Pautas para quedarse embarazada

Cinco consejos importantes para quedarte embarazada

Pautas para quedarse embarazada

Conseguir quedarte embarazada no siempre es una tarea sencilla. Puede que tengas suerte y el embarazo llegue pronto, pero lo habitual es que tarde un poco.

Acudir al ginecólogo, llevar una dieta saludable o conocer los ciclos menstruales son factores que influyen en el éxito de la concepción.

En cambio, hay muchos falsos mitos sobre cuáles son los métodos más eficaces para conseguir un embarazo rápido. Te explicamos cuáles son y te damos consejos que pueden ayudarte.

La visita preconcepcional

Visitar al ginecólogo antes de buscar el embarazo es recomendable. Esta visita sirve para evaluar y preparar el estado de salud de la madre para afrontar la gestación, actualizar su historial, recibir los consejos médicos adecuados y las recomendaciones pertinentes sobre los suplementos necesarios.

Si además se padece una enfermedad crónica, entonces esta visita es imprescindible, ya que será necesario realizar un mayor control del proceso para no poner en riesgo el embarazo y efectuar una revisión de la medicación pertinente en cada caso.

Conocer el ciclo menstrual

Para aumentar las posibilidades de embarazo, es necesario conocer cuáles son nuestros días fértiles. Es decir, aquellos momentos del mes en los que el óvulo está maduro y listo para ser fecundado. Estos días se corresponden con el periodo de ovulación y, en periodos regulares, suelen ser entre el día 12 y el día 16 (desde el primer día de regla).

Como el proceso de ovulación dura dos o tres días, lo más indicado es empezar a tener relaciones los días anteriores, ya que los espermatozoides permanecen vivos dentro del cuerpo de la mujer entre 48 y 72 horas.

En el caso de los ciclos irregulares es más complicado saber exactamente cuándo se ovula, por lo que en general conviene mantener relaciones sexuales con más frecuencia a lo largo de todo el mes.

Alimentación para prevenir malformaciones

Tener un buen hábito alimenticio no solo es necesario de cara al embarazo, sino que ayuda a la concepción.

La vitamina B9, más comúnmente conocida como ácido fólico, es indispensable durante los primeros meses de embarazo para prevenir las malformaciones del tubo neural, pero también es recomendable empezar a tomarla en los meses anteriores a la concepción para disminuir los riesgos ya que reduce en un 75% las posibilidades de tener una espina bífida.

Además de ayudar a cerrar el tubo neural, que une el cerebro y la columna vertebral del feto, el ácido fólico es útil por varias razones: ayuda al proceso de comunicación entre neuronas, beneficia la síntesis de las proteínas y del ADN y participa en el crecimiento y división de las células sanguíneas y nerviosas. También ayuda a reforzar el sistema inmunitario de la futura mamá. Las aportaciones recomendadas de ácido fólico en el caso de un adulto son de 300 microgramos al día. En el caso de la mujer embarazada aumentan hasta 400 microgramos al día.

Lo habitual es que el ginecólogo prescriba el ácido fólico como complemento alimenticio, pero también podemos encontrar la vitamina B9 en determinados alimentos como en la levadura, la lechuga y en las verduras con hojas (como la espinaca o la col), en los oleaginosos (como las nueces, las almendras, los anacardos o los pistachos), en las hortalizas de color verde (como los guisantes o las judías verdes), en el aguacate, en la yema de huevo, en los quesos camembert, azul y roquefort y en frutas de color anaranjado (albaricoques, melón o mango, entre otros).

Pero cuidado, la vitamina B9 es relativamente frágil. No debemos cocinar demasiado los alimentos que la contienen. En cambio, podemos preparar una ensalada de espinacas y nueces, hervir el huevo y tomar un mango como postre, por ejemplo. Podemos utilizar la levadura de cerveza para salpimentar los platos y ensaladas.

El yodo también es importante. La OMS recomienda a las mujeres que buscan el embarazo el consumo habitual de sal yodada y un suplemento extra de al menos 200 mcg de yodo al día (también durante la gestación y la lactancia).

Una dieta con déficit de yodo puede dar lugar a hipotiroidismo en el recién nacido. Por este motivo, los facultativos recomiendan un suplemento de 150-200 mg de yodo junto al ácido fólico. También es recomendable que cocines con sal yodada.

Hábitos de vida saludables

Hacer ejercicio de forma regular prepara el cuerpo para el embarazo, ayuda a mantener el control de peso y reduce el estrés.

También es importante descansar bien y mantener un peso y alimentación adecuados.

Iniciar el embarazo con un peso saludable (la obesidad y la anorexia son factores de infertilidad) y llevar una dieta sana y variada, evitando la comida basura, son factores determinantes.

También es vital conocer cuáles son los factores que afectan a la fertilidad. Por ejemplo: es imprescindible evitar los tóxicos. El consumo de tabaco disminuye la fertilidad y se asocia a bebés prematuros y a algunos defectos congénitos.

Por estos motivos, es importante no fumar y alejarse de los espacios llenos de humo. Tampoco debemos beber nada de alcohol, ya que el bebé puede nacer con síndrome alcohólico fetal, que causa retraso mental, de crecimiento y algunas malformaciones.

No existe seguridad de que no se producirá este síndrome aunque se beba poco.

Mitos sobre posturas sexuales

Hay muchos mitos y falsas creencias en torno a la fertilidad. Son ideas preconcebidas y dichos populares cuya utilidad nunca se ha llegado a confirmar. Muchas de ellas giran en torno a las posturas más favorables para el embarazo.

La posición del misionero no favorece la concepción y, desde luego, las fases de la luna no influyen en el sexo del bebé. No está comprobado que la postura femenina con las piernas elevadas tras hacer el amor favorezca que el esperma llegue al óvulo. Tampoco es real que mantenerse recostada con las caderas apoyadas en un cojín lo haga.

En realidad, no se conocen posturas más efectivas que otras siempre que la eyaculación se produzca dentro de la vagina y el esperma permanezca ahí.

Qué hacer si el embarazo no llega

Si, a pesar de seguir estos consejos, el test de embarazo no da positivo, no hemos de preocuparnos todavía. El embarazo suele tardar en llegar una media de seis meses. Durante este tiempo es importante reducir el nivel de estrés, ya que la obsesión por conseguirlo puede perjudicarnos.

Se recomienda buscar ayuda al año de buscar el embarazo si eres menor de 35 años, o a partir de los seis meses si superas esa edad.

Muchas mujeres deciden entonces someterse a un tratamiento de fertilidad.

Un control médico determinará si existe alguna dificultad fisiológica y a partir de entonces, se podrá valorar la posibilidad de acudir a las técnicas de reproducción asistida.

En cualquier caso, es recomendable intentar reducir la ansiedad, ya que es consecuencia directa de muchas conductas asociadas con la infertilidad (una mala alimentación, un descanso de mala calidad, etc.). Muchas veces, el deseado embarazo tiene lugar justo cuando la pareja con problemas para tener hijos se relaja.

Источник: https://muysaludable.sanitas.es/padres/consejos-para-quedarte-embarazada/

10 datos que debes saber si intentas quedarte embarazada

Pautas para quedarse embarazada

¿Has decidido que es el momento de formar una familia o tienes pensado volver a quedarte embarazada? Recibe el asesoramiento de expertos para ayudarte a concebir e iniciar un embarazo sano. A continuación, te mostramos nuestra lista de 10 acciones que debes emprender:

  • Tras la interrupción del tratamiento anticonceptivo, puede que tus ciclos menstruales tarden un tiempo en volver a la normalidad.
  • La planificación de las relaciones sexuales según su ovulación te ayudará a quedarte embarazada más rápido.
  • Una de cada dos parejas podría estar intentando quedarse embarazada en el momento equivocado.1
  • Los tests de ovulación Clearblue pueden ayudarte a identificar los días más fértiles de cada ciclo.

1.
Interrumpir el tratamiento anticonceptivo

Algunos métodos de anticoncepción, como el preservativo masculino y femenino, el capuchón cervical, el diafragma y la planificación familiar natural, no interrumpirán tus ciclos menstruales ni tu fertilidad si dejas de utilizarlos.

Con otros métodos, como la píldora anticonceptiva combinada y las inyecciones anticonceptivas, es posible que los ciclos menstruales tarden un tiempo en volver a la normalidad una vez interrumpida su administración.

Aunque no existen razones por las que no se deba intentar de inmediato la concepción, algunas mujeres prefieren esperar unos meses antes de intentar quedarse embarazadas para que sus ciclos naturales se restablezcan y su cuerpo esté totalmente preparado.

No, no afectará a los resultados. Sin embargo, puede que tus ciclos sean irregulares y tarden un tiempo en estabilizarse. Puede ser conveniente esperar hasta haber tenido dos ciclos menstruales naturales y anotar su duración antes de usar un test de ovulación Clearblue.

2.
Tener relaciones sexuales en el momento adecuado

¿Sabías que una de cada dos parejas podría estar intentando concebir en el momento equivocado?1 Solo hay unos pocos días al mes en los que una mujer puede quedarse embarazada; tener relaciones sexuales el día de la ovulación (cuando tu cuerpo libera un óvulo) o en los días previos a la ovulación aumentará tus probabilidades de quedarte embarazada.
En algún momento, puede que hayas escuchado que el ciclo medio dura 28 días y que la ovulación se produce en el día 14. Estas dos cifras solo son valores promedio de los datos recopilados. En realidad, los ciclos de la mayoría de las mujeres no coinciden con estos valores «promedio». El seguimiento del ciclo con un test de ovulación te ayudará a identificar la duración de tus propios ciclos y la fecha de ovulación, por lo que no se tratará de una mera suposición.

William Ledger es profesor y director del departamento de Obstetricia y Ginecología
de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney (Australia).

Profesor William Ledger, especialista en fertilidad

Parece ser una antigua superstición.

Muchas mujeres perciben que el semen parece «escaparse» de la vagina después de tener relaciones sexuales y, por ello, se tumban sobre una almohada o con las piernas levantadas después de las relaciones sexuales, cuando están intentando concebir.

Esta pérdida que puedes percibir después de tener relaciones sexuales es solo fluido seminal; el esperma móvil se desplaza con gran rapidez hacia la mucosidad del cuello uterino. No tienes de qué preocuparte.

3.
Tomar ácido fólico

Tomar un complemento de ácido fólico ayuda a prevenir anomalías en el tubo neural del bebé, tales como la espina bífida.

Por ejemplo, en el Reino Unido, el responsable de sanidad del gobierno recomienda a las mujeres que quieren quedarse embarazadas, y a las que ya lo están, tomar cada día un complemento de este tipo que contenga 400 microgramos de ácido fólico.

Lo ideal es comenzar a tomarlo tres meses antes de intentar concebir y a lo largo del primer trimestre del embarazo.

2 Al llevar una dieta sana, ya obtendrás cierta cantidad de ácido fólico de alimentos como cereales enriquecidos para el desayuno, legumbres, verduras de hoja verde y zumo de naranja, aunque, de todos modos, es importante tomar complementos, ya que resulta muy complicado alcanzar los niveles de ácido fólico necesarios solo a partir de la dieta.

Profesor William Ledger, especialista en fertilidad

Existen pruebas fehacientes de que tener un buen nivel de ácido fólico en la circulación sanguínea en el momento de la concepción reduce considerablemente el riesgo de que el bebé desarrolle anomalías del tubo neural, como la espina bífida. Las autoridades de sanidad pública del Reino Unido, de EE. UU.

y de otros países recomiendan a las mujeres sanas tomar 0,4 o 0,5 mg de ácido fólico al día (presente en muchos complementos vitamínicos para antes del embarazo). A las mujeres que presentan factores de riesgo por un mal metabolismo del ácido fólico, como aquellas que toman medicamentos antiepilépticos o padecen mutaciones del gen MTHFR, se les recomienda tomar 5,0 mg al día.

Lo importante es que esté presente en el óvulo antes de la fecundación.

Profesor William Ledger, especialista en fertilidad

El ácido fólico es el esencial. Sin embargo, es conveniente que compruebes tu nivel de vitamina D y tomes un complemento si los valores son deficientes (que es lo que le ocurre a muchas personas).

Si llevas una dieta ligera en carne roja, puedes precisar un complemento de hierro y, si sigues una dieta vegana, te conviene considerar otros complementos.

Sin embargo, se ha creado un sector muy amplio que vende vitaminas y complementos a las mujeres que desean quedarse embarazadas, aunque no existen demasiadas pruebas de que las mujeres jóvenes que gocen de buena salud y sigan una dieta equilibrada deban tomar todos estos preparados.

4.
Llevar una dieta saludable

Para que tu bebé pueda tener un buen comienzo, incluso antes de la concepción, es recomendable comer con regularidad, hacer comidas equilibradas, ingerir grandes cantidades de fruta y verdura frescas, y reducir los alimentos procesados y la comida rápida. Asegúrate de que tu dieta incluye lo siguiente:

  •  Carbohidratos: el pan integral (completo), la pasta, el arroz y los cereales son más beneficiosos que el pan blanco, los dulces y las galletas.
  • Fruta y verduras: come cinco piezas o raciones al día, y ten en cuenta que, cuanto más vivo sea el color de la fruta y de la verdura, más nutritiva será.
  • Proteínas: puedes obtener las proteínas que precisas de la carne, del pescado, de los huevos, de las judías y de otras legumbres.
  • Leche y productos lácteos: contienen una gran cantidad de calcio, que es importante para el desarrollo de los huesos.
  • Grasas: intenta tomar grasas de origen vegetal, como las presentes en el aceite de oliva o las de pescados grasos, por ejemplo, el salmón, el arenque o la caballa.

5.
Evitar algunos alimentos

  • Huevo crudo, carne poco cocinada o mariscoPueden contener salmonela u otros organismos que provocan intoxicación alimenticia.
  • Productos lácteos sin pasteurizar, hígado o paté de hígado y sobras de comidaEstos alimentos pueden contener listeria, que puede provocar un aborto natural o muerte intrauterina.
  • Hígado o productos elaborados con hígadoContienen altos niveles de vitamina A, que pueden resultar dañinos para el bebé en desarrollo, por lo que deben evitarse.
  • Complementos vitamínicos que no lleven una etiqueta que indique que pueden consumirse durante el embarazoLas vitaminas, así como otros complementos, solo deben consumirse si en su envase se menciona que son aptos para su ingesta durante el embarazo. El motivo es que algunas vitaminas, si se toman en exceso, tienen efectos enormemente perjudiciales en el feto. Es importante tomar ácido fólico, tal y como se ha mencionado anteriormente, por lo que debes comprarlo como complemento individual o como complemento creado específicamente para su uso durante el embarazo.
  • Ten cuidado con los medicamentosHabla con tu médico de cualquier medicamento que estés tomando y asegúrate de consultarle antes de dejar de tomar cualquier medicamento prescrito que estés tomando. Informa a tu farmacéutico de que estás embarazada si necesitas algún medicamento sin receta. Incluso los remedios más simples, como los pulverizadores nasales descongestivos, pueden contener ingredientes que no deben utilizarse durante el embarazo.
  • Toma precauciones para evitar la toxoplasmosisCon las verduras sin lavar, la carne poco cocinada y las heces de los gatos se corre el riesgo de contraer toxoplasmosis, que puede provocar abortos naturales, muerte intrauterina o daños en el bebé. Por lo tanto, lava siempre la fruta y la verdura, come únicamente carne muy cocinada y ponte guantes para trabajar en el jardín o limpiar la arena de gato.

Profesor William Ledger, especialista en fertilidad

La mayoría de los alimentos son totalmente inocuos, aunque es importante mantener una dieta sana y equilibrada durante el embarazo con cantidades moderadas de las diversas categorías alimenticias.

No obstante, en la actualidad, existen preocupaciones en torno a sufrir listeriosis como consecuencia de la ingesta de alimentos crudos y sin pasteurizar.

Entre ellos se incluyen la leche sin pasteurizar, los quesos frescos, las ensaladas preparadas (por ejemplo, las de los bufés de ensaladas), verduras crudas sin lavar, paté y tacos de pollo fríos, así como frutas y macedonias preparadas.

Para prevenir la listeriosis, evita estos alimentos de alto riesgo y cocina por completo los alimentos crudos de origen animal, como la carne de vaca, cordero, cerdo o aves de corral; conserva y prepara la carne cruda alejada de verduras, alimentos cocinados y alimentos listos para comer, y lava las verduras crudas y la fruta concienzudamente antes de ingerirlas.

6.
Mantenerse en forma y tener un buen peso

El embarazo sobrecargará tu cuerpo, por lo que mantenerse en forma antes te ayudará cuando llegue el momento. Si gozas de un buen estado físico antes de quedarte embarazada, te será más fácil mantenerte activa cuando ya lo estés.

El ejercicio físico puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía. Además, reduce el estrés, un factor positivo a la hora de concebir.

Contar con un peso saludable puede ayudarte a quedarte embarazada, por lo que lo más recomendable es que intentes y logres alcanzar tu peso ideal antes de intentar quedarte embarazada. Tu médico podrá darte información sobre tu peso ideal.

7.
Dejar de fumar y de consumir drogas y alcohol

Lo mejor es que evites el tabaco, las drogas y el alcohol cuando intentes quedarte embarazada y cuando ya lo estés.

Dejar de fumar o de consumir drogas aumentará las probabilidades de disfrutar de un embarazo saludable y de tener un bebé sano.

El consumo de alcohol durante el embarazo puede llevar a daños a largo plazo en el bebé y, cuanto más bebas, mayor será el riesgo. Si estás embarazada o planeas quedarte embarazada, lo más seguro es no consumir nada de alcohol con el objeto de reducir al mínimo los riesgos para el bebé.

Si tu pareja fuma, bebe o toma drogas, también es importante que reduzca el consumo de dichas sustancias (y, de ser posible, que lo cese) mientras intentáis concebir. Además de los efectos adversos que pueden tener en ti, el tabaco, las drogas y el alcohol influyen en la calidad del esperma.

8.
Vacunarse de la rubeola

La rubeola, también denominada «sarampión alemán», puede tener efectos muy perjudiciales en el feto. Es conveniente que compruebes si estás totalmente protegida frente a la rubeola si tienes pensado quedarte embarazada. Consulta con tu médico tu historial de vacunas.3

9.
Optimizar tu salud vaginal: utilizar un lubricante inocuo para el esperma

La sequedad vaginal es más común de lo que podamos pensar. Un estudio realizado en 11 países con cerca de 6500 mujeres reveló que el 18 % de las mujeres de entre 18 y 34 años había señalado que sufría sequedad vaginal siempre o con frecuencia.4 Este problema puede empeorar al intentar concebir, ya que se tiende a tener un mayor número de relaciones sexuales.

Algunos de los lubricantes más comunes del mercado pueden ser perjudiciales para el esperma. Por tanto, asegúrate de utilizar un lubricante inocuo para el esperma.
Si detectas anomalías en el flujo vaginal, te recomendamos que acudas a tu médico.

Las infecciones vaginales comunes, como la vaginosis bacteriana o la candidiasis, pueden tratarse fácilmente y facilitar la concepción.

10.
Implicar a tu pareja en la concepción: aquí encontrarás algunas formas que ayudarán a tu pareja a tener un esperma más sano

  • Mantén un estado físico adecuado y buena saludTu pareja debe estar lo más activo posible, reducir la ingesta de alcohol, dejar de fumar y llevar una dieta sana.
  • Utiliza lubricante inocuo para el espermaAsegúrate de que el lubricante que utilizas no contiene espermicidas ni es perjudicial para el esperma. Puedes comprar lubricantes inocuos para el esperma elaborados a partir de una composición especial.
  • Asegúrate de que los testículos se mantengan a una temperatura bajaTu pareja debe llevar ropa interior holgada y evitar las duchas con agua caliente. Si los testículos se someten a temperaturas elevadas de forma contante o prolongada, la calidad del esperma puede verse reducida.

Profesor William Ledger, especialista en fertilidad

No, a menos que sufra problemas de salud concretos o tenga restricciones alimenticias. Si habéis intentado tener un bebé durante un tiempo, conviene que consultéis a vuestro médico para que programe un recuento espermático.

Si el recuento es normal, no os preocupéis por los complementos.

Deja de fumar, bebe con moderación y no más de dos o tres veces a la semana, mantén tu peso en el intervalo normal correspondiente a su altura (pero no pierda demasiado) y disfruta de una vida amorosa feliz.

Profesor William Ledger, especialista en fertilidad

El esperma almacenado durante demasiado tiempo en los testículos acumula daños en el ADN y es menos fértil.

En el caso de las parejas que tienen relaciones sexuales frecuentemente (a diario), el hombre dispondrá de menos cantidad de esperma por eyaculación, aunque será más fértil.

Si estáis intentando concebir, tratad de tener relaciones sexuales, al menos, cada dos días durante la ovulación.

¿Qué leer a continuación?

Источник: https://es.clearblue.com/como-quedarse-embarazada/diez-datos-que-debe-saber-si-intenta-quedarse-embarazada

Cómo conseguir quedar embarazada rápido: 11 consejos para aumentar las posibilidades

Pautas para quedarse embarazada

No se decide aumentar la familia de un día para otro y, cuando al fin estás convencida de que ha llegado el momento, parece que la naturaleza te es esquiva y no consigues quedarte embarazada.

Es habitual, porque hay muchos factores que influyen en que el test de embarazo tarde en mostrar el ansiado positivo. Esta espera hace que muchas mujeres lleguen a angustiarse e, incluso obsesionarse por quedarse embarazada sin que exista ninguna razón médica que impida la gestación.

Pero es que lograr un embarazo depende de muchas cosas. Por ejemplo, si has estado tomando la píldora u otro anticonceptivo hormonal durante un tiempo prolongado, tu cuerpo tiene que recuperar su ciclo natural.

Sin embargo, existen algunos hábitos de vida saludables que pueden aumentar las posibilidades de quedarte embarazada. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a conseguir quedarte embarazada antes.

1.- Adoptar hábitos sanos

Si decides que quieres tener un bebé, antes de intentarlo debes preparar tu cuerpo. Lo primero es comenzar por abandonar posibles hábitos perjudiciales, como fumar, consumir alcohol o drogas y trasnochar a menudo.

Es un buen momento para para perder esos kilos que sobran y empezar a hacer ejercicio paulatinamente si es que no lo hacíamos.

Por si no lo sabías, tanto la extrema delgadez como el sobrepeso pueden afectar a la fertilidad, ya que suelen causar desarreglos menstruales. Lo ideal es que el índice de tu masa corporal (IMC) esté entre 20-25.

2.- Seguir una alimentación saludable equilibrada

«Si una mujer come más de lo que debe o por ignorancia se salta las comidas, va a coger peso, lo que implica mayor producción de insulina y andrógenos y, por tanto, disminución de la fertilidad».

Así explica el Dr. Jan Tesarik, director de la Clínica Margen, la importancia de no comer más de lo necesario, pero tampoco menos, ya que las dietas pobres en grasas y proteínas (por ejemplo) también pueden perjudicar a la fertilidad. Lo ideal, buscar el equilibrio.

Sí es interesante reducir el consumo de fritos y grasas, y no abusar de la sal, el azúcar, el café, el té, los refrescos de cola y la cafeína. Eso sí, procura introducir en tu dieta alimentos ricos en ácido fólico.

3.- Puesta a punto del padre

El futuro papá también tiene que adoptar una vida sana para que las posibilidades de embarazo aumenten.

El alcohol no solo no despierta la líbido sino que además debilita el semen y ocasiona problemas de erección.

Otras formas de mejorar la fertilidad masculina es a través de una dieta sana y ejercicio. De hecho, la obesidad es una de las causas de la infertilidad.

Y para mejorar la calidad de los espermatozoides, mejor evitar un aumento de temperatura en la zona genital producida por prendas demasiado ajustadas ni permanecer mucho tiempo sentado.

4.- Pide una consulta preconcepción

Siempre es recomendable una visita al ginecólogo antes de buscar un embarazo. Esta consulta sirve para preparar el óptimo estado de salud de la madre de cara a afrontar la gestación, para actualizar su historial ginecológico, recibir los consejos médicos correspondientes…

Si en tu caso además padeces una enfermedad crónica como diabetes, problemas cardiacos, tiroides…, entonces la visita preconcepcional es imprescindible para llevar un control más estrecho cuando llegue la gestación y no poner en riesgo el embarazo.

5.- No olvides tomar ácido fólico

Será el ginecólogo el que te recete la suplementación de ácido fólico. Este nutriente participa en la formación de los tejidos maternos del embarazo, puede ayudar a la madre a preparar su cuerpo y tener niveles correctos de folatos en la etapa previa y en los primeros meses de embarazo.

El periodo ideal para esta suplementación farmacológica es desde al menos dos meses antes del comienzo del embarazo, hasta cumplir la semana 12 de gestación.

Además, el cierre del tubo neural del feto se produce entre los días 22 y 28² de gestación, un momento en el que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas.

6.- Conoce tu ciclo menstrual

No conviene que la pareja esté pendiente del calendario, pero es práctico conocer el ciclo y los días fértiles, porque varía de una mujer a otra, e incluso en la misma mujer puede variar de un mes a otro.

Un ciclo regular tiene una duración promedio de 28 días contados a partir del primer día de menstruación, pero se considera normal que dure entre 21 y 35 días.

Desde el primer día de la regla hasta la mitad del ciclo se produce un aumento de los estrógenos. Un nuevo óvulo comienza a madurar y días después es expulsado por el ovario. Durante los días en que el óvulo desciende por las trompas de Falopio hasta el útero se produce la ovulación.

Los 6-7 días centrales del ciclo son tus días fértiles (el día 14, más los 3 días anteriores y los 3 días posteriores). Si mantienes relaciones sexuales durante estos días y un espermatozoide fecundara el óvulo y éste se adhiriera a las paredes del útero daría comienzo a un embarazo.

La vida de un espermatozoide es de aproximadamente siete días pero la de un óvulo es mucho más corta, situándose entre las 12 y las 24 horas a partir del primer día de ovulación. Por esta razón, es más recomendable intentarlo en tus días fértiles.

7.- Practica sexo con frecuencia

Puedes ayudarte de un test de ovulación para conocer cuáles son tus días fértiles, pero lo mejor es tener sexo sin obsesionarse con ello y, por supuesto, también los días en que no estés ovulando.

Porque está claro que ningún consejo será efectivo si no se tienen las imprescindibles relaciones sexuales y con cuanta mayor frecuencia, mejor, aunque en este punto hay discrepancias entre los expertos.

Los estudios parecen señalar que mantener relaciones sexuales a diario aumenta la probabilidad de conseguirlo y además no parece afectar significativamente a la calidad seminal.

En el caso de los ciclos irregulares (como el de las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos) el asunto se complica, porque saber cuándo se ovula no es sencillo. Entonces conviene mantener relaciones sexuales con más frecuencia a lo largo de todo el mes o los dos meses.

Debéis tener en cuenta que la calidad del esperma mejora si se deja un margen de 48 horas entre cada eyaculación.

8.- Prueba con posturas sexuales propicias

Aunque no parece que sea muy real que adoptar una serie de posturas sexuales favorezca el embarazo frente a otras, ¿por qué no intentarlo con todas? Es divertido, relaja el estrés que supone buscar un embarazo cuando no llega y es totalmente inocuo.

De todas formas, cualquiera sirve siempre que la eyaculación se produzca dentro de la vagina y el esperma permanece ahí.

La tradicional postura del misionero, en la que la mujer se encuentra debajo y el hombre arriba, es quizás la más apropiada para lograrlo.

Si se tiene sexo de pie y el semen se sale, es más difícil que llegue al óvulo (aunque dentro quedarán restos que sí podrían).

La medida de que la mujer mantenga las piernas elevadas tras hacer el amor para favorecer que el esperma llegue al óvulo no sirve de nada según estudios recientes, aunque no se pierde nada por intentarlo.

9.- Fuera estrés

El estrés es uno de los factores que más dificultan el embarazo. Las mujeres con mucha tensión suelen tener ciclos menstruales poco regulares y los hombres suelen presentar una disminución en sus niveles de espermatozoides.

Es importante que la pareja aprenda a relajarse para mejorar sus relaciones. Los masajes pueden ayudar.

10.- Evita obsesionarte con la búsqueda del bebé

A menudo, cuando la pareja no logra el embarazo, se genera un estrés extra. Se entra así en una rueda sin fin, ya que el estrés produce infertilidad y la infertilidad genera estrés.

Por eso, intenta reducir la ansiedad y disfrutar de vuestras relaciones sin pensar en el embarazo. Muchas veces, cuando la pareja con problemas para tener hijos se relaja, llega el bebé.

11.- Pide ayuda especializada si se retrasa mucho el embarazo

El embarazo suele tardar en llegar una media de seis meses. No hemos de preocuparnos si a pesar de seguir estos consejos el test no da positivo. Se recomienda buscar ayuda al año de buscar el embarazo si eres menor de 35 años o a partir de los seis meses si superas esa edad.

Un control médico podrá determinar si existe alguna dificultad fisiológica y en todo caso, si al final la mujer sigue sin lograr el embarazo, se valorará la posibilidad de acudir a las técnicas de reproducción asistida.

Recuerda que a veces es necesaria una buena dosis de paciencia. Busca el embarazo y mucha suerte.

En Bebés y Más | Cuáles son los días fértiles para quedar embarazada, Embarazo psicológico: ¿cuáles son las causas y quién puede tenerlo?

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/como-conseguir-quedar-embarazada-rapido-11-consejos-para-aumentar-posibilidades

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: