Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

¿Resfriada durante el embarazo? Consejos para aliviar los síntomas

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Durante el invierno, las embarazadas son más vulnerables a los resfriados que en el resto del año.

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale han revelado que esto se debe a que cuando la temperatura ambiental desciende, también se reduce la temperatura corporal, así como la capacidad del sistema inmunitario para combatir el rinovirus, que es el virus responsable del resfriado común.

Asimismo, el resfriado durante el embarazo suele ser mucho más complicado que en cualquier otra etapa. Resfriarse no afecta directamente al bebé, pero sí hace que la gestante se sienta más débil de lo habitual ya que lo usual es que no pueda consumir los fármacos que alivian los síntomas del resfriado.

¿Cómo saber si estás resfriada?

En ocasiones es difícil distinguir si se trata de un simple resfriado, una gripe o cualquier otra afección ya que muchos de los síntomas son similares. Sin embargo, debes saber que normalmente los síntomas del resfriado son más leves que los de cualquier otra enfermedad y que, en la mayoría de los casos suelen ir desapareciendo con el paso de los días.

Al inicio, lo más común es que aparezca una sensación de cansancio leve y malestar generalizado que se acompaña de una congestión nasal persistente y constantes estornudos. Por lo general, durante un resfriado no suele haber fiebre, y en caso de presentarse no supera los 38 grados, a diferencia de otras patologías, como en el caso de la gripe o una infección pulmonar.

A partir del cuarto o quinto día, suele aparecer una tos seca o con mucosidad que se puede mantener varios días después de que los otros síntomas hayan desaparecido por completo. No obstante, tras dos semanas del comienzo del resfriado, la tos también tiende a desaparecer.

1. Cuida tu alimentación

Uno de los aspectos más importantes durante un resfriado es tu alimentación. Los alimentos no solo te proporcionan la energía que necesitas para recuperarte más rápido sino que también te ayudan a fortalecer tu sistema inmunitario.

Por eso, es fundamental que incluyas en tu dieta alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, las fresas y los pimientos.

También puedes apostar por platos calientes como las sopas, los caldos y las cremas, que además de ofrecerte una dosis extra de energía te ayudan a despejar las vías respiratorias y aliviar la congestión nasal.

2. Bebe abundante líquido

Durante el resfriado es normal que pierdas más líquido del habitual a través de las secreciones nasales y las mucosidades en la garganta.

Por eso, debes mantenerte bien hidratada, de esta manera ayudas a tu organismo a depurar las toxinas y eliminar el virus del resfriado.

Lo ideal es que apuestes por el agua, pero también puedes beber zumos de cítricos que son ricos en vitamina C o algunas infusiones que sean seguras durante el embarazo para despejar además las vías respiratorias.

3. Descansa lo suficiente

Cuando estás resfriada, es importante que descanses para que el cuerpo recupere fuerzas y se centre en combatir el virus, pero si estás embarazada debes reposar aún más.

De esta manera, no solo recuperarás energía sino que también puedes aliviar la congestión nasal, por lo que te será más fácil respirar y también sentirás que tus músculos te lo agradecen.

En este caso, puedes optar por acostarte en la cama una media hora, al menos tres o cuatro veces al día, o si lo prefieres también puedes recostarte en el sofá.

4. Acondiciona tu hogar

Si estás en la calle, un restaurante o una tienda no podrás controlar las condiciones del ambiente, pero si estás en casa puedes acondicionar las habitaciones para sentirte más cómoda mientras estés resfriada.

Una buena estrategia consiste en colocar humidificadores para elevar la humedad del ambiente y prevenir que se sequen tus vías respiratorias.

También puedes ajustar la temperatura en torno a los 22ºC o 23ºC para mantenerte calentita, pero sin calentar demasiado el entorno.

5. Recurre a los remedios naturales

Cuando estás resfriada no tienes que recurrir obligatoriamente a los medicamentos para calmar los síntomas. Existen algunas alternativas naturales que puedes utilizar para sentirte mejor sin poner en riesgo a tu bebé.

Por ejemplo, para aliviar la congestión nasal usa una solución salina, que puedes comprar en cualquier farmacia. Para el dolor o el picor en la garganta recurre a las gárgaras de agua con sal, que puedes preparar en casa poniendo a hervir agua y añadiéndole un poco de sal.

Y para bajar la fiebre puedes apostar por los baños de agua tibia y las bebidas frías que te ayudarán a reducir la temperatura corporal.

Источник: https://www.etapainfantil.com/resfriada-durante-embarazo-consejos-aliviar-sintomas

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Durante el embarazo es casi imposible no ponerse mala alguna vez, aunque no sea más que un simple resfriado o catarro de las vías respiratorias altas. En estos casos debes saber qué puedes tomar y qué no, qué remedios naturales puedes seguir o síntomas de alarma que debes tener en cuenta.

Índice

¿Qué es el resfriado?

El resfriado es una enfermedad de origen vírica causada por alguno de los más de 200 virus existentes que pueden causar un catarro común. Los síntomas principales de esta enfermedad son congestión nasal, tos y dolor de cabeza.

Es raro que produzca fiebre a diferencia d ela gripe, aunque puede darse, generalmente no superando los 38,5º C.

Los resfriados suelen tardar en curarse entre 5 y 7 días y, generalmente, la persona afectada no se encuentra muy mal y puede seguir con su vida normal.

Son más comunes en invierno ya que los virus se hacen más fuertes con el frío y, a su vez, las defensas bajan, lo que hace que sea fácil contagiarse ya que, además, los catarros son muy contagiosos y entran a nuestro organismo a través de las gotitas de saliva expelidas por la boca al estornudar, toser, hablar, etc. Estos virus pueden permanecer un tiempo en objetos que todos tocamos, como las puertas, y al llevarnos la mano a la nariz o la boca, entran a nuestro organismo. Por eso, es casi imposible que no te resfríes ni una sola vez durante el embarazo ya que lo normal es pasar de 3 a 6 resfriados al año.

Lo bueno es que, generalmente, los resfriados se curan solos en unos pocos días y no generan molestias graves, por lo que no debes preocuparte.

Es importante que estés pendiente de la fiebre ya que, según los estudios de medicina, si la fiebre es muy alta (por encima de 39,5 ºC) y se experimenta en el primer trimestre del embarazo puede causar complicaciones y problemas, incluso adelantar el parto si la embarazada está en el tercer trimestre.

Antes se pensaba que podía causar aborto en el primer trimestre de gestación, aunque recientes estudios, como uno publicado en la revista The Lancet realizado por la Universidad de Copenhague y el Centro Danés de Ciencia Epidemiológica y del Staten Serum Institut en Copenhague, afirma que no hay una relación directa entre fiebre y aborto.

No obstante, si tienes fiebre por encima de 39º C, vómitos intensos y persistentes, dolor al orinar, dolor de cabeza muy intenso que no se pasa, hemorragia vaginal o contracciones uterinas dolorosas y fuertes debes acudir a Urgencias ya que puede que, además del resfriado, tengas alguna otra complicación que puede afectar al feto.

¿Cómo tratar el resfriado en el embarazo?

Al ser un virus, no hay tratamiento ni medicamento específico para combatirlo y, por supuesto, nunca se deben tomar antibióticos.

Puedes tomar paracetamol para tratar el dolor de cabeza y la fiebre, aunque se recomienda evitarlo si el dolor no es muy fuerte y recurrir a tratamientos naturales como darse una ducha de agua tibia, acostarse en una sala oscura y tranquila, etc.

Para el resto de los síntomas y molestias también se aconseja recurrir a remedios naturales y ayudas como estos que te proponemos:

1- Para tratar la congestión, puedes usar inhaladores, hacer lavados con suero fisiológico o agua de mar, realizar vahos de eucalipto, etc.

2- Usa un humidificador en la habitación antes de irte a dormir para que la humedad evita que se resequen las fosas nasales y la garganta y así puedas dormir mejor.

3- Bebe mucha agua y zumos de naranja con vitamina C para reforzar tus defensas. Los caldos de verduras son otra opción para mantenerse hidratado, además de ayudar a sentirse mejor.

4- Descansa todo lo posible hasta que te encuentres mejor.

5- El jengibre tiene propiedades analgésicas y antipiréticas. Prepara una infusión con una cucharada de jengibre picado fresco y agrégalo a una taza de agua hirviendo. Puedes añadir miel y un poco de limón para suavizar también la garganta.

6- El ajo es rico en alicina, una sustancia con propiedades antisépticas que ayuda a combatir el resfriado. Puedes tomarlo picado con limón y miel o echarlo a tus comidas.

7- Las gárgaras ayudan a aliviar el dolor de garganta. Puedes hacer gárgaras con agua mezclada con agua oxigenada, con agua caliente y sal, con bicarbonato o con miel y limón.

8- La leche templada con miel o limón y el agua templada con miel sirven para aliviar el picor de garganta y la tos.

9- Si tienes mucha congestión, descansa con la parte superior del cuerpo algo elevada para ayudar a respirar mejor.

10- Para el dolor de cabeza, también hay muchos remedios naturales como hidratarse bien, descansar en una habitación tranquila y a oscuras, ponerse años de agua fría en la frente, etc.
 

¿Se puede prevenir el resfriado?

El resfriado es muy común en otoño e invierno, pero se puede prevenir siguiendo una serie de consejos:

– Lavarse las manos a menudo, sobre todo después de estar con otras personas.

– Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. Los virus que causan los resfriados entran al cuerpo por las mucosas, por lo que hay que evitar tocarse sin tener las manos limpias.

– Evita los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire.

– Sigue una dieta sana rica en vitamina C que refuerza el sistema inmunitario y descansa lo más posible.

Algunas mujeres se preguntan «¿cómo saber si estoy embarazada de pocos días?». En estos casos se puede realizar un test de sanguineo del embarazo o bien esperar 15 días desde la concepción que es el tiempo que tarda en aparecer una hormona ligada al embarazo utilizada en los tests de orina.

Congestión nasal

Definición:

Nariz tapada y congestionada a causa de una enfermedad de las vías respiratorias que provoca que los tejidos que la recubren se inflamen debido a la inflamación de los vasos sanguíneos.

Síntomas:

– Problemas para respirar por la nariz (sobre todo durmiendo)

– Mucosidad abundante

– Pérdida del sentido del olfato y del gusto.

Tratamiento:

Para acabar con la congestión hay que tratar la causa: el resfriado, alergia o gripe que la haya provocado. Para aliviar sus síntomas, conviene hacer lavados nasales con agua salada, extraer los mocos con una pera de goma, usar humidificadores por la noche, descongestionantes…

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/estoy-embarazada-y-resfriada-que-puedo-hacer-9678

Estoy embarazada y me he resfriado: ¿qué puedo hacer (y qué no)?

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Durante el embarazo nos cuidamos al máximo, pero llega el frío y con él aumentan los catarros, de modo que no es extraño que un buen día empiece el picor de garganta, la tos, la mucosidad… Estoy embarazada y me he resfriado: ¿qué puedo hacer (y qué no)?

En cualquier otra etapa de la vida recurrimos a determinados fármacos para mitigar los síntomas del resfriado (que no curarlo), pero durante el embarazo es importante no automedicarse. Porque si bien un catarro no afecta a la salud del feto, el hecho de que tomes medicinas por tu cuenta sí puede perjudicarle.

¿Qué hay de los analgésicos, antitusivos, antihistamínicos… y otros productos para aliviar los síntomas? Ninguno de estos medicamentos puede ser tomado sin prescripción médica durante el embarazo. Muchos fármacos (ojo al paracetamol o al ibuprofeno, por ejemplo) sí podrían afectar al feto.

En el caso del paracetamol, es considerado seguro durante el embarazo, pero recomiendan evitarlo en la medida de lo posible y sino, hacerlo únicamente en las dosis mínimas recomendadas.

Por su parte, los antiinflamatorios (como el ibuprofeno) están relacionados con un aumento del riesgo de aborto. Tampoco puedes tomar algunos antihistamínicos, jarabes para la tos, descongestionantes…

Consulta siempre al médico.

Por supuesto, los antibióticos tampoco sirven para el resfriado ni la gripe, por lo que hay que evitarlos. No funcionan contra los virus y, tomados innecesariamente, pueden hacer que sea más difícil al cuerpo luchar contra infecciones bacterianas en el futuro.

Además, recuerda que ningún medicamento cura el resfriado sino que este seguirá su proceso natural. El resfriado común no suele durar más de siete días (tal vez un poco más durante el embarazo).

Aliviar los síntomas del resfriado durante el embarazo

Entonces, muchas os estaréis preguntando, ¿tengo que pasar el resfriado sin ninguna «ayuda»? Si los síntomas son leves, con secreción nasal y molestias en la garganta, hay ciertos trucos que te ayudarán a pasar del mejor modo posible el catarro.

  • Toma mucha agua y líquidos para ayudar a reponer líquidos y a eliminar el virus.
  • Descansa lo que puedas y no dejes que te afecte el estrés: esto ayudará a que te sientas mejor.
  • Toma leche templada con miel o limón y agua templada con miel para aliviar el picor en la garganta y la tos.
  • Evita ambientes excesivamente secos o cargados de humo.
  • Haz vahos de eucalipto o utiliza un humidificador en el baño para favorecer la expulsión de la mucosidad de las vías respiratorias.
  • Utiliza limpiadores nasales de suero fisiológico o agua marina que venden en la farmacia.
  • Si no te molesta el olor, puedes probar un remedio clásico: colocar una cebolla cortada junto a la cama por la noche.
  • Descansa con la parte superior del cuerpo algo elevada para ayudar a respirar mejor.

Si te duele la cabeza, repetimos que durante el embarazo es mejor evitar los medicamentos en la medida de lo posible, pero ciertos remedios naturales podrían ayudarte: mantén una alimentación saludable y un buen descanso, toma un baño relajante con agua tibia, mantente bien hidratada…

Si los síntomas son agudos, acude al ginecólogo para ver si puede prescribirte algún fármaco adecuado para aliviar los síntomas, aunque muchos doctores son partidarios de no dar medicamentos en el embarazo a no ser que sean absolutamente imprescindibles.

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

Prevenir el resfriado

Como no hay una vacuna contra el resfriado de forma global (la vacuna contra la gripe previene solo determinadas cepas), lo que podemos hacer es intentar prevenirlo.

  • Una estrategia preventiva es evitar la exposición a personas acatarradas para no contagiarnos.
  • El lavado de manos frecuente y minucioso es uno de los mejores hábitos para evitar la transmisión de enfermedades infecciosas.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. Los virus que causan los resfriados pueden entrar al cuerpo de esta manera y hacer que enfermemos.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura y no permanezcas expuesta al frío durante mucho tiempo.

Finalmente, recordemos que no es lo mismo un catarro que una gripe, y mientras que para el resfriado no existe vacuna, sí la hay para la gripe, que se recomienda a las embarazadas. Si junto a las molestias comentadas tienes fiebre y dolor muscular, lo más probable es que tengas la gripe. Acude al médico para que determine el tratamiento más adecuado que no perjudique al bebé.

Esperamos que no tengas síntomas más graves y que por lo que estás pasando sea simplemente un resfriado en el embarazo: ya sabes cómo actuar para sentirte mejor y qué es lo que no se puede hacer durante el proceso catarral. Paciencia, porque en pocos días empezarás a sentirte mejor…

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Resfriada durante el embarazo? Consejos para aliviar los síntomas, Los catarros no se curan con medicinas

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/estoy-embarazada-y-me-he-resfriado-que-puedo-hacer-y-que-no

Resfriado y gripe en el embarazo: qué tomar y cómo cuidarse

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza, dolor de garganta y nariz tapada son los síntomas típicos de las infecciones de las vías respiratorias, que hacen su aparición en invierno, desde el simple resfriado a la gripe.

En la mayoría de casos, se trata de infecciones de origen vírico. Contra ellas, los antibióticos no sirven de nada.

La única medida que hay que tomar es el control de la temperatura y aliviar los síntomas más molestos, en espera de que la enfermedad haga su curso.

Pero ¿hay algún medicamento que se pueda tomar para el resfriado y la gripe estando embarazada?

(Te interesa: Vacuna de la gripe en embarazadas)

Gripe en el embarazo. Riesgos y tratamiento

Si la embarazada contrae el virus de la gripe durante la gestación, tiene un riesgo algo más elevado que la población de no riesgo en cuanto a las posibles complicaciones del virus.

(Te interesa: Fiebre en el embarazo)

Asimismo, complicaciones como una dificultad respiratoria aguda, que puede darse con mayor facilidad en el embarazo, podrían derirvar, incluso, en un ingreso hospitalario de la futura mamá. No obstante, no es algo que ocurra a menudo, así que tranquila.

Gripe en el embarazo. ¿Existe un riesgo para el bebé?

El feto está muy bien protegido en la barriga de la mamá, así que no hay que preocuparse por que pueda sufrir algún daño si la mamá tiene la gripe. 

Una vez nacido el bebé, hay que tener en cuenta que los bebés más pequeños tienen más posibilidades de sufrir complicaciones derivadas del virus de la gripe, debido a que su sistema inmunológico, las defensas, todavía es inmaduro.

Gracias a los anticuerpos (que «paralizan» los virus) que reciben de su madre, los bebés más pequeños están protegidos. Estos anticuerpos maternos se van perdiendo con el tiempo. Protegen hasta los seis meses, momento a partir del cual los niños empiezan a desarrollar sus propias defensas inmunitarias.

Paracetamol: sí se puede tomar para el resfriado

El fármaco adecuado para tratar las infecciones con fiebre y el malestar durante el embarazo y la lactancia es el paracetamol. Se trata de un medicamento muy experimentado, y los especialistas no tienen ninguna duda sobre su inocuidad, tanto para la futura mamá como para el feto.

Es un antipirético, es decir, baja la temperatura corporal y ayuda a controlar la fiebre. Es mejor evitar tomar fármacos combinados, que contienen paracetamol asociado con otros principios activos.

Normalmente, se trata de productos con un poder analgésico superior al del simple paracetamol, o bien están indicados para el tratamiento de un síntoma específico, como la tos, que es mejor evitar. El médico valorará los pros y los contras a la hora de prescribir estos fármacos. 

Aspirina: contraindicada en el embarazo

El ácido acetilsalicílico, es decir, la aspirina, está contraindicado en el embarazo y en el período de lactancia. Algunos estudios indican que, si se toma en las primeras semanas de gestación, aumenta ligeramente el riesgo de aborto espontáneo.

Al término del embarazo, a partir de la semana 34, puede determinar el cierre del conducto de Botallo, un vaso arterioso fetal importante para la circulación sanguínea del futuro bebé.

Por último, está contraindicado durante la lactancia porque, al pasar a través de la leche materna, puede originar una enfermedad rara, pero muy peligrosa y potencialmente letal: el síndrome de Reye.

El resto de fármacos que pertenecen a la familia de la aspirina, los antiinflamatorios no esteroideos están contraindicados en el embarazo. Es el caso, por ejemplo, del ibuprofeno, de cuya peligrosidad durante el embarazo se sospechaba desde hace tiempo, y que ha sido confirmada por recientes estudios. En cambio, el ibuprofeno es seguro durante la lactancia.

Jarabes para la tos y la nariz tapada: ¿se pueden tomar?

Los jarabes contra la tos, en la mayoría de los casos, son productos de escasa eficacia, que van poco más allá del efecto placebo. A este aspecto, se añade el hecho de que no disponemos de suficientes datos sobre su seguridad durante el embarazo, por lo que su empleo está desaconsejado.

El único que presenta una garantía de seguridad aceptable durante la gestación es el dextrometrofano, que, en cualquier caso, sólo debe tomarse después de consultar al médico.

Los aerosoles descongestionantes de la nariz contienen un principio activo vasoconstrictor que, consumido en grandes cantidades, actúa sobre los vasos sanguíneos de la placenta, provocando hipertensión a la futura mamá y poniendo en peligro el bienestar fetal.

Por esta razón, deben usarse con extrema prudencia y durante períodos de tiempo muy breves.

Qué tomar para tratar el asma

Las futuras mamás que sufren asma crónica no deben interrumpir el tratamiento durante el embarazo. Si no se trata adecuadamente, el asma puede tener efectos negativos en el desarrollo del feto, como retraso en el crecimiento y bajo peso al nacer.

Casi todos los fármacos para el tratamiento del asma que se comercializan en la actualidad son seguros durante el embarazo. En cualquier caso, las mujeres que sufren esta patología y tienen la intención de quedar embarazadas, o bien descubren que lo están, deben dirigirse a su médico.

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/salud/resfriado-embarazo-medicamentos-7634

5 Remedios naturales para aliviar el resfriado en las embarazadas

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Es posible que hayas tomado precauciones para no coger ningún resfriado. Aun así, los riesgos de coger un catarro son elevados y los medicamentos que habitualmente se toman para ayudar a pasar los síntomas están contraindicados durante el embarazo.

O sea, no debes tomar paracetamol o ibuprofeno porque hay riesgo de que afecten a tu bebé.

Si piensas en tomar algún tipo de medicamento como anti-histaminico, jarabe para la tos, descongestionante, etc. debes consultar a tu médico. Y muchos médicos no los aconsejan.

Que puedes hacer? Toma nota de estos 5 remedios caseros y naturales para aliviar el resfriado en las embarazadas.

Cómo aliviar los síntomas del resfriado con remedios naturales:

  1. Toma muchoslíquidos para mantenerte hidratada, además de ayudarte a eliminar mucosidades. No tienes por qué tomar sólo agua. Las sopas, caldos y zumos también sirven para mantenerte hidratada.  Los líquidos calientes como los caldos de ave o pollo  favorecen la expectoración y contribuyen a reducir la inflamación de la garganta.
  2. Los remedios de “la abuela” funcionan. Así que, ya sabes: tomar leche templada con miel o limón son de gran ayuda para la tos y la garganta.
  3. Descansa más de lo habitual. El descanso te ayudará a que tu cuerpo tenga más fuerzas para pasar los síntomas del resfriado y también evitarás que te duela la cabeza.
  4. Utiliza un humidificador para ayudarte a limpiar tus vías respiratorias. También te ayuda dormir colocando una almohada que te eleve la parte superior del cuerpo, realizar vahos de eucalipto o suero fisiológico.
  5. Vigila tu alimentación. Esto debe ser así siempre. Durante el embarazo es más importante aún.

    Y lo mismo sucede si estas luchando contra un resfriado.

No olvides los alimentos probióticos,  el yogur, el kéfir, la col fermentada o el miso contienen bacterias ácido lácticas (lactobacilus) que mantienen el equilibrio de la flora bacteriana intestinal y que podrían contribuir a reducir la intensidad de los síntomas de un resfriado, según se ha podido observar en un estudio publicado en la revista “British Journal of Nutrition”.

Conoce otros alimentos que te ayudarán a cuidarte en el otoño-invierno

1- El Orégano:

Cuando hablamos de esta planta, posiblemente la asociamos más con el condimento para la pizza

Источник: https://forbebes.es/embarazo/remedios-naturales-para-aliviar-el-resfriado-en-las-embarazadas/

Resfriado En El Embarazo

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Estás embarazada y a pesar de que te estás cuidando al máximo en esta etapa, te has resfriado, algo muy habitual… A continuación, te damos algunos consejos para combatir el resfriado en el embarazo, sin tomar medicamentos que puedan afectar al bebé.

Para empezar, es importante que sepas que cuando estás embarazada el organismo reduce la eficacia de las defensas para evitar que el sistema inmune rechace al feto (el 50% de su carga genética es del papá y resulta “extraña” para nuestro cuerpo).

Es por esto que puedes enfermar más fácilmente y que notes, por ejemplo, que el resfriado dura más de la cuenta ya que eres más vulnerable a este tipo de infecciones.

Un resfriado puede durar unos 7 días normalmente, estando embarazada, algunos días más.

Ante todo debes estar relajada, trata de sufrir el mínimo estrés posible y empieza a cuidarte un poquito más, pero puedes tranquila, un simple catarro no es perjudicial para tu pequeño que se encuentra bien protegido contra el virus dentro del útero.

Cómo combatir el resfriado estando embarazada

Si quieres saber cómo combatir el resfriado estando embarazada , seguir estos sencillos consejos ayudarán a echar a los virus fuera de casa: Ventila tu casa para mantenerla limpia de virus y bacterias, abre las ventanas por lo menos una vez al día durante 10 minutos. Evita ambientes excesivamente secos, tanto en tu hogar como en cualquier sitio donde debas permanecer mucho rato.

Toma mucha agua y zumos naturales que te ayuden a eliminar el virus y a reponer líquidos.

Debes descansar todo lo que puedas y hacer mucho reposo, incluso metiéndote en la cama siempre que te sea posible y durmiendo el rato que te apetezca. Necesitas toda la energía para que tu organismo se recomponga lo antes posible.

Come mucha fruta, verdura, zumos y caldos que te aporten sales minerales y vitaminas, en este momento más que nunca te ayudarán para mantenerte hidratada y eliminar las mucosidades. Además, estos alimentos te resultarán muy reconfortantes.

Para que puedas respirar mejor, sobre todo a la hora de dormir, toma vahos para fluidificar las mucosidades y que la tos sea productiva. También, cuando te vayas a la cama, puedes poner en tu mesita de noche una cebolla cortada, el vapor que desprende y que nos hace llorar cuando la partimos también te ayudará, ya que produce un efecto parecido de lagrimeo en los bronquios.

Descansar con la parte superior del cuerpo algo elevada, también te ayudará a respirar mejor.

Siempre puedes recurrir también a los remedios naturales, algunos muy efectivos y que por supuesto, no perjudican a tu bebé ya que no tienen efectos secundarios. Los lavados nasales, la miel, el limón, la homeopatía, tomar un baño relajante… son remedios que te ayudarán a encontrarte mejor. No es recomendable abusar de las infusiones.

Si los síntomas son leves puedes estar tranquila, con estas recomendaciones te irás encontrando mejor.

En caso de que los síntomas sean más graves o agudos acude a tu médico para que te recomiende el tratamiento más adecuado y ¡nunca te automediques! Sin quererlo, puedes perjudicar al bebé.

Esos fármacos a los que solemos recurrir para mitigar los síntomas del resfriado , estando embarazada, no son una opción.

Antihistamínicos, analgésicos, antitusivos, descongestionantes, jarabes, ojo con el ibuprofeno o el paracetamol, antibióticos (que además no sirven para nada en procesos víricos)…

Ningún tipo de medicamento debe ser tomado durante el embarazo sin prescripción médica y debes saber que muchos doctores no son partidarios de dar medicamentos en el embarazado, a no ser que sean absolutamente imprescindibles, aunque existen algunos que en principio no son perjudiciales siempre es mejor evitarlos.

Cómo podemos intentar evitar el resfriado en el embarazado

Ya te hemos dado algunos trucos para mejorar si te has resfriado estando embarazada , pero está claro que si podemos evitar llegar a ese estado, mucho mejor. Para ello, te damos algunos medidas de prevención.

Procura no tener contacto con personas acatarradas para evitar el contagio directo.

Es importante lavarse las manos con frecuencia y de forma minuciosa, este hábito es imprescindible para evitar la transmisión de cualquier enfermedad infecciosa. Sobre todo, si no has podido lavarte las manos, no te toques la nariz, ni los ojos ni la boca.

No te expongas al frío durante mucho tiempo y evita los cambios bruscos de temperatura.

De todas formas, contra el resfriado no hay vacuna pero si existe contra la gripe.

Si junto con las molestias típicas del resfriado, como la secreción nasal y las molestias en la garganta, se suman la fiebre y el dolor muscular, es probable que estés padeciendo una gripe, ésta se puede evitar con la vacuna correspondiente que, además, está recomendada para las embarazadas. Consúltalo con tu médico antes de que llegue el frío.

Ya sabes cómo actuar para sentirte mejor y lo que no puedes hacer para no perjudicar la salud de tu bebé, si sufres un resfriado durante el embarazo , ten paciencia y en pocos días empezarás a notar esa mejoría que tanto ansías en este momento.

Источник: https://www.kacha.es/es/blog/resfriado-embarazo

Cómo tratar un resfriado en el embarazo (remedios naturales)

Estoy embarazada y resfriada, ¿qué puedo hacer?

Durante el embarazo, todo lo que te sucede no solo te afecta a ti, sino al bebé que crece en tu interior. Es por ello que surgen muchas dudas en cuanto a la alimentación, hábitos de vida o incluso, a los medicamentos.

Y es que, si bien, en otra etapa de tu vida, cuando notabas síntomas de catarro recurrías a los analgésicos o a un descongestivo nasal para paliar los síntomas; durante la gestación, debes pensártelo dos veces y siempre, seguir el criterio de tu médico.

Y es que, aunque los fármacos pueden aliviar los síntomas y hacerte sentir mejor, también pueden llegar hasta el bebé a través de la placenta, por lo tanto, conviene saber cómo tratar un resfriado en el embarazo y de qué formas más naturales puedes aliviar los síntomas.

Resfrado durante el embarazo, ¿cómo actuar?

La recomendación de los expertos sanitarios en torno a los medicamentos en el embarazo pasa por evitarlos durante las primeras 12 semanas de embarazo, a no ser que tengas una condición previa que requiera de tratamiento en cuyo caso, debes consultar con tu médico sobre cómo proceder.

Los tres primeros meses de embarazo son críticos para el desarrollo de los órganos vitales del bebé, y además, es la etapa más difícil ya que es cuando se da un mayor porcentaje de aborto espontáneo.

Posterior a esas 12 primeras semanas, los médicos también son cautelosos y recomiendan precaución. De hecho, si te fijas en el prospecto de cualquier medicamento, hasta el de las pastillas para la tos, tiene un apartado especial para las embarazadas y mamás lactantes. 

De esta forma, antes de tomarte paracetamol, ibuprofeno o una aspirina como solías hacer cuando tenías un resfriado, realiza una consulta a tu obstetra para que valore tu situación y te haga las recomendaciones oportunas. Si bien no es correcto automedicarse nunca, en el embarazo se hace aun más necesario seguir esta pauta.

En muchos casos, aunque  no es recomendable tomar medicamentos, son peores los síntomas que provoca y su efecto en el bebé que el propio fármaco en sí, por lo tanto, tu médico podrá recetarte ciertos medicamentos para tratar enfermedades como el resfriado común. Sin embargo, reiteramos, que ha de ser tu obstetra el que te diga cuál es el fármaco más adecuado y en qué cantidad.

Remedios caseros para tratar un resfriado en el embarazo

Si aunque tu médico te recete algún medicamento para el catarro y prefieres seguir remedios caseros para paliar los síntomas, puedes realizar estos tratamientos naturales: 

Descansa mucho

Si puedes tomarte uno o dos días libres, hazlo. Estarás mejor en casa, descansando que, en el trabajo sintiendo los rigores del embarazo junto con los de un resfriado. 

Si no puedes dejar de trabajar, al menos cuando llegues a casa, intenta relajarte y pasar la mayor parte del tiempo en reposo. La recuperación de un catarro será más pronta si te concedes la oportunidad de estar en la cama descansando.

Leer +: ¿Qué es la gripe?

Bebe muchos líquidos

Es importante que estés bien hidratada durante todo el embarazo incluso sin tener resfriado, pero si estás acatarrada, incide aun más, sobre todo si tienes fiebre. Además, lejos de los jarabes para la tos, los médicos recomiendan beber mucha agua para tratar la tos.

Gárgaras para el dolor de garganta

Si notas molestias en la garganta, puedes hacer gárgaras con agua y sal o agua y bicarbonato de sodio. También puedes tomar leche caliente con miel, o tomar una infusión de tomillo, miel y limón. Son remedios naturales que alivian y calman.

Ver también: anginas en bebés

Utliza un humidificador

Cuando estés acatarrada, coloca un humidificador para mantener un nivel de humedad óptimo en el ambiente. Te ayudará para mantener también por la noche, sobre todo si tienes tos.

Mantener una temperatura adecuada en la habitación y además tener encendido el humidificador por la noche, puede mejorar la sensación de sequedad en la garganta y en la boca. 

Sopa de pollo para la congestión

El caldo de pollo es un remedio de nuestras abuelas muy útil si tienes dolor de garganta y congestión. Al entrar caliente, ayudará a abrir las vías respiratorias y respirarás mejor. 

El caldo de pollo es un plato económico y fácil de preparar con efecto reconfortante.

Un estudio realizado por la Universidad de Nebraska (EEUU) reveló que el caldo de pollo casero impide el movimiento de unas células del sistema inmune llamadas neutrófilos.

Se trata de un tipo de glóbulos blancos que nos defiende de las infecciones bacterianas y también favorece la liberación de las mucosidades.

Cómo evitar acatarrarse en el embarazo

Algunas sencillas medidas pueden hacer que no te resfriesdurante la gestación, y así tengas que evitar, el malestar:

– Lávate las manos con frecuencia

– Lleva una dieta sana y nutritiva

– Descansa lo suficiente

– Evita los altos niveles de estrés

– Practica ejercicio moderado con regularidad

– Si alguien en tu entorno está acatarrado, evita el contacto.

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/complicaciones/como-tratar-un-resfriado-en-el-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: