Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

Métodos Anticonceptivos Durante la Lactancia

Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

Mujeres que hacen lactancia exclusiva de sus bebés generalmente no ovulan o menstrúan. La propia lactancia sirve como un método de control de la natalidad y su tasa de éxito es del 98% en los 6 primeros meses.

Cuando la lactancia materna exclusiva es interrumpida, generalmente a los 6 meses, el bebé empieza a chupar menos y el estímulo para la supresión de la ovulación disminuí.

En general, la mujer vuelve a ovular entre el 6° y el 10 º mes después del parto, pero esto puede ocurrir antes o después según la frecuencia de la lactancia materna.

Algunas mujeres que vuelven a ovular con menos de 2 meses y hasta casi 1 año y medio sin ovular o menstruar.

Como es imposible predecir el momento del retorno de la ovulación, las mujeres en lactancia materna que tienen vida sexual activa deben elegir un método anticonceptivo para evitar la aparición de un nuevo embarazo con menor tiempo de intervalo del último.

En este artículo vamos a discutir las opciones anticonceptivas más adecuadas para las mujeres que están lactando.

¿Cuándo la mujer amamanta debe usar un método anticonceptivo?

Mujeres que tienen un bebé y deciden no iniciar la lactancia materna suelen ovular otra vez con aproximadamente 6 semanas. Este intervalo termina siendo el límite que la mayoría de los médicos  considera seguro para iniciar la anticoncepción, inclusive en las mujeres que optan por la lactancia materna exclusiva.

Por lo tanto, en razón del riesgo de nuevo embarazo, no se aconseja relaciones sexuales sin un método anticonceptivo después de la 6ª semana postparto.

Sin embargo, hay una cadena creciente de médicos que sugieren la reanudación de la anticoncepción inmediatamente después del parto a través de métodos no hormonales, como el preservativo o el DIU.

Es muy posible que el obstetra implemente el DIU inmediatamente después de la expulsión de la placenta o justo antes del alta hospitalaria.

Vamos a discutir las ventajas y desventajas de esta conducta más adelante.

Si la mujer desea volver a tomar anticonceptivos hormonales, el intervalo de tiempo mínimo para el parto es de 3 a 4 semanas. Muchos médicos, sin embargo, prefieren esperar hasta la 6ª semana. El tipo de control de la natalidad es importante porque el estrógeno tiene efectos deletéreos sobre la lactancia materna y puede pasar al bebé a través de la leche.

Vamos a resumir las ventajas y desventajas de los principales métodos anticonceptivos que pueden ser utilizados durante la lactancia.

Anticonceptivos hormonales

Los anticonceptivos hormonales están compuestos, generalmente, de estrógeno y/o progesterona. De estos dos, solamente la progesterona está permitida durante la lactancia, ya que el estrógeno presenta 3 posibles problemas:

  • En los primeros 30 días postparto, las mujeres naturalmente presentan un mayor riesgo de desarrollar fenómenos trombóticos. El uso de estrógenos aumenta ese riesgo (Lee: EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS ANTICONCEPTIVOS y TROMBOSIS VENOSA PROFUNDA).
  • El estrógeno puede cambiar la calidad y la cantidad de leche producida, especialmente en los primeros meses.
  • El estrógeno puede pasar al bebé a través de la leche, lo que es potencialmente dañino, porque tanto el hígado como los riñones del niño son muy inmaduros y no pueden metabolizar o excretar la hormona recibida.

Por lo tanto, si la mujer que está amamantando optar por un método anticonceptivo hormonal, sus opciones se limitan a los métodos que contienen solamente progesterona. Las mejores opciones son:

Implante subcutáneo de etonogestrel – Implanon®

Este implante es un anticonceptivo hormonal a base de etonogestrel (progesterona sintética), que tiene la forma de una varilla y es introducido en el tejido subcutáneo. Su tasa de efectividad es mayor que un 99% y su efecto dura 3 años. El Implanon puede ser insertado en cualquier momento después del parto y no tiene ninguna influencia en la lactancia materna.

Anillo vaginal de etonogestrel – Implanon®

El Implanon también es vendido como un anillo vaginal. Se puede hacer su implementación a cualquier momento después de dar a luz y se debe cambiar el anillo  a cada 3 semanas.

Inyección intramuscular de Acetato de Medroxiprogesterona – Depo Provera® 150 mg

El Depo Provera 150 mg es una inyección intramuscular de progesterona que debe ser aplicada a cada 12 semanas. La inyección puede ser administrada en cualquier momento y su tasa de eficacia postparto es mayor que un 99% (Lee: 20 Métodos Anticonceptivos y sus Tasas de Éxito).

Minipíldora

La minipíldora es una píldora anticonceptiva compuesta exclusivamente por progesterona. Hay tres opciones de mini – píldora en el mercado:

  • Noretisterona 0,35 mcg (nombres comerciales: Norestin, Micronor).
  • Desogestrel 0,075 mcg (nombres comerciales: Cerazette, Nactali, Juliet, Kelly).
  • Linestrenol 0,5 mcg (nombres comerciales: Exluton).

Se puede iniciar la minipíldora  en cualquier momento en el postparto. Su tasa de éxito es un poco menor que las píldoras tradicionales porque, para tener el efecto máximo, se debe tomar todos los días más o menos en la misma hora. Un simple retraso de 3 o 4 horas es suficiente para que la píldora pierda su efecto protector.

Tenemos un único artículo sobre la mini-píldora, que se puede acceder a través del siguiente enlace: PÍLDORA DE PROSTÁGENO SOLO – MINIPÍLDORA.

Píldora del día después

La píldora del día después compuesta de levonorgestrel puede ser usada por mujeres que están amamantando.

Sin embargo, es importante recordar que esta es una forma de anticoncepción de emergencia, que está indicada para situaciones excepcionales. El uso debe ser puntual. No debes usar la píldora del día después como método anticonceptivo de uso frecuente, sobre todo durante la lactancia, ya que contiene dosis de hormonas mucho mayores que las píldoras normales.

Para aprender más sobre la píldora del día después accede al enlace: PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS – Como se Toma y Efectos Secundarios.

Dispositivos intrauterinos (DIU)

El DIU se ha convertido en el método anticonceptivo más indicado por los ginecólogos debido a su alta eficacia y baja incidencia de efectos adversos severos.

Puede implementarse tanto el DIU de cobre como el DIU de progesterona en las mujeres que están lactando. La colocación del dispositivo puede realizarse 10 minutos después de la expulsión de la placenta, antes de la hora del alta hospitalaria o solamente después de 6 semanas.

La ventaja de la implantación del DIU después de 6 semanas del parto es una baja tasa de expulsión espontánea del dispositivo. Mientras que la colocación del DIU inmediatamente después del parto tiene una tasa de expulsión de un 20 a 40%,  el DIU insertado después de 6 semanas tiene una tasa de solamente un 4%.

Hablamos específicamente sobre el DIU en el siguiente artículo: DIU de cobre y DIU Mirena – Anticonceptivo intrauterino.

Condón

El condón, sea masculino o femenino, es una opción obvia de la anticoncepción para las mujeres que amamantan, pero no quieren tomar cualquier sustancia hormonal o insertar el DIU.

El condón tiene una tasa de eficacia un poco menor que el DIU y la píldora, pero presenta una ventaja que ninguna de las dos características: previene la transmisión de enfermedades de transmisión sexual.

Explicamos el uso de condones en el siguiente artículo: CONDÓN – Preservativo Masculino.

Esterilización tubárica – Ligadura de trompas

Para las mujeres que ya tienen prole establecida y realmente no desean quedarse embarazadas otra vez, la ligadura de las trompas es una de las mejores opciones, pues no interfiere con la lactancia.

La ligadura de trompas es un método anticonceptivo permanente y con tasa de eficacia de un 99,5%. El procedimiento se realiza inmediatamente después del nacimiento o en un plazo máximo de 24 horas.

Explicamos la esterilización tubárica en detalle en el siguiente artículo: LIGADURA DE TROMPAS.

Lactancia materna como método anticonceptivo

Como ya se mencionó, la lactancia materna sirve como método contraceptivo ya que la elevación de la hormona prolactina responsable de la producción de leche también actúa mediante la inhibición de las hormonas que estimulan la ovulación.

El problema de la lactancia materna como método anticonceptivo es que es poco confiable, especialmente después del 6°mes. La eficacia de este método depende de la intensidad, la frecuencia de la lactancia materna y su singularidad como una fuente de alimentos para bebés.

En los primeros 6 meses son importantes los siguientes factores:

1) Intervalos regulares entre cada lactancia, no habiendo intervalos de más de 4 horas durante el día o 6 horas por la noche.

2) Lactancia materna exclusiva o casi exclusiva, correspondiendo a por lo menos el 90% de la comida del bebé.

3) Evitar el uso excesivo de bombas para sacar leche porque la succión del bebé es, generalmente, más eficaz para estimular la producción de prolactina.

Si no puedes garantizar las 3 condiciones anteriores, es temerario confiar únicamente en la lactancia como método anticonceptivo.

Después de 6 meses, el bebé empieza a recibir alimentos comunes y las frecuencias e intensidades de lactancia caen poco a poco. Cuanto menos el bebé mamá, mayor será el riesgo de la madre ovular otra vez. Después de 6 meses, ninguna mujer debe confiar exclusivamente en la lactancia materna como una forma de impedir la ovulación.

Источник: https://www.mdsaude.com/es/ginecologia-es/metodos-anticonceptivos-lactancia/

Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

La lactancia materna se define como la ingesta de la leche procedente del seno materno. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “la lactancia es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños”.

Y, además, según este organismo y también Unicef, esta es imprescindible de manera exclusiva durante los seis primeros meses de vida del recién nacido.

Sin embargo, llevar a cabo algunas actividades o ingerir algunos tipos de medicamentos puede acarrear algunos problemas cuando estamos amamantando.

Indice

La píldora del día después y la lactancia

Una de las circunstancias a tener en cuenta a la hora de tomar cualquier medicamento es, por ejemplo, cuando necesitamos tomar la pastilla del día después pero todavía estamos dando pecho a nuestro bebé.

Muchas mujeres se preguntan qué hacer en estos casos ya que la pastilla anticonceptiva de emergencia conlleva algunos efectos secundarios que muchas mujeres desconocen.

En primer lugar, hemos de saber que la píldora del día después (o píldora Postday) hace referencia a los anticonceptivos de emergencia femeninos orales que sirven para prevenir los embarazos no deseados desde las primeras horas y hasta incluso los tres días (alrededor de 72 horas tras haber tenido relaciones sexuales sin protección o el fallo del método anticonceptivo, por ejemplo, la rotura del preservativo). No obstante, hemos de saber que cuanto antes se tome, mayor eficacia (aproximadamente la eficacia es de un 94%). Después de las primeras 72 horas tras el coito, este método anticonceptivo ya no tendría ninguna eficacia. 

Y, en segundo lugar, ser conscientes de que, aunque sí se pueda tomar la píldora del día después mientras estamos amamantando, lo primero que debemos hacer al respecto es informarnos sobre ella de una manera adecuada con el fin de proteger la salud de nuestro pequeño, pero también nuestro bienestar. La pastilla del día después tiene las siguientes funciones: – evita la ovulación: este método consigue retrasar este proceso de manera que los espermatozoides no logren fecundar el óvulo. – obstaculiza que el esperma llegue al óvulo: una vez que el óvulo se ha desprendido de los ovarios, lo que hace la pastilla es espesar el moco cervical para que los espermatozoides no consigan llegar al óvulo. – expulsa el óvulo ya fecundado: en el caso de que el espermatozoide haya logrado fecundar el óvulo, la pastilla del día después provoca que no se llegue a fijar en las paredes del útero.

Como decíamos anteriormente, es cierto que algunas mujeres se enfrentan al riesgo de quedarse embarazadas de nuevo pero esta vez durante el periodo de la lactancia materna, aunque por supuesto, esto sea más difícil. No obstante, hemos de ser conscientes de que tampoco es imposible ya que las probabilidades de embarazo durante el periodo de lactancia se multiplican a medida que pasa el tiempo.

Ante ese riesgo, lo primero que hemos de saber es que dependiendo del tipo de pastilla puede conllevar o no una serie de riesgos.

De hecho, las píldoras postcoitales formuladas con levonorgestrel están entre los métodos anticonceptivos de primera elección durante el amamantamiento porque no alteran la cantidad ni tampoco la composición de la leche, no provoca efectos secundarios, no afecta al crecimiento de los lactantes y no altera a la duración de la lactancia. Por tanto, al no tener ninguna repercusión nuestro bebé continuará con su alimentación sin variaciones y no se verá tampoco forzado a tener que tomar un biberón de leche de fórmula que no había probado todavía.

Además, hemos de saber que el levonorgestrel se recomienda solamente para evitar el embarazo tras haber tenido una relación sexual sin protección, como decíamos anteriormente, pero no se aconseja el uso de este de manera regular ya que pertenece a una clase de fármacos conocidos con el nombre de progestinas que actúan evitando la liberación del óvulo o impidiendo la fecundación por parte de espermatozoides.

Efectos adversos de la píldora del día después

Y, por supuesto, lo que sí debemos tener claro es que, estemos lactando o tomando alguna medicación, la píldora del día después siempre va a conllevar algunos efectos secundarios como:

– Náuseas

– Vómito

– Diarrea

– Cansancio

– Dolor de cabeza y mareo

– Aumento o disminución del sangrado menstrual normal

No obstante, ante cualquier temor o duda lo mejor es acudir al médico para que nos informe adecuadamente y nos oriente sobre métodos anticonceptivos de acuerdo siempre a nuestras necesidades.

¿Cuándo la lactancia materna es un anticonceptivo?

Una mujer durante los 6 primeros meses después de haber tenido un bebé (durante el periodo de lactancia) es muy difícil que libere un óvulo, pero para usar la lactancia como método anticonceptivo, se tienen que cumplir tres condiciones:

– que amamantes exclusivamente o casi exclusivamente (cuando el suplemento no sustituya a ninguna toma)

– estar en amenorrea, que no hayas tenido el primer sangrado posparto (se considera este a cualquier sangrado que tenga la mujer 10 o más días separado del sangrado puerperal y sea al menos un día de sangrado normal o 3 consecutivos de goteo)

– tu bebé no tiene que tener más de 6 meses Si cumples estas tres condiciones, el índice de fracaso es del 0.5%. Si este es tu caso no tienes de que preocuparte y no necesitarías la pastilla del día después.

Pero si la menstruación vuelve, si el bebé empieza a tomar algún suplemento alimenticio que sustituye alguna de las tomas o cumple 6 meses, es necesario que elijas otro método anticonceptivo para evitar el embarazo ya que el riesgo aumenta.

La lactancia puede hacer que presentes amenorrea e infertilidad que puede durar desde los dos meses a los dos años o más.

Las bases fisiológicas de la infertilidad asociadas a la lactancia son: – Inhibición de la ovulación y amenorrea: que el bebé succione con frecuencia el pezón hace un efecto inhibitorio en la función del hipotálamo y la hipófisis, haciendo que se produzca una alteración de una hormona que es la encargada de desencadenar la ovulación. En esta situación la mujer no tiene la menstruación (amenorrea postparto).

– Alteración de los primeros ciclos menstruación: es muy raro que se produzca un embarazo durante la amenorrea de lactancia en los primeros seis meses de parto, aun cuando la mujer ovula antes de la primera menstruación, esto es porque el ciclo menstrual está alterado.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/seguridad-bebe/estoy-amamantando-puedo-tomar-la-pastilla-del-dia-despues-9368

¿Estás dando lactancia materna y tomas anticonceptivos? Asegúrate de que no tengan estrógenos

Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

Seguramente no conoceréis muchos casos de embarazo pasados pocos meses después de dar a luz, pero los hay: mujeres con bebés de 3 ó 4 meses que se hacen un test y se dan cuenta de que están embarazadas de nuevo, porque lo buscaban o porque ni ellas ni sus parejas tomaron medidas para evitarlo.

El que llegue a suceder depende en gran medida de si el bebé toma pecho o no lo toma, porque normalmente, si está siendo amamantado, la menstruación puede tardar meses e incluso años en volver, pero esto no es matemático y hay mujeres que dan el pecho de manera frecuente que a los 2 ó 3 meses ya tienen la regla.

Por eso, por aquello de ir a lo seguro, muchas mujeres optan por tomar la píldora anticonceptiva porque quizás era el método que utilizaban antes del embarazo. Ahora bien, ¿sirve la misma que tomaban? Porque normalmente no: es mejor tomar una que no tenga estrógenos.

La píldora anticonceptiva, a partir de la sexta semana

Durante las primeras seis semanas tras el parto lo recomendable es hacer uso de métodos no hormonales: preservativo masculino o preservativo femenino, normalmente.

Esto es porque la mujer está en lo que se conoce como «la cuarentena», que es la fase de puerperio, en que el cuerpo va volviendo poco a poco a la situación previa al embarazo.

Como es una etapa en que los niveles hormonales varían con respecto al embarazo, y en cierto modo afectan a la mujer, no interesa hacer experimentos con más hormonas en pastillas diarias.

Pasadas las seis semanas se puede empezar a tomar anticonceptivos. Los más habituales son los que contienen estrógenos y progestágenos, pues son los que evitan cualquier probabilidad de que el óvulo madure.

Qué anticonceptivo oral se recomienda si das el pecho

Sin embargo, si está dando el pecho, esta combinación no se recomienda. Si miramos en e-lactancia qué nos dicen al respecto veremos lo siguiente:

No es una medicación peligrosa para el bebé, en realidad, pues son hormonas femeninas como puede tener una mamá que amamanta y tiene la regla, pero es peligrosa para la lactancia.

La lactancia depende de un equilibrio hormonal en el que la prolactina aumenta, pues es la hormona que se encarga de fabricar leche, mientras descienden los estrógenos y la progesterona. Si los estrógenos aumentan, la prolactina tiende a disminuir, y entonces disminuye la producción de leche materna.

Por eso los anticonceptivos que tome una mujer que está amamantando deberían ser solo de progestágenos o con una cantidad muy baja de estrógenos. De nuevo, buscando en e-lactancia vemos que son los que contienen los siguientes principios activos:

Algunos son en forma de píldora y otros para implantar de manera subcutánea, pero todos son seguros. Basta con mirar la composición de unas pastillas anticonceptivas para confirmar que el componente que llevan es solo uno de estos y tendremos seguridad de que no afectarán en modo alguno a la lactancia de nuestro bebé:

¿Y el método MELA?

Algunas mujeres optan por este método para evitar embarazos, aunque como hemos comentado, puede ser peligroso, porque no es tan fiable (aunque sí mucho más natural). El método MELA es el método de la lactancia y la amenorrea.

Consiste en confiar en la lactancia como método anticonceptivo por el equilibrio hormonal que hemos comentado antes.

Si el bebé mama a menudo, los niveles de prolactina se mantienen elevados y en consecuencia los niveles de las hormonas que provocan la ovulación se mantienen lo suficientemente bajos como para que no se produzca. No hay ovulación, no hay menstruación, no hay posibilidad de embarazo.

Para que funcione deben cumplirse dos reglas, que la lactancia sea exclusiva y que no existan periodos de más de 4-6 horas sin que haga una toma, tanto de día como de noche.

Si se cumplen, se considera que la fiabilidad entre los 3 y 6 meses de vida del bebé es de un 98-99%.

Pasados los 6 meses, como el bebé empieza a comer y las tomas pueden espaciarse más, la fiabilidad desciende y es posible que se produzca la primera ovulación.

La primera regla llega 14 días después de esa primera ovulación, pero una mujer no sabe que ha ovulado hasta 14 días después, cuando aparece el sangrado.

Puede suceder que el primer óvulo después del parto sea fecundado y que la mujer siga sin tener la regla unos meses más porque está embarazada.

Si se busca un bebé o no importa que llegue es una anécdota curiosa de explicar (“llevo sin regla desde que me quedé embarazada de mi primer hijo, y eso que hace meses que amamanto al segundo”), pero si no es la intención, puede ser una sorpresa inesperada.

Foto | iStock
En Bebés y más | Cuando la lactancia hace que te pases años sin menstruación, La reaparición de la regla después del parto, Sí puedes quedar embarazada mientras das el pecho, Métodos anticonceptivos durante la lactancia

Источник: https://www.bebesymas.com/lactancia/estas-dando-lactancia-materna-y-tomas-anticonceptivos-asegurate-de-que-no-tengan-estrogenos

Pastillas anticonceptivas (y otros métodos) en la lactancia

Estoy amamantando, ¿puedo tomar la pastilla del día después?

Las pastillas anticonceptivas constituyen el método de anticoncepción más habitual, después del preservativo, y el preferido de muchas mujeres. Sin embargo, no todas las pastillas anticonceptivas son adecuadas en el posparto y, sobre todo, durante la lactancia materna. 

Después del parto y tras la cuarentena, el cuerpo empieza a volver a la normalidad y la mamá retoma las relaciones sexuales. Éste es el momento en el que, si no desea volver a quedar embarazada demasiado pronto, deberá plantearse recurrir a un método anticonceptivo. 

Dar el pecho al bebé no puede considerarse un método anticonceptivo. Puede funcionar, pero no es fiable, ya que exige que la lactancia sea “a demanda”, pierde efectividad al pasar los meses y, además, cada mujer lo experimenta de un modo diferente.

Por otro lado, en el caso de que la mujer no dé el pecho, la actividad ovárica vuelve a establecerse a los 40-60 días después del parto. El intervalo entre los embarazos es importante para la salud de las madres. Les permite recuperarse del embarazo y del parto, así como del esfuerzo que requiere la atención del bebé.

Por este motivo, al retomar las relaciones sexuales, las mamás deben adoptar el método anticonceptivo más adecuado, teniendo en cuenta las contraindicaciones hormonales, la lactancia y los cambios de tamaño del útero.

Las pastillas anticonceptivas recomendadas en la lactancia y después del parto

  • Como hemos vísto, no todas las pastillas anticonceptivas son adecuadas en la lactancia. De hecho, la mamá lactante solo puede tomar un tipo de píldora compatible con este período: se trata de la pastilla anticonceptiva progestínica.
  • La pastilla anticonceptiva de progesterona se puede tomar aunque se esté dando el pecho al bebé, puesto que no contiene estrógenos, lo que la haría incompatible con la lactancia.
  • El funcionamiento del progestínico puro consiste en modificar el ambiente uterino, haciéndolo inadecuado para la anidación del ovocito fecundado. La píldora progestínica de nueva generación también actúa como inhibidor de la ovulación.

    Tiene una eficacia del 99%, siempre que se tome de forma correcta, siguiendo las indicaciones de uso al pie de la letra.

Otros métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia

Éstos son otros métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia materna.

El diafragma

Es un fino disco de látex con forma de cúpula, rodeado de un anillo de metal recubierto de látex. Se coloca en la vagina, tapando el cuello del útero.

Si se pone antes de la primera relación y se retira al menos seis horas después, impide que los espermatozoides asciendan hacia el útero.

Su uso requiere una exploración ginecológica previa, para identificar el tipo y el tamaño adecuado, y para aprender a ponerlo correctamente.

El diafragma tiene una eficacia contraceptiva del 79%, pero asciende a cerca del 90% si se combina con una crema espermicida.

Una de sus principales ventajas es que se puede utilizar desde los primeros meses después del parto.

Sin embargo, su uso es más complicado y más susceptible de error que el del preservativo. No está demostrada su eficacia protectora frente a las infecciones de transmisión sexual y puede provocar molestias si la mujer tiene problemas de sequedad vaginal.

Asimismo, hay que tener en cuenta que el diafragma no debe usarse con lubricantes oleosos, sino solo con geles de base acuosa.

El DIU

El DIU es un dispositivo intrauterino en forma de T, compatible con la lactancia materna, que el ginecólogo introduce en la cavidad uterina. Impide a los espermatozoides alcanzar el ovocito y, a los posibles ovocitos fecundados, anidar en el útero.

Existen dos tipos: el DIU de cobre y el DIU de progesterona, que tienen una eficacia del 98-99%. El DIU de cobre tiene una acción inmediata y durante un máximo de unos cinco años.

Sin embargo, provoca menstruaciones ocasionalmente más abundantes y dolorosas. Por su parte, el DIU hormonal tiene una acción inmediata y una duración mínima de unos cinco años.

Provoca una menstruación menor, pero puede tener efectos secundarios temporales, como cefalea o tensión mamaria.

Después de un parto vaginal, puede introducirse cuando el útero recupera el volumen original, al término del puerperio. En cambio, después de una cesárea, es necesario esperar un mínimo de seis meses. A continuación, te explicamos las ventajas e inconvenientes de los distintos tipos de DIU.

El preservativo

El preservativo es el método anticonceptivo de barrera más utilizado. Al no tratarse de un método anticonceptivo hormonal, no existe ninguna contraindicación para utilizarlo durante la lactancia.

El preservativo debe colocarse antes de iniciar la relación. Introducirlo, como ocurre con frecuencia, una vez iniciada la relación, reduce significativamente su eficacia contraceptiva. Y es que, en las fases preliminares de la relación, se puede producir la emisión de una pequeña cantidad de líquido seminal. Si se utiliza bien, su eficacia contraceptiva es del 97%.

Este método se puede usar desde el término de los 40 días del puerperio y, además, protege de algunas infecciones de transmisión sexual. Sin embargo, si la mujer tiene problemas de escasa lubricación, aumenta el roce sobre lamucosa vaginal y puede provocar molestias.

El uso del preservativo nunca debe combinarse con la aplicación de lubricantes oleosos. No únicamente los que se comercializan, sino tampoco los remedios caseros, como el aceite de oliva o la mantequilla, que dañarían el preservativo. Solo se pueden usar lubricantes de base acuosa.

El progestínico subcutáneo

El progestínico subcutáneo tampoco tiene contraindicaciones durante la lactancia. Consiste en un pequeño cilindro flexible, de unos cuatro centímetros de largo y 10 milímetros de diámetro, impregnado de progestínico puro.

Después de aplicar una leve anestesia local, el ginecólogo lo introduce bajo la piel del brazo de la mujer, desde donde emite progestínico directamente en el flujo sanguíneo. Su uso no provoca pseudomenstruaciones o las reduce mucho. Su eficacia contraceptiva es del 99% y dura tres años.

No provoca molestias e, incluso, pueden usarlo las mujeres afectadas de trombofilia. Sin embargo, la introducción y eliminación sí que pueden resultar molestos y requieren la administración de una leve anestesia. Por ello, no son muchos los ginecólogos que lo proponen.

Puesto que su eficacia dura tres años, está desaconsejado para las mujeres que tienen previsto un nuevo embarazo a menos tiempo vista. De todos modos, puede retirarse en cualquier momento, y la fertilidad se recupera a partir del siguiente ciclo.

Los anillos vaginales

El anillo mensual es un contraceptivo de baja dosis que actúa de la misma forma que la píldora tradicional, es decir, liberando hormonas que inhiben la ovulación.

Tiene la forma de un anillo transparente y flexible, que se introduce directamente en la vagina, donde permanece durante 21 días. Ahí, libera de manera continua y constante bajas dosis de estrógenos y progestágenos.

El uso del anillo reduce el riesgo de algunos efectos secundarios típicos de los anticonceptivos orales, como la presencia de pérdidas de sangre entre una regla y la otra, o bien la amenorrea (ausencia de menstruación).

Asimismo, la baja dosis hormonal del anillo corresponde a la de las píldoras denominadas «ultraligeras», reduciendo así la presencia de otros efectos indeseados, como la retención de líquidos, el aumento de peso, la tensión mamaria o el dolor de cabeza.

Por último, otra de las ventajas es que las hormonas no pasan a través del aparato digestivo y, en caso de vómito o de diarrea, la eficacia contraceptiva permanece inalterada.

¿La lactancia es un método anticonceptivo?

  • En el caso de que la mujer dé el pecho a su hijo, sin saltarse ninguna toma, la succión del niño y las hormonas que regulan la producción de leche impiden la ovulación. Es lo que se conoce como amenorrea de la lactancia. Sin embargo, este efecto anticonceptivo no dura durante todo el tiempo que dura la lactancia materna.
  • Algunos investigadores han demostrado que, durante la lactancia, la protección es total durante unos dos meses. Pasado este tiempo, solo para el 60% de las mujeres la lactancia sigue siendo eficaz como método anticonceptivo durante otros seis meses.
  • Además, la eficacia anticonceptiva de la lactancia disminuye rápidamente después del primer sangrado posparto, con la introducción de alimentación suplementaria y cuando se cumplen seis meses después del parto. Cuando ocurre cualquiera de estos tres supuestos, es necesario comenzar a usar otro método anticonceptivo.

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/parto/despues-del-parto/anticonceptivos-lactancia-271

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: