Enseña a tu niño modales en la mesa

10 consejos para enseñar buenos modales

Enseña a tu niño modales en la mesa

Inculcar buenos modales a los niños es una de las mayores preocupaciones que solemos tener como padres y docentes. Ahora bien, enseñar a los niños a comportarse según las normas de convivencia de nuestra sociedad a veces puede parecer una misión imposible, sobre todo cuando son muy pequeños y no nos prestan demasiada atención.

Hoy, en Educo, hablamos sobre los buenos modales infantiles: qué son y cómo inculcarlos. ¡No te lo pierdas!

¿Qué son los buenos modales?

Los buenos modales son, según la Real Academia Española, «acciones externas de cada persona con que se hace notar y se singulariza entre las demás, dando a conocer su buena o mala educación».

En otras palabras, son las normas de conducta institucionalizadas en cada sociedad para mostrar educación y respeto hacia otras personas.

Justamente su importancia radica en tratarse de reglas comunes a la sociedad en su conjunto.

Para insertarnos en la sociedad debemos respetar dichas normas, por lo tanto como padres es nuestro trabajo enseñárselas a nuestros hijos.

Cómo enseñar buenos modales a los niños

Inculcar buenos modales a los niños muchas veces es una tarea difícil, ya sea porque los niños son aún pequeños, porque no nos escuchan o simplemente, porque se rebelan y no quieren cumplir con las reglas que nosotros les planteamos. Sea cual fuere la razón, no puedes perderte estos consejos. ¡Te ayudarán!

1. Da ejemplo

Lo repetimos continuamente y no nos cansaremos de hacerlo: tú eres el espejo en el que se miran tus hijos. El primer paso para que aprendan buenos modales es ¡verte a ti ejerciéndolos! No olvides dar las gracias, decir por favor y pedir perdón, incluso cuando te dirijas a tus hijos más pequeños. Recuerda que los niños copian nuestras actitudes.

2. Teatro con muñecos

Coge muñecas o muñecos de tus hijos y juega con ellos. La idea es ejemplificar escenas de la vida cotidiana haciendo que un muñeco se comporte con buenos modales y otro sin ellos. Hablar con tus hijos sobre las actitudes de cada muñeco les ayudará a entender qué es socialmente aceptable y qué no.

3. Juego de asociación

Puedes preparar un juego de asociación imprimiendo imágenes de niños con buenos y con malos modales. ¡A los pequeños les encantará la idea!

4. Juego para los modales en la mesa

Enseña a tu hijo a limpiar su boca cuando come o bebe agua y a no tener juguetes en la mano mientras está en la mesa con un sencillo juego que hemos encontrado en Bebés y Más:

Dile a tu pequeño que desde ese momento es el sheriff de la casa.

Una de las reglas del juego es que el sheriff no puede tener bigote, con lo cual deberá mantener su boca bien limpia, y la otra regla de oro es que el sheriff y todos los comensales deben mantener las manos a la vista de los demás, sobre la mesa.

¿Por qué? Pues para que todos puedan estar seguros de que nadie apunta con una pistola bajo la mesa.

5. Juego de roles

A los niños suele gustarles mucho disfrazarse y jugar a ser otras personas. Aprovecha este juego a tu favor. Tus pequeños pueden comprar en la tienda que tú regentas o ir a un cumpleaños ficticio y así podrás poner a prueba sus buenos modales.

6. Juegos por turnos

Los juegos de mesa por turnos son ideales para enseñar a los niños a ser pacientes. Piensa en tus hijos cuando estás hablando con otra persona, ¿esperan pacientemente para pedirte algo o interrumpen la conversación? Esta clase de juegos puede ayudarte para enseñarles la importancia del respeto y la paciencia.

7. Canciones sobre los buenos modales

Existen un sinfín de canciones que hablan sobre buenos modales. De hecho, en puedes encontrar varias. A nosotros nos parece muy simpática la que adjuntamos al texto pero ¡escucha varias y escoge!

8. Cuentos infantiles

Leer puede ser una gran opción para enseñar a los niños a adoptar buenos modales. Muchas veces a los pequeños les resulta más sencillo entender qué comportamientos no son correctos cuando ellos no son los protagonistas de la situación. En este enlace encontrarás algunas divertidas opciones de cuentos gratis.

9. El juego de las palabras mágicas

Uno de los participantes es un mago, con varita mágica incluida. Inicia la música y todos bailan hasta que el mago para la música y hace un hechizo.

El mago, por ejemplo, solicita a todos que se conviertan en perros por favor y todos deben imitar a ese animal. El mago da las gracias y comienza la música.

Si el mago olvida las palabras mágicas, cualquiera de las dos, pierde y otro participante se convierte en mago.

10. Ver dibujos animados sobre modales

Beto y las palabras mágicas-1 from Andrés Castro on Vimeo.

La tecnología puede ser un buen aliado para que los niños aprendan buenos modales si sabemos escoger los contenidos. Busca dibujos animados cortos sobre los modales, como el que compartimos contigo, ¡te sorprenderá lo rápido que tus niños los incorporan a la vida diaria!

¿Qué te parecen estas ideas para enseñar modales a los niños? ¿Se te ocurre alguna más?

Derechos de las imágenes: Freepik, Senivpietro-Freepik

canciones , comunicación , cuentos , dialogar , Educación , educación , ejemplo , hablar , juegos , modales , roles , vídeos

Источник: https://www.educo.org/Blog/x-consejos-para-ensenar-buenos-modales-a-los-ninos

¿Cómo enseñar buenos modales en la mesa para niños? >

Enseña a tu niño modales en la mesa

La edad no es una excusa para que los niños y niñas se comporten en la mesa. Durante las comidas y cenas en compañía, en casa de otras personas o fuera de casa, como en restaurantes, es frecuente ver comportamientos inadecuados de los más pequeños.

Con unas pequeñas pautas educativas para comportarse en la mesa estos problemas pueden solventarse fácilmente. Es agradable comprobar que sobre todo los más pequeños saben estar de una manera correcta en una comida o cena, aunque a algunos adultos tampoco deberían olvidarse.

Buenos modales

Una cosa a tener en cuenta y que es muy importante para saber llevar está situación es que los niños no son adultos, por lo tanto no podemos pretender que actúen como tales.

En mayor o menor medida, alguna vez nos hemos cruzado en un restaurante con algún pequeñajo o pequeñaja un poco “trasto”… y no hay forma de hacerles entrar en razón.

Eso ocurre porque no es el momento de enseñarles modales en la mesa, es algo que deben tener interiorizado con anterioridad. Algunas de estas normas son:

  1. Limpiarse las manos antes de sentarse en la mesa.
  2. Sentarse correctamente con la espalda recta en el respaldo de la silla.
  3. No empezar a comer antes de tiempo. Comenzar cuando todo el mundo lo haga o se les dé permiso para ello.
  4. Responder “no, gracias” o “sí, por favor” cuando se ofrece algo de comida.
  5. Masticar con la boca cerrada.
  6. No hablar con la boca llena.
  7. No gritar ni chillar en la mesa (ni fuera de ella).
  8. Limpiarse con la servilleta, nada de usar las mangas del jersey.
  9. Si algún alimento no es de su agrado, que lo deje o lo aparte, pero que no juguetee con él.
  10. No empujar la comida con los dedos, sino con un trozo de pan.
  11. Ofrecerse para colaborar en recoger la mesa.

Juegos y actividades para mejorar sus modales

Quizá algunas de las normas para tener unos buenos modales en la mesa resulten difíciles.

Sobre todo para los niños y niñas de menor edad, que loúnico que les apetece es estar jugando y pasándolo en grande con sus amigos y amigas y sus juguetes.

Por eso una buena forma de educarles es a través del juego, y de este modo aprenderán la importancia de los buenos modales. Aquí te proponemos algunos muy interesantes:

El Sheriff del Oeste

Es un juego sencillo y gracioso que si se ejecuta bien resulta muy efectivo. El niño o niña es el Sheriff del Oeste. El Sheriff tiene que cumplir la Ley, por lo que las manos debajo de la mesa quedan prohibidas (imaginamos que originado por las armas de fuego escondidas) así que ambas manos han de estar visibles.

El Sheriff no puede tener bigotes, así que debe limpiarse la boca antes y después de beber y después de comer. Además, el Sheriff se encarga de que todos los demás cumplan la ley y no se porten mal.

El objetivo es que siendo él o ella la cabeza de mando el juego le parecerá más divertido, a la vez que se convierte en educativo por el hecho de cumplir los buenos modales en la mesa. Quizá sean necesarias varias veces de explicación hasta que entienda por completo el juego, pero si se hace bien merece la pena.

Juego de rol

El juego de rol consiste en un intercambio de papeles. Se crea una situación ficticia con platos y cubiertos en la mesa y, por supuesto, comida.

Los niños y niñas ejercen de padresy madres mientras que los adultos actúan como lo harían los pequeños (chillando, gritando, berreando, sin comer, portándose mal, etc.).

Son los más pequeños los que deben corregir los malos comportamientos y ver de qué manera son resolutivos. El objetivo del juego consiste en terminar haciendo caso a lo que los niños (en su papel de adulto) digan para que los niños dejen de portarse mal.

De este modo, una vez se recuperen los papeles y una situación igual suceda, los adultos podrán utilizar los mismos métodos y ellos asociarán que es la manera correcta de actuar.

Preguntas y respuestas

Preparando un juego de preguntas y respuestas sobre modales en la mesa, pero sin que parezca aburrido. Se pueden preparar preguntas del tipo “¿qué hay que hacer antes de empezar a comer?” o “¿dónde no se deben poner las manos mientras se come?”.

Por cada respuesta acertada se gana un punto. También se pueden poner situaciones ficticias en las que hay que demostrarlo a modo de práctica sentado en la silla, para que no solo aprendan la teoría.

El que gane más puntos puede tener algún tipo de premio como elegir el postre o una actividad para el día siguiente.

Detective de modales

Este juego también es sencillo, quizá parecido al del Sheriff. Se trata de corregir y desvelar los malos modales que todos los comensales tienen en la mesa.

Tanto por parte de los adultos a los pequeños como viceversa. Se ganan puntos por corregir y también se pierden puntos por no tener buenos modales.

También se puede obsequiar al ganador con algún premio, para que la motivación sea mayor.

Si te han gustado estas técnicas, entra en el blog de Choví. Puedes encontrar todo tipo de trucos e ideas para tus hijos e hijas y un montón de recetas. ¡Te esperamos!

Etiquetas: Choví Kids, Infancia, Mundo Choví

Источник: https://www.chovi.com/es/blog/buenos-modales/

8 Trucos para enseñar a los niños a comportarse en restaurantes

Enseña a tu niño modales en la mesa

El salir a comer con niños, puede ser una experiencia muy estresante, para ello es importante elegir bien el lugar, pensar en la comodidad de los niños y por supuesto enseñarles buenos modales en la mesa.

Existen restaurantes que no quieren a niños gritando o buscan que éstos sean respetuosos con la gente y el lugar.

Estar en un restaurante con niños pequeños no es fácil, porque no siempre se puede controlar su comportamiento y puede hacer menos relajante la comida del resto de personas en el comedor.

¿Cómo enseñamos a los niños a comportarse en este tipo de lugares?

Sin duda, enseñar a los niños a saber actuar en diferentes situaciones es importante a la hora de mejorar su confianza y desarrollar sus habilidades sociales.

Os facilitamos una serie de técnicas útiles para poder hacer con los niños una salida a un restaurante, con las que podréis ver si los pequeños están listos para ello.

1. Asegurarse de que los niños son bienvenidos

No en todos los restaurantes se aceptan niños, algunos son muy explícitos al respecto, otros no. Llamar antes para aseguraros de que no hay problema si vais con niños.

Esta es una buena oportunidad para cerciorarse, además, de si tienen o no menú para niños o algún menú que sepáis que vuestros hijos puedan comer. En algunos sitios podrán adaptar un plato para que el pequeño se lo coma y no contenga alimentos complicados.

2. Bonito y familiar

Si es la primera vez que salís toda la familia juntos, escoged un sitio bonito, no demasiado lujoso y familiar. En un principio no pidáis demasiada comida, evitar los aperitivos y calcular lo que vuestros hijos sean capaces de ingerir.

3. Comer pronto

Un niño hambriento o cansado no agrada a nadie, por ello no vayáis muy tarde al restaurante. Un buen momento puede ser después de una pequeña siesta por la tarde.

Si váis antes de tiempo al restaurante el ambiente estará más tranquilo y no molestaréis al resto de comensales, además el servicio está menos agotado y os atenderá mejor.

4. Llevar una distracción

En el caso de que el niño se aburra o no pueda tener ningún entretenimiento en el restaurante elegido, es bueno llevar algunos juguetes, libros, dibujos para colorear o cualquier material que lo mantenga distraido y sin molestar al resto de comensales.

Se recomienda dejar los aparatos electrónicos en casa, como el iPad, iPods, consolas… porque a veces estos dispositivos no son los más adecuados para mantener tranquilos a los niños.

5. Explicar a los niños lo que se espera de ellos

Antes de salir de casa comentar con vuestros hijos qué tipo de comportamiento esperáis por su parte una vez os encontréis en el restaurante, como señal de respeto a los demás.

Estas expectativas cambian en cada padre, pero en general se suele pedir que los niños se sienten correctamente en la mesa, que no hablen muy alto, coman con los cubiertos y tengan buenos modales.

6. ¿Dónde sentarse?

Es mejor pedir una mesa en una esquina que una que se encuentre en el centro del restaurante, o al menos preguntar por algún lugar en el que no estemos muy visibles o podamos molestar al resto de personas.

Se trata de encontrar una especie de «área privada», lo cual ayudará a mantener el ruido de los niños o cualquier problema aparte del resto de comensales. La experiencia será más agradable para todos.

7. No tengáis miedo a imponer disciplina

Si los niños se portan mal debéis actuar sobre ese mal comportamiento sin llegar a crear una escena de ello. Muchas veces son los mayores los que superan el volumen de los niños al querer arreglar la situación.

Podéis llevar a los niños al servicio o fuera del lugar si la cosa se pone más complicada.

8. Siempre decir «gracias»

Los restaurantes son los lugares ideales para enseñar a los niños modales y formas de corregir su conducta.

Debéis aprovechar esta oportunidad para explicar lo importante de decir «por favor» y «gracias» a los camareros que nos atienden.

En nuestra sección Restaurantes con niños encontrarás una amplia oferta de lugares a los que ir, adaptados a todos, pequeños y mayores.

¡Bon Appetit!

ConsejosEducación en casa

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-en-casa/8-maneras-de-disfrutar-en-restaurantes-con-ninos/

Cómo enseñar a los niños buenos modales en la mesa

Enseña a tu niño modales en la mesa

Podemos definir los buenos modales en la mesa como aquellas normas de conducta que contribuyen a mantener un buen clima en la mesa y a respetar a los demás.

Los niños pueden aprender a comportarse en la mesa de manera adecuada, respetar los alimentos y valorar el privilegio que tenemos al poder comer todos los días disfrutando de una comida apetitosa. Podemos trabajar con nuestros hijos los buenos modales en la mesa partiendo de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo te sientes cuando una persona que come a tu lado se comporta con poca educación?
  • ¿Cómo te sientes cuando una persona que come a tu lado se comporta con educación (limpieza en la mesa, disposición para servir las bebidas)?
  • ¿Crees que es necesario solamente cumplir las normas en algunas ocasiones?

Comenzaremos con unas normas educativas básicas:

  1. Lavarse las manos antes de las comidas.
  2. Sentarse con la espalda recta.
  3. No colocar los codos sobre la mesa.
  4. Colocarse la servilleta de manera adecuada sobre nuestro regazo.
  5. Tomar la comida completa antes de repetir.
  6. Colocarse correctamente aprovechando los espacios y sillas libres.
  7. Arrimarse a la mesa con cuidado, sin arrastrar con fuerza la silla.
  8. Servir la bebida antes de empezar.
  9. Ayudar a poner la mesa y también ofrecerse para recogerla al final.
  10. No comenzar hasta que todas las personas que están con nosotros tengan su plato servido.
  11. Si hay aperitivos, no coger el primero,esperar a que los demás escojan antes.
  12. No coger el último aperitivo que queda en una bandeja sin ofrecérselo a alguien.
  13. Masticar con la boca cerrada y no hablar con la boca llena.
  14. No hacer ruido al masticar.
  15. No sorber la sopa.
  16. No jugar con los cubiertos.
  17. No empujar con los dedos, sino con un trocito de pan.

Una vez que interiorizadas las pautas anteriores, ya podemos entrar a trabajar con un nivel más alto de exigencia los buenos modales en la mesa.

Guía que para compartir con los niños:

Durante la hora de comer:

  • Postura correcta en el asiento, sin balancearnos.
  • No levantarse durante la comida sin permiso.
  • No cambiarse de sitio una vez iniciado el almuerzo.
  • Masticar bien los alimentos.
  • No hablar con la boca llena.
  • Limpiar la boca cada vez que vayamos a beber y al terminar de comer.
  • Levantar la mano si nos falta algo y pedirlo al personal de servicio con educación.
  • Utilizar los cubiertos de manera adecuada y no jugar con ellos.
  • Hablar poco y en tono suave.
  • Comer lo que está servido en el plato y no pedir más hasta que lo termines.
  • Cuando la fruta sea de zumo, no hacerlo; cortarla y tomarla en gajos.
  • Utilizar el pan como acompañamiento.
  • Seguir la secuencia correcta (primer plato, segundo plato y postre)
  • Comer a buen ritmo, no perder tiempo

No obstante, los buenos modales en la mesa pueden variar de una familia a otra, de una cultura a otra, del nivel de confianza que tengamos con nuestros comensales y del tipo de celebración al que asistamos

Después de comer:

  • No recoger la bandeja hasta terminar el último bocado.
  • Esperar a los compañeros fuera del comedor.
  • Colocar bien el asiento y dejar el sitio limpio.
  • Lavarse las manos y los dientes.

Cuando estamos con invitados:

  • Preguntar en qué sitio es conveniente colocarse, no sentarse libremente.
  • Acercar el asiento a la mesa con cuidado y sin arrastrar.
  • Colocar la servilleta sobre las piernas.
  • Dar las gracias cuando nos sirvan la comida.
  • Si te sirves tú coloca el plato cerca de la fuente para no derramar la comida.
  • Si te sirves tú no te pongas demasiado, es preferible que repitas después de que se hayan servido todos.
  • No comenzar a comer hasta que estén todos servidos.
  • Comentar qué tal está la comida, si es apetitosa…
  • Adaptarse al ritmo de los comensales, no es conveniente correr mucho y terminar el primero, pero tampoco el último.
  • Colaborar en la recogida de la mesa con todos.
  • Comer un poquito de todo aunque no agrade.

Los buenos modales:

  • Tranquilizan a la gente.
  • Impresionan a la gente.
  • Es un modo de respetarse a sí mismo.
  • Si los tienes gustarás más a la gente.
  • Son atractivos y te hacen sentir bien.
  • Hacen que los demás se sientan bien.
  • Del modo como actúas te tratarán a ti.
  • Si nadie fuera educado el mundo sería un caos.

Extraído del libro ¡Qué maleducado! J. Parker.

Ediciones Palabra

Consejos sobre los buenos modales que podemos pedir a nuestros hijos:

  1. Sentido común. Es importante recordar que son niños y por ello descartar unos modales demasiado rígido.
  2. Los modales deben estar de acuerdo con la edad del niño/a.

    Empezaremos por modales básicos y poco a poco introduciremos nuevos modales.

  3. Comenzar por los modales más básicos y luego ir introduciendo los demás de forma progresiva y no de golpe.

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.

roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com/

Источник: https://www.conmishijos.com/educacion/comportamiento/como-ensenar-a-los-ninos-buenos-modales-en-la-mesa/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: