La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables

La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables

La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables

La vuelta a la rutina escolar puede convertirse en el momento ideal de dar un enfoque saludable a las rutinas de nuestros pequeños con cuatro sencillos pasos: sueño, alimentación, ejercicio y salud

Indice

Crear buenos hábitos

Ya podemos contar los días que faltan para el inicio de los colegios y guarderías, un momento de vuelta a muchas rutinas…y de inicio de otras nuevas. Podemos aprovechar el momento de cambio de hábitos que supone el fin del verano para introducir y establecer nuevas rutinas beneficiosas para la salud y desarrollo de tu hijo.

Formar nuevos hábitos no siempre es fácil, especialmente cuando estos vienen después de los meses de diversión, sueño sin madrugones, comidas fresquitas y ricas y tiempo libre del verano. Pero por algo hay que empezar, y ¿qué mejor que aprovechar la vuelta al cole?

Rutina del sueño

Los horarios caóticos del verano se acabaron. Ahora es el momento de establecer unos hábitos claros de sueño que se cumplan a lo largo del curso.

Las horas adecuadas de sueño de los niños varían en función de cada caso; hay niños que necesitan por naturaleza dormir más que otros.

No obstante, estas deben estar siempre entre las 9 y 11 horas de sueño, para asegurar una buena higiene del sueño que impulse su crecimiento y aprendizaje.

Para esto es vital que establezcas una hora fija a la que irse a la cama. Esto no solo asegurará que duermen las horas que deben, sino que formará a tu hijo en la importancia de establecer una rutina de sueño.

Puede que al principio tengas que insistir un poco y estar detrás de tu hijo para que se vaya a la cama, pero con el tiempo su propio cuerpo se irá condicionando a entrar en sueño a esa hora, por lo que ya tendrás el trabajo hecho.

Alimentación saludable

Empezando por lo básico: el desayuno. Los profesionales sanitarios coinciden en que un buen desayuno debe incluir cereales, proteínas (avena, queso fresco, yogur griego…) y una ración de frutas para aportar el equilibrio ideal que sacie y aporte los nutrientes necesarios para el mejor rendimiento.

Este es también el momento de establecer una estrategia para su alimentación que asegure que es variada e ingiera todo tipo de alimentos para beneficiarse de sus nutrientes.

Aquí tenéis cinco ideas.

 Puedes establecer los lunes para comer o cenar pescado, los martes para carne, los miércoles para legumbres… ¡Pronto se acostumbrará a la rutina e interiorizará la importancia de comer de todo!

Ejercicio físico

Con el comienzo del curso, la mejor manera de asegurar que tu hijo haga un ejercicio regular es apuntándole a una actividad extraescolar deportiva. Piensa en algo que le guste (correr, bailar, jugar a algún deporte…) para elegir la opción más acorde a tu pequeño.

Desde la Asociación de Pediatría Española (AEP) recuerdan que los niños en edad escolar deben realizar, al menos, 1 hora de ejercicio diaria. Apuntarle a una actividad extraescolar te asegurará que, junto con el deporte que practica en el colegio, cumple esa recomendación, asegurando un mejor rendimiento escolar y estado anímico y previniendo la obesidad.

Puedes, además, fomentar las actividades al aire libre de tu hijo, como jugar o ir en bici por el parque o ir andando al colegio.

Prevención sanitaria

Con la vuelta al cole o a la guardería es importante incidir en la importancia de las vacunas.

Todos los padres sabemos cómo la reunión de un grupo más o menos grande de niños en un espacio común supone que ciertos gérmenes y virus encuentren un caldo de cultivo ideal, facilitando el contagio de enfermedades que se transmiten por el contacto o las vías respiratorias, como la conjuntivitis o el resfriado.

Por eso es importante que los niños estén inmunizados frente a enfermedades infecciosas más graves, como la meningitis o el sarampión. La manera más efectiva de prevenir esto es teniendo al día el calendario vacunal.

También conviene incentivar hábitos sanitarios como lavarse las manos de vez en cuando o mantener la correcta higiene de los espacios comunes, como el aula.

Así que, aprovecha septiembre para instaurar unos positivos hábitos para tu hijo que le aseguren un curso con rutinas saludables y beneficiosas.

Sarampión

Definición:

Es una enfermedad infecciosa, bastante frecuente, causada por un virus del género Morbillivirus.

Síntomas:

Los síntomas incluyen fiebre, goteo en la nariz, tos, ojos rojos y sensibles, seguido por un sarpullido rojo-café. Este sarpullido comienza frecuentemente en la cara y se propaga al cuerpo, con una duración de 3 o más días.

Tratamiento:

Su vacunación es produce de forma conjunta junto con la Rubéola y las paperas en la Triple Vírica. No tiene un tratamiento específico, se deben tratar los síntomas que tiene como la fiebre y el malestar; se recomienda reposo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/salud-infantil/la-vuelta-el-cole-el-mejor-momento-para-empezar-con-habitos-saludables-6884

La vuelta al cole es buen momento para incorporar hábitos saludables en la rutina de los niños

La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables

Con motivo del comienzo de las clases, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recuerda que es un momento apropiado para incorporar hábitos saludables a la rutina de los niños, ya que un estilo de vida sano durante la infancia contribuye a una buena salud durante la edad adulta. Así, en la web de la Campaña “Únete a la Tropa Supersana. Descubre tus poderes” (www.tropasupersana.es)la AEP ha publicado una serie de recomendaciones en torno a la alimentación, el ejercicio y la prevención para afrontar el próximo curso. Entre ellas, destaca cómo es un desayuno ideal y la importancia de no saltárselo antes de ir al colegio; la relevancia de que al menos una actividad extraescolar sea de carácter deportivo o consejos para prevenir enfermedades infecciosas.

Alimentación: desayunar antes de ir al cole

El desayuno es la comida más importante del día. Además de mejorar el rendimiento en la escuela, ayuda a mantener un peso adecuado.

Según explica el doctorJosé Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición, el desayuno ideal debe “proporcionar al niño entre el 20 y el 35% de la ingesta energética diaria, y debe estar compuesto por leche o derivados lácteos, cereales y fruta fresca o zumo natural para aportar energía, proteínas y vitaminas al niño”. Además, los pediatras recuerdan que debe tomarse sin prisas y sin estrés “porque comer relajado ayuda a tener una mejor digestión de los alimentos” y, siempre que sea posible, en familia.

Por otro lado, aconsejan a los padres tener en cuenta los menús de los comedores escolares a la hora de confeccionar las cenas con el propósito de “asegurarse de que tienen una dieta variada y equilibrada y que todos los días consumen fruta o verdura”.

En este sentido, este experto recomienda decantarse por las frutas y verduras de temporada, puesto que además de estar más sabrosas, contribuyen a tener un menú diverso y a que los niños aprendan a comer todo tipo de alimentos.

Asimismo hace hincapié en la relevancia de reducir el consumo de sal “a 3 gramos al día en los menores de 7 años; 4 gramos diarios entre los 7 y 10 años y 5 gramos/día para los adultos”.

Ejercicio: Al menos, una actividad extraescolar deportiva

Puesto que es el momento de planificar los horarios y las actividades extraescolares, el doctor Gerardo Rodríguez, coordinador del Comité de Actividad Física, recomienda que “al menos una de ellas, esté relacionada con el deporte, ya que los niños en edad escolar deben hacer como mínimo 1 hora diaria de actividad física moderada-intensa”.Entre otras cosas, este hábito previene la aparición de obesidad, mejora el rendimiento escolar y el estado anímico de los niños.

Para la realización de deportes, apunta que los niños deben ir convenientemente equipados con la indumentaria y calzados adecuados, así como con los elementos de seguridad correspondientes. “Aunque argumenten que les resultan incómodos, los niños deben comprender que son esenciales para evitar lesiones”, subraya.

También invita a hacer caminando aquellos recorridos que sean asumibles “como puede ser, en algunos casos, ir o volver al colegio o hacer unas compras”, fomentar las actividades al aire libre y limitar el tiempo frente a las pantallas.

Prevención: el colegio, lugar de contagio

Puesto que los espacios cerrados, como son las aulas escolares, facilitan el contagio de aquellas enfermedades que se transmiten por contacto o por vías respiratorias (al toser, estornudar, etcétera) como es el caso de infecciones frecuentes como la gastroenteritis, el resfriado o la conjuntivitis, pero también lo puede ser de otras como la tosferina, el sarampión o las meningitis, entre otras, el doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas, señala que “es un buen momento para revisar el calendario vacunal y, si es necesario, ponerlo al día, ya que así evitamos las enfermedades prevenibles mediante vacunación”. Para aquellas patologías que no tienen vacuna, este experto subraya la importancia de las medidas higiénicas, como el lavado de manos frecuente, la ventilación adecuada de los espacios cerrados o la limpieza de materiales comunes en el aula.

Por otro lado, se recomienda a los padres de niños con enfermedades crónicas como asma, diabetes, celiaquía… o que padezcan alergias u otros problemas relevantes de salud que, de alguna manera, pudieran verse afectadas, informen a los profesores o la dirección de la situación, así como de las pautas de actuación.

Para prevenir los dolores de espalda, recuerdan que el peso de la mochila escolar no debe superar nunca el 10 – 15% del peso corporal del niño. Así, son recomendables aquellas con correas anchas y acolchadas o los carritos.

Por último, los pediatras recomiendan que los niños en edad escolar duerman entre 9 y 11 horas, ya que una correcta higiene del sueño favorece el aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento.

La Tropa Supersana

Con el lema“Alimentación, Ejercicio, Prevención… ¡Activaos!”, la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha puesto en marcha la campaña “Únete a la tropa supersana.

Descubre tus poderes” para ayudar a las familias –padres y niños- a enfrentarse a los enemigos de la salud Infantil como la obesidad, el sedentarismo o los virus.

Esta iniciativa de la AEP está dirigida a adoptar hábitos de vida más sanos, y a concienciar sobre la importancia de llevar un estilo de vida saludable desde las primeras etapas de la vida.

Para ello, la AEP ha diseñado una serie de materiales informativos (cómics, vídeo, microsite…) donde se da vida a un nuevo superhéroe, Álex, cuya misión es luchar con los villanos que atacan la salud de los niños y buscar a nuevos miembros que se unan a la “Tropa Supersana”. Todos los materiales están disponibles en la web www.tropasupersana.es

AdjuntoTamaño
Nota de prensa307.31 KB

Источник: https://www.aeped.es/noticias/vuelta-al-cole-es-buen-momento-incorporar-habitos-saludables-en-rutina-los-ninos

La vuelta al cole, el momento de inculcar hábitos saludables

La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables

Tener un estilo de vida sano durante la infancia contribuye a una buena salud de mayores y ahora que nuestros hijos comienzan las clases y sus rutinas, es el momento adecuado para inculcarles costumbres saludables que les ayudarán, no solo ahora, sino también en su edad adulta.

Alimentación: el desayuno es clave

Nutricionistas, endocrinos y pediatras coinciden: el desayuno es la comida más importante del día. Los niños cuya primera comida del día es completa no solo mejoran su rendimiento en la escuela, sino que también mantienen un peso adecuado.

El doctor José Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría (AEP), explica que el desayuno ideal debe proporcionar al niño entre el 20 y el 35% de la ingesta energética que se necesita diariamente y que debe estar compuesto por leche o derivados, cereales y fruta fresca o zumo natural “para aportar energía, proteínas y vitaminas al niño”. También se recomienda que el desayuno se tome sin prisas ni estrés “porque comer relajado ayuda a tener una mejor digestión de los alimentos”, si además lo hacemos en familia el beneficio será doble.

Con respecto al resto de las comidas del día se aconseja tener en cuenta los menús de los comedores escolares a la hora de programar las cenas y de esta manera asegurarse de que se mantiene una dieta variada y equilibrada en la que nuestros hijos comen diariamente tanto frutas como verduras. Si acostumbramos a los niños a consumir los productos de temporada no solo ganaremos en sabor, sino que se acostumbrarán a comer de todo y a tener un menú diverso.

Igualmente se recomienda reducir el consumo de sal, los expertos afirman que los menores de siete años solo deberían consumir tres gramos al día, cuatro gramos si tienen entre siete y diez años y únicamente cinco gramos diarios para los adultos.

Una hora diaria de ejercicio es básico para la salud

Al comenzar el colegio y planificar los horarios también organizamos las actividades extraescolares y es importante que al menos una de ellas sea un deporte.

El doctor Gerardo Rodríguez, coordinador del Comité de Actividad Física de la AEP, recomienda que el deporte esté incluido en las actividades extraescolares “ya que los niños en edad escolar deben hacer como mínimo 1 hora diaria de actividad física moderada-intensa”.

Esta costumbre previene la aparición de la obesidad y mejora el estado anímico de los niños y su rendimiento escolar.

Para la realización del ejercicio, los niños deben ir equipados con la indumentaria y calzado adecuados, así como con los elementos de seguridad correspondientes: casco, rodilleras, coderas… Es importante que comprendan que estos accesorios son esenciales para evitar las lesiones, así que no te dejes vencer por el cántico de “es incómodo”, “no me gustan”, “no me sé mover”; la seguridad es lo primero.

Por otro lado hacer caminando recorridos asumibles les ayuda a incorporar hábitos saludables: caminar del cole a casa o, si el camino es largo, bajarse una parada antes del autobús o el metro y continuar a pie son soluciones muy válidas.

Fomentar las actividades al aire libre hará que disfruten de un tiempo de ocio más saludable y, por otro lado, limitará el tiempo que pasan sentados frente a la consola o el televisor.

Prevención: el colegio, principal centro de contagio

En el colegio los espacios están cerrados y esto facilita el contagio de enfermedades que se transmiten por contacto o por vías respiratorias (al toser, estornudar, etc.

) como es el caso de los resfriados y la gastroenteritis, pero también lo pueden ser de otras más graves como la tosferina, el sarampión o las meningitis.

El doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, señala que la vuelta al cole “es un buen momento para revisar el calendario vacunal y, si es necesario, ponerlo al día”, así evitaremos que nuestros hijos se contagien de enfermedades prevenibles mediante la vacunación. Para las patologías que no tienen vacuna es importante mantener unas medidas higiénicas adecuadas: lavarse las manos frecuentemente, buena ventilación de las aulas, limpieza de materiales comunes en las clases…

De igual modo, se recomienda que informemos a los profesores y a la dirección del centro si nuestros hijos tienen enfermedades crónicas como asma o diabetes, o que padecen alergias u otros problemas de salud relevantes.

Источник: https://www.serpadres.es/3-6-anos/educacion-desarrollo/articulo/la-vuelta-al-cole-el-momento-de-inculcar-habitos-saludables-261441188390

Hábitos saludables en la ‘vuelta al cole’

La vuelta el cole, el mejor momento para empezar hábitos saludables

Tras dos meses de vacaciones, hay que volver al colegio. Probablemente durante el verano hemos sido permisivos con nuestros hijos en cuanto a horarios, comidas rápidas, refrescos y otros caprichos. El regreso a las aulas en un momento ideal para recuperar los hábitossaludables de vida y alimentación.

Para afrontar bien la vuelta al colegio, hay 3 hábitos especialmente importantes que se deben recuperar: horarios de las comidas, horario y horas de sueño y la práctica de ejercicio físico.

A priori puede parecer que es un reto inalcanzable y puede suponer un problema para las familias que, sin duda, tendrá éxito si lo planteamos como una responsabilidad compartida entre los padres, el colegio y los hijos.

Horarios de las comidas

Se debe recuperar el hábito de realizar 5 comidas al día y establecer unos horarios para las mismas. La más importante es el desayuno. La palabra lo dice, “romper el ayuno” de la noche. El desayuno debe suponer entre el 25 y el 30 % de la energía diaria.

Ha de ser completo, es decir, contener estos tres grupos de alimentos: una ración de lácteos (tazón o vaso grande de leche), una de cereales (en forma de pan o cereales para el desayuno) y otra de fruta. Se ha demostrado que los niños que no desayunan son menos eficientes en la selección de información crítica en el aula.

En el recreo tomaremos la segunda comida que puede ser un pequeño bocadillo, pieza de fruta o un lácteo. Esto ayudará a nuestros hijos a llegar a la hora de la comida en perfectas condiciones. La comida será aproximadamente el 40 % de la energía diaria. Si se hace en el colegio, es importante conocer los menús diarios para completarlos en casa con la cena y la merienda.

La merienda no debe ser más del 15 % de la energía diaria ni estar demasiado cerca de la comida o la cena y es un momento ideal para introducir las raciones de frutas y lácteos recomendadas al día.

Comida y cena deben ser equilibradas y complementarse entre sí. Ambas deben incluir verduras, hortalizas y cereales (pasta o arroz); combinados con alimentos proteicos, priorizando las carnes blancas y los pescados azules, 2 ó 3 veces por semana.

Las legumbres, las grandes olvidadas de nuestra alimentación, deben ocupar nuestros platos 3 ó 4 veces a la semana, principalmente en las comidas. La cena debe ser siempre más ligera que la comida. Tanto en la comida como en la cena no debemos olvidar la fruta.

Recuerda, entre frutas y verduras, 5 al día.

Práctica de ejercicio físico

La práctica de algún deporte, mejor colectivo, y varias veces por semana, es un hábitosaludable para evitar el sobrepeso y la obesidad, además de influir en la adquisición de un estilo de vida que debería permanecer durante toda nuestra vida.

Junto con un buen desayuno, se ha demostrado que son los dos factores que más influyen en la lucha contra la obesidad. Hoy está plenamente demostrado que el sedentarismo es la causa más importante en muchas de las enfermedades no infeccionas de nuestra sociedad.

Los mayores debemos dar ejemplo a nuestros hijos, desayunando con ellos, dedicándoles tiempo y haciendo que los niños valoren la comida hecha en casa y el colegio. La alimentación es algo que debemos hacer en familia el mayor número de veces posible.

Los padres debemos ser los protagonistas en la transición hacia la normalidad, tras la permisividad del verano y no dejar esta responsabilidad tan solo en los centros escolares.

Y por último el descanso. Habitualmente se ignora la necesidad de dormir las horas necesarias para mantener la estabilidad emocional, disminuir la agresividad y prevenir alteraciones como hipertensión, obesidad e incluso diabetes y la insuficiencia cardíaca. El sueño es un momento de reparación y de ajuste de nuestro cuerpo.

Los horarios desordenados, las malas dietas, la falta de ejercicio y de sueño son factores todos ellos de muchas enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Dormir 8-9 horas, con una buena calidad de sueño, es un hábitosaludable que ayudará a nuestro cuerpo a afrontar los retos diarios con mayor optimismo.

¡Te animamos a incorporar estos sencillos hábitos de vida saludables en este nuevo curso escolar!

¡Pincha AQUÍ para inscribirte a nuestra Newsletter!

Источник: https://www.institutotomaspascualsanz.com/habitos-saludables-en-la-vuelta-al-cole/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: