a un acuerdo, pero procura seguir el horario cada día. Por ejemplo: levantarse, asearse, vestirse, desayunar, lavarse los dientes y al cole.

Vístete a la vez: Sabemos que los niños imitan lo que ven. Vestirte al mismo tiempo que ella te permitirá enseñarle cómo hacerlo. “Ahora nos ponemos el pantalón, así nos colocamos el jersey…”

Entrena: Aprovecha cualquier ocasión relajada para practicar las destrezas más complicadas. Atarse los cordones, abrocharse cierres,  ponerse los leotardos, etc. No le des demasiada importancia si se ha puesto los calcetines del revés antes de salir hacia el colegio. Emplea los fines de semana en perfeccionar la técnica.

Los trucos de nuestras mamás: “Junto con mi hijo hicimos lo siguiente: en una cartulina yo escribí la secuencia de tareas y él hacía un dibujo de cada una (Me levanto – Me lavo la cara – Me visto – Me calzo – Desayuno – Me peino…) Luego lo colgamos en su habitación. Cuando no recordaba qué venía después de calzarse lo consultaba en su ‘horario’”. Nuria.

“Para enseñar a mi hija Elena a ponerse los zapatos del lado correcto escribí en la plantilla izquierda la mitad de su nombre (ELE) y en el zapato derecho la otra mitad (NA). De modo que para ponerse los zapatos bien debía formar su nombre.”. Alejandra “Yo organizaba su armario por prendas y colores. Así le resultaba más sencillo elegir y encontrar la ropa. También ponía en cada cajón, una etiqueta con el dibujo de lo que contenía. No sólo le facilitaba la búsqueda de las distintas prendas sino que era especialmente útil para ordenarlas después. Sabía en todo momento dónde guardarlas” Cristina. “Mi niño aprendió a ponerse el abrigo de una forma muy divertida. Prueba lo siguiente: coloca el abrigo abierto y extendido en el suelo frente a él, con la capucha o el cuello al lado de sus pies. Sólo tendrá que meter las manos en las mangas y lanzarlo por encima de la cabeza hacia atrás”. Pilar. “María aún es muy pequeña para escoger todo su vestuario, pero quiere intervenir en la elección. Por lo que se me ocurrió que cada día ella sea ella la que elija una prenda, un día una bufanda, otro una falda, otro unos zapatos… y yo le doy el resto. Así ella tiene su autonomía pero evito que salga a la calle disfrazada. Además un día a la semana le dejo a ella decidir una prenda mí”. Bea. “Mi hijo no conseguía subirse la cremallera del pantalón o del abrigo, ya que se le escapaba la lengüeta del cierre, así que le añadí una anilla suficientemente grande como para que sus pequeños deditos cupieran y pudiera tirar de ella sin dificultad”. Carmen.

“Para evitar que el nudo de la lazada del zapato se deshaga cuando aún no saben atárselos, mójalos ligeramente antes de hacer el lazo. Aguantarán mucho más”. Lucía.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/educacion/ensena-a-tu-nino-a-vestirse-solo-945

10 trucos para que tu hijo se vista solo

Enseña a tu niño a vestirse solo

Os he hablado muchas veces de la importancia de las rutinas en la vida con niños, en fomentar su autonomía y darles la seguridad y confianza para hacer las cosas por sí mismos, por eso me encanta tener hoy en el blog a Nai de Mimitos en el Caos con unos consejos y trucos para ayudarles a que se vayan vistiendo solos. Espero que os sirvan tanto como a mí.

Hoy os traigo “10 trucos para que tu hijo se vista solo”. De todos modos entendería si me dijeseis “vale, pero necesitaría al menos unos 50” porqué yo también he vivido la batalla mañanera de wrestling con mi mequetrefa de 2 añitos. Día tras día. Así que como somos madres aquí hay que inventarse y aprender para sobrevivir sin perder los pelos de la cabeza.

Veamos a ver, a parte del alivio que supone el hecho de que tu hijo acepte cambiarse y lo haga solo, ¿podemos sacar alguna otra cosa positiva de todo esto?

¿Qué aprenderá al vestirse solo?

  • Desarrollará su motricidad fina y gruesa (usando botones, cremalleras, lazos…)
  • Desarrollará el equilibrio (cuando empezará a vestirse de pie)
  • Desarrollo cognitivo: qué ropa hay que ponerse primero (mi peque con 2 años prefiere empezar por los pantalones, pero luego se queja de que no puede ponerse las braguitas debajo de ellos. Me encanta la inocencia de los 2 añeros XD). También trabajan la paciencia y sobretodo la concentración en lo que están haciendo.
  • Desarrollo del lenguaje: nombre de la ropa, movimientos, posiciones espaciales, colores, tallas…
  • Comprensión del tiempo/estación del año y las prendas adecuadas.
  • AUTONOMÍA – responsabilizarse de su proprio cuidado

1. De la cama al baño – Santa rutina

No voy a negar que con mi hija esto de vestirse (y desvestirse) es nuestra mayor batalla del día. Nunca me pongo en plan chunga porqué no es mi estilo y tampoco da grandes resultados. Pero el seguir una Crianza Respetuosa significa invocar al dios de la paciencia constantemente.

Las cosas comenzaron a fluir cuando instauré la rutina “de la cama al baño”. Empezamos a saltarnos las 1000 maneras de convencerla para cambiarse en vez de jugar jugar y jugar. Mi hija no toca el suelo por la mañana. Sé que debería ir por su proprio pie. Pero tened piedad… Nos damos un achuchón y me la llevo al baño directita.

2. Empecemos por lo fácil

Desvestirse es más sencillo que vestirse. Esto lo aprenden bastante rápido sin que se la tengamos que enseñar xD. Pero de todos modos no pretendamos que se vistan si aún no han desarrollado las destrezas previas.

Cuando optemos por introducirlos al mundo de la autonomía podemos empezar por la ropa interior o los pantalones. Quizás alguna braga de cuello o zapatillas deportivas con velcro. Vamos, no les compliquemos la vida.

Yo normalmente pongo en el suelo la alfombrilla de la ducha para que pueda cambiarse sentada.

3. Libertad de elección y a mano

Santa Montessori vino a mí un día y me dijo “o cambias las dinámicas en el baño o de aquí no sales hasta las 22.00”

Sus consejos sobre el minimalismo y la libertad de elección empiezan a ser oro en esta casa.

Un buen día llevé a cabo su propuesta: presentar a mi hija 2 conjuntos (combinables entre ellos) entre los cuales elegir. Se los dejo en el cajón bajo del baño, ella sabe donde están y aunque sea solo porqué tiene curiosidad lo abre y acaba poniéndose en marcha!

Si son más grandes se les puede proponer un armario organizado con etiquetas y algunos conjuntos más entre los cuales elegir. Personalmente si le dejo aterrizar en su habitación de ahí no salgo así que la ropa se la va a encontrar en el baño.

4. Dividir por pasos

Las madres damos por hecho que una acción sea simple. Por ejemplo: ponerse los pantalones (una pierna la otra y listos). Pero en realidad es algo mucho más complejo para un niño de 2 años.

Así que si le enseñamos lentamente y por pasos como hacer cada movimiento le será mucho más fácil organizarse y conseguir vestirse sin ayuda.

5. Truquillos de la abuela

Primero de todo es importante que les enseñemos a distinguir la parte de delante y la de detrás. Para ello es mucho más fácil si la prenda de ropa tiene algún dibujito. Después les enseñamos como preparar la ropa en el suelo.

Camisetas: si son de una talla más grande o un poco holgadas mejor.

Braguitas: para que entienda como prepararlas en el suelo les pongo una cruz en la etiqueta. Ella sabe que esa cruz tiene que ser visible.

MEGA TRUCO INVERNAL – Si ponéis el calefactor podéis proponerle que caliente la ropa delante de él. Vuelta y vuelta. ¡A mi hija le ENCANTA! Por ahora la tengo enganchada a eso y me facilita la tarea.

6. Conseguir que se pongan los zapatos solo

En este caso podemos usar el viejo truco de la pegatina: cortar un sticker por la mitad y pegar una parte en un zapato y la otra en el otro. De esta manera podrá prepararlos para calzar cada pie donde le toca.

Si tengo que ser sincera ese truco me funcionaba bastante bien con los zapatos de verano. La pegatina es mucho más visible. Con las botas invernales es imposible. Así que el truco número 2 sería el de preparar una cartulina con 2 pegatinas de colores diferentes. Después se pinta una redondita del color correspondiente en la suela de las botas y así sabrá como prepararlas

7. El truco de la chaqueta

Este truco lo aprendí hace unos 4 años al ver uno de mis niños del cole tender la chaqueta por el suelo y ponérsela en plan superhéroe. A los peques les hace muchísima gracia una vez le han pillado el truco. Es cuestión de práctica, pero también de habilidad, así que no se lo pidamos a un niño de año y medio.

8. Jugar a disfrazarse

Nada mejor para entrenarse sin prisas que ¡jugar a disfrazarse! Sobre todo si les dejamos al alcance ropa de mamá, papá o hermanos mayores.

Cuando hayan mejorado la técnica de manera lúdica será más fácil que quieran cambiarse solos por la mañana.

Podéis dejarles un cesto en el suelo de la habitación con ropa, zapatos y complementos que tengáis en el armario.

9. Motivar con accesorios

Personalmente no uso muy a menudo este truco porqué soy bastante simple. Pero es cierto que si algún día la visto en plan “Princess” colabora un poco más porqué le hace gracia elegir los complementos (clip, cinturón, colgante…)

10. “Vale, pero yo tengo prisa por la mañana, no tengo tiempo para esto”

La pregunta sería ¿quien tiene tiempo para algo hoy en día?

Vamos a ser prácticos.

Preparemos las opciones después de haberlo acostado la noche anterior. Entremos en la rutina habitación—> baño lo antes posible. Si hace falta levantémonos 10 minutos antes para no estresarnos con el niño. Está practicando y necesita todo el tiempo del mundo.

Normalmente yo le doy cancha ancha después de la ducha de la tarde. Así practicamos sin prisas. Por la mañana le dejo la parte fácil (pantalones y zapatos) y la ayudo con las difíciles (camisetas, calcetines).

Aunque sea capaz de vestirse sola a veces me pide que lo haga yo. No pasa nada. No le va a dar un chungo a nuestra Montessori interior. Se trata de dar soporte al niño, a su desarrollo.

Quizás ese día quiera un poco de atención, un mimo o está cansada. Insistir e insistir para que lo haga sin ayuda es contraproducente. Yo prefiero siempre pactar ¿te pongo los pantalones y tu me ayudas a subirlos?”. Easy peasy, seguro que a los 20 años no quiere ni que la toque, por lo tanto se trata de una fase, ¡a disfrutar!

Vestirse solo según la edad

A veces pecamos por pedirles demasiado y otras por acomodarnos y no dar ese pasito más del que serían capaces. Para que os hagáis una idea de lo que se le puede proponer a un niño según la edad os dejo esta mini-lista. De todos modos, como sabéis, en temas de críos cada uno lleva su ritmo y hay que respetarlo:

Niños de 1 año: pueden quitarse los zapatos, calcetines, subirse pantalones y calcetines y levantar los brazos si les decimos “brazos arriba” para desvestirse.

Niños de 2 años: pueden encontrar los agujeros de las mangas, bajarse los pantalones, ponerse pantalones y ropa interior solitos, hasta desbotonar una chaqueta si los botones son grandes. Mi hija, por ejemplo, se pone perfectamente cualquier tipo de zapato.

Niños de 3 años: ya consiguen vestirse prácticamente solos. Además comienzan a dominar el tema cremalleras (se la pueden subir solos) o algunos botones.

Niños de 4 años: ya consiguen encajar la cremallera y subirla. Hacia los 5 conseguirán hacerle un nudo a los zapatos con cordones.

No olvidemos dar ejemplo. Es nuestra mejor arma: ¡la imitación!

Источник: https://mamay1000cosasmas.com/10-trucos-para-que-tu-hijo-se-vista-solo/

Cómo enseñar a un niño a vestirse solo y lograrlo

Enseña a tu niño a vestirse solo

Uno de los grandes retos de nuestros hijos es aprender a vestirse solos. La mayoría no suelen avanzar porque cuando tienen algún problema con un zapato o un jersey intercedemos rápidamente para ayudarles. ¿Tenemos que ayudarles cuando vemos que no lo consiguen? A veces nos resulta complicado dejarles vestirse solos cuando vemos que se agobian.

Vestirse solo es un paso más en la madurez de los niños al que todos tienen que llegar. Todo un reto para sus habilidades motoras y cognitivas que tenemos que tener claro que no van a conseguir a la primera. Las primeras veces no lo harán bien pero poco a poco lo lograran. Vais a tener que armaros de paciencia por las mañanas hasta que lo consiguen.

Un niño autónomo es aquel que es capaz de realizar por sí mismo aquellas tareas y actividades propias de los niños de su edad y de su entorno socio cultural. De 3 a 5 años la mayoría los niños comienzan a vestirse y desvestirse solos.

La autonomía de nuestros hijos

Un niño autónomo es aquel que es capaz de realizar por sí mismo aquellas tareas y actividades propias de los niños de su edad y de su entorno socio cultural. De 3 a 5 años la mayoría los niños comienzan a vestirse y desvestirse solos.

El desarrollo de la autonomía personal es un objetivo prioritario en la educación de nuestros hijos. “Los niños con pocos hábitos de autonomía, generalmente presentan problemas de aprendizaje y de relación con los demás.

De ahí la importancia de su desarrollo: normalmente cuando progresan en este aspecto, también lo hacen en su aprendizaje y relación con los demás”, explican en la Fundación CADAH.

Si nuestro hijo es poco autónomo necesitará ayuda continua para tareas como desnudarse, vestirse o comer solo. Intentar que cada día sean menos dependientes es nuestra misión.

Poco a poco tienen que ser capaces de ponerse todo tipo de prendas como pantalones, calcetines, abrigos, zapatos, cremalleras o botones.

También tienen guardarlas en el lugar adecuado de la habitación y ser capaces de elegir su propia indumentaria.

Consejos para enseñar a un niño a vestirse solo

Entre los 12 y 18 meses los niños comienzan a desnudarse en lugares como la playa o el parque.

Normalmente lo hacen en momentos inoportunos pero puede ser una oportunidad para jugar con ellos a poner la ropa de forma divertida.

Podemos cantarles canciones para que sientan que vestirse no tiene porqué ser aburrido. A partir de los tres ya los niños comenzarán a desvestirse y también a vestirse.

Una buena idea es buscar ropa que sea fácil de colocar como vestidos o camisetas con agujeros para el cuello. Tenemos que ir enseñándoles a ponerse primero las prendas más fáciles y luego las más difíciles. Tenemos que elegir la vestimenta que ellos van a ser capaces de ponerse.

Si eligen camisas con botones o pantalones con cremalleras nunca lograréis salir de casa. Los niños tienen que tener un proceso de ensayo y error en el que vayan viendo poco a poco sus progresos.

Os vamos a dar varios consejos para que poco a poco vuestros hijos vayan adquiriendo más autonomía a la hora de vestirse.

1. Deja tiempo suficiente

Si a primera hora de la mañana tus hijos no logran vestirse y todo son peleas y prisas, está claro que no les has dejado el tiempo suficiente. Los padres nos ponemos nerviosos y acabamos vistiendo a nuestros hijos.

Tenemos que tener en cuenta que les cuesta más ponerse las prendas inferiores que las superiores. Una buena idea es empezar el aprendizaje el fin de semana o en vacaciones y dejarles tiempo suficiente.

Practicar cuando van a ir a clase va a ser al principio complicado.

2. No les metas prisa

Cada niño es diferente y no te preocupes si su hermano ya se vestía con 4 años y él con 5 todavía no se pone solo los calcetines. Algunos necesitan más tiempo para madurar y ser más autónomos.

Todos los niños aprenden tarde o temprano a vestirse solos. Tenemos que tener paciencia y practicar más los fines de semana. Podemos empezar animándoles a que se pongan los calcetines todas las mañanas.

Cuando nuestro hijo lo logre, podemos pasar a la siguiente prenda como por ejemplo la camiseta.

3. Fomenta su creatividad

Los fines de semana podemos dejar que nuestros hijos elijan su propia vestimenta con libertad. ¡Deja que sean creativos! No les interrumpas aunque se pongan la camiseta al revés o no logren abotonar la camisa. Se divertirán e irán aprendiendo como vestirse con diferentes prendas.

4. Marca recompensas

Vestirse solo es complicado para la mayoría de los niños. Por eso una buena idea es darles alguna recompensa. Podemos hacer un cuadro con los días de la semana y marcar con una “x” los días que han logrado vestirse solos y si logran un mínimo de 5 tendrán una estrella y una pequeña recompensa.

5. La hora del disfraz

Si quieres que tus hijos vean que vestirse puede ser divertido, crea todas las semanas la hora del disfraz. Puede ser el viernes o el sábado por la tarde. Llena un baúl con disfraces y déjales que se pongan solos vestidos, gorros o zapatos. ¡Se divertirán un montón y aprenderán a vestirse!

ConsejosPsicologíaAutoestima Autonomía

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/psicologia-infantil/como-ensenar-nino-vestirse-solo-lograrlo/

Cómo enseñar a los niños a vestirse y desvestirse solos

Enseña a tu niño a vestirse solo

Es importante enseñar a los niños y niñas a hacer actividades autónomas desde bien pequeños. Ya sea poner o recoger la mesa, cepillarse los dientes o el pelo, atarse los zapatos, etc. Pero, en este caso nos centraremos en un hábito que forma parte de su aprendizaje y estética diaria: enseñar a los niños a vestirse y desvestirse solos.

Los hábitos les ayudan a sentirse independientes, tener seguridad en si mismos y así forjar su personalidad. Por ello, es importante que los padres fomenten  la práctica autónoma de estos actos comentados con anterioridad.

¿Por qué es importante que aprendan a vestirse solos?

Muchos padres creen que lo mejor es ayudar a sus pequeños a vestirse y desvestirse. No obstante, en lugar de ayudarles les están provocando lo contrario a lo que buscaban. Les están poniendo obstáculos en su crecimiento personal y en su libertad.

Con esto, no queremos decir que no haya que ayudar a los niños y más cuando precisan de ayuda.

Lo que queremos decir es que hay que aportarle los conocimientos y herramientas necesarias para que aprendan a hacerlo por ellos solos.

Ya que, a partir de una determinada edad, si les enseñamos a hacer las cosas sin la ayuda de los mayores, conseguiremos estimular su confianza, autonomía y seguridad.

La autonomía de los niños/as

Cuando un niño o niña muestra el deseo de ser independiente con tareas cotidianas como es el vestirse, los padres deben aplaudir esa actitud del pequeño y animarla. Cuando el niño/a quiere vestirse solo, hay que aprovechar esa oportunidad.  Los adultos debemos enseñar cómo se hace, ayudando cuando lo necesite y animar a que poco a poco les irá resultando más fácil la tarea.

¿A qué edad debemos empezar a promover la autonomía del niño?

La edad depende de cada niño/a, puesto que cada uno es un mundo y no por ello tenemos que frustrarnos ni hacer que los pequeños se agobien con el tema, cada uno tiene un ritmo de aprendizaje y más cuando se trata del tema de los hábitos. Algunos niños, desde bien pequeños, ya hacen el intento de ponerse gorros o quitarse los zapatos y los calcetines. Pero la edad ideal para que empiecen a vestirse y desvestirse solos es alrededor de los 3 años.

Como consejo, es más fácil aprender a desvestirse que no el acto contrario. ¿Y por qué? Quitarse la ropa ellos solos les resultará una tarea más sencilla porque tiene que dedicar menos tiempo, ya que no se encontrarán con el “problema” de que tener que tener que colocar las piezas de ropa de una forma concreta (el talón del calcetín en su sitio, cada zapato en su pie correspondiente, …). Al desvestirse no es importante si los calcetínes quedan girados, si la camiseta se da la vuelta,….

Una vez “aprenda” a desvestirse, el siguiente paso para el niño/a vestirse solo/a.

Y, ¿cómo lo hacemos? Un truco sencillo para que lo más pequeños se vayan habituando al hecho de usar la ropa es invitándoles a vestir/desvestir muñecos.

Así pondrán en práctica cómo colocar la camiseta, pantalones, vestidos… Además, lo verá como un juego divertido y tendrá ganas de ponerlo en marcha con él mismo.

No hay que olvidar que, al principio, hay que practicar con prendas fáciles (como prendas anchas, sin botones, ….). En la primera etapa del niño debemos facilitarle pantalones o faldas elásticos, zapatos con cierre de velcro, etc.

Por último, tenemos que ir sin prisas en este aprendizaje que supone un gran reto para el pequeño. Para vestirse hay que tener paciencia  y dar la oportunidad de hacerlo y aprender en base a la práctica.

Así que hay que disponer del tiempo necesario para hacerlo con tranquilidad para no añadir presión al hecho de vestirse (un buen momento puede ser cuando vuelva del cole por la tarde, empezando con prendas para estar por casa como el pijama o ropa cómoda).

Pero, lo más importante para que un niño se esfuerce y se motive para vestirse es elogiándole. A todos nos gusta que nos digan las cosas que hacemos bien, así que, ¿por qué no premiarle con una felicitación? Se sentirá feliz y premiado con nuestro orgullo y eso le empujará a motivarse para vestirse más y mejor.

 

Fuente de información:

http://www.ellahoy.es/mama/articulo/como-ensenar-a-los-ninos-a-vestirse-solos/230523/

Fuente de las imágenes:

http://www.pekelandia.com.py/fomentar-la-autonomia-y-aprendizaje-de-nuevas-habilidades-d259

www.orientacionandujar.es/2014/12/20/plantilla-para-aprender-atarse-los-cordones

Источник: https://efisiopediatric.com/como-ensenar-a-los-ninos-a-vestirse-y-desvestirse-solos/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: