¿Hasta qué edad crecen los pechos?

Desarrollo de los senos durante la pubertad: Problemas, tamaños, cómo elegir un sujetador y ¡muchos más!

¿Hasta qué edad crecen los pechos?

En las niñas, la pubertad suele comenzar entre los 8 y 14 años de edad.

¿Cómo es el desarrollo normal de los senos? Pues, en ciertos casos, algunas chicas empiezan dicha fase mucho antes o después, pero para las niñas con una curva de crecimiento y desarrollo normal, la pubertad comenzará durante los primeros años de educación secundaria.

En la pubertad, se produce un aumento natural de la hormona estrógeno en el organismo. Esta es la hormona responsable de la gran transformación que tiene lugar durante la adolescencia y que incluye el crecimiento de los pechos. Puedes notar que hay muchos más cambios en tu cuerpo, pero el desarrollo de los senos femeninos suele ser lo primero que tú y todos los demás notarán. 

A medida que tu cuerpo se desarrolla, tus pechos normalmente serán el primer cambio visible de la pubertad. Comienzan siendo una pequeña masa debajo de los pezones, como un montículo o una protuberancia, y crecerán poco a poco mientras te haces mayor. Cuando te sientas lista para usar sujetador, pídele a un padre o tutor que te ayude a elegir la ropa interior más cómoda.

En sus primeras etapas, los pequeños bultos o protuberancias se llaman botones mamarias. Este cambio generalmente se produce entre los 8 y los 13 años, y continuará progresando hasta que te hayas desarrollado por completo. En general, el desarrollo completo de los pechos tardará entre tres y cinco años.

Entonces, ¿cómo es el desarrollo normal de las mamas? Cuando tus senos comiencen a crecer, notarás un bulto firme debajo del pezón. La areola también puede que aumente de tamaño junto con el pezón. Puedes optar por no usar sujetador si aún no te sientes cómoda con él, ya que los pechos que están empezando a desarrollarse no se suelen notar debajo de la ropa.

El desarrollo de mamas durante la pubertad se produce en etapas. En esta sección, te explicaremos estas etapas junto con los cambios en los senos en la pubertad:

  • Primera etapa. En la primera etapa (durante la infancia), los pechos son planos. 
  • Desarrollo mamario inicial. El desarrollo de los senos suele tener lugar dos o tres años antes de la primera menstruación de una niña. Se caracteriza por la aparición de las yemas mamarias. Durante esta fase, el pezón y el área circundante (denominada areola) comienzan a expandirse. El tejido mamario empieza a desarrollarse y los senos, que son duros al tacto, apenas se notan.
  • Crecimiento de los senos. Los senos comienzan a aumentar de tamaño y a tomar forma cónica al principio, luego una forma más redondeada. En esta etapa, la areola se oscurece y agranda; los pezones puede que se hagan más protuberantes.

El tamaño y la forma del pecho varían de una persona a otra.

El tamaño de tus senos dependerá en gran medida de la genética, lo que significa que si tu madre los tiene grandes, entonces tienes buenas posibilidades de llegar a tenerlos también.

Sin embargo, es importante que te asegures de cuidar tus pechos en un momento tan decisivo como la pubertad. Durante esta etapa, los senos están creciendo continuamente, y descuidarlos puede causarte problemas.

Las adolescentes de pechos grandes pueden tener dificultades para lidiar con sus senos en crecimiento, mientras que las jóvenes de pechos pequeños pueden no estar satisfechas con su crecimiento. 

El desarrollo mamario en la pubertad es un proceso natural, y no hay mucho que puedas hacer para intervenir en él. Veamos por qué algunos métodos para cambiar los senos funcionan o no.

Hay anuncios con gancho de cremas y pastillas que afirman que pueden hacer que los senos aumenten o disminuyan de tamaño.

Sin embargo, esto queda lejos de la realidad, e incluso puede no ser seguro para tu salud.

Las pastillas y las cremas no autorizadas por las autoridades sanitarias pueden contener productos químicos que no son seguros para la piel y para tu salud en general, por lo que se desaconseja su uso. 

Masaje

Ninguna forma de masaje influye el tamaño de los pechos. Si lo haces en exceso, incluso podría dolerte o irritar la piel y los pezones.

Ejercicio

Los pechos están compuestos principalmente de tejido graso en lugar de músculo, por lo que el ejercicio no afectará al desarrollo de los mismos. Sin embargo, un cuerpo tonificado te hará sentirte más segura de ti misma, ¡así que no dudes en hacer ejercicio de todos modos!

Cambio de peso

Bajar o subir de peso puede afectar al tamaño de los pechos, pero no siempre sucede.

Las chicas engordan de forma natural en su adolescencia. Es vital contar con un cierto porcentaje de grasa corporal, por lo que no debes preocuparte. Al igual que sucede con otras partes de tu cuerpo, los senos tienen tejido graso. Por eso, al subir de peso puede que aumente el tamaño de tus pechos, y bajarlo puede hacer que sean un poco más pequeños.

Dormir boca abajo

Dormir boca abajo no afectará al desarrollo de los pechos en la adolescencia ni los hará más pequeños. Sin embargo, si te duelen, es posible que te resulte más cómodo dormir boca arriba o de lado.

Dormir con sujetador

Dormir con sujetador tiene sus propios ventajas y desventajas, pero no se sabe con certeza que mejore el tamaño o la forma del pecho. Algunas personas se sienten más cómodas durmiendo con sujetador, pero suele recomendarse usar uno ligero sin aros, ya que de esta manera tus pechos no estarán comprimidos y la circulación sanguínea será buena. 

Cirugía

Recurrir a la cirugía para mejorar el tamaño o la forma de los pechos no es una opción para las menores de edad. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la cirugía de aumento de pecho no está indicada a menores de 18 años, y los implantes mamarios tienen una edad mínima adecuada de 22 años.

La mayoría de las niñas tendrán sensibilidad o dolor en los pechos mientras están creciendo, sobre todo en el área del pezón.

No te preocupes, estos dolores de crecimiento son totalmente normales mientras se desarrollan los senos y pueden tratarse con el sujetador adecuado.

Es importante que le pidas a tu madre o a una mujer más mayor que te ayude a elegir el tamaño y estilo de sujetador correctos para conseguir una comodidad óptima, especialmente si te duelen los pechos. 

Por otro lado, muchas jóvenes se preguntan si puedes tener cáncer de mama de adolescente. Es poco probable que una mujer menor de 30 años padezca cáncer de mama. El cáncer de mama en adolescentes es extremadamente raro. Sin embargo, a medida que vayas creciendo, se recomienda que te explores los pechos con regularidad para detectar bultos. 

¿Cuándo deberías ver a un médico?

Los bultos en los senos en desarrollo son normales. Si tienes un bulto duro que te preocupa, acude al médico o a la enfermera de tu escuela. Lo más probable es que todo esté bien, pero no está de más comprobar si hay bultos benignos.

Los bultos benignos son protuberancias no cancerosas que se pueden extirpar con cirugía. Si notas un bulto en el pecho que te parece sospechoso, habla con tu madre de inmediato para ir al médico. 

Cómo elegir un sujetador cuando eres adolescente

Si tus yemas mamarias se notan a través de la ropa, puede ser el momento de comprar tu primer sujetador. Un sujetador puede aliviar el dolor asociado con el desarrollo de los pechos y a la vez hacerte sentir muy cómoda. En general, los sujetadores para niña están confeccionados en algodón suave, no tienen copa y son muy fáciles de usar. 

Las chicas que estén más desarrolladas deberían considerar comprarse un sujetador de copa blanda. Son similares a los de niña, pero tienen copas blandas para mantener los pechos en su lugar con comodidad. Sin embargo, no se recomienda usar sujetadores con aro y diseños más complicados para adulto. Elige un sujetador que sea cómodo y no empeore los dolores de crecimiento. 

A medida que tus senos vayan aumentando de tamaño, podrás elegir ropa interior más apropiada que te queden bien y siga siendo cómoda. Recuerda no comprar sujetadores que sean demasiado pequeños, ya que podrían oprimirte el pecho e impedir un crecimiento adecuado. Por otro lado, un sujetador demasiado grande puede resultar molesto y notarse más a través de la ropa. 

Cómo lidiar con los cambios en los senos durante la pubertad

El crecimiento de los pechos te puede emocionar y avergonzar al mismo tiempo.

Sin embargo, es importante recordar que este proceso es totalmente normal y que todas las mujeres pasar por él en algún momento de su vida.

Todos los cambios drásticos que se producen en tu organismo pueden hacer que te sientas cohibida e incómoda con tu apariencia, pero aprender a lidiar con los cambios de la pubertad es lo mejor que puedes hacer. 

Si te sientes cohibida debido a las burlas en la escuela o no te sientes cómoda con el tamaño de tus pechos, acude a un adulto de confianza con quien puedas tratar estos asuntos delicados.

Habla con tu madre, una tía o una hermana mayor sobre tus problemas, cómo te sientes y cómo pueden ayudarte a sentirte más cómoda con el proceso.

Recuerda: es mejor exteriorizar tus emociones en lugar de reprimirlas. 

En resumidas cuentas, poder hacer frente a los cambios de tus pechos se reduce a contar con un círculo de apoyo. Si te sientes abrumada por la situación, sé valiente y pide ayuda, incluso si te da vergüenza. Asegúrate de no intentar lidiar con la pubertad sin la ayuda de tu familia, ya que estos años son algunos de los más formativos de tu vida.

La pubertad es una gran transformación que nos afecta física, emocional y mentalmente. Con el inicio de la pubertad, las niñas sufren cambios intensos en el cuerpo debido a los cambios hormonales. Algunos de los más evidentes son: caderas más anchas, cintura más estrecha, vello corporal, aumento de la sudoración, acné, aumento de altura y peso, y lo más obvio: el desarrollo de los pechos. 

Si notas que te comienzan a crecer los senos, puede ser el momento de aprender más sobre la transformación que se están produciendo en tu organismo. Esperamos que este artículo te brinde suficiente información sobre los cambios fisiológicos que ocurren durante la pubertad, así como las formas en que puedes lidiar con ellos con la ayuda de familiares de confianza.

Última modificación 7 de diciembre de 2020

Источник: https://flo.health/es/tu-ciclo/pubertad/cambios-corporales/desarrollo-de-los-senos-durante-la-pubertad

¿Hasta qué edad crecen los pechos?

¿Hasta qué edad crecen los pechos?

Con la llegada de la adolescencia las niñas empiezan a notar una serie de cambios en su cuerpo. Las hormonas empiezan a actuar y, además de los cambios emocionales, se experimentan cambios físicos: aparición de acné, crecimiento del vello… Los pechos también empiezan a crecer, pero ¿cuándo dejarán de desarrollarse?

Índice

Mujer y pubertad

La pubertad a menudo comienza antes de lo que piensan los padres, especialmente en las niñas. Es importante que los niños sepan los cambios que van a percibir en su cuerpo, porque, aunque sean de forma gradual, no siempre logran entender por qué les sucede eso. En cada sexo los cambios físicos son distintos. En las niñas, estos son los principales:

– Vello corporal: comenzará a crecer vello más grueso en el área genital, debajo de los brazos y en las piernas. En algunas niñas (alrededor del 15%), el vello púbico puede ser el primer signo de la pubertad, que aparece antes de que comience el desarrollo de los pechos.

Con el crecimiento de cada vez más vello, algunas niñas mostrarán interés por depilarse. Hay que hacerles saber que esto es una decisión personal, que no hay ninguna razón médica para depilarse.

Si prefieren hacerlo, les mostraremos los distintos métodos y elegiremos el que mejor se adapte a las necesidades de cada parte de su cuerpo.

– Secreción vaginal: algunas niñas experimentan una cantidad pequeña de flujo vaginal transparente o blanco que comienza entre 6 y 12 meses antes de su primera menstruación. Esta es una respuesta normal a cantidades crecientes de la hormona estrógeno en el cuerpo.

– Desarrollo mamario: las niñas suelen comenzar la pubertad entre los 8 y los 13 años. La señal más temprana de la pubertad en la mayoría de las niñas es el desarrollo de los pechos.

No es inusual que el crecimiento comience en un lado antes que en el otro. También es común que los pezones estén algo sensibles o adoloridos.

El crecimiento desigual y el dolor son totalmente normales y generalmente mejoran con el tiempo.

– Menstruación: si bien los plazos pueden variar, la mayoría de las niñas tienen su primer período dentro de los 2 a 3 años posteriores al desarrollo de los pechos. La edad promedio para que las niñas tengan su primer período es alrededor de los 12 años.

Es importante enfatizar que los períodos son una parte normal del crecimiento. Las niñas deben saber que está bien hablar y hacer preguntas sobre ello. Algunas jóvenes pueden tener ansiedad sobre cómo manejar su primera menstruación, dado que puede suceder inesperadamente.

Poner suministros (compresas, tampones…) en la mochila del colegio puede ayudar a aliviar esta preocupación.

Si bien algunas niñas tendrán sangre de color rojo brillante con su primer período, otras niñas solo pueden tener manchas con secreción marrón rojiza, ¡ambas son normales! Algunas personas tendrán períodos una vez al mes, los ciclos menstruales pueden ser irregulares en los primeros años a medida que el cuerpo se adapta a los cambios fisiológicos rápidos. Además, los ciclos normales de períodos pueden ser tan cortos como 21 días o tan largos como 35… ¡así que incluso las personas con ciclos regulares podrían no tener el período todos los meses!

También son comunes los calambres abdominales o el dolor con la menstruación. Si son muy intensos se consultará con el profesional de la medicina qué medicamentos puede tomar para aliviar el dolor

– Aumento de altura: la mayoría de las niñas experimentan su crecimiento acelerado a una edad más temprana que los niños. Una vez que una niña ha tenido su primera menstruación, su crecimiento ya ha comenzado a disminuir.

– Caderas más anchas: sus caderas se ensancharán y su cintura se reducirá. El tejido adiposo se distribuye de manera diferente. 

– Otros cambios comunes: muchos jóvenes desarrollan acné durante la pubertad. Esto puede estar relacionado con cambios en los niveles hormonales.

La sudoración debajo de las axilas y el aumento del olor corporal también son cambios normales.

Dado que la piel produce más grasa y sudor, las niñas de esta edad pueden comenzar a querer ducharse o lavarse el cabello con más frecuencia.

 

‘’Montaña rusa emocional’’

Además de los cambios físicos que acabamos de nombrar, los cambios de humor en la adolescencia son algo recurrente.

La pubertad puede ser un momento difícil para los niños. Están lidiando con los cambios en su cuerpo, y posiblemente también con el acné o el olor corporal, en un momento en que se sienten cohibidos.

Esta época también puede ser un momento emocionante, ya que los niños desarrollan nuevas emociones y sentimientos. Pero la «montaña rusa emocional» en la que se encuentran puede tener efectos psicológicos y emocionales, como:

– cambios de humor inexplicables

– baja autoestima

– agresión

– depresión Hablar con ellos día a día, preguntar cómo se sienten e intentar que nos muestren sus sentimientos para ayudarlos si es necesario puede hacer que esta etapa sea más llevadera para todos.

¿Cuándo deja de crecer el pecho?

Los pechos generalmente dejan de crecer cuando se completa la pubertad y, en general, el crecimiento.

Las niñas tienden a tener su último brote de crecimiento entre los 10 y los 14 años. La mayoría habrá alcanzado su estatura adulta a los 15 años.

Este estirón final de crecimiento describe el período de la vida de una niña cuando entra en la fase de desarrollo sexual y físico, conocida como pubertad.

Las niñas tienden a experimentar un crecimiento acelerado que las lleva a su estatura adulta en la adolescencia, a medida que atraviesan la pubertad.

Cada persona comienza la pubertad en un momento diferente y la genética determina en gran medida los patrones de crecimiento. Esto significa que las tasas de crecimiento «normales» en humanos ocurren dentro de un rango. Para algunos, la pubertad puede comenzar antes o después, y esto es completamente normal. Tiende a durar hasta que una persona tiene alrededor de 16 años. Ciertos aspectos del tamaño de los pechos son hereditarios. Después de la pubertad, el tejido mamario continúa cambiando y respondiendo a las hormonas a lo largo de la vida de la mujer, incluso durante el ciclo menstrual, el embarazo, la lactancia y la menopausia.

Aunque el crecimiento acelerado de los pechos cese antes, no es raro que sigan creciendo levemente y cambien de forma o contorno hasta los 18 años. También es bastante común tener un pecho de un tamaño diferente al otro.

 

Problemas y complicaciones

Con el crecimiento de los pechos en nuestras hijas adolescentes pueden presentarse algunas anomalías como bultitos o zonas con más grasa.

Debemos concienciar y enseñar a las niñas a realizarse autoexploraciones de los pechos en busca de anomalías.

El examen regular de los pechos por su cuenta puede ser una forma importante de detectar un cáncer de mama temprano, cuando es más probable que se trate con éxito. Si bien ninguna prueba puede detectar todos los cánceres de mama en forma temprana, realizarse un autoexamen de mama en combinación con otros métodos de detección puede aumentar las probabilidades de una detección temprana. Hay distintos pasos que deben seguirse para una exploración completa:

– Paso 1: empieza por mirar tus pechos en el espejo con los hombros rectos y los brazos en las caderas. Debes buscar que tengan su tamaño, forma y color habituales, su forma sea uniforme sin distorsión ni hinchazón visibles.

Si observas uno de estos aspectos, comunícaselo al médico: hoyuelos, arrugas o protuberancias de la piel, un pezón que ha cambiado de posición o un pezón invertido (empujado hacia adentro en lugar de sobresalir), enrojecimiento, dolor, sarpullido o hinchazón.

– Paso 2: ahora, levanta los brazos y busca las mismas características que en el paso 1 pero en esta posición.

– Paso 3: busca cualquier líquido que salga de uno o ambos pezones (esto podría ser un líquido o sangre acuoso, lechoso o amarillo).

– Paso 4: estando tumbada, haz una exploración utilizando las yemas de los dedos, haciendo movimientos circulares. Busca posibles bultos por toda la superficie, desde el pezón hasta la axila.

– Paso 5: finalmente, haz la misma exploración de pie o sentada. Muchas mujeres encuentran que la forma más fácil de sentir anomalías es cuando su piel está mojada y resbaladiza, por eso les gusta hacer este paso en la ducha. Cubre toda la superficie, usando los mismos movimientos de la mano descritos en el paso 4.

Si detectas alguna característica nueva, consulta con tu médico para saber de qué se trata.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/desarrollo-infantil/hasta-que-edad-crecen-los-pechos-11648

La razón por la que las mujeres tienen cada vez los pechos más grandes

¿Hasta qué edad crecen los pechos?

Si hace no menos de dos décadas una adolescente con una talla 100 era considerada la 'freak' de clase, un fetiche sexual para jovencitos granujientos, hoy tener pechos grandes y siliconados es casi una inversión en bienes inmuebles. De ahí el auge de las cirugías mamarias y todo el corolario de ingenios caseros, algunos falaces y peligrosos, otros la mar de entretenidos, para incrementar la talla del sujetador.

Sin embargo, según los expertos, todos estos procedimientos son innecesarios. Un estudio reciente revela que el pecho de las mujeres ha aumentado no menos de tres tallas en los últimos cien años y de forma natural. El motivo: nuestra alimentación.

La doctora Nicola Brown, miembro del grupo de investigación en salud mamaria de la Universidad de Portsmoutth ha realizado un estudio sobre la evolución del tamaño de los pechos de las mujeres desde los años 50 y concluye que tal crecimiento se debe a que una de cada tres féminas sufre sobrepeso. “Los pechos están relacionados con una mayor masa corporal. Si observamos a las mujeres con pechos más grandes tienden a acumular más altos niveles de grasa en el cuerpo”, explica.

El aumento del consumo de lácteos podría ser una de las causas, ya que la mayoría de la leche que consumimos proviene de vacas embarazadas

Las féminas británicas, sobre todo, están en el punto de mira, ya que tienen la delantera más grande –con un incremento de 6,3 centímetros– seguidas de las norteamericanas, las francesas y, contrariamente a lo que puede pensarse, las japonesas.

Y esto explicaría porque las cirugías de reducción de mamas han aumentado un 11% en Reino Unido, donde ya se realizan 5,476 operaciones al año.

De hecho, una de cada cinco mujeres británicas menores de 40 años admite sufrir dolores de espalda debido al tamaño de sus pechos.

De lo que se come se cría

“Este hecho está vinculado a nuestra dieta en general, no estrictamente a la mala alimentación, sino a los productos”, señala David Bainbridge, biólogo reproductivo de la Universidad de Cambridge y autor de 'Curvology', un estudio sobre cómo ha cambiado la anatomía femenina. “Nunca antes hemos estado mejor alimentados. Si analizamos la dieta de las mujeres de los años 20, su dieta era muy simple y estaba basada en los carbohidratos. Y luego en los años 40, durante la guerra, el racionamiento forzaba a no comer demasiado”, sostiene.

Otro dato sorprendente: Si tomas muchos lácteos, te crece el pecho.

Así lo aseguran los científicos, que sostienen que en los últimos cincuenta años han cambiado sustancialmente los métodos de producción y la mayoría de leche que consumimos hoy en día proviene de vacas preñadas.

Es decir, una sobredosis de estrógenos que absorbe nuestro organismo. Y a esto debemos sumarle otras muchas formas en que ingerimos un exceso de hormonas femeninas.

Estrógeno, ¿solo o con leche?

Tiene una función esencial en los cambios físicos de las mujeres durante la pubertad, como el aumento de las mamas y también la consumimos una vez pasada esta época en forma de píldoras anticonceptivas. Mucho se ha hablado de los efectos de este fármaco que ayuda a controlar los periodos, pero también estimula los conductos de leche en los pechos y los hace crecer.

“Las tempranas versiones de la píldora contenían incluso un porcentaje más alto de estrógeno sintético que en la actualidad”, afirma la doctora Marilyn Glenville, especializada en nutrición femenina, quien añade que a menudo el consumo de estas pastillas se receta a las mujeres premenopausicas, para equilibrar sus niveles de estrógenos, con el consiguiente aumento de los senos.

Algunos alimentos y productos de uso diario, como las latas y los cosméticos, contienen xenoestrógenos, hormonas femeninas presentes en el entorno

Si bien no hace falta utilizar la píldora para absorber esta sobredosis de estrógenos, llamados xenoestrógenos, porque se encuentran en el entorno.

En 2002 la Agencia de Mediambiente informó de que la tercera parte de los peces que nadaban en ríos ingleses se habían “feminizado”.

El motivo de tan “prodigiosa” mutación fueron los restos de esta hormona presentes en el agua contaminada por vertidos de plásticos y pesticidas de las empresas.

“Estos químicos están en todas partes”, admite Glenville, quien detalla otros productos donde pueden encontrarse, como los empastes dentales, el recubrimiento de resina de algunos alimentos y latas, los cosméticos y otros artículos de aseo. “Las mujeres pueden estar aplicándose productos hidratantes que contienen xenoestrógenos absorbidos directamente por la piel”, cuenta el científico.

¿Qué ocurrirá en los próximos años si los pechos de las mujeres son cada vez más grandes? ¿Cómo afectará a la pubertad de las generaciones futuras? Según Bainbridge las adolescentes tienen su primera menstruación con doce días de adelanto y comparado con 1900 menstruamos, dice, cuatro años antes que las niñas de la belle epoque. “No sabemos qué ocurrirá en el futuro. El pecho de las mujeres todavía puede ser mucho más grande. De cualquier forma, vivimos en la era de las tetas grandes”, concluye.

Por qué nos gustan grandes

Es un dicho popular que a los hombres les tiran más dos tetas que dos carretas, y no le falta razón. En las postimetrías del Paleolítico empezaron a tallarse diosas de la fertilidad de pechos prominentes y colganderos que han llegado a nuestros días convertidas en un fetiche sexual.

Eso sí, con menos cintura y pasándose por el forro las leyes de la gravedad. Y no hace falta ser Pep Guardiola para saber que una buena delantera ayuda a ganar un partido, ni es tanto una cuestión de balones.

Si bien las primeras tetas de las que un hombre se agarra en su vida son las de su madre, según Larry Young, profesor de psiquiatría de la Universidad de Emory, también chuparlas ayuda a estrechar el vínculo.

La razón es que durante la lactancia los pezones de las mujeres se estimulan y generan oxitocina, conocida como la hormona del amor, que provoca que la madre enfoque en su hijo toda su atención y afecto… Tierno, ¿verdad? Por un silogismo sencillo, si seguimos adorando las tetas de adultos, eso quiere decir que a los hombres les producen tranquilidad las ubres maternales. Entonces, si a las mujeres les siguen creciendo los pechos de manera alarmante en los próximos años, ¿vivirán los hombres más tranquilos y 'zen'? ¿Se convertirá la teta en símbolo patriarcal? Tendremos que esperar a que nos crezcan un poco más para saberlo.

Источник: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-12-04/la-razon-por-la-que-las-mujeres-tienen-cada-vez-los-pechos-mas-grandes_1112969/

A qué Edad dejan de Crecer los Senos – ¡Todo lo que debes saber!

¿Hasta qué edad crecen los pechos?

Son muchas las mujeres que a lo largo de sus vidas se sienten acomplejadas por el tamaño de sus senos; algunas por falta de pecho y otras por tener demasiado.

El tamaño de los senos es, de hecho, una de las partes del cuerpo que más mujeres cambiarían de su anatomía.

¿Te has preguntado alguna vez a qué edad dejan de crecer los senos o cómo tiene lugar el crecimiento de los pechos durante la pubertad?

En el siguiente artículo de unCOMO te contamos su proceso de crecimiento por etapas y te damos algunos datos sobre cuándo se detiene el crecimiento o cómo saber si tus pechos van a seguir creciendo. No te pierdas nada porque te daremos, además, algunas recomendaciones para hacer crecer tus senos sin necesidad de pasar por el quirófano. ¡Vamos a ello!

También te puede interesar: Tipos de senos

Al iniciar el proceso de ovulación por primera vez, es decir, cuando tienes tu primera regla, comienza también la etapa de maduración de los senos.

Este proceso puede variar en cada mujer y los datos son meramente orientativos, pero la edad habitual para el desarrollo es entre los 8 y los 13 años, siendo los 10 años la media de edad habitual en la que le crece el pecho a las niñas.

Para que el busto se desarrolle, es necesario que se forme una capa fina de ramificaciones de tejido epitelial o células especializadas dentro de los tejidos. Estas ramificaciones son las que crean el tejido graso y permiten que el pecho desarrolle su forma y tamaño.

Para explicarlo de una forma lo más gráfica posible, vamos a describir el proceso de crecimiento del pecho dividiéndolo en 5 etapas:

  1. Coincidiendo con el periodo preadolescente, la punta del pezón comienza a elevarse. Se trata solamente de una elevación del pezón, el pecho hasta ahora se mantiene sin signos de crecimiento. Este quizá es el momento ideal para comenzar a llevar top, un sujetador adaptado a esta etapa de crecimiento que no tiene aros ni copas y sirve para ir ofreciendo un soporte a los pechos para cuando comiencen a crecer.
  2. La areola comienza a agrandarse y los pezones comienzan a elevarse con un ligero realce también de los senos, que comienzan lentamente su proceso de crecimiento.
  3. Comienza a formarse el tejido glandular en las mamas y los pechos comienzan a crecer de una forma más evidente.
  4. En esta etapa del crecimiento de los senos, tanto la areola como el pezón comienzan a ser más prominentes, más salientes.
  5. En la última etapa se puede apreciar como los pechos han adquirido una forma más redondeada y el pezón se ha elevado. Se puede decir que en este último periodo el seno ha madurado.

Resumiendo este proceso, la grasa se va acumulando en el tejido conectivo dando lugar al agrandamiento progresivo del busto.

Una vez visto el proceso de crecimiento de las mamas, llegan las preguntas inevitables como: ¿cuándo se deja de desarrollar una mujer? o ¿a qué edad dejan de crecer las mujeres?

La franja de edad que se baraja para que los pechos terminen su crecimiento suele ser desde los 18 hasta los 20 años, edad en la que se ha completado el desarrollo y ha terminado la etapa de pubertad.

Sin embargo, hace un momento te hablábamos de las ramificaciones que hacen posible el crecimiento del pecho. Debes saber que estas ramificaciones están creciendo durante toda la vida reproductiva de la mujer, es decir, durante el embarazo, cuando da el pecho, etc.

, de modo que, aunque haya un intervalo de edad en el que tu pecho deje de crecer coincidiendo con el final de tu desarrollo, ten en cuenta que tus senos pueden cambiar de tamaño a lo largo de tu vida dependiendo de muchos otros factores, entre ellos los factores hormonales.

Para aprender más concretamente Cómo saber si tus pechos están creciendo, visita este otro artículo de unCOMO.

Para muchas chicas es importante conocer si el busto va a seguir creciéndole, pero esta es una respuesta que no puede ser categórica. Sí podemos darte unas orientaciones, y es que si las mujeres de tu familia (abuela, tía, madre…

) tienen un pecho grande, es bastante probable que tú llegues a desarrollar unos senos voluminosos.

Si te has desarrollado más tarde de lo habitual, ten en cuenta que la maduración de tu desarrollo también será más tardía, por lo que el pecho puede seguir creciendo más allá de los 18-20 años.

Ademsás, en unCOMO queremos proponerte unos consejos sobre cómo hacer crecer el busto sin necesidad de pasar por el quirófano. ¡Toma nota!

Cómo hacer crecer los senos sin cirugía

  • Ejercicio: el fortalecimiento de los pectorales puede verse reflejado en un aumento del busto. Para ello, los ejercicios que te recomendamos son las flexiones y los entrenamientos en el que se ejerciten los pectorales.
  • Masajes: los masajes pueden estimular el crecimiento de los senos, pero es importante que sean masajes con manipulaciones suaves y constantes. Para ello, realiza movimientos circulares alrededor del pecho utilizando la yema de los dedos para garantizar que los movimientos sean suaves.
  • Yoga: al igual que con el deporte tradicional, el yoga puede ayudar al crecimiento del seno debido al fortalecimiento que se produce en los músculos. Las posturas más recomendadas para trabajar el pecho son el arco, la postura de la cobra, la postura del guerrero o el triángulo.

Si quieres información más detallada que responda a tu pregunta, desde unCOMO te aconsejamos visitar este otro artículo sobre Cómo hacer crecer los pechos naturalmente.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a A qué edad dejan de crecer los senos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Источник: https://salud.uncomo.com/articulo/a-que-edad-dejan-de-crecer-los-senos-50304.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: