Las claves del sexo posparto

La sexualidad en el postparto

Las claves del sexo posparto

Una de las preocupaciones que con mayor frecuencia aparece tras dar a luz es la de cuándo retomar la actividad sexual. Tener información sobre la sexualidad en el postparto ayudará a la pareja a entender los diferentes momentos que irán atravesando.

Si bien no hay un momento exacto para reanudar la vida sexual, pues dependerá de cada pareja y sus circunstancias, los médicos normalmente aconsejan esperar a que termine el período llamado cuarentena (de seis a ocho semanas) para que el cuerpo de la mujer descanse y se vaya recuperando.

En cualquier caso, es aconsejable no comenzar antes de que la mujer se sienta bien física y emocionalmente y preparada para ello.

¿Por qué no me apetece?

Además de la falta de apetito sexual, provocada por los cambios físicos, hormonales y psicológicos, existen síntomas típicos del postparto que dificultan llevar a cabo una relación sexual satisfactoria, pudiendo incluso provocar dolor y, en consecuencia, disminuir las ganas de mantener relaciones sexuales.

Éste sería el caso de la sequedad vaginal, lo loquios, el dolor de mamas, las grietas en los pezones, el dolor causado por la episiotomía, etc. Es aconsejable que la mujer no se fuerce y vaya dando pasos a su propio ritmo, consultando con su médico o matrona las dudas que le vayan surgiendo.

Por otra parte, el cansancio, la preocupación y el estrés que conlleva la adaptación a la nueva situación son motivos más que suficientes para que en esos momentos no se considere el sexo como algo prioritario. Sin embargo, cuidado con tomarlo como excusa a largo plazo para no mantener relaciones.

No son pocas las mujeres que tras la llegada de su hijo abandonan completamente su vida sexual y tardan muchos meses en retomarla. Es positivo esforzarse por cultivar esta parcela e ir progresivamente alimentando el deseo. La comunicación con la pareja en este momento es clave para conseguirlo y para que éste no se sienta rechazado o herido.

Qué se puede hacer

No sólo existe una forma de disfrutar del sexo. De hecho, el coito no es más que una parte más de la vida sexual de la pareja. Por lo tanto, si la penetración molesta o duele incluso después de las primeras semanas y de que el médico no lo desaconseje, se pueden ir probando si se desean otras prácticas sexuales que además fomentarán la intimidad.

Es importante para la pareja buscar otras formas de satisfacción. Así por ejemplo, hay algunas zonas erógenas que no se ven influenciadas por los síntomas del postparto, como son la nuca, la parte de atrás de las rodillas, las orejas o el cuello, entre otras. Con los besos, caricias y otras prácticas manuales se pueden estimular esas zonas e ir preparando el cuerpo para otras prácticas.

Por su parte, la mujer puede ir ejercitando su cuerpo mediante los ejercicios de Kegel, que consisten en una serie de movimientos de contracción de la vagina para ir fortaleciendo el tono muscular.

Retomando el coito

Llegó el momento, la pareja se siente preparada para retomar las relaciones sexuales, pero ¿cuándo y cómo?

En primer lugar hay que escoger un momento con el que se vaya a gozar de intimidad y tiempo. Por ejemplo, si fuera necesario se puede dejar al bebé con los abuelos o algún otro familiar y celebrar una cena romántica, ir a un hotel o buscar un lugar donde se tengan ganas de ir.

Al reiniciar las relaciones sexuales es importante dedicar tiempo y atención a los juegos preliminares, ya que preparan la vagina para el coito y podrán aliviar el miedo a las molestias de la penetración, si es que éste existiera. En caso necesario, también se puede utilizar un lubricante que facilite la penetración, incorporándolo como un juego más de los preliminares.

Anticoncepción postparto

Aunque durante el período que dura la lactancia no es probable quedarse embarazada, debido al efecto de la prolactina, lo cierto es que no es imposible. Tampoco se puede saber cuándo tendrá lugar la primera ovulación ni la primera menstruación. Por lo tanto es altamente recomendable que se utilicen métodos anticonceptivos cuando se retomen las relaciones sexuales.

Si bien es cierto que existen muchos métodos anticonceptivos no todos son recomendables mientras la madre siga amamantando a su hijo. Para elegir el que más se ajuste a sus necesidades, deberá hablar con su médico y ambos decidirán el más idóneo.

Fotos | ardenswayoflife, Mike González, en Flickr.
En Bebés y más | Relaciones sexuales después del parto, Sí puedes quedarte embarazada después del parto.

Источник: https://www.bebesymas.com/postparto/la-sexualidad-en-el-postparto

Las claves del sexo posparto

Las claves del sexo posparto

Volver a tener sexo con tu pareja tras el parto no es fácil porque hay que esperar a que la madre se recupere física y psicológicamente, y tener en cuenta que las primeras veces puede sentir dolor. Además, el cansancio de cuidar al bebé y el sueño pueden provocar que no tengas ganas de hacer el amor.

Índice

¿Cuándo se puede retomar el sexo después del parto?

Cuando te conviertes en madre, toda tu vida cambia. Todo lo que era conocido hasta la fecha adquiere una nueva perspectiva, y la relación de pareja no escapa a esto.

Al haber un nuevo bebé en la casa, sobre todo si eres primeriza, puede que hagas orbitar tu vida en torno a él. No tener ojos para nada más puede ser un grave error si dejas de lado tu relación de pareja.

Normalmente, los médicos recomiendan retrasar el acto sexual seis semanas tras el nacimiento del bebé debido a los numerosos cambios producidos en el útero y el cuello uterino durante el embarazo, que necesitan su tiempo para volver a su ser.

La llegada del recién nacido al hogar suele generar en los padres, especialmente en los primerizos, cierto sentimiento de inseguridad ante la responsabilidad que supone el cuidado de un bebé. Aquí te damos algunas de las normas básicas a tener en cuenta durante los primeros días del bebé en su nueva casa: cómo dar el pecho, cómo bañarle, el cuidado del ombligo…

Y tambien:

En algunos casos, cuando se ha hecho la episiotomía, la zona vaginal puede seguir sensible durante tres meses más. Si sufriste un desgarro en el periné, probablemente necesites más tiempo. Pero no te preocupes, todo llega.

Lo importante no es cuándo reanudes las relaciones sexuales, sino que cuando decidas tenerlas estés completamente en sintonía con tu pareja, para que ambos disfrutéis al máximo. El mejor momento va a ser el que decidáis los dos miembros de la pareja.

Consejos para retomar el sexo con tu pareja tras el parto

Reiniciar las relaciones sexuales no es algo fácil, debes estar recuperada físicamente y psicológicamente. Algunos trucos para que reanudar las relaciones sexuales con tu pareja sea menos incómodo son:

– Lo más importante a tener en cuenta es saber esperar al momento adecuado. Como hemos dicho, el cuerpo de la mujer necesita recuperarse y debéis consultar con el ginecólogo cuándo sería el momento correcto. Previamente podéis empezar con caricias, mimos o masajes hasta que llegue la ocasión.

Intentad que sea una noche de dos. Puede no apetecerte alejarte de tu bebé, pero seguramente no logréis concentraros si tienes que cuidar a tu hijo.

Plantéate dejarlo en casa de algún familiar o contratar a una persona que lo cuide para poder pasar tiempo de calidad con él. Además, el cohecho no es una excusa para descuidar a la pareja.

Siempre puedes dejar al bebé en la cuna un parto o buscar otra parte donde daros arrumacos.

Ten confianza con tu pareja y busca momentos para estar a solas con él para disfrutar de vuestra intimidad. Igualmente, podéis comentar y compartir vuestras primeras impresiones y sentimientos como padres. Todo esto puede reanimar vuestra relación.

– Tienes que tener en cuenta que tu cuerpo ha podido cambiar, pero es esencial que tanto tú, como tu pareja, os acostumbréis. Poco a poco, tu cuerpo volverá a ser el de antes.

No obstante, para mejorar tu autoestima puedes comprarte alguna prenda bonita, requerir ayuda de familiares para que podáis descansar y tener presente que tu cuerpo es obra de la vida que habéis creado ambos.

Practica ejercicios de fortalecimiento de la musculatura pélvica para favorecer las relaciones sexuales y evitar las incontinencias urinarias. Tu pareja puede ser un excelente ayudante.

Debes dar el pecho a tu pequeño antes de tener relaciones sexuales porque si el pecho tiene leche puede producir dolor debido a la presión. También, puede que se escape algo de leche durante el orgasmo. Por ello, debes comunicarte con tu pareja para buscar una solución, como que lleves puesto el sujetador de lactancia durante el acto.

– El uso de un anticonceptivo es primordial. Muchas personas piensan que en el período de lactancia es imposible quedarse embarazada, pero lo cierto es que sí. Haz una visita al ginecólogo para que te recete o recomiende los métodos anticonceptivos más adecuados.

– Ten presente que la primera relación que tengas con tu pareja tras el parto no será igual que antes. Vais a estar preocupados por el bebé, si puede hacerte daño, etc.

– Buscad experiencias diferentes con tus nuevos cambios físicos para disfrutar al máximo del momento íntimo.

– Es normal que la zona genital femenina no lubrique demasiado tras el parto debido al nivel de los estrógenos durante la lactancia. Para remediarlo, debéis usar lubricantes.

– No permitas que tu pareja ejerza ningún tipo de presión sobre ti, esto no puede ser una carrera contrarreloj.

– Tras el nacimiento del bebé es común que se altere el sistema femenino, por lo que sería recomendable probar nuevas posturas y estimulaciones para buscar una nueva alternativa.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/las-claves-del-sexo-posparto-7312

Cómo disfrutar de un sexo estupendo después del embarazo

Las claves del sexo posparto

Si buscas rápidamente en Google la frase “cuándo puedo volver a tener relaciones sexuales tras dar a luz” verás que mujeres de todo el mundo se preguntan cómo el embarazo y el parto van a afectar a su vida sexual.

No es ninguna sorpresa: ¡el sexo es importante para tu bienestar mental, emocional y físico! Sí, tu cuerpo ha cambiado. Y sí, el sexo podría resultar un poco diferente durante un tiempo, pero puedes estar segura de que volverás a disfrutar de él. Quizás incluso más de lo que lo hacías antes de dar a luz.

Sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Así que hablemos de sexo posparto.

¿Cuándo puedo volver a la cama con mi pareja?

Tu cuerpo todavía está recuperándose después de 9 meses de cambios y un parto, por lo que, aunque te sientas lista para volver a la acción, necesitarás un tiempo para sanar.

La mayoría de los médicos recomiendan esperar de 4 a 6 semanas después de dar luz antes de volver a tener relaciones sexuales, dependiendo de si ha sido un parto vaginal o una cesárea, y de si hubo alguna complicación tal como desgarro o episiotomía.

Es mejor que esperes a volver de la cita con tu médico 6 semanas tras el parto antes de empezar a ponerte en marcha sexualmente.

Incluso después de que tu médico te dé el visto bueno, es importante prestar atención a tus propias sensaciones e intuiciones. Algunas mujeres se sienten listas semanas antes de su cita posparto, y otras necesitan más tiempo.

No te presiones a ti misma; las cosas ocurrirán cuando estés lista. Lo importante es ser sincera con tu pareja con respecto a cómo te sientes sexualmente.

Y, recuerda: puede que tu pareja tampoco se sienta preparada para tener relaciones, así que anímale a que también comparta sus sentimientos.

Y, ¿qué hay del dolor?

Mientras tu cuerpo esté sanando probablemente te sientas algo dolorida, por lo que al principio volver a tener relaciones sexuales puede doler un poco. Sin embargo, algunas mujeres no sienten dolor en absoluto. Cada persona es distinta.

No fuerces las relaciones íntimas; tienes que darte tiempo para que tu cuerpo se cure y volver a estar de humor para el sexo.

Cuando vuelvas a tener relaciones de nuevo ve despacio y dedica bastante tiempo a los preliminares, ¡los cuales son la mitad de la diversión!

Otro modo sencillo de hacer que las cosas resulten más cómodas es invertir en un buen hidratante femenino.

La sequedad vaginal es un problema común después del parto provocado por niveles más bajos de estrógenos, especialmente si estás dando el pecho.

Es completamente normal y no hay que avergonzarse de ello, pero puede hacer que el sexo se vuelva algo incómodo. No temas hablar sobre ello (ya quieras disfrutar del sexo con tu pareja o sola).

Y hablando de eso… ¿Qué hay de la lactancia?

La lactancia también afecta al sexo posparto, desde cosas como un aumento de hormonas que reducen el deseo sexual, hasta experimentar pérdidas o filtraciones de leche materna (llamadas secreciones) durante el orgasmo.

Puede que sientas que, después de dar el pecho al bebé durante todo el día, ¡lo que quieren es que no los toquen! No te preocupes, ya que todas estas cosas son normales y temporales. Si las secreciones te resultan un fastidio durante el sexo, puedes sacarte leche antes de tener relaciones o llevar sujetador.

Asegúrate de comunicarle a tu pareja cuánto toqueteo pueden soportar tus pechos. Piensa en todo esto como en una oportunidad para explorar otras zonas erógenas.

¿Sentiré el sexo de forma diferente?

Incluso si no hay dolor, algunas nuevas mamás sienten el sexo de forma un poquito distinta, ¡pero no necesariamente en un sentido negativo! Tu cuerpo ha tenido que cambiar para acoger a tu pequeño tesoro. Esto puede suponer cambios en el modo en que sientes el sexo, y acostumbrarse a ello podría llevar un tiempo.

Lo más importante es asegurarte de que tus músculos vaginales (es decir, los músculos del suelo pélvico) están sanos y fuertes.

Los ejercicios de Kegel tras el parto pueden ayudar enormemente a reforzar tu vagina, y fortalecen los músculos del suelo pélvico (los cuales resultan clave para el soporte de los órganos pélvicos y reducir las pérdidas menores de orina después del embarazo), y puede que incluso también ayuden a mejorar tus orgasmos.

IMás que pensar en los ejercicios de Kegel como otra tarea que hacer durante el día, (¡como si no tuvieras ya bastantes cosas en tu agenda diaria!), plantéatelos como una oportunidad para hacer algo que es exclusivamente para ti.

Asegúrate de los haces bien o utiliza un asistente de ejercicios de Kegel inteligente, que hace que sea fácil. Mide la fuerza de tu suelo pélvico, elige el entrenamiento perfecto para tu nivel, y te guía a través de una rutina.

Puedes sacarle todo el partido a cada ejercicio de Kegel sin tener que preocuparte de nada.

Otros modos de disfrutar de intimidad

Es lógico que no te sientas tan juguetona, pero ten en cuenta aunque no vaya a haber penetración existen un montón de formas de disfrutar de intimidad con tu pareja. Dedica unos momentos (¡o más de unos cuantos!) cada día, solos los dos, a ser cariñosos el uno con el otro fuera del dormitorio.

Las cosas sencillas pueden marcar la diferencia a la hora de sentir un vínculo más estrecho con tu pareja, y puede resultar una forma estupenda de juego preliminar.

Además, los investigadores de la publicación The Journal of Sexual Medicine han descubierto que los mayores factores que impulsan el deseo sexual en nuevas madres son factores psicológicos como la cercanía con la pareja. Así que empieza ya a dar y recibir mimos. ¡Quién sabe a dónde conducirán!

Tener que ocuparse de todo lo que conlleva la llegada de un bebé puede resultar abrumador, especialmente a la hora de mantener la chispa romántica encendida. Pero no te desanimes. El sexo no debería ser una fuente de estrés.

Mantener sólida vuestra relación y avivar el fuego entre vosotros puede ayudaros a recargar las pilas, y puede que incluso descubras que mejorar tus relaciones íntimas os acerca más el uno al otro en la cama.

¿Una relación más sólida y una vida sexual mejor? ¡Todo ventajas!

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso enparticular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Источник: https://www.intimina.com/es/blog/sexo-despues-del-parto/

Las relaciones sexuales tras el parto

Las claves del sexo posparto

Pasar por una etapa de desinterés sexual después del parto es algo habitual y, si no dura más allá de unas cuantas semanas, no debe alarmarte. ¿La razón? Los cambios físicos y emocionales que has experimentado durante el embarazo y después de haber dado a luz.

  • Tus prioridades cambian. El posparto es un momento muy especial en el que las mamás centran su atención en el recién nacido y establecen un lazo de unión muy fuerte con él.
  • Baja autoestima. Te sientes como vacía, hinchada, cansada. Si acabas de tener un bebé, es probable que el espejo no te envíe la mejor imagen de ti misma. Habla con tu pareja sobre tu estado de ánimo y prémiate con un buen masaje o un nuevo corte de pelo. En cuanto te sea posible, inicia un programa de recuperación física para sentirte mejor con tu cuerpo.
  • Estrés. El proceso de adaptación a la nueva situación lleva tiempo y es una fuente de estrés inevitable hasta que todo se recoloca de nuevo en casa.
  • Baby blues. Afecta al 15 por ciento de las mujeres y provoca un cierto desinterés afectivo hacia la pareja. No confundas la depresión postparto, que puede durar varios meses, con la melancolía que a las dos semanas se soluciona sin problemas.
  • Molestias vaginales. Si tu parto ha sido natural y te han practicado una episiotomía, tu vagina estará algo dolorida y sensible. En caso de que te hayan realizado una cesárea, las molestias pueden ser mayores al tratarse de una operación quirúrgica en toda regla.
  • Loquios. Después de dar a luz suelen producirse pérdidas vaginales. Los ginecólogos recomiendan no practicar el coito hasta que estos manchados cesen, ya que el cervix aún está abierto y puede provocar infecciones del tracto genital.
  • Lactancia. Si estás amamantando a tu hijo, puede que tus pechos goteen. Esto no tiene porqué impedir tus relaciones, pero resulta incómodo para algunas parejas.

Falta de deseo en el hombre

Aunque en menor medida, los hombres también pasan por un proceso de adaptación a la nueva situación. La falta de sueño, el cansancio y el estrés son motivos compartidos.

Los varones no tienen que recuperarse físicamente del parto, pero pasan por otros estados de ánimo que influyen en su interés por el sexo.

El principal es que pueden sentirse excluidos de la relación que se establece entre la madre y el bebé.

La comunicación es fundamental en esta etapa. Si tú te sientes apática, cansada y notas que tu deseo sexual ha bajado, debes contárselo a tu pareja. Y si él se siente apartado y empieza a mirarte de otra forma, anímale a que lo comparta contigo.

Molestias físicas en la mujer

Tu cuerpo ha cambiado y tus hormonas se han alterado tras el parto. Esto puede afectar a tu respuesta sexual, pero esta etapa es pasajera y las relaciones volverán a ser absolutamente satisfactorias para los dos.
Entre los trastornos sexuales más comunes en las mujeres destacan:

  • Sequedad vaginal. Después de tener al bebé tu vagina no está todo lo lubricada que debiera, por lo que la penetración puede ocasionarte molestias. Esto ocurre tanto si has pasado por un parto natural como por una cesárea y se agudiza si estás amamantando a tu hijo. Es importante ir con cuidado en el coito y utilizar geles y cremas lubricantes.
  • Dispareunia. Es el dolor que padece una mujer durante la relación sexual. Toda la zona de la vagina está sensible, lo que puede ocasionar molestias en la penetración.
  • Debilidad vaginal. Durante el parto la vagina y el cuello del útero se estiran y necesitarán un tiempo hasta volver a su tamaño original. Se recomienda hacer ejercicios para fortalecer el suelo pélvico o periné. Esta gimnasia te ayudará a tensar de nuevo la vagina y disfrutar de unas relaciones más satisfactorias: contrae y relaja varias veces al día los músculos del suelo pélvico como si estuvieras controlando tu orina.
  • Grietas en las mamas. Pueden ser provocadas por el amamantamiento. Durante las primeras semanas procura que los pechos no participen en la actividad sexual y consulta a tu médico sobre la posibilidad de usar una crema.
  • Si la falta de interés sexual es habitual después del parto, a partir de los tres meses todo vuelve a la normalidad y las parejas reinician sin problemas sus relaciones sexuales tal y como las practicaban antes del embarazo.

Asesoramiento: Dra. Carme Coll, ginecóloga y directora del Programa de Atención a la Mujer del Instituto Catalán de la Salud.

Gema Martín

Источник: https://www.guiadelnino.com/parto/recuperacion-posparto/las-relaciones-sexuales-tras-el-parto

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: