¿Es posible quedarse embarazada a la primera?

¿Cuánto tiempo lleva quedarse embarazada?

¿Es posible quedarse embarazada a la primera?

Muchas parejas presuponen que concebirán rápidamente. Sin embargo, es bastante normal que una pareja de menos de 35 años y en buen estado para concebir tarde hasta un año.

  • Solo algo más de un tercio de las parejas sanas concebirán en el primer mes en que lo intenten.1
  • Si tienes menos de 35 años y te encuentras en buen estado de salud, es perfectamente natural que tardes hasta un año.
  • No obstante, en el caso de las mujeres de 38 años, el 67 % puede quedarse embarazada transcurridos dos años desde que comienza a intentarlo teniendo relaciones sexuales sin protección con regularidad.2
  • Hasta una de cada dos parejas podría estar intentando concebir en el momento equivocado.3 Dado que solo puedes quedarte embarazada en el día de la ovulación y en los días previos, es importante que se tengan relaciones sexuales durante ese periodo.
  • Se calcula que aproximadamente una de cada siete parejas tiene dificultades para concebir.4
  • Los tests de ovulación Clearblue te ofrecen una precisión superior al 99 % en la detección del aumento de la hormona luteinizante (LH), que se produce entre las 24 y las 36 horas previas a la ovulación.
  • Aunque el estrés agudo nunca es bueno para la salud, no impedirá que te quedes embarazada, a menos que interrumpas tus periodos o tu vida sexual.

¿Cuánto se tarda?

Cuando una pareja empieza a intentar concebir, espera y desea tener éxito rápidamente.

Más de la mitad de las mujeres esperan quedarse embarazadas en seis meses y las de menor edad suelen prever quedarse embarazadas mucho antes.

Sin embargo, en un estudio realizado con más de 1400 mujeres, que habían planificado su embarazo más reciente, se observó que entre el 30 y el 44 % tardó más de lo que había previsto.5

Un factor común, y de fácil solución, es una mala planificación de las relaciones sexuales.6 Hasta la mitad de las parejas puede estar intentando concebir en el momento equivocado porque desconoce cuándo son los días más fértiles.3

Como se muestra en el gráfico anterior, tienes una mayor probabilidad de concebir si tienes relaciones sexuales el día de la ovulación o el día anterior (cuando se detecta el aumento de la LH), pero también hay posibilidades de quedarte embarazada en los días previos a la ovulación.

Si has intentado quedarte embarazada durante más de un año, te recomendamos que consultes a tu médico.

¿Cómo puedo quedarme embarazada más rápido?

Puedes aumentar las probabilidades de quedarte embarazada si planificas las relaciones sexuales para el día de la ovulación (cuando tu cuerpo libera un óvulo) o para los días anteriores.

Los tests de ovulación detectan el aumento de la hormona denominada «hormona luteinizante» (LH), la cual alcanza tus niveles máximos entre las 24 y las 36 horas previas a la ovulación.

Utilizar un test de ovulación en cuanto comienzas a intentar concebir te ayudará a conocer tu ciclo menstrual, así como a identificar rápidamente cualquier irregularidad en la duración de este.

Si bien un test de ovulación no puede hacer que te olvides por completo del estrés, sí que puede ofrecerte la confianza de que estás maximizando tus probabilidades de quedarte embarazada.

Los tests de ovulación Clearblue ofrecen una precisión superior al 99 % en la detección del aumento de la LH.

Si, transcurridos tres ciclos mensuales, no se ha detectado ovulación (máxima fertilidad), te aconsejamos que acudas al médico.

Conoce los cambios hormonales a lo largo de los ciclos

¿Puede afectar la edad a mi capacidad para quedarme embarazada?

Si tienes más de 35 años, quizás sea mejor que lo intentes solo durante seis meses antes de pedir ayuda. Si tu edad supera los 40 años, es recomendable que consultes a tu médico en cuanto decidas quedarte embarazada.

El motivo de haber distinguido los consejos anteriores según la edad de la mujer es porque esta desempeña un papel fundamental en la probabilidad de quedarte embarazada. La fertilidad natural de una mujer comienza a disminuir al aproximarse a los 30 años, dado que dispone de menos óvulos y la calidad de los restantes es probable que sea inferior a la que tenían cuando era más joven.

Después de los 35 años, la disminución del número de óvulos alcanza un nivel crítico y, después de los 40, las probabilidades de quedarse embarazada son mucho más reducidas. Este hecho se manifiesta no solo en la concepción de forma natural, sino también en la reproducción asistida.

Según la Autoridad de Embriología y Fecundación Humana (Human Fertilisation and Embryology Authority) del Reino Unido, alrededor del 95 % de las mujeres de 35 años que tienen relaciones sexuales sin protección con regularidad se quedan embarazadas tres años después de comenzar a intentarlo, pero, en el caso de las mujeres de 38 años, solo el 75 % lo consigue.2

El gráfico anterior muestra la repercusión de la edad en la disminución de las probabilidades de concebir.

Profesor Bill Ledger, especialista en fertilidad

Sabemos que el interés por el sexo y placer que provoca pueden disminuir rápidamente si no se logra concebir, lo que genera una mayor presión en la relación.

Además, las mujeres de hoy en día tienden a tener mayor edad cuando intentan concebir por primera vez, por lo que no pueden permitirse relajarse en cuanto al momento de la concepción, como ocurría en generaciones anteriores.

Esto es especialmente importante cuando la pareja planea tener dos o tres hijos.

¿Puede el estrés afectar a la fertilidad?

Probablemente, el estrés tenga una influencia mínima en la capacidad de las mujeres para quedarse embarazadas.

Existen estudios que han demostrado que las hormonas del estrés se activan en las deportistas de élite y en las mujeres que presentan una secreción baja de la hormona femenina (con trastornos alimenticios o problemas de peso bajo), lo que puede influir en su capacidad para liberar óvulos.

Sin embargo, el estrés cotidiano habitual puede no influir en tal medida en tu capacidad para quedarte embarazada. Con frecuencia, las situaciones estresantes duran poco tiempo y no tienen una repercusión continua en tu fertilidad.

A pesar de que se ha sugerido que usar tests de ovulación para tener las relaciones sexuales en los días más fértiles puede resultar estresante, un estudio del profesor William Ledger y Clearblue ha revelado que el uso de este tipo de tests no resulta mucho más estresante que intentar concebir sin ellos. De hecho, en el grupo del estudio en el que se utilizaron los tests hubo un 77 % más de mujeres que se quedaron embarazadas.7

Preguntas adicionales

Profesor Michael Thomas

Son numerosos los factores que pueden influir negativamente en tu capacidad para quedarte embarazada, incluso después de haber sido madre. El problema más común es tu edad actual. Si ya has sido madre y ahora superas los 35 años, tu capacidad para quedarte embarazada puede haber disminuido.

También, puedes haber desarrollado un problema que repercuta en tu capacidad para ovular de forma constante, o un pólipo o un mioma en la cavidad uterina que influyan en la capacidad de implantación y crecimiento del embrión.

Además, es posible que tu pareja presente anomalías espermáticas que hayan provocado una disminución en el número y en la movilidad de los espermatozoides, así como alteraciones en su forma. Si te preocupa este tema, consulta a tu médico.

Profesor Michael Thomas

Normalmente, los abortos voluntarios no influyen en la capacidad para quedarte embarazada en el futuro. Asimismo, es extraño que desarrolles adherencias en el útero que puedan provocar problemas de fertilidad posteriormente. Si tus ciclos mensuales son normales, la probabilidad de que estas adherencias repercutan en tu fertilidad es baja.

Consultar a un especialista de fertilidad o ginecólogo te ayudará a asegurarte de que tu útero no se ha visto afectado si has intentado quedarte embarazada durante un año, tienes menos de 35 años y tus ciclos duran entre 23 y 35 días.

Si tu edad supera los 35 años, considera acudir a una consulta después de seis meses e inmediatamente si tienes más de 40 años.

¿Qué leer a continuación?

Источник: https://es.clearblue.com/como-quedarse-embarazada/cuanto-tiempo-lleva

Cómo quedarse embarazada a la primera: posturas y consejos

¿Es posible quedarse embarazada a la primera?

Muchas parejas que comienzan a buscar un bebé lo consiguen enseguida, incluso algunas mujeres lo han conseguido al primer intento, pero lo cierto es que es más complicado de lo que parece y puede llegar a convertirse en una obsesión.

Si hablamos de la fertilidad influyen muchos factores: hábitos de vida, alimentación, estrés, etc. Algunas circunstancias no podemos cambiarlas, pero otras sí, por eso te ofrecemos a continuación unos consejos para que no te obsesiones y consigáis aumentar las posibilidades de embarazo lo antes posible.

En otro post ya hablamos de cómo saber si estoy embarazada, ahora hablaremos de cómo quedarse embarazada de forma rápida.

Calculadora de ovulación

Los test de ovulación te ayudarán a quedarte embarazada más rápido, pues te dicen los días fértiles de cada mes que suelen ser muy pocos, generalmente unos seis.

 Son precisos, fáciles de usar y te confirman si tu ciclo de ovulación es regular y es necesaria la visita a un especialista.

La razón de que sea uno de los más efectivos trucos para quedarse embarazada rápido es que son capaces de detectar el período de ovulación por el incremento de la Hormona Luteinizante (LH) presente en la orina de la mujer durante esos días fértiles.

También puedes utilizar métodos caseros como tomarte la temperatura todos los días para ver si aumenta durante los días fértiles, o lo que es lo mismo, el método sintotérmico. 

Si tus períodos son regulares también puedes optar por hacer un calendario de fertilidad y así sabrás cuáles son los mejores días para concebir. Sin ninguna duda, los test de ovulación son la manera más fiable de conocer cuándo estás ovulando, pero además puedes tener en cuenta los siguientes consejos que te ayudarán a aumentar las posibilidades de embarazo.

Trucos para quedar embarazada

Con el objetivo de favorecer la concepción, los especialistas recomiendan tener relaciones un día antes y un día después de la ovulación.

Hacerlo todos los días e incluso varias veces al día no ayuda, ya que no es cierto que así tendrás más oportunidades.

 En realidad, lo único que consigues es un deterioro del esperma, así que lo ideal es intentarlo cada dos o tres días ya que los espermatozoides pueden llegar a sobrevivir hasta 72 horas en la vagina.

Posturas para quedar embarazada

Además de cuándo hacerlo, el cómo también es muy importante si tienes dificultades para quedarte en estado. Por cuestión de gravedad, aquellas posturas en las que la mujer está erguida no son muy favorables para concebir. Sin embargo, sí son óptimas aquellas en las que el esperma penetre lo más cerca posible del cuello uterino.

De este modo, las mejores posturas para quedar embarazada son el misionero, es decir, la clásica postura del hombre encima y la mujer debajo, y la de la plegaria o recostados de lado el hombre detrás de la mujer. Esta postura favorece una penetración más profunda y, por lo tanto, más efectiva para que el esperma alcance su objetivo sin problemas.

Consejos para quedar embarazada

De nuevo por la acción de la gravedad, si te incorporas nada más terminar el acto sexual es probable que el semen no consiga llegar al óvulo.

 Lo ideal es que te quedes acostada en la cama boca arriba y con las piernas flexionadas una media hora, permitiendo así que el semen permanezca durante más tiempo en el útero y los espermatozoides puedan alcanzar el óvulo para fecundarlo.

Mantén una alimentación lo más sana posible, ingiere alimentos ricos en proteínas e hidratos de carbono, frutas, verduras y frutos secos.

 También puedes tomar algún suplemento, como jalea real que ayuda a promover la fertilidad, aceite de onagra o té de caléndula.

 Y por supuesto, abandona malos hábitos como el tabaco y el alcohol, de cara al embarazo son totalmente desaconsejables esa clase de vicios.

Hacer ejercicio con regularidad y tomar un suplemento de ácido fólico en el caso de las mujeres también son hábitos beneficiosos para concebir más rápido, aunque ciertos alimentos también te aportan beneficios para facilitar el embarazo como, por ejemplo: las pipas de girasol, las legumbres, los vegetales de hoja verde, el aceite de oliva o los pescados azules.

Controlar tu mente y pensamientos también es uno de los trucos para quedarse embarazada más recomendados y necesarios.

Debes aprender a relajarte, no te obsesiones con el embarazo pues esa misma ansiedad y nerviosismo pueden retrasar ese momento.

 Ten paciencia y deja a un lado el estrés que no hará más que empeorar la situación, así que si te sirve de ayuda puedes practicar meditación, yoga, pilates o cualquier método que consiga que estés tranquila y relajada.

Estos mismos consejos también son aplicables para tu pareja, pues la calidad del esperma irá en función de sus hábitos de vida saludables, la alimentación, el cansancio, estrés… Si introduces en tu dieta una gran cantidad de nutrientes como los antioxidantes (presente en los frutos rojos, y las vitaminas C y E) y eliminas sustancias nocivas (alcohol, tabaco, drogas…), aumentarás la cantidad de espermatozoides y la calidad del esperma para facilitar las posibilidades de embarazo.

Si después de seguir todos estos trucos para quedarte embarazada no lo consigues pasado un año, lo ideal será que visitéis a un especialista preconcepcional para analizar vuestro caso y buscar soluciones, pues existen muchos campos dentro de la reproducción asistida.

Источник: https://www.elespanol.com/como/quedarse-embarazada-primera-posturas-consejos/450705137_0.html

¿Cuántos coitos se necesitan de media para conseguir un embarazo?

¿Es posible quedarse embarazada a la primera?

A menudo, sin haber pensado demasiado en ello, muchas parejas tienen la idea de que les bastará con dejar de emplear métodos anticonceptivos para lograr un embarazo.

Pasa el primer mes y el embarazo no se produce, pasa el segundo y lo mismo, y también el tercero…

Entonces comienzan a surgir las preguntas: ¿tenemos un problema? ¿Estaremos haciendo algo mal? En realidad, ¿cuándo hay que preocuparse?

Congelación de óvulos: ¿progreso técnico o esclavización empresarial de la mujer?

Los datos hablan claro

El caso es que las parejas sin problemas de fertilidad y que practican relaciones sexuales regulares y sin métodos anticonceptivos tienen, por cada ciclo ovulatorio, solo de un 20% a un 30% de probabilidades de lograr un embarazo, según explica la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) en su libro ‘Estudio y tratamiento de la pareja estéril’ (PDF), editado por Juana Hernández y Roberto Matorras, expertos en ginecología y obstetricia.

Esta probabilidad aumenta al 57% al cabo de tres meses de búsqueda; al 72% a los seis meses y al 85% después de un año de relaciones sexuales sin protección. De las parejas que no consiguen el embarazo durante el primer año, la mitad lo hará durante el segundo. El índice de gestaciones en tal situación alcanza el 93%.

El mismo trabajo apunta otras cifras que también ayudan a mantener la calma. Se ha calculado que, de media, el número de coitos necesarios para obtener un embarazo es de 108 en mujeres de 20 a 29 años. Y a mayor edad (no solo en la mujer, también en el hombre) la fertilidad se reduce, por lo cual la cantidad de coitos necesarios es superior.

¿Cuándo consultar con un especialista?

A partir de tales datos, que muestran que quedar embarazada no es tan fácil como a veces se cree, la recomendación general es que las parejas de hasta 35 años y sin problemas de salud acudan a la consulta de un especialista solo cuando la búsqueda se prolongue durante un año y el embarazo no se produzca.

En el caso de que los miembros de la pareja (sobre todo la mujer) superen los 35 años, la sugerencia es consultar seis meses después de haber dejado de usar métodos de anticoncepción si la niña o el niño no llega. Y si la mujer tiene cuarenta o más años de edad, conviene que se acuda a un profesional desde el primer momento.

Desde luego, no solo la edad de la mujer es importante: también la del hombre.

Si bien el efecto de la edad sobre la fertilidad de los varones es menos claro -según la SEF-, estudios recientes han corroborado que el reloj biológico también corre para ellos.

Un trabajo publicado en 2011 por científicos del Hospital Universitario Cruces (Vizcaya) reveló que la calidad del semen decae en un 23% cada año a partir de los 39 años de edad.

“Revisar el deseo” de tener un bebé

Existen casos en los cuales no se detecta ningún problema físico ni ninguna patología que represente un obstáculo para lograr el embarazo. Y, pese a ello, la gestación no se produce.

Según la psicóloga Gabriella Bianco, miembro de la Asociación Española de Psicología Perinatal, en tales situaciones se debe ir más allá de lo que indican los análisis clínicos.

En primer lugar, esta especialista propone «revisar el deseo» de la pareja en relación con la maternidad y la paternidad.

¿Qué quiere decir? Pues que, en muchos casos, la búsqueda del embarazo no surge de un anhelo real por parte de la pareja, sino como consecuencia de la presión social: la edad, las insistencia de los padres, que quieren ser abuelos, el hecho de que las personas de su entorno sí tengan hijos, etc. En realidad, explica Bianco, lo que debe suceder es que cada miembro de la pareja sienta: «Estoy bien, en una relación que me gusta, preparado para acoger a un hijo, y deseo tener un hijo».

El estrés, enemigo de la fertilidad

Por su parte, el estrés es otro de los principales factores que conspiran contra la obtención del embarazo. Las razones del estrés pueden ser, desde luego, muy variadas. Pero en estos casos un motivo frecuente es que el sexo pase a ser vivido de manera casi mecánica, solo como un recurso para concebir, de forma tal que el deseo y el placer quedan en un segundo plano.

La SEF, de hecho, aconseja evitar tener relaciones sexuales programadas durante la ovulación debido al estrés que ello conlleva.

La institución señala que practicar sexo cada dos o tres días optimiza la posibilidad de embarazo.

Históricamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que el hombre se abstuviera de tener relaciones entre 2 y 7 días antes de la ovulación, para que aumentara el número de espermatozoides en su semen.

Sin embargo, un estudio de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología reveló que, cuando se producen más eyaculaciones, el número de espermatozoides baja pero su calidad aumenta, ya que pasan menos tiempo en los testículos expuestos a moléculas dañinas. Por ello, la frecuencia de 2 o 3 días se indica como apropiada.

Otros factores de riesgo de estrés están vinculados con el ritmo de vida: tensiones, prisas, apuros económicos, etc.

Si a eso se añade que, cuando el embarazo no llega, es común que surjan el nerviosismo, las discusiones, los enfados y hasta el sentimiento de culpa, la situación puede conducir a un círculo vicioso -el estrés dificulta la concepción y que la concepción no se produzca genera más estrés- del cual resulta difícil escapar.

«Se acerca el verano: diez pautas para gozar del sol de manera saludable»

«Se acerca el verano: diez pautas para gozar del sol de manera saludable»

Por eso, Gabriella Bianco apunta que, a menudo, la clave consiste en relajarse.

Así es como muchas parejas, poco a poco, cambian su estilo de vida, su alimentación (el desequilibrio en la dieta tampoco ayuda), las características de la propia relación (comunicación, modo de vivir la sexualidad, etc.).

Y en particular las mujeres «revisan su contacto con lo femenino, con su ciclo menstrual, aprenden a relajarse, a priorizar, a hacer espacio: crear un vacío para que un bebé lo pueda llenar».

En ocasiones, esa relajación ocurre con frecuencia cuando casi se han perdido las esperanzas, o incluso cuando ya se ha iniciado un proceso de adopción. Y así, por fin, en muchos casos el embarazo llega. Cuando eso ocurre «es maravilloso», concluye Bianco. De modo que, ante la pregunta de qué hacer cuando el embarazo no llega, algunas respuestas son:

  1. tener en cuenta cuáles son los plazos los plazos normales
  2. acudir a la consulta del especialista cuando sea necesario
  3. pensar en si existe el deseo real de tener un bebé
  4. crear el espacio para su llegada
  5. tratar de no perder la calma

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Источник: https://www.eldiario.es/consumoclaro/ser_madres/tratamientos-coitos-conseguir-embarazo-ginecologo_1_3461043.html

¿Es posible quedarse embarazada a la primera?

¿Es posible quedarse embarazada a la primera?

No utilizar métodos anticonceptivos y mantener una vida sexual activa solamente durante los días anteriores o posteriores a la ovulación no es suficiente. Es decir, hay una multitud de causas como la edad, la alimentación o la salud reproductiva de la pareja que hacen más o menos posible el embarazo.

A medida que la edad de la mujer aumenta, las posibilidades de quedarse embarazada son menores. La salud reproductiva de la mujer no es igual de óptima a los 25 años de edad que a los 35.

Como bien decíamos, quedarse embarazada a la primera es posible, pero primeramente hemos de conocer el porcentaje existente en el primer mes. Entre un 20 y un 25% de posibilidades para las parejas que tienen entre 20 y 25 años de edad sin ningún problema reproductivo y llevando a cabo una dieta saludable y equilibrada. Pasados unos meses la posibilidad es menor y se reduce al 20%.

Si la mujer tiene entre 30 y 35 años, las posibilidades de quedarse embarazada también se reducen. Esto quiere decir que el porcentaje es menor, puesto que, como hemos dicho anteriormente, a medida que la edad es más avanzada el porcentaje decrece (15%). Una vez cumplidos los 35, el porcentaje es equivalente al 10% y pasados los 40 años de edad se reduce al 5%.

Todos y cada uno de estos porcentajes varían en función de los factores mencionados arriba. Es decir, una pareja joven (20-25 años) sin problema reproductivo alguno pero con una dieta poco saludable, reduce las posibilidades.

En el caso de haber abandonado recientemente algún método anticonceptivo, como la píldora, debes saber que tu cuerpo probablemente vaya a necesitar unos cuantos meses para recuperar el ritmo anterior del organismo. Es cierto que algunas pueden conseguirlo de manera inmediata. No todas las mujeres son iguales.

Lo que sí tenemos claro es que llevar una vida sexual activa semanalmente es necesario. Una media de dos o tres veces por semana se considera suficiente, intentando en la medida de lo posible mantener relaciones dos días antes de la ovulación y dos días después. Sé precavido: tener relaciones sexuales varias veces al día no ayuda. En cada una de ellas el esperma va perdiendo calidad.

¿Qué se debe hacer?

Primeramente debes acudir a la consulta pregestacional para que tu médico realice un chequeo previo con el fin de controlar tu salud a la hora de concebir. Es probable que te recomiende tomar ácido fólico y yodo.

El ácido fólico ayuda a evitar la espina bífida, un defecto congénito del cerebro, la columna vertebral o la médula espinal. Algunos estudios afirman que es necesaria la toma diaria de 1 mg para facilitar el embarazo.

Aunque sea bastante efectivo conocer nuestro ciclo menstrual, son importantes otra serie de componentes. Si tu ciclo menstrual dura 28 días, los días de mayor fertilidad oscilarán entre los días 12 y 16.

Sin embargo, si tu regla es bastante irregular y tu ciclo es de 34 días, los días de ovulación cambian. En este caso deberías intensificar tus relaciones entre los días 18 y 22.

Pero, ¿qué más influye?

Lo primero que debéis tener claro tanto tú como tu pareja es que tenéis que seguir una dieta sana y equilibrada baja en grasas y rica en verduras, frutas, hortalizas, legumbres, pescados y cereales.

No cabe duda de que el alcohol y el tabaco son nocivos para nuestra salud en general, pero también son dos factores que influyen de manera negativa a la hora de prepararse para tener un hijo.

Por tanto, si tanto tú como tu pareja fumáis o consumís alcohol normalmente, las probabilidades de quedarte embarazada a la primera serán menores.

El porcentaje de aborto espontáneo aumentará y la calidad y cantidad del esperma en tu pareja también hará que se reduzcan las posibilidades.

Otra cosa fundamental y a la cual las parejas no prestan demasiada atención es al ámbito relacionado con el trabajo. ¿Es cierto que puede influir a la hora de quedarte embarazada? La respuesta está clara. El estrés o la ansiedad son dos factores que influyen negativamente a la hora de tener un hijo.

Ambos revolucionan las hormonas de manera negativa y dificultan la concepción del bebé. Por eso, intenta llevar una vida laboral relajada. Son muchas horas las que pasamos trabajando y todos nuestros estados de ánimo se transmiten.

Es fundamental mantenerse estable y con un estado de ánimo óptimo que facilite así las posibilidades de embarazo.

El ejercicio físico es una de las soluciones para reducir ese estrés acumulado durante la jornada laboral. Muchos estudios afirman que realizar algo de ejercicio diario a la semana mejorará notablemente el estrés y la ansiedad ya que liberamos endorfinas, la hormona del bienestar.

Con ello también conseguiremos bajar algo de peso si no tenemos el adecuado. Una mujer con un índice de masa corporal (IMC) alto o bajo tiene más probabilidad de desarrollar óvulos no maduros. Debemos fijar un peso conforme a nuestra altura, actividad, complexión física y sexo.

Toma nota: obsesionarte es la peor de las soluciones. Llevarlo con calma es una buena estrategia para alcanzar vuestro objetivo. 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/fertilidad/fertilidad-en-la-mujer/es-posible-quedarse-embarazada-a-la-primera-8069

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: