La 25ª semana de embarazo

Cambios en tu bebé desde la 25 hasta la 30 semana

La 25ª semana de embarazo

Equipo de Ginecología del Dr. D. Lluís Cabero i Roura, Presidente Sociedad Española Ginecología y Obstetricia

El peso empieza a aumentar así como el tamaño de tu barriga. Viste con ropa ancha y cómoda. Tu bebé ahora va a engordar mucho, casi doblará el peso en un mes. Ten ánimo. Empieza el tercer y último trimestre.

A los cinco meses de gestación, todos los bebés pesan aproximadamente 500 gramos, y un mes más tarde han doblado su peso

Semana 26

Entramos en una etapa de crecimiento y desarrollo de tu bebé; es decir, acabada ya por completo la etapa de la organogénesis o formación de todos los órganos del feto entramos en una etapa de engorde.

Para que te hagas una idea, a los cinco meses de gestación, todos los bebés pesan aproximadamente 500 gramos, y un mes más tarde habrán doblado su peso alcanzando aproximadamente 1 kilogramo.

Notarás que aumentas dos o tres kilogramos en poco tiempo.

Es el momento de empezar a cambiar tu ropa habitual por otra de mucho más cómoda. No olvides llevar calzado cómodo (sin apenas tacón y poco ajustado).

Para el descanso en la cama te recomendamos que te pongas de lado y así de esta manera evitar las hipotensiones producidas por el peso del útero sobre tus venas más importantes.

Recuerda descansar todo lo que tu vida laboral te permita.

Es una de las etapas del embarazo en que te sentirás mejor, más guapa, más animada, más activa, más de todo.

Semana 27

Como puedes observar sigues engordando mes a mes. Tu tripa sigue creciendo y los movimientos de tu bebé cada vez son más vigorosos. No te apures, piensa que el hecho de que se mueva tu criatura es un parámetro de bienestar fetal.

Con un poco de imaginación puedes empezar a intuir cómo se encuentra situado, es decir, dónde tiene la cabeza, las extremidades, el dorso y el culete simplemente situando tus dos manos encima de tu barriga.

Es lo que en obstetricia llamamos las Maniobras de Leopold.

Semana 28

Durante esta etapa del embarazo tendremos que tener una especial atención con el peso, modificando por lo tanto, si es necesario, tus hábitos alimentarios.

En esta semana de gestación, el fondo de la matriz se encuentra a mitad de camino entre el ombligo y la punta del esternón.

Has entrado en la recta final del embarazo, el tercer trimestre, que se caracterizará por tener unos cambios anatómicos y funcionales propios a la edad de gestación en la que te encuentras.

Síntomas típicos de este trimestre van a ser:

– El hinchazón progresivo de los pies (sobre todo tobillos).

– Palpitaciones, tendencia a tener la tensión arterial baja.

– Insomnio.

– Aumento del flujo vaginal.

– Necesidad de ir al baño constantemente debido a la presión que ejerce la cabeza de tu bebé sobre la vejiga.

– Dificultad al respirar y cansancio (debido al crecimiento de la matriz, que va dificultar el libre movimiento del diafragma; este problema será mayor en embarazos múltiples).

– Rampas en las piernas.

– Dolor lumbar y pélvico (el peso de la matriz provocará una rectificación de los músculos de la espalda siendo fácil entrar en contracturas).

– Hormigueos en las manos.

– Dolor de cabeza.

– Incremento progresivo de contracciones de Braxton-Hixs.

Estos síntomas aumentarán progresivamente a lo largo del embarazo y serán más importantes en embarazos múltiples.

Semana 29

En esta visita se va a realizar un control del peso, de la tensión arterial, de la altura uterina, sedimento de orina, albúmina en orina, tacto vaginal (para controlar que realmente el cuello de la matriz está cerrado, que es lo que le corresponde en esta época de gestación), y se revaluará el riesgo obstétrico (tu médico va a preguntarte como te encuentras, si te preocupa algo, si has tenido algún tipo de problema emocional, obstétrico, etc…). Como en toda visita obstétrica, es el momento de que te resuelvan dudas y de que preguntes todos tus temores.

Es importante que mantengas un buen equilibrio físico, pero a la vez, con un adecuado control psicológico. Puede ser que tu médico te indique un control periódico de la tensión arterial y la presencia de albúmina, si en alguno de los controles anteriores te han salido los valores un poco alterados.

Debido al crecimiento de tus mamas y barriga será necesario que adaptes tu ropa a tu nueva situación física: ropa ancha, nada apretada, fresca y cómoda va a hacerte la vida en esta etapa final de tu gestación mucho más llevadera. Los zapatos tendrán que ser cómodos, con poco tacón y anchos; recordad que es frecuente el hinchazón de los tobillos durante esta etapa.

Semana 30

Durante estas fechas es muy probable que de tus pechos salga un líquido amarillento llamado calostro.

Es lo que habitualmente se llama la primera leche y su función será muy importante en las primeras horas de vida, ya que proporcionará al bebé defensas maternas y, por otro lado, reforzará el vínculo afectivo entre tu bebé y tú. De momento, no estimules tus pezones con masajes o presión para sacarlo.

Si tu médico lo cree conveniente puede ser que te pida una citología cérvico-vaginal de control o que incluso decida realizarte una ecografía con registro.

Источник: https://www.lechepuleva.es/embarazo/cambios-bebe-25-a-30-semana

Semana 25 de embarazo: ¡Sus pulmones ya están formados!

La 25ª semana de embarazo

¡Sus pulmones ya están formados!

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 25 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

En la semana 25 de embarazo, el bebé ya tiene pestañas y abre por fin sus ojitos. Su lengua sale de la boca y se mueve hacia los lados.

Sus uñas también empiezan a asomar, aunque aún tardarán en alcanzar la punta de los dedos.

Su cabeza sigue siendo demasiado grande en comparación con el cuerpo, aunque, poco a poco, irá adquiriendo un tamaño más proporcionado.

A las 25 semanas de embarazo, el bebé mide unos 30,5 centímetros desde la coronilla hasta el talón y su peso medio es de 660 gramos.

Embarazada de 25 semanas

Hasta este momento, todos los bebés crecen a un ritmo similar, pero a partir de ahora, cada uno crecerá en base a su genética y factores ambientales.

A medida que avanza la gestación, el funcionamiento de los riñones mejora y el líquido amniótico producido se vuelve cada vez más similar a la orina en composición.

Asimismo, el flujo sanguíneo del cordón umbilical y la placenta regulan la temperatura del bebé, manteniéndola lo más parecida posible a la temperatura corporal de la madre.

El proceso de queratinización de la piel prosigue y ésta cada vez se muestra menos traslúcida.

Las capas más gruesas de células queratinizadas se encuentran en las palmas de las manos y las plantas de los pies del bebé. A partir de esta semana, se empieza a depositar grasa marrón en su cuello, pecho y espalda, una grasa que, tras el nacimiento, servirá para generar calor y energía.

Edad del feto: 23 semanas.

El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 25

Nada más bonito que mostrarte este vídeo, en los que podrás observar a un feto de 25 semanas en movimiento, así como la evolución y el desarrollo del feto en esta semana a través de una ecografía. ¡No te los pierdas!

Ecografía de 25 semanas

En la semana 25 de embarazo, tu barriga ya es una realidad para todos, así que puede ser un momento idóneo para empezar a lucir tu ropa premamá.

Sea como fuere, procura no llevar ropa muy ajustada ni de licra. Tu ropa interior, preferiblemente de algodón, debe ser lo más cómoda posible y adaptarse a la perfección a los cambios que está experimentando tu cuerpo, ese que alberga una nueva vida en crecimiento.

Cada vez notas más los movimientos de tu bebé, en especial durante las noches, cuando te tumbas o estás relajada.

De hecho, mientras te mantienes activa, durante el día, tu movimiento actúa como una especie de balanceo para tu bebé, lo que favorece que duerma plácidamente.

A las 25 semanas de embarazo, algunas mujeres pueden experimentar insomnio. Las causas de esta dificultad para dormir son de tres tipos. Por un lado, físicas, pues la barriga empieza a ser incómoda y el estímulo de orinar aumenta. Las hormonas también tienen parte de culpa, porque el aumento de estrógeno y progesterona puede alterar el ritmo de sueño vigilia.

Los nervios y el miedo al parto aumentan la tensión psicológica dificultando, aún más, la tarea de relajarse y dormir plácidamente.

Es posible que ya hayas padecido algún episodio de ardores y reflujos gástricos. Estos se deben a la hormona del embarazo progesterona, que relaja los músculos del tracto digestivo y ralentiza la digestión.

Esto, a su vez, provoca que los jugos gástricos del estómago se derramen en el esófago. A medida que avanza el embarazo, además, el bebé ocupa cada vez más sitio y aplasta el estómago, lo que hace que la futura mamá disponga de menos espacio para digerir la comida, algo que acrecienta las molestias digestivas.

En esta etapa, también son frecuentes losgases o flatulencias, que en ocasiones llegan a producir tanto dolor que son confundidos con posibles contracciones. 

Alrededor de la semana 25 de embarazo,la futura mamá debe informar a su empleador de la fecha en la que prevé comenzar su baja por maternidad, que puede cogerse en cualquier momento a partir de las 29 semanas de embarazo. Si se tiene el bebé antes de la fecha prevista para a baja, esta comenzará el mismo día del nacimiento.

Al alcanzar el final del segundo trimestre, es probable que aparezca lahinchazón y dolor de piernas y pies, algo que se debe al aumento de peso, los cambios en el centro de gravedad y a las hormonas del embarazo, que también provocan una distensión en los ligamentos de pies y caderas.

A la futura mamá le resulta incómodo permanecer de pie largos ratos, con lo que es recomendable que, al caminar, destierres los zapatos de tacón alto –que además pueden desequilibrarte y provocar caídas- y optes por unas zapatillas deportivas con un buen apoyo en el arco para reducir el estrés en la columna y evitar el riesgo de sufrir fascitis plantar.

Debes asegurarte, asimismo, que la talla de calzado que usas es la que ahora necesitas y, una vez más, hacer ejercicio de manera regular.

Si durante esta semana te haces una ecografía, verás perfectamente cómo tu bebé da pataditas, bosteza, saca la lengua, se ríe, se lleva las manitas a la boca y no para de moverse.

También escucharás los latidos de su corazón, que laten muy rápido, a una frecuencia de entre 120 y 160 latidos por minuto.

……….

Por si te has resfriado y no sabes qué tomar..

¿Sufres una congestión importante a causa de un resfriado y tienes malestar general? Si no sabes qué puedes tomar para sentirte mejor, esto te interesa.

¡Descubre cómo aliviar los síntomas del resfriado y la gripe en el embarazo!

Por si te apetece sexo, pero temes hacer daño al bebé..

¡No debes preocuparte! Si el embarazo transcurre con normalidad y te apetece, puedes seguir con tu vida sexual. ¡Pero estas posturas son las ideales!

¡Descubre las mejores posturas sexuales para embarazadas! 

Un consejo sobre los imprescindibles para ti..

Si bien no necesitas comprarte mil prendas de ropa premamá, ya que solo las vas a utilizar unos pocos meses, sí es conveniente que cuentes con una serie de imprescindibles (prendas, complementos y accesorios), para hacerte la vida más cómoda y fácil.

¡Descubre los 10 must-haves de una futura mamá!

Consejos para elegir su bañera cambiador..

¿Ya estás mirando las cositas para tu bebé? ¿Sabes qué bañera cambiador es más conveniente para vosotros? Aquí, te orientamos.

¡Descubre cómo elegir la bañera cambiador de tu bebé!

……….

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 25 de embarazo. 

¡Te enganchará!

Crecimiento y desarrollo en la Semana 26 Crecimiento y desarrollo en la Semana 27 Crecimiento y desarrollo en la Semana 28

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo-semana-semana/semana-25-del-embarazo

Semanas Embarazo. La 25ª semana de embarazo, 25 semanas de embarazo

La 25ª semana de embarazo

Su lengua está desarrollada y ya la saca de la boca, saboreando y degustando el líquido amniótico. Su sentido del tacto también está desarrollado, así como el oído y el olfato.
 

Cambios en la madre en la semana 25 del embarazo

Como consecuencia del aumento de peso, es posible que aparezcan algunas molestias propias del embarazo como dolores en la zona pélvica o en la columna. La mayoría son tolerables. Lo más probable es que sientas deseos de orinar más a menudo de lo habitual, la razón se debe a que el bebé presiona la vejiga.

Puede que tus encías sigan sangrando. La “gingivitis del embarazo”, como se le conoce, es muy frecuente durante el segundo semestre. Desaparecerá cuando el bebé nazca. Procura lavarte bien los dientes después de cada comida con cepillos dentales suaves. 

También es probable que tengas más pelo de lo habitual y que te crezca más rápido. Esto es normal y desaparece tras dar a luz.

Tus movimientos cada vez serán menos ágiles, ten cuidado no hagas movimientos bruscos ni ejercicios complicados.

Procura descansar y dormir. Si no encuentras ya una postura cómoda prueba a dormir de lado con la ayuda de varias almohadas en la espalda y entre las piernas. Recuerda no permanecer mucho tiempo boca arriba para evitar el síndrome de hipotensión supina.
 

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Puedes hacerte entre la semana 24ª y la 28ª una prueba de glucosa para comprobar si tienes anemia o diabetes gestacional. Esta prueba dura una hora y se hace tomando unos 50 ml de glucosa por vía oral.

Si los valores dan altos, habrá que hacer una prueba más larga para confirmar la diabetes gestacional.

Aunque el volumen de sangre aumenta, la cantidad total de glóbulos rojos se halla diluida (anemia fisiológica).

Si aún no has empezado los cursos de preparación al parto no tardes mucho, ya que suelen durar entre 6 y 8 semanas, por lo que es mejor que los acabes antes de llegar a la semana 37.

Aunque empieces a notarte más pesada y cansada, no dejes el ejercicio físico, ya que es fundamental mantenerse activa para evitar engordar mucho y disminuir el riesgo de ciertas molestias como los dolores musculares o el estreñimiento. Además, te ayuda a prepararte para el parto.

También son adecuados los ejercicios sobre una pelota de pilates, especialmente de balanceo para preparar la pelvis para la salida del bebé.

Infórmate sobre el proceso de baja en tu trabajo para estar preparada y saber hasta cuándo debes trabajar, ya que no todos los convenios son iguales.

Existen muchos nombres, de diversos orígenes y países, cuyo significado es “estrella”. Probablemente, todas las culturas de la historia han observado al cielo ya han quedado deslumbrados por las estrellas…. (25 semanas de embarazo)

Dudas frecuentes sobre el embarazo

Convertirse en madre es una de las experiencias más emocionantes que se pueden experimentar. Pero las mujeres que van a ser mamás por primera vez, además de sentir esa emoción y alegría, también están… (semana 25 de embarazo)

La naturaleza es una fuente inagotable de ideas para elegir el nombre de tu bebé. Esta vez te presentamos nombres basados en joyas y gemas preciosas. (semana 25 de embarazo y 800grms)

La mitología griega y romana tiene nombres tan usuales en nuestro vocabulario como los de los planetas del sistema solar (mercurio, venus, marte, etc.), Aunque es poco corriente encontrarlos entre los… (en 14 semamas de embarazo solo 800 gramos)

Ya conoces el sexo del bebé que esperas y ahora te planteas qué nombre ponerle. ¿Has pensado en elegir uno típico de tiempos pasados o arcaicas generaciones? Escoger un nombre antiguo para el bebé puede… (semana 25 embarazo)

La mayoría de partos empiezan por la noche, por eso hay muchos nombres, de diversos orígenes, que significan “nacido de noche”. También hay muchos nombres que significan simplemente “noche”. ¿Quieres conocerlos?… (embarazo de 25 semanas)

El imperio egipcio desarrolló una cultura y una civilización sorprendentes desde el año 3050 hasta el 31 a. C. Para ellos, la religión era muy importante. Esta se centraba en la interacción de los egipcios… (25 semanas de embarazo desarrollo fetal)

Desarrollo del feto semana a semana

Desde el momento en que el óvulo es fecundado, comienza a crecer y desarrollarse a un ritmo frenético para pasar en 9 meses de medir menos de un milímetro a medir unos 50 cm y pesar alrededor de 3 kilos…. (ver el proceso de los embarazos de 25 semanas videos)

Estos bonitos nombres que te proponemos en este artículo tienen todos un significado común: belleza. La belleza está asociada a la hermosura. Se trata de una percepción bastante subjetiva, pues lo que… (un bebe de 25 semanas esta preparado para nacer)

Desde hace unos años existe la tendencia de buscar nombres cortos para los niños. Os mostramos algunos de los más cortos y sus significados. (que teneis preparado a las 25 semanas)

La luna es el satélite de la tierra, un elemento mágico y místico que representa para muchas culturas el poder femenino, la diosa madre, por lo que muchos de los nombres relacionados con la luna son femeninos….

Actores, cantantes, futbolistas… los personajes más conocidos influyen en la moda, los peinados… y también en los nombres. ¿Quieres conocer los nombres más extravagantes de algunos de estos famosos?

Dios está presente en todas las culturas y pueblos desde los albores de la humanidad. Ya sea en una religión politeísta o monoteísta, para la mayoría de los hombres dios ha sido muy importante en sus vidas,…

Cuando el bebé se mueve dentro de nosotras nos emociona como nunca, pero si este lo hace demasiado nos puede llegar a preocupar. Es por ello que te recomendamos informate sobre por qué tu bebé se mueve…

Son muchos los significados que encontramos de los diversos nombres que existen. Uno de ellos es “salud” o “sano”, haciendo referencia al buen estado físico de una persona. Si quieres que tu hijo tenga…

La luz es el día, la vida, el inicio de muchas cosas, el bien… todos los nombres que aquí te presentamos están relacionados con la palabra luz de un modo u otro. Quizá alguno te guste para tu bebé.

Todos estos nombres que te presentamos tienen algo en común: significan “tierra” o esta palabra forma parte de su significado. ¿Quieres conocerlos? Quizá alguno sea el elegido para tu hijo.

La grandeza es una cualidad que hace referencia a una persona que es grande en importancia, tamaño, intensidad o bondad. Son muchos los nombres que encontramos de diversos orígenes, tanto para chica como…

Existen muchísimos nombres para niño y para niña relacionados con la naturaleza ya que los seres humanos somos, al fin y al cabo, animales rodeados de flora, fauna, montañas, ríos… si lo tuyo es la naturaleza,…

Cuando te enteras de que vas a ser mamá una de tus primeras «preocupaciones» será la decisión del futuro nombre de tu hijo. Tendrás que tener en cuenta que el nombre sea apropiado tanto para un niño como…

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/25-semanas-de-embarazo

Semana 25 de embarazo

La 25ª semana de embarazo

Estás en… Segundo trimestre
Te quedan: 15 semanas

¡Ya estamos en la antepenúltima semana de tu segundo trimestre! Si hoy empieza tu semana 25 de embarazo, quedan poco más de 20 días para empezar el tercer trimestre. Por ahora, te recomendamos que sigas cuidándote, tomando vitaminas prenatales, bebiendo un mínimo de 2 litros de agua al día e incorporando los ejercicios de Kegel a tu rutina diaria.

Esta semana tú..

Alrededor de esta semana, muchas mamás empiezan a notar cómo los movimientos del bebé son mucho más acentuados que antes: esto es algo totalmente normal y comprobarás que cuando estás relajada o tumbada, notas mucho más movimiento fetal, ¿verdad? La explicación de este fenómeno es muy curiosa: si te mantienes activa durante el día, el feto aprovecha esos movimientos para relajarse y dormir mejor, mientras que, cuando estás quieta, suele mantenerse más activo o activa. Al margen de este “balanceo” y las siestas diurnas, al final del segundo trimestre, los movimientos del feto dentro del útero aumentan. Prepárate, pues, para recibir una dosis de pataditas diarias, porque van a formar parte de tu rutina hasta el parto.

  • Es posible que sientas que tu útero se pone rígido y se relaja: las contracciones de Braxton Hicks suelen asustar a las madres primerizas, pero solo es un reflejo del útero que empieza a practicar para el momento del parto.
  • Puedes notar palpitaciones en el pecho si te incorporas muy rápido o estás bebiendo poca agua, es algo habitual debido al aumento del volumen sanguíneo: en cualquier caso, siempre que no se alargue mucho rato o te cueste respirar/te duela el pecho, no debes preocuparte. Si ocurriese esto último, mantén la calma y visita a tu médico.
  • Esta semana, ya toca vestir de premamá. Evita la ropa ajustada y opta por ropa interior de algodón y cómoda para sobrellevar mejor los cambios de tu cuerpo. Prestar un poco de atención a cómo vestir en tu embarazo, te evitará dolores y molestias: ¡vale la pena! Ahora te toca abrazar por unos meses tu faceta de super-futura-mamá.

Estrógeno y progesterona = ¿insomnio?

El aumento del estrógeno y la progesterona puede alterar las fases y ritmos del sueño en algunas embarazadas, pero no suele ser la causa principal del insomnio en el embarazo.

 Por un lado, están las molestias físicas: esa tripita que crece y crece y que va a dificultar encontrar una posición para el descanso a la que le tenemos que sumar muchas más ganas de hacer pis, ¿verdad? Por el otro, las hormonas siguen haciendo de las suyas y, para terminar, tenemos cierto estrés, nervios, incluso miedo al parto. Esta última, se combate con información y abriéndote a tu pareja: ¡verás qué diferencia!

La salud dental importa, incluso más

Como ya hemos hablado en la semana 5 y en la semana 16 de tu embarazo, la salud dental está relacionada con un embarazo más seguro y un menor riesgo de parto prematuro.

No olvides cepillarte los dientes un par de veces al día y usar hilo dental para evitar la gingivitis o la periodontitis, que podrían llegar incluso a provocar un parto prematuro o un aumento del riesgo de sufrir preeclampsia.

¡¿Hemorroides?!

Entre las molestias del segundo trimestre, la mitad de las mujeres embarazadas experimentan venitas hinchadas y picor en el recto, debido al crecimiento uterino. Las hemorroides pueden ser molestas o directamente dolorosas y aparecer con sangrado o sin él. A menudo, si la mamá está estreñida, esto puede aumentar el dolor. Te recomendamos:

  • Hacer ejercicios de suelo pélvico o ejercicios de Kegel.
  • No forzar demasiado el cuerpo al ir al baño a hacer caca.
  • Utilizar almohadillas de hamamelis o compresas frías.
  • Guárdate un extra de paciencia y piensa que es un contra más de tu embarazo, pero desaparecerán tras el parto (sí, ¡sabemos que saberlo tampoco consuela tanto!).

Esta semana tu bebé..

A punto de alcanzar el sexto mes de gestación, los pulmones y la nariz de tu bebé se están preparando para respirar. Esta semana, se desarrollarán los vasos sanguíneos de sus pulmones y empezarán a producir surfactante, una sustancia que ayudará a que estos se expandan una vez nazca el bebé.

Por el momento, no están preparados para enviar oxígeno al torrente sanguíneo y liberar CO2 al exhalar, pero hay otro órgano que sí está empezando a funcionar: la nariz, pues las fosas nasales se abren por fin.

Por supuesto, en tu útero no hay aire, así que estas quince semanas el bebé respirará líquido amniótico hasta que nazca, pero esta experiencia previa le permite empezar a practicar las respiraciones.

¿Quieres saber qué más está ocurriendo en tu útero? Tu bebé por fin abre los ojos, su lengua sale de la boca y sus uñas siguen creciendo. La cabeza todavía es más grande que el cuerpo, aunque poco a poco se irá volviendo más proporcionada.

A las 25 semanas de embarazo, el bebé debería medir ya 34 cm y pesar más de 600 gramos (de media, 660 g).

Se ha comprobado que, hasta esta etapa, los bebés crecen a un ritmo muy similar en el útero materno, pero, a partir de este momento, su desarrollo depende más de factores genéticos y ambientales.

A nivel de desarrollo:

  • Su corazón está latiendo muy fuerte: ¡empieza la fase de mayor desarrollo fetal y su corazoncito está trabajando de 120 a 160 latidos por minuto!
  • Sus riñones funcionan cada vez mejor y, día a día, el líquido amniótico se acerca más a la composición de la orina (¡no te preocupes!, está completamente protegido).
  • El cordón umbilical y la placenta regulan la temperatura del bebé, que se mantendrá muy similar a la de su mamá.
  • La piel sigue queratizándose y, paulatinamente, perderá ese tono traslúcido: este proceso empezará por las palmas de la mano y las plantas de los pies, pero se desarrollará en todo su cuerpo.

Aunque es más habitual en las últimas semanas del embarazo y en pieles atópicas, a partir de esta semana muchas futuras mamás pueden empezar a sufrir pápulas urticariales pruiriginosas (PUP), una erupción cutánea muy común durante la gestación. Si es tu caso, quizá has notado una picazón intensa en el abdomen que suele extenderse con o sin ampollas.

Para reducir las molestias, se recomienda consultar con el médico, quien puede llegar a prescribir cremas con corticoides; los baños de avena en la zona afectada también suelen ayudar, aunque más como alivio.

Además del edema y la hinchazón de piernas y pies que pueden empezar a molestar a partir de la semana 20 o semana 21 de tu embarazo, al final del segundo trimestre empezarás a notar que te falta el aire.

Esta sensación tiene varias razones: el aumento del consumo de oxígeno y la elevación del diafragma debido al crecimiento del útero (la respiración pasa de ser abdominal a torácica). Estos síntomas te avisarán de que debes mantener un ritmo de vida más pausado desde ya y, probablemente, usar una segunda almohada cuando te acuestes.

En caso de ser asmática, debes consultar con tu médico para evitarte molestias a ti misma y, a la par, evitar la posibilidad de que el bebé no sufra falta de oxígeno en su desarrollo.

A partir de este momento, también será adecuado informar en el trabajo de aquellas semanas en las que se prevé la baja por maternidad, aunque si el parto se adelanta, también lo hará la baja desde el mismo día del nacimiento de tu bebé, por lo que no tienes de qué preocuparte. Aunque no parezca un consejo de autocuidado al uso, controlar los tempos en los que vamos a dejar de trabajar y poner en pausa por unos meses nuestra vida laboral, te ayudará (y mucho) a no sumar ansiedad a esta bonita etapa.

En la consulta

Siempre que el examen de tolerancia a la glucosa de la semana 24 (test de O’Sullivan) no haya dado indicios de una posible diabetes gestacional, esta semana no habrá nuevas pruebas y te tocará esperar hasta la semana 28 de tu embarazo para la siguiente visita prenatal. 

Por el contrario, si el examen de glucosa dio indicios, esta semana se te hará otra prueba de tolerancia a la glucosa más extensa para la que deberás ayunar entre 8 y 14 horas (normalmente, se realizan a primera hora).

En el consultorio, se te extraerá sangre en ayunas y se te darán varias bebidas de glucosa para medir la glucosa en sangre con varias extracciones posteriores a lo largo de 3 horas.

Debido al ayuno prolongado, lo mejor será que tu pareja u otra persona te acompañe a la visita.

Tu próxima visita

Al margen de tu siguiente visita prenatal, si tu ginecólogo considera que tu embarazo es de alto riesgo, se te adelantará una prueba de contracciones con estrés para analizar la frecuencia cardíaca y la actividad de tu bebé. Si no es el caso, esta prueba no debería realizarse hasta la semana 38, por lo menos, o embarazos más allá de la semana 40.

Estas semanas son un buen momento para aseguraros de dejar bien cerrado cuestiones como la baja de maternidad y paternidad o comprobar, en caso de que contéis con una mutua de salud privada, si las cláusulas incluyen al bebé o queréis realizar algunas modificaciones.

Del mismo modo, el entorno de la mamá o de los padres puede ayudarles en pequeñas tareas de organización o preparación antes de que empiece la última fase del embarazo, que, en muchos casos, suele hacerse un poquito más dura para realizar ciertas tareas debido al peso y las molestias propias del segundo trimestre que se suman a las del tercero.

Puntos clave

  • Los movimiento del bebé en el útero son mucho más perceptibles.
  • Pueden aparecer las primeras contracciones de Braxton-Hicks.
  • Las fosas nasales se abren: por ahora, el bebé respirará líquido amniótico.
  • Puedes empezar a sufrir pápulas urticariales pruiriginosas (PUPPP), ¡consulta a tu médico!
  • El test de O’Sullivan puede haber dado indicios de diabetes gestacional: en ese caso, tendrás que hacer una segunda prueba de glucosa.
  • Aprovechad estas últimas semanas del segundo trimestre, para dejar bien cerrado el tema de la baja por maternidad y paternidad.

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/semana-25-embarazo

Cómo son las 25 semanas de embarazo: embarazo semana a semana

La 25ª semana de embarazo

Uno de los cambios más importantes en las 25 semanas de embarazo es que el bebé ya tiene pestañas y sus uñas empiezan a asomar. Además, ya es capaz de abrir y cerrar los ojos, y de mover la lengua.

En nuestra sección de embarazo semana a semana, ya hablamos de las 24 semanas de embarazo. Ahora hablaremos de las 25 semanas.

El bebé tiene ya aspecto de humano aunque la cabeza sigue siendo más grande en comparación con el cuerpo. Poco a poco, el tamaño de su cuerpecito irá siendo más proporcionado.

En las 25 semanas embarazo el embrión mide unos 30,5 centímetros, y su peso aproximado es de 660 gramos. En esta semana de embarazo, el flujo sanguíneo del cordón umbilical y la placenta regulan la temperatura del bebé, y lo mantienen a una temperatura similar a la de la madre.

La piel del feto sigue desarrollándose y cada vez es menos traslúcida, mientras que las capas más gruesas están en las plantas de los pies y en las palmas de las manos del bebé.

 Posiblemente tengamos que hacernos una ecografía en la que podemos ver cómo el corazón del bebé late rápidamente (de 120 a 160 latidos por minuto) y observaremos cómo se mueve y da patadas, será muy rápido y el movimiento será constante, ya que todavía tiene mucho espacio en el líquido amniótico para moverse.

Esta ecografía es solo una prueba más para supervisar cómo se está desarrollando el bebé, pero no se suele determinar el peso fetal hasta más adelante. También podremos observar cómo bosteza y cómo mueve los ojitos, y es más que probable que comprobemos que se lleva los deditos de la mano a la boca.

Cómo está la madre en las 25 semanas de embarazo

En la semana 25 de embarazo nuestra tripa es ya más que evidente, y es el momento adecuado no solo para usar prendas holgadas, sino para empezar a utilizar ropa premamá, también la ropa interior, que será preferentemente de algodón, transpirable y cómoda. En este periodo de gestación notaremos los movimientos del bebé más a menudo, en especial durante la noche o cuando nos tumbemos y estemos relajadas, ya que el bebé también buscará una posición más cómoda.

También estará más horas despierto durante la noche, justo cuando nosotras descansamos. Esto se debe a que cuando estamos activas por el día, ejercemos una especie de balanceo sobre el bebé que lo relaja y hace que duerma plácidamente.

 Es posible que en la semana 25 de embarazo tengamos episodios de insomnio debido a que la barriga empieza a ser incómoda, a los movimientos del bebé durante la noche, y a los cambios hormonales, sobre todo por el aumento de estrógeno y progesterona, que en algunas madres cambia el ritmo de sueño.

La progesterona, que aparece durante el embarazo, es también la responsable de que empecemos a sufrir algunos episodios puntuales de ardores de estómago y reflujos gástricos, ya que esta hormona relaja los músculos y ralentiza la digestión. También, en la semana 25 de embarazo la ralentización de la digestión será evidente, ya que nuestro bebé ocupa cada vez más espacio y aplasta el estómago, por lo que tendremos menos espacio para digerir la comida. 

Puede que sintamos con más regularidad molestos gases y flatulencias, que a veces son dolorosos y se confunden con contracciones, pero tan solo son gases y no debemos preocuparnos, aunque nos sintamos más molestas.

Consejos de bienestar en la semana 25 de embarazo

Aproximadamente en la semana 25 de embarazo es recomendable que hagamos un plan sobre cuándo queremos coger nuestras bajas por maternidad y paternidad en el trabajo, que se puede coger en cualquier momento a partir de las 29 semanas de gestación. El dolor y la hinchazón en las piernas, será frecuente y habitual en esta época de embarazo, ya que hemos ganado peso y es algo totalmente normal.

Uno de los mejores trucos y remedios caseros es que pongamos las piernas en alto el mayor tiempo posible, que no permanezcamos de pie durante largos periodos de tiempo para evitar esta hinchazón, y que no utilicemos zapatos de tacón, porque además al haber perdido el centro de gravedad habitual de nuestro cuerpo, es probable que podamos perder el equilibrio. 

Es importante que hagamos ejercicio de manera regular, un ejercicio ligero y suave, que caminemos lo más posible, y sobre todo, que usemos una talla más de calzado, si se nos hinchan los pies y los zapatos de nuestra talla habitual nos aprietan.

 Sigue siendo importante beber mucha agua durante todo el día, para evitar la retención de líquidos, y llevar una dieta sana y equilibrada, evitando en lo posible una alimentación demasiado copiosa, ya que tendremos problemas de digestión a lo largo de este periodo de embarazo.

Источник: https://www.elespanol.com/como/20200222/semanas-embarazo-semana/456954814_0.html

Cambios en tu bebé esta semana

Tu bebé está empezando a ejercitar los movimientos de la respiración, aunque hasta que nazca no entrará aire en sus pulmones.

Además, comienza a formarse en sus pulmones una sustancia llamada surfactante pulmonar, imprescindible para que pueda respirar. Sin el surfactante, el aire entraría en sus pulmones, pero no pasaría a los alveolos, que es donde se produce el intercambio gaseoso, absorbiendo oxígeno y liberando CO2.

Pero aún le queda mucho por hacer: no será hasta la semana 35 cuando se considera que sus pulmones ya están totalmente maduros.

Tus cambios físicos y emocionales

No solo el aumento de peso y volumen te hacen sentir más torpe y cansada, es bastante habitual que durante el embarazo aparezca una ligera anemia que requiera tratamiento con hierro.

¿Cómo puedes saber si tienes anemia?

Además del cansancio te verías la piel y el interior de los párpados más pálidos y podrías llegar a sentir mareos y palpitaciones.

Ese cansancio muchas veces te quitará las ganas de hacer ejercicio, pero cada vez es más beneficioso que lo practiques.
Síntomas frecuentes en la semana 25 de embarazo

  • Estreñimiento
  • Manchas en la piel de la cara (cloasma)
  • Estrías
  • Dolor de espalda
  • Retención de líquidos
  • Ciática
  • Ardores
  • Calambres en las piernas
  • Varices
  • Hemorroides
  • Sangrado de encías

Es bastante probable que comiences a dormir peor. El volumen que va ganando tu abdomen te dificulta los movimientos en la cama y, además, te despertarás a menudo con muchas ganas de orinar, desvelándote al regresar a la cama.

No reduzcas la ingesta de líquido, pero intenta repartirla a lo largo del día de otra manera. Bebe más cantidad durante la mañana y la tarde para evitar beber grandes vasos de agua en la cena y antes de acostarte.

Pese a que la mayoría de embarazadas se realizan sin problema el test de O´Sullivan, a algunas la ingesta del líquido empalagoso les resulta muy desagradable y puede llegar a producir náuseas y vómitos.

Si devuelves durante la prueba, hay que repetirla otro día.

Truco

Para evitar la aparición de náuseas, te aconsejo que te lleves a la prueba una rodajita de limón para chuparla nada más después de tomarte la glucosa. No altera en absoluto el resultado de la prueba y reduce la sensación de desagrado.

En cualquier momento entre las semanas 24 y 28 te tocará hacerte elTest de O’Sullivan para cribar una posible diabetes gestacional (en España la desarrollan un 12% de las embarazadas).

¿Sabes cómo funciona este test?

  1. Primero te sacarán sangre para determinar tu nivel de glucosa (esta cifra la encontrarás en el informe como “glucosa basal”)
  2. Inmediatamente después te darán en un vaso o una botellita un líquido dulce que has de beberte. Este líquido contiene 50g de glucosa y, el objetivo de que lo tomes es poder evaluar cómo metaboliza tu organismo una cantidad determinada de azúcar.
  3. Te informarán que durante la hora que tienes que esperar al siguiente pinchazo no debes caminar, fumar, ni comer, puesto que esto sí falsearía el resultado.
  4. Transcurrida 1 hora tras el primer pinchazo y la toma del líquido volverán a sacarte sangre y analizarán su nivel de glucosa.

Resultado del test:

Si has metabolizado correctamente el líquido que has ingerido, el nivel deberá ser menor de 140mg/dl, si es igual o mayor a ese valor, habría posibilidad de que tuvieras diabetes gestacional.

¡Ojo!

El test de O´Sullivan es una prueba de cribado, no diagnóstica, es decir, un resultado normal descartaría la diabetes gestacional, pero un resultado alterado no sería suficiente para diagnosticar una diabetes.

Para ello, quienes tengan un test de O´Sullivan alterado deberán realizarse otra prueba llamada curva larga, sobrecarga oral de glucosa o test de tolerancia oral de glucosa (son distintos nombres para una misma prueba).

Has de saber que para el test de O´Sullivan no es necesario ir en ayunas, pero algunos centros sí lo estipulan así.

Hay incluso algunos centros que, en lugar de darle a las embarazadas el líquido con la glucosa, le indican a la mujer qué desayunar en esa hora, para que sea equivalente en contenido de glucosa con el líquido de la prueba. Pregunta a tu médico.

Sabías que…

La glucosa es el alimento, la fuente de energía de todas y cada una de nuestras células. Cuando ingerimos hidratos de carbono, estos se degradan en azúcares más simples que, gracias a la insulina, pasan desde la sangre al interior de las células.

Cuando aparece la diabetes, las células no reciben la cantidad de glucosa necesaria para su pleno rendimiento. Es por ello que, si tienes diabetes, aunque tu alimentación no sea muy rica en azúcares, la glucosa estará elevada en tu sangre. No es porque tengas azúcar de más, sino porque no está llegando a su destino y se va acumulando en la sangre.

El uso de insulina inyectable ayuda a que la glucosa que se va acumulando en la sangre llegue donde debe estar: el interior de las células.

Durante el embarazo el organismo se hace un poco el remolón con la insulina, por culpa de las hormonas. Es por eso que, a veces, llega a aparecer una diabetes gestacional. Por fortuna suele desparecer tras el parto, cuando las hormonas vuelven a normalizarse.

Preguntas frecuentes

¿Por qué en España se les hace el test de O´Sullivan a todas las embarazadas y en otros países no?, ¿puedo negarme a hacérmelo?

Es cierto que hay controversia sobre el modo de diagnosticar la diabetes gestacional: no parece que haya un método claramente ventajoso frente a los demás y es por ello que cada país adopta unas medidas diferentes en sus protocolos.

En algunos lugares únicamente se someten al test las mujeres que tienen algún factor de riesgo para desarrollar diabetes gestacional, como el sobrepeso, ser mayor de 35 años, tener algún familiar directo enfermo de diabetes, presencia de glucosa en alguna analítica de orina o haber tenido algún niño de más de 4kg al nacer.

Dejarse una diabetes sin diagnosticar puede tener riesgos, pero también los puede tener diagnosticar como diabética a una mujer que realmente no lo sea, ya que con un diagnóstico de diabetes gestacional aumentan las inducciones de los partos.

Es por esto que hay algunas mujeres que, si no tienen ningún factor de riesgo, prefieren no hacerse la prueba. Además, en estos casos suele haber malas experiencias propias o de personas cercanas con la prueba, como náuseas y vómitos.

¿Significa que a esas mujeres no se les controla si pudieran tener una diabetes gestacional? ¡En absoluto!

El médico individualizará cada caso y se le pedirá a la embarazada que se haga a diario varias determinaciones de glucemias capilares en casa (el pinchacito en el dedo que se hacen los diabéticos para controlar sus niveles de azúcar), llevando un registro de los resultados durante unas cuantas semanas, para valorar cómo suben y bajan sus niveles de glucosa antes y después de las comidas.

¿Quieres saber más?

Nota: este contenido ha sido redactado por Jade Magdaleno, matrona con años de experiencia asistecial y académica. Aún así, esta información nunca debe sustituir el seguimiento de tu embarazo por parte de tu médico.

¿Te ha resultado útil?

(Votos: 30 Promedio: 4.4)

·····

Actualizado en enero 2021

Sigue la evolución de tu embarazo semana a semana

Consulta aquí la información sobre protección de datos

Te informamos que los datos de carácter personal que proporciones en el presente formulario serán tratados por Clara Muñoz Almendros como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a la newsletter gratuita, remitir contenidos informativos y promociones.

Legitimación: el consentimiento del interesado al hacer uso del formulario.

Destinatarios: Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@blogdelbebe.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: puedes encontrar información adicional y detallada sobre protección de datos en la web blogdelbebe.com, así como consultar la política de privacidad.

x

Источник: https://blogdelbebe.com/embarazo/semana-25/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: