La nueva figura del padre

La nueva masculinidad: ¿por qué la mayoría de padres en televisión son ‘idiotas’?

La nueva figura del padre

Atención, la nueva masculinidad ha llegado y es maravillosa. Al menos según la televisión, y si creemos que ésta refleja los nuevos modelos sociales y familiares.

Según las comedias de situación contemporánea, la mujer ha dejado de sufrir la dominación de una figura patriarcal tóxica. Ya no es el complemento subordinado de un hombre, no. Los tiempos han cambiado.

¿Pero han cambiado realmente? ¿Seguro que ha desaparecido esta subordinación?

En realidad, no. Han perpetuado la subordinación de la figura de la mujer al del hombre encerrándola todavía más en el rol de madre.

Estos nuevos modelos familiares han matado al padre como figura preponderante de la familia, pero sólo para convertirlo en un nuevo niño, o sea, alguien que sigue necesitando toda la atención y todos los cuidados.

La nueva masculinidad ha conseguido el truco más perverso del mundo, obligar a la mujer a seguir su rol tradicional, dejándola creer que se había librado de la figura opresora de ese “gran padre”.

Sí, el padre ha muerto porque el marido se ha convertido en “gran niño” y toda madre sabe ahora que la gran opresión viene de abajo hacia arriba y no a la inversa. Ahora, para la televisión contemporánea, la mujer es la madre de sus hijos y de su marido idiota. Enhorabuena.

La familia ‘moderna’

Sólo hay que pensar en la comedia familiar por excelencia de la última década, la muy bien bautizada Modern Family.

Tenemos por un lado al matrimonio tradicional, reminiscente de otra época, formado por el veterano actor Ed O’Neill y la mucho más joven Sofia Vergara.

Aquí los roles antiguos se perpetúan, con él, hombre recto, duro y trabajador, enamorado de lo que antes de llamaba una “mujer trofeo”.

La hija de él, interpretado por Julie Bowen, sería la familia tradicional “moderna”, con el genial Phil Dunphy, interpretado por Ty Burrell, como el padre contemporáneo, sensible, implicado, torpe y el típico “idiota” según los términos nietzcheanos y dostoievskianos. De esta forma, Bowen tendrá que criar no sólo a tres niños, sino también a un marido moderno.

Phil Dunphy, en ‘Modern family’ no se ve tanto como el padre contemporáneo, sensible e implicado, sino más bien como el típico “idiota”

No existe la nueva masculinidad como no puede existir la nueva normalidad. La normalidad es un conjunto de reglas bien establecidas objetivadas por un principio de permanencia en el tiempo.

No puede haber una nueva “permanencia en el tiempo” porque, si existiese, entonces ya no sería nueva, sería vieja, que es lo que permanencia en el tiempo significa.

Por tanto, hablar de nueva normalidad es un oxímoron y el oxímoron sólo tienen sentido en la poesía mística y religiosa. Y la nueva normalidad no es en nada mística.

El padre de Henry Danger es otro ejemplo de ‘nueva masculinindad’ en el sentido de padre idiota.

Del mismo modo, la nueva masculinidad no niega los vicios y perturbaciones de la masculinidad, sino que informa de una nueva forma de perpetuarlos.

De esta forma, el padre de la nueva masculinidad sólo es uno que ha encontrado nuevos medios de seguir haciendo que la mujer permanezca subyugada a su voluntad. Hay que odiar tanto la masculinidad como la nueva masculinidad.

Si la masculinidad está socialmente mal, no tiene ningún sentido buscar una nueva.

Padres en las series infantiles

Miremos, por ejemplo, los nuevos modelos de padre en las series infantiles de mayor éxito.

Quien tenga hijos sabrá quién es Henry Danger, Los Thunderman o Nicky, Ricky, Dicky y Dawn, todas series de Nickleodeon que funcionan en un mismo universo, con frecuentes episodios que se cruzan entre sí y con el mismo sentido del humor.

El padre de Henry no sólo es un “idiota” a ojos de su mujer, sino que la perversión llega al límite de que es un “idiota” a ojos de sus propios hijos, que muchas veces tienen que hacerle literalmente de padres.

No es tan descarado en Los Thunderman y Nicky, Ricky, Dicky y Dawn, pero no hay duda que la antigua figura autoritaria de padre se ha variado por completo y ha nacido la figura autoritaria de hijo. Los hijos son los nuevos padres en todas estas series y el padre lo ha entendido antes que nadie. En lugar de protestar se ha convertido en otro hijo a expensas, como no, de la siempre sufrida madre.

Según un estudio de The Conversation, las sit-com se burlaron hasta un 50% de las veces de la nueva figura del padre y sus dotes educativas

En los 80 vimos cómo se revertía poco a poco la figura tradicional de padre con míticos ejemplos como Cliff Huxtable, interpretado por el agresor sexual Bill Cosby, o el doctor Jason Seaver, interpretado por Alan Thicke en Los problemas crecen.

Ambos interpretaban a un padre que volvía a trabajar en el hogar para que su mujer pudiese volver a ejercer su profesión, abogada en el primer caso y periodista en el segundo.

Eran padres en el viejo sentido del término, pero descargaban a la mujer de su rol de madre como único gen identitario.

Jason Seaver, el padre de Los problemas crecen.

Nueva figura de padre… o no

En los 90 vimos en España este perfil llevado al extremo cuando se estrenó Full House (Padres forzosos). Un hombre se queda viudo y ante su incapacidad de adaptarse a su nuevo rol de padre y madre de cuatro niñas, acepta que su mejor amigo y el hermano de su mujer vayan a vivir con él.

¿Son tres padres? No, es una única madre, interpretada por Bob Saget como el viudo, al que ahora tendrá dos nuevos “maridos”, interpretados por Dave Coulier y John Stamos, a los que también tendrá que cuidar.

La nueva masculinidad era introducida a la sociedad, pero todavía nadie vio los peligros perversos que encerraba.

Tanto es así que Netflix repitió la serie haciendo que ahora fueran las niñas pequeñas quien, 20 años después, compartieran casa para criar juntas a los tres hijos de la mayor en Fuller House (Madres forzosas).

La nueva masculinidad ha conseguido que la sensibilidad, la vulnerabilidad, la inteligencia emocional y la imaginación afectiva sean sinónimos de imbecilidad y eso sí es perverso

Carlos Sala

Según un reciente estudio de la revista The Conversation, en los últimos 20 años, las comedias de situación se burlaron en un 50 por ciento de las veces de la nueva figura del padre y sus dotes educativas, cuando en los años 90 este porcentaje no superaba el 30 por ciento y en los 80 el 18 por ciento.

Es decir, a medida que hemos ido variando la idea de padre nos hemos burlado más y más de él. La nueva masculinidad ha conseguido que la sensibilidad, la vulnerabilidad, la inteligencia emocional y la imaginación afectiva sean sinónimos de imbecilidad y eso sí es perverso.

Es como si la nueva masculinidad sólo fuera el chiste del viejo patriarca que deja a sus hijos que hagan lo que quieran, sólo porque sabe que así podrá tener mayor dominio sobre ellos.

Por supuesto, hay series que buscan el margen de la perversión de la nueva masculinidad, pero son fenómenos limítrofes, sin repercusión social y, por tanto, ajenos de cualquier auténtica representación significativa. Vivimos en una dialéctica peligrosa que sólo sirve para legitimar el status quo y eso es triste. La pregunta ahora a hacerse es ¿tenemos la televisión que merecemos?

Источник: https://www.tendenciashoy.com/imagen/series/la-nueva-masculinidad-por-que-la-mayoria-de-padres-en-television-son-idiotas.html

La nueva figura del padre

La nueva figura del padre

La psicología del siglo XX atribuía al padre la función de representar la ley, la autoridad y la seriedad a ojos de sus hijos e incluso de la madre.

Era el transmisor de las reglas con un rol principal de socializador primario en los niños. El encargado de decir “no” y de castigar en caso de que fuera necesario.

A todo esto hay que añadirle la función económica, de la que era el único responsable.

Frente a esto, en la perspectiva clásica, la madre aparecía como la encargada del lado emocional, de la ternura y de los besos.

Pero los tiempos cambian y las familias también. La mujer se ha ido introduciendo en el mundo laboral; cada vez es más independiente económicamente y pasa más tiempo fuera de casa. Además al concepto tradicional de familia se han añadido muchas otras perspectivas como las familias monoparentales, familias reconstruidas, etc.

Todos estos cambios han motivado el hecho de que ahora los padres estén cada vez más involucrados no sólo en la educación de sus hijos, sino también en aspectos del día a día, como en los juegos, en el baño y en la alimentación, con una actitud de mayor afectividad y ternura hacia sus hijos.

Influencia afectiva y efectiva del padre

Los sociólogos hacen hincapié en la importancia de la figura paterna para los niños, desde su nacimiento a la edad adulta; situándola al mismo nivel que la materna.

El padre actual es consciente de sus responsabilidades sin dejar de lado su capacidad para jugar con los niños, contarles cuentos e implicarse al mismo nivel que lo hace la madre. Sin que esto suponga la pérdida de su identidad masculina ni de su virilidad.

Los expertos señalan que el rol paterno es fundamental para el desarrollo del niño, transmisor de conocimientos, de experiencia… Los hijos le ven cómo un ejemplo a seguir y las hijas buscarán, tras la pubertad, un modelo de hombre parecido a su padre.

¿Qué tipo de padres existen hoy en día?

Según Gema Theus, psicóloga y directora del centro de educación infantil MamaOca, podemos distinguir cinco tipos de “papás”.

• Padres ausentes: La figura del padre ausente sigue existiendo hoy en día.

Los motivos pueden ser varios: madres que han decidido tener a sus hijos solas o que han sufrido separaciones muy traumáticas de sus parejas y los lazos padre – hijo se han roto por la mala relación de la pareja.

En estos casos no hay presencia física paterna en la vida del niño. Si alguna vez se ven o corresponde  visita, el niño puede reaccionar con miedo o extrañeza. La madre asume el papel de padre y madre al 100%.

• Padres “muy ocupados”: A estos padres, les gusta serlo; están orgullosos de sus hijos, pero delegan en la madre que, independientemente de que trabaje o no es la que organiza horarios, comidas, actividades….

Los niños están deseando ver a su padre porque cuando lo hacen, habitualmente significa juego y diversión. En algunas ocasiones más que jugar mantienen la distancia porque papá es ese personaje siempre agotado de trabajar con el que hay que portarse bien.

Las madres asumen gran parte de la figura paterna, al menos en términos de presencia física.

• Padres comprometidos: Son aquellos que intentan comprometerse con la función de padre.

Les gusta verse involucrados en las actividades de la vida diaria de sus hijos, pero ante las eventualidades importantes recurren a la madre que es la que conoce con detalle el tema.

Los niños mantienen una excelente relación con este tipo de padre aunque la madre es el refugio y la seguridad cuando algo crítico ocurre. Los padres  comprometidos son los que realizan actividades en función del tiempo disponible.

• Padres al 50%: Son aquellos que han pactado con sus parejas y se coordinan las obligaciones y responsabilidades de sus hijos al 50%.

Indistintamente llevan o recogen a sus hijos del colegio, se quedan con ellos tardes o fines de semana o se ocupan de cualquier actividad de la vida de sus hijos, de principio a fin.

El padre conoce de igual al igual que la madre; el niño asume a ambos de igual modo.

• Padres a tiempo completo: Para este tipo de padre también existen varios motivos, que hayan adoptado, que sean viudos o divorciados con la custodia plena de sus hijos.

O, simplemente, que lo hayan decidido y pactado así con la madre: quieren ser padres  a toda costa, disfrutar de sus hijos y verles crecer. Dejan su trabajo, piden excedencias y cuidan de sus hijos, con igual mimo y esmero que una madre clásica.

A veces incluso aún más ya que su inseguridad y miedo a equivocarse les hace más perfeccionistas.  Los niños en estos casos no lo dudan, su padre es su refugio y su seguridad.

No existe un papel más o menos de adecuado, cada padre asume su función condicionado por sus circunstancias afectivas, económicas y laborales. Lo que sí es importante es el interés que ponga en los niños. Una simple sonrisa, un te quiero o un abrazo pueden transmitir mucho más el amor paterno que el hecho de pasar todo un día con ellos pero ocupados y pensando en nuestras cosas.

La baja por paternidad

En España las últimas reformas de la Ley de Conciliación de la Vida Familiar y Laboral han incluido el derecho de los padres a pasar tiempo con sus bebés, frente a las anteriores regulaciones dónde la madre era la única poseedora de este derecho. A partir de enero de 2020, los padres cuentan con 12 semanas de paternidad que pueden disfrutarse seguidas o no. Solo es obligatorio los 15 primeros días tras el parto.

¿Hasta qué punto están implicados los padres del siglo XXI en el día a día de sus hijos?

Una encuesta publicada por la revista “Enfant” en julio de 2004, compara las respuestas que dieron ellos y ellas al plantearse las mismas preguntas. Estos fueron los resultados

¿Hasta que punto se implican los padres?

 Según la opinión de… Ellos  Ellas
Pueden ocuparse solos de los niños sin ningún problema   94% 79%
Se levantan por las noches en caso de que los niños se despierten o se pongan a llorar 83% 56%
Dejan el trabajo para ocuparse de posibles imprevistos como llevarles al médico, recogerles del cole…  79% 60%

¿Qué le falta al padre de hoy para convertirse en el “padre perfecto”?
 

 Según la opinión de… Ellos Ellas
Más disponibilidad  68% 62%
 Implicación en el día a día de los niños 27% 47%
 Capacidad para educarles 41% 29%
 Autoridad  29% 25%
 Nada, ya es el padre perfecto  3%  3

En comparación con su propio padre, los padres de hoy son más…

Según la opinión de…  Ellos  Ellas
 Disponibles 80% 81%
 Cariñosos 80% 81%
 Autoritarios 58% 51%
 Implicados en el día a día 90% 91%

 
¿Qué puedes hacer para ser un buen papá?

¡Ser un padre del siglo XXI es muy fácil! Aquí van algunos consejos de TodoPapás:

– Implicarse desde el primer día del nacimiento, que suelen ser los más difíciles para la madre: Cambiar al bebé, darle el biberón (si esta es la opción elegida por la madre), levantarse por las noches, asistir a todas las visitas al pediatra o llevarlo/a solo, bañarlo, ayudar en mantener el orden en la casa (algo bastante complicado… con un niño), llevarle a visitar a los abuelos / tíos / primos, etc. o sacarle de paseo

– Cuando el niño/a es más un poco más mayor: preparar la comida, darle de comer, bañarlo, dedicar un tiempo considerable simplemente a jugar, preparar planes para el fin de semana, llevar o recoger al niño de la guardería o centro de educación infantil, asistir a las charlas en guardería, centro o colegio, etc.

, enseñar al niño las normas básicas, vestirse, lavarse el pelo, cepillarse los dientes, comer en la mesa con cubiertos, llevarle a visitar a los abuelos / tíos / primos, etc.

, participar de actividades comunes (como la matronatación, clases de música, hacer dibujos juntos…), leerle cuentos antes de dormir o seguir ayudando en la casa

¿Parece difícil? Puede ser que al principio cueste un poco, pero, no lo dudes, la experiencia merece la pena y… ¡es irrepetible! (una, dos o tres veces en la vida, en la mayoría de los casos…) Además, aprovecha la ocasión que tienes de que tus hijos te escuchen con toda la atención. Más tarde no será lo mismo…

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/padres/psicologia-y-sexualidad/la-nueva-figura-del-padre-138

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: