Enséñale a cuidar su espalda en la vuelta al cole

Cuida la espalda del niño

Enséñale a cuidar su espalda en la vuelta al cole

La vida sedentaria, las malas posturas, la tendencia a la obesidad y las tallas cada vez más altas de los niños están provocando que los problemas de espalda estén empezando a ser demasiado corrientes. Y muchos de estos problemas puede solucionarse con solo corregir nuestra forma de caminar, sentarnos o dormir. Uno de ellos es la escoliosis.

¿Qué es la escoliosis?

Se trata de una desviación lateral de la columna, que en lugar de ser simétrica dibuja una “s” en su recorrido, acompañada de una rotación vertebral.

Suele producir dolores musculares y, si es muy acusada, problemas respiratorios y cardiocirculatorios.

Existe un pequeño porcentaje de escoliosis de carácter congénito debido a defectos en la formación de las vértebras o de la médula durante la etapa embrionaria. Si embargo, más del 80% es adquirida.

Manual de una espalda sana

Más vale prevenir que curar. Estas son las claves para evitar los problemas de la columna:

  • Caminar: erguido, con los hombros sujetando la columna.
  • Estudiar: el niño debe sentarse en una silla con respaldo anatómico para que la región lumbar quede bien sujeta. Los pies tiene que descansar en el suelo o un escabel y los codos sobre la mesa. Hay que evitar que el cuerpo esté girado o la cabeza inclinada. En cuanto al ordenador, colócaselo de frente, y no con la pantalla a un lado ya que obliga a tener rotado el cuello, y a la altura de los ojos; sitúa el teclado a una distancia que le evite tener los brazos demasiado extendidos. La entrada de la luz debe estar a la izquierda si es diestro. Es fundamental que se levante y camine de vez en cuando.
  • Dormir: la postura más recomendable es boca arriba y con las piernas semiflexionadas, o de costado con las piernas flexionadas. Evita que duerma boca abajo. La almohada debe ser baja y blanda, si duerme boca arriba, y algo más alta y dura si duerme de lado. El somier debe ser firme pero con cierta flexibilidad, y el colchón debe tener un almohadillado suficiente para que abrace la curvatura de la columna, con la firmeza precisa para evitar que se curve y soporte las partes más pesadas de las caderas y el dorso.
  • Ir al colegio: revisa su cartera y enséñale a llevar lo imprescindible.Descarta las bolsas en bandolera. Es mejor que, si no va muy cargado, utilice una mochila bien equilibrada en los dos hombros o, si lleva más peso, un carrito, asegurándote de que no tuerce la columna para tirar de él.
  • Alimentación: tu hijo debe tomar medio litro de leche o de derivados lácteos diarios. Por otra parte, ten en cuenta que la obesidad influye negativamente en los problemas de espalda, no solo porque esta debe soportar más peso, sino porque además la suelen sufrir niños que se mueven menos y tienen una musculatura menos desarrollada.

¿Es bueno el deporte?

Correr, saltar, bailar… y a partir de los cuatro años la natación y el pedaleo son ejercicios que tu hijo puede practicar. La actividad física que se realiza en el colegio es insuficiente. Habría que dedicar unos 45 minutos diarios a la gimnasia.

Pero no todos los deportes son buenos para prevenir la escoliosis. El tenis, la esgrima o el balonmano son deportes unilaterales que, en un principio, podría inducirla más puesto que se trabaja solo una parte del cuerpo.

La experiencia nos dice que no hay deportes prohibidos siempre que se realicen otros compensatorios.

Eso sí, tu hijo debería evitar el levantamiento de pesas por encima de la cabeza, las torsiones bruscas típicas del judo o aquellas actividades que requieren muchas horas de entrenamiento con posturas forzadas, como la gimnasia artística, si ya padece escoliosis.

¿Cómo detectarla?

El diagnóstico definitivo lo realizará un traumatólogo con la ayuda de una radiografía, pero en tu casa puedes poner al médico sobre aviso. Existen algunos signos claros:

  • La cabeza está algo más inclinada o no está centrada respecto a las caderas.
  • Los hombros no están a la misma altura.
  • La espalda curvada.
  • Una cadera o un omóplato más alto o más abultado que otro.
  • Al doblar el tronco hacia delante con las piernas estiradas, un lado está más elevado o prominente que el otro.

Asesoramiento: Dr. Víctor González, especialista en medicina deportiva.

Raquel Burgos

Источник: https://www.guiadelnino.com/salud/salud-en-la-escuela/cuida-la-espalda-del-nino

VUELTA AL COLE 2019: Consejos para cuidar la espalda de tu hijo

Enséñale a cuidar su espalda en la vuelta al cole

No es solo una dolencia que aqueja a los mayores, los menores también sufren de la espalda.

La mitad de los niños y siete de cada diez niñas de entre 13 y 15 años han padecido dolor de espalda, y a partir de esa edad su frecuencia va aumentando hasta hacerse similar a la de los adultos; el ejercicio, aligerar la mochila y evitar el reposo en caso de molestia son la clave para evitar su aparición.

Por este motivo, el Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) y la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (Reide) han puesto en marcha una nueva edición, y ya van 17, de una campaña de prevención de estas dolencias entre los más pequeños.

Es entre los 6 y los 10 años cuando los niños deben adquirir hábitos que obstaculicen la aparición del dolor de espalda y reducir su impacto, ya que a partir de esa edad las molestias van aumentando de forma progresiva y a los 15 la frecuencia es similar a la de los adultos, que alcanza el 80%, ha señalado este miércoles en rueda de prensa el doctor Francisco Kovacks, director de Reide.

Uno de los motivos que lo explican es que a medida que los chicos van creciendo, reducen la actividad física por una forma de ocio pasiva, dedicando el tiempo que antes destinaban a moverse «a la pantalla» de tabletas y teléfonos móviles.

De hecho, ha recordado Kovacs, el 63,6% ni siquiera practica los 60 minutos al día de ejercicio físico recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tal y como ha puesto de manifiesto el reciente informe Pasos de la Gasol Foundation.

Deporte, el peor enemigo del dolor de espalda

Así, el deporte se erige como el peor enemigo del dolor de espalda, «y cuanto más, mejor», con un único «matiz»: la práctica de deporte competitivo, cuasi profesional, se asocia a un mayor riesgo de sufrirlo porque lleva aparejada una mayor posibilidad de padecer lesiones y desequilibrios musculares, por lo que el doctor recomienda seguir estrictamente las pautas de los monitores.

En ello ha coincidido el presidente de CGCOM, Serafín Romero, quien ha lamentado ver cómo «año tras año este problema se eterniza» y que, a pesar de las recomendaciones basadas en evidencias científicas que lanzan cada curso escolar, todavía sea «como predicar en el desierto».

Otra de las medidas que se ha revelado eficaz para combatir esta dolencia, y que tampoco depende de terceros, sino del propio niño y su familia, es evitar el reposo en caso de que aparezca el dolor. «Antiguamente, se prescribían 14 días de reposo, ahora se asocia al aumento del dolor», ha subrayado Kovacs.

Y es que guardar cama más de 48 horas cuando aparecen episodios dolorosos reduce el tono muscular, lo que no solo hace que se prolongue en el tiempo, sino también que se incremente el riesgo de que vuelva a repetirse; por el contrario, mantener el mayor grado de actividad física que permita la molestia acorta su duración y la posibilidad de que vuelva a aparecer en el futuro.

También hay otras formas de prevenir el dolor de espalda infantil, aunque dependen de terceros y de una mayor implicación de las administraciones. La primera es reducir el peso de las mochilas, que en un tercio de los casos sobrepasan el recomendado.

En este sentido, el doctor ha subrayado que, de la misma forma que en el ámbito laboral el porcentaje máximo establecido es del 10% del peso corporal, en el escolar debería ser el mismo.

Prevenir los dolores de espalda

Desde la Confederación de Padres y Madres de Alumnado (Ceapa), María del Carmen Morillas ha hecho un llamamiento para implicar a la comunidad educativa, aunque ha reconocido que en los últimos años sí que se ha percibido un incremento de la sensibilidad de los profesionales de este sector sobre este asunto.

«¿Por qué tienen que llevar libros en un mundo digital?», ha censurado Kovacs, quien ha propuesto que, «de no quedar más remedio que llevar peso», se opte por las mochilas con ruedasy, de no ser tampoco posible, al menos situarla lo más cerca del cuerpo posible y sujetarla con un cinturón.

También apuesta por otras medidas como dividir cada libro es fascículos trimestrales o fomentar el uso de taquillas, así como por adecuar el mobiliario de los centros escolares, sobre todo en los momentos de mayor crecimiento como es la pubertad; algo tan «sencillo» como sillas regulables podría reducir la aparición del dolor de espalda.

Estos y otros consejos están disponibles en «El tebeo de la espalda. Cuida tu espalda en familia», que en esta edición está centrado en la práctica deportiva en el ámbito familiar.

Desde el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat Valenciana han preparado una serie de consejos para organizar las mochilas durante el regreso a las aulas, con el objetivo de prevenir los dolores de espalda entre los escolares. Las recomendaciones se centran en distribuir adecuadamente el peso; empujar en vez de arrastrar las de carrito con ruedas y elegir tirantes anchos en las de colgar.

Así, para evitar estas dolencias en los escolares, recomiendan distribuir bien el peso colocando los objetos más pesados en la parte más cercana a la espalda y los más ligeros a continuación. Además, destacan que el peso total no debe sobrepasar el 10-15% del peso corporal del menor.

En el caso de optar por mochilas tipo carrito, estos especialistas recuerdan que es preferible que lleven un asa fija regulable a la altura de cada niño.

Para evitar lesiones, se debe empujar en vez de arrastrar. A la hora de subir escaleras, si el trolley tiene asas, debe ponerse en la espalda, como la tradicional.

Si no, se coge en los brazos y se pega lo máximo al cuerpo.

En los supuestos de mochila de asas, los tirantes deben ser anchos y acolchados y hay que llevarla siempre colgada de los dos hombros y lo más pegada al cuerpo.

Tiene que quedar a la altura de la zona lumbar, un poco por debajo de la cintura. Si cuenta con tirantes para ajustarlos al pecho y a la cintura, «aún mejor para repartir el peso», detallan.

Además, para colocarla en la espalda, es recomendable subirla a una mesa en lugar de agacharse.

Ver los comentarios

Источник: https://www.abc.es/familia/padres-hijos/abci-vuelta-cole-2019-consejos-para-cuidar-espalda-hijo-201909090058_noticia.html

Enséñale a cuidar su espalda en la vuelta al cole

Enséñale a cuidar su espalda en la vuelta al cole

En torno a un 27% de los adolescentes presentan dolor de espalda habitual durante el año escolar y requieren atención médica. Llevar mochilas de espalda bien ajustadas, tener buenos hábitos posturales y practicar habitualmente deporte previene y mejora las asimetrías posturales

Indice

Los problemas de espalda crecen en niños

La vuelta al colegio y el final de las vacaciones acarrean la adopción de malas prácticas posturales. La espalda sufre mucho cuando se pasan tantas horas sentado en una posición inadecuada o al portar excesivo peso de manera incorrecta. Según los Dres.

José Luis González López, Óscar Riquelme y Luis Esparragoza, miembros de la Unidad de la Columna del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, el porcentaje de pacientes que acude a este servicio por problemas de espalda debido a malos hábitos posturales es muy elevado, y en particular, en el caso de los niños la cifra alcanza el 30%.

Las malas posturas influyen sobre la espalda de los niños, ya que, al ser organismos en pleno crecimiento, lo que en principio es un vicio postural, acaba convirtiéndose en defecto estructural. Y es entonces donde aparecen los problemas y lesiones que requieren tratamiento y cuidados médicos.

Es habitual escuchar que el niño no debe cargar más de un 10% del peso corporal en la mochila, pero tampoco hay que ser alarmistas, como señala el traumatólogo José Luis González López: “es excepcional que un niño transporte más de 10-15 minutos la mochila, los colegios habitualmente están cerca y, mientras se desplaza en coche o ruta, suele dejar la mochila en el suelo”. Cuestionado sobre las mochilas más adecuadas, el Dr. recomienda “las mochilas de espalda, siempre que vayan bien colocadas, mejor que las de ruedas, ya que éstas generan una rotación del tronco que es nociva para la columna”.

Las malas posturas pueden provocar lesiones permanentes

Muchos escolares acostumbran a dejarse caer sobre el asiento, acostándose con la pelvis en la punta de la silla y los hombros apoyados en el respaldo. Esta postura no sólo se adopta en clase, sino también delante del ordenador o mientras juegan con la videoconsola o el móvil.

Esto genera cifosis, es decir, una incurvación de la espalda hacia atrás, que puede hacerse fija, degenerando en la Enfermedad de Scheuermann.

También son nocivas las inclinaciones laterales (apoyar un brazo o la cabeza en la mesa), ya que pueden originar asimetría de hombros y escoliosis secundarias que, en algunos casos derivan en deformidades reales.

Las lesiones derivadas de malas posturas son más habituales en los adolescentes, pues a las horas que pasan sentados en clase se añade el tiempo que emplean en casa haciendo los deberes. Por otra parte, en la pre-adolescencia, comienza el brote de crecimiento vertebral, el llamado “estirón” de la columna, que llevará al raquis a obtener la morfología definitiva.

Por ello, son especialmente nocivos los malos hábitos posturales.

“Al estrés local que supone el crecimiento se añade una asimetría postural en la musculatura del tronco que, además de producir dolor mecánico, puede producir deformidades estructurales de por vida” asegura el Dr. González López, de la Unidad de la Columna del Hospital Nisa Pardo de Aravaca y profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

A largo plazo, estas alteraciones influirán sobre la calidad de vida del adulto: provocarán una mayor incidencia de artrosis y deformidades degenerativas, un dolor más habitual y más cantidad de bajas laborales.

Buenos hábitos posturales y deporte

Es importante inculcar desde edades tempranas buenos hábitos posturales, así como practicar de deporte activo de manera habitual para mejorar el tono muscular; de esta manera, se prevendrá el dolor muscular y mejorarán las asimetrías posturales. Los Dres. señalan que el mejor ejercicio es el que permite un deporte armónico, es decir, en el que se emplee todo el cuerpo, sin asimetrías: fútbol, baloncesto, vóley, atletismo, natación, etc.

Por otra parte, desde la Unidad de la Columna, los Dres.

José Luis González López, Óscar Riquelme y Luis Esparragoza recomiendan un estudio radiológico y una evaluación clínica siempre que se observe en el niño alguna asimetría en el tronco o si tiene malos hábitos posturales que los no sea capaces de corregir. El dolor de espalda frecuente también debe ser motivo de consulta, ya que existen enfermedades de crecimiento de la columna que provocan dolor y pueden exigir algún tratamiento.

Escoliosis

Definición:

La escoliosis es la alteración de la columna vertebral caracterizada por una desviación o curvatura anormal en el sentido lateral, en una vista anterior o posterior de la columna, que da lugar a una curva escoliótica.

La escoliosis infantil, presente en menores de 3 años, puede ser consecuencia de defectos de nacimiento, enfermedades en los nervios y músculos (distrofia muscular o parálisis cerebral), lesiones, infecciones y tumores.

Síntomas:

Hombros disparejos. Clavículas, costillas u omóplatos prominentes (en el caso de los omóplatos, uno más que el otro). Cintura dispareja. Caderas elevadas. Inclinación hacia un costado. A consecuencia, la cabeza no está centrada con la pelvis. Dolor crónico en la espalda (generalmente si se deja sin tratar durante varios años, aunque son pocos).

Tratamiento:

Según la gravedad de la enfermedad, el tratamiento será uno u otro. A veces, la escoliosis desaparece con el crecimiento del niño. Otras veces son necesarios ejercicios correctores y rehabilitantes, deportes como la natación, fajas ortopédicas… Si la escoliosis es patológica, puede ser necesario una intervención quirúrgica.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/desarrollo-infantil/ensenale-a-cuidar-su-espalda-en-la-vuelta-al-cole-6889

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: