Papilla rápida de frutas españolas

10 papillas de frutas caseras para bebés a partir de 6 meses

Papilla rápida de frutas españolas

A partir de los 6 meses los bebés deben empezar a probar frutas ya que son fundamentales en su alimentación. Las papillas de frutas tienen una textura suave y sabor dulce por lo que suelen gustar mucho a los peques. Además aportan fibra, agua, vitaminas y otros nutrientes que son claves para el crecimiento saludable de tu bebé.

Para hacer las papillas lo mejor es escoger frutas de temporada que están en su mejor momento de sabor y asegurarse de que están maduras: manzana, pera, plátano, mandarina, sandía, melón, ciruela, aguacate… Es importante ir variándolas para que el bebé se acostumbre a diferentes sabores, texturas y colores.

Si has comenzado con la alimentación complementaria para tu bebé y necesitas ideas de qué ofrecerle aquí tienes 10 papillas de frutas ricas y nutritivas que podrás preparar fácilmente.

Recetas de potitos de frutas

Una papilla rápida y fácil de preparar, con manzana, pera y plátano y deliciosa ¡Tu bebé no dejará ni gota!

Prepara en solo 15 min esta suave compota de manzana para tu bebé. Rica, saludable y fácil.

La pera es una fruta suave de sabor dulce que podemos darle al bebé a partir de 6 meses. Esta compota es fácil, deliciosa y muy económica.

La clásica papilla que todos hemos comido de bebés. Rápida de hacer porque no necesita cocción, nutritiva y riquísima.

Prepara una papilla saludable de plátano y manzana para tu bebé a partir de los 6 meses. Una receta fácil y completa para hacer en 5 minutos.

Esta combinación sorprendente de fruta y hortaliza funciona muy bien cuando las mezclas. Es una papilla cargada de vitaminas y antioxidantes.

Es bastante normal que los bebés sufran estreñimiento pero ¡en esta papilla de manzana y ciruela pasa está la solución! Prueba a hacerla y te sorprenderás.

Los arándanos son muy sanos y esta es una papilla ideal para que tu bebé pueda comerlos a partir de los 6 meses sin el riesgo de atragantarse.

Esta papilla de plátano y aguacate es una de esas recetas sencillas de hacer, sabrosas y muy nutritivas.

El aguacate está entre las frutas más saludables y el guacamole es una receta que se puede adaptar fácilmente para bebés haciéndola más suave.

¿Cuándo puedo empezar a darle papillas de frutas?

A partir de los 6 meses. Algunas mamás prefieren introducir primero los cereales sin gluten, otras las verduras o las frutas. La Asociación Española de Pediatría dice:

¿Qué alimentos utilizar y con qué secuencia? Las pautas varían mucho entre regiones y culturas. No se deben dar “instrucciones” rígidas. No hay alimentos mejores que otros para empezar.

Guía de recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación complementaria.

Así que ya ves, no hay unas frutas mejores que otras para empezar y puedes hacerlo en el orden que quieras. Debes introducir progresivamente toda la variedad de frutas disponible, en cualquiera de las comidas diarias, e ir variando también la forma de presentación (triturada, chafada, en pequeños trozos…).

Una vez que tu bebé haya probado una a una las frutas ya puedes hacer papillas con combinaciones.

Cuidado, si tu bebé pone caras al probar las primeras cucharas, no lo tomes como un rechazo ¡puede que sólo sea sorpresa ante tantas cosas nuevas!

¿Qué cantidad debo dar a un bebé de 6 meses?

Hasta los 6 meses la leche materna cubre las necesidades nutricionales del niño.

Por eso, al comenzar la introducción de alimentos sólidos, se dan cantidades muy pequeñas, el equivalente a 2 o 3 cucharadas de puré.

Unos días más tarde, volver a empezar con el mismo puré, aumentando las cantidades (4 a 5 cucharadas). Continúa de esta manera gradualmente, hasta que coma el equivalente a un pequeño frasco (130 g).

El objetivo no es alimentar a tu bebé, sino despertarlo y familiarizarlo con la degustación de nuevos sabores y texturas.

Beneficios de las papillas de frutas para tu bebé

Que las frutas son un alimento sanísimo lo sabemos todos. Por si quieres más detalles aquí tienes los beneficios específicos que tienen para tu bebé:

  • Su textura suave y sabor ligeramente dulce gusta a todos los bebés. Como además las frutas son muy variadas le ayudan a descubrir nuevos sabores y texturas.
  • Son una fuente de hidratación porque contienen gran cantidad de agua.
  • Aportan vitaminas, antioxidantes, minerales y otros micronutrientes fundamentales para el crecimiento saludable de tu bebé.
  • También tienen mucha fibra que ayuda a prevenir y combatir el estreñimiento del bebé.

Cómo preparar las papillas de frutas

Preparar potitos de frutas es rápido y sencillo, sólo debes tener en mente algunos consejos para aprovechar al máximo los nutrientes y sabores:

  • Elige frutas de temporada y que estén maduras. Evita las que estén verdes pues tienen un sabor más ácido, incluso amargo y texturas menos suaves.
  • Prueba diferentes combinaciones hasta que encuentres las que más gustan a tu bebé. Algunas suelen funcionar mejor que otras y son grandes clásicos como la de plátano y manzana con leche o zumo de naranja.
  • Siempre lava y pela las frutas, retira las partes más duras y las semillas.
  • Algunas frutas como la manzana o la pera necesitan un poco de cocción pues son más duras. Cuando tengas que cocer la fruta hazlo al vapor o con poca agua para conservar la mayor cantidad de nutrientes. Cuanto menos tiempo esté cociendo mejor. Otras frutas como el plátano o el aguacate no necesitan ninguna cocción.
  • Cuando empieces a hacer papillas usa la batidora para triturar las frutas hasta conseguir una textura sin grumos. Cuando tu bebé vaya creciendo deja la batidora y aplasta con un tenedor. Así quedará un puré con un toque rústico, para que el peque empiece ya a notar texturas y entrene la masticación.
  • Nunca añadas azúcar a las papillas.

Más información

Источник: https://recetasparamibebe.com/10-papillas-de-frutas-caseras-para-bebes-a-partir-de-6-meses/

Cómo preparar una buena papilla de frutas

Papilla rápida de frutas españolas

La fruta es uno de los primeros alimentos que se introducen en la dieta de un bebé. Su fácil digestión, su sabor dulce y su alto contenido en vitaminas, minerales, agua y fibra hacen de ellas un grupo de alimentos muy saludable, del que conviene aprovechar adecuadamente todos sus nutrientes. ¿Cómo? Te lo detallamos a continuación. 

En torno a los 6 meses de edad, el pediatra te aconsejará empezar a dar las primeras frutas a tu bebé. ¿Por cuáles empezamos? Las manzanas, las peras y el plátano son buenas opciones para el inicio de la diversificación de su dieta. 

Asimismo, puedes añadir también zumo de naranja o mandarina. Eso sí, siempre sin azúcar y asegurándote de que las frutas no son demasiado ácidas, sino dulces. Si aún así tu pequeño/a lo rechaza, no te preocupes, cíñete entonces tan solo al puré, ¡y ya llegará el momento de los zumos más adelante!

A partir de aquí, y de forma gradual, podrás ir introduciendo el resto de frutas. Hay que tener en cuenta que algunos alimentos como las fresas, los kiwis, los melocotones o las frutas tropicales hay que dejarlas para más adelante, ya que suelen catalogarse como alérgicas. 

¿Cómo saber si tu bebé es alérgico o intolerante a alguna fruta?

Para comprobar si tu peque tiene alguna alergia o intolerancia, es imprescindible ofrecerle papilla de una sola fruta durante 3 o 4 días seguidos, y ver cómo reacciona su organismo.

Si no presenta ningún problema, podremos entonces preparar un nuevo puré con otra de las frutas recomendadas para su edad.

El motivo de hacerlo así es porque si mezclas varias frutas en una sola receta, nunca sabrás cuál de ellas le ha provocado la reacción adversa.

Para empezar, lo más recomendable es seguir una de estas dos opciones:

  1. Pelar y cortar las piezas de fruta en trozos y pasarlas por la batidora. Opcional: añadir un chorro de zumo de naranja o mandarina natural. No olvides quitar las pepitas, huesos y granos que puedan contener las piezas.
  2. Pelar, cortar y cocer la fruta como si fuese una compota. Después, batirla y añadirle leche materna o de fórmula y/o espesarla con cereales. Si eliges probar esta opción, recuerda no cocer demasiado tiempo la fruta para que no pierda sus propiedades nutricionales.

El añadir leche templada en la papilla suele ser uno de los trucos que mejor funcionan en la mayoría de los casos. Esto es debido a que el bebé reconoce el sabor de un alimento familiar, y no se le hace tan extraño el probar y aceptar algo nuevo. 

Otro consejo es comprar frutas frescas y maduras, además de quitarles siempre la piel hasta que tu pequeño/a sea suficientemente capaz de morderla y digerirla correctamente. 

Otras formas de darle fruta a los más pequeños

Una vez comprobado que tu bebé tolera bien la fruta, podemos ir variando su presentación: sorbetes, macedonias, zumos de varias frutas, batidos, smoothies, dentro de yogures naturales, etc. ¡Imaginación al poder!

¿Cuánto debe comer según su edad?

Un bebé de unos 6 meses de edad debería comer, aproximadamente, unos 200-220 gramos de purés de fruta.

Esto equivaldría a media manzana, media pera y medio plátano, además del zumo de naranja si decides optar por él.

Desde Club familias aconsejamos ofrecérselos en plato y cuchara, en vez de biberón, para que vaya acostumbrándose a nuevas texturas y a comer con cubiertos. ¡Qué grande está ya, ¿verdad?!

Si pese a elegir las naranjas y mandarinas más dulces, sigue teniendo un toque ácido y tu bebé lo rechaza, prueba a añadir cereales (con o sin gluten) o algunas galletas sin azúcar, ¡verás cómo mejora el sabor!

En cualquier caso, lava siempre muy bien la fruta y córtala en trocitos pequeños para evitar que pueda atragantarse. 

Y, si prefieres que sea él/ella quien dirija su propia alimentación y experimente por sí solo con la comida, entonces el Baby led weaning puede ser una muy buena solución. 

Otras opciones para que coma fruta

Aunque por su composición y valor nutricional no sean equiparables a un puré de frutas casero, otra vía para que los bebés empiecen a familiarizarse con el aroma y sabor de las frutas, y de alguna manera las acepten mejor, es introducir en su alimentación las papillas de cereales que contienen frutas

Algunas alternativas recomendables son Blevit plus Superfibra Frutas para los bebés que aún no se han iniciado en esta nueva dieta, y Blevit plus Duplo 8 Cereales y Frutas o Blevit plus duplo Multicereales con Frutos Secos, Miel y Frutas para los que ya van más avanzados en materia.

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/preparar-papilla-frutas

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: