Mi bebé tiene la lengua blanca

La lengua del bebé: qué nos dice según su aspecto sobre su salud

Mi bebé tiene la lengua blanca

A través de la lengua del bebé podemos saber si su estado es saludable o está enfermo. Pero hay que saber interpretar lo que nos dice la lengua del bebé sobre su estado de salud.

Una lengua sana es blanda, tiene un color rojo pálido y está húmeda.

Los pediatras son capaces de reconocer una enfermedad o trastorno de carácter frecuente gracias a la observación de los signos que presenta la lengua.

Nosotros también podemos, aunque ni mucho menos como el pediatra, advertir algunos de los posibles problemas que presente el bebé siempre que sean trastornos de tipo pasajero.

Si nos damos cuenta de que la lengua del bebé presenta unos surcos más marcados que habitualmente, no hay porque alarmarse, pues no indican ningún trastorno pero hay que tener en cuenta una cosa, restos de la comida que ingiere pueden estancarse entre estos surcos provocando que puedan proliferar algunas bacterias, que entre otras cosas pueden provocar fetidez.

Lengua blanca

En alguna ocasión también podemos comprobar como la lengua tiene una especie de capa blanquecina, este signo suele indicar que la composición química de la saliva ha sido alterada, si el niño toma antibióticos, si respira por la boca normalmente o porque tiene la nariz tapada entre otras posibilidades.

Si notamos que su lengua está pálida, puede ser por falta de hemoglobina. Si además nos damos cuenta que tiene muestras de cansancio es que tiene una posible anemia. Debemos consultar al pediatra, quien a través de unos análisis, determinará cuál es la causa de esta anemia y le dé al niño el tratamiento adecuado para solucionarla.

Manchas blancas: muguet

El muguet es una infección muy común provocada por un hongo llamado “cándida albicans” (por eso, también se la llama candidiasis oral) que se manifiesta en forma de manchas blancas irregulares en el interior de las mejillas, el paladar, la lengua y los labios.

Tiene el aspecto de la leche cortada o el yogur y por eso a veces no nos damos cuenta de qué se trata realmente. Para comprobarlo se puede pasar por la lengua una gasa estéril humedecida en agua hervida; si los puntitos blancos continúan ahí, se trata de muguet, sino las manchas desaparecerán.

Si el bebé presenta estas manchas, debes consultar con el pediatra, quien recetará un medicamento contra los hongos o antifúngico. Con el tratamiento el hongo desaparece en pocos días.

Manchas rojas en la lengua

En la lengua vemos unas manchitas rojas por toda la superficie, incluso se superponen unas manchitas con otras dando la impresión de que sea un mapa geográfico, según los especialistas se trata de un eritema migratorio.

Se le llama migratorio porque estas manchas se van desplazando a lo largo de la lengua.

Los pediatras nos dicen que no existe ningún problema de salud pero puede ser una molestia para el niño, con lo cual un tratamiento adecuado eliminará este problema.

Lengua seca en el recién nacido

La lengua áspera y seca, junto a los labios secos, puede ser motivo de deshidratación en el bebé, especialmente en los meses de verano. Se acompaña de otros signos como fontanelas hundidas, pérdida de peso, somnolencia e irritabilidad y mojar poco los pañales.

En caso de apreciar alguna de estas señales, debemos llevar de inmediato al bebé al hospital.

Ampollas en la lengua

Un niño que atraviesa alguna fase de estrés o está malito, puede presentar unas pequeñas ampollas en la lengua, éstas parecen estar rodeadas de una especie de halo rojizo y cada ampolla está cubierta por una especie de membrana blanca, los especialistas denominan a este tipo de lesiones aftas comunes. Se localizan generalmente en la zona interior de los labios, las mejillas o la lengua.

Aunque no hay que realizar ningún tratamiento y suelen curar solas en unos días, es preferible llevar al niño al pediatra para asegurarnos de que no se trata del aftas provocadas por una infección. Si son dolorosas y le impiden comer, le administrará un tratamiento para curarlas.

Lengua geográfica

Se trata de una patología benigna, crónica y de carácter inflamatorio. Inicialmente, aparece una placa blanquecina que se extiende hacia los bordes de la lengua (y que puede confundirse con muguet), y va evolucionando hacia la formación de anillos o surcos irregulares, que pueden cambiar de forma y tamaño con el paso de los días.

No es algo contagioso y generalmente no suele provocar ningún problema, aunque con la ingesta de alimentos picantes o ácidos el niño puede notar cierto escozor.

No se conoce con exactitud la causa y la lista de factores que pueden estar detrás de la lengua geográfica es muy larga. Tampoco existe un tratamiento específico, y por lo general suele cursar con brotes que aparecen y desaparecen.

Lengua inflamada

Las alergias alimentarias provocan síntomas en el organismo del bebé, y una de ellas puede ser la hinchazón repentina de la lengua tras ingerir un alimento.

Cuando se empieza con la introducción complementaria de alimentos, a partir de los seis meses, debemos observar cualquier posible síntoma de alergia, que incluye la hinchazón de la lengua, así como de los labios, la cara, a veces párpados; reacciones cutáneas (eritemas, dermatitis, etc); dificultad al tragar y síntomas abdominales (diarrea, cólicos, dolores).

Hay una premisa a seguir en todos los casos, una buena higiene bucal y asegurarnos que la lengua está bien limpia con un cepillo de dientes suave. Recuerda que todo signo externo en el niño nos indica algo e intentar conocerlos puede ayudar a prevenir cualquier posible complicación.

En Bebés y más | Manchas, granitos y marcas de nacimiento más frecuentes en la piel de los recién nacidos

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/lengua-bebe-que-nos-dice-su-aspecto-su-salud

¿Por qué mi hijo tiene la lengua blanca?

Mi bebé tiene la lengua blanca

La mayoría de las veces, la lengua es una parte del cuerpo que pasa desapercibida. De color rosa, lisa y húmeda, este músculo no solo cumple con la función gustativa, también es un fiel reflejo de la salud interna de cada persona. Alerta cuando las cosas no van bien en el organismo, como sucede con casos como el de la lengua blanca. 

Es importante saber que esta situación no tiene por qué significar nada. La lengua blanca en los menores puede darse por causas tan simples como la falta de una buena higiene bucal. 

No obstante, algunos trastornos en el organismo sí que pueden caracterizarse por dotar a la lengua de un color blanquecino. Por ese motivo, se recomienda acudir al médico y evaluar en equipo lo que sucede.

¿A qué se debe la lengua blanca?

Generalmente, la lengua es un buen medidor de la salud de una persona. Que un niño tenga la lengua blanca puede indicar desde mala higiene bucal, hasta problemas en el organismo. Algunos de ellos, incluso relacionados con la alimentación o con una respiración incorrecta.

La apariencia de la lengua debe ser lisa, hidratada, de color rosa, y sin mal olor.

Si empieza a presentar un color blanquecino, se encuentra poco hidratada y emite cierta fetidez, debes prestarle atención. Esta clase de síntomas pueden deberse a unas causas determinadas. Entre las más comunes podemos citar:

  • Halitosis.
  • Candidiasis.
  • Mala alimentación.
  • Mala higiene bucal.
  • Problemas digestivos.
  • Problemas respiratorios.
  • Efectos secundarios por el uso de ciertos medicamentos.

También puede aparecer mal olor bucal en el niño después de haber estado resfriado, o de haber sufrido alguna infección de garganta. En ese caso, solo sería temporal y no habría nada de lo que preocuparse.

¿Qué puedo hacer al respecto?

Si el médico ha descartado que se trate de algún problema en el organismo puedes relajarte. Tienes que centrarte en la limpieza bucal de tu hijo y en enseñarle todos los aspectos relacionados con la higiene personal.

La lengua blanca puede darse incluso en bebés. Cabe destacar que a ellos también se les debe cepillar las encías aunque carezcan de dientes.

Si el niño sabe lavarse ya los dientes, debes acompañarle durante los momentos en los que lo hace. Enséñale a hacerlo correctamente, y no olvides insistir en que también debe cepillarse la lengua. Tiene que acostumbrarse a que la higiene bucal es algo muy necesario, que además debe realizar después de cada comida.

Tres remedios caseros contra la lengua blanca

A continuación te presentamos las recetas de algunos remedios caseros eficaces que te ayudarán a eliminar esa antiestética (y no pocas veces maloliente) placa blanquecina de los dientes y lengua de tus hijos.

Es importante añadir que estas tres soluciones son inocuas; es decir, si por alguna casualidad el niño llegara a ingerir un poco de estas sustancias, no correrá ningún peligro. Así que no debes preocuparte por nada.

1. Cepillado y enjuagues con sal

Después de que tu hijo se lave los dientes, espolvorea un poco de sal sobre su lengua y pídele que la cepille durante algunos segundos. Cuando termine, debe enjuagarse con abundante agua.

Si el niño odia el rozamiento que provocan la sal y el cepillo contra la lengua, puedes variar este remedio y pedirle que haga gárgaras con agua y sal varias veces al día.

2. Cepillado y enjuagues bucales con sábila

Corta algunas porciones de sábila o aloe vera. Lávalas, pélalas y colócalas dentro de un vaso con agua durante dos días o más. Cuando tu hijo termine de lavarse la boca, indícale que remoje su cepillo con esta disolución y que lo frote en su lengua.

Cuantas más veces haga esta operación, más efectiva será. Las cerdas deben recorrer toda la superficie de la lengua, además de donde se encuentra la placa blanquecina. Cuando termine, que haga varias gárgaras con este mismo agua.

3. Cepillado y enjuagues con bicarbonato de sodio y agua

Haz una pasta con bicarbonato de sodio y agua. Embadurna las cerdas del cepillo de tu hijo con esta pasta. Luego, pídele que las frote contra su lengua hasta abarcar toda su superficie.

Al terminar, añade abundante agua a la pasta que haya quedado para que tu hijo complete el tratamiento. Es necesario que haga todas las gárgaras que pueda.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/por-que-lengua-blanca/

Mi Bebé Tiene la LENGUA BLANCA, ¿Es Normal? – Causas y Soluciones

Mi bebé tiene la lengua blanca

¿Por qué mi bebé tiene la lengua blanca?, ¿es algo normal o se trata de hongos?, ¿debo hacer algo al respecto?, ¿causa fiebre? son algunas de las preguntas más frecuentes al observar que el bebé tiene la lengua blanca. Algunas veces se puede tratar de algo normal, como por ejemplo restos de la toma de leche y, en otros casos, será un indicio de hongos.

En este artículo de paraBebés, te explicamos todo lo que debes saber sobre mi bebé tiene la lengua blanca.

Es común observar, en el bebé, que tiene la lengua blanca, pero ¿cuáles son las posibles causas? Existen 3 causas frecuentes que pueden causar que la lengua de un bebé se vuelva blanquecina, entre otras:

  • Restos de leche materna/artificial: se trata de restos de leche materna o artificial que han quedado adheridos a la lengua después de cada toma.
  • Deshidratación: la boca del bebé está seca, falta saliva y tiene la lengua blanquecina.
  • Hongos o muguet: podemos observar, en la lengua, paladar o labios restos blancos que NO se eliminan con el roce.
  • Aftas o llagas: también pueden aparecer aftas o llagas en la lengua del bebé, estas suelen ser de color blanco.

Cuando el bebé acaba de mamar o ha tomado el biberón es muy común que puedan identificarse, en la parte media/final de la lengua, restos blanquecinos de leche. Si nos preguntamos: «mi bebé tiene la lengua blanca, ¿es normal?», en este caso, se tratará de algo totalmentenormal y muy común entre los lactantes.

¿Cómo saber si son restos de leche?

Para saber si se trata de restos de leche y no de otro posible problema, trataremos de eliminar con una gasa húmeda, los restos. Si podemos eliminar los restos se tratará de leche, ya que no es una sustancia adherida a la piel, solo una acumulación en la superficie. Si no podemos eliminar los restos, será un indicio de hongos, más conocido como muguet del lactante.

¿Cómo limpiar la lengua blanca del bebé?

Es recomendable limpiar, con una gasa envuelta en el dedo, la lengua, encías y rincones de difícil acceso de la boca del bebé. Realizar la higiene después de cada toma será ideal para evitar posibles acumulaciones de leche en la lengua y que puedan proliferar.

Sobre todo en los bebés que ya han empezado con la alimentación complementaria, si no se elimina esta acumulación de comida, esta puede causar mal aliento. Si tenemos dudas al respecto, acudir al dentista pediátrico será esencial.

En este artículo: cómo cuidar a un bebé recién nacido, encontrarás todo lo referente al cuidado de un bebé.

Cuando observamos en la boca del bebé que hay una falta de saliva, que está seca y blanquecina, se puede tratar de un indicio de deshidratación. Los bebés menores de 6 meses reciben el aporte de agua correspondiente a través de la lactancia materna o artificial, así que será esencial alimentarlo correctamente.

¿Cómo solucionarlo?

En este caso, la solución será alimentar continuamente el bebé, ya sea con el pecho o biberónpara así recuperar el aporte de agua que necesita su cuerpo.

Es común que se antiguamente se establecieran unos horarios fijos para amamantar o dar el biberón. Actualmente, se aconseja dar el pecho y el biberón a demanda, ya que si el bebé tiene sed o hambre, estableciendo un horario no podremos cubrir sus necesidades al momento. Los adultos no siempre tenemos hambre o sed en los mismos horarios, así que los bebés tampoco.

En este artículo te explicamos la lactancia materna, que es y beneficios y, en este otro, cómo preparar un biberón.

El muguet es una proliferación del hongo llamado cándidas albicans, el cual se reproduce en un ambiente cálido y húmedo. La boca es un lugar ideal.

¿Cómo identificar el muguet?

Para identificar el muguet, simplemente intentaremos eliminar las partes blanquecinas de la lengua del bebé. Si no podemos eliminar los restos y se forman úlceras, estaremos ante un caso de muguet. En estos casos, el pediatra determinará y observará la afectación por hongos y recetará lo que crea pertinente.

Si el bebé está lactando, el pediatra recetará una crema tanto para la madre como para el bebé, ya que es una afectación contagiosa y no se solucionaría el problema.

Esta crema es apta para continuar con la lactancia y, en un principio, no se tiene que suspender temporalmente.

Dos de las preguntas más frecuentes que se hacen las familias en relación a los hongos o muguet son:

  • «Mi bebé tiene la lengua blanca y no quiere comer»: es muy común que los hongos causen picazón y que el bebé este incómodo. Puede pasar que no quiera comer o que reduzca el número de tomas al día. En este artículo: mi bebé no quiere comer, por qué y qué hacer, tienes todas las posibles causas de la pérdida del apetito infantil.
  • «Mi bebé tiene la lengua blanca y tiene fiebre»: el muguet no suele causar fiebre, aunque puede ser que a causa de la bajada de las defensas haya surgido otra posible afectación. El médico determinará el origen de la fiebre.

Las aftas o llagas pueden aparecer en cualquier parte de la cavidad bucal, incluida la lengua. Las aftas en la lengua en bebés son lesiones inflamatorias que dañan la mucosa de la boca y desencadenan ulceras superficiales, aunque dolorosas. Pueden estar localizadas en la lengua y pueden ser de color blanco.

¿Por qué salen las llagas?

Las llagas pueden estar causadas por el roce con los dientes o también por infecciones víricas. En la segunda opción, es probable que haya varias llagas y que el bebé presente fiebre. En ese caso, pude ser útil conocer Cómo bajarle la fiebre a un bebé. Aunque la mejor opción es acudir al o la pediatra.

También puede influir en la aparición de las llagas la falta de hierro, vitamina b12 o ácido fólico.

Tratamiento de las aftas bucales en bebés

El tratamiento de las aftas bucales en bebés consistirá en el tratamiento tópico y local mediante ácido hialurónico o carbenoloxona en formato gel o aerosol, según recomiende su pediatra. También, bajo decisión y precisión de su pediatra, se puede utilizar analgésicos para paliar el dolor.

En cuanto a la alimentación, se deben ofrecer alimentos blandos, que sean fáciles de masticar y tragar, evitando los alimentos calientes, salados, picantes y ácidos que pueden aumentar las molestias. Por otro lado, también es imprescindible mantener una buena higiene bucal.

Las llagas suelen durar entre 7 y 10 días.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé tiene la lengua blanca, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía

  • Hernández, J. P. R., Ramos, D. C. M., Moreno, Á. R., Restrepo, L. E. C., Giraldo, B. L. G., & de Bedout Gómez, C. (2015). Candidiasis oral en el recién nacido y el lactante. Revista Colombiana Salud Libre, 10(1), 45.
  • León, E. D. C. V., García, A. M., & Damasco, M. I. P. (2013). Candidiasis oral en paciente pediátrico sano. Revisión bibliográfica. Oral, 14(44), 956-964.

Источник: https://www.parabebes.com/mi-bebe-tiene-la-lengua-blanca-es-normal-4466.html

¿Por qué mi bebé tiene la lengua blanca?

Mi bebé tiene la lengua blanca

Independientemente de cuál sea el tipo de leche que tu bebé toma, ya sea materna o de fórmula, esta es de color blanco y por ello se puede determinar que la lengua del pequeño se vea también de este color.

¿Por qué a mi bebé se le ve la lengua blanca?

Desgraciadamente, el color blanco en la lengua del bebé también se puede deber a otra razón fuera de la de su alimento, pues algunas infecciones se hacen presentes en la piel y órganos como la lengua.

¿Qué es la cándida?

Una de las infecciones más frecuentes que tu hijo puede tener, por la cual su lengua se le ve de color blanca, es la conocida como candidiasis oral.

La candidiasis oral es una infección causada por un hongo llamado cándida, el cual puede afectar a la lengua y el revestimiento de la boca de nuestro pequeño.

Dentro del pequeño cuerpo del bebé existen muchos microbios que incluyen bacterias y hongos que, en su mayoría, suelen ser inofensivos, pero otros pueden llegar a dar lata y crear alguna infección.

Uno de los hongos que mencionábamos anteriormente es la cándida, la cual en las condiciones adecuadas puede crecer lo suficiente para afectar la boca del bebé. Dentro de la boca también se encuentran más microbios, que en conjunto con el sistema inmunológico se encargan de evitar que la cándida crezca.

Cuando el sistema inmunológico del bebé se ve debilitado, es cuando el hongo puede elevarse.

El bebé también puede tener candidiasis en la zona del pañal al mismo tiempo que la tiene en su boquita, por ello es bueno revisar esta zona para tener una mejor idea de si se trata de la leche o de esta infección.

Algunos de los síntomas que puedes identificar en tu bebé si tiene cándida son los siguientes:

– Aftas de color blanco dentro de su boca o en la lengua.

– Su boquita se ve enrojecida.

– Dermatitis en el pañal.

– Irritación.

– Falta de apetito.

– Sangrado leve si las lesiones se frotan o se rascan

– Agrietamiento y enrojecimiento en las comisuras de la boca

– Inflamación en la boca que puede causar que el bebé pierda las ganas de comer

– Malestar del niño durante toda la toma

Este hongo también puede afectar a la madre y hacer que le duelan los pezones, se vean agrietados o de un color rosado oscuro; también es normal que duelan durante y después de alimentar al bebé. Otro síntoma de que tienes los pechos infectados con cándida es dolor punzante dentro de la mama.

¿Cómo se trata la candidiasis bucal?

Una vez que identifiques los síntomas que puede tener tu bebé por causa de este hongo, es buena idea que visites al médico para que realice un diagnóstico al respecto.

Esta usualmente suele desaparecer con el tiempo, pero el médico puede indicar que se le aplique un medicamento antimicótico a la boquita del bebé, y si tú también lo tienes, seguramente vas a tener que aplicarlo en tus pezones.

Concretamente el tratamiento del bebé consistirá en la aplicación mediante una gasa o un bastoncillo de una sustancia antifúngica en los puntitos blancos que presenta en la boca. Esto se deberá aplicar como mínimo media hora antes de que se le vaya a dar una toma.

Por regla general esta infección desaparece entre una semana y 10 días después de empezar el tratamiento, pero se ven mejorías desde el 4 día.

¿Se puede prevenir la reinfección de la candidiasis bucal en los bebés?

– Guardar la leche y los biberones ya preparados en la nevera: esto impide el crecimiento de los hongos.

– Lavar a conciencia las tetinas y los chupetes por si estuviesen infectadas con hongos, no se vuelva a reinfectar. Esto se debe hacer después de cada uso con agua caliente y jabón.

En la medida de lo posible se debe evitar que se usen tanto el biberón como el chupete durante el día y la noche.

Si esto no es viable lo mejor es pasarse a tetinas de silicona donde los microbios se quedan encerrados y no pasan a la boca del bebé.

– La madre tiene que seguir su higiene habitual si le esta dando el pecho al niño. No se deben limpiar los pezones con alcohol o otras sustancias que puedan ser  agresivas.

Jabón neutro y agua durante la ducha es suficiente hasta que el médico diga lo contrario, Cuando se acabe de dar el pecho al bebé habrá que secar cuidadosamente los pezones y echar la crema antimicótica si fuese necesaria.

– Si se tiene más de un bebé habrá que tener especial cuidado con que no se contagien el uno al otro.

– Si se le está ofreciendo algún tipo de alimento que contenga azúcar, habrá que retirarlo ya que este facilita el crecimiento de cándida.

– Los padres se tienen que lavar muy bien las manos cuando vayan a estar en contacto con el bebé. Esto también se debe aplicar a todas las personas que vayan a pasar tiempo con el pequeño.

– A veces aparece en niños más mayores, por eso es importante enseñarle desde que tiene conciencia, la importancia de los hábitos de higiene. Tan importante es lavarse las manos frecuentemente como los dientes y hacerlo de forma correcta.

¿Cuándo hay que acudir al pediatra?

Es importante acudir al pediatra en cualquier caso si no sabes como actuar, a parte de esto se deberá acudir al pediatra cuando:

– si además de las manchas blancas en la boca presenta fiebre

– no quiere comer

– si estaba con tratamiento pero sigue empeorando

– la candidiasis oral no desaparece pasados los 10 días

– si acompañados a las manchas blancas en la boca comienza a presentar manchas blancas en el ano. Esto puede decir que se ha extendido.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/salud-bebe/por-que-mi-bebe-tiene-la-lengua-blanca-8595

¿Qué es la lengua blanca o saburra lingual en niños?

Mi bebé tiene la lengua blanca

La lengua blanca o saburra lingual consiste en la formación de una capa blanquecina en el dorso de la lengua compuesta por restos de comida acumulados, bacterias que se nutren de ellos y células procedentes de la descamación de la lengua. La saburra suele aparecer en el fondo de la lengua, aunque puede aumentar poco a poco su volumen y extenderse a otras zonas. Cuando ocurre esto se le llama lengua saburral.

Hay que decir que la lengua siempre tiene una pequeña capa de saburra. Esto es normal, aunque siempre será una capa fina que no ocupa toda la lengua. En condiciones normales, si la higiene dental es buena y el estado de salud general óptimo, la lengua tendrá un color rojizo o rosado muy saludable y no estará no está ni demasiado húmeda ni demasiado seca. 

Cuando la persona tiene una sensación de pastosidad en la lengua es un indicador de que algo no funciona bien, tanto a nivel general como bucodental y puede ser una alarma de que se está formando la lengua saburral. Es el momento de acudir a tu dentista de confianza para una exploración bucodental.

Causas de la lengua saburral

La saliva es un fluido de vital importancia en la boca, ya que tiene propiedades antisépticas y evita la proliferación de bacterias. Cualquier problema relacionado con la saliva es una causa flagrante para la formación de lengua saburral, pero también hay otras causas que pueden originarla. Son las siguientes:

  • Higiene dental y lingual deficiente, sobro todo en la zona posterior de la lengua
  • Sequedad bucal debida a distintos factores como la falta de hidratación, respirar por la boca, obstrucción nasal, vegetaciones o enfermedades que influyen en la segregación de saliva.
  • Enfermedades relacionadas con la boca como gingivitis, periodontitis, faringitis o estomatitis.
  • Tabaco y alcohol: son sustancias que hay que intentar evitar porque están detrás de la formación de la lengua blanca. Se debe limitar al mínimo su consumo o eliminarlo si es posible.

  • Candidiasis: esta afección presenta manchas en la lengua con forma de úlcera, la mayoría de las veces propiciada por una bajada de defensas en el organismo. Un diagnóstico eficaz es esencial para poder erradicar esta dolencia que puede ser la causa de la lengua blanca.

    Un buen examen en tu clínica dental de confianza indicará el grado y la posible causa para así elegir el mejor tratamiento.

  • Gastritis: la inflamación del estómago es otra de las causas que originan la lengua blanca. Aparte del cambio de color de la lengua, otros síntomas de esta afección son las náuseas, gases o vientre hinchado.

    Además, la lengua aparece mucho más pastosa de lo normal. Si tiene alguno de estos síntomas será el médico de cabecera quien diagnostique la gastritis y decida el tratamiento a seguir para curarla.

     

  • Afecciones del hígado: cuando hay algún problema con el hígado la lengua también puede cambiar de color, apareciendo más blanquecina o amarillenta de lo normal. Otros síntomas de problemas hepáticos pueden ser dolor de cabeza, malas digestiones, gases, estreñimiento, piel grasa, etc.

Causas de la lengua saburral en los niños

Los niños presentan algunas causas distintas de los adultos a la hora de diagnosticar una lengua blanca. Vamos a ver algunas de ellas:

Alimentación deficiente

Los malos hábitos alimenticios y la alimentación rica en azúcares pueden dar lugar a la formación de lengua blanca entre los más pequeños. Los niños suelen comer mucha bollería industrial, chuches y otros productos poco recomendables, por tanto es importante cuidar su alimentación e incluir fruta, verdura y proteína en su dieta para evitar la lengua saburral.

Problemas de deshidratación

Puede ser una deshidratación puntual en épocas de mucho calor o una deshidratación más continuada, de ahí que sea tan importante que los niños beban todo tipo de líquidos para mantenerse hidratados y evitar posibles infecciones en la boca. Al beber abundante agua se evita la acumulación de bacterias y células muertas por la falta de saliva.

Mala higiene bucodental

Al igual que en los adultos, la higiene bucal es fundamental en los niños para evitar la lengua blanca. Si detectamos un tono blanquecino en su lengua puede ser un aviso de que la higiene bucodental del niño no es la adecuada y quizá es el momento de enseñarle a cepillarse los dientes y la lengua correctamente y a hacerlo siempre después de cada comida.

Candidiasis

Los hongos pueden aparecer en los niños también y es una de las causas de la lengua blanquecina. La infección por hongos debe ser tratada por un médico y suele desaparecer con un antibiótico pero es imprescindible que el niño sea examinado por un especialista.

Halitosis

El mal aliento es otra de las causas de la lengua blanca en los niños. Puede ser por algún problema de salud, como una gripe, amigdalitis, faringitis o cualquier otro que tenga que ver con la garganta. Cuando se trate la enfermedad que causa la halitosis, la capa blanquecina de la lengua desaparecerá en un breve espacio de tiempo.

Síntomas de la lengua blanca

En principio no produce ningún tipo de dolor ni picor aunque, sí es cierto que puede alterar la percepción del sabor de los alimentos y de los olores.

A la hora de diagnosticar el problema, tan solo con una exploración por parte del especialista se puede saber si el paciente tiene esta afección.

Con una simple exploración puede descartar otras enfermedades como la candidiasis, que se caracterizan por el picor o el dolor o afecciones como las llagas que se observan en la superficie de la lengua con facilidad.

Tratamiento de la lengua saburral

Si la causa fuera de una enfermedad es evidente que el médico debe centrarse en erradicar esta dolencia en primer lugar.

En caso de que la aparición de la lengua blanca sea por otras razones se debe mantener una higiene bucodental adecuada, incluyendo la lengua, de tal forma que se debe adoptar el hábito diario de frotar el dorso de la lengua con un cepillo suave para eliminar poco a poco la capa blanquecina. 

Para resolver cualquier duda o consulta sobre la lengua blanca pida cita con nosotros. Somos su clínica de confianza desde hace más de cuatro décadas.

Источник: https://www.clinicadentalgonzalezbaquero.es/que-es-la-lengua-blanca-o-saburra-lingual-en-ninos/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: