La 7ª semana de embarazo

Cómo es la semana 7 de embarazo: síntomas

La 7ª semana de embarazo

En la semana siete de embarazo probablemente el embrión ya haya alcanzado los 1,4 centímetros, cuando la semana pasada solo medía 0,4 centímetros ¡Vamos que ahora tiene más o menos el tamaño de un arándano! Y es que un embrión de siete semanas ya comienza a tener un poco de forma humana. Pero no es el único cambio que se produce en esta semana.

Si estás siguiendo tu embarazo semana a semana, sabrás que es el momento en el que se desarrolla la placenta, todavía no va a estar del todo lista para servir de fuente de suministros para los bebés, pero ya comienza a estabilizarse y a unirse con tu cuerpo. Además, la barriga en la semana siete de embarazo ya comienza a notarse un poco, como si hubiéramos comido demasiado, con la diferencia de que ahora ya siempre va a ir a más.

Ya hablamos de qué ocurre en la semana 6 de embarazo, ahora voy a contarte todos los detalles para el buen desarrollo del bebé.

Qué pasa en la semana 7 de embarazo

En esta semana habrá bastantes cambios, no solo en el embrión, sino también en la mamá. Comenzando con el embrión, van a empezar a formarse lasneuronas, de hecho, el cerebro ya está dividido en dos hemisferios, aparecen también las fosas nasales y podremos intuir las cuencas de los ojos.

En cuanto al corazón, este posee dos, de las cuatro cámaras que llegará a tener cuando esté totalmente formado. Y sobre los demás órganos lo más destacable es que el intestino está creciendo muy rápidamente llegando incluso a salirse una parte por el ombligo, lo que será próximamente el cordón umbilical.

A la madre, le esperan también algunos cambios, algunos de ellos son:

  • Aumento de la actividad hormonal: puede que debido a ello estés más irascible, sensible o irritable.
  • Aparición de los ardores: esto es por el aumento de reflujo gastroesofágico, que es causado por la presión del útero contra el estómago.
  • Seguirán las náuseas: lo siento, aún te quedan unos meses más para desprenderte de ellas.
  • Puede que aparezca estreñimiento: muchas embarazadas durante la gestación tienen problemas de estreñimiento debido a que las asas intestinales van más lentas.

A parte de estos síntomas, puede que perduren las jaquecas, el mal humor, también, puede que necesites estar cerca de un baño en todo momento porque no puedas controlar las ganas de orinar y en algunos casos es común la aparición de hemorroides

Qué comer en la 7 semana de embarazo

Es recomendable en esta semana y todas las que vienen ahora, que aumentes la alimentación con calcio y fibra que te aporten los nutrientes que necesitas. Por ejemplo, deberías beber más leche que es rica en calcio y ayuda al buen desarrollo de los huesos de tu bebé.

El ácido fólicoen esta semana es vital, ya que favorece el correcto desarrollo del cerebro del bebé y como ya hemos comentado, en esta etapa se empiezan a formar sus neuronas. Como el nivel de ácido fólico de los alimentos que consumimos habitualmente es muy bajo, vamos a necesitar de un suplemento rico en estas vitaminas especiales.

En cuanto a los alimentos prohibidos (que ya deberían estar fuera de nuestra rutina) debemos olvidarnos de la carne o el pescado crudo.

 Si no haces caso podrías contraer infecciones no solo tú, sino también tu bebé. Ni que decir tiene que ya deberíamos habernos olvidado de los súper prohibidos como el tabaco, el alcohol y el café.

Sabemos que es difícil, pero no debes hacerlo por ti, sino por tu futuro hijo.

Cómo cuidarse en la semana siete de embarazo

La séptima semana es el momento idóneo para hacerte una de tus primeras ecografías, y digo oficial porque seguro que ya te has hecho una pero no has podido ver nada.

En esta, ya podrás apreciar algo más y podrás enseñar a todo el mundo sin que digan eso de: «¿Pero es eso de aquí?» O «¿Es eso de allí?».

Eso sí, intenta hacer esta primera ecografía, vía vaginal, ya que, si te haces una abdominal, solo verás un punto blanco.

En esta semana, tu médico de cabecera puede mandarte ya al obstetra o matrona, que se encargará de tu seguimiento y te hará las primeras pruebas básicas del embarazo. También se encargará de registrar periódicamente tu peso.

Lo normal es que una embarazada engorde por mes 1 o 1,5 kilogramos, llegando a un total de entre 9 y 14 kilogramos al final de la gestación. Dicho esto, debes tener en cuenta que, si estás engordando más de la cuenta, deberías solucionarlo.

Más que nada es que si te pasas con el peso, cuando por fin des a luz, te va a costar mucho más recuperar tu figura.

No obstante, tampoco es momento de ponerse a dieta estricta, simplemente haz un balance, haz 5 comidas al día con cantidades normales y si tienes hambre entre horas come sin problema.

Lo que no tienes que hacer es comer por comer.

En cuanto al deporte, deberías intentar hacer algunos ejercicios, sobre todo que te permitan trabajar el suelo pélvico, así estarás más preparada a la hora del parto.

Ahora que ya tienes información sobre esta semana tan importante para ti y para tu futuro bebé, te recuerdo que no hay que obsesionarse. Intenta disfrutar del embarazo todo lo que puedas a cada momento.

Источник: https://www.elespanol.com/como/semana-embarazo-sintomas/432206892_0.html

Semana 7 de embarazo: los primeros síntomas se hacen notar

La 7ª semana de embarazo

Seguimos nuestro recorrido por el Embarazo semana a semana, avanzando una semana más después de haber visto todo lo que sucede en la semana 6 de embarazo. Estamos inmersas en el segundo mes, y vamos a tratar las características de esta semana 7 de embarazo.

Tras las pruebas de embarazo y la posible primera ecografía, hemos confirmado la gestación, aunque nuestro cuerpo no parece haberse acostumbrado, los síntomas se acentúan y ya nos vamos haciendo a la idea de que un nuevo ser se desarrolla en nuestro interior.

Inmersas en el segundo mes de embarazo

Si aún no hemos hecho la visita al ginecólogo, probablemente lo hagamos en esta o las próximas semanas. En la primera visita el médico encargará un análisis de sangre, un análisis de orina y un frotis vaginal, además de tomar la tensión a la futura mamá, para poder elaborar el informe de la embarazada y controlar cualquier posible riesgo.

La confirmación del embarazo, la elaboración del historial completo de la mujer, el examen físico y la colección de análisis son los puntos claves de esta primera visita al ginecólogo. No olvidemos llevar preparadas nuestras dudas y un cuaderno donde anotar todas las recomendaciones, aunque en la consulta nos las suelen dar impresas.

A pesar de que aún estamos en las semanas claves para el crecimiento del embrión, cuando el riesgo de aborto es mayor, muchas parejas ya deciden hacer pública la buena noticia.

Aunque cada mujer sentirán unos síntomas diferentes, es probable que durante este mes tengas náuseas (con o sin vómitos), aversión o antojos por determinados alimentos, acidez de estómago, hinchazón en el vientre, necesidad de orinar frecuentemente, cansancio y somnolencia y cambios en los pechos (más evidentes en las semanas posteriores).

Las dudas anteriores a la confirmación del embarazo dan paso a estados de ánimo muy diferentes: algunas mujeres sentirán miedo y preocupación, otras una gran alegría y ánimos… Y lo más probable es que una misma mujer experimente todos estos sentimientos según el día y el momento.

Pero, ¿qué está pasando en nuestro interior?

Embriones de cinco y seis semanas

El embrión a las 7 semanas de embarazo

El embrión a las 7 semanas de embarazo tiene una edad de cinco semanas desde que se produjo la fecundación. Recordamos que esto es así porque al contabilizar las semanas de embarazo se empieza desde la fecha de la última menstruación (40 semanas) pero la fecundación del óvulo se produce dos semanas después (entonces hablamos de gestación de 38 semanas).

Cinco semanas después de la concepción, la pared del útero se ha reblandecido para permitir que el embrión se implante con fuerza. Otro cambio interno es el agrandamiento de la mucosa cervical o tapón mucoso, que garantiza que el cuello del útero permanezca cerrado y aislado del mundo exterior durante todo el embarazo.

Estamos en el periodo de organogénesis, porque a partir de las distintas capas del embrión se están formando los órganos del cuerpo. La exposición del embrión a los teratógenos (agentes que pueden inducir o aumentar la posibilidad de malformaciones congénitas) durante estas semanas (4 a 8), constituye el período más crítico de su desarrollo.

En este embrión que mide alrededor de un centímetro de largo y pesa menos de un gramo se hacen visibles las yemas o brotes de brazos, la placa de la mano y la extremidad inferior en forma de pala. El cerebro se transforma en cinco áreas y algunos nervios craneales son visibles.

El corazón continúa desarrollándose y ahora late a un ritmo regular. Los pulmones también continúan su desarrollo.

También se forma tejido que se ha de convertir en las vértebras y algunos otros huesos. La sangre se desplaza a través de los vasos mayores. Además se forma el tracto digestivo embrionario con un hueco correspondiente a la boca y la parte inferior del intestino ya presente.

Comienza el desarrollo de las estructuras del ojo y del oído. En lo que cada vez se parece más a una cara es posible vislumbrar una ligera pigmentación en el iris de los ojos y dos minúsculas ventanitas correspondientes a la futura nariz.

Poco a poco, el embrión va creciendo, cada vez podemos diferenciar más sus partes y en unas semanas más hablaremos de «feto». Su desarrollo sigue imparable en el segundo mes de embarazo y los avances en el crecimiento del embrión son espectaculares. En pocos días seguimos descubriéndolo todo sobre el Embarazo semana a semana.

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

Siguiente semana: Semana 8 de embarazo

Fotos | Dan Zen en Flickr y BibMedEn Bebés y más | Embarazo semana a semana: de la concepción al nacimiento

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/semana-7-de-embarazo

Semana 7 de embarazo: ¿cómo están el bebé y la madre?

La 7ª semana de embarazo

En la séptima semana de embarazo, es posible que la mujer ya empiece a notar el aumento de peso, además de otros síntomas característicos.

El embrión sigue con su desarrollo de manera muy rápida y toma la forma del futuro bebé. Puede que en este tiempo ya empiece a moverse, aunque la madre todavía no lo notará.

Durante esta semana, es recomendable que la mujer piense en hacer una visita a su ginecólogo para hacer la primera ecografía.

El embrión a las 7 semanas

Con 7 semanas de embarazo, el embrión tiene una edad gestacional de 5 semanas, ya que la gestación se empieza a contar desde el día de la última regla, es decir, 2 semanas antes de la concepción del embrión.

El tamaño del embrión es de aproximadamente 1 cm en la semana 7 de embarazo y continua con la organogenésis, es decir, el desarrollo de todos sus órganos y sistemas del cuerpo.

Los cambios que experimenta el embrión durante la séptima semana se comentan a continuación:

  • El cerebro ya tiene los dos hemisferios y tiene lugar la neurogénesis. En este momento, se producen alrededor de mil millones de neuronas.
  • Los rasgos faciales son cada vez más evidentes: los ojos tienen color, aparecen los párpados, la nariz empieza a asomar con las fosas nasales, aparece el hueco correspondiente a la boca al inicio del tracto digestivo, etc.
  • El corazón tiene dos cámaras y late a un ritmo más regular.
  • El hígado, el páncreas y los bronquios se forman y empiezan a funcionar. El hígado es el encargado de fabricar las células sanguíneas porque la médula ósea aún no se ha formado.
  • La piel es muy fina, casi transparente.
  • Los brazos y las manos se intuyen, pero aún no han aparecido los dedos. Las protuberancias de las piernas empiezan a crecer.
  • Se forma el tracto digestivo embrionario, el cual se une con el cordón umbilical.
  • El esqueleto va adquiriendo su forma y aparece el tejido que formará las futuras vértebras.

Debido a todos estos grandes cambios, estas semanas son críticas para el correcto desarrollo del embrión. La exposición a agentes teratógenos podría provocar malformaciones congénitas en el futuro bebé.

Desarrollo del embrión y organogénesis

La placenta sigue con su proceso de formación para poder servir de suministro nutricional próximamente. También será la encargada de retirar los productos de desecho del feto durante el resto del embarazo.

El cordón umbilical, el cual une al embrión con la placenta, aumenta su tamaño y se ensancha durante esta semana para mejorar la conexión.

Si quieres seguir leyendo sobre esta parte de la embriogénesis, te recomendamos leer el siguiente artículo: Formación de la placenta y el cordón umbilical.

Síntomas en la madre

No existen cambios importantes con respecto a la semana pasada. Es probable que algunos síntomas comiencen a mejorar o desaparezcan, pero lo habitual es que se siga con los mismos síntomas de las anteriores semanas.

A continuación, vamos a comentar los síntomas típicos del embarazo durante el primer trimestre:

  • Náuseas, acompañadas o no de vómitos.
  • Cambios de humor repentinos.
  • Aparece el ardor como consecuencia de la presión del útero sobre el estómago.
  • Ligero aumento de peso.
  • Estreñimiento, ya que el tránsito intestinal se vuelve más lento.
  • Dolor de cabeza y fatiga.
  • Ganas frecuentes de orinar por la presión sobre la vegija.

La mayoría de estas molestias suele durar los primeros meses. A partir del cuarto mes, van desapareciendo los síntomas de embarazo, a excepción de los relacionados con el aumento de la barriga.

Por último, un cambio importante en el cuerpo de la futura madre es la formación del tapón mucoso, el cual se encarga de sellar el útero para proteger al feto y evitar las infecciones.

Control del embarazo

Cuando la mujer acude a la primera visita ginecológica una vez descubre el embarazo, se abre una historia clínica para empezar con el seguimiento de la gestación durante los próximos 9 meses.

Se toman las primeras medidas que deben controlarse durante el embarazo: el peso y la presión arterial. Es aconsejable no ganar más de 1 o 1,5 kg por mes durante todo el embarazo.

Inicio del control del embarazo

También se programa un análisis de orina y de sangre para ver si todos los parámetros están dentro de la normalidad y comprobar si existen anticuerpos de virus como la hepatitis, la toxoplasmosis y la rubeola.

Normalmente, las mujeres que se hacen una ecografía temprana en la semana 7 de embarazo son aquellas que vienen de un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), las que tienen abortos previos o las que han tenido un sangrado vaginal en los últimos días.

Para un embarazo de evolución normal, la ecografía del primer trimestre se realiza unas semanas después. No obstante, en esta séptima semana de embarazo ya es posible ver al embrión por ecografía y escuchar su latido cardiaco.

Recomendaciones en la semana 7

En la semana 7 de embarazo, es importante que la mujer empiece a prestar especial atención al cuidado de su cuerpo si no lo ha hecho todavía.

Llevar un estilo de vida saludable no solo ayudará a mantener un embarazo sano, sino que también es esencial para combatir los síntomas no deseados como las náuseas.

A continuación, vamos a comentar algunas recomendaciones a tener en cuenta durante esta séptima semana de embarazo:

Alimentación

En primer lugar, es recomendable hacer todas las comidas, incluso picar algo entre horas si la mujer tiene muchas náuseas. De esta manera, el estómago no estará vacío y será más fácil combatirlas.

Los alimentos con mucha proteína son los más adecuados para las náuseas. Por otra parte, el jengibre es una planta natural que ayuda a aliviar las náuseas, ya sea en infusión o en caramelos.

Es muy importante beber mucha agua durante todo el embarazo. La hidratación evitará la salida de estrías y reducirá el estreñimiento. No obstante, tampoco hay que pasarse bebiendo agua, ya que esto puede hacer empeorar las náuseas y aumentará las ganas de orinar.

Beber agua en el embarazo

Como hemos dicho, la semana 7 de embarazo es muy importante para la correcta evolución del bebé. Por tanto, es muy importante que la mujer lleve una dieta sana y nutritiva que favorezca toda la organogénesis. Para ello, vamos a destacar algunos nutrientes que son esenciales en la dieta:

Ácido fólicocomo suplemento alimenticio, además de encontrarse en verduras de hoja verde y legumbres. Es una vitamina esencial para evitar el riesgo de malformaciones fetales.Hierroen verduras de hoja verde y carnes magras, además de tomates y naranjas que mejoran su absorción. Puesto que el bebé tiene una mayor demanda de sangre, es importante tomar hierro para evitar la anemia.Calciotomar con la leche y yogures desnatados o semidesnatados. También con el queso semicurado. El calcio es muy importante para el desarrollo de los sistemas nervioso y muscular del bebé.Fibrala fruta, la verdura y los cereales deben consumirse diariamente para evitar el estreñimiento.Ácidos grasos omega-3en pescados. El omega-3 tiene múltiples beneficios durante el embarazo.

Por otra parte, es importante destacar los alimentos que deben evitarse durante el embarazo para evitar la toxoplasmosis o la listerosis: carnes y pescados poco cocinados o crudos, leche y quesos no pasteurizados, embutidos, patés, etc. También es muy importante lavar adecuadamente la fruta y la verdura antes de ingerirla.

Ejercicio

Una mujer embarazada no debe abandonar el ejercicio físico por completo. Practicar un deporte de intensidad moderada ayudará a llevar mejor el embarazo, reducir los dolores de espalda, evitar las estrías, etc.

Además, el deporte ayuda en gran medida a mantener el tono muscular, la fuerza y la resistencia, lo cual hará que la mujer tenga un parto más llevadero.

Los deportes más adecuados, tanto para una mujer deportista como para aquellas a quienes no les gusta practicar deportes, son los siguientes: pilates, yoga y natación. Otra opción sería realizar largos paseos diariamente. Caminar es muy bueno para la circulación y, además, ayuda a descansar y dormir por las noches.

¿Qué hay que evitar?

Además de los alimentos perjudiciales para la mujer embarazada que ya hemos comentado, existen otras sustancias que conviene eliminar de nuestro día a día:

Tabacola nicotina influye en el transporte de oxígeno hasta el feto y podría causar enfermedades bronquiales en el recién nacido.Alcoholes una sustancia tóxica que podría afectar al desarrollo físico y mental del bebé. Una de las malformaciones que aparecen en los fetos de las madres bebedores es el llamado síndrome alcohólico fetal.Cafeínapuede provocar anemia y aumentar el riesgo de aborto espontáneo.

Lo más recomendable es dejar estos hábitos poco saludables antes de quedarse embarazada cuando la mujer se encuentra buscándolo. De esta manera, será más llevadero que hacerlo de golpe y, además, habrá menos riesgo de que hayan afectado al bebé.

¿Es normal no escuchar el latido cardíaco en la semana 7 de embarazo?

Por Dra. Blanca Paraíso (ginecóloga).

El latido cardiaco fetal debe aparecer entre las 5 y 6 semanas de embarazo, por lo que a las 7 semanas ya se debería poder detectar dicho latido sin problemas por ecografía doppler.

Existe una circunstancia que podría explicar un retraso en la detección de dicho latido. Esto ocurriría cuando el tiempo real de embarazo fuese menor al calculado en función de la última regla. Normalmente se calcula que la ovulación se produce a mitad de ciclo en mujeres con ciclos regulares entre 25 y 35 días.

Sin embargo, sobre todo en mujeres con ciclos irregulares, la ovulación puede retrasarse, con lo que el embarazo se produciría más tarde de lo calculado.

Por ello, si hacemos una ecografía a las 7 semanas de embarazo y observamos un embrión de menor tamaño y sin latido, lo más prudente será esperar un tiempo y repetir la ecografía para valorar si el embrión ha crecido y ha desarrollado latido cardíaco.

Otra situación a tener en cuenta sería el caso de mujeres con obesidad en las que la visualización del embrión puede ser más dificultosa por la interposición de grasa. En estas mujeres a veces hay que esperar a que el tamaño del embrión sea algo mayor para poder detectar el latido cardíaco fetal con claridad.

Sin embargo, si estamos visualizando un embrión de 7 semanas, con un tamaño acorde (de unos 8mm) y no tiene latido cardíaco fetal, lo más probable es que nos encontremos ante un aborto.

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En la séptima semana de embarazo, ya debe verse el embrión dentro del saco gestacional y, además, es muy probable que también se escuchen los latidos cardíacos del embrión.

Si esto no es posible, el ginecólogo puede sospechar que ha tenido lugar un embarazo anembrionario, en el que se observa el saco gestacional pero el embrión no está dentro porque ha detenido su desarrollo muy tempranamente.

Para obtener más información sobre este tema, te recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿Qué es el embarazo anembrionado?

¿Cuántos meses son 7 semanas de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La semana 7 de embarazo se corresponde al segundo mes de gestación. En cuanto a la edad gestacional del embrión, éste aún tiene 5 semanas y quedarán otras 33 semanas por delante para que tenga lugar el nacimiento.

¿Qué pasa si tengo candidiasis vaginal en la semana 7 de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Es muy frecuente que las mujeres embarazadas presenten una infección vaginal debido al aumento de estrógenos. En principio, los hongos no suelen contagiarse al feto. No obstante, es importante que la mujer acuda al médico para que se pueda aplicar el tratamiento adecuado. Un flujo vaginal abundante podría ser un síntoma de candidiasis.

Lectura recomendada

Próximamente estarás en la semana 8 de embarazo. Si quieres saber toda la información sobre el embarazo durante esta etapa, te recomendamos entrar en el siguientes post: La octava semana de embarazo.

Es posible que en esta semana 7 hayas descubierto que tienes un embarazo gemelar al hacer la ecografía de ultrasonido. Si es así, puedes encontrar toda la información sobre embarazo de gemelos y mellizos en el siguiente post: El embarazo múltiple.

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/siete-semanas-de-embarazo/

Embarazo semana 7: Tus primeros análisis y ecografías

La 7ª semana de embarazo

  • El embrión está creciendo muy rápidamente durante la semana 7 de embarazo. Tanto es así que al principio de esta semana, el bebé mide unos 4 a 5 milímetros y al final de la misma ha doblado con creces su longitud hasta tener una longitud cráneocaudal (LCC o medida desde la cabeza al coxis) de 1,2 centímetros.
  • Están empezando a aparecer los vestigios de las piernas y los brazos en forma de cuatro pequeños apéndices microscópicos. El embrión sigue teniendo una cabeza muy grande en comparación con el resto del cuerpo y una extremidad opuesta en forma de pequeña cola curvada.
  • El corazón se ha dividido en dos cámaras: izquierda y derecha. Los pulmones tienen un bronquio primario para permitir el paso del aire. El cerebro se divide en dos hemisferios cerebrales y va aumentado de tamaño. Empiezan a aparecer las fosas nasales y las órbitas de los ojos.
  • Se están desarrollando los intestinos y parte de las asas intestinales están dentro del cordón umbilical en forma de hernia. Esta es una hernia fisiológica que desaparecerá más adelante. Además el páncreas del embrión ya empieza a producir insulina.

Sigues con náuseas, cansada y con sensación de hinchazón abdominal. Estás también más sensible y lloras con facilidad ante cualquier comentario o situación un poco triste o emotiva. Puedes sufrir también más jaquecas.  

Dieta contra el estreñimiento

Aunque es un poco pronto, muchas embarazadas se quejan de estreñimiento desde el principio de la gestación. Esto es debido a que el movimiento de las asas intestinales se ralentiza por el aumento de las hormonas relaxina y progesterona.

Los cambios anatómicos del embarazo, como es el útero grávido ejercen, una compresión mecánica  sobre el intestino, enlenteciendo el avance de las heces.

Este enlentecimiento provoca un aumento de la reabsorción de agua por la mucosa del colon condicionando un endurecimiento de las heces, que a su vez  empeora el cuadro.

Tu matrona debe informarte sobre las comidas aconsejables durante el embarazo para el correcto desarrollo del bebé y para evitar complicaciones en ti como la diabetes gestacional, la hipertensión arterial y el exceso de peso:

  • Alimentación rica en verduras, hortalizas y frutas, que proporcionan vitaminas, minerales y fibra. 
  • Consumir legumbres al menos 2 o 3 veces a la semana por se una fuente importante proteínas y fibra.
  • Los huevos son una fuente importante de proteína de alta calidad.
  • Hidratos de carbono en sus formas complejas, evitando los refinados y azúcares simples.
  • Cereales integrales, ya que aportan más nutrientes y son fuente de fibra.
  • Pescado congelado previamente: preferiblemente azul y de pequeño tamaño, restringiendo el consumo de los de mayor tamaño por su contenido en mercurio.
  • Carnes: Opta por las carnes magras y evita las procesadas y más grasas.
  • Grasas: uso moderado y en sus formas vegetales como aceite de oliva, coco…
  • Alimentos ricos en calcio: pescado con espina, frutos secos y semillas…
  • Y aumentando el consumo de vitamina D: en pescados grasos, huevos, setas…

Puede ser esta la semana de gestación en la que visites por vez primera a tu ginecólogo o matrona. Te abrirán una historia clínica, te pesarán y te tomarán la tensión como ya comentamos en la semana 6 de embarazo.

Aunque aún es un poco pronto, muchos obstetras indican en este momento la realización del primer análisis de sangre y orina.

La analítica de sangre consta de hemograma (hemoglobina, hematocrito, número de eritrocitos, leucocitos y plaquetas, y los distintos tipos de leucocitos) bioquímica, glucosa, pruebas de coagulación, grupo sanguíneo y Rh  Coombs y anticuerpos irregulares y TSH.

También se realizará serología. En la serología se determinan los anticuerpos del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), sífilis, hepatitis B, hepatitis C, toxoplasmosis, y rubeola. La serología de citomegalovirus también es opcional pero cada vez más ginecólogos la están solicitando debido a la gravedad para el feto de una infección por citomegalovirus.

Hoy la petición de la serología de toxoplasmosis es opcional, de tal forma que en muchos hospitales españoles no están solicitando la serología de toxoplasmosis en las embarazadas, debido a la baja incidencia de toxoplasmosis congénita (es decir que el bebé nazca infectado y afectado por el toxoplasma) en nuestra población. En los centros donde se solicita la serología de toxoplasmosis, se determinará en cada trimestre en caso de que no estés inmunizada. 

Consejos para evitar la toxoplasmosis

En los casos en los que las pacientes están inmunizadas (han pasado la infección por toxoplasma), se tranquilizará a la gestante y se le indicará que puede comer embutido si lo desea. En caso de no estar inmunizada, se deberán explicar las principales medidas preventivas contra la toxoplasmosis:​​​

  • Cocinar la carne a alta temperatura
  • Lavado de manos antes de manipular alimentos
  • Lavar frutas y verduras
  • Evitar el contacto con las heces de gato
  • Usar guantes para la jardinería

La serología de citomegalovirus no forma parte del cribado serológico obligatorio de las embarazadas, pero cada vez se está solicitando más tanto en centros privados como públicos.

La razón es que la infección congénita por citomegalovirus es la primera causa de sordera neurosensorial en la infancia y de retraso mental de origen prenatal. 

En los hospitales públicos suelen realizarse los primeros análisis entre la semana 9 de embarazo y la semana 11, junto con el «screening» bioquímico, del que se hablará más adelante. 

Aunque no hay una serología en el embarazo para la listeriosis dentro de las analíticas obligatorias, se aconseja informar a las gestantes sobre la infección y los riesgos para el bebé como daño neurológico severo y hasta muerte intrauterina. Lo más importante es la prevención con medidas higiénico dietéticas. ¿Cómo evitar la infección por listeriosis?

  • Evitar consumir leches, quesos y derivados lácteos sin pasteurizar (crudos).
  • Separar en la nevera carnes crudas de los alimentos cocinados y de los vegetales.
  • Cocinar completamente los alimentos de origen animal.
  • Lavarse manos y lavar utensilios después de manipular alimentos crudos.
  • Tener en cuenta el estado de los alimentos perecederos y consumirlos antes de su fecha de caducidad.

Artículos Relacionados Has llegado a la semana 17 de embarazo y tu bebé sigue su desarrollo: su cuerpo está recubierto de grasa, se mueve con fuerza dentro del útero. La embarazada puede notar dolor en el abdomen a medida que el útero crece. La dieta materna es muy importante para el correcto desarrollo fetal…. En la semana 16 en embarazo se producen muchos cambios en el bebé, que va adquiriendo un aspecto más humano: cejas, uñas, dedos de manos y pies, desarrollo de las extremidades… La embarazada de 16 semanas puede notar los primeros signos del bebé dentro del útero en forma de aleteo… La semana 15 de embarazo es un hito en el desarrollo del bebé: dobla su peso en una semana, empieza el proceso de osificación de los huesos, y lo más emocionante de todo, algunas mamás ya pueden sentir a su hijo dentro del útero materno. El pequeño se recubre un pelo muy fino denominado… La primera gran aventura del ser humano dura unas 40 semanas, el tiempo aproximado de una gestación. El embarazo humano dura una media de 40 semanas, que pueden traducirse también en meses, unos 9 (o bien 10 meses lunares de 28 días). La gestación de un niño supone 280 días aproximadamente…

Источник: https://www.natalben.com/embarazo-semana-7

Semana 7 de embarazo

La 7ª semana de embarazo

Escrito por Jade Magdaleno, matrona.

El bebé solo mide 1 centímetro de largo, como un granito de café, pero seguramente ya empezarás a enseñarle tu tripa a todo el mundo preguntando “¿se me nota ya?”.

Cambios en tu bebé esta semana

Tu peque se mueve bastante, aunque tú todavía no eres capaz de notar nada.

Todos sus órganos siguen diferenciándose y creciendo rápidamente, excepto la zona dorsal con aspecto de colita de renacuajo, que se está encogiendo.

Se forma en esta semana el tracto digestivo y comienzan a diferenciarse los ojos, el oído y agujeritos de la nariz.

Tus cambios físicos y emocionales

Tu útero crece cada vez más, siguen siendo normales los calambres abdominales similares a los que aparecen durante la menstruación.

Además, la presión en la vejiga aumenta, y con ello las ganas de orinar constantes: al estar comprimida, tu vejiga ya no permite acumular la misma cantidad de orina y te avisa antes para que acudas al baño.

La hormona progesterona empieza a hacer de las suyas en el intestino, fomentando el estreñimiento.

En algunas mujeres tarda más tiempo en aparecer, pero suele hacerlo en prácticamente todas cuando, al efecto de la progesterona, se le añade un tamaño del útero de tales dimensiones que comprime también el aparato digestivo.

A estas alturas el 75% de las embarazadas presentan náuseas en algún momento del día. Son muy desagradables, pero en pocas semanas lo normal es que remitan.

Aunque tú no lo ves, en el cuello del útero empieza a formarse el tapón mucoso, cuya función es evitar al máximo la entrada de microorganismos al interior del útero y proteger al bebé.
Síntomas frecuentes en la semana 7 de embarazo

  • Tensión mamaria
  • Calambres abdominales
  • Ganas frecuentes de orinar (polaquiuria)
  • Náuseas
  • Cansancio y somnolencia
  • Estreñimiento

Si comienzas con estreñimiento es muy importante que vayas introduciendo en tu vida diaria algunos hábitos para solventarlo, puesto que se trata de una situación que, muy probablemente, va a acompañarte unos cuantos meses.

Evitarás o reducirás el estreñimiento ingiriendo suficiente líquido a lo largo del día; ten en cuenta que no solo lo harás en forma de agua, las sopas, gazpachos o fruta tienen gran contenido en agua.

Aumenta la ingesta de frutas y verduras y sustituye la pasta, pan y arroz por su versión integral.

No realices esa ingesta de líquidos extra a base de zumos, ni si quiera si son naturales, puesto que contienen muchos azúcares libres y en el embarazo la glucosa se tolera con mayor dificultad. Además, con los zumos eliminamos la fantástica fibra que tiene la fruta, ¡con lo importante que es para prevenir el estreñimiento!

El último consejo para luchar contra el estreñimiento es realizar ejercicio físico; la progesterona enlentece el movimiento intestinal, así que deberemos favorecerlo con alguna actividad como caminar a paso ligero, pilates o natación, que te proporcionarán otros beneficios para la salud y el embarazo.

Hay mucha gente que no tiene claro lo que es el estreñimiento… estar estreñida es hacer heces muy duras, no ir poco al baño.

La frecuencia con la que vayas al baño es indiferente, que es lo que confunde a muchas personas. Si vas al baño solamente cada 3 días, pero logras defecar sin esfuerzo y tus heces son de una consistencia normal, no estás estreñida. Si vas a diario 2 veces, pero cada vez tienes que hacer esfuerzos y la consistencia es dura, tienes estreñimiento.

Es muy importante saber esto, puesto que ingerir líquidos, comer fibra y hacer ejercicio no van a influir en la frecuencia con la que vayas al baño (ni falta que hace), sino en la consistencia de tus heces.

Exámenes médicos y pruebas en la semana 7

Si lo deseas o tienes seguro privado, puedes realizarte una ecografía temprana, con 7 semanas se verá con total claridad el latido cardiaco de tu bebé, aunque todavía no pueda oírse.

Recuerda que esta ecografía será vaginal, no abdominal, ya que tu útero aun está escondido tras tu hueso del pubis, dificultando mucho que pueda verse colocando una sonda sobre tu vientre.

Es más cómoda una ecografía abdominal que una vaginal, pero el ginecólogo tendrá mucho cuidado durante toda la prueba para que no te resulte molesta.

Aunque es una prueba con muchísimas limitaciones por el tamaño del bebé (ten en cuenta que es muy pronto para poder detectar o descartar anomalías), sí puede valorarse dónde se ha implantado en el útero, confirmando así que esté donde debe estar y no se trate de un embarazo extrauterino (en algunos casos los embriones se implantan en una trompa, lugar donde no pueden desarrollarse. Lo habitual es que esto lo notes antes de hacerte ninguna ecografía, porque suele producir un dolor intenso) y también verás… ¡si viene un bebé o vienen dos!

Consejo

Ten en cuenta que durante la gestación la circulación sanguínea superficial en la vagina aumenta mucho, ante una manipulación como la realización de una ecografía vaginal, es posible que sangres muy ligeramente. No te asustes si al volver a casa e ir al baño te limpias y descubres en el papel un manchadito marrón o rosa, es perfectamente normal e inofensivo para tu bebé.

Preguntas frecuentes

¿Debería hacerme una ecografía ya?

Pasado el momento inicial de la alegría por conocer que estás embarazada, pueden empezar las dudas y los miedos o, puede que estuvieran ahí desde el principio, pero la emoción de saber que vas a ser mamá, tampoco te hacían prestarles mucha atención.

Hay mujeres que se quedan más tranquilas haciéndose una ecografía precoz, puedes hacerla si es tu caso.

Lo que es muy importante tener en cuenta es que la ecografía te dará tranquilidad en ese momento, pero no te garantiza en ningún caso que al final de ese mismo día todo continúe bien.

Lo habitual es que un embarazo no se complique, pero es algo que nadie va a poder garantizarte.

¿Es normal sentir ansiedad o padecer depresión durante el embarazo?

El embarazo es un periodo crítico para la aparición de un trastorno de ansiedad o incluso una depresión, aunque el embarazo sea deseadísimo por ti y sientas que lo tienes todo para ser feliz. Es algo que socialmente se tapa, pero créeme, ¡pasa muchísimo más de lo que se dice!

Si te sientes ansiosa o triste de forma prolongada, vas a beneficiarte muchísimo de la ayuda profesional.

Las mujeres que dan el paso de consultar con un psicólogo desde que comienza esa preocupación tan molesta, afirman sentirse muchísimo mejor y evitan que su malestar se agrande.

Hay psicólogos perinatales, especialistas en la atención de la mujer embarazada y puérpera. ¡No sólo hay que cuidarse a nivel físico!

¿Quieres saber más?

Nota: este contenido ha sido redactado por Jade Magdaleno, matrona con años de experiencia asistecial y académica. Aún así, esta información nunca debe sustituir el seguimiento de tu embarazo por parte de tu médico.

¿Te ha resultado útil?

(Votos: 85 Promedio: 4.6)

·····

Actualizado en enero 2021

Sigue la evolución de tu embarazo semana a semana

Consulta aquí la información sobre protección de datos

Te informamos que los datos de carácter personal que proporciones en el presente formulario serán tratados por Clara Muñoz Almendros como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a la newsletter gratuita, remitir contenidos informativos y promociones.

Legitimación: el consentimiento del interesado al hacer uso del formulario.

Destinatarios: Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield.

Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@blogdelbebe.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: puedes encontrar información adicional y detallada sobre protección de datos en la web blogdelbebe.com, así como consultar la política de privacidad.

x

Источник: https://blogdelbebe.com/embarazo/semana-7/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: