Insuficiencia cervical en el embarazo

Cerclaje Cervical ¿Qué es? ¿Causas? ¿Riesgos?

Insuficiencia cervical en el embarazo

Un cerclaje cervical es un procedimiento terapéutico que consiste en estrechar el cuello uterino con un hilo metálico o de nylon.

Se usa en casos en los que existe un riesgo de aborto debido a que el cuello uterino se encuentra ligeramente distendido, lo que facilita el paso del feto al exterior.

Esto es lo que se conoce como incompetencia o insuficiencia cervical.

Es un método que aparece en la década de los 60 y desde entonces se ha practicado en un gran número de mujeres con un muy elevado porcentaje de éxito, evitando así numerosos abortos o partos prematuros.

Causas para necesitar un cerclaje cervical

Existen varias causas que propician la necesidad de someterse a un cerclaje cervical:

  • Debilitamiento congénito del cérvix.  
  • Cambios en el útero debido a intervenciones anteriores: traumas obstétricos, dilataciones mecánicas o conizaciones previas.  
  • Inflamación o infección intrauterina.  
  • Hemorragias.  
  • Sobredistensión uterina.  
  • Alteraciones del colágeno.

La mujer embarazada puede no ser consciente de tener insuficiencia cervical hasta que se dé riesgo de aborto, momento en el que puede notar presión abdominal o sensación de tener una protuberancia en la vagina.

Es por ello necesario llevar exploraciones y radiografías de forma habitual para detectar la posible insuficiencia cervical y llevar a cabo el cerclaje u otros métodos que eviten la exposición del feto hasta que no esté lo suficientemente desarrollado.

Procedimiento

Para establecer la necesidad de llevar a cabo un cerclaje cervical se puede realizar una serie de pruebas para determinar si la apertura del cérvix es problemática o no.

Uno de estos métodos es la introducción de tallos de Hegar por el cérvix, que en el caso de mostrar facilidad para pasar por éste es indicador de la necesidad de cerclaje.

Otros métodos son la resonancia magnética nuclear o una ecografíatransvaginal.

Hay tres formas de llevar a cabo un cerclaje cervical:

Cerclaje McDonald

Es el más común y se realiza mediante una sutura en forma de cadena que permite tener el cuello uterino cerrado. Surge en la década de los 50.

Cerclaje Shirodkar

En este tipo, las suturas pasan a través del cuello del útero y no permanecen expuestas, lo que reduce el riesgo de infección. Aunque se considera que es una técnica más complicada que la McDonald, al tener que suturar a través del cuello uterino y no alrededor, se considera que tiene un menor riesgo de infección. Surge poco después del método McDonald.

Cerclaje abdominal

Es el menos frecuente, porque supone suturar dentro del abdomen y sus resultados son permanentes, además de un gran riesgo de causar hemorragias y supone un nacimiento por cesárea.

Indicaciones

Además, existen diferentes tipos de cerclaje dependiendo del historial clínico de la mujer:

Cerclaje profiláctico o electivo

Está indicado a aquellas mujeres con un historial de abortos o partos prematuros. Se realiza entre las semanas 13 y 16 del embarazo. Presenta una efectividad entre el 80 y 90 por ciento.

Cerclaje terapéutico o secundario

Se practica a aquellas mujeres que presentan otro tipo de historial clínico con operaciones que elevan el riesgo de incompetencia cervical. En este caso se realiza alrededor de la semana 20, siempre que se detecte un cérvix menor de 25 milímetros.

Cerclaje de emergencia

Se realiza a aquellas mujeres que presentan las membranas amnióticas del feto de forma visible a través del cérvix. Presenta una efectividad entre el 40 y el 60 por ciento.

Riesgos

Se pueden dar los siguientes síntomas en algunas ocasiones:

  • Sangrado vaginal.  
  • Infecciones.  
  • Desgarro del útero.  
  • Daños en la vejiga, intestinos o el saco amniótico.  
  • Aborto involuntario.  
  • Contracciones.  
  • Estrechamiento permanente del útero.  
  • Parto prematuro.  

Después de un cerclaje cervical

El cerclaje es una operación que se lleva a cabo bajo anestesia general y que dura unas pocas horas. Tras la operación, la embarazada debe guardar reposo durante unos días o semanas, evitando esfuerzos o las relaciones sexuales, y tiene que acudir de manera regular al ginecólogo para el control de la sutura. Las suturas se retiran alrededor del noveno mes de gestación.

Entre el 70 y 90 por ciento de las mujeres que se somete a un cerclaje cervical puede dar a luz sin ningún tipo de problema.
 

Noticias sobre cerclaje cervical:

¿Qué es un bebé prematuro?

La placenta como territorio hostil de un gemelo

Источник: https://cuidateplus.marca.com/reproduccion/embarazo/diccionario/cerclaje-cervical.html

¿Qué es la insuficiencia cervical en el embarazo?

Insuficiencia cervical en el embarazo

La insuficiencia cervical en el embarazo, también denominada incompetencia cervical o incompetencia istmicocervical, representa un 10 % de las causas de parto pretérmino (antes de las 37 semanas de gestación) y está asocia a una morbimortalidad neonatal importante.

La insuficiencia cervical en el embarazo consiste en la aparición de dilatación en el cuello uterino en ausencia de contracciones, antes de las 37 semanas de gestación. Es la incapacidad funcional de retener la gestación antes de que el útero alcance un tamaño a término (entre las 37 y 42 semanas de gestación).

Algunas mujeres pueden manifestar sensación de presión pélvica, aumento del flujo vaginal o pequeño sangrado vaginal.

¿Qué causa insuficiencia cervical en el embarazo?

Aunque existen distintos factores de riesgo que pueden desencadenar en una insuficiencia cervical, en la mayoría de casos esta aparece sin historia previa.

Algunos de los factores de riesgo son:

  • Antecedentes de insuficiencia cervical en anteriores embarazos.
  • Infección intra-amniótica sin síntomas.
  • Malformaciones uterinas: útero tabicado, útero bicorne…
  • Defectos en el tejido conectivo del cuello del útero, ya sean defectos congénitos o tras una cirugía cervical.
  • Hipoplasia cervical congénita tras exposición a dietilestilbestrol, un tipo de estrógenos que se administraba antiguamente a las embarazadas para prevenir abortos espontáneos y partos prematuros.
  • Gestaciones múltiples.

¿Cómo se comprueba si existe insuficiencia cervical en el embarazo?

Se puede evaluar la insuficiencia cervical antes y durante la gestación.

 El paso de un objeto de determinado diámetro a través del cuello uterino, llegando a la cavidad uterina, sin que se presente resistencia o dolor podría indicar una insuficiencia cervical.

Dicha prueba informa de la permeabilidad del orificio cervical interno. Estas pruebas no se realizan en la práctica de forma habitual.

La prueba más empleada en la actualidad para valorar la insuficiencia cervical es la ecografía transvaginal. Mediante ella puede medirse la longitud y dilatación del cérvix, la longitud del canal endocervical, la dilatación del orificio cervical interno y también permite ver si las membranas están prolapsadas a través del canal cervical.

Otra de las pruebas que puede realizarse es la exploración vaginal (tacto vaginal), que permitiría valorar la consistencia del cuello uterino y su dilatación.

¿Qué tratamiento tiene?

Para prevenir o tratar la insuficiencia cervical en el embarazo el método más empleado es el cerclaje uterino. También pueden emplearse hormonas vía vaginal, como la progesterona, en determinados casos.

El cerclaje uterino consiste en suturar el cuello del útero para disminuir su dilatación y aumentar su resistencia, y que así pueda aguantar el peso de la gestación y evitar que se desencadene un parto prematuro.

Existen diferentes técnicas a la hora de realizar la sutura, y será el ginecólogo o la ginecóloga quien decida cuál es la más apropiada para cada caso. Así pues, existen diferentes tipos de cerclajes según su indicación:

Cerclaje preventivo o primario

Se realiza antes de que aparezca ninguna modificaciónen el cuello del útero a aquellas mujeres con antecedentes de pérdidas gestacionales debidas a insuficiencia cervical o que ya fueron tratadas por el mismo motivo en gestaciones previas.

Es el que se realiza a las gestantes con antecedentes de parto prematuro que presentan un acortamiento cervical (menos de 25 milímetros) antes de la semana 26 de gestación. Inicialmente se suele indicar el tratamiento hormonal vía vaginal con progesterona y, si continúan las modificaciones, ya se valora realizar el cerclaje.

Cerclaje indicado por la exploración física, terciario o de emergencia

Es aquél que se indica cuando, tras la exploración física, se objetiva una dilatación del cuello uterino mayor o igual a 2 centímetros con las membranas visibles a través del orificio cervical externo, antes de las 26 semanas de gestación. Está recomendado realizar una amniocentesis previa al cerclaje para comprobar que no exista infección intra-amniótica.

Contraindicaciones del cerclaje

Existen algunas circunstancias en las que el cerclaje cervical está contraindicado:

  • Infección intra-amniótica sin síntomas o sospecha de corioamnionitis clínica.
  • Sangrado vaginal debido a patología placentaria (por placenta previa, por ejemplo).
  • Presencia de contracciones.
  • Rotura de bolsa amniótica.
  • Muerte fetal, interrupción legal de la gestación o malformación fetal severa incompatible con la vida.

Otras pruebas necesarias

Antes de realizar el cerclaje uterino, cuando este está indicado, es necesario realizar otras pruebas médicas complementarias:

  • Analítica sanguínea.
  • Visita preanestésica.
  • Cultivos endocervicales y cultivo vagino-rectal (Streptococcus beta agalactiae); este último a partir de las 23-24 semanas de gestación.
  • Amniocentesis si se sospecha de infección intra-amniótica.

También se administrará un tratamiento antibiótico y corticoides para la maduración pulmonar fetal si el cerclaje se realiza a partir de las 24 semanas de gestación, por si se produjera un parto prematuro.

También es habitual que se administre medicación para relajar el útero y evitar que haya contracciones.

A tener en cuenta

Tras la realización del cerclaje, será necesario un seguimiento médico más estricto para controlar que no exista infección y que el cerclaje continúa bien colocado. Se realizarán cultivos endocervicales de control.

Asimismo, será necesario disminuir el nivel de actividad física, y también evitar mantener relaciones sexuales hasta la semana 34 de gestación.

El cerclaje se retirará una vez se alcancen las 37 semanas de gestación, si aparecen síntomas de infección intra-amniótica o si se desencadena antes el parto de forma espontánea y este no se consigue frenar.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/que-es-la-insuficiencia-cervical-en-el-embarazo/

Insuficiencia cervical: qué es y cómo afecta al embarazo

Insuficiencia cervical en el embarazo

Aunque el cuerpo de la mujer está preparado para llevar uno o más bebés durante el embarazo y en la mayoría de los casos es posible llegar a término de forma saludable y sin situaciones fuera de lo esperado, en ocasiones por diversos motivos pueden presentarse algunas complicaciones o salir a la luz problemas de salud con los que no contábamos.

Una de ellos es la insuficiencia cervical, un problema que se produce cuando el cérvix comienza a abrirse antes de tiempo, a diferencia de un embarazo normal, en el que el cérvix permanece cerrado hasta el final. Te contamos todo acerca de la insuficiencia cervical y cómo puede afectar al embarazo.

La insuficiencia cervical, anteriormente llamada cérvix incompetente o incompetencia del cuello uterino, ocurre cuando el cérvix comienza a dilatarse y abrirse de forma prematura durante el embarazo, sin la presencia de dolor ni contracciones, que son las que ayudan a empujar al bebé fuera el útero durante el parto.

Cuando sucede, esta dilatación prematura del cérvix suele comenzar presentarse al final del primer trimestre, sin embargo, no siempre es fácil de detectar debido a que sus molestias son casi imperceptibles para la mujer embarazada. Por ello es importante estar atenta a las siguientes molestias:

  • Dolor de espalda.
  • Malestar o presión en la parte más baja del abdomen.
  • Derrame o goteo de líquido tibio proveniente de la vagina.
  • Flujo vaginal con aspecto de mucosidad.
  • Dolor al orinar.
  • Sensación de tener algo abultado en la vagina.

Una vez que la insuficiencia cervical es diagnosticada, dependiendo del caso el médico puede recomendar algunos medicamentos para controlarlo o prevenirlo, según el análisis que se le haga a la madre o si ya se conocía que tenía la posibilidad de suceder.

En otros casos, se procede a realizar una operación llamada cerclaje, que consiste en realizar una sutura resistente para cerrar el cuello del útero, y que se retira durante la semana 37 o 38 cuando se presenten señales de que el trabajo de parto ha iniciado. Es preciso comentar que este es un procedimiento invasivo que sólo se debe realizar en casos de alto riesgo donde haya un factor cervical durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo.

Por qué sucede

Aunque no siempre se tiene claro el motivo por el cual se presenta este problema, existen ciertos factores de riesgo para la insuficiencia cervical, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Un debilitamiento del cuello uterino de causa genética.
  • Una hiperextensión, laceraciones graves o desgarro en el cérvix durante uno o varios partos anteriores.
  • Tener cuello uterino corto.
  • Una biopsia de cono para el cáncer cervical.
  • Una cirugía o terapia con rayos láser en el cérvix.
  • Cambios hormonales durante el embarazo.
  • Tener abortos espontáneos anteriores en el cuarto mes de embarazo.
  • Tener antecedentes de abortos tardíos.
  • Estar esperando más de un bebé.
  • Haber presentado insuficiencia cervical en embarazos anteriores.

Cómo afecta al embarazo

Durante la gestación, el cuello uterino o cérvix suele quedar sellado con un tapón mucoso hasta el final del tercer trimestre, pero al presentar insuficiencia cervical, éste comienza a dilatarse antes de tiempo.

De suceder esto, el saco amniótico podría bajar al canal vaginal y romperse, produciendo un aborto espontáneo (cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo) o un parto prematuro (cuando el bebé nace antes de las 37 semanas). Se cree que la insuficiencia cervical es la causa del 20% al 25% de abortos espontáneos durante el segundo trimestre, aunque sólo entre el 1% y 2% de los embarazos sufren de este problema.

¿Puede prevenirse?

La insuficiencia cervical no puede prevenirse, pero como se mencionó al inicio, el cerclaje o los medicamentos intentar que éste no afecte el embarazo. Como medida preventiva, si la embarazada cuenta con alguno de los factores de riesgo antes mencionados, deberá informarlo a su médico para que lleve seguimiento más controlado del embarazo.

Las ecografías o exámenes vaginales pueden mostrar el acortamiento o apertura prematura del cérvix, por ello es importante acudir desde el inicio del embarazo a revisiones médicas y mencionar al personal sanitario cualquier molestia o síntoma que sea raro o distinto.

Fotos | iStock

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/insuficiencia-cervical-que-como-afecta-al-embarazo

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: