Los niños fumadores pasivos, con más riesgo de padecer problemas mentales

Las consecuencias de ser un niño fumador pasivo

Los niños fumadores pasivos, con más riesgo de padecer problemas mentales

Durante los últimos años se han propuesto una serie de medidas en contra del tabaco que se han ido imponiendo poco a poco frente a la creciente necesidad de solucionar dicho problema de salud. Concretamente en 2006 entró en vigor en España la ya conocida Ley antitabaco.

Dicha ley establece que está prohibido fumar en espacios públicos, zonas de trabajo (tanto públicas como privadas) y en centros culturales. Asimismo, se fijó que debían haber espacios especialmente habilitados para personas fumadoras.

Parece que todas estas rígidas medidas han sido bien acogidas por los ciudadanos, tanto por los fumadores como por los no fumadores, en favor de su propia salud. Sin embargo, ¿qué sucede cuando los ciudadanos fumadores llegan a casa?

Habitualmente, las personas fumadoras respetan la ley antitabaco con total normalidad. No  obstante, cuando llegan a casa generalmente suelen fumar tanto si tienen hijos como si no. Por ese motivo, nos preguntamos ¿qué consecuencias tiene inhalar el humo del tabaco por parte de los niños?

El humo de tabaco ambiental

El humo que suelen inhalar los niños fumadores pasivos suele llamarse humo de tabaco ambiental (HTA). El HTA es una combinación entre el humo que brota del propio cigarrillo y del humo que exhala el fumador.

En dicho humo se encuentran aproximadamente unos 4.000 productos químicos de los que se sabe que 300 resultan dañinos para la salud.

Esto demuestra que en un espacio cerrado el cigarrillo (y el humo) provoca efectos nocivos tanto a la persona fumadora como a las personas que están a su alrededor.

Se ha comprobado que el HTA produce efectos nocivos para todo el mundo. No obstante, resulta importante resaltar que las poblaciones que están más predispuestas al riesgo son los fetos y los niños en edad de desarrollo.

Consecuencias del HTA en el desarrollo infantil

En relación con el tabaco durante el embarazo, existen algunas investigaciones en curso.

Entre los resultados publicados, se halla que fumar durante el periodo embrionario puede provocar la aparición del labio leporino y de la fisura en el paladar en el feto.

Asimismo, también ha quedado demostrado que la conducta materna de fumar tabaco está asociada con la aparición del síndrome de muerte súbita neonatal.

Entre las consecuencias del tabaco durante el periodo infantil se encuentran:

  • Disminuye la eficacia de los pulmones, lo que provoca la aparición de enfermedades respiratorias crónicas.
  • Provoca un aumento de las infecciones y enfermedades de oído.
  • Provoca mayor riesgo de problemas en riñones y vejiga.
  • Ocasiona problemas de piel.
  • Causa problemática a nivel cardiovascular.
  • Mayor probabilidad de desarrollar cáncer en el futuro.

Además de los problemas físicos que conlleva el hecho de inhalar el humo del tabaco es importante tener en cuenta que también tiene consecuencias a nivel conductual. Por un lado, los niños que inhalan el HTA tienen mayor probabilidad de desarrollar un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Por otro lado,  los niños que conviven con fumadores tienen mayor probabilidad de manifestar conductas de riesgo como por ejemplo, tienen mayor probabilidad de consumir substancias tóxicas en exceso o de manifestar conductas sexuales de riesgo.

Asimismo, los niños inhaladores de tabaco suelen presentar mayor absentismo escolar.

¿Qué puedo hacer al respecto?

  1. Dejar de fumar. Aunque es un tópico y resulta más fácil decirlo que hacerlo es la medida más importante que se debe tener en cuenta. El humo del tabaco solo puede desaparecer si éste desaparece también. Puede consultarse un médico para romper el hábito de fumar ya que existen numerosos inventos al respecto que pueden hacer más llevadero el abandono.
  2. Pedir a los fumadores que vengan de visita que fumen en el exterior y no en el interior de la casa. Aunque pueda parecer una tontería el HTA se queda impregnado en la ropa, en los muebles y en las cortinas de las estancias del hogar provocando su posterior inhalación.
  3. No permitir que ningún fumador fume en su vehículo.
  4. Asegurarse que sus niños no inhalan HTA ni en la escuela ni durante sus actividades extraescolares.
  5. Hablar con los niños sobre el tabaco y su fuerte impacto en la salud física y mental de las personas. Motivarlos a nunca adoptar el hábito de fumar tabaco.

Источник: https://apsis.es/las-consecuencias-de-ser-un-nino-fumador-pasivo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: