O que a ciência diz sobre os métodos naturais de indução do parto?

Inducción al parto con métodos naturales

O que a ciência diz sobre os métodos naturais de indução do parto?

Te estas acercando a la fecha probable del parto o puede que la hayas pasado ya.

Has terminado el curso de preparación al parto hace tiempo; has planchado toda la ropa del bebé y te encuentras abriendo su cajón cada momento por si te inspiras;  has limpiado la casa y has cambiado la posición del sofá 5 veces para ver que estaba mejor como antes; has congelado mucha comida por si pasa una legión por tu casa  y ya no sabes que hacer más.

Y lo peor es que la gente (incluso la que no conoces tanto) te dice repetitivamente: ¿pero no has parido todavía? – Si, hombre, claro que he parido, la barriga que ves es porque acabo de tragar un elefante.

Te suena, ¿verdad?

Y ahora la pregunta importante:

Te he resumido en esta entrada los métodos naturales más usados para inducir al parto. Pero un segundo antes de comprarte 5 kg de hojas de frambuesa, quizás merece la pena preguntarte: ¿por qué quieres adelantar el parto?  varias situaciones son las que se me ocurren:

  • Has roto la bolsa: en el hospital seria un motivo de la profilaxis antibiótica a las 12 o 18 horas, dependiendo del protocolo de cada hospital, y la inducción dentro de las 24 horas siguientes sino te has puesto de parto tu sola. En el libro ¨Parir sin miedo¨, Consuelo Ruiz (la famosa matrona española) cuenta de una embarazada que parió con ella tras dos semanas con la bolsa rota sin ninguna complicación. Mi consejo: si has roto la bolsa, en el tiempo que tienes antes de la inducción médica, puedes probar algunos métodos naturales que te ayuden a ponerte de parto de forma espontánea, que siempre es mejor.
  • Has pasado la fecha probable de parto: tampoco es para preocuparte. Muchas mueres paren después de su FPP.  Pero si has llegado a la semana  41 y te sientes presionada por el equipo médico, antes de determinar la fecha para la inducción en el hospital, puedes probar estos métodos.
  • Se trata de una inducción por patología: por ejemplo, por la tensión arterial alta. Pues aquí la inducción médica seguramente sería la mejor opción. A ella se puede añadir algunos de los métodos naturales compatibles.
  • Estas cansada ya: ¡Animo! que no queda mucho. Piensa que tu bebé nacerá cuando este preparado, vamos a respetarlo y darle el tiempo que necesita. Sé que no es fácil, pero ten paciencia.. mientras tanto puedes limpiar la casa, congelar comida o ver Sálvame Deluxe (¡verás que la gente esta mucho peor que tú!)

Una cosa antes de leer esta lista

Date cuenta que para la mayoría de estos métodos no existe suficiente evidencia científica, por lo que  no sabemos con seguridad si son eficaces o no.

Algunos porque no han sido estudiados directamente, otros porque se trata de tratamientos alternativos a la medicina tradicional y su evaluación por los métodos tradicionales no les vale (¿Cómo se mide el Chi o el Ki?). La evaluación se dificulta también porque el bebé estaba a punto de salir de todas formas.

 Pero no tener la evidencia científica al 100% no significa que no funcionen, por lo que algunos requieren usarlos con cautela y consultar previamente a los profesionales correspondientes.

Empezamos con los métodos que perecen ser los más eficaces:

  • Relajarse: lo primero y lo más importante. Tiene mucho sentido: Queremos mantener niveles bajos de adrenalina  y altos de oxitocina y las técnicas de relajación y meditación pueden ayudar. La respiración abdominal juega un papel importante en la relajación.
    • ¿Funciona? Más de lo que parece. pero si no te ha funcionado para la inducción, no pasa nada, la relajación tiene muchas ventajas.
    • ¿Es seguro? totalmente
    • ¿Cómo y cuándo? Cuando y cuanto quieras. Existen muchos métodos desde un simple baño caliente hasta la hipnosis. Lo suyo sería practicarlo durante el embarazo con alguien que te guíe.
  • Infusión con hojas de frambuesa: la frambuesa es uterotónica, quiere decir que aumenta el tono muscular de útero
    • ¿Funciona? Pues en realidad la frambuesa no sirve para inducir el parto directamente, sino para conseguir que las contracciones sean mas armónicas y con un ritmo estable para facilitar el parto.
    • ¿Es seguro? Sí. Si se toma a partir de las 36 semanas.
    • ¿Cómo y cuánto? Janet Balaskas en su libro ¨Parto Activo¨ recomienda beber unos 3 vasos de infusión diarias durante las últimas semanas del embarazo.
  • La actividad física como andar, nadar o yoga: El movimiento genera movimiento. Ojalá fuera una frase mía pero Einstein lo dijo primero. Y si lo dice él, será verdad. Caminar utiliza la gravedad para ayudar a que el bebé se coloque en la posición idónea para el parto.
    • ¿Es seguro? Sí. Pero si tienes la bolsa rota, no te metas en la piscina pública para inducir las contracciones. Ya, ya sé que no lo ibas a hacer..
  • El sexo, o mejor aún- ¡tener orgasmos!: Este es el método mas divertido de todos. Actúa por varios medios: la actividad sexual puede estimular al útero y generar contracciones; hacer el amor libera grandes cantidades de la hormona del amor- la oxitocina;  y el semen contiene prostaglandinas que relajan los tejidos, entre ellos el cuello del útero.
    • ¿Funciona?- evidencia científica no tiene.  ¡¿pero para que la queremos?!
    • ¿Es seguro? Si. Pero no si tienes la bolsa rota o sangras.
    • ¿Cómo y cuánto? A esta altura el sexo es mas fácil decir que hacer… pero con un poco de creatividad y un camisón sexy (¡pero si no nos cabe ninguno!) se puede echar un buen rato en pareja, o sola que también vale.
  • Estimular los pezones: La estimulación del pecho libera oxitocina (necesaria no solo para el parto sino para la secreción de la leche materna también.)
    •  ¿Funciona? ¡Sí! Por fin algo comprobado científicamente para la inducción. Se ha relacionado con el inicio del parto espontáneo en 72 horas.
    • ¿Es seguro? Sí. Además se ha demostrado que esta relacionado con menor incidencia de hemorragia postparto. curioso, ¿no? Hay que decir que no se ha comprobado la seguridad que tiene en mujeres de alto riesgo.
  • Acupuntura: Esa técnica de la medicina china tradicional se cree que funciona por varias vías de actuación: la estimulación del útero,  los cambios hormonales y  la regulación del sistema nervioso.
    • ¿Es seguro? Los pocos estudios que hay indican que es una técnica segura. No tiene efectos teratogénicos y con raros efectos adversos o complicaciones. Aún así durante el embarazo hay que practicarlo con cautela y evitar la acupuntura en el primer trimestre.
    • ¿Funciona? No existe suficiente evidencia científica pero se trata de cientos de años de experiencia de acupuntura en embarazadas y parturientas.
    • ¿Cuándo y cómo? Se debe acudir a un profesional con experiencia en acupuntura para las embarazadas. Son necesarias normalmente dos o tres sesiones con diferentes intervalos en función de las semanas de gestación en las que nos encontramos. El parto se iniciará en 24-72 horas normalmente.
  • Homeopatía: La homeopatía implica el uso de sustancias muy diluidas que provocarían síntomas en su forma no diluida.
    • ¿Funciona? No esta científicamente demostrado pero se utiliza desde hace años y con buenos resultados y satisfacción de las usuarias.
    • ¿Qué y cómo? Lo mas utilizado para este propósito es el Caulophyllum. Hay diferentes pautas de la dosis que podrían ser recomendadas para el parto.  Lo suyo sería consultar un homeópata profesional para personalizar el tratamiento.
  • Aceite de ricino: Tiene propiedades laxantes. Estimula el peristaltismo del intestino grueso y delgado y se utiliza con la idea de que podría extenderse a los órganos vecinos, como el útero.
    • ¿Es seguro? No es la opción mas segura. Al causar diarrea podría  desencadenar una deshidratación. El aceite de ricino atraviesa también la placenta, por lo que teóricamente podría estimular el intestino del bebé provocando la eliminación del meconio (en teoría, no esta comprobado).
    • ¿Funciona? pues no existe suficiente evidencia científica al respeto, pero no significa que no funcione por lo que hay que usar con cautela.
    • ¿Cómo y cuánto? La dosis más usada son 30ml, que son unas 2 cucharadas por la mañana (si no quieres pasar la noche en el wc) mezclados con un zumo de naranja para mitigar el mal sabor. Se puede repetir la dosis cada 3-4 horas si no produce el efecto deseado. Otra opción sería utilizarlo en forma de enema.
  • Stripping o maniobra de Hamilton: No diría que es una técnica natural. Se trata de un despegamiento de las membranas del cuello uterino con el tacto vaginal que hace el ginecólogo o la matrona. Esta técnica causa con frecuencia malestar o dolor, sangrado y contracciones irregulares. Haciéndola de forma rutinaria a partir de la semana 38 acorta la duración del embarazo, pero no aporta ningún beneficio comprobado. Pero podría ser útil antes de recurrir a la inducción médica.
    • ¿Funciona? La liberación de las prostaglandinas puede desencadenar el parto en 48 horas, sobre todo si el cuello esta ya maduro. ¡Ojo! Esta maniobra debe ser realizada con el consentimiento previo de la madre.
  • El Shiatsu: es una terapia japonesa moderna, basada en la acupresion china tradicional. Se presiona con los dedos en puntos anatómicos. Lo puedes probar tu sola:
    • presionar el punto SP-6.(bazo 6) Se encuentra 4 dedos por encima del maléolo interno. se presiona durante 60 segundos cada 3-5 minutos durante 20-30 minutos una vez al día.
    • Punto LI 4(intestino largo 4).- más fácil ver la foto que explicar donde se encuentra..  Se presiona de la misma manera que el SP 6.
    • ¿Funciona? Es muy probable. Por lo que no se debería intentar antes de la semana 39. (El  Shiatsu tiene muchos beneficios durante el embarazo, se recomienda usarlo pero no con el fin de inducir el parto antes de tiempo)
  • La reflexología: son puntos de presión en los pies. En teoría podría inducir el parto en las 24 horas siguientes. Un punto muy eficaz :
    • La hipófisis: este punto de presión, ubicado en el dedo gordo del pie, activará la glándula pituitaria, que libera la oxitocina entre otras hormonas. Se presiona durante 2-3 minutos en cada pie. El normal sentir el bebé moviendo durante el tratamiento.

Hierbas medicinales:

  • Isihlambez– hierba medicinal en uso masivo en Sudáfrica. Es una mezcla de varias plantas y se usa en las últimas semanas del embarazo como una infusión para acelerar el parto.
  • Cohosh negro ( cimicifuga) – Los nativos americanos eran conscientes de esta planta y utilizaban las raíces para inducir el parto. Se encuentra disponible en tinta, cápsulas y té. Tiene funciones parecidas al estrógeno. Es más eficaz para la inducción cuando se usa junto con el Cohosh azul (caulophyllum). El cohosh azul coordina las contracciones y las hace más fuertes. Son plantas potentes y sólo se debe usar si el embarazo está a término.
  • Aceite de Onagra: contiene prostaglandinas que ayudan a madurar el cuello uterino. No inicia las contracciones por si solo. No existen suficientes evidencias para su uso con este fin.
    • ¿Cómo? La forma mas utilizada es tomando 2 capsulas de 500mg al día a partir de la semana 36 y aumentando hasta 3 o 4  cápsulas a partir de la semana 38. En las últimas semanas se puede poner una cápsula vía vaginal antes de acostarse (¡no no lo hagas si bolsa esta rota!) . También se puede utilizar este aceite para el masaje perineal.
  •  Aromaterapia: Echando unas gotas en el baño, o en el aceite que usas para masajearte.
    • Lavanda- calma el cuerpo, libera tensiones lo que facilita el inicio del parto. Crea ambiente tranquilo para el parto.
    • Salvia- Estimula las contracciones. No lo uses durante el embarazo.
    • Albahaca y Orégano- Estimula las contracciones. No uses el aceite antes de la FPP.
    • Jazmín- Estimula contracciones y ¨caliente la matriz¨. No antes de la FPP.
  • Comer piña – la piña contiene una enzima llamada bromelaína . Se cree que ayuda a madurar el cuello uterino igual que las prostaglandinas.
  • Comida picante- Ese es mi método favorito.. pero porque me gusta el picante, no porque tenga algún efecto. Pero sí que hay mujeres que jurarían que su parto fue muy corto por echar 20 guindillas al plato; normal, ¡el bebé salió corriendo!
  • Llorar- (pero no por estar desesperada que el parto no llega…) liberar las tensiones y expresar las emociones siempre ayuda.
  • Comer regaliz- actúa como un estimulante intestinal y laxante. La misma idea que el aceite de Ricino pero más suave. Si lo compras, mejor sin azúcar.

Más trucos de las abuelas:

  • Comer ajo
  • Beber té de comino (a este sí que hay que echarle azúcar, sino ..)
  • Rebotar sobre una pelota de Pilates, o conducir en una calle con muchos baches.
  • Subir y bajar escaleras
  • Limpiar la casa- bueno, si no te pones de parto, por lo menos la tienes limpia..

Antes de usar cualquier método usa tu BRAIN ( cerebro) :

B – ¿Cuáles son los Beneficios?
R – ¿Cuáles son los Riesgos?
A – ¿Cuáles son las Alternativas?
I –  ¿Qué me dice mi Instinto?
N – ¿Y si no hago Nada?

¿Conocéis algún método más? Escribidme en los comentarios.

Shiran Efraty, matrona

Certified Active Birth Teacher

© Copyright – Parto activo blog

Источник: https://shiranefraty.com/2016/01/15/guia-completa-de-la-induccion-con-metodos-naturales/

Indução do trabalho de parto: como e por que é feita

O que a ciência diz sobre os métodos naturais de indução do parto?
Foto: Kátia Ribeiro

Indução do trabalho de parto é o uso de métodos medicamentosos para fazer com que o trabalho de parto tenha início, ou seja, para que as contrações do útero comecem a acontecer.

A indução do trabalho de parto é recomendada quando algo na saúde do bebê ou da mulher inspira preocupação, e o trabalho de parto não começou espontaneamente.

De acordo com o Ministério da Saúde, a indução é uma prática aceitável e recomendável quando há indicação. Induzir o trabalho de parto pode evitar resultados desfavoráveis para a mãe ou o bebê, além de uma cesárea desnecessária e suas possíveis consequências.

Fases do trabalho de parto

Primeiro, é importante esclarecer como o trabalho de parto se desenvolve. Ele tem três estágios, e uma indução só é feita quando a mulher não está ainda no primeiro deles.

Veja quais são as fases do trabalho de parto:

  • Primeiro estágio: a mulher apresenta contrações regulares a cada 3 a 5 minutos por mais de 1 hora. As contrações são geralmente com dor e duram em torno de 50 a 60 segundos. Ele se divide em duas fases:
    • Fase de Latência: Mudança gradual do colo do útero. Pode chegar até 6 cm de dilatação.
    • Fase Ativa: Mudança rápida do colo do útero. Se inicia após 4 a 6 cm de dilatação e vai até a dilatação total ou 10 cm, quando o colo desaparece completamente e o útero e a vagina se transformam no canal de parto.
  • Segundo estágio: da dilatação total até o nascimento. É quando a cabeça do bebê desce pelo canal de parto. Se divide em duas fases:
    • Fase Passiva: da dilatação total até os puxos involuntários (quando a mulher sente vontade de fazer força, como a vontade de evacuar);
    • Fase Ativa: do início dos puxos até o nascimento do bebê.
  • Terceiro estágio: do nascimento do bebê até a saída da placenta, chamada de dequitação.

Por que fazer indução do trabalho de parto

No Brasil, o Ministério da Saúde indica que a indução do parto seja feita após a 41ª semana de gestação, com a concordância da mulher.

Outros motivos para realizar a indução do parto é o oligoâmnio, ou seja, diminuição da quantidade de líquido amniótico, bolsa rota sem que a mulher tenha entrado em trabalho de parto, hipertensão na gestação ou alguma outra condição que esperar o parto espontâneo traga riscos associados.

Qualquer que seja o motivo, a mulher deve ser informada, esclarecida e concordar com o procedimento.

Foto:Kátia Ribeiro

Como é feita a indução do trabalho de parto

Antes da indução ser efetivamente realizada, o ideal é tentar alguns métodos de preparo do colo do útero, que vão ajudar a deixá-lo mais amolecido e um pouco dilatado, para facilitar a dilatação que acontecerá quando as contrações ficarem ritmadas.

Existem maneiras farmacológicas e não farmacológicas de realizar esse preparo. Dentre os métodos não-farmacológicos estão o descolamento de membranas (que pode ser complementado com alguns pontos de acupuntura) e o uso do balão intracervical. O método farmacológico consiste no uso de prostaglandinas via vaginal.

Ilustração do uso de balão intracervical

O descolamento de membranas, embora um pouco desconfortável, é um método seguro e eficaz, pois promove a liberação de prostaglandina, hormônio que ajuda a maturar o colo do útero e as vezes acaba desencadeando as contrações. Ele consiste num exame de toque e de uma massagem no colo do útero, que acaba descolando a parte da bolsa que esta em contato com o colo.

O balão intracervical consiste na introdução da um catéter com um balão cheio de água ou soro na ponta que é colocado no canal do colo do útero e que ajuda a deixá-lo mais mole e dilatado, preparando o terreno para a ação das contrações. O intuito é que o balão cervical vá massageando o colo até que o mesmo se abra e o balão saia, deixando o caminho preparado.

As prostaglandinas via vaginal são a alternativa farmacológica para o preparo do colo, e no Brasil existem em forma de comprimido ou de fita.

Elas são utilizadas com a paciente já internada e muitas vezes podem acabar desencadeando as contrações (além de preparar o colo, que é a função desejada).

Elas são contra-indicadas para mulheres com cesárea anterior devido a aumentarem o risco de uma ruptura uterina.

Descolamento de membranas. Ilustração: Marcella Briotto

Depois do colo preparado, a indução continua com o uso da ocitocina intravenosa, um hormônio sintético que provoca as contrações.

Idealmente ela é utilizada com uma bomba de infusão para que sua dose seja minuciosamente controlada para ser a dose mínima necessária para que a mulher tenha 3 contrações em cada 10 minutos, que é o ritmo ideal e fisiológico das contrações do trabalho de parto.

Quando as contrações se regularizam, assim que possível é realizada a ruptura da bolsa, pois isso ajuda o corpo da mulher liberar a ocitocina endógena. A partir daí, muitas vezes é possível até retirar a ocitocina sintética e deixar o parto evoluir normalmente.

A indução do trabalho de parto só é contra-indicada quando há uma contra-indicação ao parto normal, como em casos onde o bebê não está bem ou casos de algum outro impeditivo para que o parto aconteça (placenta prévia, que recobre o colo do útero, por exemplo).

O que diz a Organização Mundial de Saúde

No documento “WHO Recommendations for Augmentation of Labour”, ou “Recomendações da OMS para intensificar o trabalho de parto”, a Organização Mundial de Saúde oferece algumas orientações aos profissionais de assistência ao parto. A intenção do documento é estimular condutas baseadas em evidências científicas e que respeitem o protagonismo da mulher para uma experiência positiva de parto.

A OMS afirma, neste documento, que exames de toque não são a maneira mais indicada de detectar o início ou atraso do trabalho de parto. A orientação é que isso seja avaliado por meio de um partograma com linha de ação de quatro horas.

A Organização Mundial de Saúde também não recomenda o uso de fluídos intravenosos e nem de misoprostol por via oral para acelerar o trabalho de parto. Em vez disso, ela indica que a mulher tenha liberdade de movimentos e seja encorajada a ficar na vertical, para que a força da gravidade auxilie o bebê a descer.

A presença de uma acompanhante também é uma boa prática recomendada pela OMS como recurso para intensificar o trabalho de parto. A segurança que o acompanhante provoca na mulher aumenta os níveis de ocitocina e ajuda o trabalho de parto a fluir.

Fontes:

Parto, aborto e puerpério: Assistência humanizada à mulher

WHO recommendations for augmentation of labour

Источник: https://meuparto.com/blog/intervencao-do-parto/inducao-do-trabalho-de-parto-como-e-por-que-e-feita/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: