Parto con poco líquido amniótico

Contents
  1. Parto con poco líquido amniótico
  2. ¿Cuál es la cantidad normal de líquido amniótico en el embarazo?
  3. ¿Qué causa la escasez de líquido amniótico?
  4. ¿Qué puedo hacer para aumentar el líquido amniótico?
  5. ¿Cómo sé yo si ya no tengo líquido amniótico?
  6. ¿Cómo se trata el oligohidramnios?
  7. Una vez es expulsado el líquido amniótico ¿cuánto tiempo puede durar un bebé dentro del útero hasta ser expulsado?
  8. Oligohidramnios: causas, diagnóstico y tratamiento en el embarazo
  9. Definición de oligohidramnios
  10. ¿Cómo se mide el líquido amniótico?
  11. Causas
  12. Síntomas y complicaciones
  13. Tratamiento
  14. ¿Qué recomendaciones debe seguir una mujer con oligohidramnios?
  15. ¿A qué se debe la poca cantidad de líquido amniótico?
  16. ¿Cómo se puede clasificar el oligohidramnios?
  17. Polihidramnios y oligohidramnios: exceso o poca cantidad de líquido amniótico en el embarazo
  18. ¿Cuál es la cantidad normal de líquido amniótico en el embarazo?
  19. ¿Cómo se mide la cantidad de líquido amniótico?
  20. Polihidramnios: exceso de líquido amniótico en el embarazo
  21. Oligohidramnios: poca cantidad de líquido amniótico en el embarazo
  22. Oligohydramnios
  23. ¿Cuál Es El Oligohidramnios?
  24. ¿Qué Causa Los Niveles Bajos De Líquido Amniótico?
  25. ¿Cuáles Son Los Riesgos De Tener Bajos Niveles De Líquido Amniótico?
  26. ¿Qué Tratamientos Están Disponibles Si Estoy Experimentando Bajos Niveles Líquido Amniótico?
  27. Falta de líquido amniótico durante el embarazo
  28. ¿Qué es el oligohidramnios o falta de líquido amniótico?
  29. ¿Por qué se puede producir una falta de líquido amniótico?
  30. 1.- Ruptura de las membranas
  31. 2.- Diversas enfermedades
  32. 3.- Defectos congénitos o trastornos de la placenta
  33. Riesgos de la falta de líquido amniótico
  34. Síntomas de oligohidramnios

Parto con poco líquido amniótico

Parto con poco líquido amniótico

– es posible que los pulmones del feto no maduren con normalidad

 -también es probable que el feto no tolere el trabajo de parto, por lo que podría llegar a ser necesaria una cesárea

– es posible que el feto no crezca tanto

– el feto puede morir
 

¿Cuál es la cantidad normal de líquido amniótico en el embarazo?

La cantidad de líquido va aumentando en realidad a medida que el embarazo va avanzando y alcanzando a su vez su máximo de volumen entre 800 mililitros y un litro alrededor de las 32 y 36 semanas de gestación. Sin embargo, no todas las mujeres cuentan con el mismo volumen de líquido amniótico.

De hecho, muchas pueden tener poco o bajo líquido amniótico. Eso significa que hay poco líquido alrededor del bebé en el útero durante el embarazo, o lo que es lo mismo en términos médicos, oligohidramnios, un volumen deficiente de líquido amniótico que se asocia a complicaciones maternas y fetales en medicina.

 

¿Qué causa la escasez de líquido amniótico?

En muchos casos, tal vez no pueda descubrirse la causa de la escasez de líquido amniótico, aunque las causas pueden incluir:

– un problema de salud como bien puede ser la presión arterial alta

– un problema con la placenta

– algunos medicamentos

– un problema con los riñones o el aparato urinario del bebé
 

¿Qué puedo hacer para aumentar el líquido amniótico?

Tener un bajo nivel de líquido amniótico significa que hay poco líquido alrededor del bebé en el útero durante el embarazo por lo que existe mayor probabilidad de que el feto pueda golpearse o lastimarse cuando la futura mamá se mueva. Sin embargo, hay forma de aumentarlo. ¿Quieres saber cómo?

1. Haz un estricto reposo.

2. Hidratación intravenosa.

3. Administración de antibióticos y otros medicamentos que posibiliten el aumento del líquido.

4. Toma de abundante líquido.

5. Consumo de verduras y frutas jugosas como el melón, la naranja o la mandarina.

¿Cómo sé yo si ya no tengo líquido amniótico?

Existen una serie de síntomas y signos de pérdida de líquido amniótico y son:

– la ropa interior se moja, pero el líquido no tiene ni olor ni color

– la ropa interior se moja más de una vez al día

– se produce una disminución de los movimientos del bebé en el útero cuando ya hubo una pérdida mayor de líquido
 

¿Cómo se trata el oligohidramnios?

Lo cierto es que cuando la futura mamá está cerca del final del embarazo es posible que no necesite tratamiento.

Dependiendo, de hecho, de la causa del bajo nivel de líquido amniótico y de lo cerca que se esté del parto el médico en algún caso podría querer provocar o bien inducir el trabajo de parto e incluso es posible también que el médico pida a la futura mamá que beba más agua.

También se le pueden dar líquidos a través de una aguja intravenosa en una vena y, además, el médico o ginecólogo probablemente la verá con más frecuencia que si de un embarazo completamente normal se tratara.

Es totalmente necesario, de hecho, un seguimiento frecuente y detallado de la evolución del bebé y de la cantidad de líquido amniótico y una forma también de minimizar sus riesgos es a través del reemplazo del líquido perdido con otro similar.

Dicha transacción se conoce como amnioinfusión. Y tengamos en cuenta siempre que, cuando la salud del bebé o bien la de la madre estén en riesgo, lo más probable (y seguro) es que se trate de realizar el parto lo antes posible.

 

Una vez es expulsado el líquido amniótico ¿cuánto tiempo puede durar un bebé dentro del útero hasta ser expulsado?

En los casos más normales del embarazo no se debería tardar más de unas horas. Sin embargo, cabe destacar que, en algunas ocasiones, en donde aún se conserva una gran parte de líquido amniótico (y siempre dentro del hospital), la mujer puede esperar entre 48 horas y tres semanas antes de tener a su bebé.

Pero eso sí, una insuficiencia prolongada en la cantidad de líquido amniótico durante el embarazo puede causar algunos problemas en el desarrollo del bebé y, como no se suelen presentar demasiados síntomas, lo más importante es detectarlo cuanto antes y dar a luz antes de que la situación pueda complicarse. 

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/parto-con-poco-liquido-amniotico-11745

Oligohidramnios: causas, diagnóstico y tratamiento en el embarazo

Parto con poco líquido amniótico

Actualizado el 10/02/2020

El líquido amniótico es el fluido que rodea al feto durante la gestación. Se encuentra en el interior del saco amniótico y tiene la función de proteger al feto durante todo su desarrollo, desde el inicio del embarazo hasta el nacimiento del bebé.

Una cantidad anormal de líquido amniótico es indicativa de alteraciones fetales o problemas en la madre que pueden poner en riesgo el embarazo. Por ello, es importante medir el volumen de líquido amniótico en las ecografías, sobre todo en el último trimestre.

Una poca cantidad de líquido amniótico se conoce como oligohidramnios, mientras que una excesiva cantidad de líquido amniótico se denomina polihidramnios.

Definición de oligohidramnios

El término oligohidramnios hace referencia a la poca cantidad de líquido amniótico en el embarazo. Esta alteración afecta a menos del 10% de las mujeres embarazadas, aunque solo son diagnosticadas alrededor del 5%.

El oligohidramnios suele darse en el último trimestre, sobre todo si la embarazada se pasa de la fecha de parto, aunque también puede aparecer en cualquier otro momento del embarazo.

Por lo general, las consecuencias del oligohidramnios son más graves si aparece en los dos primeros trimestres de gestación que en el tercero. A pesar de ello, la mayoría de embarazos con oligohidramnios consiguen desarrollarse con normalidad y dar lugar al nacimiento de bebés sanos.

Líquido amniótico en el embarazo

La cantidad de líquido amniótico varía a lo largo de la gestación. En promedio, el saco amniótico contiene unos 30 ml de líquido a las 10 semanas, 100 ml en la semana 14, 200 ml en la semana 16 y alcanza su máximo en la semana 34, con unos 800 ml de líquido amniótico.

Después de la semana 36, la cantidad de líquido amniótico disminuye gradualmente hasta llegar a los 600 ml en el final del embarazo, pero nunca debe llegar a desaparecer.

¿Cómo se mide el líquido amniótico?

La cantidad de líquido amniótico puede medirse con una ecografía de ultrasonido utilizando el llamado método de Phelan o, lo que es lo mismo, calculando el índice de líquido amniótico (ILA).

Este método consiste en dividir la cavidad uterina en cuatro cuadrantes y, a continuación, medir los diámetros de las lagunas máximas libres de líquido amniótico en cada cuadrante.

El ILA se obtiene al sumar estas 4 medidas obtenidas. El valor normal del ILA debe estar entre los 8-24 cm para considerar que el volumen de líquido amniótico es el correcto.

Causas

No siempre es posible averiguar con seguridad cuál es la causa exacta del oligohidramnios. No obstante, los motivos principales de la disminución de líquido amniótico son los siguientes:

Embarazo postérminocuando el embarazo se prolonga unas dos semanas más de la fecha aproximada de parto.Ruptura prematura de las membranas (PROM)el saco amniótico se rompe antes del parto y parte del líquido amniótico puede escapar. La mujer puede notarse estas pérdidas en la ropa anterior.Alteraciones en la placentacomo el desprendimiento prematuro de placenta, que puede impedir que la sangre y los nutrientes suficientes lleguen al feto y éste deje de producir orina.Problemas maternospreeclampsia, hipertensión crónica, deshidratación, diabetes, lupus, etc.Embarazo múltipleal producirse el síndrome de transfusión intergemelar, en el que uno de los gemelos tiene muy poco líquido amniótico mientras que el otro genera demasiado.Alteraciones fetalesmalformaciones congénitas que afectan a los riñones y vías urinarias, restricción del crecimiento fetal, muerte fetal, etc.Medicamentoslos fármacos que contienen inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, como el captopril para tratar la hipertensión, pueden provocar oligohidramnios.Causas del oligohidramnios

Síntomas y complicaciones

La insuficiencia de líquido amniótico puede ocasionar problemas más o menos graves en el bebé en función de la etapa del embarazo en el que se encuentre.

En la mayoría de casos, el oligohidramnios no provoca ningún síntoma en la mujer y, por ello, sólo será diagnosticado en una ecografía de control. El único síntoma posible es la pérdida de líquido amniótico si hay una rotura de membrana.

A continuación, vamos a comentar los posibles riesgos del oligohidramnios en cada uno de los trimestres del embarazo:

Primer trimestrela falta de líquido amniótico al inicio del embarazo puede tener consecuencias fatales, ya que es cuando se forman todos los órganos del futuro bebé. Así pues, el oligohidramnios puede provocar malformaciones en pulmones, brazos o piernas. También supone un riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro o muerte fetal intrauterina.Segundo trimestreen este periodo el oligohidramnios afecta al crecimiento fetal y también puede impedir la correcta formación y maduración de los pulmones.Tercer trimestreaunque las complicaciones son menores, la falta de líquido amniótico al final del embarazo aumenta el riesgo de compresión del cordón umbilical, lo cual afecta a la oxigenación y frecuencia cardiaca del bebé. El oligohidramnios también aumenta el riesgo de complicaciones durante el trabajo de parto, lo que llevará a la necesidad de practicar una cesárea.

Tratamiento

El tratamiento del oligohidramnios consiste en hacer un control más exhaustivo del embarazo. La mujer tendrá que hacerse varias ecografías para asegurarse de que el feto crece al ritmo adecuado.

Otras indicaciones para tratar la falta de líquido amniótico son beber mucho, controlar las patadas y la actividad del bebé, hacer reposo parcial o absoluto, etc. Todo esto dependerá de lo avanzado que esté el embarazo y de si existen otras alteraciones asociadas.

Tratamiento del oligohidramnios

Si la mujer se encuentra es un estado avanzado de la gestación, es muy probable que le induzcan el parto, sobre todo si se confirma que hay sufrimiento fetal.

Una técnica novedosa que puede ayudar a mantener los niveles de líquido amniótico durante el parto es la amnio-infusión. Consiste en introducir un catéter a través del cuello uterino y bombear una solución salina hacia el saco amniótico de forma constante. Con esto se reduce el riesgo de compresión del cordón umbilical y se aumenta la probabilidad de tener un parto natural.

¿Qué recomendaciones debe seguir una mujer con oligohidramnios?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

Se habla de oligohidramnios cuando en una gestación, el volumen de líquido amniótico está disminuido. El diagnóstico es ecográfico, midiendo la cantidad de líquido amniótico por ecografía.

Podemos dividir las causas de Oligohidramnios en tres grandes grupos:- Causas fetales: Crecimiento intrauterino restringido (CIR), gestación cronológicamente prolongada (GCP), infección fetal o alteraciones del tracto urinario fetal.

– Causas placentarias-membranas: rotura prematura de membranas (RPM), explica la mayor parte de los casos.- Causas maternas: medicación materna

En función de la causa del Oligoamnios y del momento del embarazo su obstetra le dará sus recomendaciones.

¿A qué se debe la poca cantidad de líquido amniótico?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Las causas de la escasez de líquido amniótico en el embarazo son varias como, por ejemplo, la rotura de las membranas, el desprendimiento de placenta, la hipertensión, las malformaciones fetales, el embarazo prolongado, etc.

¿Cómo se puede clasificar el oligohidramnios?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La clasificación del oligohidramnios en función de su gravedad es la siguiente:

LeveILA entre 6 y 7.ModeradoILA entre 4 y 5.SeveroILA

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/oligohidramnios/

Polihidramnios y oligohidramnios: exceso o poca cantidad de líquido amniótico en el embarazo

Parto con poco líquido amniótico

El líquido amniótico es un elemento fundamental en el embarazo. Es un líquido ligeramente amarillento que comienza a rellenar el saco amniótico dos semanas después de la fecundación y rodea al bebé durante su desarrollo dentro del útero materno.

Contiene proteínas, carbohidratos, lípidos y fosfolípidos, urea y electrolitos, todos los cuales ayudan al desarrollo del feto. Además, contiene células fetales, gracias a lo cual se pueden diagnosticar posibles malformaciones.

Durante el primer trimestre, el líquido amniótico lo produce la madre. Es un ultrafiltrado del plasma materno que pasa de su sistema circulatorio al saco amniótico.

A partir del segundo trimestre, el bebé empieza a tragar ese líquido y produce orina. Esto lo hace varias veces al día, por tanto un 90% del líquido amniótico está compuesto por orina fetal.

¿Cuál es la cantidad normal de líquido amniótico en el embarazo?

La cantidad de líquido va aumentando a medida que avanza el embarazo alcanzando su máximo volumen de entre 800 mililitros y 1 litro alrededor de las 32-36 semanas de gestación. A partir de ese momento, el líquido comienza a disminuir ligeramente hasta el momento del nacimiento. Aproximadamente 600 mililitros rodean al bebé a término a las 40 semanas.

El bebé controla el volumen del líquido compensando la velocidad de producción (orinando) con la velocidad de eliminación (tragándolo).

Cuando se produce un desequilibrio entre la cantidad de líquido amniótico que se produce y elimina, surge una anomalía, o bien por exceso (polihidramnios) como por déficit (oligohidramnios).

¿Cómo se mide la cantidad de líquido amniótico?

Hacia el final del embarazo se controla mediante ecografía la cantidad de líquido amniótico presente.

Hay dos maneras de medir el líquido: índice del líquido amniótico (ILA o AFI, por sus siglas en inglés), y bolsillo vertical máximo (BVM o MPV, por sus siglas en inglés).

El ILA controla qué profundidad tiene el líquido amniótico en cuatro áreas del útero. Esas cantidades se suman. Si su índice AFI es de menos de 5 centímetros, tiene oligohidramnios. Si es de más de 24 centímetros, tiene polihidramnios.

El BVM mide el área más profunda del útero para verificar el nivel del líquido amniótico. Si su bolsillo vertical máximo es de menos de 2 centímetros, tiene oligohidramnios. Si es de más de 8 centímetros, tiene polihidramnios.

Polihidramnios: exceso de líquido amniótico en el embarazo

La embarazada puede sentir algunos síntomas debido al aumento de liquido dentro del útero como dificultad para respirar, dolor de espalda, malestares abdominales, e hinchazón excesiva de pies y piernas. Algunas no sienten ninguna señal en absoluto, por eso son tan importantes los controles prenatales.

Las causas de este exceso de líquido pueden ser variadas. Entre las más comunes encontramos la diabetes materna, embarazo múltiple, anomalías genéticas, malformaciones o infecciones fetales, incompatibilidad Rh y síndrome de transfusión fetal.

Una polihidramnia leve suele resolverse por sí misma hacia el final del embarazo, si no es así, o es severa, el médico buscará la causa que la provoca para solucionar el exceso de liquido. Posiblemente te realicen una ecografía de alta resolución y te sugieran una amniocentesis para descartar posibles defectos congénitos.

Te harán controles estrictos durante el resto del embarazo para ir vigilando el desarrollo del bebé.

Tener un exceso de liquido amniótico aumenta el riesgo de parto prematuro, rotura prematura de membranas, desprendimiento de placenta, prolapso del cordón umbilical, muerte fetal o hemorragia postparto.

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

Oligohidramnios: poca cantidad de líquido amniótico en el embarazo

Tener menos cantidad de líquido amniótico que la necesaria también es una complicación. Las señales más habituales son las pérdidas de líquido amniótico, un tamaño del útero demasiado pequeño para la edad gestacional o una disminución de los movimientos fetales.

La oligohidramnios puede estar causada por diabetes o preeclampsia de la madre, rotura prematura de bolsa que esté provocando una pérdida, problemas en el funcionamiento de la placenta, embarazo múltiple o anomalías fetales.

Si sucede durante la primera mitad del embarazo, se lo relaciona con mayor riesgo de aborto, parto prematuro, y defectos de nacimiento.

Hacia el final del embarazo, las consecuencias que puede traer es que el bebé no crezca adecuadamente así como problemas durante el parto como compresión del cordón umbilical.

El médico controlará rigurosamente el crecimiento del bebé y te pedirá que controles sus movimientos dentro del vientre.

En el caso de que la madre presente una enfermedad o se detecte riesgo para el bebé o la madre, el médico valorará adelantar el parto.

Fotos | genue.luben y Daquella maneraen Flickr CC
En Bebés y más | Qué es el líquido amniótico

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/polihidramnios-y-oligohidramnios-exceso-o-poca-cantidad-de-liquido-amniotico-en-el-embarazo

Oligohydramnios

Parto con poco líquido amniótico

El líquido amniótico es parte del sistema de sustentación de la vida del bebé. Protege a tu bebé y ayuda en el desarrollo de los músculos, las extremidades, los pulmones y el sistema digestivo.

El líquido amniótico es producido poco después de que el saco amniótico se forma, como a unos 12 días después de la concepción. Primero se compone de agua que es proporcionado por la madre, y luego alrededor de las 20 semanas la orina fetal se convierte en la sustancia primaria.

A medida que el bebé crece él o ella se moverá y dará marometas en el útero con la ayuda del líquido amniótico. En el segundo trimestre, el bebé comenzará a respirar y tragar el líquido amniótico. En algunos casos, el líquido amniótico puede medir demasiado bajo o demasiado alto.

Si la medición del líquido amniótico es demasiado bajo se llama oligohidramnios. Si la medición del líquido amniótico es demasiado alto se llama polihidramnios.

¿Cuál Es El Oligohidramnios?

El oligohidramnios es la condición de tener muy poco líquido amniótico. Los médicos pueden medir la cantidad de líquido a través de algunos métodos diferentes, comúnmente a través de la evaluación del índice de líquido amniótico (ILA) o mediciones de bolsillo profundo.

Si el ILA muestra un nivel de líquido de menos de 5 centímetros (o menor que el quinto percentil), la ausencia de un bolsillo de líquido de 2 á 3 cm de profundidad, o un volumen de líquido de menos de 500 ml en las semanas 32 á 36 de gestación, entonces se sospecharia un diagnóstico de oligohidramnios.

Acerca del 8% de las mujeres embarazadas pueden tener bajos niveles de líquido amniótico, cerca del 4% han sido diagnosticadas con oligohidramnios. Puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo, pero es más común durante el último trimestre.

Si una mujer está pasada de su fecha de parto por dos semanas o más, ella puede estar en riesgo de tener bajos niveles de líquido amniótico ya que los líquidos pueden disminuir a la mitad una vez que llega a las 42 semanas de gestación.

Oligohidramnios puede causar complicaciones en aproximadamente el 12% de los embarazos que se pasan de las 41 semanas.

¿Qué Causa Los Niveles Bajos De Líquido Amniótico?

Los Defectos de Nacimiento: Problemas con el desarrollo de los riñones o del tracto urinario que pueden causar poca producción de orina, lo que lleva a los bajos niveles de líquido amniótico.

Los Problemas Placentarios: Si la placenta no está proporcionando suficiente sangre y nutrientes al bebé, entonces el bebé puede dejar de reciclar el líquido.
Las Fugas o la Ruptura de Membranas: Esto puede ser un chorro de líquido o un goteo constante y lento de líquido. Esto es debido a un desgarro en la membrana.

Una ruptura prematura de membranas también puede resultar en bajos niveles de líquido amniótico.
Un Embarazo Pasado de la Fecha: Un embarazo pasado de la fecha (que va más de 42 semanas) puede tener bajos niveles de líquido amniótico, lo que podría ser el resultado de la disminución de la función placentaria.

Las Complicaciones Maternas: Los factores tales como la deshidratación materna, la hipertensión, la preeclampsia, la diabetes y la hipoxia crónica pueden tener un efecto sobre los niveles de líquido amniótico.

¿Cuáles Son Los Riesgos De Tener Bajos Niveles De Líquido Amniótico?

Los riesgos asociados con oligohidramnios a menudo dependen de la gestación del embarazo. El líquido amniótico es esencial para el desarrollo de los músculos, las extremidades, los pulmones, y el sistema digestivo.

En el segundo trimestre, el bebé comienza a respirar y a tragar el líquido para ayudar a sus pulmones crecer y madurar. El líquido amniótico también ayuda al bebé a desarrollar los músculos y las extremidades, proporcionando un montón de espacio para moverse.

Si se detecta el oligohidramnios en la primera mitad del embarazo, las complicaciones pueden ser más graves e incluyen:

  • La compresión de los órganos fetales resultando en defectos de nacimiento
  • Un aumento en la probabilidad de un  aborto espontáneo o un parto mortinato

Si se detecta el oligohidramnios en la segunda mitad del embarazo, las complicaciones puede incluir:

  • La restricción del crecimiento intrauterino
  • El parto prematuro
  • Las complicaciones del parto tales como la compresión del cordón, el líquido manchado con meconio y un parto por cesárea

¿Qué Tratamientos Están Disponibles Si Estoy Experimentando Bajos Niveles Líquido Amniótico?

El tratamiento para los bajos niveles de líquido amniótico se basa en la edad gestacional. Si todavía no está a término, su médico le controlará sus niveles muy de cerca.

Pruebas como la prueba no estresante y la cardiotocografía con contracciones se pueden hacer para supervisar la actividad de su bebé.

Si usted está cerca del término, entonces dar a luz es generalmente lo que la mayoría de los médicos recomiendan en las situaciones de bajos niveles de líquido amniótico.
Otros tratamientos que se puede usados son:

  • Una amnio-infusión durante el parto a través de un catéter intrauterino. Este líquido añadido ayuda con el acolchado alrededor del cordón umbilical durante el parto y se informa que puede ayudar a reducir las posibilidades de un parto por cesárea.
  • La inyección de líquido antes de dar a luz a través de la amniocentesis. La condición del oligohidramnios se reporta que a menudo regresa dentro de una semana de este procedimiento, pero puede asistir en ayudar a los médicos visualizar la anatomía fetal y hacer un diagnóstico.
  • La rehidratación materna con líquidos por vía oral o por vía intravenosa han demostrado que ayuda a aumentar los niveles del líquido amniótico.

Última actualización: 08/2015

Compilado utilizando la información de las siguientes fuentes:William’s Obstetrics Twenty-Second Ed. Cunningham, F. Gary, et al, Ch. 21.

March of Dimes, https://www.marchofdimes.com

Источник: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/pregnancy-complications/oligohydramnios-912/

Falta de líquido amniótico durante el embarazo

Parto con poco líquido amniótico

El líquido amniótico protege a tu pequeño y le suministra las condiciones de vida necesarias para desarrollarse perfectamente. Un desequilibrio en este vital elemento puede desencadenar algunas complicaciones propias del embarazo con desenlaces fatales.

A continuación, profundizaremos acerca de lo que ocurre cuando hay falta de líquido amniótico durante el embarazo para que tomes las precauciones adecuadas.

¿Qué es el oligohidramnios o falta de líquido amniótico?

Es conocida como oligohidramnios aquella condición durante el embarazo en la que existe un volumen deficiente o una falta de líquido amniótico. Se estima que es una afección que se produce en un 10% de los embarazos, específicamente en el primer trimestre de la gestación.

Este se diagnostica a través de una ecografía o ultrasonido, en la que el profesional divide el útero en cuatro fragmentos para calcular el fluido. Un volumen normal se encuentra entre 5 y 25 cm, por lo que si una gestante posee menos de 5, se da un caso de oligohidramnios.

Es muy frecuente observar embarazos con falta de líquido amniótico; generalmente, esta condición se incrementa hacia el término de la gestación.

¿Por qué se puede producir una falta de líquido amniótico?

La comunidad médica no logra entender en profundidad por qué se produce lafalta de líquido amniótico durante el embarazo. Sin embargo, en la mayoría de los casos está relacionada con la hipertensión arterial, la preeclampsia, la diabetes y los embarazos múltiples.

No obstante, tampoco se descartan las siguientes causas:

1.- Ruptura de las membranas

Cuando se rompen las membranas del saco amniótico, el líquido se escapa a través de esta abertura. Esto es especialmente importante y frecuente durante las últimas semanas de embarazo.

Sin embargo, si notas tu ropa interior mojada o percibes la pérdida de líquido durante la gestación, debes contactar rápidamente a tu médico. Esta complicación puede dejar al pequeño expuesto a infecciones, por lo que conviene tener asesoría médica.

2.- Diversas enfermedades

Otra de las causas de la falta de líquido amniótico es el padecimiento de ciertas enfermedades previas al embarazo. Estas pueden ser: diabetes, hipertensión arterial o lupus, entre otras.

Además, pueden existir complicaciones si se administran medicamentos para mantener controladas algunas de las patologías ya existentes. En cualquiera de los casos, se recomienda suministrar este tipo de información al médico para que se tomen las precauciones.

“Se estima que la falta de líquido amniótico es una afección que se produce en un 10% de los embarazos, específicamente en el primer trimestre de la gestación”

3.- Defectos congénitos o trastornos de la placenta

El feto inhala y consume del líquido amniótico y luego lo excreta mediante la orina para garantizar el desarrollo de los pulmones y el sistema gastrointestinal. Sin embargo, algunos defectos, en su mayoría renales, impiden esa compensación del líquido a través de la orina.

Otra razón que impide la producción de orina en el feto es el desprendimiento de la placenta. Esta condición reduce el paso de los nutrientes hacia el pequeño, lo que causa la disminución de la cantidad de orina.

Riesgos de la falta de líquido amniótico

Los riesgos de la falta de líquido amniótico dependen del estadio de la gestación en el que se producen. Una correcta cantidad de líquido evita que el cordón umbilical se comprima e impida así el suministro de oxígeno y nutrientes al feto.

Si esto pasara, se pueden producir:

  • Defectos al nacer.
  • Aborto.
  • Muerte prematura.
  • Complicaciones en el parto, ya que aumenta la posibilidad que el bebé aspire el meconio o las primeras evacuaciones.
  • Hipoplasia pulmonar o desarrollo anormal de los pulmones.
  • Disminución del crecimiento uterino.

Una vez que el médico tratante logre diagnosticar el oligohidramnios, la mujer debe someterse a una serie de estudios. Básicamente, su finalidad es la de determinar si el pequeño se está desarrollado adecuadamente.

En caso de estar en las semanas finales del embarazo, se inducirá el parto sin dejar de monitorear en ningún momento al pequeño.

Síntomas de oligohidramnios

Una vez conocidas todas las implicaciones de la falta de líquido amniótico, se recomienda estar alerta ante las siguientes señales:

  • Falta de movimiento del feto.
  • Pérdida del líquido a través de la vagina.
  • Reducción en el crecimiento uterino.

En los controles, el médico determinará si observa bajo crecimiento fetal. Además, es recomendable estar de reposo para evitar complicaciones y consumir suficiente líquido. Otros tratamientos pueden ser medicamentos que estimulen la producción de líquido o una amniofusión o inyección de líquido a través de amniocentesis.

En resumen, la falta de líquido amniótico puede ser grave, por lo que es necesario estar atenta a cualquier cambio. El control frecuente con tu médico hará que tu bebé crezca sano y fuerte.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/falta-de-liquido-amniotico/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: