Enseña a tu niño modales en la mesa

Buenos modales en la mesa para niños; ¡Guía completa!

Enseña a tu niño modales en la mesa

Los buenos modales en la mesa forman parte de la educación esencial para cada niño.

Desde que comienzan a compartir estos momentos en familia disfrutando de una comida con adultos y otros niños mayores, los peques pueden comenzar a aprender cómo comportarse correctamente, con las normas de conducta y respeto hacia el resto de comensales que le serán de gran utilidad a lo largo de su vida.

Comportarse de manera adecuada se aprende imitando y practicando. Los niños no nacen sabiendo cómo sentarse correctamente, ni cómo utilizar los cubiertos y el resto de elementos que tienen delante a la hora de participar en una comida.

Publicidad

El momento idóneo para comenzar con su educación es a los 2 o 3 años, aunque nunca es tarde para que un niño de cualquier edad aprenda buenos modales en la mesa.

Vamos a ver paso por paso cuáles son los modales y normas en la mesa que los niños deben aprender, y cómo podemos inculcar los padres estos buenos hábitos sin que nos resulte complicado.

La manera en la que los niños se comporten en la mesa determina su relación con la familia, pero también la forma en la que ven la comida, lo que influirá de manera directa en su alimentación.

Normas educativas básicas

Desde bien pequeños, es crucial que los niños aprendan a comportarse en la mesa con respeto, que aprendan a alimentarse correctamente y a saber reconocer el privilegio de disfrutar cada día de una comida rica y saludable.

Publicidad

A la hora de comer hay muchos factores que intervienen, y cada uno tiene su importancia como base de la educación del niño en los primeros años de vida. La comida en la mesa es algo que se repite cada día, varias veces al día.

A veces se hace solo, otras veces en compañía de la familia, y en ocasiones adquiere un carácter más formal cuando se trata de una ocasión especial o acuden determinados invitados.

Comer en la mesa no es solo alimentarse. Tiene también un componente social y cultural que el niño debe aprender desde edades tempranas para estar preparado para la vida.

Las normas básicas para aprender buenos modales en la mesa son las siguientes:

Lavarse las manos antes de comer

El hábito de higiene antes de la comida es fundamental. Los niños deben aprender que es muy importante comer con las manos limpias, lavándoselas antes de sentarse a la mesa, y también al terminar.

Respetar su lugar

Cada miembro de la familia tiene su lugar en la mesa, y los niños deben aprender a respetarlo. Los peques deben aprender que incluso al comer en una mesa que no sea la habitual, deben esperar a que se le asigne un sitio antes de sentarse.

Sentarse bien

La forma correcta de sentarse en la silla es hacerlo con la espalda recta. Los codos no se colocan en la mesa, y hay que estar quieto sin balancearse en la silla, esperando pacientemente hasta que la cena termine antes de levantarse.

Comer correctamente

Poco a poco los niños pueden ir aprendiendo a usar los cubiertos, la servilleta, y a diferenciar la utilidad de cada uno de los elementos que componen la mesa.

Antes de participar en una comida formal, los peques deben aprender a comportarse y comer correctamente en casa, con suma paciencia, ya que cada niño precisa de un tiempo determinado de adaptación.

Decir ‘por favor’ y ‘gracias’

Aunque son palabras que los niños deben aprender a usar en todos los ámbitos de su vida, también son cruciales en la mesa. Estas expresiones siempre tienen cabida para agradecer cualquier gesto, y es algo a tener en cuenta para los niños, así como también para los adultos.

Guía de buenos modales en la mesa para niños

En primer lugar, debemos tener en cuenta que los niños son niños. No podemos esperar que de la noche a la mañana comiencen a comportarse como adultos a la hora de asistir a una cena importante fuera de casa.

Por su naturaleza, tenderán a comportarse como niños, y somos los padres los que debemos darles los buenos modales en la mesa para que comiencen a tener un comportamiento ejemplar.

Estos son los buenos modales en la mesa básicos que los niños aprenden paso a paso a partir de los 2 o 3 años de edad:

  • Lavarse las manos siempre antes de comer
  • Sentarse correctamente, y para ello debemos proporcionarles una silla dónde estén cómodos; tronas para los bebés, y sillas más altas para los niños que no lleguen bien a la mesa
  • No poner los codos en la mesa
  • Colocar la servilleta sobre el regazo, no como un babero
  • Sentarse en la mesa y empezar a comer cuando todos lo hagan, no empezar nunca antes que los adultos a no ser que los padres se lo indiquemos
  • Comer lo que sirven en el plato, o al menos probarlo si se trata de algún alimento que no suele gustar al pequeño
  • Tomar todo lo del plato antes de repetir
  • Masticar con la boca cerrada, al mismo ritmo que los adultos, y utilizar los cubiertos para ello
  • No jugar con los cubiertos
  • Empujar con un trocito de pan, no con los dedos
  • Utilizar la servilleta para limpiarse
  • Limpiarse la boca con la servilleta antes de beber
  • Si el niño necesita algo de la mesa, debe pedirlo a los mayores, nunca levantarse para cogerlo él mismo
  • No levantarse de la mesa hasta que todos hayan acabado

Qué hacer al terminar de comer

Al terminar de comer hay también unas normas de protocolo básicas que los niños aprenden desde el principio:

Publicidad

  • No recoger la mesa hasta haber terminado de comer
  • Esperar al resto de comensales a que terminen
  • Recoger la mesa al terminar
  • Dejar la silla bien colocada
  • Lavarse las manos y los dientes al terminar

Cómo comportarse con invitados

Hay ocasiones en las que los niños salen de su núcleo familiar más cercano, y se enfrentan a una comida o cena fuera de casa o recibiendo invitados. En este caso, los buenos modales en la mesa pueden cambiar un poco, y los peques deben estar igualmente preparados:

  • Antes de sentarse, preguntar qué sitio le corresponde en la mesa
  • Sentarse correctamente, y colocar la servilleta en el regazo
  • Dar las gracias cuando le sirven la comida
  • Si se va a servir el niño, es necesario colocar la fuente cerca del plato para no derramar la comida
  • Esperar a que estén todos servidos antes de empezar a comer
  • Seguir el ritmo del resto de comensales para no terminar ni el primero ni el último
  • Comentar que la comida está rica
  • Ayudar a recoger la mesa al finalizar

Libro de buenos modales para niños

Una herramienta muy útil para enseñar buenos modales en la mesa y un correcto comportamiento en el niño en diferentes ámbitos, es el Mini Diccionario por Imágenes de Panini Books: ‘Los Buenos Modales’.

Se trata de un libro que explicar de manera muy sencilla y divertida, cuáles son los modales que hay que presentar antes los demás, para comportarse adecuadamente.

Tanto en la mesa, en casa, con la familia, en sitios públicos, hasta cómo interactuar con los demás, los más pequeños de la casa podrán aprender a través de dibujos cuáles son las normas de comportamiento más básicas.

Comprar Libro

Este es el libro que hemos usado con nuestra hija desde hace algunos años para ir inculcándole buenos modales. Si bien hemos tenido suerte porque nuestra peque es muy tranquila y desde pequeña se ha portado fenomenal, nunca está de más una ayudita para que los niños comprendan el por qué de algunas normas sociales que a menudo le pueden chocar.

Enseñar a usar los cubiertos

Una de las enseñanzas que pueden resultar algo más complicadas para los niños que comienzan a aprender buenos modales en la mesa, es el uso del cubierto.

A partir de los 3 años no podemos esperar que nuestros hijos manejen con diligencia el cuchillo y el tenedor. Pero podemos aplicar algunas técnicas para que vayan aprendiendo desde edades tempranas.

Cómo usar la cuchara en la mesa

La cuchara es el primer cubierto que los niños empiezan a manejar cuando son más pequeñitos. Es el más sencillo y práctico, que emplean desde que son bebés para llevarse comida a la boca. Para los niños pequeños la cuchara puede suponer un juguete, pero deben conocer la importancia de usarla correctamente para comer y no ensuciarse.

Comienza dejando que sea tu peque quién coja la cuchara con su manita. Puedes ayudarle guiándole para que se la lleve a la boca y sepa cómo usarla. A partir de los 2 años aprenderá a cogerla con el pulgar y el dedo índice, en lugar de usar el puño.

Cómo usar el tenedor en la mesa

Antes de cumplir el año de edad, hay niños que se familiarizan con el tenedor. Muy práctico para tomar algunos alimentos, los peques comienzan cogiendo la comida con la mano para pincharla en el tenedor y después llevársela a la boca.

Es algo normal, deben aprender por su cuenta a base de practicar. Será el niño quién aprenda solo a pinchar los alimentos con el tenedor sin tener que usar las manos. Si necesita un poco de ayuda, guíale con tu mano, dejando que sea él quién sujete el tenedor en todo momento.

Cómo usar el cuchillo en la mesa

El cuchillo es quizás el cubierto más complicado, pero a partir de los 3 años de edad, hay niños que lo pueden manejar bien. Es esta etapa en la que se sienten más preparados para manejar dos cubiertos al mismo tiempo, usando ambas manos.

Enseña a tu peque a pinchar la comida con el tenedor y a cortarla con el cuchillo. Este proceso se aprende más lentamente, y hasta los 5 o 6 años no tendrá la misma soltura que un adulto. Hasta entonces, puedes ayudarle tú cortándole los alimentos en el plato, para que directamente los tome con el tenedor y use el cuchillo para sujetar o empujar.

Educar con el ejemplo

El mejor consejos para que tu hijo o hija aprenda buenos modales en la mesa es que prediques con el ejemplo. Los niños a la edad de 2 y 3 años son como esponjas. Se fijan en todo lo que hacen los adultos, e intentan imitarles.

Si tu peque ve la importancia que tiene para ti el buen comportamiento en la sea, seguirá tu ejemplo. Siéntate bien, enséñale cómo te comportas correctamente en la mesa, y explícale con cuidado cómo y por qué debe hacer cada una de las normas sociales a la hora de comer.

Dedicar tiempo a desayunar, comer y cenar todos juntos en familia es la mejor enseñanza para que tus hijos aprendan a alimentarse correctamente y cuáles son los buenos modales en la mesa a seguir. Tener unos hijos educados es más fácil de lo que imaginas si tú te comportas como te gustaría que lo hicieran ellos, aplicando una enseñanza de vida que es crucial para su desarrollo hasta la etapa adulta.

Источник: https://www.elblogdetubebe.com/buenos-modales-en-la-mesa-para-ninos/

Cómo enseñar a los niños buenos modales en la mesa

Enseña a tu niño modales en la mesa

Podemos definir los buenos modales en la mesa como aquellas normas de conducta que contribuyen a mantener un buen clima en la mesa y a respetar a los demás.

Los niños pueden aprender a comportarse en la mesa de manera adecuada, respetar los alimentos y valorar el privilegio que tenemos al poder comer todos los días disfrutando de una comida apetitosa. Podemos trabajar con nuestros hijos los buenos modales en la mesa partiendo de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo te sientes cuando una persona que come a tu lado se comporta con poca educación?
  • ¿Cómo te sientes cuando una persona que come a tu lado se comporta con educación (limpieza en la mesa, disposición para servir las bebidas)?
  • ¿Crees que es necesario solamente cumplir las normas en algunas ocasiones?

Comenzaremos con unas normas educativas básicas:

  1. Lavarse las manos antes de las comidas.
  2. Sentarse con la espalda recta.
  3. No colocar los codos sobre la mesa.
  4. Colocarse la servilleta de manera adecuada sobre nuestro regazo.
  5. Tomar la comida completa antes de repetir.
  6. Colocarse correctamente aprovechando los espacios y sillas libres.
  7. Arrimarse a la mesa con cuidado, sin arrastrar con fuerza la silla.
  8. Servir la bebida antes de empezar.
  9. Ayudar a poner la mesa y también ofrecerse para recogerla al final.
  10. No comenzar hasta que todas las personas que están con nosotros tengan su plato servido.
  11. Si hay aperitivos, no coger el primero,esperar a que los demás escojan antes.
  12. No coger el último aperitivo que queda en una bandeja sin ofrecérselo a alguien.
  13. Masticar con la boca cerrada y no hablar con la boca llena.
  14. No hacer ruido al masticar.
  15. No sorber la sopa.
  16. No jugar con los cubiertos.
  17. No empujar con los dedos, sino con un trocito de pan.

Una vez que interiorizadas las pautas anteriores, ya podemos entrar a trabajar con un nivel más alto de exigencia los buenos modales en la mesa.

Guía que para compartir con los niños:

Durante la hora de comer:

  • Postura correcta en el asiento, sin balancearnos.
  • No levantarse durante la comida sin permiso.
  • No cambiarse de sitio una vez iniciado el almuerzo.
  • Masticar bien los alimentos.
  • No hablar con la boca llena.
  • Limpiar la boca cada vez que vayamos a beber y al terminar de comer.
  • Levantar la mano si nos falta algo y pedirlo al personal de servicio con educación.
  • Utilizar los cubiertos de manera adecuada y no jugar con ellos.
  • Hablar poco y en tono suave.
  • Comer lo que está servido en el plato y no pedir más hasta que lo termines.
  • Cuando la fruta sea de zumo, no hacerlo; cortarla y tomarla en gajos.
  • Utilizar el pan como acompañamiento.
  • Seguir la secuencia correcta (primer plato, segundo plato y postre)
  • Comer a buen ritmo, no perder tiempo

No obstante, los buenos modales en la mesa pueden variar de una familia a otra, de una cultura a otra, del nivel de confianza que tengamos con nuestros comensales y del tipo de celebración al que asistamos

Después de comer:

  • No recoger la bandeja hasta terminar el último bocado.
  • Esperar a los compañeros fuera del comedor.
  • Colocar bien el asiento y dejar el sitio limpio.
  • Lavarse las manos y los dientes.

Cuando estamos con invitados:

  • Preguntar en qué sitio es conveniente colocarse, no sentarse libremente.
  • Acercar el asiento a la mesa con cuidado y sin arrastrar.
  • Colocar la servilleta sobre las piernas.
  • Dar las gracias cuando nos sirvan la comida.
  • Si te sirves tú coloca el plato cerca de la fuente para no derramar la comida.
  • Si te sirves tú no te pongas demasiado, es preferible que repitas después de que se hayan servido todos.
  • No comenzar a comer hasta que estén todos servidos.
  • Comentar qué tal está la comida, si es apetitosa…
  • Adaptarse al ritmo de los comensales, no es conveniente correr mucho y terminar el primero, pero tampoco el último.
  • Colaborar en la recogida de la mesa con todos.
  • Comer un poquito de todo aunque no agrade.

Los buenos modales:

  • Tranquilizan a la gente.
  • Impresionan a la gente.
  • Es un modo de respetarse a sí mismo.
  • Si los tienes gustarás más a la gente.
  • Son atractivos y te hacen sentir bien.
  • Hacen que los demás se sientan bien.
  • Del modo como actúas te tratarán a ti.
  • Si nadie fuera educado el mundo sería un caos.

Extraído del libro ¡Qué maleducado! J. Parker.

Ediciones Palabra

Consejos sobre los buenos modales que podemos pedir a nuestros hijos:

  1. Sentido común. Es importante recordar que son niños y por ello descartar unos modales demasiado rígido.
  2. Los modales deben estar de acuerdo con la edad del niño/a.

    Empezaremos por modales básicos y poco a poco introduciremos nuevos modales.

  3. Comenzar por los modales más básicos y luego ir introduciendo los demás de forma progresiva y no de golpe.

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.

roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com/

Источник: https://www.conmishijos.com/educacion/comportamiento/como-ensenar-a-los-ninos-buenos-modales-en-la-mesa/

¿Cómo enseñar buenos modales en la mesa para niños? >

Enseña a tu niño modales en la mesa

La edad no es una excusa para que los niños y niñas se comporten en la mesa. Durante las comidas y cenas en compañía, en casa de otras personas o fuera de casa, como en restaurantes, es frecuente ver comportamientos inadecuados de los más pequeños.

Con unas pequeñas pautas educativas para comportarse en la mesa estos problemas pueden solventarse fácilmente. Es agradable comprobar que sobre todo los más pequeños saben estar de una manera correcta en una comida o cena, aunque a algunos adultos tampoco deberían olvidarse.

Buenos modales

Una cosa a tener en cuenta y que es muy importante para saber llevar está situación es que los niños no son adultos, por lo tanto no podemos pretender que actúen como tales.

En mayor o menor medida, alguna vez nos hemos cruzado en un restaurante con algún pequeñajo o pequeñaja un poco “trasto”… y no hay forma de hacerles entrar en razón.

Eso ocurre porque no es el momento de enseñarles modales en la mesa, es algo que deben tener interiorizado con anterioridad. Algunas de estas normas son:

  1. Limpiarse las manos antes de sentarse en la mesa.
  2. Sentarse correctamente con la espalda recta en el respaldo de la silla.
  3. No empezar a comer antes de tiempo. Comenzar cuando todo el mundo lo haga o se les dé permiso para ello.
  4. Responder “no, gracias” o “sí, por favor” cuando se ofrece algo de comida.
  5. Masticar con la boca cerrada.
  6. No hablar con la boca llena.
  7. No gritar ni chillar en la mesa (ni fuera de ella).
  8. Limpiarse con la servilleta, nada de usar las mangas del jersey.
  9. Si algún alimento no es de su agrado, que lo deje o lo aparte, pero que no juguetee con él.
  10. No empujar la comida con los dedos, sino con un trozo de pan.
  11. Ofrecerse para colaborar en recoger la mesa.

Juegos y actividades para mejorar sus modales

Quizá algunas de las normas para tener unos buenos modales en la mesa resulten difíciles.

Sobre todo para los niños y niñas de menor edad, que loúnico que les apetece es estar jugando y pasándolo en grande con sus amigos y amigas y sus juguetes.

Por eso una buena forma de educarles es a través del juego, y de este modo aprenderán la importancia de los buenos modales. Aquí te proponemos algunos muy interesantes:

El Sheriff del Oeste

Es un juego sencillo y gracioso que si se ejecuta bien resulta muy efectivo. El niño o niña es el Sheriff del Oeste. El Sheriff tiene que cumplir la Ley, por lo que las manos debajo de la mesa quedan prohibidas (imaginamos que originado por las armas de fuego escondidas) así que ambas manos han de estar visibles.

El Sheriff no puede tener bigotes, así que debe limpiarse la boca antes y después de beber y después de comer. Además, el Sheriff se encarga de que todos los demás cumplan la ley y no se porten mal.

El objetivo es que siendo él o ella la cabeza de mando el juego le parecerá más divertido, a la vez que se convierte en educativo por el hecho de cumplir los buenos modales en la mesa. Quizá sean necesarias varias veces de explicación hasta que entienda por completo el juego, pero si se hace bien merece la pena.

Juego de rol

El juego de rol consiste en un intercambio de papeles. Se crea una situación ficticia con platos y cubiertos en la mesa y, por supuesto, comida.

Los niños y niñas ejercen de padresy madres mientras que los adultos actúan como lo harían los pequeños (chillando, gritando, berreando, sin comer, portándose mal, etc.).

Son los más pequeños los que deben corregir los malos comportamientos y ver de qué manera son resolutivos. El objetivo del juego consiste en terminar haciendo caso a lo que los niños (en su papel de adulto) digan para que los niños dejen de portarse mal.

De este modo, una vez se recuperen los papeles y una situación igual suceda, los adultos podrán utilizar los mismos métodos y ellos asociarán que es la manera correcta de actuar.

Preguntas y respuestas

Preparando un juego de preguntas y respuestas sobre modales en la mesa, pero sin que parezca aburrido. Se pueden preparar preguntas del tipo “¿qué hay que hacer antes de empezar a comer?” o “¿dónde no se deben poner las manos mientras se come?”.

Por cada respuesta acertada se gana un punto. También se pueden poner situaciones ficticias en las que hay que demostrarlo a modo de práctica sentado en la silla, para que no solo aprendan la teoría.

El que gane más puntos puede tener algún tipo de premio como elegir el postre o una actividad para el día siguiente.

Detective de modales

Este juego también es sencillo, quizá parecido al del Sheriff. Se trata de corregir y desvelar los malos modales que todos los comensales tienen en la mesa.

Tanto por parte de los adultos a los pequeños como viceversa. Se ganan puntos por corregir y también se pierden puntos por no tener buenos modales.

También se puede obsequiar al ganador con algún premio, para que la motivación sea mayor.

Si te han gustado estas técnicas, entra en el blog de Choví. Puedes encontrar todo tipo de trucos e ideas para tus hijos e hijas y un montón de recetas. ¡Te esperamos!

Etiquetas: Choví Kids, Infancia, Mundo Choví

Источник: https://www.chovi.com/es/blog/buenos-modales/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: