Musicoterapia con niños autistas

Contents
  1. Música como herramienta terapéutica para niños con autismo
  2. ¿Qué es la musicoterapia?
  3. Beneficios de la Musicoterapia
  4. ¿Qué funciones hace un musicoterapeuta?
  5. ¿Qué tener en cuenta para plantear musicoterapia?
  6. ISEP
  7. Musicoterapia para Niños con Autismo
  8. La musicoterapia en niños con TEA
  9. Acción de la musicoterapia
  10. La musicoterapia para niños autistas
  11. La importancia de la musicoterapia para niños con autismo
  12. 1. Reduce las conductas agresivas
  13. 2. Aumenta la coordinación
  14. 3. Se mejora la comunicación verbal y no verbal
  15. 4. Disminuye los ataques de ansiedad 
  16. ¿Cómo son las sesiones de musicoterapia para niños autistas?
  17. Beneficios de la musicoterapia para los niños con autismo
  18. La musicoterapia para los niños con autismo, una gran ayuda
  19. Estimulación en las áreas visuales y auditivas
  20. La hiperconectividad del cerebro de los niños con TEA encuentra su equilibrio con la música
  21. La musicoterapia para los niños con autismo mejora su comunicación
  22. Autismo: Cómo la musicoterapia ayuda – Musicoterapia 2020 y Covid19
  23. Tienen lugar antes de los 36 meses de edad
  24. Las ecolalias
  25. ¿En qué consiste?
  26. La Musicoterapia
  27. Las sesiones de Musicoterapia
  28. ​El tratamiento​ y sus b​​​​eneficios
  29. Estudios científicos
  30. Mira aquí un Ejemplo de intervención musicoterapeutica a través del Modelo Nordoff-Robbins.
  31. ​Espacio ​de musicoterapia para personas con TEA
  32. ​También puedes contactar mediante el siguiente formulario [easy-contactform id=4477]
  33. MUSICOTERAPIA EN EL TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA
  34. Leivinson, Cora (2011) Musicoterapia en el Espectro Autista

Música como herramienta terapéutica para niños con autismo

Musicoterapia con niños autistas

Durante años, se han llevado a cabo numerosos estudios que han ilustrado los efectos psicológicos de la música, lo que ha conseguido que la musicoterapia sea reconocida como una vertiente terapéutica de valor.

¿Qué es la musicoterapia?

En 1996, la Federación Mundial de Musicoterapia (WFMT) definía la musicoterapia como el “uso de la música y/o de sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía, armonía) realizada por un musicoterapeuta especializado con un paciente o grupo, en un proceso diseñado para facilitar y promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización u otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de cambiar y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas”.

Así pues, la musicoterapia ha sido utilizada en los últimos años como una herramienta terapéutica que ha permitido establecer una nueva forma de interrelación entre el paciente y el terapeuta, especialmente en casos de niños con trastorno del espectro autista.

Este hecho ha sido posible gracias a que las personas con autismo muestran una preferencia, una predisposición y una capacidad de respuesta mayor a los distintos estímulos sonoros, cuando éstos son musicales.

Por ejemplo, se ha demostrado que los niños con Trastorno del Espectro Autista muestran conductas musicales tales como:

  • Repetición de fragmentos de canciones escuchadas.
  • Reproducción de ritmo espontáneo.
  • Atracción por ciertos sonidos, timbres o fuentes sonoras.
  • Realización de movimientos espontáneos ante cierto tipo de música.

Beneficios de la Musicoterapia

Los objetivos terapéuticos que persigue la musicoterapia en niños autistas según Cora A. Leivinson son:

  • Colaborar en su proceso de conexión con el mundo que lo rodea.
  • Favorecer la relación con su familia y con otras personas.
  • Estimular un desarrollo lo más armónico posible instaurando nuevas formas de expresión de las emociones, comunicación y movimiento.
  • Desarrollar y afianzar la motricidad gruesa.
  • Conseguir un mejor desarrollo neuromotor mediante juegos funcionales.
  • Estimular de manera general y según la problemática particular, aspectos del desarrollo del menor como por ejemplo la comunicación, las destrezas para establecer relaciones sociales o el lenguaje expresivo y receptivo.
  • Estructurar adecuadamente la sensorialidad en su esquema corporal.
  • Desarrollar la agudeza de los sentidos: háptico-visual-auditivo-gustativo-olfativo.
  • Estimular el diálogo rítmico del niño con su entorno.
  • Favorecer conductas de autodeterminación y creatividad.

¿Qué funciones hace un musicoterapeuta?

Por lo que hace a los recursos con los que cuenta un musicoterapeuta a la hora de realizar una intervención musicoterapéutica son:

  • Empleo de patrones musicales (vocalizaciones repetitivas, ritmos de golpear objetos, ecolalias…) para desarrollar música a partir de ellos.
  • Uso de canciones sencillas que ayuden a mejorar la comprensión tanto del mensaje verbal como no verbal.
  • Distracción provista por el estímulo musical que provoca que disminuyan los comportamientos repetitivos gracias a que el cerebro está ocupado procesando la información del estímulo musical.
  • Utilización de improvisaciones rítmicas que permitirán descargar la agresividad y descubrir sonidos creados por ellos mismos.
  • Creación de ritmos con objetos como cuerdas, cintas, bastones…para abordar situaciones de juego, ritmos, escenografía o incluso de teatro.

¿Qué tener en cuenta para plantear musicoterapia?

Sin embargo, antes de diseñar un plan de intervención que incluya técnicas de musicoterapia, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La música es un medio de rehabilitación, nunca el tratamiento definitivo.
  • La música no solo puede relajar, sino que también puede alterar, estresar o provocar desagrado.
  • El terapeuta debe poseer los conocimientos y las técnicas necesarias para utilizar los recursos de la musicoterapia.
  • La música genera distintas reacciones en cada persona, por lo que se debe tener un conocimiento exhaustivo del paciente.
  • La música posee cierto poder tanto a nivel neurológico, físico como emocional, constituyéndose, así como una herramienta más dentro del desarrollo del ser humano.
  • Saber distinguir cuando se emplea sonido con distintas formas, matices o timbres (melodía, armonía, voz, coro, instrumentación. etc.) de cuando éste deja de serlo y se convierte en ruido.

Acerca del autor:

ISEP

Más de 35 años acompañando en el crecimiento profesional en psicología, educación, logopedia y neurociencias.

Ver todas las entradas por ISEP

Источник: https://www.isep.es/actualidad-educacion/musica-herramienta-terapeutica-autismo/

Musicoterapia para Niños con Autismo

Musicoterapia con niños autistas

“La vida sin música sería un error” – Nietzsche; y qué razón tenía este pensador.

Desde hace décadas utilizamos la música para sobrellevar problemas relacionados con el estrés, la depresión o incluso la ansiedad. En definitiva, a través de la música nos evadimos unos minutos de nuestro alrededor.

Si tienes un día duro de trabajo, te recomendamos una buena ducha caliente y poco de música relajante, saldrás como nuevo. La música tiene la capacidad de trasmitir emociones y hacernos viajar a otros lugares sin movernos de casa ¿Lo has sentido alguna vez, verdad?

Ese bienestar que experimentamos al escuchar música, y en concreto música que nos gusta, se debe a que esas vibraciones y sonidos nos afecta directamente a nuestro sistema nervioso, haciendo que éste se relaje. De esta manera, las investigaciones han ido más allá consiguiendo descubrir los efectos positivos que tiene la música en otros tipos de trastornos, como el autismo infantil.

Los niños que padecen esta enfermedad, mantienen intacta su sensibilidad musical, esto quiere decir que son capaces de sentir la música como otro niño cualquiera e incluso más que éste último. De esta manera, aparecieron las terapias de música o también conocidas como musicoterapia, sustituyendo a las terapias convencionales dirigidas a niños con autismo.

La musicoterapia en niños con TEA

La musicoterapia aparece como una especialidad en el ámbito de la salud, donde los pequeños pueden experimentar cambios muy positivos en sus comportamientos; favorece la comunicación, las relaciones con el resto de las personas y además, disminuye los movimientos estereotipados y repetitivos, les hace relajar la ansiedad, el estrés y la angustia ¡Son todo ventajas!

Esta técnica revolucionaria utiliza instrumentos musicales y otros objetos relacionados, movimiento corporal y mucha diversión.

Las sesiones son planeadas minuciosamente, siguen unas pautas estrictas y específicas para cada niño, ya que todo esto promueve un fin curativo para el pequeño.

Además, los monitores deben estar cualificados para saber tratar con estos niños.

La estimulación en las terapias musicales están cien por cien garantizadas, y ésta se centra en:

Juegos musicales y creativos.

• Interactuar con instrumentos musicales.

Audición musical.

Bailar al ritmo de la música.

• Ejercicios de vocalización.

Canto individual o con el resto de compañeros.

Tararear canciones.

Acción de la musicoterapia

A simple vista puede parecer que las terapias musicales actúan a nivel emocional y psíquico, sin embargo esto va mucho más allá, de modo que la musicoterapia es capaz de incidir también en necesidades físicas.

A través del sonido, los pequeños pueden experimentar alivio, se rehabilitan, mejoran e incluso previenen diversos malestares. En general la música les ayuda a expresarse y mejorar su calidad de vida.

Como se ha explicado más arriba, con estas técnicas los niños y niñas desarrollan su capacidad de relacionarse con los demás, por lo que se sienten con la confianza y dispuestos a interactuar con otras personas, mejorando su convivencia.

Beneficios de la musicoterapia:

1. Mejora la coordinación. Bailar, solo o acompañado, o imitar movimientos mejorará considerablemente la coordinación tanto fina como gruesa del niño, estimulando la motricidad de su cuerpo.

2. Reduce la ansiedad, el estrés y la angustia. Las conductas repetitivas favorecen la aparición de la ansiedad o el estrés, de modo que esas horas donde el pequeño se mantendrá jugando con la música hará que se calme y se concentre en determinados movimientos.

3. Activa la comunicación verbal y la no verbal. La música, la danza, en general el arte es una forma de comunicación expresada mediante emociones e ideas, por lo tanto los pequeños no dejarán de comunicarse con el resto, mejorando a su vez su capacidad para interactuar.

4. Educa la percepción. Diversas investigaciones afirman que las terapias musicales desarrolla la percepción auditiva, visual y táctil, ayudando a interactuar de mejor manera con su entorno.

5. Disminuye las rabietas y la agresividad. Como se ha explicado más arriba, la musicoterapia actúa directamente en el comportamiento de los pequeños, de modo que evade el estrés o ansiedad que padezca, convirtiendo todo esto en una conducta más pasiva.

La música forma parte de nuestra naturaleza, inclúyela en tu día a día y en el de tu pequeño, conseguiréis cosas chulísimas.

Источник: https://www.ortopediamimas.com/blog-de-ortopedia/musicoterapia-para-ninos-con-autismo/

La musicoterapia para niños autistas

Musicoterapia con niños autistas

La musicoterapia para niños autistas es una herramienta poderosa para hacer que los niños disfruten e interactúen de forma positiva con otras personas. Se trata también de un medio para ayudarlos a expresarse y, por ende, mejorar su calidad de vida

Tal y como su nombre lo indica, la musicoterapia se vale de la música para atender necesidades psíquicas y emocionales con fines terapéuticos. Así, mediante el sonido se busca aliviar, rehabilitar, mejorar e, incluso, prevenir malestares.

A pesar de que a simple vista nos parezca que solo actúa sobre el plano de la salud psico-emocional, la musicoterapia también es capaz de asistir necesidades físicas.

Ahora bien, en el caso de los niños autistas, la música no solo los ayuda a relajarse y a liberar tensión, sino que los anima a buscar nuevas formas de comunicación y a establecer relaciones con su entorno. Por otra parte les ayuda a optimizar su capacidad de aprendizaje.

El hecho de seguir un ritmo determinado o disfrutar de la armonía de los sonidos genera una calma que incluso ayuda a ”organizar” el pensamiento.

Al ayudarlos emocionalmente, los niños se sienten más dispuestos a la interacción social. Esto les ayuda a mejorar la convivencia y, por supuesto, a integrarse. De esta forma se evitan afecciones tales como el estrés, la ansiedad y la depresión.

Dado que se ha comprobado científicamente que la música tiene un efecto positivo en el cerebro, la musicoterapia se ha convertido en una herramienta muy popular en diversos tratamientos.

La importancia de la musicoterapia para niños con autismo

Debido a que en los pacientes con autismo existe una tendencia al aislamiento, es necesario ayudarlos de una forma gentil a socializar. 

De acuerdo a un estudio que data de 1987, publicado en la revista Journal of Autism and Developmental Disorders, los niños con autismo no pierden la sensibilidad musical, y pueden percibirla de igual forma que cualquier otra persona.

Este mismo estudio indica que los niños pueden lograr una atracción o apego a la música superior al de otras personas, ya que son capaces de experimentarla con mayor profundidad.

La musicoterapia para niños autistas estimula mediante armonías, ritmos y melodías, y en concreto:

  • Actividades de vocalización.
  • Juegos de tarareo de canciones.
  • Ejercicios lúdicos de creación musical.
  • Cantar de forma individual o en grupo.
  • Tocar diferentes instrumentos musicales.
  • Producción de ritmos de forma espontánea mediante el uso de diferentes sonidos.

La musicoterapia para niños autistas puede ayudar a que los niños reduzcan ciertas conductas agresivas y desafiantes, así como también las conductas repetitivas.

1. Reduce las conductas agresivas

La musicoterapia para niños autistas puede provocar efectos positivos en la conducta de estos, así como también en otras actitudes de ese mismo tipo, como rabietas, crisis e inquietud sin razón aparente.

2. Aumenta la coordinación

En las sesiones de musicoterapia para niños autistas se pueden incluir la bailoterapia,  con lo cual se mejora la coordinación de sus miembros a la vez que se liberan endorfinas. Por otra parte, la música y el baile los ayudan a dar una respuesta positiva a los estímulos visuales, auditivos y kinestésicos.

3. Se mejora la comunicación verbal y no verbal

No cabe duda de que la música, como un arte, es un medio de expresión y en ella vemos expresadas diferentes emociones y mensajes.

La musicoterapia para niños autistas les ayuda a conectarse con las personas no solo de forma verbal sino también gestual. De esta manera, los niños se sienten más motivados a la hora de comunicarse.

4. Disminuye los ataques de ansiedad 

Asimismo, la musicoterapia para niños autistas permite que concentren sus pensamientos en la actividad y por consiguiente, sus ansiedad se reduce. Poco a poco se centran en el sonido y se relajan.

El hecho de seguir los patrones de la música resulta muy beneficioso tanto en la musicoterapia para niños autistas como para otros tipos de tratamiento para reducir la ansiedad.

¿Cómo son las sesiones de musicoterapia para niños autistas?

Las sesiones de musicoterapia para niños autistas deben ser, preferiblemente, planificadas con antelación y guiadas por un especialista para que se cumplan los objetivos y los niños puedan beneficiarse.

De este modo, la sesión podrá cubrir con la necesidad del niño y así se podrá llegar a un resultado provechoso y alegre.

Asimismo, es necesario que el especialista tenga en cuenta la personalidad de los niños y que aplique diferentes técnicas para lograr que todos se sientan bien. En otras palabras, las generalizaciones no son provechosas.

Si es necesario, se pueden estudiar los casos y agrupar a los niños con rasgos de personalidad similares en una actividad determinada para que esta les resulte cómoda.

Por otra parte, también es importante idear actividades que todo el grupo pueda disfrutar para no marcar divisiones permanentes.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/la-musicoterapia-para-ninos-autistas/

Beneficios de la musicoterapia para los niños con autismo

Musicoterapia con niños autistas

La musicoterapia para los niños con autismo presenta múltiples beneficios. Su atención despierta, se abren a su entorno y, de pronto, aunque no puedan verbalizar con palabras aquello que sienten, encuentran un canal excepcional para expresar sus emociones. Es más, según nos indican estudios recientes, la música mejora el desarrollo psicosocial del niño.

Vivir con autismo no es fácil para el niño ni tampoco para su familia. Todos esos chicos y chicas se encuentran alojados en un universo mental y sensorial muy particular donde resulta muy complicado tomar contacto con el exterior. Hay códigos que no entienden, estímulos que resultan dolorosos y situaciones que pueden desencadenar reacciones inesperadas.

En medio de esos mundos de incertidumbre absoluta donde residen, están unos padres y unas madres incombustibles que los adoran.

También destaca toda una legión de grandes profesionales que intentan día tras día, enseñarles, guiarles y propiciar situaciones donde los niños mejoren su comportamiento.

Su objetivo es algo más que mejorar su calidad de vida, es también encontrar esos canales de expresión mediante los cuales abrirse y conectar con su entorno.

La música nunca falla. Sabemos que son pocos los que quedan inmunes a su influjo, que este lenguaje despierta en todos nosotros sensaciones, experiencias, recuerdos e infinitas emociones. Sin embargo, para las personas con un trastorno del espectro autista, el impacto va mucho más allá. Se trataría de una terapia privilegiada que consigue cambios muy destacables.

“Te oigo mejor cuando no te estoy mirando. El contacto visual es incómodo. La gente nunca entenderá la batalla a la que me enfrento para poder hacer esto”.

-Wendy Lawson, 1998-

La musicoterapia para los niños con autismo, una gran ayuda

Hace ya varias décadas que son conocidos los beneficios de la musicoterapia para los niños con autismo. Sin embargo, hace solo un año que comprendemos en profundidad qué cambios, qué conexiones y qué procesos genera la música en el cerebro de las personas con TEA.

La revista Nature publicó en el 2018 un interesante trabajo de la doctora Megdha Sharda, del Laboratorio Internacional de Investigación del Cerebro, Música y Sonido (BRAMS), en el departamento de Psicología de Universidad de Montreal, (Canadá).

En él se descubrió que la musicoterapia genera cambios en los niños con autismo al cabo de tres meses. Y los cambios que se perciben son dos: una mejora en comunicación y en la expresividad y control emocional.

Veamos más datos a continuación.

Estimulación en las áreas visuales y auditivas

Leo Kanner, fue el primer psiquiatra que describió lo que hoy se denomina en clínica trastorno del espectro autista. Curiosamente, también fue él quien avanzó que, a pesar de las diferencias interindividuales en cada persona con autismo, todos mostraban un gran interés por los estímulos musicales.

Ahora bien, la música no es para ellos un medio para experimentar calma. La musicoterapia para los niños con autismo es un modo de despertar y centrar su atención y concentración. Es más, gracias a las resonancias magnéticas sabemos que una persona con TEA presenta un nivel de atención mayor que las personas con desarrollo típico (es decir, sin autismo).

Se sabe, además, que aparece una mayor conectividad neuronal en las regiones auditivas y visuales. Algo muy importante, en vista de que estos niños evidencian una clara dificultad para atender y mantener contacto visual.

La hiperconectividad del cerebro de los niños con TEA encuentra su equilibrio con la música

Una de las características de los niños con trastorno del espectro autista es su gran hiperconectividad cerebral. Esta realidad genera, por ejemplo, que cualquier estímulo sea procesado por todas las áreas cerebrales al mismo tiempo. De ahí la confusión, la hipersensibilidad y la preferencia por entornos seguros y controlables.

Por su parte, la musicoterapia para los niños con autismo produce algo sensacional. Dicha hiperconectividad halla un punto de orden y equilibrio casi absoluto al entrar en contacto con cualquier canción o melodía. Las personas con TEA comprenden y procesan muy bien las características del lenguaje musical, tales como el timbre, intervalo, melodía, ritmo, etc.

Aún más, son capaces también de asociar emociones a la música, impregnándose a su vez de esa alegría, de ese sentido de tristeza, de introspección, de festividad o de esperanza. Es algo muy llamativo.

La musicoterapia para los niños con autismo mejora su comunicación

La sobreestimulación sensorial como ya sabemos, es uno de los grandes problemas para los niños con trastorno del espectro autista.

El mundo para ellos es demasiado caótico, nuestra voz demasiado grave, las luces demasiado intensas… Todo se amontona y alborota ante ellos de manera nerviosa, imposibilitándoles el poder encontrar un espacio seguro a través del cual conectarse para llegar con autenticidad hasta nosotros.

La música es un canal que lo posibilita. La musicoterapia para los niños con autismo mejora su estado afectivo, estimula las áreas auditivas y visuales para compartan con nosotros lo que sienten, para mejorar sus habilidades sociales y favorecer incluso la comunicación.

Para concluir, los estímulos musicales son un espacio de equilibrio y perfección donde mejorar su atención, donde hacer de esta herramienta terapéutica una llave con la que acceder a sus mundos singulares para interaccionar mejor con ellos, para emocionarnos a su lado y mejorar poco a poco su sociabilidad.

Источник: https://lamenteesmaravillosa.com/beneficios-de-la-musicoterapia-para-los-ninos-con-autismo/

Autismo: Cómo la musicoterapia ayuda – Musicoterapia 2020 y Covid19

Musicoterapia con niños autistas

Breve reseña

“El autismo es la sombra que deja en el desarrollo una dificultad o imposibilidad para constituir ciertas funciones psicológicas cuyo momento crítico se extiende entre el año y medio y los 5-6 años” ( Rivière, 1997)

musicoterapia y autismo

​Aunque el síndrome del  autismo fue descrito por primera vez hace ya más de 50 años por Leo Kanner (1896-1981), un psiquiatra austríaco de origen judío , aún en nuestros días, sigue habiendo un alto grado de debate  tanto en el ámbito clínico como en el de la investigación, sobre su clasificación y las condiciones psicopatológicas que podrían ser similares.

​La expresión “Trastornos Generalizados del Desarrollo” (TGD), que incluye el Autismo clásico, el síndrome de Asperger, el síndrome de Rett, el Trastorno Desintegrativo y el Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado, se ha utilizado para referir este amplio conjunto de alteraciones neuroevolutivas que comparten los mismos síntomas básicos propios del autismo (APA, 1994), aunque con diferente intensidad.

​Por tanto, de modo general, usaremos la expresión autismo para referirnos al conjunto de alteraciones que caracterizan y están presentes en todos los trastornos del espectro autista.

​Asumimos, además, que dado que todos los trastornos del espectro comparten los mismos síntomas, es posible que compartan el mismo tipo de alteraciones neuropsicológicas, es decir, las mismas bases neuro-estructurales, funcionales y cognitivas.

Esta idea de alteraciones comunes a las distintas manifestaciones del espectro subyace en la mayor parte de los estudios recientes, que tratan de identificar las estructuras cerebrales afectadas, así como los fundamentos neuropsicológicos y cognitivos del autismo.

Tienen lugar antes de los 36 meses de edad

  • ​Alteraciones en el desarrollo de la comunicación y de la interacción social.
  • Deficiencias y adquisiciones en habilidades comunicativas sociales.
  • Dificultad clara para desarrollar habilidades de referencia conjunta ( uso del contacto ocular,  expresiones emocionales,  gestos preverbales con función comunicativa).
  • Déficits  en cuanto a  “teoría de la mente”, es decir en los procesos cognitivos que se ocupan de atribuir estados mentales a los demás, como creencias, intenciones o deseos.
  • Ausencia o escasez de actos de mirada para compartir experiencias con otros.
  • Dificultades en expresión y comprensión de emociones.​
  • Conductas visuales y auditivas atípicas.
  • Fracaso en acciones de atención conjunta (no señalar hacia objetos o sucesos, no  seguir los gestos de señalar que hacen otros, no  alternar la mirada entre un objeto y otra persona).
  • Graves limitaciones en actos de referencia social en los que se busca información emocional en el otro para saber cómo sentirse y comportarse ante situaciones de incertidumbre.
  • Deficiencias en habilidades de imitación motora (dificultades para imitar expresiones faciales y acciones con objetos tanto familiares o muy simples, como nuevas o complejas).
  • Repertorio limitado y repetitivo de conductas de juego funcional y simbólico.
  • Graves dificultades no solo en referencia conjunta, sino también en  la relación entre deficiencias en referencia conjunta y dificultades lingüísticas posteriores.
  • Conductas problemáticas ( agresivas, autoagresivas o de destrucción de objetos),en gral. suceden para protestar por cambios en rutinas habituales o para obtener atención de personas importantes para el niño.

​Así, las deficiencias tempranas en referencia conjunta se convierten en uno de los indicadores más poderosos para el diagnóstico precoz del autismo  y constituyen un importante indicador para el pronóstico a corto y largo plazo respecto al desarrollo cognitivo, el social y del lenguaje,  y empiezan a ser consideradas por algunos autores un elemento importante para comprender las estructuras y procesos neurológicos que podrían estar afectados en este grupo de trastornos.

​Puesto que los niños con autismo muestran graves deficiencias en el desarrollo de la interacción social en edades tempranas y sus medios para lograr una referencia conjunta son muy limitados, su necesidad de progresar en un sistema de comunicación que sirv​a a este propósito como lo es el lenguaje, será también escasa, ya que será muy difícil para ellos comprender tal necesidad de aprender a hablar.

Las ecolalias

Las ecolalias (repetición literal del lenguaje de otros, bien inmediatamente o bien tiempo después de haber escuchado la palabra o frase que se repite), constituyen una forma peculiar de aprender a hablar que usan los niños con autismo y pueden servir a una amplia variedad de funciones comunicativas (por ejemplo pedir, protestar, aceptar, declarar, llamar, autorregular la conducta propia, o memorizar); por lo que no han de considerarse formas inadecuadas o simples disfunciones del lenguaje que es mejor ignorar. ​

​Por el contrario han de considerarse en relación a su función en las interacciones comunicativas y sociales del niño y un camino alternativo que usan los niños con autismo para desarrollar la función simbólica y el lenguaje.

​»Las ecolalias son un camino alternativo que usan las personas con autismo para desarrollar el lenguaje.»

 ​Espacio de musicoterapia para personas con espectro autista

¿En qué consiste?

​“La música ordena el caos, pues el ritmo impone unanimidad en la divergencia, la melodía impone continuidad en la fragmentación, y la armonía impone compatibilidad en la incongruencia”.   Yehudi Menuhin

​Un  profesional especialista en autismo puede sugerir diversos tratamientos factibles de promover efectos significativos a nivel  físico, conductual y emocional. Uno de esos posibles tratamientos esta relacionado con el uso de la música y el sonido con fines terapéuticos.

La Musicoterapia

La musicoterapia, es  una disciplina del área de la salud, que utilizada de manera dosificada, facilita cambios positivos y significativos en el comportamiento humano.

Cimentada sobre experiencias musicales diversas,  utiliza como herramientas específicas  los instrumentos musicales u otros elementos y objetos que facilitan y promueven la apertura de canales de comunicación. 

Las sesiones de Musicoterapia

​Cada sesión es cuidadosamente planeada, llevada a cabo y evaluada para cubrir las necesidades propias y específicas de cada niño, ya que lo que resulta  útil y curativo para un paciente, puede no serlo para otro.

​El tratamiento​ y sus b​​​​eneficios

​A los fines de encarar un tratamiento con  éste tipo de pacientes, es importante saber que la musicoterapia dinamiza no solamente en lo puramente somático, motriz, sensorial, sino también, y lo que es más importante, en un amplísimo campo psíquico, cognitivo y  comprensivo (percepciones, emociones, afectos, consciencia).En resumen, es un tratamiento integral que contempla al ser humano en su totalidad, sin separaciones. Esto contribuye a su crecimiento y aceptación.

​Además relaja en el estrés, la ansiedad, la angustia de base existente en este tipo de patologías. Esta relajación predispone a la concentración, a la toma de contacto con la realidad exterior, a la autodefinición, a la comunicación.
Facilita la sociabilidad y el acercamiento con otros individuos.

Estudios científicos

​En lo que concierne a trabajos de investigación en autismo, ciertos estudios han demostrado que la musicoterapia tiene una influencia positiva  al ser utilizada en estos  individuos. Las  experiencias  amenazadoras del entorno, vivenciadas  en muchos de los casos de niños con autismo, son factibles de ser trabajadas en el marco de una sesión de musicoterapia.   

Mira aquí un Ejemplo de intervención musicoterapeutica a través del Modelo Nordoff-Robbins.

​Modelo Nordoff-Robbins.Nueva York.

También denominada como terapia de música creativa, creada tras la colaboración de 17 años de trabajo entre Paul Nordoff y Clive Robbins​. ​

​Espacio ​de musicoterapia para personas con TEA

En​ nuestro espacio de trabajo ofrecemos sesiones de musicoterapia para personas con TEA de todas las edades.

Somos un equipo de profesionales formados en musicoterapia, arte-terapia, terapia gestalt, educación musical, educación infantil y terapia ocupacional.

Estamos en el barrios del Guinardó, Barcelona.
C/Rambla de la Muntanya 92 – Bajos – 08041

Teléfonos de contacto: ​(34)- 93 153 70 15 ó 678 156 237

​También puedes contactar mediante el siguiente formulario
[easy-contactform id=4477]

[easy-contactform id=4477]

Источник: https://www.lamusicoterapia.com/musicoterapia-y-autismo/

MUSICOTERAPIA EN EL TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA

Musicoterapia con niños autistas

Antes de abordar los beneficios que tiene la musicoterapia en personas con autismo, vamos a hacer una pequeña aproximación al concepto de musicoterapia.

¿Qué es la musicoterapia?

Según la World Federation of Music Therapy (1996), La musicoterapia es la utilización de la música y/o de sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) por un musicoterapeuta cualificado, con un paciente o grupo, en el proceso diseñado para facilitar y promover comunicación, relación, aprendizaje, movilización, expresión, organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

¿Por qué utilizar la musicoterapia en el tratamiento de niños con autismo?:

Teniendo en cuenta las dificultades que presenta una persona con autismo, en la que se encuentran afectadas fundamentalmente tres áreas (Triada de Wing, 1979):

  • Reciprocidad social
  • Comunicación verbal y no verbal
  • Capacidad simbólica y conducta imaginativa

A las que se le añade la presencia de Patrones repetitivos de conducta.

La musicoterapia tiene sentido:

  • Por la especial sensibilidad que tienen las personas con TEA hacia estímulos sonoros
  • Porque emplea la música y sus elementos para permitir a las personas comunicarse y expresar sus sentimientos, luego es una terapia fundamentalmente no verbal.
  • Porque supone un medio alternativo de comunicación y expresión donde las palabras no son necesariamente la forma más efectiva para cumplir los fines terapéuticos del cliente. (Odell,1988)
  • Porque mediante la música, los sonidos, y el movimiento, podemos penetrar en el mundo interior del niño con autismo y aplicar así una atención terapéutica adecuada. No cabe duda que la musicoterapia es para el niño con autismo la primera técnica de acercamiento, pues el encuadre no verbal es lo que permite a estos niños establecer los canales de comunicación (Gómez, 1995)

Son diversos los estudios que confirman la efectividad de la musicoterapia en dificultades concretas del autismo:

Goldstein (1964)

Puede ayudar a los niños con TEA a mejorar sus habilidades comunicativas verbales y gestuales.

Stevens y Clark (1969)

Ofrece una eficacia significativa en la mejora de la comunicación y los comportamientos sociales.

Thaut, 1984; Mahlberg, 1973

El uso de patrones melódicos y rítmicos fuertes durante las instrucciones verbales también ha sido demostrado como beneficioso al mantener la atención y para la comprensión del lenguaje hablado

Alvin (1975)

  • Romper patrones de aislamiento.

  • Motivar la vocalización

  • Establecer enlace entre padres e hijos, proveyendo un canal de comunicación

Reid, Hill, Rawer & Montegar (1975)

Enseñar HHSS

Schmidt, Franklin y Eduars (1976)

La música puede ser altamente efectiva al darle forma a conductas sociales apropiadas.

Bruscia (1982)

Reduce las vocalizaciones no comunicativas (ecolalia)

Soraci, Deckner, McDaniel & Blanton (1982)

Reducir conductas estereotipadas (actividades rítmicas y musicales)

Nelson (1984)

  • Algunos juegos musicales fueron los responsables de las primeras vocalizaciones inteligibles.

  • Reacciones a la música adaptivas y no repetitivas (sesiones estructuradas)

  • Desarrollo de la creatividad, la curiosidad y el interés exploratorio de los estímulos

Thaut (1984)

  • Instrumento como intermediario entre paciente y terapeuta, proveyendo un punto inicial de contacto.

  • Incentivar la verbalización y estimular los procesos mentales con respecto a la conceptualización, la simbolización y la comprensión.

Gold C., Wigram T., Elefant C. (2007)

  • Aumento en el desarrollo de habilidades comunicativas.

Amucadi, 2009

  • La musicoterapia busca el vínculo a través del ritmo y la música. La música logra bajar los niveles de estrés y descubrir la creatividad, encontrando un espacio de juego y diversión.

  • Satisfacción emocional.

Por lo que en base a su efectividad desde la musicoterpia se plantean los siguientes OBJETIVOS en intervención en personas con TEA (Cora Leivison, 2007):

  • Colaborar en su proceso de conexión con el mundo que lo rodea.
  • Estimular el diálogo rítmico del niño con su entorno.
  • Conseguir un mejor desarrollo neuromotriz mediante juegos funcionales.
  • Estimular el desarrollo lo más armónico posible instaurando nuevas formas de expresión de las emociones, comunicación y movimiento.
  • Estimular de manera general y según a problemática particular los doce aspectos del desarrollo (destrezas de relación, acción y atención conjunta, teoría de la mente, comunicación lenguaje expresivo y receptivo, anticipación, flexibilidad, asignación de sentido a la acción imaginación, imitación y suspensión).
  • Desarrollar y afianzar la motricidad gruesa.
  • Estructurar adecuadamente la sensorialidad en su esquema corporal.
  • Desarrollar la agudeza de los sentidos: háptico-visual-auditivogustativo-olfativo.
  • Favorecer la relación con su familia y con otras personas.
  • Favorecer las conductas de autodeterminación y creatividad.

Todos ellos con la finalidad de acercarnos al objetivo primordial mejorar la calidad de vida del niño y su entorno

Leivinson, Cora (2011) Musicoterapia en el Espectro Autista

Fdo: CRISTINA MORENO SÁNCHEZ Psicóloga y Musicoterapeuta CV- 12786

Tienes la posibilidad de hacer una VISITA INFORMATIVA GRATUITA, donde podrás explicarnos personalmente tu motivo de consulta. En ella te explicaremos cuál es el plan de intervención más adecuado, el procedimiento a seguir y sus costes.

Publicaciones recientes

Источник: https://centroideat.com/hello-world/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: