Las redes cognitivas del cerebro mejoran gracias a la música en bebés prematuros

Música para bebés: descubre todos sus beneficios

Las redes cognitivas del cerebro mejoran gracias a la música en bebés prematuros

La música tiene grandes efectos positivos desde la más tierna infancia. Escucharla favorece el desarrollo cognitivo del bebé y puede ser muy útil para relajarlo. No obstante, para obtener todos sus beneficios es importante seleccionar la música adecuada para esta fase de su vida. Te contamos todo lo que debes saber.

Desde el nacimiento, los bebés reaccionan al estímulo de la música. Esta favorece su desarrollo, fomenta su creatividad, despierta sus emociones y les relaja. Esta tiene objetivos lúdicos y también terapéuticos, pues puede ser determinante para mejorar habilidades motoras y sociales en los niños.

La música puede, incluso, llegar a ser clave para conseguir que tu bebé se duerma si tiene problemas para conciliar el sueño.

Pero como decíamos, para que esto suceda es importante que la música esté adaptada a los bebés, a sus oídos y a su corta edad.

Te invitamos a descubrir qué tipo de música es la más adecuada y cuáles son sus beneficios.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Video por Carla Dominguez

Un estudio realizado en Suiza y publicado en Proceedings of the National Academy of Sciencies(PNAS) ha demostrado que la música puede mejorar el desarrollo cerebral de los bebés prematuros.

Los nacidos antes de la semana 32 de embarazo no se han desarrollado lo suficiente ni a nivel físico ni cognitivo y aunque los avances médicos han mejorado mucho su supervivencia, su desarrollo se da en la incubadora con unas condiciones totalmente diferentes a las que tendría en el útero materno, por lo que se pueden generar problemas en su desarrollo neuronal.

Tras el uso de la música creada por el compositor Andreas Vollenweider, las conclusiones fueron que las redes neuronales de los bebés prematuros que la escucharon se desarrollaron mucho mejor. ¿Pero qué tipo de música utilizaron? Una melodías adaptados a ellos con instrumentos como la flauta punji, el arpa y las campanas. Esta les acompañaba al despertar y durante la fase de adormecimiento o vigilia, en la que el sueño todavía no es profundo. Para llegar a las conclusiones mencionadas, diferenciaron dos grupos de prematuros: los bebés de uno de ellos escucharon la música cinco veces a la semana y los otros no.

Los resultados de las resonancias de los bebés que escucharon la música creada para ellos mostraron que la mejora fue especialmente notable en lo referente a las funciones sensoriales y cognitivas. De hecho, la organización de las redes neuronales era muy similar a la de los bebés nacidos a término.

Beneficios de la música para bebés

En el estudio anterior se demostraron los beneficios que puede tener la música en los bebés prematuros pero, por supuesto, esta es recomendable para todos los bebés.

De hecho, otro estudio realizado por el Instituto de Aprendizaje y Neurología de la Universidad de Washington, publicado en National Academy of Sciencies concluyó que determinadas melodías mejoran el procesamiento cerebral de los bebés, lo que se traduce en que escuchar música de forma temprana puede tener un efecto positivo global en las capacidades cognitivas del bebé.

Estos son algunos de sus principales beneficios:

  • Estimula la actividad neuronal del bebé.
  • Mejora la escucha.
  • Fomenta el aprendizaje.
  • Ayuda al desarrollo motor, pues la estimulación de la música mejora el equilibrio y la coordinación.
  • Mejora la atención y la memoria gracias a la repetición de sonidos y letras.
  • Propicia un desarrollo temprano de la capacidad de expresión del bebé y contribuye al habla.
  • Estimula la creatividad y la imaginación.
  • Ayuda al desarrollo emocional.
  • Favorece sus habilidades sociales.
  • Tranquiliza y relaja al bebé.

Cómo elegir la música adecuada para los bebés

Como decíamos, no sirve cualquier música, esta tiene que ser adecuada para los bebés. Por eso, lo ideal es que la música sea suave y armónica.

La música clásica es una de las favoritas para esta etapa de su vida, pero también son válidos otros tipos de música cuyas letras sean sencillas y su ritmo no sea estridente. En el caso de la clásica, algunos expertos recomiendan la de Mozart por sus beneficios a nivel intelectual.

Este estudio demostró que tanto los recién nacidos como los que aún se encuentran en la barriga de su mamá, prefieren la música clásica o tradicional frente a el pop o el rock.

Las nanas también son muy recomendables en los momentos previos al sueño del bebé o, simplemente, para relajarlos.

Si no sabes dónde encontrar este tipo de música, debes saber que en puedes acceder a muchísimas nanas y recopilaciones musicales relajantes para bebés.

No obstante, al margen de las recomendaciones generales, lo mejor es que tengas en cuenta las preferencias de tu bebé.

Aunque sea muy pequeño y sus gustos se vayan acentuando al crecer, lo cierto es que desde el principio podrás notar qué melodías le gustan más y cuáles menos. Esta será tu mejor guía para determinar qué música ponerle.

A medida que pasen los meses, sus preferencias se definirán más y lo expresará mediante movimientos y sonrisas. En caso de que llore, lo mejor es cambiar de canción, con toda la música que hay no es necesario forzar la situación.

Por supuesto, independientemente del tipo de melodía, es fundamental que esta se ponga a volúmenes adecuados, tirando a bajos. Escucharla a un nivel muy alto podría dañar sus oídos.

Cómo introducir la música en la rutina del bebé

Al principio, puedes ponerla de fondo a un volumen suave en algunos de los momentos en los que tu bebé esté despierto y también en la fase de adormecimiento, pues esta le ayudará a relajarse.

Más adelante, cuando empiece a jugar, podrás incluir la música en esos momentos y aumentar así los estímulos externos de tu bebé. Lo ideal es que la escucha sea compartida y ambos ambos disfrutéis de este momento.

Se trata de formentar su participación haciendo movimientos, dando palmadas, cantando…

Aunque cuentes con un repertorio variado de música, debes saber que la repetición de las canciones que más le gusten también es muy recomendable, pues favorecerá la memoria del niño. A medida que vaya creciendo, será él mismo el que solicite más variedad.

La música también está cargada de beneficios para los niños más mayores

La Sociedad Norteamericana de Radiología (RSNA), concluyó en este estudio, realizado en 2016, que la escucha de música durante la infancia puede contribuir a un mejor desarrollo del cerebro, a la creación de nuevas redes neuronales y al estímulo de las existentes.

Además, al margen de los beneficios, los niños disfrutan mucho al escuchar música, cantar y bailar. Por lo tanto, es muy recomendable introducir la música en la vida de los niños e, incluso, apuntarles a clases de música si así lo desean.

A continuación te dejamos un vídeo en el que hemos recopilado las canciones infantiles del momento.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Video por Carla Dominguez

Por último, queremos transportarte a tu infancia con algunas de las canciones tradicionales que todos conocemos y que puedes poner o cantar a tus hijos para que también formen de su repertorio musical. Echa un vistazo, ¡seguro que te traen muchísimos recuerdos!

Источник: https://www.enfemenino.com/bebes/musica-para-bebes-s4003473.html

¿Qué efecto tiene la música en el cerebro?

Las redes cognitivas del cerebro mejoran gracias a la música en bebés prematuros

La música forma parte de nuestra historia prácticamente desde que contamos con datos de la misma. Por otro lado, desde que nacemos está presente en nuestro entorno. De hecho, los expertos la consideran tan relevante que a lo largo de la historia han querido encontrar los distintos efectos que provoca la música en el cerebro.

A modo de resumen, podemos decir que la música en el cerebro se procesa mediante redes neuronales que implican áreas de procesamiento auditivo y motor. Por otro lado, su percepción y ejecución involucran a diversas funciones cognitivas.

Además, los cambios que producen la música en el cerebro suponen un medio más para la rehabilitación de muchas personas mediante la musicoterapia, la cual es capaz de mejorar nuestra salud gracias a diversos factores: atención, emoción, cognición, conducta, comunicación y percepción.

“Quien quiera entender la naturaleza humana, la interacción entre cerebro y cultura, entre evolución, mente y sociedad, tiene que examinar con atención el papel que ha desempeñado la música en la vida del ser humano, la forma en que la música y la humanidad han evolucionado juntas, moldeándose la una a la otra”.

-Daniel Levitin-

La música en el cerebro, ¿para qué sirve?

La mayoría de los investigadores que buscan el origen de las habilidades musicales se basan en dos hechos observados y una suposición. Los hechos observados son que todas las sociedades humanas conocidas hasta hoy tienen música y que las habilidades musicales se manifiestan desde las primeras etapas del desarrollo de los niños.

Un bebé de dos meses ya discrimina entre sonidos considerados agradables y sonidos que para la mayoría son desagradables. Además, puede recordar melodías escuchadas días antes. De aquí se podría concluir que la música es innata: los seres humanos nacemos dotados para apreciarla sin que nadie nos enseñe.

La suposición que se plantea: si la evolución nos ha dotado de cerebros musicales, debe ser porque la música confirió a nuestros antepasados alguna ventaja en su entorno.

Siguiendo con esto, Darwin pensaba que la música en los humanos surgió como herramienta para el cortejo, igual que la cola del pavo real y el canto de muchas especies de aves.

Sin embargo, esta opinión es hoy minoritaria ya que, si la música fuera exclusivamente de origen sexual, ¿por qué cumple tantas otras funciones y aparece en actividades tan diversa?

El psicólogo experimental Steven Pinker de la Universidad de Harvard opina: “la música no es una adaptación, sino una especie de efecto secundario de otras habilidades y necesidades del organismo humano”.

Pinker señala que la música, con sus sonidos repetitivos, ordenados y predecibles, nos “hace cosquillas” en los centros del placer que sirven para indicarnos que hemos encontrado un ambiente ordenado y seguro. La música puede ser innata sin ser adaptativa, como otras tecnologías del placer; por ejemplo, la gastronomía: el organismo sólo exige nutrientes, sin requerir que estos vengan fritos o sazonados.

“Somos criaturas musicales de forma innata desde lo más profundo de nuestra naturaleza”.

-Koelsch-

Para los que queráis saber más sobre este tema, os recomendamos este maravilloso podcast:

¿Qué nos provoca la música en el cerebro?

Según Robert Zatorre, neurocientífico del Instituto Neurológico de Montreal, las actividades musicales como escuchar, tocar, componer, ponen a funcionar casi todas nuestras capacidades cognitivas.

Como hemos comentado al principio, muchos neurocientíficos se interesan por la neurofisiología de la música en el cerebro porque esta puede revelar muchas cosas acerca de su funcionamiento general.

La música puede provocar sensaciones tan contradictorias, como la alegría o la tristeza. Krumhansl, demostró que la música con tiempo rápido y en tonalidad mayor creaba reacciones de felicidad y que, por el contrario, música con tiempo lento y en tonalidad menor generaba tristeza.

Está relacionada con la memoria, las emociones, los estados de ánimo y nuestra capacidad creativa y guarda una estrecha relación con el lenguaje.

Hay estudios en los que se observa que personas con autismo o parálisis cerebral que poseen dificultades en el lenguaje, tienen una gran habilidad para expresarse a través de instrumentos musicales.

Por tanto puede servir de comunicación.

La música en el cerebro activa procesos fisiológicos y químicos involucrados en sistemas de recompensa que no somos conscientes. Esto indica redes neuronales innatas responsables de la reacción musical.

Al igual que la comida, las drogas aditivas o el sexo, la música activa el sistema dopaminérgicoque se encuentra implicado en el placer de escuchar música, aumentando el flujo sanguíneo cerebral en regiones del estriado ventral, en especial en el núcleo accumbens.

Blood propone que es una propiedad emergente en la compleja cognición humana, pues la música no es necesaria para sobrevivir o reproducirse, pero puede ser significante para que mantengamos una buena salud.

Источник: https://lamenteesmaravillosa.com/que-efecto-tiene-la-musica-en-el-cerebro/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: