Meses del Bebé. El bebé con 9 meses, Bebé 9 meses

Qué pasará en la visita médica de control de los 9 meses

Meses del Bebé. El bebé con 9 meses, Bebé 9 meses

Durante la visita de los 9 meses, tu pediatra se centrará en la alimentación, los hábitos de sueño y el desarrollo de tu hijo. También es el momento de ponerte al día con cualquier vacuna que el pequeño no haya recibido.

¿Qué ha cambiado en mi hijo?

Un niño de 9 meses está siempre en movimiento: explora, investiga y experimenta. Para él, esconder cosas y jugar al escondite es una fuente inagotable de diversión, ¡porque ya puede imaginar cosas que no tiene enfrente!

Como supondrás, esta curiosidad y su habilidad para pensar hacen que el juego sea más divertido y desafiante, no te equivocas al pensar que esta visita será más bulliciosa que las anteriores… Seguramente mirará al médico y gritará del susto. Pero estate tranquila, él espera que el niño tenga esa reacción. Cuánto más tiempo le des para que observe lo que hay a su alrededor (desde la seguridad de tu regazo), menos probabilidades hay de que se enfade o se asuste.

La visita de los 9 meses

Durante la visita de los 9 meses, tu pediatra se centrará en la alimentación, los hábitos de sueño y el desarrollo de tu hijo. También es el momento de ponerte al día con cualquier vacuna que el pequeño no haya recibido.

La personalidad de tu bebé aflorará claramente: quizá puedas convencerle para que sonría y juegue, en lugar de que ese aferrare a vosotros durante toda la visita.

Es probable que en esta visita, el pediatra:

  • Pese y mida a tu bebé. ¡Consulta nuestra gráfica de crecimiento!
  • Te explique algunos aspectos del desarrollo, carácter y comportamiento del niño.
  • Te ayude a elaborar un plan para enseñarle a dormir bien toda la noche, en caso de que aún no lo esté haciendo. Es probable que a esta edad comience a despertarse nuevamente durante la noche.

Datos que tu pediatra querrá saber:

  • ¿Has llevado a tu bebé a otro pediatra desde la última visita? Si es así, ¿cuál fue el motivo de la consulta? ¿Cuál fue el resultado de esa visita? ¿Te recetaron otros medicamentos o tratamientos?
  • ¿Puede sentarse relativamente bien sin apoyo? ¿Puede girar y darse la vuelta mientras está sentado? ¿Puede sentarse fácilmente?
  • ¿Gatea o está comenzando a gatear? Durante esta etapa, arrastrarse, lanzarse y avanzar con pasos vacilantes son formas aceptables de movimiento.
  • ¿Puede darse impulso para ponerse de pie?
  • ¿Puede utilizar sus dedos índice y pulgar como tenazas para coger objetos pequeños? ¿Puede comer con los dedos?
  • ¿Apunta hacia las cosas con su dedo índice?
  • ¿Se inquieta al estar entre personas desconocidas?
  • ¿Ya dice «Mamá» o «Papá»?
  • ¿Qué juegos conoce (el escondite, canciones y rimas, saludar con la mano, etc.)? ¿Cuáles son sus juguetes preferidos y cómo juega con ellos? ¿Los sacude, les da golpes, los deja caer o los lanza?
  • ¿Ya le ha salido su primer diente? Es posible que, a esta edad, los bebés ya tengan incisivos superiores e inferiores.
  • ¿Responde cuando le llamáis por su nombre?
  • ¿Reconoce algunas palabras?

¡Tú habla de todo y no te cortes!

A continuación mencionamos otros temas que tú y tu pediatra podéis analizar durante esta visita:

  • Nutrición. ¿Qué come? Describe un menú diario normal de tu pequeño. ¿Come con los dedos? ¿Puede beber de una taza? Indica qué leche está tomando, la cual, para esta edad, debería ser leche materna o fórmula.
  • Suplementos vitamínicos, de hierro o ambos. Antes de darle vitaminas, habla de ello con tu pediatra. Si eres vegetariana, tómate más tiempo para hablar sobre de la dieta. Las vitaminas B, el hierro y otros minerales serán especialmente importantes para el bebé, sobre todo en el caso de que no esté comiendo carne. ¡Comenta cualquier tema relacionado con la dieta de tu familia!
  • Exámenes complementarios. Si le realizaron un examen de audición o visión por alguna razón en especial, debes recordárselo a tu pediatra. Éste puede ser un buen momento para realizar otras pruebas complementarias. Si el niño ha sufrido varias infecciones en los oídos, pregúntale si es necesario hacerle ahora a un examen de audición.
  • Enfermedades contagiosas. Si alguien de tu familia o en estrecho contacto con el bebé padece una enfermedad infecciosa grave, como tuberculosis, hepatitis o meningitis, debes comentarlo con el pediatra, por si fuera necesario examinar al pequeño.
  • Enfermedades, medicamentos o emergencias recientes. Informa al médico si el bebé está tomando algún medicamento o si habéis ido a urgencias por alguna razón desde tu última visita. Lleva los informes y medicamentos.
  • Disciplina. Lo mejor es empezar ahora, antes de que desarrolle juicios propios. Habla con el médico sobre cómo puedes ir estableciendo límites.
  • Seguridad. Éste es el momento de analizar cómo de seguro es tu hogar. Conversa sobre las medidas que has tomado para convertir tu casa en un hogar “a prueba de niños” y averigua a qué lugar debes dirigirte en caso de urgencia o si el niño ingiere algo por accidente.
  • Problemas del sueño. Los problemas del sueño son comunes a esta edad. Durante tres días, observa los patrones de sueño del bebé y llévalos apuntados a la visita, a ver qué te sugiere el pediatra.
  • Problemas familiares. Si tu familia ha experimentado un cambio fuerte, como la pérdida o cambio de trabajo, la muerte de un ser querido o cualquier asunto que pudiera causarle tensión al niño, házselo saber al pediatra. Esto le afectará y querrás saber la forma correcta de ayudarle a superarlo.
  • Ansiedad. Si te preocupa demasiado que tu bebé juegue en el suelo o en un parque para niños, díselo a tu pediatra.
  • Cambios o problemas en el cuidado infantil. Si has cambiado de guardería, o el cuidador del niño no es el mismo o cambiará pronto, díselo al médico. Puede sugerirte algunas pautas para que el cambio resulte menos estresante para tu hijo.

Definitivamente, tu pediatra debe estar al tanto de si:

  • No emite sonidos o sus sonidos han disminuido.
  • No responde ante palabras conocidas, especialmente si la palabra en cuestión es el propio nombre del niño.
  • Se atraganta o tiene problemas al comer alimentos sólidos o al beber de una taza.
  • Pierde el equilibrio al mover sus brazos o piernas o utiliza un lado de su cuerpo más que el otro.
  • No se desplaza de ninguna forma.
  • No vuelve la cabeza hacia los lugares de donde provienen los sonidos.
  • No demuestra la relación especial que tiene contigo u otros miembros de la familia ni atención o cautela ante desconocidos.
  • No soporta su propio peso cuando lo sostienen de pie.
  • Al ponerlo boca abajo, no es capaz de levantarse con las manos.

* Artículo realizado por la Dra. Suzanne Dixon.

¿Te ha gustado este artículo? Dale me gusta o déjanos un comentario, esperamos haber podido ayudarte y darte unas pautas fieles de lo que puedes esperar en esta próxima visita. Si quieres saber más, ¡continúa navegando por Dodot! Y si se te han acabado los pañales, ¿a qué esperas para suscribirte a Amazon?

Источник: https://www.dodot.es/bebe/crecimiento-y-desarrollo/articulo/visita-medica-de-control-de-los-9-meses

Cómo es mi bebé con nueve meses

Meses del Bebé. El bebé con 9 meses, Bebé 9 meses

¡Enhorabuena! Tu bebé ha llegado al tercer trimestre.

Es cariñoso, divertido y no para de moverse. Nos vamos acercando rápidamente al añito. Gatea, se sienta, intentará levantarse, su comprensión aumenta y ya va mostrándote su personalidad.

CÓMO ES EL BEBÉ DE NUEVE MESES

Su personalidad ya empieza a dibujarse y físicamente está a punto de ser autónomo y comenzar a moverse solo.

Lleva balbuceando varios meses y podemos anunciarte que de repente, probablemente durante este mes, un día cualquiera pronunciará su primera palabra.

“MAMÁ” o quizá cualquier otra. Puede que no sea mamá. No te preocupes. No pasa  nada desde el punto de vista afectivo pero será un grandísimo paso hacia el desarrollo completo del lenguaje.

Otro gran hito de este mes es que en lugar de utilizar el llanto será capaz de utilizar la voz para llamar la atención.

Además, ha aumentado su repertorio comunicativo: señala el juguete u objeto que desea, da palmitas con las manos, entiende no y adiós e incluso dice adiós con la mano. ¡Está para comérselo!

Y hablando de comer, ¿cómo va la dentición?

Entre los 8 y 10 meses comienzan a salir los primeros dientes de leche.

Hay niños a los que les salen antes y a otros después, no te preocupes por eso. Con ellos, además de llegar los mordedores a vuestras vidas, quizá tu hijo haya encontrado en el dedo una nueva función.

Chuparse el dedo es instintivo y totalmente normal ya que alivia sus encías, pero hay que tener cuidado de que no abuse de este nuevo hábito para que no se altere el arco dental.

Continúa aumentando unos 100gr cada semana de media. Durante el décimo mes los bebés pesan una media de 8,400 kg si son niños y 8,200 kg si son niñas.

En cuanto a la talla, puede oscilar entre los 68cm y los 72cm.

   MOVILIDAD

Sus manitas continúan perfeccionando los movimientos de sujeción y es capaz de coger objetos más pequeños.

Boca abajo continua intentado desplazarse reptando con la fuerza de sus bracitos, intentará subir poco a poco la barriga y las nalgas.

Siempre que lo intente, práctica este ejercicio con él y ayúdale para que termine de lograr la posición. Gatear será cuestión de tiempo. Luego, el siguiente paso será mantener el equilibrio en esa postura.

También puedes ayudarle a mantenerse en pie y dar sus primeros pasos. Hará fuerza para ponerse de pie y si tiene muebles a mano intentará permanecer agarrado a ellos.

Su capacidad para estar sentado sigue mejorando. Ahora ya no se cae y es capaz de estar sentado durante más tiempo, sin apoyo y con la cabeza levantada.

Sin embargo, la espalda todavía no está del todo recta y para el bebé sigue siendo un esfuerzo mantenerse en equilibrio. Durante las próximas semanas continuará desarrollando esta posición.

 OÍDO

Sus sentidos van a desarrollarse mucho más: su oído se vuelve más fino y a partir de los 9 meses de edad puede concentrarse en sonidos más suaves como el tic-tac de un reloj o el sonido del teléfono que ahora llamarán su atención.

 VISTA

La vista se agudiza mucho más, ve con más nitidez cosas más pequeñas que antes le pasaban desapercibidas ¡mucho cuidado con botones y monedas!

Sus habilidades lingüísticas están evolucionando rápidamente.

Escucha con mucha atención todo lo que sucede a su alrededor y poco a poco las sílabas que repite como mamamama o bababa se convertirán en un MAMÁ.

También es posible que empiece a entender palabras y frases sencillas.

Anímale a aprender, mirándole a la cara para que pueda fijarse en tus labios, con palabras cortas y frases sencillas.

Léele muchos cuentos con dibujos grandes y remarcando las palabras. Aunque parezca que no te entiende, estarás fomentando su lenguaje.

  HABILIDADES SOCIALES

Socialmente continúa en una etapa en la que se resiste a interactuar con extraños. Es mucho más abierto con otros bebés, aunque no pueda jugar con ellos.

También comienza a ser consciente de que sus acciones afectan a los demás.

Si el mes pasado se centraba en la causa-efecto de tirar/caer ahora también descubrirá poco a poco que cuando él hace algo bien, dice algo, coge algo o gatea, sus padres se ponen contentos.

Por un lado, es un incentivo para él ya que buscará constantemente vuestra aprobación y por otro lado caerá en la cuenta de que también es algo que les afecta a ellos. Sus acciones repercuten en las emociones de sus padres.

Su capacidad de comprensión y de imitación continua avanzando.

Tu bebé observa todo lo que sucede a su alrededor y quiere imitarlo. Así que si hay algo que no quieres que aprenda todavía, es mejor que no lo hagas delante de él como por ejemplo apagar y encender electrodomésticos.

Su desarrollo mental además le permite comprenden las distintas situaciones en una comunicación aunque él no pueda hablar.

Comprende si algo es una orden, si es una exclamación de alegría, si habláis enfadados, una pregunta, una afirmación…

Tu peque además intentará repetir el mismo tono. Le encanta dialogar con vosotros y no es de extrañar que se ría a carcajadas si le seguís la conversación.

  MEMORIA

Su memoria es cada vez más amplia y recuerda cuando lo ha pasado bien. Si jugó a algo y le gustó, cuando vuelva a ver ese juguete o esa situación querrá repetirla.

Esto es un grandísimo avance ya que su madurez emocional viene dada precisamente por su capacidad para demostrar sus preferencias.

No depende solo de mamá, sino que es capaz de participar y de querer imponer su criterio en determinadas acciones.

Источник: http://my.imaginarium.es/desarrollo-bebes/bebe-nueve-meses/

Meses del Bebé. El bebé con 9 meses, Bebé 9 meses

Meses del Bebé. El bebé con 9 meses, Bebé 9 meses

Su mente. El bebé se empieza a acostumbrar a los rituales, organizan su vida y le ofrecen seguridad. Intenta llevar a cabo algún tipo de rutina para que el bebé se acostumbre a ella. Por ejemplo, debería tener algún osito o muñeco que sea “como el bebé” y al que pueda dormir o vestir al igual que haces tú con él.

Su movilidad. Ha descubierto su movilidad. Avanza hacia delante gateando y le encanta cambiar de postura. Es capaz de girar el tronco con bastante seguridad y logra ponerse en pie agarrándose a algo. Para estimularle, extiende tus brazos, llámale y anímale a que gatee hasta ti.

Su habilidad manual. Intenta alcanzar los objetos con su dedo índice y ya domina el coger cosas pequeñas, como una pasa, entre su dedo índice y el pulgar.

Es capaz de construir una torre de tacos.

Para ayudarle a mejorar su habilidad, señálale distintos objetos, coloca juguetes en la bandeja de su trona y anímale a que los tire “por la borda”; puedes atarlos a la trona para que no se caigan.

Sus habilidades sociales. Demuestra su afecto presionando su cara y su cabeza contra la tuya, y se cuelga de ti con fuerza.

Si se lo pides, te dará su juguete, pero se enfadará si se lo quitas. Enséñale a dar abrazos –“vamos a darnos un buen abrazo”- el bebé aprenderá por reciprocidad.

Enséñale a compartir: pídele algo de comida y elógiale por haberla compartido contigo.

Su lenguaje. El bebé empieza a hacer muchos sonidos de consonantes. Habla sin parar con la entonación de una conversación, pero sin que tenga ningún sentido lo que dice. Nómbralo absolutamente todo. Mira al bebé de frente cuando le hables para que pueda leer los movimientos de tus labios.

 

Alimentación del bebé

La introducción del huevo no será antes del año, no obstante, podrá administrarse la yema cocida a partir del 9º mes comenzando con un cuarto o media yema en el puré un día a la semana, y posteriormente dos días semanales.

La yema es rica en grasa, proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos esenciales, vitaminas, y un alto contenido en hierro. La clara contiene una proteína llamada ovoalbúmina, muy alergénica, por lo que es importante no introducir el huevo entero hasta después del año de edad. ¿Quieres ver recetas para tu bebé?

 

Juegos estimulantes para el bebé

Léele todos los días y señala las imágenes. Aprenderá a contemplarlas y a reconocer dibujos de objetos.

Balancéale sobre tus rodillas y haz como si le fueras a dejar caer: le encantará “caerse”.

Juega al escondite, escondiéndote tú o escondiendo algún juguete.

Dale juguetes para el baño: jarras de plástico, tazas, barcos y patos.

Dale un muñeco y un peluche y enséñale a vestirlos y desvestirlos.

Dale juguetes que piten, trompetas y campanas.

Los primeros dientes del bebe

La erupción del primer diente del bebé se produce, generalmente a partir de su sexto mes. Y aunque estos dientes provisionales serán reemplazados por otros definitivos le serán de gran utilidad durante… (bebe 9 meses)

La simple acción de clavar los dientes en o sobre algo, es decir, morder, es lo más habitual que veremos a hacer a los más pequeños. Normalmente, hasta los tres años es frecuente que los bebés muerdan… (desarrollo bebe 9 meses)

Desde pequeños, los niños acostumbran a llevar zapatos que protegen sus pies. ¿Pero a qué edad es adecuado calzarles sin perjudicar su salud? áNgel camp, director del instituto valenciano del pie, ofrece… (bebes de 9 meses)

Si tu bebé tiene los ojos grises va a causarte mucha curiosidad, en especial si tu pareja y tú los tienen marrones, por ello es necesario saber por qué nacio con este color de ojos. (bebe 9 meses y medio)

Aunque hasta los 6 meses los bebés no empiezan a balbucear sus primeros sonidos, lo cierto es que desde que nacen se están comunicando contigo con la sonrisa, los gestos, el llanto… gradualmente, irá desarrollando… (bebe de 9 meses y medio)

Transcurrido el primer año de vida el niño adquiere habilidades relacionadas con el movimiento y el equilibrio: ya se levanta, se atreve a dar sus primeros pasos y gracias a esa movilidad empieza a experimentar… (desarrollo de un bebe de 9 meses)

La actividad acuática tiene múltiples beneficios para el bebé. Entre otras, fomenta sus habilidades, enriquece su psicomotricidad, ayuda a desarrollar su capacidad de reacción, etc. Los ejercicios en el… (bebe de nueve meses)

Ese momento cuando toda la familia se reúne alrededor de la mesa para compartir la comida y sus vivencias del día ayuda a reforzar el vínculo y la conexión entre padres, madres e hijos. Por ello, cuando… (bebes de nueve meses)

Comparados a otros animales, los humanos tardamos bastante en aprender a andar. O eso puede parecer; lo cierto es que empezamos a andar en el mismo punto de maduración, pero por causas evolutivas llegamos… (bebé 9 meses desarrollo)

Para los papás es tan importante la salud de sus hijos como los hitos que alcanzan ya que estos pueden mostrar si existe algún problema de desarrollo o no. Sin embargo, en la mayoría de los casos que nuestro… (bebe nueve meses)

Los bebés poseen desde el momento del nacimiento la habilidad para crear sonidos, aunque todavía no la controlan. Empiezan con el balbuceo, con el tiempo consiguen aprender a modular el tono y, finalmente,…

A partir de los 6 meses se suele empezar a dar agua al bebé (durante la lactancia materna exclusiva no hace falta) y es buena idea que comiences a enseñarle directamente a beber en un vaso en lugar de…

Los dientes de leche y los niños

¿qué son? ¿Cuándo aparecen? ¿Por qué no salen directamente los permanentes? ¿cómo aliviar las molestias que producen en los bebés?

Es habitual sentir frustración, ansiedad, angustia y hasta enfado ante un bebé que llora sin cesar, grita, o no deja que le toquemos. Los bebés no pueden hablar y su manera de decirte me duele aquí, estoy…

La natación es uno de los deportes más completos y beneficiosos que existen para el organismo, tanto a nivel físico como mental, y, además, se puede practicar desde bebés, por lo que es una oportunidad…

Cuando nace el bebé su cuerpo no se encuentra totalmente desarrollado y algunos órganos, como sus ojos, no los pueden usar como lo hace un adulto, por ello es bueno que sepas a qué edad va a poder ver…

Las tablas de crecimiento y desarrollo que muestran la edad a la que un bebé adquiere determinadas habilidades (gatear, andar, sujetar, hablar, etc.) En ocasiones preocupan a los padres primerizos quienes…

¿notas a tu bebé irritado últimamente? Podría deberse a la primera salida de los dientes, uno de los momentos más esperados por los padres porque es una etapa esencial donde el pequeño comienza a aprender…

Reptar es una de las etapas que suelen tener los bebés antes de los primeros pasos. Es algo que suele salir de los bebés para alcanzar objetos que desean pero, ¿a qué edad comienzan a reptar los bebés?…

Durante sus primeros años de vida el bebé es especialmente receptivo a todo tipo de sensaciones. La forma de conocer el mundo que le rodea será a través de los estímulos que reciba y todo ello influirá…

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/meses-del-bebe/bebe-9-meses

Bebé de nueve meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el noveno mes de vida

Meses del Bebé. El bebé con 9 meses, Bebé 9 meses

Continuamos hablando de las distintas etapas del niño y ha llegado el turno al bebé de nueve meses. A medida que el bebé va creciendo se vuelve cada vez más curioso convirtiéndose a los nueves meses en un auténtico explorador.

A esta edad es muy probable que se desplace gateando por toda la casa e incluso algunos bebés ya hacen intentos por ponerse de pie buscando apoyo en una silla, una mesa o un juguete. Y hasta puede que los más adelantados empiecen a dar los primeros pasos a lo largo de este mes, aunque no hay que forzarlos a que lo hagan.

Los padres deben estar especialmente atentos a la seguridad del pequeño en esta etapa. Sus ansias por conocer el mundo que le rodea es muy beneficioso para su desarrollo pero podría ser peligroso sin no se toman las medidas adecuadas. Veamos cuáles son las características generales de los bebés de nueve meses.

La alimentación del bebé de nueve meses

En la dieta de los bebés de nueve meses ya se han introducido la mayoría de las frutas, verduras y hortalizas, así como la carne de pollo, cordero, conejo, pavo y ternera.

A partir de los nueve meses, si no les sienta mal, se pueden introducir las legumbres como las lentejas y el arroz. En lo que respecta a los lácteos, podemos comenzar a ofrecer yogur natural y queso a partir de de esta edad.

Por lo demás, no debemos añadir sal ni azúcar a los alimentos, y siempre que les ofrezcamos un nuevo alimento debemos hacerlo de a uno y en pequeñas cantidades.

Ya pueden coger un trozo de pan, un trozo de fruta o una galleta que pueden chupar hasta deshacerla. Existen unas redecillas antiahogo donde podemos poner trozos de manzana o plátano para que el bebé pueda comerlos sin riesgo de que pase un trozo demasiado grande.

El sueño del bebé de nueve meses

El bebé todavía no tiene un patrón de sueño estandarizado. Lo mismo duerme del tirón toda la noche que se despierta varias veces, lo que sí debemos mantener es una rutina previa antes de acostarlo. Baño, masajes, comida y una canción, por ejemplo, contribuirá a que el bebé se relaje y duerma mejor.

Todavía es habitual y completamente normal que el bebé se despierte por las noches. También es muy normal que al bebé de esta edad le cueste algo más que antes conciliar el sueño. A los nueve meses los niños se vuelven muy curiosos por explorar todo lo que les rodea, así que habrá días en los que parecerá que las pilas no se agotan.

Por eso, una rutina a la hora de acostarse junto con el cariño y la paciencia de papá y mamá, son fundamentales para un buen descanso.

El desarrollo del bebé de nueve meses

Como comentábamos antes, a esta edad el bebé se convierten en un pequeño explorador. Ha adquirido habilidades que le permiten investigar el mundo que le rodea como:

  • Se desplaza por sí mismo, ya sea gateando, arrastrándose o de pie, buscando apoyo en las manos de un adulto o en los muebles.
  • Ya es capaz de pasar objetos de una mano a la otra.
  • Puede sostener la espalda y se sienta sin ayuda. Algunos se ponen de pie con apoyo.
  • Señala cosas con el dedo.
  • Hace palmas.
  • Busca con la mirada un objeto que se ha caído al suelo.
  • Es capaz de encontrar un juguete que se ha escondido debajo de un pañuelo.
  • Juega a ocultarse con las manos o cubriéndose con un trozo de tela. Se tapa los ojos y juega a esconderse.
  • Emite e imita sonidos y grita para llamar la atención. Algunos bebés empiezan a pronunciar ciertas palabras como papá, mamá, agua, etc.
  • Algunos bebés reconocen su nombre.
  • Puede que sea capaz de coger cosas pequeñas haciendo una “pinza” con el pulgar y el índice.

Sociabilidad del bebé de nueve meses

El bebé se vuelve cada vez más sociable, interactuando más activamente con las personas que le rodean. Le encanta jugar con los adultos, imitarlos y reírse con ellos.

A los nueve meses el temperamento del bebé está bastante definido. Ya podemos saber si es un bebé tímido, enérgico o tranquilo, sin embargo las experiencias influirán notablemente en su carácter.

Las capacidades sociales de los bebés están en desarrollo, pero todavía no se acercan a otros niños para jugar. Su referencia social son los adultos, y muy especialmente su madre, con quien existe una relación muy fuerte.

Es por eso que en esta etapa de crecimiento (alrededor de los ocho o nueve meses) se habla de la angustia de separación, pues por un lado el bebé empieza a descubrir el mundo que le rodea, pero por el otro el centro de su mundo, su referente principal sigue siendo su madre y cuando se separa de ella siente angustia.

Seguridad en casa

Es una edad muy especial porque el bebé ya es capaz de desplazarse sólo a gran velocidad, e incluso algunos comienzan a ponerse de pie buscando apoyo. Por eso, además de las precauciones que hemos tomado cuando empezó a gatear, ahora debemos extremar la seguridad en casa.

Tenemos que tener en cuenta que al ponerse de pie llega a alcanzar cosas que están a su altura y que también puede abrir y cerrar puertas y cajones. En sus intentos por ponerse de pie puede tirar cosas que estén en altura o darse un golpe con la esquina de una mesa.

Por todos estos potenciales peligros, es muy importante que pongamos en práctica todas las medidas de seguridad para evitar accidentes:

  • Tapar enchufes.
  • Poner topes en las esquinas.
  • Instalar puertas en las escaleras (si no las teníamos).
  • Alejar y poner adornos valiosos en alto.
  • Dejar fuera de su alcance los artículos de limpieza, pues su colorido puede llamar la atención del bebé.

Los nueve meses del bebé son sin duda una de las etapas en las que podemos encontrar grandes avances en su desarrollo, por lo que es importante continuar estimulándolo al socializar con él, y también, extremar precauciones en casa, pues dentro de nada comenzará a moverse aún más rápido.

Otras etapas del bebé

Fotos | iStock

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/bebe-nueve-meses-todo-alimentacion-sueno-desarrollo-noveno-mes-vida

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: