Estoy amamantando, ¿puedo hacerme un tatuaje?

Estoy amamantando, ¿puedo hacerme un tatuaje?

Estoy amamantando, ¿puedo hacerme un tatuaje?

Aunque no hay estudios que afirmen que hacerse un tatuaje durante la lactancia pueda ser perjudicial para el bebé, se recomienda esperar a que acabe esta ya que, al fin y al cabo, vas a meter tinta en tu sangre, y la leche se produce a partir de tu sangre. Además, si no se respetan las medidas de higiene al hacer el tatuaje podrías infectarte de hepatitis B, C o tétanos.

Índice

Riesgos de los tatuajes en la lactancia

Durante la lactancia, la norma respecto a aquellas actividades que no son urgentes ni necesarias, y podrían ser peligrosas para el bebé, es siempre la misma: esperar hasta que acabe esta. Al fin y al cabo, la lactancia materna no dura para siempre y actividades como hacerse un tatuaje pueden esperar para evitar posibles daños al bebé o a la salud de la madre.

No obstante, aunque no hay pruebas científicas acerca de los efectos de hacerse un tatuaje durante la lactancia para el bebé, se cree que la cantidad de tinta que pasa a la sangre es mínima, es decir, que es difícil que llegue a la leche, aunque depende del sitio elegido para hacerse el tatuaje y de lo grande que sea este.

Además, hay que tener en cuenta que los ingredientes de los colores y pigmentos de las tintas usadas presentan un riesgo bajo de toxicidad bajo la piel y no suelen acceder al torrente sanguíneo, por lo que no debería de haber ningún problema en hacerse un tatuaje en estos meses de lactancia. Aunque, por supuesto, deben evitarse los tatuajes en el pezón, ya que presenta un alto riesgo de ingestión de colorantes que pueden ser tóxicos, así como de infección de la zona que afectaría a la producción y calidad de la leche.

Por otra parte, las cremas anestésicas, antisépticas o antiinflamatorias que se usan antes o después del tatuaje son compatibles con la lactancia materna.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que el centro escogido para hacerse el tatuaje debe respetar los mejores estándares de seguridad y sanidad para garantizar la prevención de la transmisión de enfermedades infecciosas.

Las agujas mal lavadas o sin esterilizar son foco de transmisión de enfermedades infecciosas como hepatitis B y C, tétanos, u otras.

Según indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los tatuajes presentan un riesgo bajo de contagio de VIH, pero también puede existir.

Y todas estas enfermedades pueden afectar gravemente a la salud de la madre y la producción de leche, llegando incluso en algunos casos a obligar a detenerla.

Tampoco se recomienda la eliminación de los tatuajes hechos previamente mediante rayos láser ya que estos deshacen los pigmentos del tatuaje, que podrían entrar en la linfa y la sangre y excretarse en la leche materna.

Consejos si te haces un tatuaje dando el pecho 

En resumen, dado que hacerse un tatuaje no es un tema de salud, es mejor que lo dejes para cuando abandones la lactancia. Pero si por lo que sea estás decidida a hacerlo mientras das el pecho, sigue estos consejos:

1- Elige una zona alejada del pecho, y nunca te tatúes el pecho ni el pezón.

2- Busca un centro que cumpla con todas las medidas de seguridad e higiene y tenga sus licencias en regla.

3- Controla que el local cuenta con equipo para esterilizar los materiales que no son descartables y que la aguja que se use contigo sea nueva y se abra delante de ti.

4- Comprueba que todo el local está limpio y que el tatuador usa guantes y esteriliza la zona de trabajo.

Por otra parte, los tatuajes hechos antes del embarazo no afectan a la lactancia ni a la calidad de la leche, pero si notas que se pone rojo, está caliente, te pica o hay pus, consulta al médico porque se puede haber infectado.

Y… ¿quitar un tatuaje es seguro durante la lactancia?

La eliminación de tatuajes se realiza con láser.

La energía del láser hace que el pigmento que había en la piel se rompa y fragmente en partículas más pequeñas que son recogidas por el sistema inmune del cuerpo y filtradas a través del hígado.

El proceso de eliminación de tatuajes suele ser largo, normalmente puede tardar de 8 a 10 sesiones espaciadas por 4 u 8 semanas. Además, es un proceso doloroso que puede causar ampollas y cicatrices.

El tatuaje puede no ser eliminado por completo. Muchos de los mismos riesgos del tatuaje se aplican a la eliminación de estos por láser, incluida la infección debida a la atención posterior inadecuada y la posibilidad de una reacción alérgica por las partículas de tinta “libres”.

Debes tener en cuenta que no se han hecho estudios sobre la mayor cantidad de tinta liberada en el cuerpo de la madre durante el proceso de eliminación con láser, por lo que se desconoce si las partículas de tinta son suficientemente pequeñas como para entrar en la  leche materna. Se sugiere que las madres esperenhasta que el destete sea completo antes de realizar cualquier procedimiento para quitar los tatuajes con láser.

Hay poca evidencia sobre la seguridad de los tatuajes y la lactancia. Si bien el acto de realizarse un tatuaje no afecta a la relación de amamantamiento por sí misma, no se sabe si las tintas utilizadas pueden pasar a la leche materna, sobre todo durante la eliminación por láser.

La eliminación por láser disgrega los pigmentos del tatuaje, que pasan a la linfa y a la sangre, lo que podría hacer que lleguen a la leche.

Habría que tener en cuenta el tipo de pigmento utilizado (que en muchos casos la persona que se ha realizado el tatuaje no lo sabe) para valorar si es prudente la eliminación del tatuaje o no.

Evalúa cuidadosamente tus opciones y busca a un buen artista (y profesional) del  tatuaje. Puedes elegir adornar tu cuerpo con uno o tres tatuajes y darle a tu bebé el mejor comienzo en la vidamediante el amamantamiento, con una cuidadosa consideración de los pros y los contras.

La eliminación de tatuajes con crema de maquillar o cubriéndoles con otros (cover up) es compatible con la lactancia.

Tétanos

Definición:

Es una enfermedad aguda del sistema nervioso central causada por una toxina producida por la bacteria clostridium tetani.

Esta bacteria generalemente entra en el cuerpo a través de una herida abierta, ya sea superficial o profunda.

Una vez que las bacterias del tétanos penetran en el organismo se puede producir una toxina, la cual actúa como veneno que se difunde a través de los tejidos y afecta al sistema nervioso causando la enfermedad.

Síntomas:

– Rigidez en los músculos de la mandíbula, seguido de rigidez en el cuello y espalda. – Dificultad para tragar – Rigidez muscular en el abdomen. Pudiendo llegar a producir espasmos y dificultad para – Dificultad para respirar. – Hipertensión severa. – Fiebre. – Sudores excesivos.

Tratamiento:

El tétanos se puede prevenir mediante la vacunación. Un refuerzo de la vacuna es recomendable cada diez años.

Por lo general, se da una vacuna cada vez que un paciente sufre un pinchazo o una herida cuando no se tiene la certeza de su vacunación.

En el tratamiento, el objetivo básico es eliminar el foco de origen de la toxina, anular la toxina, evitar las contracciones musculares y utilizar medidas de apoyo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/lactancia/estoy-amamantando-puedo-hacerme-un-tatuaje-9239

Tatuajes, depilación y lactancia materna

Estoy amamantando, ¿puedo hacerme un tatuaje?

¿Me puedo hacer un tatuaje si estoy dando el pecho? Es una duda bastante frecuente. Y mucha gente pensará, ¿no puedes esperar a dejar de darle el pecho? Pues, sin entrar a valorar el gusto por tatuarse la piel (que es es algo muy personal), lo cierto es que hay bastantes mujeres que llevan varios años lactando. 

Como sabéis, se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida, y después seguir, junto con otros alimentos, al menos hasta los dos años de edad. ¡Al menos! Vaya, que no hay un máximo, ni un límite. El destete se hará cuando el peque o la mamá lo decidan.

Y esto es solo con un hijo, porque también se pueden ir enlazando lactancias ya que vas teniendo más hijos (sí, te puedes quedar embarazada dando y el pecho, y sí; puedes continuar amamantando si estás embarazada). Así que, teniendo en cuenta esto, lo de esperar a dejar de lactar puede suponer mucho tiempo. Por lo que mejor vamos a resolver la cuestión.

La tinta no pasa a la sangre

Si preguntas a un tatuador o tatuadora si es compatible hacerse un tatuaje cuando se está lactando, es probable que te diga que no. Pero, como casi con todo lo que tiene que ver con la lactancia, es por desconocimiento.

La realidad es que los productos que se usan para tatuar (la «tinta»), aunque pueden ser tóxicos no pasan a la sangre, se queda en la piel. Así que, no hay manera de que la leche «se contamine».

Por lo que la respuesta es rápida y sencilla: no hay ningún problema. Salvo si el tatuaje es justo en el pezón. En ese caso sí se desaconseja, porque puede haber cierto riesgo.

Además de esto, los productos antisépticos que se usan para limpiar la zona antes y después, las cremas anestésicas y los analgésicos también son compatibles.

Tatuajes y lactancia materna: probablemente compatible

Si consultamos en e-lactancia, como siempre recomendamos, para comprobar la compatibilidad con la lactancia materna de cualquier medicamento y de muchas otras cosas más, encontramos que lo catalogan dentro de Riesgo Bajo para la lactancia. ¿Por qué no se incluye dentro del riesgo muy bajo? Pues por precaución ante las enfermedades infecciosas. 

Pero esto debería ser así siempre, no solamente por estar amamantando.

Hay que acudir a profesionales, que cuenten con todas las licencias y lleven a rajatabla todas las medidas de higiene y seguridad.

Y es que la hepatitis B, la hepatitis C o el VIH son algunas de las enfermedades más graves que se pueden transmitir si no se sigue un control sanitario.

Aunque también cabe recordar que la tanto la hepatitis B materna y la hepatitis C son compatibles con la lactancia. Únicamente en el caso de SIDA materno, con carga viral detectable, la lactancia estaría contraindicada en la mayoría de los casos.

También es importante tener en cuenta que, si quieres hacerte donante de leche o ya lo eres, los bancos de leche materna no aceptan donantes que se hayan hecho recientemente un tatuaje. Por lo que deben esperar entre tres y seis meses tras la realización del mismo, confirmando con una analítica de serología que no hay enfermedad infecto-contagiosa.

Eliminación por láser

Antes un tatuaje era para toda la vida. Ahora ya no. Cada vez hay técnicas más avanzadas que logran hacer desaparecer el tatuaje tras varias sesiones. Si no es por completo, al menos sí en su mayoría, quedando un sombreado casi imperceptible.

El tratamiento se realiza con un láser que fragmenta las partículas de pigmento haciéndolas mucho más pequeñas. De este modo, el organismo puede absorberlas y eliminarlas a través del drenaje linfático.

Es entonces es cuando sí podrían llegar a la leche estos pigmentospotencialmente tóxicos.

Por lo que en este caso sí es recomendable esperar a terminar la lactancia para someternos a este tratamiento.

¿Y la depilación láser?

Esta es otra de las grandes preguntas. Y son muchos los centros en los que no te permiten, o no te aconsejan, realizar el tratamiento si estás dando el pecho.

De nuevo se mezclan los mitos y las malas recomendaciones, ya que en algunos sitios incluso aseguran que entonces te quedarás sin leche… ¡Y esto no es cierto! El láser (Alejandrita, Diodo, Neodimio, YAG…) actúa exclusivamente sobre la piel, por lo que no hay ningún riesgo para la leche ni su producción.

También es compatible la fotodepilación, y cualquier método para la depilación en general.

Además, también es seguro para la lactancia el uso tópico de cremas anestésicas como la lidocaína y la prilocaína.

Eso sí, sería recomendable no aplicar sobre el pecho o, en caso de hacerlo, limpiar con agua antes de volver a amamantar.

Tatuajes y lactancia materna: siempre con la información correcta

De nuevo insistir en que es necesario acudir a fuentes de información fiables. A menudo el desconocimiento lleva a limitar a las madres lactantes, y en estos casos quizás es algo más banal, pero por desgracia sucede también en ocasiones de suma importancia. Como puede ser un tratamiento médico o una prueba necesaria.

Hasta que llegue la información real a todo el mundo, solamente nos queda informarnos y contrastar por nuestra cuenta. Por eso la Tribu CSC es tan valiosa para muchas madres y padres en su día a día, porque saben que van a encontrar datos, opciones y profesionales actualizados.

Aprende a identificar y corregir los posibles inconvenientes que surgen durante la lactancia con el Seminario Online «Problemas de la lactancia»

Y recordad que si finalmente decidís tatuaros o acudir a un centro de depilación, siempre hay que hacerlo con garantías de seguridad. Ya no solamente si estás lactando, también para obtener un buen resultado y no poner en riesgo la salud.

Revisado por:

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/tatuajes-y-lactancia-materna/

Tatuajes y lactancia | La Leche League International

Estoy amamantando, ¿puedo hacerme un tatuaje?

En muchos países tanto el amamantamiento como los tatuajes gozan de un resurgimiento en popularidad. Tal vez te preguntes si es seguro amamantar a tu bebé si tienes un tatuaje.

Quizás estés pensando en hacerte un tatuaje o eliminar alguno y deseas continuar amamantando sin interrupción.

¿ES SEGURO TATUARSE DURANTE LA LACTANCIA?

Los tatuajes se realizan inyectando tinta en la capa dérmica (la segunda) de la piel. Los tatuadores utilizan una máquina eléctrica manual que está equipada con agujas sólidas recubiertas con tinta. Las agujas penetran la piel cientos de veces por minuto a unos pocos milímetros de profundidad.

La tinta que se utiliza en los tatuajes en los Estados Unidos está sujeta a la regulación de la FDA como los cosméticos, pero ninguna ha sido aprobada para la inyección bajo la piel. Las tintas para tatuar están hechas de diversos compuestos, incluyendo metales pesados, como cadmio, cobalto y manganeso.

Hay marcas de tinta sintética y vegana disponibles. En general, se supone que las moléculas de tinta son demasiado grandes para pasar a la leche materna durante el proceso de tatuado. Una vez que se inyecta en la piel, la tinta queda atrapada.

Sin embargo, se desconoce si la tinta puede pasar a la leche materna, ya que se descompone lentamente en el cuerpo meses o años más tarde.

Todas las recomendaciones que se dan a las personas que se van a tatuar sirven  también para las personas que amamantan y se tatúan. Las infecciones locales y sistémicas son los riesgos más frecuentes de los tatuajes.

Las infecciones locales pueden ocurrir cuando no se sigue el régimen postratamiento recomendado. También, pueden producirse reacciones alérgicas a la tinta utilizada, con las tintas rojas como las más alergénicas, aún después de muchos tatuajes previos.

  Los cuidados posteriores incluyen mantener el tatuaje limpio utilizando agua y jabón suave, no quitar las costras y evitar que la piel tatuada se exponga al sol.  Si hubiera dolor, a menudo se prescribe un analgésico.

Las infecciones sistémicas se producen cuando el tatuador no sigue  las precauciones universales y pueden incluir enfermedades tales como hepatitis, tétanos y VIH.

Es muy importante investigar cuidadosamente tanto el local de tatuajes como al tatuador, verificando con el departamento de salud las leyes y normativas locales.

Los tatuadores profesionales seguirán precauciones universales como la esterilización de la máquina de tatuaje utilizando un autoclave, tintas, tazas de tinta, guantes y agujas de un solo uso, empaquetado del  equipo para evitar la contaminación cruzada y el lavado de manos minuciosa, con jabón desinfectante.

La mayoría de los tatuadores se negarán a tatuar a una madre sabiendo que  está embarazada o amamantando.

  Esto es por razones de responsabilidad legal como artistas del tatuaje, pero, también,  para prevenir cualquier enfermedad que pudiera afectar el crecimiento del bebé y para darle al cuerpo de la madre tiempo para sanar.

Se sugiere a las madres esperar al menos hasta 9 o 12 meses después del parto, cuando el bebé ya no depende exclusivamente de la leche humana, antes de hacerse un tatuaje. Los tatuadores respetables tienen una hoja de descargo, para que el cliente la firme, que pregunta sobre  embarazo o lactancia.

¿ES SEGURO REMOVER UN TATUAJE DURANTE LA LACTANCIA?

La eliminación de tatuajes se realiza con el uso de láser. La energía del láser hace que el pigmento del tatuaje se rompa y se fragmente en partículas más pequeñas que son recogidas por el sistema inmune del cuerpo y filtradas a través del hígado.

El proceso de eliminación es largo, a menudo toma de  8 a 10 sesiones espaciadas por 4 u 8 semanas. Puede ser doloroso y causar ampollas y cicatrices. El tatuaje puede no ser eliminado por completo.

Muchos de los mismos riesgos del tatuaje se aplican a la eliminación por láser, incluida la infección debido a una atención posterior inadecuada, y la posibilidad de una reacción alérgica a las partículas de tinta “libres”.

No se han hecho estudios sobre la mayor cantidad de tinta liberada en el cuerpo de la madre durante el proceso de eliminación con láser, y se desconoce si las partículas de tinta son lo suficientemente pequeñas como para entrar en la leche materna. Se sugiere que las madres esperen hasta que se complete el destete antes de realizar cualquier remoción de tatuajes con láser.

Hay poca evidencia sobre la seguridad de los tatuajes y la lactancia.

Si bien el acto de realizarse un tatuaje no afecta la relación de amamantamiento en sí misma, no se sabe si las tintas utilizadas pueden pasar a la leche materna, sobre todo durante la eliminación por láser.

Evalúe cuidadosamente sus opciones y busque a un artista profesional del tatuaje. Puede  elegir  adornar su cuerpo con uno o tres tatuajes y darle a su bebé el mejor comienzo en la vida mediante el amamantamiento, con una cuidadosa consideración de los pros y los contras.

REFERENCIAS

Armstrong, M., Roberts, A., Koch, J., Saunders, J., Owen, D., & Anderson, R. (2008). Motivation for contemporary tattoo removal: a shift in identity. Arch Dermatol, 144(7), 879-884.

Both, D. F., Kerri. (2008). Breastfeeding: An illustrated guide to diagnosis and treatment. Marrickville, NSW: Elsevier Australia.

DeBoer, S., Seaver, M., Angel, E., & Armstrong, M. (2008). Puncturing myths about body piercing and tattooing. Nursing, 38(11), 50-54.

FDA, (2008). Tattooing & Permanent Makeup.   Retrieved September 10, 2009, from http://www.fda.gov/Cosmetics/ProductandIngredientSafety/ProductInformation/ucm108530.htm

Gilbert, S. (2000). Tattoo History: A Source book. New York: Juno Books, LLC.

Gray-Wolfstar, T., & Wolfstar, G. (2007). Tattoos, body piercing, and nursing: a photo essay. Interview by Jason P Smith. Am J Nurs, 107(4), 54-57.

HMBANA, H. M. B. A. o. N. A. (2012). Guidelines for Establishment and Operation of a Donor Human Milk Bank. Raleigh, NC: Human Milk Banking Association of North America, Inc.

Hudson, K. L. (2009). Living canvas : your total guide to tattoos, piercing, and body modification. Berkeley, CA: Seal Press : Distributed by Publishers Group West.

Reardon, J. (2008). The Complete Idiot’s Guide to Getting a Tattoo. New York: Penguin.

Riordan, J., & Wambach, K. (2009). Breastfeeding and human lactation (4th ed.). Sudbury, MA: Jones and Bartlett Publishers.

Roche-Paull, Robyn. (2009). Body Modifications and Breasfeeding. New Beginnings, 29(4), 4-8.

Wilson-Clay, B., & Hoover, K. (2005). The breastfeeding atlas (3rd ed.). Manchaca, Tex.: LactNews Press.

Contributed by Robyn Roche-Paull, RNC-MNN, BSN, IBCLC, Retired LLL Leader.

Traducido por: Elvira Germaná, LLL España

Revisado por: Silvina Belluccini, LLL Argentina

                       Alejandra Elena, LLL Argentina

                      Marcela Jurquiza, LLL Argentina

                      Amaranta Avendaño, LLL Argentina

Junio2018

Источник: https://www.llli.org/informacion-sobre-la-lactancia-materna-de-la-a-a-la-z/tatuajes-y-lactancia/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: