Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

Masajes en el embarazo: beneficios y contraindicaciones

Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

Los masajes son una técnica muy beneficiosa, tanto para la salud física como para el bienestar mental, razón por la cual se emplean de forma terapéutica en múltiples situaciones.

En una etapa tan crucial como es el embarazo, es natural querer beneficiarse de las saludables propiedades de un buen masaje.

A continuación, te explicamos los principales beneficios de esta práctica, así como las precauciones a tener en cuenta.

Dolores y molestias durante el embarazo

Un embarazo conlleva toda una serie de cambios físicos en el cuerpo, una preparación necesaria que permite poder alojar al bebé y dar a luz tras nueve meses. Todos estos cambios, incluido el aumento de volumen y de peso, provocan molestias de diferente índole que se aceptan como parte natural del proceso.

Entre los síntomas más típicos podemos enumerar desde la retención de líquidos y la incontinencia urinaria hasta los dolores localizados en diferentes áreas del cuerpo, sin olvidar los incómodos calambres musculares, entre otros.

Con el objetivo de aliviar estos y otros de los síntomas del embarazo, se pueden emplear ayudas fisioterapéuticas como los masajes. Sus propiedades hacen más llevadera la rutina durante el embarazo, haciendo de la gestación una experiencia más placentera para la madre.

Beneficios de los masajes en el embarazo

Los masajes regulares proporcionan muchos beneficios a las mujeres embarazadas, ya que, además de contribuir a la relajación, facilitan el alivio del dolor y estimulan el riego sanguíneo y el sistema inmunológico.

También, son útiles durante el parto, ya que ayudan a la mujer a estar más relajada y, como resultado, a notar menos el dolor de las contracciones. Por ejemplo, el masaje de periné se emplea para favorecer la elasticidad de esta musculatura de cara al proceso de dilatación.

La lista de efectos saludables de los masajes es muy amplia; estos son algunos de los beneficios que te interesa conocer:

  • Preparas tu cuerpo y mente. los masajes ayudan a reducir sensaciones como la inseguridad y el temor ante el embarazo y el parto. Su puesta en práctica no solamente implica una ayuda psicológica, sino que también contribuye a la relajación de los músculos involucrados en el proceso de dar a luz.
  • Reduces el estrés, disminuyendo la posibilidad de un parto prematuro. La relajación te ayudará a dormir y a descansar mejor.
  • Consigues regular el tránsito intestinal. Te ayuda a hacer la digestión y a combatir el estreñimiento, uno de los síntomas más frecuentes durante el embarazo.
  • También logras reducir los edemas y la retención de líquidos, esto último muy típico del periodo de gestación. Gracias al drenaje linfático manual disminuyes la sensación general de pesadez y favoreces la eliminacióm de los líquidos.
  • Alivias los habituales calambres de las piernas.
  • Atenúas los dolores a través de la relación de los músculos de diferentes zonas del cuerpo: cuello y nuca, hombros, lumbares, glúteos, piernas y pies. 
  • Disminuyes el dolor de las articulaciones, especialmente el producido en rodillas y tobillos.
  • Mejoras la elasticidad de la piel y ayudas a prevenir la aparición de estrías.
  • Adquieres una mayor conciencia de tu cuerpo, lo que te ayuda a mejorar la postura corporal y a soportar menos molestias.
  • Y si es tu pareja quien realiza el masaje, también favorece la fortaleza de vuestro vínculo.

Masajes sí, pero con precaución

Como hemos visto, los masajes suponen una ayuda muy beneficiosa en gran cantidad de casos; sin embargo, es importante tener en cuenta las ocasiones donde conviene prescindir de ellos para evitar complicaciones.

De esta manera, si experimentas cualquiera de los siguientes síntomas o circunstancias, te desaconsejamos la práctica de este tipo de tratamientos.

  • Te levantas con malestar, náuseas o vómitos.
  • Sufres pérdidas de sangre vaginales.
  • No notas movimientos fetales durante más de 24 horas.
  • Padeces diarrea y/o sufres un dolor abdominal intenso.
  • Experimentas la inflamación de brazos o piernas sin tener un diagnóstico.
  • Padeces hipertensión o enfermedades autoinmunes.
  • Tanto tu peso como el del futuro bebé son demasiado bajos.
  • Tienes un embarazo múltiple o una placenta previa

Además, también desaconsejamos los masajes en los siguientes casos:

  • Sobre heridas e irritaciones.
  • Si sufres alergias cutáneas.
  • En varices.
  • Sobre quemaduras producidas por el sol.

Si quieres beneficiarte de las ventajas de los mensajes a lo largo de tu embarazo, pero has experimentado algún síntoma anómalo o tienes dudas, te aconsejamos que en primer lugar consultes con tu médico/a.

De esta manera, podrás asegurarte de que no exista ninguna circunstancia de riesgo por la cual evitar tratamientos de fisioterapia como los masajes, pudiendo disfrutar de ellos y sus propiedades con total tranquilidad.

Fuentes:

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/beneficios-y-contraindicaciones-del-masaje-en-el-embarazo

¿Tienes dolor de cabeza? 5 masajes que te ayudarán a aliviarlo

Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

A todos, en mayor o menor medida, nos ha dolido la cabeza alguna vez. Las cefaleas o jaquecas tienen múltiples causas. Estrés, ansiedad, obesidad, insomnio, problemas de espalda, alergias… ¿Quieres saber cómo aliviar el dolor de cabeza? Te proponemos unos masajes efectivos y fáciles de realizar.

Por qué se produce el dolor de cabeza

Como hemos dicho al principio de este artículo, los dolores de cabeza pueden estar causados por varios motivos. El caso es que todas las cefaleas afectan a los nervios, los vasos sanguíneos y los músculos de la cabeza y cuello.

De ahí que sean tan molestos. En el momento en que aparece un dolor de cabeza, se produce una inflamación de los vasos sanguíneos, la cual produce una presión sobre los nervios circundantes.

Inmediatamente, se envía una señal de dolor al cerebro, que es lo que provoca la famosa jaqueca.

Existen personas con una predisposición mayor al dolor de cabeza. Esta tendencia, además, hace que estas personas puedan llegar a padecer migrañas.

¿Qué causas motivan el dolor de cabeza?

  • Estrés y ansiedad.
  • Excesiva exposición a dispositivos electrónicos.
  • Problemas de la vista.
  • Alteraciones del sueño.
  • Mala alimentación.
  • Exposición a ruidos fuertes o constantes.
  • Mala alimentación.
  • Cambios meteorológicos.
  • Factores hormonales (menstruación, menopausia).
  • Tabaco y alcohol.
  • Sedentarismo, etc.

Masajes efectivos para aliviar el dolor de cabeza

Se ha demostrado que los masajes son una buena alternativa para terminar con el molesto dolor de cabeza. Gracias a ellos, se puede reducir la inflamación de los nervios y músculos de la cabeza y cuello, disminuyendo la presión sobre ellos y, en consecuencia, aliviando el dolor causado.

Para empezar, puedes aprender a realizar un automasaje. Localiza la zona de la cabeza donde te duele.

Pasa los dedos por la base del cuello y los hombros, así como por la nuca, la mandíbula y la parte lateral de la cabeza por encima de los oídos.

Una vez localizado el punto del dolor, presiona sin apretar demasiado sobre él hasta que percibas cómo las molestias van disminuyendo poco a poco. Es igual que deshacer un pequeño nudo.

Estos son los pasos a seguir para hacerte un automasaje en la cabeza:

  • Estirar el trapecio: aprovecha el calor de la ducha para apoyar la mano contraria sobre el hombro dolorido, llevando un poco la cabeza hacia adelante y al lado contrario. Mantén esta posición unos minutos bajo el agua para aliviar el dolor de cabeza producido por la sobrecarga en esta zona.
  • Relajar la nuca: tumbado boca arriba, entrecruza los dedos detrás de la cabeza. Relájate, y con los dedos pulgares realiza una pequeña presión sobre esa zona.
  • Palpar el esternocleidomastoideo: este es un músculo clave a la hora de aliviar el dolor de cabeza. Ubicado en la zona anterior y lateral del cuello, interviene en la rotación e inclinación de la cabeza. Localizado este punto, debes presionar suave sujetándolo con los dedos, que formarán una pinza para evitar comprimir demasiado estructuras vasculares de importancia.
  • Masajear las sienes: la zona de las sienes es una parte fundamental para aliviar la tensión craneal. Realiza movimientos circulares con los dedos durante unos 30 segundos. Descansa y vuelve a repetir.
  • Giros de cuello: para terminar, puedes realizar unos suaves giros de cuello que te ayudarán a estirar por completo las cervicales. Finaliza tu automasaje tomando un vaso de agua para estar bien hidratado, y asegurar una buena circulación sanguínea.

Otros masajes para reducir las cefaleas

Si prefieres que sea otra persona quien te realice el masaje, tenéis varias opciones:

  1. Masaje en el cuero cabelludo con pequeños movimientos rotatorios.
  2. Masaje desde la coronilla, y delante de las orejas, con los dedos pulgares ejerciendo presión desde esa zona y hasta la mandíbula.
  3. Masaje sobre la nariz con los dedos índice y corazón a la altura de las aletas nasales.
  4. Masaje sobre los párpados de los ojos con las palmas de la mano y llevando a cabo una ligera presión sobre ellos.

Y recuerda. La vida activa y el ejercicio son fundamentales para evitar esta clase de dolencias. Además, es importante que cuides tu alimentación y descanso para gozar de una buena salud. Síguenos en nuestras redes sociales para más información como esta, y pásate por tu club Eurofitness y descubrirás una nueva cultura del deporte.

Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

– Ayudan a relajar, aliviar y estimular el riesgo sanguíneo y el sistema inmunológico, mejorando el aporte de oxígeno al feto y evitando el desarrollo de infecciones. 

– Preparan a la mujer para el parto gracias a la relajación de los músculos que participan en este proceso.

– Reducen el miedo.

– Ayudan a regular el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.

– Favorecen el descanso y el sueño.

 – Reducen el estrés.

 – Disminuyen el dolor de las articulaciones.

– Previenen las estrías.

– Ayudan a reducir la retención de líquidos y evitar los edemas.

– Alivian los calambres.

Sinusitis y congestión nasal

Este masaje consiste en aplicar pequeñas presiones durante treinta segundos en diferentes puntos del rostro para aliviar el malestar:

1- Presiona los puntos situados hacia la mitad de la frente y sobre las cejas.

2- Pinza con el pulgar y el índice las cejas empezando por la parte interna y parando en cuatro o cinco puntos hasta el punto más extremo.

3- Presiona los lados del puente de la nariz y baja hasta la altura de las aletas nasales.

4- Desliza los dedos desde la base de las aletas de la nariz hacia los puntos situados bajo los pómulos y presiona unos 30 segundos.

5- Masajea suavemente, con la yema de los dedos, haciendo pequeños círculos sobre la frente, las sienes, los músculos de la mandíbula, los pómulos y el mentón.

Dolor de espalda

La espalda es una de las zonas del cuerpo que más acusa las tensiones, los aumentos de peso y los cambios de gravedad que se producen en el embarazo. Este masaje debe dártelo siempre otra persona y, para ello, puedes adoptar diferentes posiciones: sentada en el borde la cama o en una silla o tumbada.

1- Distribuye aceite de masaje sobre la espalda realizando círculos grandes.

2- Con las manos abiertas sobre la espalda, partiendo desde los hombros, arrástralas hasta la zona lumbar y vuelve a subir. Repite varias veces, hasta que se note cómo la musculatura se relaja.

3- Masajea con la mano cada hombro y la musculatura de los trapecios.

4- Haz pequeños círculos con las yemas de los pulgares por toda la musculatura paralela a la columna vertebral.

5- Si la embarazada está sentada, el masajista debe sujetar su cabeza colocando una mano bajo la barbilla. Cuando el cuello esté distendido, hay que masajear con la yema de los dedos la musculatura cervical realizando círculos desde la base del cráneo y bajando por el cuello hasta los hombros. Luego, volver a subir de la misma manera.

6- De vuelta en la espalda, haz un amasamiento desde los hombros hasta los glúteos hasta que desaparezca la tensión.

7- Con la yema de los pulgares, realiza pequeños círculos en la zona sacra.

8- Desde el sacro, vuelve masajeando por la espalda hasta los hombros.

9- Peina la espalda deslizando las yemas de los dedos de arriba abajo, primero una mano y después la otra. Al principio ejerce cierta presión para que transmita calor, y luego ve reduciendo la tensión.

Ciática

Es uno de los dolores más agudos que pueden sentirse en el embarazo, bastante frecuente además. Aparece cuando el bebé presiona el nervio ciático y este se inflama. Causa un dolor muy intenso que baja desde el glúteo por toda la parte posterior de la pierna. Es muy molesto y los masajes pueden aliviar bastante este problema.

1- Tumbada de costado sobre una superficie firme, extiende aceite por toda la pierna haciendo un suave masaje hasta el glúteo afectado.

2- Con las yemas de los pulgares, haz pequeños círculos que abarquen toda la zona del sacro.

3- Realiza movimientos circulares con los pulgares desde el glúteo y baja por la parte posterior del muslo hasta cubrir la zona del dolor.

4- Con los pulgares enfrentados y situados en la parte posterior del muslo, realiza fricciones cruzando ambos dedos a lo largo del recorrido del nervio ciático para reducir la inflamación.

5- Cada vez que la manipulación sea molesta o dolorosa, haz unos suaves pases para aliviar la tensión.

Dolor de cabeza

Es un malestar muy habitual, no solo durante la gestación.

1- Para aliviar el dolor, se recomienda imponer las manos sobre la cabeza durante unos minutos para transmitir calor a la embarazada.

2- Desliza los pulgares rozando la frente y las sienes con suavidad varias veces.

3- Haz pequeños círculos sobre las sienes.

4- Ayuda a relajar la musculatura de la mandíbula haciendo círculos con la yema de los dedos en todo su recorrido.

Subir de peso en el embarazo es una de las mayores preocupaciones que genera la gestación. Si el aumento de peso es el correcto, de unos 12 kilos en total, no debe suponer ningún problema.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/masajes-para-aliviar-distintos-trastornos-del-embarazo-7946

Los mejores tratamientos de bienestar para embarazadas, totalmente seguros para el bebé

Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

Uno de los mitos más extendidos es la creencia de que los tratamientos de belleza y bienestar están prohibidos durante el embarazo. Es cierto que hay que tener ciertas precauciones a la hora de elegirlos, pero algunos incluso pueden ayudar a sobrellevar mucho mejor esta etapa de nuestra vida marcada por muchos cambios hormonales y emocionales que afectan a nuestro cuerpo.

Estos son los tratamientos de bienestar especiales para que la embarazada reciba todos los mimos necesarios para sentirse guapa y relajada, pero totalmente seguros para el desarrollo del bebé.

Es imposible predecir exactamente cómo va a afectar el embarazo a tu piel, porque cada mujer es diferente. Pero lo que sí se sabe es que todas las gestantes experimentan una serie de molestias comunes y que es recomendable intentar minimizarlas.

Una de esas alteraciones son los cambios en la estructura de los tejidos y la distensión muscular por el aumento de peso, o el dolor de espalda, la retención de líquidos, la pesadez en las piernas…

Por fortuna, hay tratamientos especiales para mujeres embarazadas, no invasivos que no suponen ninguna alteración para el organismo de la mujer ni para el desarrollo del feto. Pero hay que evitar otros no aptos, así como productos químicos que pueden ser perjudiciales para la mamá y su hijo:

  • Precaución con los aceites para masajes. No todos los aceites no son recomendables para las embarazadas. Hay que optar por aquellos elaborados con rosa mosqueta, almendras dulces, aceite de Jojoba, de avellana o de germen de trigo.
  • Evitar el uso de cosméticos que lleven sustancias como el retinol, ácido retinoico, glicólico y salicílico.
  • Hay que desechar también en esta época los productos con formaldehído (en esmaltes de uñas y productos para alisar el pelo) y el amoniaco, presente en la mayoría de los tintes de pelo.
  • Evitar los esmaltes de uñas con metilbenceno, ftalatos, toluol o antisal, que contienen la mayor parte de los esmaltes.
  • No son aconsejables las técnicas dermoabrasivas (dermoabrasión facial con punta de diamante o 'sky diamond') porque puede generar inflamación, con el consiguiente riesgo de pigmentación postinflamatorias, muy difícil de corregir.
  • Nada de tratamientos como Botox, radiofreciencia, mesoterapia, esclerosis de varices, rellenos de arrugas y labios o peelings químicos que se realizan mediante la inyección o inoculación a distintos niveles dérmicos e incluso intravenosos de químicos, porque podrían resultar perjudiciales en el embarazo. Mejor peeling de hidratación con sustancias de origen natural.
  • A partir del segundo trimestre suele salir melasma, la mancha en la piel más habitual en las embarazadas. Para tratarla con peelings u otras técnicas hay que esperar a que finalice el embarazo. Por eso, el mejor tratamiento es la prevención con fotoprotección diaria SPF 50, en cualquier estación de año.
  • La depilación láser se desaconseja durante el periodo de gestación y la lactancia, porque no se sabe a ciencia cierta cuáles son sus efectos sobre el feto o la madre. Además, incluso podría resultar poco efectivo, porque durante el embarazo los cambios hormonales pueden provocar un crecimiento excesivo de vello, que desaparece tras el parto.

Pero más importante es, aún si cabe, evitar someterse a cualquier cuidado que pueda afectar negativamente al bebé. Por eso, es primordial la valoración del especialista antes de comenzar.

Limpieza facial con hidratación

Alrededor del segundo trimestre de gestación, se produce un cambio en la piel de las mujeres embarazadas.Algunas de ellas experimentan una mayor sequedad. En cambio, otras tienen un efecto contrario: más grasa.

Por eso, para combatir ese volcán de hormonas que estalla en forma de acné, dermatitis o con una piel muy seca es importante ofrecer a la piel un buen tratamiento.

Una limpieza facial con hidratación es ideal para que su piel consiga la oxigenación y luminosidad que necesita.

Sin olvidar, por supuesto, incrementar la ingestión de líquidos para ayudar a que la piel esté hidratada de manera natural.

Al igual que el resto de tratamientos la limpieza facial tiene que ser específica para mujeres en estado de gestación, utilizando productos 100% naturales u orgánicos.

  • Más información en Felicidad Carrera

Masaje prenatal

Al igual que un masaje normal, el prenatal tiene como objetivo la relajación de mente y cuerpo, el alivio de dolores y el hacer sentir mejor a la futura mamá.

La única diferencia entre un masaje regular y uno prenatal es que este último está diseñado para mujeres embarazadas. Es decir, este tipo de masajes tiene en cuenta las peculiaridades y los cambios que se producen en la gestante, adaptando la técnica a los mismos.

Así, el masajista prenatal conocerá y tendrá en cuenta que, durante el embarazo, el centro de gravedad se desplaza, provocando que cuello, espalda y hombros se vean sometidos a mayor tensión. Lo mismo ocurre en la parte baja de la espalda que, durante estos meses, se sobrecarga debido al aumento de peso.

El principal objetivo de este masaje es que esos músculos se relajen y la circulación fluya mejor. Se recomienda a partir del tercer mes de embarazo e influye directamente y de forma positiva en el desarrollo del pequeño, creando un ambiente en la zona del útero más sano.

  • Más información en Centro María Durán

Presoterapia corporal

Uno de los principales problemas de las embarazadas es la retención de líquidos. Esto, unido al aumento de peso, provoca hinchazón en pies y piernas que junto a una mala circulación tiene como resultado dolores y constante sensación de cansancio.

Según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), el 95% de las mujeres sufre trastornos circulatorios en algún momento de su embarazo.

La presoterapia es una técnica indolora y no invasiva que puede ayudar a la mujer durante el embarazo a disminuir la pesadez en las piernas o mejorar la circulación, entre otros beneficios, gracias a su sistema de botas neumáticas.

Éstas producen un masaje mediante presión controlada en diferentes partes del cuerpo que mueve el flujo venoso y linfático.

También es efectiva en la prevención de varices y el riesgo de posibles trombosis venosas al final del embarazo y durante el parto, así como para mejorar el aspecto de la piel.

Eso sí, este tratamiento no está recomendado hasta el segundo trimestre de embarazo.

  • Más información en Clínica Demela

Masaje drenante linfático manual

Otra alteración frecuente es la celulitis. Para evitarla es aconsejable descansar y realizar actividad física suave, como caminar, yoga, bicicleta suave y masajes de drenaje linfático.

Este masaje drenante es uno de los tratamientos más recomendados para mujeres embarazadas que retienen líquidos y sienten pesadez e hinchazón en las piernas. Con el reducirán el volumen de sus piernas porque el líquido que se queda estancado en ellas lo movilizará hasta la zona del torrente sanguíneo para su drenaje y eliminarán las toxinas de su cuerpo por la orina.

Se realiza con una técnica manual muy suave que resulta muy relajante. Este tratamiento trabaja directamente sobre el sistema linfático superior, liberando los líquidos estancados hacia el torrente sanguíneo. De esta manera, se elimina la hinchazón y también toxinas, mejorando el aspecto de la piel y reforzando a la vez el sistema inmunológico.

  • Más información en Centro bienestar

Reflexología

Más que un tratamiento estético en sí es una terapia manual que consiste en aplicar presión sobre puntos reflejos del pie, con el objetivo de restablecer el equilibrio natural del cuerpo, estimulándolo para que se cure a sí mismo.

Es un método eficaz para devolver la salud y ayudar en numerosas molestias durante el embarazo: trastornos digestivos (vómitos, náuseas, diarreas, estreñimiento), dolor crónico de espalda, infección urinaria, ciática, tensión nerviosa o apatía, resfriados y otros síntomas que requieran medicamentos que no pueden tomarse durante el embarazo.

  • Más información en Somriure

Sleeping Beauty Especial Embarazada

Este tratamiento manual de la Clínica Carmen Navarro alivia tensiones durante el embarazo y activa los ganglios linfáticos con el fin de mejorar el estado de la embarazada y prevenir la retención de líquidos. La idea es crear el ambiente de relajación apropiado con iluminación tenue y música específica.

Se estimula de esta manera el contacto con el bebé y se consigue aliviar la tensión acumulada en la espalda. Además, se realiza un masaje en piernas y tobillos para activar los ganglios linfáticos que durante el embarazo funcionan peor y provocan retención de líquidos. La parte final se dedica a tratar las estrías y prevenir la aparición de otras nuevas en abdomen, pecho y caderas.

En definitiva, en una sesión semanal de 70 minutos se logra: estimular el cólageno y la elastina y la circulación sanguínea, acelerar el proceso de renovación de la epidermis, reducir el aspecto de las estrías rojas y prevenir la formación de otras nuevas, tonificar, reafirmar, calmar y descongestionar.

Masaje de espalda

La espalda es una de las zonas que más sufren durante el embarazo. Cuando la tripa empieza a aumentar, para compensar ese volumen la columna vertebral se curva, lo que puede causar lumbago y ciática.

Por eso el masaje de espalda es una herramienta fundamental para aliviar esos dolores. Ayuda a relajar la tensión en la zona y a la vez, mejora el movimiento.

P

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/mejores-tratamientos-bienestar-para-embarazadas-totalmente-seguros-para-bebe

Masaje para embarazadas

Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

El masaje para embarazadas es una de los mejores tratamientos de fisioterapia en el embarazo que existen actualmente para aliviar las múltiples dolencias que pueden aparecer durante la gestación.

Se trata de un período en el que la mujer se enfrenta a importantes cambios, tanto físicos como anímicos. El fisioterapeuta será el encargado de aliviar las molestias físicas y proporcionar bienestar mental, al inducir un estado de relajación y tranquilidad.

En este artículo te explicaremos uno de los tratamientos para embarazadas que te puede ayudar a mejorar tu transición durante el embarazo.

Durante el embarazo, el cuerpo experimenta cambios muy diversos en su cuerpo. Estos cambios conllevan una reorganización estructural del organismo que produce, en la mayoría de los casos, la aparición de molestias, tales como dolores lumbares, cervicales e intercostales, ciática, piernas cansadas o hinchadas, etc.

Su objetivo principal será proporcionar alivio y relax a la mamá. Esto le va a permitir disfrutar de una de las etapas más bonitas en la vida de una mujer.

El masaje para embarazadas es una técnica de fisioterapia que cuenta con una amplia evidencia. Su aplicación no se limita sólo al periodo de la gestación, si no que también se recomienda tratarse después del parto.

Durante el embarazo, es muy conveniente tratar las dolencias según van apareciendo. Esto nos va a ayudar a afrontar los últimos meses de gestación en las mejores condiciones físicas posibles. Además, se explicarán técnicas de automasaje, que ayudan a preparar la zona del suelo pélvico para el parto.

Después del parto, la fisioterapia postparto y el masaje ayudará a la mamá a recuperar más rápidamente su estado físico previo. Además, se aliviarán las molestias derivadas del cuidado del bebé, y se darán consejos posturales. De esta manera, podrá disfrutar mucho más del periodo del post-parto.

Masajes para embarazadas: ¿Cómo se realizan?

La posición de estos masajes se adapta a la fase de la gestación en la que se encuentre la mamá. La postura ideal y más cómoda para ellas es de lado. También se puede realizar boca arriba o sentadas con los brazos y la cabeza apoyados.

La intensidad del masaje va a depender de la finalidad del mismo, ya que hay diversas opciones de tratamiento.

Masajes para embarazadas en Madrid

Los masajes para embarazadas en Madrid son uno de nuestros servicios más demandados y a continuación te describiremos brevemente qué tipos realizamos.

A continuación enumeramos varios de los tratamientos para embarazadas que realizamos en nuestra clínica en Carabanchel, Madrid:

  • Masaje descontracturante: destinado a tratar las dolencias físicas de este periodo, tales como contracturas musculares, dolores de espalda o ciática. Ayuda a reducir la tensión muscular, derivada de las malas posturas, la sobrecarga o el estrés.
  • Masaje relajante: su finalidad es conseguir un estado de bienestar físico y mental. Esto es especialmente importante de cara a preparar al cuerpo para el momento del parto.
  • Drenaje linfático para embarazadas: promueve el retorno venoso y activa la circulación. Es muy útil en mujeres con problemas de piernas cansadas o hinchadas.
  • Tratamientos articulares: se realizan en articulaciones que presentan alguna dolencia, como la columna vertebral. Permiten liberar el espacio articular, reduciendo el dolor y aumentando la amplitud de movimiento.
  • Tratamiento de suelo pélvico: su objetivo es preparar la zona del suelo pélvico para el parto. Se realizarán técnicas manuales y ejercicios de fortalecimiento. De esta manera, se conseguirá un mayor control muscular en el parto y será más sencillo realizar el empuje.  Además, las fibras musculares estarán más relajadas y se dilatará con más facilidad.

Lo más importante es adaptar el tratamiento a cada mujer, para poder darle una atención personalizada. Solo así se obtendrán los máximos beneficios.

Resumen

Los masajes para embarazadas son la técnica ideal para aliviar los dolores que aparecen durante la gestación: dolor de espalda, cervical o lumbar, piernas cansadas, ciática, etc.

Dependiendo del motivo de consulta de cada paciente, se elegirá un tipo u otro de masaje, para obtener los mayores beneficios (masaje descontracturante, relajante, circulatorio, articular…).

De esta manera, se asegura el alivio de las molestias que presenta la mamá, sin poner en riesgo la salud su bebé.

Источник: https://www.efisio.es/masaje-para-embarazadas/

4 masajes para embarazadas con los que mimarte

Masajes para aliviar distintos trastornos del embarazo

Tras el primer trimestre de gestación los masajes para embarazadas son muy recomendables. ¿Quieres saber por qué? Además de mimarte como te mereces, te ayudarán a  relajarte y a aliviar algunas de las molestias habituales durante el embarazo.

Como sabes, durante esta etapa tu cuerpo experimenta gran cantidad de cambios, que pueden ocasionar dolor lumbar, molestias pélvicas e inflamación del nervio ciático, entre otras dolencias un tanto incómodas y estresantes.

Es posible que éstas no desaparezcan hasta que finalice el embarazo y desaparezcan los síntomas que las provocaron, como pueden ser el aumento de peso, el estrés, los problemas circulatorios y la retención de líquidos.

Pero, como no todo va a ser malas nuevas, en este artículo te proponemos una serie de masajes para embarazadas efectivos para mitigar posibles molestias y sentirte mejor. Elige tu masaje y disfruta, ¡te lo mereces!

Masajes para embarazadas

Existen diferentes tipos de masajes para embarazadas entre los que podrás elegir los que mejor se adapten a tus necesidades de relajación y terapéuticas. Entre los más comunes se encuentran estos cuatro:

1. Masaje terapéutico: espalda sana y sin contracturas

Las dolencias típicas de espalda de las que te hemos hablado se aliviarán gracias a este tipo de masajes para embarazadas.

¿Sufres contractura muscular o ciática? Apuesta por el masaje terapéutico en la espalda.

La inflamación del nervio ciático puede producir no sólo un dolor intenso en la zona lumbar, sino que es capaz de extenderse a la pierna. El masaje terapéutico en las zonas que se vean afectadas ayudará a reducir la tensión muscular y a disminuir el dolor.

2. Masaje circulatorio: piernas, tobillos y pies lo agradecerán

Durante el embarazo la retención de líquidos y la consecuente hinchazón de pies y piernas, son algo habitual. Por ello, este masaje para embarazadas, cuyo objetivo es activar tu circulación, puede venirte genial.

A partir del cuarto mes de gestación puedes prevenir  la retención de líquidos gracias a los masajes circulatorios.

El especialista en masajes para embarazadas incidirá en las extremidades, las inferiores en especial, ya que es donde existe mayor riesgo de pesadez e hinchazón por las alteraciones circulatorias provocadas durante el embarazo.

3. Masaje perineal: preparándote para el parto

Entre todos los masajes para embarazadas, éste es ideal para practicarlo en casa, estando sola o con tu pareja.

El masaje perineal ayuda a evitar cirugías en el parto como la episiotomía. Durante el tercer trimestre de embarazo, especialistas en fisioterapia obstetricia recomiendan estiramientos y masajes en la zona perineal. Sobre todo es importante realizarlos 5 minutos al día durante las 6 semanas previas al parto.

¿Quieres probarlo? Antes de hacerlo en tu casa, te recomendamos que aprendas con tu matrona o especialista de preparación al parto a hacerlo de manera correcta.

4. Masaje relajante: mens sana in corpore sano

Durante la gestación muchas mujeres sienten cierta ansiedad o estrés, que gracias a estos masajes para embarazadas relajantes, disminuirán las molestias e incluso podrán desparecer.

Estos masajes practicados en un ambiente acogedor y agradable, ayudan a relajar cuerpo y mente de la futura mamá.

Puedes recibir un masaje integral de cuerpo entero o decantarte por zonas específicas como la cabeza o los pies.

Los masajes para embarazadas de pies reducen la tensión y el cansancio en esta zona y también ayudan a prevenir la hinchazón de tobillos.

Un masaje global de todo el cuerpo te dejará como nueva. Imagínate recorrer con manos expertas espalda, sacro, lumbares, dorsales y cervicales para hacer frente a contracturas; posteriormente recibir un masaje que active tu circulación y relaje espalda, brazos, piernas y todo tu cuerpo, eliminando cualquier indicio de tensión.

En algunos centros especializadas también encontrarás masajes para embarazadas a base de tratamientos antiestrías y anticelulíticos.

¿Con cuál de estos masajes para embarazadas te quedas? Si bien es cierto que cada una es un mundo, seguro que pronto notarás sus beneficios.

Beneficios de masajes para embarazadas y consejos para sentirte mejor

Los masajes para embarazadas alivian tensiones, dolores de cabeza, insomnio, molestias en la espalda y las articulaciones, regulan el sistema nervioso e incluso te ayudan a hacer la digestión.

Como hemos comentado tienen un efecto relajante y te ayudarán a aliviar la tensión acumulada durante el embarazo.

Los masajes para embarazadas son ideales para mimarte y dotarte de nuevas energías para afrontar el resto de la gestación. Gracias a los masajes para embarazadas y a reducir con ellos posibles ansiedades prenatales, podrás relajarte y experimentar un parto lo más positivo posible.

Además, cabe destacar el efecto terapéutico para aliviar muchas de las dolencias que hemos mencionado.

Los aceites y cremas que se usan en algunos masajes para embarazadas ayudan a hidratar tu piel, que es posible que notes más seca durante el embarazo.

Por si fuera poco, este tiempo de tranquilidad para ti misma te hará sentir mejor psicológica y emocionalmente.

¿Ya estás deseando disfrutar de tus masajes para embarazadas? Te damos unos consejos de última hora y listo:

  • Antes de recibir los masajes para embarazadas, consulta con tu ginecólogo la conveniencia de los mismos. Nadie mejor que él podrá valorar si existe algún tipo de riesgo en función de tus circunstancias personales e indicarte qué tipo de masajes para embarazas se adapta mejor a tus necesidades.
  • Acude a tu cita con tu masajista lo más tranquila y relajada posible. Recurrir a un especialista acreditado te hará sentir más segura y además, podrás aprovechar para asesorarte sobre hábitos saludables y correcciones posturales para realizar desde tu casa.
  • Puedes empezar por ejemplo, por recibir un masaje prenatal semanal durante el segundo trimestre y si es necesario, en el último aumentar su periodicidad.
  • Es recomendable no haber comido durante la hora previa a los masajes para embarazadas. Te aconsejamos no tomar muchos líquidos antes de tu masaje e ir al baño justo antes de empezar para no tener que interrumpir el masaje.
  • Para recibir el masaje has de colocarte en posición recostada lateral o sentada, y si lo necesitas, usa almohadones para piernas o tripa de manera que estés totalmente cómoda.

Lo más importante para sentirte mejor en esta etapa tan especial de tu vida es estar tranquila y no tener grandes preocupaciones, es esencial saber que todo está yendo bien.

El test prenatal NACE, por ejemplo, te permitirá saber si el bebé crece con anomalías cromosómicas, no es doloroso, no es invasivo para el bebé y madre.

Se realiza con una simple muestra de sangre que se obtiene del brazo de la madre.

Descubre más consejos para mimarte durante la gestación y aprende todo lo que necesitas saber en esta etapa de tu vida.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/masajes-para-embarazadas/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: