Gestosis en el embarazo

Gestosis en el embarazo

Gestosis en el embarazo

Hacen referencia a diversas enfermedades o malestares que surgen como consecuencia de la presencia del feto en el útero. Las más comunes son la hiperémesis gravídica en el primer trimestre y los edemas y la hipertensión en el tercero.

Índice

¿Qué es una gestosis?

Se llama gestosis a las toxemias gravídicas, es decir, a los síndromes maternos que pueden aparecer como consecuencia del embarazo.

 Antes se las denominaba toxemia porque se creía que la causa era una toxina, pero se ha comprobado que no es así.

Las causas de la gestosis no están claras, pero existe más riesgo de sufrir estas enfermedades si se tienen más de 35 años, sobrepeso, hipertensión previa o enfermedades renales y diabetes previas.

Las del primer trimestre se llaman también de adaptación y la más común es la hiperémesis gravídica, es decir, las náuseas y vómitos propios de las primeras semanas de embarazo, que pueden llegar a causar la deshidratación de la madre si son muy intensos.

Las gestosis del tercer trimestre están relacionadas con el envejecimiento de la placenta y están caracterizadas por edema, albuminuria (presencia de albúmina en la orina, lo que indica fallo renal) e hipertensión que puede dar lugar a preeclampsia. 

 

Síntomas de las gestosis

En el caso de la hiperémesis gravídica, los síntomas son náuseas, vómitos, dolor abdominal y malestar. Cuando las náuseas y los vómitos son muy intensos y duraderos, la mujer puede llegar a sufrir deshidratación. En ese caso, sería necesario ingresar a la mujer en el hospital hasta que mejorara.

Si hablamos de preeclampsia, los síntomas son hipertensión, visión borrosa, proteinuria en la orina, edema brusco en cara y manos, aumento súbito de peso y retención de líquidos. La hipertensión aparece con valores superiores a 140/90 mmHg. En este caso, es necesario acudir al médico de inmediato ya que la preeclampsia puede resultar muy grave para el feto.

 

Consecuencias de las gestosis en el embarazo

La hiperémesis gravídica no es grave, más allá de la necesidad de ingresar a la madre durante un tiempo si sufre deshidratación.

Sin embargo, la preeclampsia sí puede ser muy grave ya que, si no se detecta y trata a tiempo, puede causar parto prematuro, bajo peso del bebé y, en los casos graves, muerte fetal y/o materna y eclampsia.

La eclampsia puede producir convulsiones severas y complicaciones como trombosis, edemas cerebrales e insuficiencia renal aguda, que pueden ser peligrosas para la madre y el bebé.

El síndrome HELLP también es una evolución grave de la preeclampsia y causa alteraciones en la coagulación sanguínea y en las funciones del hígado. Los síntomas son fuertes dolores en la tripa, náuseas y vómitos. Lo más peligroso es que el síndrome HELLP es muy difícil de diagnosticar y, en casos extremos, puede producir la muerte en pocas horas.

 

¿Qué hacer si tengo una gestosis?

En el caso de las náuseas y vómitos, se pueden tomar medicamentos para los casos graves. El más aconsejable en el embarazo es el Cariban.

Además, se aconseja comer cantidades pequeñas de comida, beber agua entre comidas, tomar jengibre, comer algo antes de levantarse de la cama y probar alimentos que suelen sentar mejor en estas semanas como las galletitas saladas, el pavo cocido, etc.

Para la preeclampsia no hay tratamiento, tan solo reposo y control del feto para evitar un parto prematuro o el desarrollo de eclampsia. Se aconseja una dieta equilibrada con poca sal y la suficiente cantidad de proteínas.

Hay que evitar el estrés y, en algunos casos, administrar medicamentos para reducir la tensión arterial e ingresar a la madre para controlar su salud y la del feto y, en casos necesarios, provocar el parto, ya que tras nacer el bebé, el estado de la madre se normaliza.

¿Se pueden prevenir las gestosis?

La hiperémesis gravídica no se puede prevenir, aparece o no. Lo único que puedes hacer es cuidarte mucho desde las primeras semanas y esperar a que pase el primer trimestre.

La preeclampsia tampoco se puede prevenir, pero sí es importante que te cuides y acudas a todas las revisiones para que pueda detectarse cuanto antes. Con los exámenes de orina rutinarios y las mediciones de la presión arterial se puede detectar pronto.

También es importante que estés atenta a los síntomas antes indicados (hinchazón de cara y manos, retención de líquidos en las piernas, visión borrosa…).

Intenta evitar el estrés, descansa y dormir, llevar una dieta sana y equilibrada y evitar el sobrepeso.

Trombosis

Definición:

Formación de trombos en el interior de un vaso sanguíeo. Puede ser venosa o arterial y producen distintos síntomas según los territorios afectados.

Síntomas:

Dolor en la zona en la que se produce.

Sensibilidad.

Inflamación (edema) de la zona.

Aumento del calor en la zona.

Cambios en el color de la piel (enrojecimiento).

Tratamiento:

El tratamiento de la trombosis venosa profunda ayuda a prevenir la formación de un émbolo pulmonar y evitar otra trombosis similar.

Durante años, el tratamiento estándar ha sido un medicamento anticoagulante denominado heparina para detener la formación de coágulos (anticoagulante).

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/gestosis-en-el-embarazo-6583

Toxemia gravídica (gestosis)

Gestosis en el embarazo

Los síntomas de una gestosis son principalmente la hipertensión, la excreción de proteínas en la orina y la retención de líquidos.

La hipertensión en las embarazadas aparece con valores superiores a 140/90 mmHg, siendo 135/85 mmHg los valores normales.

Dado que la gestosis puede evolucionar de forma diferente en cada embarazada, las futuras madres deberían visitar al médico inmediatamente al primer síntoma.

Si la gestosis se diagnostica a tiempo y el médico puede tomar las medidas adecuadas, hay muchas posibilidades de que la madre dé a luz a un bebé sano.

No obstante, si la gestosis se agrava, puede provocar un parto prematuro.

Si la gestosis se diagnostica tarde o no llega a detectarse, en casos extremos puede causar la muerte del bebé y de la madre, algo que suele suceder en países en vías de desarrollo.

El término en desuso «toxemia» se debe a que antiguamente se creía que la causante de la enfermedad era una toxina.

Diferentes tipos de gestosis

En primer lugar, los médicos distinguen entre gestosis precoces y tardías. La gestosis precoz aparece en el primer tercio del embarazo y se caracteriza por náuseas y vómitos principalmente. Los síntomas suelen desaparecer alrededor de la semana de embarazo 12 y no tienen ningún efecto en la madre ni en el niño.

La gestosis tardía, que aparece en el último tercio del embarazo, es mucho más peligrosa. Alrededor del 1-2 % de las embarazadas en España sufren lo que se conoce como gestosis EPH, también denominada preeclampsia, que se caracteriza por los tres síntomas medibles siguientes: edema, proteinuria (excreción de proteínas en la orina) e hipertonía (hipertensión).

Al percibir uno de estos síntomas, la embarazada debería consultar a su médico. Si la gestosis se detecta a tiempo, el médico puede tomar medidas. Una gestosis puede aparecer con distintos grados de gravedad.

Con la gestosis grave, la eclampsia, se pueden producir convulsiones severas y complicaciones como trombosis, edemas cerebrales e insuficiencia renal aguda, que pueden ser peligrosas para la madre y el bebé. Tras el parto, el estado de la madre vuelve a normalizarse y solo en casos raros se producen daños orgánicos.

El síndrome HELLP también es una evolución grave de la preeclampsia y causa alteraciones en la coagulación sanguínea y en las funciones del hígado. Los síntomas son fuertes dolores en el epigastrio, náuseas y vómitos.

Lo más peligroso es que el síndrome HELLP es muy difícil de detectar y, en casos extremos, puede producir la muerte en pocas horas. El estado de la madre vuelve a normalizarse después del parto.

En general, una gestosis no se puede curar durante el embarazo y, después del parto, los síntomas van disminuyendo poco a poco.

Causas y riesgos de la gestosis

Las causas de la gestosis siguen sin estar claras hoy en día. Muchos médicos consideran la hipertensión como el rasgo principal de la gestosis, mientras que otros opinan que el origen es un trastorno metabólico.

El riesgo de sufrir una gestosis aumenta cuando la embarazada es muy joven o tiene más de 35 años. Además, las mujeres con mucho sobrepeso, las que ya sufrían de hipertensión antes o las que tienen taras hereditarias forman parte del grupo de riesgo. También las mujeres con enfermedades renales y diabetes pueden padecer gestosis.

Gestosis: ¿qué se puede hacer?

Si notas uno o más de los síntomas típicos de una gestosis, visita a tu médico de inmediato, pero no tengas miedo, porque no siempre se trata de una gestosis. No obstante, si te la diagnostican, primero te recomendarán una dieta equilibrada con sal y suficientes productos con proteínas.

Los medicamentos para la retención de líquidos y los días de fruta y arroz que te habían recomendado antes quedarán ahora estrictamente prohibidos. Además, deberás evitar el estrés en tu vida privada y en el trabajo y descansar mucho.

Si, a pesar de todo, la presión arterial no baja, se administran medicamentos para disminuirla o la embarazada ingresa en el hospital, donde pueden controlar su salud y la del bebé las 24 horas del día. Con una gestosis muy pronunciada, como medida extrema se debe extraer al bebé mediante cesárea de forma prematura.

Medidas preventivas de la gestosis

Primero de todo es importante que acudas a todos los exámenes médicos regularmente. Con los exámenes de orina rutinarios y las mediciones de la presión arterial se pueden tener bajo control dos de los síntomas de la gestosis.

Fíjate en si retienes líquidos en las manos y en las piernas y en si se te hincha la cara. La retención de líquidos en las piernas se reconoce, por ejemplo, porque los pies están mucho más gruesos y las medias oprimen los tobillos.

Es posible que ni siquiera te quepan los zapatos. Un remedio eficaz es elevar los pies, procurando que queden más altos que la pelvis. Para las piernas hinchadas puedes ducharte con agua fría y caliente y darte masajes con cepillos. Además, procura moverte bastante para estimular la circulación en las piernas.

Otra manera de prevenir la hipertensión es descansar el tiempo suficiente. Relájate y no te sobrecargues con el trabajo ni con planes para la construcción del nido. Ve haciendo pequeñas pausas de vez en cuando.

En general, los médicos recomiendan a las embarazadas que lleven una dieta equilibrada y saludable.

Si existe riesgo de gestosis, los médicos recomiendan consumir alimentos con contenido proteico, como, por ejemplo, el queso, la leche, el pescado, las nueces y las legumbres.

Para poder aprovechar las proteínas, las embarazadas deberían consumir también hidratos de carbono en forma de patata o pan integral.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/salud/toxemia-gravidica-gestosis.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: