La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos y recetas saludables, Bebé 18 meses

Alimentación en los bebés de 18 meses a 3 años

La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos y recetas saludables, Bebé 18 meses

Como en cada periodo donde se realizan cambios importantes en los hábitos del niño, es primordial seguir con una actitud de calma, suavidad y lentitud.

Puede que nos encontremos delante de niños que toleran bien los cambios y los incorpora rápidamente y otros que en cambio requieren de más tiempo y su periodo de transición es más largo.

Ambos casos son igual de normales y el objetivo final será el mismo, que el bebé forme parte de los hábitos alimentarios de la familia.

Si hasta el momento todavía come todos los alimentos en forma de triturado, es un buen momento para iniciar el cambio hacía una alimentación que requiera masticar. En muchos casos, durante la alimentación complementaria, el bebé ya ha ido probando otras texturas diferentes del triturado y este momento es mejor tolerado.

Resulta una buena opción colocar al bebé en la mesa junto a la familia y darle a probar alimentos enteros. Por ejemplo y sobre todo al inicio de la transición, el bebé puede tener su triturado habitual y además ponerle a su alcance los alimentos del menú familiar, como macarrones bien cocidos, trozos de verduras cocidas, pan, tomate natural sin piel ni pepitas, etc.

Poco a poco el bebé, y siguiendo como ejemplo al resto de la familia, elegirá como opción para su comida, alimentos enteros. Es importante ofrecerle alimentos adecuados para él, de texturas blandas y sabores suaves. La pasta y el arroz deben estar bien cocida, las patatas con verduras se pueden chafar, la carne y el pescado debe estar bien jugoso evitando que queden secos y quemados.

Introducción de alimentos en la dieta del bebé

Los triturados, poco a poco se los iremos ofreciendo como segunda opción, si fuera necesario,  priorizando los alimentos enteros.

Es posible que nos dé la sensación que haya comidas que coma poco y queramos ofrecerle el triturado para quedarnos más tranquilos. Esto puede pasar debido a que el masticar alimentos y sobre todo si son ricos en fibra, como las legumbres, el niño se sacie antes y ya no tenga apetito.

Deberemos respetar siempre sus sensaciones de hambre y saciedad y por ello cuando son tan pequeños deberemos evitar alimentos muy ricos en fibra y optar por pasta y arroces refinados para evitar esta sensación de saciedad. Si el niño no quiere comer más cantidad, no deberemos nunca obligarle a tomar el triturado, ni otros alimentos.

Es posible que al rato pueda tener hambre otra vez y entonces le ofreceremos más alimentos.

El niño adulto

Una vez que prácticamente todos los alimentos los mastica y los deglute correctamente,  deberemos plantearnos y planificar otro tipo de menú que se adapte a sus necesidades ya que ahora pasa a comer como un niño adulto.

Algunos consejos prácticos que pueden servir como guía para una alimentación adecuada de los niños, teniendo en cuenta que la primera infancia es uno de los periodos más críticos en los que la influencia del comportamiento alimentario familiar dará forma a sus gustos y preferencias y a sus futuros hábitos alimentarios, de gran implicación para la salud futura.

  • Hacer 5 comidas al día siempre respetando la sensación de hambre y saciedad del niño. Es posible que todavía continúe con lactancia materna y se recomienda ofrecérla cada vez que el niño la demande.
  • Realizar una correcta ingesta de calcio. A partir del primer año y hasta los 10 años la ingesta diaria de calcio es de 800mg siendo buenas fuentes de este mineral la leche y los productos derivados, como yogur y quesos frescos.
  • La cantidad de frutas y verduras serán 5 raciones al día, como el resto de la familia teniendo en cuenta que la cantidad de sus raciones serán menores.
  • En todas las comidas deben estar presentes los hidratos de carbono y serán la base de su alimentación. El pan, la pasta, el arroz, la patata y las legumbres. Cocinados de manera adecuada para su buena masticación y deglución y evitando preparaciones o salsas con mucha grasa.
  • Los alimentos de origen animal no se deben incluir en grandes cantidades. En un estudio reciente, del proyecto ALSALMA, donde evalúan la alimentación y el consumo de nutrientes en niños menores de 3 años, se destacó el elevado consumo de proteínas que ingieren los niños, sobrepasando casi 4 veces las recomendaciones diarias.

Las cantidades para estos alimentos deben ser pequeñas recomendándose entre 30-50g de carne o pescado y no superar un huevo al día. Por contener cantidades elevadas de proteínas, con las legumbres no se recomienda incluir ningún alimento de origen animal y podrán cocinarse con vegetales.

El exceso de proteínas en la dieta puede ocasionar entre otras afecciones al organismo, sobrecarga del hígado y de los riñones y más probabilidades de padecer obesidad.

  • El aceite de oliva es el indicado para cocinar y aliñar los alimentos. La ración recomendada serán unas 2 cucharadas soperas.
  • La bebida de elección más recomendada es el agua. Hasta ahora es posible que la demanda de agua no sea muy elevada, y menos todavía si continúa con lactancia materna, pero el cambio a alimentos más secos hace que aumente su sensación de sed.
  • Se desaconseja incluir en la alimentación diaria, la bollería industrial, golosinas, carnes rojas y embutidos grasos, fritos, patatas chips y bebidas azucaradas y excitantes (café, té, cola). Todos ellos aportan grandes cantidades de grasas y de azúcares perjudiciales para la salud. Una buena opción es evitar comprar estos alimentos ya que no deben formar parte de los hábitos alimentarios de la familia, y dejarlos para ocasiones muy especiales.

No es algo relevante cuánto puede durar el periodo de transición en el que el bebé pasa a comer como el resto de la familia, y dependerá de cada niño en concreto, pero será importante fomentar la autonomía del niño en la mesa y recordar que los momentos en los que el niño se alimenta, son momentos de aprendizaje, por ello es adecuado hablarle mientras come y no olvidar que la mejor manera de enseñar unos hábitos alimentarios saludables es predicar con el ejemplo, ellos te observan todo el día.

Источник: https://www.alimmenta.com/dietas/alimentacion-en-los-bebes-de-18-meses-a-3-anos/

Baby Led Weaning

La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos y recetas saludables, Bebé 18 meses

El baby led weaning (blw), podría traducirse como “alimentación complementaria autorregulada” o “alimentación complementaria a demanda”, es una manera de incorporar los sólidos en la alimentación del bebé sin pasar por la fase de purés y papillas, siendo el propio bebé quien se alimenta por sí mismo usando las manos.

Como su nombre indica, es una alimentación complementaria, no sustituye a la lactancia materna  (o leche de fórmula). Al principio, hasta el año, es más un método para educar que para alimentar, ya que su principal fuente de alimento sigue siendo la leche materna (o de fórmula).

De esta manera, se le permite al bebé descubrir sabores, texturas, colores y olores en la comida y le ayuda a desarrollar la coordinación ojo-mano y la masticación.

¿Por qué no dar papillas?

Hace décadas, se puso de moda alimentar a los bebés a base de biberones. En aquella época la leche de fórmula no era más que leche de vaca rebajada con agua por lo que al bebé le faltaba un montón de nutrientes rápidamente.

Hacia los 3 o 4 meses se le debía alimentar con otros alimentos complementarios y como a esa edad no podían comer por sí mismos, tenía lógica triturar los alimentos o hacer papillas y dárselo con cuchara.

¿Cuándo puedo empezar?

Si seguimos las recomendaciones de lactancia exclusiva los 6 primeros meses, a partir de esa edad el bebé ya estará preparado para empezar a alimentarse a base de sólidos siempre y cuando:

  • El bebé ha cumplido los 6 meses y está sano
  • Se mantiene sentado y erguido sin ayuda
  • Ha perdido el reflejo de extrusión (no escupe lo que tiene en la boca)
  • Muestra interés por la comida

Si cumple estas condiciones, ya puedes empezar con el Baby Led Weaning!!

¿Cómo empiezo el BLW?

  • Sienta al bebé erguido, frente a la mesa, ya sea en tu regazo o en una trona. Comprueba que su postura es estable y que puede utilizar las manos y los brazos libremente.
  • En lugar de darle la comida, ofrécesela; ponla frente al bebé o déjale que la coja de tu mano, de manera que sea él quien decida.
  • Comienza con comidas que sean fáciles de agarrar: al principio, lo mejor son los palitos o las tiras. Introduce nuevas formas y texturas de manera gradual, para que tu bebé pueda descubrir cómo manejarlas.
  • Incluye al bebé en las comidas familiares siempre que puedas y cuando sea posible, ofrécele la misma comida que estés comiendo.
  • Elige los momentos en los que el bebé no esté cansado o tenga hambre, ya que así se podrá concentrar mejor. En esta etapa, la hora de la comida es para jugar y aprender, ya que el bebé seguirá obteniendo todo el alimento que necesita de la lactancia.
  • Sigue ofreciéndole el pecho o el biberón como siempre. La leche es la principal fuente nutricional del bebé hasta que tiene un año. Cuando el bebé necesite menos leche, reducirá las tomas por sí mismo.
  • Ofrécele agua con las comidas.
  • No lo distraigas mientras esté manipulando la comida; deja que se concentre y se tome su tiempo.
  • No le metas comida en la boca ni trates de convencerlo para que coma más
  • Para incorporar un alimento y descartar posibles alergias, lo ideal, es ofrecérselo de manera consecutiva durante tres días. Si pasados los tres días, no presenta síntomas alérgicos, podemos dar por introducido este ingrediente y pasar a otro.

¿Qué alimentos le puedo ofrecer?

En general, se le puede ofrecer cualquier comida sana y saludable.
Introduciendo los alimentos de uno en uno para evitar alergias o intolerancias.

Básicamente, hay que tener en cuenta que alimentos no puede comer:

  • sal : no recomendada antes del año, ya que sus riñones son muy pequeños todavía.
  • azúcar : caries dental y para no crear hábito.
  • miel : riesgo de contraer botulismo.
  • verduras de hoja verde : espinacas, acelgas, .. altos niveles de nitritos. No recomendadas antes del año.
  • pescados grandes : altos niveles de mercurio.
  • y marisco : altos niveles de cadmio.
  • carnes poco hechas o huevo crudo : riesgo de intoxicación.
  • alimentos desnatados o bajos en grasa : la grasa es una fuente importante de calorías, importantísimas en esta edad.
  • frutos secos enteros : no recomendados antes de los 3 años por riesgo a atragantamiento y  siempre vigilados por un adulto.
  • algas :  altísimas cantidades de yodo.
  • bebidas de arroz : elevados niveles de arsénico.
  • alimentos preparados :  contienen sal , azúcar, aditivos, calorías vacías, … y aportan poco.
  • leche de vaca : no recomendado beberla antes del año.
  • derivados lácteos: no recomendados antes de los 10 meses.

Nuestra experiencia : cómo aplicamos el BLW

Así es como nosotros introducimos la alimentación complementaria. No significa que sea lo que tengas que hacer tú. Pero quizás te pueda servir para orientarte.

Nosotros no tenemos antecedentes de alergias en la familia, así que le damos derivados lácteos y huevos ocasionalmente, aunque no haya cumplido el año todavía.Cada niño es un mundo y el nuestro ha salido un glotón.

Disfruta con la comida, con sus texturas y sabores.

Por todo esto, no ponemos a que edad puede tomar una receta u otra.

6 meses

Empezamos con el BLW el día que hizo los 6 meses. Al principio solo le dábamos una comida sólida al día.A los pocos días vimos que el peque gestionaba muy bien la comida en la boca.

Le ofrecimos verduras cocida al vapor: patatas, zanahorias, cebolla, brócoli, calabaza, judía verde, calabacín  fruta: zumo de naranja, manzana, pera, plátano, tomate (sin piel y sin pepitas), aguacate,  cereales: quinoa, mijo, arroz blanco y carne: pollo.

Un día le dio un poco de reacción con un tomate. Esperamos un par de días y le volvimos a dar tomate. Nunca más le hizo reacción.

Le ofrecíamos en las comida agua en un vaso de dos asas.

7 meses

Empezamos a hacer dos comidas diarias, la comida y la cena. Para el desayuno y la merienda, lactancia materna a demanda.

Le seguimos dando verduras cocidas al vapor y a la plancha: nabo, coliflor, berenjena, pimientos… Más fruta de temporada: melón, sandía, limón.

Probó los cereales con gluten: trigo, avena, pan sin sal, macarrones integrales y de carne: la ternera.

8 meses

Ya empieza a hacer 4 comidas al día. En unas come más, en otras menos.Empieza también a probar platos más elaborados,no solo alimentos por separado.

Prueba el pescado, el ajo, la leche de coco, el curry, el orégano y el huevo (primero la clara sola, y después todo el huevo).

Y seguimos introduciendo más frutas: higos, melocotón, cerezas

A partir de los 9 meses, fuimos introduciendo algunos ingredientes de temporada que nos faltaban. Pero nuestro peque, a esta edad, ya comía comidas más elaboradas.
Y de aquí salen todas las recetas de este blog, todos los platos que nuestro pequeño gourmet ha ido degustando

Источник: https://blwrecetas.com/blw/

Cómo introducir los sólidos a mi bebé: 13 grandes libros sobre alimentación complementaria

La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos y recetas saludables, Bebé 18 meses

El inicio de la alimentación complementaria supone un gran reto para los padres, ya que a menudo surgen dudas sobre cómo proceder al respecto, qué alimentos ofrecer a nuestro bebé, qué hacer en caso de alergias alimentarias o qué método optar para iniciarse en esta etapa. Cada familia tiene sus preferencias, y aunque la ayuda del pediatra es fundamental para comenzar con buen pie esta nueva fase del desarrollo de nuestros hijos, también resultan de gran utilidad los libros.

Por eso, hoy os proponemos una recopilación de títulos sobre alimentación en bebés y niños de corta edad. Algunos tratan de manera general e informativa la alimentación complementaria, otros aportan recetas y consejos culinarios para preparar comidas sabrosas, y otros os ayudarán a iniciaros en el método BLW, recomendado por la AEP.

Comenzamos nuestras recomendaciones con este genial libro del pediatra Carlos González, uno de los títulos indispensables cuando se comienza con la introducción de la alimentación complementaria. ¿Qué ocurre si mi bebé come poco? ¿Se estará alimentando bien? ¿Qué pautas debo seguir si mi hijo se muestra inapetente?

Un fantástico libro que ayuda a los padres a entender mejor las necesidades alimentarias de sus hijos, y desdramatiza el problema de la inapetencia.

Disponible en Amazon por 6,60 euros.

Se me hace bola

Este es otro de los libros indispensables para todos los padres preocupados por la alimentación de sus hijos desde el inicio. Con esta guía, el reconocido nutricionista, Julio Basulto, nos ofrece consejos para que los niños se alimenten de forma saludable, inculcando desde el principio un patrón de dieta sana.

Además, responde a las principales preguntas que nos hacemos los padres cuando comenzamos con la alimentación complementaria, como por ejemplo: ¿Qué hacer cuando nuestro hijo come menos de lo que querríamos? ¿Debemos demorar la incorporación de alimentos potencialmente alergénicos? ¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

Disponible en Amazon por 9,45 euros.

El niño ya come solo

Este libro, escrito por el experto en alimentación Gill Rapley, resulta perfecto e imprescindible para los padres que decidan aplicar el método BLW cuando toca comenzar con la alimentación complementaria del bebé.

Es una guía de fácil lectura que incluye consejos prácticos para introducir los sólidos en la dieta del bebé de manera segura, al tiempo que disfruta de la comida.

Disponible en Amazon por 26,60 euros.

Baby Led Weaning: Recetas para todos

Se trata de un libro escrito desde la perspectiva y la experiencia de una madre primeriza que decidió optar por alimentar a su hija siguiendo el método BLW, y compartir con todo el mundo sus recetas.

En sus páginas encontrarás una selección de recetas diarias para toda la familia, sencillas y explicadas paso a paso, para conquistar el paladar de los bebés que se inician en la alimentación complementaria.

Disponible en Amazon en formato e-book 2,99 euros

Baby-led weaning: 70 recetas para que tu hijo coma solo

Otro genial libro especialmente pensado para aquellas familias que opten por el método BLW. Con esta guía, su autora Begoña Prats nos explica de manera amena cómo ayudar a nuestro bebé a descubrir la comida, ofreciéndonos consejos y recetas para iniciar una relación saludable con cada nuevo alimento.

Disponible en Amazon por 17 euros.

Aprender a comer solo

La dietista y nutricionista, Lidia Folgar, nos presenta este manual con información científica, fiable y muy completa sobre la alimentación complementaria del bebé, y en concreto, sobre el planteamiento Baby-Led Weaning.

Además, la autora ofrece recomendaciones prácticas para evitar posibles riesgos, e ideas de recetas saludables adaptadas a bebés que empiezan a comer siguiendo este método de alimentación auto regulada.

Disponible en Amazon por 17 euros.

Todo sobre el baby-led weaning

Con este libro, las nutricionistas Leslie Schilling y Wendy Jo Peterson nos ofrecen una visión general sobre el BLW, con instrucciones para iniciarse y recetas sencillas para que el niño entre en contacto de forma segura y saludable con los alimentos.

Disponible en Amazon por 18,05 euros.

Niños bien alimentados: menús saludables y nutritivos

Este libro está dedicado a la alimentación del bebé a partir de los seis meses de edad y hasta el inicio de la etapa escolar.

En sus páginas, la profesora de Pediatría de la Universidad de Valencia, Gloria Cabezuelo, nos explica cómo debe ser la alimentación de un niño para que pueda crecer y desarrollarse adecuadamente, además de prevenir enfermedades futuras asociadas a una mala alimentación.

Se trata de una completa guía sobre las necesidades, el tipo de alimentos y la cantidad que deben tomar los niños a cada edad. Incluye también menús, recetas sencillas y casos prácticos reales de problemas relacionados con la alimentación de los niños.

Disponible en Amazon por 14,25 euros.

El plan de alimentación para bebes y niños

Libro con sugerencias, herramientas y consejos para inculcar a los niños, desde muy temprana edad, unos hábitos alimentarios saludables que les duren toda la vida. Incluye también recetas rápidas, nutritivas y apetitosas para los más pequeños desde que se inician en la alimentación complementaria, y hasta los primeros años de vida.

Disponible en Amazon por 16,05 euros.

Alimentación del bebé de 0 a 24 meses

Esta completa guía de la editorial Susaeta abarca todos los aspectos relacionados con la alimentación del niño, desde que nace hasta que cumple los dos años, incluyendo también algunos consejos generales, ideas y recetas para la alimentación del bebé.

Está escrito por la autora británica Annabel Karmel, muy conocida en su país por sus libros sobre nutrición y cocina para niños.

Disponible en Amazon por 11,35 euros.

Nutrición y alimentación saludable para el bebé de 0 a 3 años

Se trata, principalmente, de un libro de recetas para bebés y niños de corta edad, con información nutricional detallada sobre todos los ingredientes empleados para llevar una alimentación sana, variada y equilibrada.

Además, la guía ofrece explicaciones y consejos sobre cómo introducir nuevos alimentos en la dieta diaria del niño, así como un apartado específico para hablar de las principales alteraciones alimentarias en la infancia, como alergias e intolerancias.

Disponible en Amazon por 11,35 euros.

Alimentación complementaria

Este libro forma parte de la colección Health&Go, especializada en hábitos de vida saludables. Está escrito por las nutricionistas Nathaly Marcus y Tania Araujo, quienes se centran en responder todas las dudas que nos surgen a los padres sobre cuándo y cómo comenzar a introducir alimentos en la dieta de nuestro bebé lactante.

Disponible en Amazon en formato e-book por 3,49 euros.

Cómo hablar de alimentación y salud a los niños

Y aunque este libro que os proponemos no trata explícitamente el tema de la alimentación complementaria en los bebés, lo consideramos recomendable para todos aquellos padres preocupados por la alimentación de sus hijos desde el inicio, y en cualquier etapa de su infancia, ya que ofrece pautas y consejos para iniciar al niño en una alimentación y estilo de vida saludable.

Escrito por el doctor Javier Aranceta, Presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, el libro abarca las cuestiones básicas relacionadas con la nutrición, incorporando recursos de ayuda para los padres como gráficos, tablas para visualizar los principales conceptos, bibliografía y recursos electrónicos para ampliar los temas de mayor interés.

Disponible en Amazon por 18,52 euros.

Fotos | iStock

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/como-introducir-solidos-a-mi-bebe-13-grandes-libros-alimentacion-complementaria

La transición entre la lactancia y la alimentación complementaria

La alimentación del bebé: introducción de alimentos sólidos y recetas saludables, Bebé 18 meses

Mi bebé y yo

El inicio de la alimentación complementaria, es decir, la introducción de alimentos distintos a la leche en la dieta del bebé, debe comenzar a los seis meses de vida y realizarse paulatinamente hasta los 18-24 meses, manteniendo la lactancia materna a demanda.

Debes tener en cuenta que en la transición de alimentos…

  • Aumenta la vulnerabilidad a la malnutrición en el bebé, al ser una etapa decisiva en su alimentación. Por este motivo, debe realizarse en el momento y con la frecuencia adecuados, que siempre serán recomendados por su pediatra.
  • También es importante la cantidad y calidad de los alimentos administrados.

    Éstos deben introducirse poco a poco, para evitar intolerancias. Además, en la preparación del alimento, se debe extremar la higiene, y prepararse en condiciones seguras, es decir, reduciendo al mínimo el riesgo de contaminación por microorganismos patógenos.

  • La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que los lactantes comiencen a recibir alimento a partir de los seis meses y que se realice con una frecuencia de dos o tres veces al día durante los dos primeros meses. Después, con una frecuencia de entre tres y cuatro veces al día. Así, la cantidad de alimento va aumentando conforme el niño va creciendo.

    Por otra parte, la lactancia materna debe realizarse a demanda del lactante.

  • Existe un concepto denominado alimentación activa, cuyo objetivo es responder a los requerimientos del niño, es decir, estimular al niño y responder a las señales de hambre y satisfacción que éste manifieste. Este proceso debe realizarse despacio, animando a los niños a comer, pero sin forzarlos.

    Además, si el niño rechaza el alimento, es importante probar con diferentes combinaciones y texturas y recordar que para el niño el acto de comer es un período de aprendizaje y afecto.

Recomendaciones para la introducción de alimentos en los lactantes

  • La introducción en la dieta de nuevos alimentos debe ser progresiva. Es decir, debe comenzar por los alimentos más fáciles de digerir y tolerar, e ir aumentando paulatinamente. Es importante respetar un intervalo de entre 10 y 15 días tras cada cambio en la alimentación o introducción de un nuevo alimento.

  • Los cereales sin gluten y algunas frutas, como la manzana o la pera, deberán ser los primeros alimentos para el lactante. Es decir, la edad ideal para el comienzo es a los seis meses. Es importante observar la tolerancia y prestar atención.
  • Las verduras y la carne blanca (pollo) continuarán con este proceso.
  • Más tarde, alrededor de los siete meses, se procederá a introducir los cereales con gluten y otro tipo de carnes, como el cordero. Sucesivamente, y tras el período de tolerancia, se introducirá la ternera.
  • Hacia los 10 meses, la yema de huevo cocida, las legumbres y el pescado.
  • Por último, esperaremos al año para la clara de huevo.
  • Los alimentos deben administrarse en forma de puré o machacados, e ir aumentando su consistencia en función de la tolerancia y la demanda del lactante. Las tetinas pueden ser contraproducentes para continuar con la lactancia materna; consulta siempre a tu pediatra.
  • Este proceso continúa hasta los 18-24 meses de edad, siendo un proceso de adaptación e introducción progresiva de nuevos alimentos, configurando una alimentación completa y variada para el futuro.

Dedica un tiempo a leer y aprender

Ahora, inicias una etapa con tu hijo que durará hasta que se independice. En ella, tienes la oportunidad y la responsabilidad de transmitirle los valores de una alimentación saludable y mediterránea.

Lo que aprenda contigo será lo que incorpore a sus hábitos para el resto de su vida.

Para ayudarte con esta tarea, te proponemos que descargues y leas la Guía de Alimentación Infantil y Juvenil, un manual para ayudar a los adultos a enseñar hábitos de alimentación saludables a sus hijos.  Puedes descagar la guía gratuitamente aquí.

No olvides…

Observa a tu bebé. Ten en cuenta que está experimentando multitud de cambios y descubriendo nuevos sabores, texturas y sensaciones. Él o ella te dirán de algún modo u otro cómo está aceptando cada nuevo proceso. Recuerda que es un camino que haréis juntos, y la conexión entre ambos será el motor que os empuje a una alimentación equilibrada. 

Artículo de Vanessa Buitrago, nutricionista de Medicadiet
Google +

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/bebes/alimentacion/alimentacion-bebe/transicion-lactancia-alimentacion-complementaria

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: