La 2ª semana de embarazo

Semana 2 de embarazo: síntomas y recomendaciones para la madre

La 2ª semana de embarazo

En una gestación de 40 semanas contando desde el primer día de la última menstruación, la segunda semana de embarazo es aquella en la que la mujer prepara su cuerpo para ello: tiene lugar la proliferación del endometrio y la ovulación.

Aún no se ha producido la fecundación ni la implantación del embrión, es decir, la concepción no ha tenido lugar todavía. No obstante, todos los profesionales del mundo de la reproducción toman como referencia el inicio del ciclo menstrual para empezar a contabilizar las semanas de embarazo.

Esta es la razón por la que la primera y segunda semana de embarazo son un tanto especiales en el sentido de que la mujer aún no está embarazada. Algunos especialistas las llaman las semanas previas a la concepción.

Durante estas semanas también ocurren cambios importantes en el cuerpo de la mujer que se relacionan con el inicio de la gestación y, por tanto, debemos dedicarles un poco de atención.

¿Qué pasa en el útero y en el ovario?

Como hemos dicho, la segunda semana de embarazo se corresponde con la segunda semana del ciclo menstrual. Concretamente, esta sería la fase folicular del ciclo menstrual, también llamada fase preovulatoria.

Con el inicio del ciclo menstrual en la semana anterior, la hipófisis del cerebro empieza a secretar las hormonas FSH y LH, que son las responsables del funcionamiento del ovario. En la segunda semana, estas hormonas llegan a su máximo, lo cual permite que tengan lugar los siguientes acontecimientos:

Reclutamiento folicular

El aumento de la hormona FSH durante las dos primeras semanas del ciclo menstrual provoca el crecimiento de los folículos ováricos y su migración hasta la superficie del ovario. Al mismo tiempo, este desarrollo folicular hace que el ovario aumente su producción de estradiol.

El estradiol es la hormona sexual encargada de la proliferación del endometrio en el útero. Sus células empiezan a multiplicarse y se forman vasos sanguíneos y las glándulas endometriales.

Justo en el inicio de la segunda semana, se estabiliza el nivel de la FSH debido al efecto inhibidor del estradiol y esto hace que tenga lugar el reclutamiento folicular: solamente uno de los folículos es capaz de responder a la FSH y continuar su desarrollo. El resto de folículos degeneran y sus óvulos se pierden.

El folículo que ha sido capaz de sobrevivir sigue aumentando su tamaño y pasa a convertirse en un folículo preovulatorio o folículo de Graaf.

Ovulación

Al final de esta segunda semana que estamos comentando, se produce otro cambio hormonal importante: el pico de LH.

Como consecuencia del aumento de la hormona LH, el folículo de Graaf se rompe y el óvulo que contenía es expulsado hacia la trompa de Falopio. Este fenómeno se conoce como ovulación.

Por último, el folículo roto pasa a convertirse en un cuerpo lúteo, el cual sigue produciendo los estrógenos y la progesterona que actúan sobre el endometrio.

Segunda semana del ciclo menstrual

Síntomas

Durante esta segunda semana no existen síntomas de embarazo puesto que éste aún no se ha producido. En cualquier caso, hay mujeres que notan algunos síntomas relacionados con la ovulación:

  • Flujo vaginal abundante y con mayor viscosidad (aspecto clara de huevo)
  • Aumento de la temperatura corporal de 0,2 a 0,5 Cº
  • Aumento del deseo sexual
  • Dolor abdominal
  • Hinchazón
  • Molestias en los senos
  • Gases
  • Ligero sangrado en los casos más extremos

En general, las molestias son menores y los dolores más suaves que los que provoca la menstruación.

Para más información relacionada con este tema, puedes seguir leyendo el siguiente post: ¿Es normal el dolor en la ovulación?

Test de ovulación

Las mujeres que están buscando un embarazo activamente y no son capaces de identificar estos síntomas pueden usar este método para averiguar con exactitud cuáles son sus días fértiles.

El test de ovulación consiste en una prueba que venden en la farmacia para identificar el pico de LH en la orina y, por tanto, saber los días del ciclo menstrual donde la fertilidad de la mujer es máxima.

Puedes obtener más información sobre los test de ovulación y cómo funcionan en el siguiente artículo: Los test de ovulación.

Cuidados y recomendaciones

Solamente las mujeres que se encuentran buscando la gestación a corto plazo tendrán en mente practicar buenos hábitos de vida para tener un embarazo saludable.

En cambio, si el embarazo te ha pillado por sorpresa, en el momento de hacer un test de embarazo o ecografía ya estarás de más semanas y no habrás tenido en cuenta nada especial durante la primera y la segunda semana de gestación.

En general, durante la planificación del futuro embarazo, se recomienda llevar un estilo de vida saludable. Estos son algunos consejos que os pueden ayudar:

Visita a tu ginecólogosi estás pensando en quedarte embarazada, lo ideal sería hacer una revisión previa para comprobar que todo está bien.Alimentaciónse puede comer de todo, prestando especial atención a los alimentos ricos en proteínas, ácido fólico, calcio, etc. Es posible tomar suplementos alimenticios para un aporte mayor de estos complejos vitamínicos.Café, tabaco y alcoholes importante que dejes estas sustancias si quieres quedar embarazada. La cafeína, la nicotina y el alcohol son sustancias tóxicas que pueden causar daños en el bebé y aumentar el riesgo de aborto.Antibióticosno hay problema con tomar antibióticos durante esta segunda semana, sobre todo si existe una infección de orina o cistitis que pueda dificultar la gestación. Para ello, también es recomendable beber mucha agua.

Además de todo esto, los especialistas recomiendan mantenerse informadas en todo momento de los buenos hábitos durante el embarazo y de aquello que es necesario evitar para no correr riesgos. Las revistas, foros fiables y grupos de apoyo pueden ser de gran ayuda.

Evitar el tabaco y el alcohol en la búsqueda del embarazo

¿Qué se siente a la segunda semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Durante las dos primeras semanas de embarazo no se siente nada relacionado con la gestación puesto que la concepción aún no ha tenido lugar. Recordamos que las semanas de embarazo se empiezan a contar desde la última menstruación y no desde el momento en que el embrión implanta en el útero.

Por tanto, durante estas dos semanas, el cuerpo de la mujer se prepara para el futuro embarazo y los síntomas que se pueden notar son los relacionados con las menstruación o posterior ovulación como, por ejemplo, ligero dolor en el vientre, dolor en el ovario durante la regla, etc.

Por Zaira Salvador (embrióloga).

No. Como hemos dicho, en esta segunda semana de embarazo aún no se ha producido la concepción, el embrión no existe y, por tanto, no tiene sentido hacer un test de embarazo o una ecografía.

Otro caso sería si habláramos de una ecografía durante un revisión ginecológica para ver el útero o los ovarios. En este caso, no hay problema en hacer esta prueba diagnóstica.

¿Cómo puedo abortar en la segunda semana de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

No es lo mismo la segunda semana de embarazo que la segunda semana de desarrollo embrionario. En la segunda semana de embarazo no se aborta porque el feto aún no existe. No obstante, es posible tomar la llamada píldora del día después para evitar la gestación si se han tenido relaciones sexuales sin protección y no se desea tener un hijo.

Por otra parte, en la segunda semana de vida del feto después de la concepción, la cual se corresponde con la cuarta semana de gestación, es posible abortar si el embarazo no es deseado con fármacos como Cytotec compuesto por misoprostol, siempre bajo la supervisión de un médico.

Lectura recomendada

Como hemos explicado durante todo el post, a lo largo de la segunda semana de embarazo se produce el fenómeno de la ovulación. Puedes encontrar más información sobre esto y los síntomas que siente la mujer en este periodo de tiempo en el siguiente enlace: ¿Cuándo se produce la ovulación?

Durante la segunda semana de embarazo es cuando la pareja debe empezar a tener relaciones sexuales cada 2 días aproximadamente para que tenga lugar la concepción del embrión. Puedes seguir leyendo sobre este tema en el siguiente artículo: ¿Cómo me puedo quedar embarazada de forma natural?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/segunda-semana-de-embarazo/

Semanas de embarazo (SE) 1-4

La 2ª semana de embarazo

Semanas de embarazo (SE) 1-4

¡Enhorabuena por el embarazo! A partir de ahora inicia una época muy bonita y emocionante. Aún no puedes notar que estás embarazada, pero en tu interior ya se está desarrollando una pequeña personita.

En las semanas 1, 2, 3 y 4 del embarazo (el primer mes de embarazo) se decide si en este ciclo se va a crear una nueva vida o no. Las primeras dos semanas son especialmente un factor de cálculo. La ovulación, y con ello la posibilidad de fecundar, tiene lugar a partir de finales de la segunda semana o a principios de la tercera.

Por consiguiente, la mujer no está embarazada en la primera y segunda semana. Puesto que en la mayoría de las mujeres resulta difícil calcular el momento en el que se produce la ovulación, el embarazo se calcula de manera segura a partir del primer día de la última menstruación y dura 40 semanas.

En función de los datos que el médico obtiene a partir de las distintas ecografías del bebé, suele ocurrir que más adelante se modifique la fecha de nacimiento pronosticada. Si el óvulo se fecunda a lo largo de la semana de embarazo (SE) 3, a continuación viene una fase extremadamente sensible.

Hasta el final de la SE 4 se decide si el embrión logra anidar en la pared uterina o si se expulsa en la siguiente menstruación.

Muchas mujeres no notan ninguno de estos procesos entre las semanas 1 y 4 del embarazo, otras empiezan a notar los primeros síntomas físicos del embarazo poco después de la fecundación.

La forma más segura para comprobar si se ha producido fecundación es con un análisis de sangre en la SE 4 o de orina a partir del primer día calculado de la siguiente menstruación, que corresponde a la semana de embarazo 5.

SE 1 – Menstruación normal y primeros preparativos para el embarazo

Consejo: Si tienes previsto quedarte embarazada, deja ya de fumar y evita beber alcohol.

En la SE 1 la mujer no está embarazada, sino que experimenta su menstruación normal. A pesar de ello y en el marco de este ciclo, durante este periodo el cuerpo se acondiciona para un posible embarazo. Las mujeres que planean quedarse embarazadas pueden empezar en la SE 1 a hacer algunas cosas para asegurarle a su bebé un buen comienzo.

Si se renuncia completamente al alcohol y a la nicotina, se consigue que estas sustancias nocivas ni siquiera lleguen al gameto: durante el primer tercio del embarazo son especialmente nocivas para el bebé. A partir de ahora solo se deberán consumir medicamentos (también naturales) después de haberlo consultado con el médico.

Para que el cerebro y el sistema nervioso del embrión se desarrollen correctamente, es preciso que haya un consumo suficiente de ácido fólico (vitamina B9, vitamina B11) especialmente durante los primeros tres meses de embarazo (el primer trimestre). Un déficit de ácido fólico puede tener como consecuencia problemas graves en el desarrollo y daños.

El ácido fólico natural se encuentra altamente concentrado en levaduras, germen de trigo, salvado de trigo, hígado de ternera y ave, así como en muchas verduras y frutas, en pescado y carne. Las mujeres que desean tener hijos deben tomar 0,4 miligramos de ácido fólico diariamente, también en forma de suplemento alimenticio, antes de que comience el embarazo y luego a partir de la SE 1.

SE 2 – Fecundación y ovulación

En la SE 2 la mujer sigue todavía sin estar embarazada. Su cuerpo se acondiciona ahora para la fecundación en este ciclo al engrosarse el endometrio y prepararse para la ovulación. Alrededor de la mitad del ciclo, un folículo maduro se rompe y expulsa un óvulo maduro en las proximidades de las trompas de Falopio.

Con la ayuda de numerosos cilios, el óvulo comienza a migrar a través de las trompas de Falopio hasta el útero. Un óvulo vive entre 12 y 24 horas después de salir del ovario.

La fecundación del óvulo tiene pues lugar hacia el final de la SE 2 o al principio de la semana siguiente.

Puesto que los espermatozoides masculinos sobreviven unos 2-5 días, los días fértiles de la mujer comienzan unos días antes de la ovulación. Es decir, es fértil durante un total de 6 días.

Después del orgasmo del hombre, unos 500 millones de espermatozoides comienzan una «carrera» que solo gana un espermatozoide. La fecundación del óvulo se suele llevar a cabo en las trompas de Falopio.

Para los espermatozoides este camino es complicado, sobre todo porque tienen que nadar contra los movimientos de los cilios.

Los nadadores más rápidos pueden superar esta distancia de 15 a 18 centímetros en media hora, otros necesitan días, muchos nunca llegan a su destino.

Si bien varios espermatozoides pueden penetrar la membrana exterior del óvulo, solo uno de ellos puede penetrar la membrana interna del mismo.

El espermatozoide que lo consigue viene determinado por señales bioquímicas del óvulo.

En cuanto el espermatozoide penetra en el óvulo, cambia su estructura química, lo que altera la corriente eléctrica alrededor de la membrana celular cerrando así el paso al resto de espermatozoides.

SE 3 – Comienza el embarazo

El embarazo propiamente dicho comienza a principios de la SE 3.

Inmediatamente después de la fecundación, el interior del óvulo presenta dos núcleos celulares: el núcleo del óvulo con el factor genético femenino y la cabeza del espermatozoide con la información genética masculina.

Su fusión crea el código genético único de un nuevo ser humano. Al poco tiempo, este cigoto se empieza a dividir convirtiéndose así en el punto de partida de miles de millones de otras células.

Consejo: El ácido fólico (vitamina B9, B11) es vital para que los órganos del bebé se desarrollen de manera saludable.

Al segundo día de la fecundación, este grupo celular consta de cuatro células, un día después de ocho células.

En la SE 3, su apariencia se asemeja al de una mora (latín: morula), por lo que los científicos denominan mórula al óvulo fecundado.

Un día después, se forma una cavidad dentro del grupo celular: la mórula se ha convertido en una estructura celular compleja (blastocisto) formada por dos tipos diferentes de células:

Los embrioblastos se convierten en el auténtico embrión: el bebé lleva este nombre científico hasta el final del primer trimestre, solo después de que se hayan formado todos los órganos importantes se le llamará feto.

La placenta se desarrolla a partir de los trofoblastos y, junto con el cordón umbilical conectado a ella, se hace cargo más adelante de la alimentación y del suministro de oxígeno del bebé y elimina los deshechos de su metabolismo.

Durante la semana de embarazo 3, el embrión se mueve incansablemente desde las trompas de Falopio hasta el útero, al que generalmente llega al principio de la semana siguiente del embarazo.

Cuando llega al útero, ya consta de unas 70 a 100 células. Los signos externos del embarazo todavía no son visibles en esta temprana etapa.

En la SE 3 la mayoría de las mujeres todavía no saben que están embarazadas.

Sin embargo, la fecundación lleva consigo un gran número de cambios hormonales que aseguran el mantenimiento del embarazo y el desarrollo del embrión. Inmediatamente después de la ovulación, el folículo asume una nueva función como cuerpo lúteo: Empieza a producir la progesterona, responsable del engrosamiento del endometrio y, por lo tanto, es crucial para la anidación del óvulo.

SE 4 – ¡Todo o nada!

Aproximadamente siete días después de la fecundación y a principios de la SE 4 el óvulo fecundado anida en el útero. En esta etapa se decide según el principio de «todo o nada» si sigue el embarazo.

Justo antes de la anidación, las influencias externas pueden resultar perjudiciales para el embrión. Si el organismo no logra compensar este tipo de daño, su desarrollo se detiene y el blastocisto se expulsa en la siguiente menstruación.

Poco antes de la anidación, el embrión sale de la membrana que lo rodea y penetra en el endometrio hasta que queda completamente cubierto.

Entre los embrioblastos y los trofoblastos se forman el saco gestacional y el saco vitelino, que se encarga de alimentar al embrión en las próximas semanas. A partir de ahora se forma la placenta alrededor del óvulo anidado.

A finales de la SE 4 el embrión mide solo medio milímetro: hasta el nacimiento, el bebé alcanza una longitud de entre 51 y 52 centímetros y un peso medio de unos 3.200 gramos.

Tres capas germinales como órganos

Hasta la SE 4, las células embrionarias son pluripotentes: en teoría cualquier órgano podría desarrollarse a partir de cualquier célula. La especialización celular comienza a partir de esta semana. A partir de los embrioblastos se desarrolla el denominado disco germinativo, que tiene una forma redondeada. Se forma a partir de dos capas germinales y poco después de tres:

Durante el desarrollo embrionario, la mayoría de los órganos internos (incluyendo los pulmones, el hígado, el páncreas, la vejiga urinaria y la uretra, así como el tracto digestivo interno) se forman a partir de la capa germinal interior (endodermo).

El corazón y los vasos sanguíneos, el tejido conjuntivo y el esqueleto, los músculos lisos de los intestinos, el bazo, los glóbulos sanguíneos y el sistema linfático, los riñones así como las gónadas y los órganos sexuales internos se desarrollan a partir de la capa germinal media (mesodermo).

A partir de la capa germinal externa (ectodermo) se forma la piel, el sistema nervioso y los órganos sensoriales.

Primero síntomas de embarazo en la madre

En la SE 4, muchas mujeres experimentan los primeros signos físicos del embarazo. La anidación del embrión en el útero puede dar lugar a lo que se conoce como sangrado de implantación, que es una ligera pérdida de sangre. A menudo esta semana los senos comienzan a estirarse y tensarse dolorosamente, a algunas mujeres se les oscurece la piel de la areola.

La producción de la progesterona retrasa el curso de todos los procesos corporales de la mujer embarazada para proteger el embrión, pero también asegura que a menudo se siente cansada y que aparezcan los primeros síntomas de estreñimiento provocados por el embarazo.

Algunas mujeres ya empiezan a experimentar las primeras molestias en la SE 4: Náuseas matutinas, aumento de la salivación y subidas y bajadas emocionales que la acompañarán durante todo el primer trimestre de embarazo.

Resumen de las semanas de embarazo 1 a 4 En las SE 1, 2, 3 y 4 se decide si se produce un embarazo en este ciclo menstrual. En las primeras dos semanas de embarazo todavía no existe embarazo. Dado que son pocas mujeres las que conocen el momento exacto de su ovulación, su inicio se calcula a partir del primer día del último período. La fecha de nacimiento calculada es aproximadamente a las 40 semanas. En la SE 1 la mujer tiene su menstruación regular. Si te estás planteando quedarte embarazada, puedes empezar a prescindir del alcohol y de la nicotina, de la automedicación y empezar a tomar ácido fólico, que resulta vital para el desarrollo sano del bebé. La ovulación ocurre al final de la SE 2, es decir, a la mitad del ciclo. Si el óvulo maduro se fecunda ahora o a principios de la SE 3 quiere decir que el embarazo ha empezado. En la SE 3, el óvulo fecundado comienza a dividirse y migra de las trompas de Falopio al útero hasta finales de esta semana. En la SE 4 el embrión anida en el endometrio. Esta semana es cuando se especializan las células: las tres capas germinales con diferentes tipos de células se transformarán en diferentes órganos durante las próximas semanas y meses. Muchas mujeres empiezan a experimentar los primeros síntomas de embarazo.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/calendario-de-embarazo/semanas-de-embarazo-se-1-4.html

Cómo es la semana 2 de embarazo: síntomas

La 2ª semana de embarazo

El cuerpo cambia tan rápido que casi no te da tiempo a asimilar la mayoría de las cosas que están pasando, ¡y eso que son 9 largos meses!

Cada semana es una ruleta, un síntoma nuevo, ahora tengo nauseas, ahora me mareo, ahora tengo un antojo, ahora se está moviendo… Un millón de sensaciones que se viven con mucha emoción. En ocasiones nos puede doler la cabeza y pensar que es un síntoma del embarazo, aunque el dolor de cabeza pueda producirse por cualquier otro motivo ajeno a nuestro estado.

Al principio, está claro que las náuseas matutinas en las primeras semanas, se llevan el primer puesto, ya que, es cuando nuestro cuerpo comienza a cambiar y empezamos a notar sensaciones propias de este gran cambio. Pero, ¿En la segunda semana de embarazo?, «¿Voy a seguir teniendo nauseas?», «¿Voy a seguir estando tan cansada?» Nos hacemos demasiadas preguntas… Sin embargo, para tu suerte tenemos las respuestas.

Voy a contarte cómo es la segunda semana de embarazo, para que estés preparada y no te pillen los síntomas, totalmente desprevenida.

Segunda semana de embarazo que síntomas se tienen

Si estás en la semana 2 de embarazo, puede que tus síntomas se agraven ya que es una semana de muchos cambios, aunque también existe la posibilidad de que no sientas absolutamente nada, depende del cuerpo de cada mujer.

Para empezar, es el momento en el que se produce la ovulación, es decir, el folículo se rompe y libera al óvulo maduro, este llega a la trompa de Falopio y ahí es fecundado. Una vez fecundado, comienza su camino hacia el útero, donde al final de esta semana se empezará a formar el embrión.

Es por ello que muchas mujeres en esta etapa tienen síntomas de embarazo similares a los de la propia ovulación, pero de manera más intensa.El síntoma más notable es el dolor pélvico que se debe a la irritación de la sangre que sale al romperse el folículo que ha liberado al óvulo.

También se puede manifestar un aumento del flujo vaginal, este será más viscoso, transparente y abundante.

Otros síntomas de embarazo propios de la segunda semana son, el aumento de la temperatura corporal, molestias en los senos, deseo sexual activado, además de poder tener un ligero sangrado.

Segunda semana de embarazo que se siente

Es probable que se agraven los síntomas, pero no te preocupes, no sentirás más que las molestias derivadas de estos. Puede que el vientre se te hinche y puedas confundir esa barriguita con la del embarazo, pero la realidad es que se trata de gases.

Tu tripa no empezará a notarse hasta la semana 12 o la 16.

 Seguramente sigas teniendo nauseas y sensaciones que te incomoden como pueden ser mareos o estar más cansada que de costumbre, pero es lo normal, ya que tu cuerpo está trabajando por dentro y se está preparando.

Desarrollo del embrión

En la segunda semana es en la que se forma el embrión, este no tiene ninguna apariencia de bebé aún, de hecho, si lo comparamos con algo, es similar a una semilla de sésamo y consta de tronco, cabeza y una cola rizada. Hablando con términos más científicos, es el momento en el que se fija el blastocisto en el útero o para que nos entendamos, un conjunto de células que le damos el nombre de embrión.

En este momento se crea la cavidad amniótica o saco, lugar donde pasará todo el embarazo nuestro bebé y que te sonará más si te comento que es dónde se encuentra el líquido amniótico. También se desarrolla la cavidad coriónica, lo que más tarde pasará a ser, el cordón umbilical.

Por otro lado, también es interesante mencionar que el embrión comienza esta semana a alimentarse, a través de los nutrientes de la sangre que circula por el espacio embrionario.

Recomendaciones para la madre

Lo ideal es que en el embarazo semana a semana nos cuidemos cada día más. Comenzando por una alimentación sana, con una dieta apropiada donde no falten las verduras, las frutas y los frutos secos, una vida saludable y consumo de ácido fólico y vitaminas para que tu estado de salud esté en perfectas condiciones.

De hecho, llevar una vida sana con buenos hábitos debería ser tu obligación siempre y sobre todo si el embarazo es premeditado. Si no te lo esperabas y no sueles tener buena alimentación, ¡tienes que cambiar el chip! Hay una vida dentro de ti, y es tu responsabilidad. Comienza por elegir una dieta rica en calcio y alimentos con grandes dosis de proteína.

Si no realizas ninguna actividad deportiva, no es el momento de correr una maratón, pero sí que estés en forma, realizando ejercicios simples que fortalezcan tu suelo pélvico y mejoren la circulación de tus piernas.

Cafeína, nicotina y alcohol, si estaban antes, deberían salir de inmediato de tu vida, no aportan nada bueno a tu futuro bebé, ni a ti tampoco. Muchas mujeres abandonan el tabaco definitivamente cuando se quedan embarazadas, quizá sea un buen momento también para ti.

El agua, sin embargo, es fundamental, no te olvides de beber muy a menudo y si sales de casa mete una botella pequeña en el bolso, la hidratación es indispensable. Recuerda también, tomarte muy en serio todas las recomendaciones de tus médicos o ginecólogos, ellos son sabios y saben lo que mejor te conviene.

Источник: https://www.elespanol.com/como/semana-embarazo-sintomas/423708339_0.html

Semana 2 de embarazo: ¡El embrión se empieza a desarrollar!

La 2ª semana de embarazo

¡El embrión se empieza a desarrollar!

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 2 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

En esta segunda semana de embarazo es cuando se produce la ovulación, esto es, cuando el folículo se rompe para liberar un óvulo maduro dispuesto a ser fecundado en la trompa de Falopio.

En periodos regulares de 28 días, es el momento con un mayor índice de fertilidad, así que si estamos buscando un embarazo es el momento idóneo para intensificar nuestras relaciones sexuales.

Una vez expulsado el óvulo, este traspasa la superficie del ovario y se dirige hacia la trompa de Falopio, cuyas pareces se contraen y relajan para arrastrar ese óvulo a través del tubo, lo que marca el inicio de su viaje hacia el útero, donde se implantará finalmente el feto.

Junto con el óvulo maduro, se desprenden algunos fluidos del folículo ovárico, así como hormonas como la progesterona, que a su vez estimula el engrosamiento de la membrana del útero.

El bebé en la ecografía: semana 2

Prosigue el camino hacia la fecundación. Te ofrecemos la imagen de una ecografía de dos semanas, para que te hagas una idea de qué se podría observar, en este caso, el saco gestacional.

Ecografía de dos semanas

A las 2 semanas de embarazo, se espera que finalmente sea un solo óvulo maduro el que inicie el viaje hacia las trompas de Falopio y, posteriormente si es fecundado, hacia el útero, debes saber que ambos ovarios contribuyen al crecimiento de los folículos.

Cabe señalar, asimismo, que algunas mujeres liberan más de un óvulo algunos meses, con lo que si se fecundan dos significaría que, si todo va bien, en 39 semanas darías a luz a mellizos.

Trastornos que te pueden afectar

Un 25% de las mujeres afirman notar dolor pélvico durante la ovulación debido a la irritación del líquido o la sangre segregados al romperse el folículo que libera el óvulo.

La vagina también puede estar más lubricada debido al aumento del moco cervical, que además se vuelve más transparente, viscoso y elástico.

Otras señales que ayudan a corroborar que estamos en la segunda semana de embarazo y a punto de ovular es la temperatura corporal basal – la que tenemos nada más levantarnos- que se incrementa un poco.

Entre los días 12 y 14 del ciclo, es cuando mayores probabilidades de embarazo existen.

Se trata de un corto periodo de tiempo donde los niveles de estrógeno se elevan hasta alcanzar su punto máximo y donde las mujeres también generan la hormona masculina de la testosterona, responsable asimismo de la libido, con lo que es probable que esos días las mujeres también estemos más predispuestas a mantener relaciones sexuales.

A las 2 semanas de embarazo, es muy importante – dado que es cuando se produce la ovulación – que mantengas esos hábitos alimenticios y de vida saludables que deberás mantener durante todo el periodo de embarazo, posparto y lactancia materna.

Además, debes seguir ingiriendo suplementos como ácido fólico y alimentos ricos en yodo y vitamina B.

Qué exámenes te tocan

Durante las revisiones preconcepcionales, así como al principio del embarazo, es muy probable que tu ginecólogo o matrona mida el índice de masa corporal (IMC) de la madre o, lo que es lo mismo, una estimación de la grasa corporal en base a la altura y el peso.

Un IMC por debajo de 19 se considera falta de peso, de 19 a 24 se considera normal, de 25 a 29 se considera sobrepeso y de 30 a 39 obesidad.

Evidentemente, tener un peso saludable es clave a lo largo de la vida, pero lo es más aún si se planea tener un bebé, puesto que este puede nacer prematuramente o tener bajo crecimiento si la mamá tiene falta de peso o corre mayor riesgo de preclampsia –hipertensión durante el embarazo-, diabetes gestacional o tener un tamaño mayor a lo aconsejable si la mamá tiene sobrepeso.

Información importante para ti

Pese a que la futura mamá puede seguir llevando una vida más o menos normal durante el embarazo, bien es cierto que algunas aficiones, como el viajar, deberán adaptarse a su estado.

Lo primero que cabe señalar es que, durante el primer trimestre, existe un mayor riesgo de aborto espontáneo y de problemas de desarrollo en el bebé, con lo que hay que hacer especial énfasis en evitar temperaturas extremas y actividades frenéticas, así como dejar para otro momento aquellos viajes a países donde las enfermedades o infecciones por insecto sean un alto factor de riesgo.

En este periodo volar es seguro, siempre que no haya complicaciones, si bien es cierto que las molestias del viaje pueden aumentar las náuseas en el embarazo.

El esperma puede sobrevivir en el interior del cuerpo de la mujer hasta cinco días. Mientras una mujer tiene el periodo, se desarrollan entre 15 y 20 folículos en los ovarios.

Si ya se tienen dos hijos del mismo sexo, existe un 75% de posibilidades de concebir otra criatura del mismo sexo de nuevo.

……….

Por si te preguntas por el precio del test de embarazo..

Puede que sea la primera vez que vas a comprar un test de embarazo casero. ¿Sabes cuánto cuesta y qué opciones hay?

¡Descubre los precios de los test de embarazo!

¿Conoces el análisis de la beta HCG para confirmarlo?..

Es un análisis más preciso para confirmar el embarazo. Te explicamos en qué consiste.

¡Todo sobre el análisis de la beta HCG para confirmar el embarazo! 

Ideas por si tienes pensado comunicar tu embarazo..

Algunas mamás prefieren ser precavidas y dejarlo para más adelante. Pero si quieres gritarlo a los cuatro vientos en cuanto lo confirmes, te damos ideas originales.

¡Ideas para comunicar tu embarazo de forma original!

Métodos para conocer pronto el sexo del bebé..

Debemos admitir que no son métodos científicos, por lo que deberás tomar el resultado como orientativo. ¡Pero no está de más probar!

¡Descubre diferentes métodos para conocer el sexo del bebé!

Crecimiento y desarrollo en la Semana 3 Crecimiento y desarrollo en la Semana 4 Crecimiento y desarrollo en la Semana 5

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo-semana-semana/semana-2-del-embarazo

Semana 2 de embarazo

La 2ª semana de embarazo

Estás en… Primer trimestre
Te quedan: 38 semanas

La segunda semana del embarazo… ¡sigue sin ser exactamente una semana de embarazo! Recuerda que tu ginecólogo define las 40 semanas de embarazo a partir de tu última regla, pero el embarazo como tal se inicia en la semana 3, momento en el que se produce la ovulación. Por lo que, en esta segunda semana, es muy probable que todavía no te hayas quedado embarazada… ¡pero estés muy cerca de hacerlo! Veamos qué sucede en esta semana, ¿de acuerdo?  

Esta semana tú…

Si estás planeando quedarte embarazada, es importante que tú y tu pareja mantengáis relaciones en el momento en que se produce la ovulación y hasta dos días antes, ya que es en este periodo de tiempo cuando tienes más probabilidades de que el óvulo sea fertilizado. Es verdad que el esperma sigue siendo fértil entre 48 y 72 horas después de la eyaculación, pero cuanto más cerca esté el momento de tu ovulación, mucho mejor.

La ovulación se produce, aproximadamente, 14 días después del último día de tu regla. En este momento, el ovario libera un óvulo que avanza hacia la trompa de Falopio: en caso de encontrarse allí con un espermatozoide, se producirá el embarazo.

Esta semana tu bebé…

Hacia finales de la segunda semana, el óvulo sale del ovario y se produce la fertilización en la trompa de Falopio. Después, el óvulo fecundado inicia su viaje hacia el útero, el cual alcanzará entre los 2 y 5 días siguientes. En el proceso, el óvulo pasa por distintas fases de segmentación en las que va subdividiéndose en cada vez más células. 

En esta fase del embarazo, tu bebé se denomina embrión y seguirá denominándose así hasta el final del primer trimestre, cuando podemos empezar a llamarle feto, y su aspecto empezará a parecerse cada vez más al del futuro bebé. 

Conseguir un embarazo es el anhelo de muchas mujeres, pero a veces nos olvidamos de que quedarse embarazada requiere tiempo. Son muy pocas las mujeres que lo consiguen durante el primer mes en que se deciden a tener un hijo (apenas un 25%). Normalmente, una pareja sin problemas de fertilidad tarda alrededor de un año en conseguirlo.

Existen algunas buenas prácticas para facilitar el proceso: el primero y más importante, como ya te hemos comentado, es que procures mantener relaciones en los días próximos a tu ovulación, ya que así maximizarás las opciones de quedarte embarazada.

En previsión del momento en que el embarazo llegue, no está de más que consultes a tu ginecólogo o matrona sobre la necesidad de tomar suplementos de vitaminas y minerales: se trata, principalmente, de preparados muy ricos en:

  • Ácido fólico. Tener un buen nivel de ácido fólico ayuda a disminuir el riesgo de que tu bebé presente algún defecto en el tubo neural, como por ejemplo la espina bífida. Normalmente se recomienda tomar un suplemento de entre 400 y 800 microgramos diarios.
  • Hierro. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos y fomenta el desarrollo del bebé. Un déficit de hierro provoca anemia, cansancio y baja resistencia a las infecciones.
  • Yodo. forma parte de las hormonas fabricadas por el tiroides y su déficit puede provocar retraso mental y bocio en el niño. El yodo se encuentra en alimentos marinos como el pescado, el marisco y las algas marinas. del sistema nervioso de tu bebé.
  • DHA. resulta clave para el buen desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso y visual del futuro bebé.

Te recomendamos que siempre consultes con tu médico antes de tomar ningún tipo de preparados a base de vitaminas y minerales, ya que de esta manera podrá confirmar que es el correcto y el que mejor se adapta a tus necesidades.

Lubricantes y embarazo

Por norma general, cuando una pareja busca un bebé suele aumentar el número de relaciones sexuales que mantiene. Y es totalmente lógico que aunque no lo utiliceis de forma habitual, empecéis a utilizar lubricante, incluso si no lo habíais hecho antes, para tener una ayuda extra durante vuestros encuentros. 

Sea cual sea tu caso, si quieres quedarte embarazada te recomendamos que no utilices un lubricante cualquiera. El motivo es sencillo: los lubricantes convencionales suelen influir en el pH del moco cervical, y los espermatozoides son muy sensibles a la acidez; además, suelen dificultar su movimiento, lo que hace más complicada la fecundación.

Si quieres utilizar lubricante mientras intentas quedarte embarazada, consulta con tu farmacia o con tu médico para que te recomienden un lubricante apto para la concepción.

En la consulta

Por ahora, ¡no es necesario que visites a tu médico! Hasta que no hayan pasado al menos 7 días desde la fecundación, tu cuerpo no empezará a producir la hormona del embarazo (hormona gonadotropina coriónica humana o hCG). Es esta hormona la que puede detectarse en los tests de embarazo, ya sea en orina o en sangre, y  también se relaciona con síntomas característicos para detectar un embarazo como son las náuseas.

Tu próxima visita

A partir del 12 día desde tu última regla, es buena idea que te realices un test de embarazo. Puedes optar por uno de los que puedes conseguir en cualquier farmacia hasta visitar a tu médico para que te realice una analítica.

Sea como sea, si has planificado quedarte embarazada, el final de la segunda semana desde que tuviste el último periodo es un buen momento para visitar al médico y hacerte un buen chequeo general.

¿Qué mejor que empezar tu embarazo comprobando que todo está en orden?

El estrés es uno de los principales enemigos del embarazo: puede que tu pareja esté algo agobiada por no conseguir vuestro objetivo, así que no está de más que le recuerdes que lo importante es disfrutar del proceso y no obsesionarse con la idea de concebir.

Solo si lleváis al menos un año intentándolo deberíais plantearos consultar con un centro especializado en fertilidad; si la mujer tiene más de 38 años, este periodo se reduce a unos 6 meses. A partir de este periodo de tiempo es cuando es plausible plantear la opción de que alguno de los dos tenga un problema de fertilidad que esté impidiendo que quede embarazada.

Puntos clave   

  • El embarazo se produce, normalmente, durante la segunda semana después del fin de la última menstruación.

  • Consulta con tu médico la posibilidad de empezar a tomar suplementos prenatales mientras buscas un embarazo.

  • Asegúrate de usar un lubricante apto para la concepción.

  • Una pareja sin problemas de fertilidad puede tardar hasta un año en conseguir el embarazo.

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/segunda-semana-embarazo

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: