Estimulación del bebé de 5 meses

Cómo estimular el desarrollo de tu bebé de 5 meses

Estimulación del bebé de 5 meses

El desarrollo del bebé es uno de los temas más importantes para muchos padres y madres, especialmente cuando el pequeño alcanza los 5 meses de edad. En este momento, necesitamos estimular de la mejor manera el cerebro de nuestro hijo.

En este artículo explicamos las claves del desarrollo cognitivo del bebé cuando cumple 5 meses y cómo podemos estimular su cerebro.

Cómo es el cerebro de un bebé de 5 meses

Con 5 meses el cerebro del bebé se sigue desarrollando, aunque a un ritmo un poco más bajo que hasta los 3 meses. Continúa creando nuevas conexiones neuronales que permiten la comunicación entre las diferentes regiones del cerebro. Las neuronas, además, pasan por un proceso de mielinización, el cual permite garantizar que sobrevivan y se unan.

La mielinización comienza en el embarazo y sigue completándose hasta, al menos, los dos años, por lo que, hasta esa edad, el cerebro del niño se encuentra en pleno crecimiento, tanto físico como biológico.

Cómo ayudar al desarrollo del cerebro del bebé

Al llegar al quinto mes, notarás que el progreso cognitivo del bebé, es decir, el desarrollo comunicativo del cerebro, está mucho más evolucionado. El bebé habrá realizado unos avances cada vez más sorprendentes y nuestra misión como padres es ayudarlo a seguir estimulándose y desarrollándose con una buena alimentación, juegos estimulantes y mucha paciencia.

¿Qué hacer para estimular el desarrollo cognitivo de un bebé de 5 meses?

Estimular a un bebé de esta edad puede parecer un proceso complicado, pero nada más lejos de la realidad. Tan solo tienes que seguir una serie de pautas y trucos para favorecer el correcto desarrollo del cerebro de tu bebé de 5 meses.

Una de las principales formas de estimular el desarrollo cognitivo de un bebé a esta edad es llevando una alimentación muy completa, con la leche materna como principal sustento alimenticio, ya que ayudará al bebé a crear un vínculo comunicativo muy sólido con la madre.

Otra de las formas para estimular el desarrollo cognitivo de un bebé de 5 meses es creando juegos adaptados a su nivel para que pueda seguir aprendiendo y desarrollándose correctamente. En esta etapa mostrará un gran interés por investigar y explorar lo que hay a su alrededor.

Apóyalo y déjalo que marque su propio ritmo. Eso sí, siempre tendrás que estar pendiente para ofrecerle ayuda en aquello que no pueda realizar por sí mismo.

Esto, además, fortalecerá el vínculo y la comunicación entre el bebé y tú, un vínculo que, si se trabaja, os ayudará a mantener una buena relación durante toda su infancia.

Hablar con el bebé para desarrollar el lenguaje

Hacia los 5 meses, el bebé mostrará su deseo de empezar a hablar moviendo la boca de forma constante.

Algunos bebés, incluso, “charlan” casi continuamente, por lo que una buena forma de seguir estimulando el desarrollo del lenguaje es hablando con él, repitiendo sonidos y nombres.

Casi al finalizar los 5 meses, el bebé podrá comenzar a balbucear o a decir sílabas seguidas como ma-má o pa-pá, pero recuerda que cada bebé tiene su ritmo y no siempre es el mismo. 

Juegos y actividades para estimular su cerebro

Estimular su cerebro con juegos y actividades es fundamental para que su desarrollo sea satisfactorio. Vamos a conocer algunos trucos para desarrollar el cerebro del bebé de 5 meses:

  • Acuesta a tu bebé boca arriba, sujétale las manos y levántalo lentamente hasta quedar sentado. Luego vuelve a la primera posición.
  • Ayúdalo a perseguir un juguete, así estimularás el gateo.
  • Estimúlalo para que comience a voltearse de boca abajo hacia boca arriba.
  • Juega al “cucútras”.
  • Si tu bebé gatea, pon algunos obstáculos por el camino y deja que él lo resuelva. Ayúdalo si es necesario.
  • Usa monosílabos en las conversaciones con el bebé. “Ma”, “pa”, “da” o “te” son algunos de los monosílabos que más usarán en esta etapa de su vida.

Cómo preparar al bebé para la Etapa 2, a partir de los 6 meses

Los 5 meses del bebé son muy importantes, ya que se acerca a los 6 meses, que es cuando puede empezar a experimentar cambios en su dieta. Es importante fomentar el desarrollo del bebé de la mejor forma posible para que cuando empiece a ingerir nuevos alimentos sus estímulos respondan de la mejor manera.

A partir de los 6 meses de edad, algunas mamás optan por la leche de continuación como parte de una dieta diversificada.

Estas leches de continuación proporcionan minerales como el hierro, que contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños y al funcionamiento normal del sistema inmunitario, además de las vitaminas requeridas en la alimentación del pequeño como, por ejemplo, la vitamina C o la vitamina D, como es por ejemplo la leche Enfamil Premium Complete 2.

Comprar ahora

¡Cuenta con la experiencia nutricional de Enfamil!

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/desarrollo-de-mi-bebe/como-estimular-desarrollo-de-bebe-5-meses

Bebé de 5 meses

Estimulación del bebé de 5 meses

  • Mi bebé y yo
  • Herramientas
  • Su Crecimiento
  • Bebé de 5 meses

¡Ya tienes un bebé de cinco meses! Tu hijo se acerca al medio añito a pasos agigantados, y es una etapa que vas a disfrutar muchísimo, porque, a partir de ahora, vas a observar cambios muy importantes en el bebé que, hasta hace casi nada, parecía tan chiquitín e indefenso.

La introducción de los primeros alimentos sólidos, las molestias de los dientes… Te decimos qué puedes esperar el en desarrollo de tu bebé de cinco meses.

A los cinco meses, el bebé sigue realizando grandes progresos psicomotores. Los avances son cada vez más sorprendentes y ya nada tiene que ver con el recién nacido indefenso de hace muy poco tiempo.

Ha llegado el momento de los primeros progresos propiamente dichos. ¿Qué puedes esperar a esta edad?

Tu hijo cada vez se siente más seguro de sí mismo y más autónomo.

Ve bastante bien los objetos, los coge con relativa facilidad y se los lleva a la boca para «conocerlos» mejor; si quiere comunicarte algo, sabe cómo atraer tu atención; te sonríe y te llama con sus grititos; y se gira hacia ti si pronuncias su nombre, puesto que ya se ha dado cuenta de que «ese sonido», sin duda, tiene algo que ver con él.

También ha aprendido a «utilizar» su sonrisa para dirigirse a las personas más familiares, que ya reconoce, mientras que se muestra más desconfiado o incomodado ante los desconocidos.

Entre los progresos físicos notarás que, cuando está tumbado boca abajo, intenta levantar la cabeza y los hombros, sosteniéndose sobre los antebrazos, mientras que, cuando está boca arriba, empieza a cogerse las piernas hasta lograr meterse el pie en la boca. Seguirá empeñado en coger las cosas que hay a su alrededor e, incluso, se enfadará y gruñirá si no lo consigue.

Le gusta cada vez más llamar tu atención, responder con sus múltiples sonidos y con su risa cada vez que le hablas, hace pedorretas y ya encadena algunas sílabas, como si fuera a arrancarse a hablar en cualquier momento.

Además de cantarle, bailar con él y darle masajes relajantes, los juegos estimulantes y la gimnasia para bebés son ideales para promover su desarrollo. Acompáñale siempre que puedas en sus juegos y descubrimientos, pero deja que explore también por sí mismo en su mantita de juegos, con sus juguetes y libros de tela, etc. Ahora, además, empezará a reconocerse en el espejo.

Y ahora, ¿te apetece volver a comprobar cómo está creciendo tu bebé? ¡Introduce sus datos en la tabla de crecimiento!

Calcula el percentíl de tu bebé

A partir del final de los cinco meses, tradicionalmente, muchos pediatras recomendaban comenzar los primeros ensayos con nuevos alimentos, si bien la recomendación actual de la OMS es esperar hasta los seis meses para los primeros intentos con alimentos distintos a la leche.

La fruta o los cereales sin gluten suelen ser los primeros en introducirse.

– A partir de los seis meses, la leche materna o de fórmula continuará siendo el principal alimento del pequeño, pero estará acompañado de otros alimentos, de forma gradual.

Si ya puede mantenerse sentado con apoyo, podéis empezar a darle de beber en una taza para bebés, la antesala perfecta del vaso. La taza debe ser de plástico robusto, con una tapa que no se rompa cuando el bebé tire de ella o la deje caer al suelo y cuya combinación de asas y boquilla sea cómoda para él o ella.

……….

¡CONSEJO! A la edad de tu bebé, y antes del paso a la trona, va muy bien tener una hamaquita para bebés, en la que tu pequeño podrá relajarse y tomar sus primeros alimentos sólidos, de manera cómoda, segura y práctica.

El sueño de tu bebé de 5 meses

Si el bebé aún duerme en la habitación de mamá y papá, pero lo hace en su cuna, a partir de esta edad ya se le puede pasar a su propia habitación, si así lo desean los papás.

– No obstante, muchas familias prefieren practicar el colecho (dormir en la cama con mamá y papá, o bien en una cuna colecho), por convicción personal.

– No existe una opción única o válida en este aspecto: cada familia es libre de escoger la vía con la que se sienta más identificada.​

Otra de las causas de los posibles despertares nocturnos del bebé, cuando no se trata de hambre, malestar o pañal sucio, es que el pequeño no encuentre el chupete. No se trata de un caso poco frecuente, y sobre todo les sucede a los pequeños que toman biberón, ya que la succión al pecho exige más vigor.

– Según algunos estudios, el chupete permite superar la posible frustración que puede derivar de la velocidad de la toma y, además, ayuda a descargar la tensión y el nerviosismo.

– De todos modos, también hay niños que toman pecho y que lloran siempre que se les cae el chupete de la boca, y niños alimentados con leche de fórmula que se muestran indiferentes si pierden el chupete, así que las teorías no se aplican, ni mucho menos, en todos los casos.

……….

¡RECUERDA! Si tu pequeño se despierta cada vez que se le cae el chupete por la noche, un truco consiste en dejarle varios chupetes alrededor, de manera que pueda encontrar alguno y, con suerte, volver a ponérselo, si bien necesita ser un poco mayorcito para ello.

Para estimular al bebé, haz que escuche sonidos agradables y que le resulten familiares; llámale a menudo, con distintas entonaciones, responde a sus sonrisas y cántale canciones. De esta manera, le estarás ayudando a sentar las bases de la comunicación verbal, el intercambio de mensajes.

¿Cómo se construyen estas bases del desarrollo neurológico y el lenguaje?

Los bebés nacen con todas las neuronas de que dispondrán a lo largo de su vida. Al principio, no obstante, solo una parte de ellas estarán conectadas.

– Debes saber que, semana a semana y a través de todo lo que tu bebé escucha, ve, saborea, huele o experimenta, se van creando conexiones únicas en su cerebro que constituyen las bases de su pensamiento, sentimientos, emociones y comportamiento.

– Todo lo que le rodea es determinante en ello, así que cuantas más experiencias pongas a su alcance más inputs absorberá su cerebro.

……….

¡RECUERDA! Entre los cuatro y los cinco meses, se le deben administrar algunas vacunas (antipolio, antidiftérica, antitetánica y antihepatitis, además de algunas opcionales, en el caso de que quieras administrárselas, como la antineumococo o la antirrotavirus). ​

Qué hace un bebé de 5 meses

Podemos considerar los cinco meses del pequeño como una fase de transición. Durante la misma, a su apego por las cosas se une el deseo de hacer sorprendentes descubrimientos.

Psicomotricidad

– Colocado boca abajo, y manteniendo las extremidades extendidas hacia delante, es capaz de alzar la cabeza y arquear la espalda.

– También empieza a tender las manos hacia delante cuando quiere que le cojan en brazos.

– Si está tendido boca arriba, se lleva los pies a la boca.

– Hacia finales del quinto mes, posiblemente, podamos contemplarle colocando las piernas debajo del abdomen, como si quisiera caminar a rastras.

Visión

– A los cinco meses, ya consigue ver bien en un radio de un par de metros

– Por lo que se refiere a su habilidad de enfocar, ésta cada vez se afina más. Tiene una buena percepción de la profundidad, por lo que ya consigue valorar si un objeto está más o menos cerca.

Oído

El pequeño gira inmediatamente la cabeza hacia la fuente de cualquier sonido de una cierta entidad, como el timbre de teléfono. Ya se ha entrenado en la procedencia de los sonidos y levanta o baja la cabeza si la fuente del sonido es superior o inferior a la altura de su oreja.

– ¡También le empieza a interesar mucho el ruido que hace un objeto cuando cae de las manos!

……….

Y, ahora, te invitamos a ver nuestros vídeos del crecimiento del bebé. ¡Con todos los temas que más te interesan sobre la evolución de tu chiquitín, en unos divertidos dibujos animados!

Cómo estimular a tu bebé de 5 meses

El canto es una herramienta sonora magnífica para estimular al bebé a través del sentido del oído, uno de los mejores en esta etapa, sobre todo si se hace con cariño.

La entonación intuitiva por parte de la mamá o el papá, acompañada de la música que incluimos en estos ejercicios, provoca la respuesta del bebé en forma de balbuceo. ¡Se creará un momento único de conexión sonora mágica!

Los beneficios de estimular el oído del pequeño con música son innumerables:

– Los distintos ejercicios de lenguaje musical adaptado harán que tu bebé piense musicalmente.

– Este tipo de estimulaciones afectivas son más eficaces a la hora de estimular el aprendizaje en el pequeño.

El bebé entiende mucho mejor la entonación que las palabras. ¡Está empezando a sentar las bases del lenguaje!

¿Probamos una sesión e intentamos seguirla cantando?

Cuando estimulas a tu bebé a través del lenguaje musical adaptado, ¡también estás reforzando vuestro vínculo!

– Con la repetición de las audiciones que te proponemos, el pequeño irá memorizando patrones melódicos y rítmicos. Así, mejorará su capacidad lingüística y de aprendizaje.

– Aprovecha cualquiera de las sesiones que hayas realizado anteriormente para acompañarlas con tu canto y ver cómo el bebé reacciona a tu voz.

Experiencia para esta sesión: el lenguaje de la música a través del canto

– Para disfrutar plenamente de esta experiencia, no hace falta ser buen cantante. Solo necesitas amor y pasión para ayudar al desarrollo de tu bebe.

(Te interesa: Cantar nanas al bebé)

Adapta la luz que te apetezca; puedes jugar con luz natural, luz tenue o luz de color. Haz la sesión en un sitio tranquilo sin distracciones para generar un ambiente idóneo.

Crea silencio en el ambiente. Reproduce el audio que encontrarás al final de este artículo en tu dispositivo a un volumen que te resulte agradable. ¡Recuerda que puedes conectar altavoces para disfrutar mejor de la gran calidad del sonido de los ejercicios y las grabaciones!

– Dale al play y deja que todo fluya. Relájate y emite suavemente entonaciones con tu voz. Fíjate en cómo reacciona el pequeño. Déjate llevar e intenta juntar dos o tres notas para formar una melodía.

Si te contesta con un balbuceo, ¡respóndele tú también! Estableced un diálogo siempre que podáis, y combinadlo con mimos.

– Realiza el ejercicio de entonar notas largas combinadas con pequeños cambios de entonación (notas) o melodías. Juega con los ritmos, dejándote llevar por las notas de los ejercicios. Si puedes, entona tú también las notas de los ejercicios.

– Cuando finalices la sesión, puedes seguir reproduciendo entonaciones unos minutos. Si quieres, puedes improvisar o cantar alguna nana aprovechando los ritmos. ¡Puede ser maravilloso!

Simplemente, disfruta de sentir a tu bebé, mientras le enseñas el lenguaje de la música desde el cariño, a lo largo de esta sesión de ejercicios de cinco minutos de duración aproximada. ¡Notarás cómo se relaja! 

La música y el lenguaje funcionan con los mismos parámetros a nivel fonológico y de sintaxis. Pero, a diferencia del lenguaje, la música no tiene componentes semánticos rígidos. Así pues, cada oyente puede hacer interpretaciones con particularidades personales a cada discurso melódico o musical. Por lo tanto, la música tiene una riqueza que el lenguaje no tiene.

Este contenido musical ha sido creado y cedido en exclusiva a Mi Bebé y Yo por el Método ETFES de lenguaje musical para bebés

Your browser does not support the audio element.Descarga

¿Qué tal ha ido?

Seguro que, mientras has realizado esta sesión, has cantado cómo nunca lo habías hecho. La unión que se genera entre los dos en este momento tan íntimo crea un ambiente muy especial para la relajación y la conexión con el bebé. ¿Cuándo cantamos la siguiente sesión de ejercicios?

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/como-crece-bebe/tu-bebe-tiene-5-meses

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: