¿Por qué los italianos o los maoríes recuerdan mejor sus primeros años de vida?

Marae, Nueva Zelanda. Casas del mundo

¿Por qué los italianos o los maoríes recuerdan mejor sus primeros años de vida?

En esta cuarta entrega de Casas el Mundo, viajamos hasta Oceanía, en concreto hastaNueva Zelanda o Aotearoa como se denomina en maorí, particularmente todo lo que tenga que ver con esta cultura ancestral a mí me llena de curiosidad, y es que es fascinante la cultura Maorí, tanto su forma de vida comunal, que perdura pese al paso del tiempo, cómo llegaron a aquellas zonas tan inhóspitas,  cómo han conseguido imponerse sobre la cultura anglosajona tan fuerte en toda Oceanía, sus bailes y tradiciones, sus cuerpos tatuados…  En fin, vamos a intentar conocer este pueblo a través de todo esto y cómo no de sus casas, en concreto, las Marae. También deciros que aprenderemos muchas palabras de su idioma tan particular TE REO MAORI.

El pueblo Maorí

Los maoríes llegaron a Nueva Zelanda hace más de 1000 años, mucho antes de que llegaran los colonos europeos, ingleses en su mayoría.

En Rotorua viven el 14%  de los maoríes que actualmente hay en Nueva Zelanda y es la ciudad donde podemos encontrar aún esa forma de vida antigua aunque perfectamente mimetizada con la actual.

Las dos culturas, europea y maorí han convivido durante siglos en perfecta armonía,  hasta el punto de que la maorí se ha impuesto sobre la potente anglosajona. Hoy en día la mayoría de los símbolos de Nueva Zelanda, nombres de lugares y tradiciones son eminentemente maoríes.

Cabe destacar bailes tan tradicionales como la Haka, danza de bienvenida, no de guerra, como así se cree por los aparentemente movimientos bélicos y gestos en las caras de ellos, que gracias al deporte estrella de esta zona austral, ha sido conocida en todo el mundo, el RUGBY.

Actualmente los maoríes ya no viven en cabañas sino en casas de los europeos que colonizaron la isla, pero es un pueblo que sabe combinar ambas culturas a la perfección, y es que en Rotorua y en concreto en el pueblo de Whakarewarewa, encontramos estas edificaciones reconstruidas en viviendas como las que aquí conocemos, con termas y hornos comunes donde se bañan y cocinan. Cocinar bajo la tierra los alimentos y bañarse en agua caliente que emana de forma natural gracias al magma del subsuelo, es una de las atracciones de los turistas que visitan la zona. Han sabido congeniar la vida moderna con sus tradiciones y aprovechar lo mejor de cada una.

Marae

Un Marae es un conjunto de edificaciones talladas y tierras que pertenecen a una determinada iwi (tribu). De base rectangular y presidiendo el recinto, nos encontramos la sala de reuniones, la más importante.

Los maoríes consideran su marae como el lugar de dónde pertenecen y donde están, turangawaewae. Se usa para reuniones, celebraciones, funerales, talleres educativos y otros eventos tribales importantes.

Es casi un lugar sagrado para ellos.

El marae tiene como espacio principal un salón de reuniones de madera que esta tallada en su totalidad. Es un espacio diáfano, abierto y espacioso, ya que cuando conviven allí, se hace de manera comunal. Además de ese espacio abierto hay un comedor, un área para cocinar, un baño y una ducha.

Te Wharenui

Este espacio principal de la Marae, es el más importante de los edificios que la componen. Su estructura y la techumbre recuerdan al cuerpo humano y suele representar a un ancestro particular de la tribu. Es una cultura que venera con gran fervor a sus antepasados.

La cabeza está representada por el tekoteko, que está en el frente superior del techo de la casa.

La columna vertebral o tahuhu, es una viga de madera gruesa que sujeta el peso del techo, de ellas salen los heko que representan las costillas, en su gran mayoría talladas con figuras y simbología maorí.

Los brazos están representados por los maihi, son tablas de barcaza colocadas de manera frontal y que abrazan al visitante.

Y por último las piernas, llamadas amo, tablas de madera que están situadas en el frente del wharenui, de forma vertical. Por la parte exterior suelen estar pintados en su mayoría de un color muy común en la zona, terracota.

El interior de estos wharenui están tallados con símbolos y dibujos que representan la genealogía de la propia tribu, con historias y leyendas de la cultura maorí, al igual que en sus cuerpos dibujados con tatuajes de grandísima calidad artística, los Marae y todas la edificaciones que lo componen, están repletos de dibujos y tallas espectaculares. Es muy común ver dentro de ellas, fotografías de seres queridos ya fallecidos y prácticamente es un lugar de culto.

Es importante saber si visitamos algún wharenui, que no debemos comer o beber dentro y que debemos descalzarnos antes de entrar. Al igual que debemos participar si así ellos lo requieren en la ceremonia de bienvenida o Powhiri, que será dirigida por alguna mujer de edad de la tribu.

Como anteriormente hemos citado, los maoríes que pertenecen a una marae no viven allí diariamente. Se instalan en ocasiones importantes para la tribu.

La vida es totalmente comunal, duermen en el interior de la sala de reuniones todos juntos, alineándose alrededor de las paredes los colchones.

Comen juntos en el comedor, ayudan a las tareas domésticas y pasan tiempo aprendiendo de los mayores y debatiendo sobre cuestiones de la tribu.

Como siempre os animamos a que si viajáis por la zona visitéis estos lugares, os adentréis en nuevas culturas y que disfrutéis de sitios tan espectaculares como Nueva Zelanda.

Esperamos que os haya sido útil el post “Marae, Nueva Zelanda. Casas del mundo” que nos escribe nuestra colaboradora Ángela Gómez. Recuerda inscribirte en nuestra newsletter para estar informado de todas las novedades de Obra Nueva en Córdoba y noticias relacionadas con el mundo inmobiliario. Quiero inscribirme ahora

Igualmente síguenos en e Instagram para tener información diaria sobre las Promociones en comercialización y noticias de interés.

Источник: https://obranuevaencordoba.es/marae-nueva-zelanda-casas-del-mundo/

Novela Millonario yerno Capítulo 1546-1547

¿Por qué los italianos o los maoríes recuerdan mejor sus primeros años de vida?

Leer Capítulo 1546-1547 de la novela El yerno millonario by Señor hoja Gratis en línea.

Capítulo 1546

Fredmen dijo: “Me pregunto, las cosas metafísicas son ciertas, pero también son macroscópicas. Por ejemplo, puede afectar gradualmente la calidad de la suerte, pero es poco probable que afecte la fertilidad de una persona en un instante. Así que creo que ese chico debe haber usado algún tipo de método de golpe «.

Yanzheng preguntó: “¿Suena? ¿Qué quieres decir? ¿Por qué dices eso?»

Fredmen explicó: “Esto es como hacer magia. Además de vendar los ojos, el método más utilizado por los magos es hacer ruidos. Generalmente, cuando señala con la mano derecha para mostrarte, las cosas suelen estar ocultas en su mano izquierda. Cuando te muestran el sombrero, las cosas suelen estar ocultas en las mangas «.

Yanzheng asintió solemnemente: «Continúa».

Fredmen volvió a decir apresuradamente: «Mira, Charlie parece estar involucrado en la metafísica, pero creo que este nieto debe haber usado algún método secreto para envenenarnos en silencio, pero estábamos distraídos cuando nos dieron el veneno, así que no nos dimos cuenta».

Yanzheng de repente pensó en algo. Se enderezó y soltó: “¡Tiene sentido! ¡Que tiene sentido! He estado pensando por qué a dos de mis hombres les estranguló el cuello por él, por lo que tenían debilidad muscular.

Ahora piénselo.

¡Es muy probable que haya usado veneno silenciosamente contra mis hombres! De lo contrario, si dos grandes maestros los cuidan bien, ¿cómo pueden convertirse inexplicablemente en dos desperdicios? «

Yangang, por su parte, estaba ocupado diciendo: “¡Segundo hermano, si el nieto realmente nos envenenó, entonces debe tener un antídoto! ¿Significa esto que mientras podamos obtener el antídoto de él, será posible recuperarse?

«¡Sí!» Yanzheng también dijo de inmediato: “¡Este niño debe tener una forma de recuperarnos! ¡Cuando terminemos nuestros asuntos mañana, encontraremos la manera de dejar que saque el antídoto! «

Cuando Fredmen escuchó esto, ¡se emocionó de inmediato!

Durante este período de tiempo, ha estado preocupado por el tratamiento de sus raíces, e incluso se ha rendido un poco estos días.

Pero esto no significa que esté realmente dispuesto a aceptar este status quo, sino que es realmente impotente.

Si puede curar sus propias raíces, ¡está dispuesto a pagar sin importar cuán alto sea el precio!

Entonces, se arrodilló apresuradamente sobre una rodilla, cruzó los puños sobre la cabeza y suplicó: “Yo también soy la víctima de Charlie. Después de sufrir por este niño, si ustedes dos tienen la oportunidad de obtener el antídoto, ¡por favor, denme la oportunidad de curarme a continuación! «

Yanzheng asintió levemente y dijo: “Sr. Willson puede estar seguro de que sabe todo sobre nosotros hoy y no lo olvidaremos cuando obtengamos el antídoto en el futuro «.

Fredmen dijo emocionado: “Segundo Señor, ¡muchas gracias! ¡Tu gran amabilidad es inolvidable! «

Yanzheng emitió un zumbido y le dijo: “Sr. Willson, es tarde y deberías volver a descansar temprano. Nos mantendremos en contacto con usted sobre este asunto y le notificaremos si tenemos alguna noticia ”.

Fredmen asintió apresuradamente y dijo respetuosamente: «¡Segundo Señor, entonces yo me iré primero!»

Tan pronto como Fredmen se fue, Philip le preguntó apresuradamente a Yanzheng: “Segundo hermano, ¿cuál es tu oportunidad de ganar y deja que el [correo electrónico protegido] ¿Wade entregar la cura?

Yanzheng resopló con frialdad: “¿No escuchaste las palabras de Fredmen? Este niño es en realidad un mentiroso que muestra feng shui. Debe estar buscando dinero cuando venga a Eastcliff a ver a su hermano mayor.

Mientras esté buscando dinero, no hay de qué preocuparse.

¡Sí, cuando terminemos con la junta directiva mañana, usaré directamente el dinero para golpearlo de buena gana para que se arrodille y me llame Señor! «

Capítulo 1547

Debido al fuerte aire frío, la temperatura en Eastcliff descendió bruscamente por la noche y una fuerte nevada revoloteó en el cielo.

Charlie recibió un empujón en su teléfono celular diciendo que Eastcliff había emitido una advertencia azul de Blizzard desde hoy por la noche hasta mañana por el día.

Charlie vestía una sola camisa y salió del balcón de la habitación de invitados, pensando que todos sus padres estaban en su mente.

Mañana voy a visitar la tumba de mis padres.

Este asunto había estado archivado en su corazón durante dieciocho años y siempre estaba pensando en ello.

Cuando estaba pensando profundamente, de repente escuchó la voz de Sara: «Charlie, ¿no tienes frío con tan poca ropa?»

Charlie miró hacia atrás. Sara no sabía cuándo había entrado en la habitación y se había acercado a la puerta del balcón.

Se apresuró a explicar: «Disculpe, Charlie, llamé a la puerta hace un momento y nadie respondió, así que empujé la puerta y entré sola».

Charlie sonrió levemente y asintió suavemente: «Está bien, ¿qué estás haciendo tan cortésmente entre tú y yo?»

De repente, dos nubes rojas aparecieron en el bonito rostro de Sara.

Caminó hacia Charlie y le preguntó: «Charlie, ¿estabas pensando en algo hace un momento?»

Charlie asintió: «Estoy pensando en el pasado».

Sara le tocó suavemente la mano y luego lo sostuvo sin soltarlo. Dijo agradecida: «Charlie, gracias por la condición de mi padre, ¡gracias por salvarle la vida!»

Charlie dijo con sinceridad: “Sara, el tío es un buen hermano de mi padre y un mayor al que respeto. No puedo evitar verlo gravemente enfermo si no tengo la capacidad. Esta habilidad es, naturalmente, para salvarlo «.

«¡Sí!» Sara asintió pesadamente y dijo: “Charlie, ¿cuántos días puedes quedarte en Eastcliff esta vez? No acompañaré a mi padre a la reunión de la junta mañana y después de barrer la tumba para el tío Wade y la tía An, ¿vas a volver?

Charlie dijo: «Todavía tengo algunos asuntos personales pasado mañana, y volveré cuando termine».

La expresión de Sara fue un poco arrepentida y triste por un momento, levantó la cabeza, lo miró con ojos claros y ansiosos y le preguntó: “Charlie, ¿no puedes quedarte unos días más? ¿Es el año nuevo chino a esta vista, o simplemente te vas después del año nuevo en mi casa?

Charlie se rió entre dientes: “Aún quedan veinte días durante el Año Nuevo chino. Si nunca vuelvo, no puedo explicárselo a tu cuñada «.

Sara dijo con una cara bonita: “¡No admito que ella sea mi cuñada, y tú no eres realmente mi hermano, eres el prometido que identifiqué desde que era niña!”.

Charlie sacudió la cabeza con impotencia y sonrió: «Está bien, lo que dices es lo que dices».

De repente, Sara se sintió un poco decepcionada y dijo en secreto: “¡Cada vez que hablo con Charlie, él siempre me recuerda de diversas formas que está casado! Pero, ¿no sabe que la vida de sus padres es más grande que el cielo? Al menos yo, después de tantos años de advertirme a mí mismo, ¿por qué no puede ser como yo?

Pensando en esto, Sara no pudo evitar suspirar, tomar la mano de Charlie, y no pudo evitar usar un poco de fuerza, y dijo con un poco de tristeza: “Charlie, eres el joven maestro de la familia Wade, y eres tan Willson en Aurous Hill, no puedes tolerar mucho. Tarde o temprano tienes que volver a Eastcliff «.

Charlie se sorprendió por un momento y dijo con calma: «Si puedo volver, hablemos de ello más tarde».

……

Esa noche, Charlie tuvo un sueño absurdo.

En el sueño, sus padres no murieron. Todavía era el joven maestro de la familia Wade y ha crecido. Ha atraído mucha atención en Eastcliff, y puede llamar al viento y la lluvia.

En su sueño, llevaba un traje decente, trajo el ramillete del novio y condujo un lujoso convoy a la super villa de la familia de Gu.

En la villa, Sara llevaba un sagrado vestido de novia blanco, sentada en la cama de su tocador, mirándose con una sonrisa florida.

Entonces, un grupo de hombres y mujeres jóvenes que no conocían los instó a buscar los zapatos rojos de Sara por todas partes.

(No tan) Breve resumen de la historia de Nueva Zelanda

¿Por qué los italianos o los maoríes recuerdan mejor sus primeros años de vida?

Como cualquier otro país, Nueva Zelanda cuenta con una interesante historia a sus espaldas… quizás no es una historia larga, pero sin duda es fascinante. Su cultura actual es el resultado de unir unos orígenes casi legendarios, con la llegada posterior de los europeos.

Tradición junto a modernidad, raíces junto a desarrollo… Esto sin duda lo convierten en un lugar único en el mundo.

Pero no queremos adelantarte nada, aquí va nuestro (no tan) breve resumen de la historia de Nueva Zelanda que, ojalá, pueda acercarte un poquito más a esa tierra tan lejana y bonita.

¿Listo para bucear atrás en el tiempo? 3,2,1 ¡Vamos!

Primeros pobladores: los maoríes

Poco se sabe acerca de la llegada de los primeros pobladores de Nueva Zelanda, pero parece claro que antes de la llegada de los maoríes (alrededor del 800-1200), no había señal de vida humana en estas dos islas perdidas de la mano de Dios.

Entre mitos y realidades, se asume que los primeros maoríes llegaron a esta nueva tierra, que llamaron Aoteroa (país de la larga nube blanca) desde la legendaria isla Hawaiki.

Actualmente no se conoce la existencia de ese lugar, aunque todo apunta a que era una isla de la Polinesia: el idioma, las creencias y los rasgos de los maoríes son parecidos a los de otras culturas de esa zona del mundo.

Durante siglos, los maoríes vivieron solos, aislados del resto de civilizaciones. Esto les permitió desarrollar una cultura fascinante, basada en una conexión casi simbiótica con la naturaleza, con un marcado carácter espiritual y repleta de ritos y leyendas.

Pero no te imagines a un pueblo zen y calmado: dos rasgos característicos del pueblo maorí son la fortaleza y la valentía, y es que históricamente siempre hubo guerras entre las diferentes familias.

Todo seguía su curso por aquellas lejanas tierras hasta que… llegaron los europeos.

En este post te hablamos más sobre la historia, curiosidades y cultura de los maoríes.

La llegada de los europeos

En el año 1642 el explorador neerlandés Abel Tasman fue el primer europeo en acercarse al país y comúnmente se considera como su descubridor (un poco como Colón lo fue para América). Lo más curioso es que Abel Tasman jamás pisó Nueva Zelanda (cuando un grupo de marineros intentaron desembarcar, hubo unos malentendidos con los maoríes que fueron a recibirlos y acabaron muertos).

Aún así el nombre del navegante permanece ligado a la historia del Nueva Zelanda, por ejemplo Tasmania se llama así en honor al él, y hasta hay un parque nacional en la isla sur con su nombre. Fueron otros cartógrafos holandeses los posteriormente decidieron denominar Nieuw Zeeland a esas nuevas tierras (Zeeland es una provincia holandesa).

Curiosidad: hay una corriente que defiende que los españoles llegaron a estas islas del Pacífico antes que los holandeses. Estas teorías aseguran que en realidad fue Juan Fernández el primer europeo en descubrir Nueva Zelanda en el año 1576 y que incluso habría llegado hasta Australia (aunque jamás se encontraron pruebas definitivas).

El que sí pisó Nueva Zelanda, sin ninguna duda, fue el legendario capitán James Cook quien, además, lo hizo por todo lo alto: en 1769 reclamó que esa “nueva” tierra formara parte de la Corona Británica. ¿Cómo? Colonizándola, claro.

En un principio los británicos que se establecieron en zonas costeras fueron pequeños grupos de balleneros y cazadores de focas, aunque luego llegaron los cazadores de almas… misioneros vaya (alrededor del año 1810).

Fueron ellos los primeros en mantener contactos con los maoríes, quienes los denominaron “pakeha” (extranjeros), y así surgió una primera relación comercial: a cambio de establecerse en sus territorios, los europeos seducían a los nativos con productos que jamás habían visto (desde carne de cerdo hasta patatas, desde escritura a una nueva religión, desde dinero hasta caballos).

Puede parecer algo tonto, pero hasta la llegada de los europeos en Nueva Zelanda solo existía un mamífero (un murciélago), y hoy es conocida por ser el país de las ovejas :-p

Como dato curioso destacar que en 1815 nace Thomas King, quien fue el primer descendiente de europeos que nació en suelo neozelandés.

Fue una época dura para los colonos: no estaban acostumbrados a las duras condiciones climáticas, los recursos eran más que limitados y hoy en día se recuerda a esos primeros pobladores europeos (de los que gran parte de los habitantes actuales son descendientes) como personas fuertes, con gran inventiva y determinación.

Guerras internas y Tratado de Waitangi

Hubo alguna que otra tensión entre colonos y nativos, claro está, pero lo cierto es que los problemas eran más bien “internos” entre diferentes tribus de maoríes… y más cuando, gracias al comercio, las armas de fuego entraron en sus vidas. Entre 1820 y 1835, por ejemplo, tuvieron lugar las conocidas como Guerras de los Mosquetes.

Otro motivo por el que maoríes y pakehas llegaron a un equilibrio más o menos pacífico era que ambos se necesitaban: los europeos estaban empezando una nueva vida, por lo que precisaban tierra, paz, mano de obra y ¡esposas! Si consideramos la sociedad británica de entonces, queda bastante claro que eran pocas las atrevidas que decidieron lanzarse a la aventura de atravesar medio mundo (al menos en un principio), por los que los matrimonios mixtos eran cada vez más frecuentes.

Los maoríes por su parte, habían encontrado en los europeos una nueva fuente de riqueza (tanto monetaria como cultural). Si a esto sumamos que la extensión del territorio NO era un problema, pues en esos primeros años había “espacio para todos”.

Hay que destacar que la Corona Británica intentó hacer las cosas de forma adecuada y creó una figura que se encargara de las relaciones entre maoríes y colonos.

En un principio el responsable fue James Busby, quien en 1838 fue sustituido por William Hobson.

Los dos hicieron una gran labor para reunir a los jefes de todas las familias maoríes con un objetivo: la firma de un tratado que, supuestamente, facilitaría la vida a ambas partes.

Estamos en el año 1840 cuando la Corona Británica representada por Hobson y los jefes de las familias maoríes se reúnen en la isla norte y firman el Tratado de Waitangi.

¿Qué se busca? Principalmente tener una política territorial que regulara las relaciones entre nativos y extranjeros.

De esta forma los británicos se aseguraban una nueva colonia en aguas del Pacífico (ese mismo año Francia comenzó a establecerse en una zona de la isla sur, la Península de Banks) y los jefes maoríes la protección y el apoyo que necesitaban en caso de nuevos ataques (externos e internos).

Sin embargo, como desgraciadamente ocurre a menudo… las palabras se las lleva el viento y más cuando están redactadas en dos idiomas diferentes que NO dicen las mismas cosas.

Como veremos más tarde, el tratado en idioma maorí era, en algunos puntos, significativamente diferente al redactado en idioma inglés… Resultado: los maoríes, que firmaron un acuerdo en el que cedían la soberanía de sus tierras a la Corona a cambio de su protección (se transformaban en súbditos a todos los efectos), intercambio mercantil justo, garantías sobre la propiedad de las tierras y la conservación de la cultura maorí, se sienten estafados y la paz duraría poco.

Guerra de las Tierras de Nueva Zelanda

En el año 1845 comenzaron una serie de conflictos (denominados Guerras de las Tierras de Nueva Zelanda) que enfrentaron a maoríes y colonos, y que durarían de forma más o menos activa hasta 1872. Los británicos, gracias a las armas de fuego, salieron airosos.

A partir de ese momento, y más aún cuando se descubrieron minas de oro en Otago, la inmigración desde Inglaterra, Escocia e Irlanda se multiplicó. En pocos años los europeos pasaron de ser unos 2.000 a casi medio millón.

Una suerte diferente corrieron los maoríes: su número ya había descendido vertiginosamente a causa de las guerras, pero fueron las epidemias traídas desde Europa las que los diezmaron considerablemente (pasaron de ser unos 120.000 a 44.

000 a finales de 1800).

Hacia una convivencia pacífica: finales de 1800 y 1900

Tras establecerse una nueva paz, forzada pero efectiva, Nueva Zelanda pasó a vivir una época tranquila aunque no aburrida.

A ojos del mundo, este pequeño y lejano país era todo un experimento social y progresista… fue en Nueva Zelanda, por ejemplo, donde por primera vez se reconoció el voto de las mujeres (1893).

También a finales de 1800 se introdujo la educación gratuita y obligatoria, así como las jubilaciones.

Si bien la fiebre del oro tardó poco en esfumarse (las reservas se agotaron más pronto de lo esperado), en el año 1882 se completó el primer envío de carne congelada, que dio inicio a las exportaciones de carne y leche a Reino Unido. Este hecho propició el incremento de la riqueza del país y permitió un crecimiento económico sustancial.

Durante las Guerras Mundiales el recién creado ANZAC (Australian and New Zealand Army Corps) apoyó a Reino Unido de forma incondicional, con un número elevado de bajas humanas que aún hoy son recordadas y honradas (si viajas a Nueva Zelanda verás que, prácticamente en cada pueblo, hay estatuas o monumentos conmemorativos).

Hay que destacar que ya en 1907 el país se autoproclamó un dominio dentro del Imperio Británico y en 1947 pasó a formar parte de la Commonwealth (Mancomunidad de Naciones), gracias al Estatuto de Westimnster.

¿Y qué pasó con los maoríes?

Lo que comenzó con el tratado de Waitangi desembocó en uno de los capítulos más negros e injustos de la historia de Nueva Zelanda. No fue hasta un siglo más tarde, en 1975, cuando pudo redimirse de cierto modo con la creación del Tribunal de Waitangi, una institución ante la cual cualquier maorí puede reclamar posibles injusticias pasadas o presentes.

Este tribunal puede actuar con 3 diferentes tipos de resolución:

  • Reconocimiento del daño provocado, con posterior perdón público por parte de la Corona Británica.
  • Compensación económica, por posibles injusticias sufridas.
  • Rectificación, en el caso, por ejemplo de edificación en suelo sagrado o volviendo a entregar a un lugar el nombre maorí original.

Hoy en día los maoríes representan cerca del 15% de la población de Nueva Zelanda y si bien no sufrieron la (mala) suerte de los aborígenes australianos, están lejos de sentirse integrados del todo en la sociedad… Al menos eso nos pareció y es lo que todos los neozelandeses con los que tuvimos relación nos transmitieron.

Por otro lado, desde la mitad del siglo pasado, hay un resurgir más fuerte de la cultura maorí, que todos en el país respetan, dignifican y reivindican (el idioma maorí está presente en el día a día de Nueva Zelanda, el haka es ya todo un símbolo de Nueva Zelanda en el mundo, etc…).

Nueva Zelanda en la actualidad

Actualmente Nueva Zelanda es uno de los países con mejor calidad de vida, menos corrupto y más libre del mundo.

La primera ministra, Jacinda Arden, líder del Partido Laborista y en el cargo desde agosto de 2017, es la jefa de gobierno más joven del mundo (37 años) y es todo un ejemplo de líder carismático y progresista (el cambio climático, el rol de la mujer y la justicia social son algunas de sus preocupaciones). En 2017 eligió como ministro de Relaciones Exteriores a Nanaia Mahuta: por primera vez una mujer maorí ocupaba este cargo institucional.

Y no solo luchó de forma rápida y contundente contra la Pandemia del Covid-19 sino que actuó personalmente, reduciendo su sueldo de un 20% para mostrar solidaridad a los que lo estaban pasando mal económicamente.

Hasta aquí nuestro (no tan) breve resumen de la historia de Nueva Zelanda. Como has podido ver es un país joven, sí, pero con unas raíces y una historia de lo más interesante ¿no te parece?

Ahorra en tu viaje
Compara y consigue vuelos baratos aquí
Encuentra alojamiento a los mejores precios aquí
Regístrate en Airbnb y consigue hasta 40€ de descuento aquí
Reserva actividades y excursiones en español aquí
Contrata el seguro de viaje IATI con un 5% de descuento aquí
Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí
Averigua cómo sacar dinero en el extranjero sin comisiones aquí
Compra una tarjeta SIM con descuento para viajar con internet aquí
Alquila un coche con las mejores ofertas aquí
Compara precios en el alquiler de la furgoneta aquí
Los mejores libros y guías de viaje aquí
Todos nuestros artículos sobre Nueva Zelanda

Источник: https://www.mochileandoporelmundo.com/resumen-de-la-historia-de-nueva-zelanda/

Por qué los italianos se mudan en masa a España

¿Por qué los italianos o los maoríes recuerdan mejor sus primeros años de vida?

Francesco Torromacco, napolitano de 35 años, fue “durante mucho tiempo” el guardaespaldas de Eros Ramazzoti. Pero ahora busca trabajo en Torremolinos porque en Italia “la mentalidad es muy cerrada y yo soy una persona libre”, dice.

Lo mismo puede ser camarero que vigilante, asegura, porque sabe hacer “muchas cosas”. Pero de lo que está seguro es de que “para no hacer nada, prefiero estar en España”. Llegó hace dos meses, así que no desespera, argumentando que “el trabajo no lo es todo y allí el ambiente es más feo”.

Es un inmigrante italiano del sur de la bota, un hombre sin una profesión muy definida. Y uno de los más de 260.000 italianos que residen en España, la quinta nacionalidad extranjera más numerosa y creciente desde los años noventa del pasado siglo. Pero su perfil no es el más representativo.

No hay un retrato robot, los hay ricos, pobres, cultos, incultos, hombres, mujeres, del sur y del norte.

«El sol, la playa, las costumbres, la cultura, todo se parece». Esas cosas, dicen desde las instituciones, son las que hacen que los italianos hayan decidido venir en masa a España.

Pero hay un dato que hace tambalearse la explicación: ¿por qué no sucede también al revés? En Italia solo están inscritos algo más de 20.000 españoles como residentes permanentes. «El amor, los muchos erasmus que echan raíces», prosiguen.

Pero tampoco en ese punto las cifras corroboran la tesis: los españoles eligen Italia como principal opción para sus becas europeas, un total de 12.000. Pero casi todos regresan aunque hayan encontrado allí pareja. «La precariedad laboral o la falta de expectativas de los jóvenes», apuntan también.

Pero las cifras revelan que España es uno de los países punteros en esa cuestión y, 'a priori', un destino muy inapropiado para encontrar trabajo. Y además los italianos que vienen a España no son todos jóvenes.

Los jóvenes pensábamos que Italia necesitaba un modernizador, como Zapatero, que nunca ha llegado

«¡No crea! Hay muchas más oportunidades laborales en España que en Italia», apunta Giuseppe Grosso (Milán, 1982). «Allí todo es más difícil y más burocrático.

Hay cribas y exámenes para todo, como ser dentista, profesor, periodista o casi cualquier cosa, necesitas una habilitación de un colegio profesional», explica.

Grosso, un muchacho con el pelo rizado que se da un ligero aire al motociclista Valentino Rossi, ha fundado junto a un socio español una editorial en Madrid, Altamarea, especializada en literatura y ensayo italianos del siglo XX y que sacará sus primeros títulos este próximo 4 de abril.

Estudió lingüística y pidió una beca en una universidad española: «Muchos lo hacían, era más sencillo que allá». Grosso cree que Italia ha entrado en una fase de «gangrena» y que su generación, al menos los más progresistas de ella, entendía que España era «el epicentro de una utopía mediterránea».

Giuseppe Grosso. (D. B.)

En 2008, Flor Barroso, filóloga, escribía una tesina con un capítulo dedicado al efecto Zapatero en Italia. El 70% de los italianos veía España como un país moderno.

«Los jóvenes estábamos emocionados con José Luis Rodríguez Zapatero«, subraya Grosso, que recuerda el documental 'Viva Zapatero', de Sabina Guzzanti, en 2005.

«Los jóvenes pensábamos que Italia necesitaba un modernizador que nunca ha llegado, aunque su sociedad está preparada para ello».

Otro intelectual, Fabio Volo, emitía durante aquellos años un programa de televisión desde Barcelona, 'Italo-Spagnolo', en el que relataba la vida cotidiana desde el centro de la capital catalana. «Fue todo un fenómeno, España estaba en la televisión casi cada día como un referente, pero ahora ya no pasa».

Precariedad e impuestos

Una percepción, la de que eso ya no pasa, que desmiente Angela Scrivano (Palermo, 1974), que se mudó a Valencia hace tres años, aún en la incipiente salida de la crisis.

«Cada semana veía en la televisión como España escapaba mejor de la crisis y muchas empresas se iban a este país», comenta esta mujer, que es administrativa y estudió un bachiller en gestión. De hecho, los últimos cinco años se ha acelerado la cantidad de italianos que llegan a España. Y ya no van tanto a Barcelona.

Madrid casi ha alcanzado a la capital catalana. «Los jóvenes allí no tienen futuro, ni en el sur ni en el norte, hay mucha más precariedad y muchos más impuestos«.

Una visión, la que tiene que ver con el tipo impositivo, a la que se apunta Ferdinando Meo, milanés de 37 años. Meo, que agita la mano desde un callejón para saludar y de paso que se pueda encontrar su oficina, escondida en un hueco de la calle, llegó hace tres años y medio para gestionar como CEO la filial española de la multinacional Groupon.

«Es normal que estas empresas tengan su sede principal del sur de Europa en Italia y que cuando abren sucursales en otros países mediterráneos seamos los italianos quienes las lideremos», explica. En su opinión, el hecho de poder acogerse a la Ley Beckham durante cinco años y tributar al 29% frente al 47% es algo muy atractivo para estos directivos extranjeros.

«En Madrid o en Barcelona hay mejor ambiente que en Milán. Se vive mejor porque además nosotros cobramos lo mismo y la vida es bastante más barata», explica el ejecutivo, que ahora ha fundado su propia empresa, Alkemy Iberia, dedicada a asuntos digitales diversos.

Meo no cree que emigren de otro modo italianos del norte o profesionales muy especializados como los ingenieros.

Muchos italianos, entre Milán y el extranjero, prefieren el extranjero, sobre todo si hay una cercanía cultural

Pero se equivoca. Al menos con respecto a F. P., de 28 años y originaria de un pueblo al norte de Roma e ingeniera. «No me gustaba el ambiente de la empresa en Italia. Había mucho ambiente masculino.

Bueno, eran más bien machistas«, revela cogiendo carrerilla.

Para ella, la clave está en que el trabajo en Italia está muy concentrado al norte del país y que muchos italianos «entre Milán y el extranjero, prefieren el extranjero, sobre todo si hay una cercanía cultural y climática».

Francesca abandonó Roma, además, porque «no podía asumir el alquiler de un piso para vivir yo sola y en Madrid puedo perfectamente». Cree que el inmigrante italiano en España es mayoritariamente, «en un 75%, con pocos estudios y que le interesa el sol y las mujeres, y en un 25% en trabajos concretos que exigen estudios superiores».

Ferdinando Meo. (D. B.)

Casi todos los italianos, incluidos algunos que prefieren no dar su nombre, creen que durante los últimos 20 años, y coincidiendo con la irrupción de la figura de Silvio Berlusconi, la sociedad italiana se ha fracturado además de en el tradicional eje norte-sur, de tipo económico, en otro más difuso que tiene que ver con valores sociales. Grosso, sobre ese particular, lamenta que la sociedad italiana «lleva mucho tiempo dormida y se ha vuelto individualista y muy poco reactiva, muy poco proclive a protestar y alcanzar hitos sociales».

'Little Italy'

La llegada de estos últimos italianos ha configurado un mapa en el que hay presencia de todos los estratos sociales y todas las procedencias desde la península itálica. En los últimos años, la nacionalidad extranjera más presente en los barrios del centro de Madrid es la italiana. «Los restaurantes y los servicios para italianos son ahora muchos y magníficos.

¡Hay hasta pizzerías tan buenas como las de Italia!», exclama una de las diplomáticas de la embajada. Uno de esos comercios italianos lo abrió hace pocos meses un veterano. Tiene hijos mayores. Vende lasañas y canelones en una minúscula tienda en lo que se ha empezado a llamar el 'Little Italy' de Madrid, las calles aledañas al Liceo Italiano, en el distrito de Chamberí.

Esa transversalidad de la inmigración italiana ha oscurecido el dato que distorsionaba las cifras de inmigrantes del país transalpino: los latinoamericanos con pasaporte de ese país.

A día de hoy, los que más entran en España con documentación italiana son personas nacidas en Italia, aunque ha habido un repunte de los de origen venezolano (cerca de 2.

000 personas nacidas en aquel país se han inscrito en el último año en la embajada italiana en Madrid) a causa de la crisis política y económica del régimen de Maduro. Hasta la fecha, eran mayoritariamente argentinos y, en menor medida, uruguayos.

Para elegir España, basta con «el clima, la calidad de los servicios, la facilidad de la vida cotidiana y un nivel de renta bastante alto»

«Hay de todo y desde todas partes de Italia», es el resumen de Andrea Vota, natural de Catania (Sicilia), de 35 años.

Su historia, como la de muchos otros, tiene que ver con un curso, en este caso del Instituto de Empresa, y un avistamiento de una sociedad y un día a día que le parecieron «más acogedores».

Sin embargo, el día a día de Vota es más original: fundó una ONG en Madrid que recoge los excedentes alimentarios de eventos tipo bodas, bautizos o convenciones de empresas.

No gana nada con ello, simplemente evitar que se tire la comida y así se pueda usar en comedores sociales. Vota, que estudio Ciencias Políticas, cree que más allá de otras razones más profundas, basta con «el clima, la calidad de los servicios, la facilidad de la vida cotidiana y un nivel de renta bastante alto» para decantarse por España.

Y un último apunte que desliza Grosso.

«Será más normal irse a Alemania o Reino Unido por la economía y, de hecho, muchos lo hacen, pero en España, además de lo cultural y el idioma, los italianos todavía tenemos un poco de prestigio y se nos ve como iguales, no por encima del hombro«. Seguramente por eso Torromaco, el guardaespaldas de Eros Ramazzoti, prefiere esperar a que pase el tren de la buena suerte en España: «Se respira mejor».

Источник: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-03-21/italia-inmigrantes-espana-extranjeros_1539042/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: