¿Por qué es importante que los niños se disfracen?

Jugar a disfrazarse: cuanto más simple, mejor

¿Por qué es importante que los niños se disfracen?

Hay un momento, normalmente a partir de los tres años, en el que los niños empiezan a explorar el juego de roles, o el jugar a ser, y adoran disfrazarse.

Es entonces cuando les regalamos disfraces hipersofisticados, perfectamente acabados y muy reales, que además de ser carísimos, son encima sintéticos (de las condiciones de fabricación ya no digo nada, pero habría que estirar del hilo para darnos cuenta de qué compramos…).

Puede pasar que esto nos parezca poca cosa, y es entonces cuando les compramos el baúl de veinte pares de tacones de plástico, la colección de bolsitos y tiaras de princesa y aquel que lleva todas las pistolas, caretas y antifaces del mercado.

Y así, en un tris, empiezan los niños a convertirse en coleccionistas de disfraces, para que al final los usen poquísimo (normalmente si viene algún amiguito/a a casa que más que usarlos, los revuelven y desperdigan por toda la habitación), y  acaben, por mal que nos pese, siendo un revoltijo de vestidos y trajes (que enseguida les quedan pequeños) arrinconados y olvidados en un armario.

Esto no es facilitar un juego de roles libre y creativo.

No hace falta gastarse 70€ en un disfraz de princesa (a Sunflower le regalaron uno de Bella que costó eso mismo! Y ahí está casi a estrenar…), o de super-héroe, no solo es innecesario, sino que obstaculiza el juego libre y creativo del niño/a.

El cambio y la transformación en el juego

El cambio y la transformación son una parte inherente del juego en los niños pequeños. Los niños no necesitan mucho para embarcarse en el juego de roles.

Ellos miran alrededor y todo puede ser usable para su juego. De repente el sofá es un barco pirata, y al minuto siguiente es el castillo de la princesa. Un cojín es un escudo y el plumero una espada. Con una simple tela de algodón ¡pueden serlo todo! Un rey, una sirena, un panadero, una bailarina,…

Los niños son capaces de cambiar las cosas que tienen alrededor, usándolas para fines distintos según el momento, con la ayuda de la fantasía, haciendo de ellas nuevos juegos.

Esto es así porque los niños ven los objetos, toman algunas características, su imaginación rellena los detalles necesarios,  y los mezclan con sus propios recuerdos: impresiones visuales, su motivación del momento, sus necesidades no expresadas, sus experiencias corporales, lo que mamá o papá acaban de decirle…

Y de esta manera crean un collage maravilloso, en el que introducen voces, y sonidos que van probando y probando en una hermosa escena que sale totalmente de ellos mismos.

Podemos decir que la forma en que los niños combinan los objetos, las palabras y sus experiencias en el juego es similar a cómo los adultos  asociamos nuestros pensamientos libremente cuando soñamos. ¿Y no es maravilloso soñar?

Por eso, cuanto más simple sea la ropa y complementos para disfrazarse, más oportunidades de imaginar numerosos modos y aventuras pueden asociar a ellos.

Materiales capaces de ser transformados

Ya te he hablado varias veces de la importancia de ofrecerles juguetes que sean verdaderos (naturales, bellos, sencillos, sin instrucciones,…), y esto lo podemos aplicar también a los materiales disponibles en casa para el juego de roles.

Deben ser complementos capaces de ser transformados, lo que solo es posible si son sencillos y poco definidos.

De esta manera los niños, con su imaginación, pueden transformarlos, transcendiendo a los objetos y dando los detalles necesarios con su imaginación.

La imaginación necesita este tipo de actividad para no quedarse estancada y desarrollarse.

Y ya sabemos que los juegos del niño de hoy serán los pensamientos del joven de mañana.

Entonces, ¿qué materiales podemos ofrecerles?

Los pañuelos de juego, imprescindibles

Los pañuelos de juego, preferiblemente de algodón o de seda (no sintéticos por favor), son el elemento de juego más versátil que podemos ofrecer a un niño/a.

Una simple tela cuadrada y cuántas cosas puede ser: una manta, una capa, una cortina para una cabaña, un portabebés, un vestido, una falda, una bandera, un muro de una fortaleza, de una casita,…

Los que son de fibras naturales, además de versátiles, son muy duraderos, alimentan los sentidos e inspiran la imaginación.

Sunflower tiene varias telas de seda y de algodón (te hablé de ellas aquí), su favorita sin duda es el pañuelo de seda arcoíris, que también existe en su versión alas.

Otros complementos básicos

Para que las telas sean más funcionales y sirvan para crear vestidos podemos añadir algunas cintas o cuerdas de colores. Uno de los primeros DIYs Waldorf que aprendí a hacer son estas cintas de ganchillo que tienen una infinidad de usos: como cinturón, como cordón de una capa, para construir una cabaña donde colgar las telas,…

Si sabes hacer ganchillo, son de lo más fácil del mundo, de 2 a 4 puntos bajos (según el ancho que quieras) e ir cambiando de fila hasta conseguir el largo deseado. Puedes hacerle unas cuantas, incluso una gradación de colores del arcoiris, y ya verás cómo las utiliza muchísimo en sus juegos.

También puedes hacer una corona de ganchillo, o alguna de flores de fieltro (esta tan bonita es de Jugar i Jugar).

La corona de ganchillo la hice siguiendo este patrón y Sunflower le ha dado una cantidad de usos infinitos (desde princesa, a india, hasta casco de bombero), la hice con lana multicolor para que fuese todavía menos definida.

Otros complementos básicos podrían ser una varita mágica (la nuestra es una estrella de fieltro pegada a un palo, así de simple), una espada de madera, y algún gorro o sombrero. El que tenemos de pirata es de un pack DIY también de Jugar i Jugar que Sunflower cosió ella misma con gran entusiasmo, y le da muuucho juego. ¡Y  la espada mucho más!

Para guardar todas las telas y complementos tenemos un cajón de madera de Ikea al que le pusimos unas ruedas para que sea móvil y lo pueda desplazar por toda la casa y el jardín, es muy económico (unos 15€ todo) y muy práctico. Sunflower además le suele atar una de sus cintas de ganchillo y así se lo lleva arrastrando a todas partes.

Algo que también incluiría, aunque nosotros lo guardamos en el baño y no en el cajón de madera, es pinturas para la cara, Cris Ranita de Froggies nos regaló el año pasado unos sets de Snazaroo y son fantásticos, Sunflower los usa muchísimo, ella sola, con nosotros, con sus amiguitos, hoy mismo se ha pintado la cara de flor y se ha puesto una tela verde de capa…

Y ya está, lo que sin duda considero imprescindible son unos buenos pañuelos de juego (que pueden ser incluso de sábanas viejas que tengas por casa), aunque priorizaría los de seda, que son frescas y ligeras y nutren los sentidos, pocos  complementos significativos, ¡y a jugar!

Con Carmen y Claudia, nuestras amigas de Jugar i Jugar, nos hemos propuesto desarrollar estas semanas una serie de artículos encaminados a cómo organizar espacios de juego en casa, este ya lo podemos incluir como uno de ellos, el rincón de los disfraces, que cuanto más simple, mejor, sin duda.

¡Te espero en los comentarios!

Lo que se gana a través del juego viene fundamentalmente de la actividad propia del niño, por todo lo que no está determinado por reglas fijas. El verdadero valor educacional del juego está en el hecho de que ignoramos nuestras reglas y regulaciones, nuestras teorías educacionales, y damos licencia al niño. – Rudolf Steiner

Источник: https://www.demicasaalmundo.com/blog/jugar-a-disfrazarse-cuanto-mas-simple-mejor/

La importancia de jugar a disfrazarse para los niños

¿Por qué es importante que los niños se disfracen?

Jugar a disfrazarse es un tipo de juego importante que cada niño necesita experimentar. Los niños lo buscan de forma natural.

Cuando juegan a disfrazarse están representándose a sí mismos como otra persona. Podrían ser un policía, un panadero, un padre o un perro.

Los niños se ponen la ropa, los zapatos, un sombrero o cualquier otra cosa y lo utilizan de apoyo para representar un papel o contar una historia.

Los niños desarrollan ideas sobre el mundo que les rodea cuando se involucran en juegos dramáticos de disfraces. Por ejemplo, cuando un niño se pone un cinturón de herramientas o se coloca los aparatos de un médico está tratando de averiguar lo que supone ir a trabajar.

Beneficios de jugar a disfrazarse en la infancia

Los niños crecen y se desarrollan a través de los juegos de disfraces. Los disfraces que utilizan les ayudan a reforzar los escenarios de manera que estos rituales tienen profundos efectos positivos en su desarrollo.

Jugar a disfrazarse proporciona los siguientes beneficios a los niños:

El disfraz unido al juego fomenta la imaginación

Los niños tienen una gran imaginación. Ellos no están limitados por lo que saben sobre el mundo, sino que sus mentes pueden ir a cualquier parte sin limitaciones, tabúes o restricciones. Eso les permitirá hacer las conexiones impensables para los adultos.

Cuando los niños juegan a disfrazarse arraigan sus historias imaginativas como si fueran realidad durante un breve período de tiempo, lo que les da la oportunidad de explorar las situaciones más a fondo. Por ejemplo, cuando un niño se pone un casco de bombero también practica y experimenta lo que supone ayudar a la gente, el servicio comunitario y la valentía.

Los juegos de disfraces permiten al niño explorarse a sí mismo

Haciéndose pasar por otras personas, los niños experimentan nuevas ideas y comportamientos. Ellos pueden decidir lo que les gusta y lo que no, pueden explorar los elementos de una nueva situación e identificar lo que les gusta y lo que no.

En sus juegos, disfrazado, el niño puede tomar decisiones importantes en cuanto a su comportamiento o su rol, lo que le ayudará a ir conociéndose a sí mismo poco a poco.

Los juegos de disfraces fortalecen las relaciones

Jugar con disfraces es una gran lección de empatía. Por “vivir” la vida de otra persona, un niño tiene que ponerse en los zapatos de esta. ¿Cómo se sienten? ¿Cuáles son sus motivaciones? ¿Cómo se comportan en determinadas situaciones?

Esto fortalece una habilidad más amplia, que es la capacidad de comprender los sentimientos de otras personas. Por eso los juegos de disfraces ayudarán al niño a aprender a tratar y trabajar con personas en la escuela primero y en sus puestos de trabajo después.

Los juegos de disfraces ayudan a establecer la identificación de género

Si bien no hay reglas específicas para la identidad de género, la mayoría de las personas se dividen en categorías típicas. A medida que los niños juegan con disfraces experimentan con diferentes identidades de género y los comportamientos de los personajes.

Por lo general, los chicos suelen ser atraídos hacia los papeles de padres, constructores,  héroes y militares, mientras que las niñas suelen sentirse atraídas por los papeles de artistas, madres, maestras y bailarinas.

Salirse de este no es malo, pero sí que permite observar las tendencias e intereses de los niños. Es bastante normal que los niños experimenten con diferentes roles de género a medida que aprenden acerca de sí mismos.

Los juegos de disfraces mejoran la comunicación

Disfrazarse obliga a los niños a experimentar con el lenguaje.

Ellos tienen que anticiparse a lo que diría el personaje al que interpretan, lo que incluye expresiones, vocabulario e incluso lenguaje corporal.

 Esto da a los niños la oportunidad de practicar y experimentar con palabras y frases que no usan normalmente, así como a revisar todo lo que han oído y pensar cómo pueden usarlo.

Palabras que podrían haber escuchado en cuentos o en los dibujos animados cobran vida a medida que los utilizan para mejorar y ampliar sus recreaciones. Con el tiempo, los niños crean sus propios escenarios en lugar de utilizar los que han visto antes y comienzan a utilizar estas palabras recién descubiertas  en las conversaciones.

Источник: https://eresmama.com/la-importancia-jugar-disfrazarse-los-ninos/

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE QUE LOS NIÑOS JUEGUEN A DISFRAZARSE?

¿Por qué es importante que los niños se disfracen?

El interés por los disfraces suele aparecer alrededor de los 3 años. ¿Pero somos realmente conscientes de los beneficios del disfraz en los niños?

Cuando se disfrazan pueden ser lo que quieran y por lo tanto dejan atrás cualquier carencia o restricción que puedan sentir que tienen. Dan rienda suelta a su imaginación en un mundo mágico.

Pueden hacer, ser, sentirse como lo que quieran ser. Y eso, tiene doble sentido y es que dejan de sentir cualquier presión, obstáculo del día a día.

Una parte de sí mismos se libera para expresarse con espontaneidad y libertad.

SU MUNDO, SUS REGLAS

Ellos deciden como es el juego, la historia y los personajes. Si les permites ser libremente, mediante el juego del disfraz, los niños expresaran sus emociones sobre como se sienten.

Muchos profesionales utilizan este método para ayudar a los pequeños a vencer miedos, problemas relacionales, de conducta, pueden ser libros abiertos.

Si el adulto se deja guiar y está atento, podrá observar muchas cosas interesantes que sus pequeños nos serían capaz de explicar de otra manera.

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE DEJARLES GANAR?

Además estamos en plena etapa del egocentrismo, que durará hasta los 7 años aproximadamente. Con lo que la necesidad de ganar impera en los juegos.

Por orto lado, se pasan todo el día recibiendo órdenes tanto en casa como en el colegio, con lo que en su mundo de fantasía necesitan vencer, poder tomar decisiones y que el adulto las siga. Sentirse seguro en su propio mundo es importantísimo para un buen desarrollo de la autoestima y la seguridad.

Sentirse capaces de decidir «algo» o ganar a papá aunque estemos jugando les hará sentir que son seres capaces, fuertes y que lo que ellos piensen importa.

¿PORQUÉ ELLOS DEBEN ESCOGER SU DISFRAZ?

Hay disfraces que les pueden dar miedo o hacer sentir ridículos. Hay que respetarlo.

Además, a los más pequeños no les gusta llevar la cara tapada con lo que seguramente elegirán disfraces que no tengan que cubrirse la cabeza o el rostro y así sentir que no se escapan de la realidad, pues su propia fantasía puede asustarles. En la primera etapa del disfraz, la que ronda los 3 años, el mundo imaginario y real aun no está del todo diferenciado.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

  • Memoria y lenguaje: Ser otra persona te obliga a anticiparte y pensar o recordar que diría esa persona. Con lo cual, a utilizar vocabulario o expresiones que usa ese personaje o persona a la que están imitando.
  • La empatía: Ha de «vivir» siendo otra persona, con lo que sin darse cuenta intentará saber que siente, que le motiva y que haría esa persona en cada momento.
  • Imaginación y creatividad: No hay límites en el mundo mágico, con lo que pueden llegar a lugares que los adultos ni podemos imaginarnos.
  • Identificación de género: Hay una tendencia general bastante clara hacia la que van los niños y hacia la que van las niñas. Es cuestión de intereses.

    Es decir, los niños tenderán más a disfrazarse de papás, Spidermans, bomberos, piratas, caballeros… Y las niñas de bailarinas, Frozens, Bellas… Pero el juego del disfraz le permitirá experimentar otros roles libremente y que hemos de permitir que lo vivan con tranquilidad y sin hacerles sentir ridículos.

    Han de ser capaces de disfrutar por igual, lleven una espada o un vestido.

  • Promotores de historias y emociones: Cada vez que se disfrazan crean una historia y si el personaje de la historia está tristes, ellos harán ver que están tristes, o enfadados, o contentos. Representar una emoción es entender la emoción, es el paso previo a ser capaces de expresarla.

¿CÓMO ACABAR LA SESIÓN DE DISFRACES?

Una de las cosas más maravillosas que hay es que ellos te cuenten o tengan forma de expresar a lo que han jugado o como lo han vivido.

En niños que ya saben dibujar, si acabáis el juego, volviendo a la calma, ofreciendo colores y una hoja para pintar, estoy segura que os sorprenderéis de los dibujos tan bonitos y detallados que pueden hacer de algo que han vivido y ha sido tan emocionante.

Además, de ordenar y plasmar toda la secuencia del juego en sus mentes mientras poco a poco rebajan la energía. Para niños de la edad de L que aun no saben dibujar bien, darles la posibilidad de expresarse proponiendo por ejemplo el dibujo de uno de los personajes de su historia, puede ser una opción.

En casa siempre intento guardar los cartones para estos momentos porque dan mucho juego. El dibujo del pirata lo busqué en Pinterest y de forma muy sencilla (tan sencilla que me olvidé de la mano derecha) lo dibujé en el cartón para que L lo acabara de pintar.

¿A QUÉ EDAD HAY QUE PROPONERLES EL DISFRAZ?

No hay una edad concreta pero sí orientativa. Alrededor de los 3 años los niños empiezan a entrar en la etapa simbólica y es cuando pueden empezar a mostrar verdadero interés por disfrazarse. No hay que obligarles solo proponerles varios disfraces y que ellos escojan los que más les gusten.

En casa lo hemos hecho de la siguiente manera. Para el cumple tres de L, que fue hace 2 semanas, decidimos montarle su rincón de disfraces.

Así que, compramos un baúl del Imaginarium que venía un disfraz de pirata y de caballero. El disfraz de bombero porque su tito M es bombero y él lo quería.

Y varios complementos como bigote, barba, máscara de conejo, maletín de médico y maletín de bombero.

Pero si no se puede comprar disfraces, valen unas telas, un par de máscaras que podemos hacer nosotros mismos y algún complemento nuestro que podamos darles a nuestros peques.

En las aulas de psicomotricidad es lo que tenemos. Una misma tela puede servir como capa de hada o de princesa, de rey o de súper héroe.

De echo os diría que este tipo de disfraz donde la creatividad aun juega un mayor papel son maravillosos.

¿Habéis jugado alguna vez a intercambiar roles? Que ellos hagan de papá o mamá y tu de ellos. Os sorprenderéis mucho al ver la imagen que tienen de vosotros y lo que es mejor, os hará reajustaros en vuestra relación con él si observáis algo que no os gusta.

¡Espero que os haya gustado! Nos vemos por Instagram.

Besos y babitas

Источник: http://mirandodesdetualtura.com/2017/03/27/importante-los-ninos-jueguen-disfrazarse/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: