¿Por qué mi hijo de dos años se golpea la cabeza?

Mi hijo se golpea la cabeza contra la pared ¿por qué lo hace?

¿Por qué mi hijo de dos años se golpea la cabeza?

Algunos niños se golpean la cabeza contra el suelo  o la pared ¿por qué lo hacen? En el artículo de hoy hablamos sobre este comportamiento que tanto inquieta y preocupa a muchos padres.

Comportamiento que nos deja perplejos y no entendemos por qué en momentos de rabia y frustración nuestros pequeños actúan de esta manera.

Si tu bebé es de los que se golpea contra la pared, suelo, almohada o sofá este artículo puede ayudar a entenderlo.

Hablando con una mamá de camio al cole me expresaba lo mal que lo pasó cuando su hijo era pequeño, todo iba bien pero … era uno de esos niños que se golpeaban la cabeza contra la pared y ella no sabía por qué lo hacía ni qué hacer para evitarlo. Imagino lo duro que debe ser para una madre ver como su pequeño se autolesiona y no poder hacer nada para detenerlo, solo cogerlo en brazos y utilizar la contención como técnica para impedir que se haga más daño.

Pero ¿por qué se golpean algunos bebés?

Los motivos por los que los bebés pueden llegar a hacerse daño y golpearse la cabeza contra la pared pueden ser varios, entre los más frecuentes y normales están para llamar la atención o para descargar su frustración y rabia por algo que no han podido obtener.

Golpearse, dar cabezazos contra la almohada de la cama, del sofá, del cochecito … es una reacción muy frecuente entre los 9 y 18 meses, más allá, llegados los 2 años la forma de expresar la frustración cambiará y las rabietas se expresarán de otro modo, igualmente llamativas aunque probablemente ya no se golpeará a sí mismo.

En definitiva, los golpes que se da responden normalmente a una situación que le ha frustrado mucho provocando que nuestro pequeño se enfade tanto que necesite deshagogarse y protestar con todo su cuerpo (en este momento no dispone de la suficiente capacidad lingüística para expresarse verbalmente) y por eso le vemos correr, gritar, dar paratadas, dar manotazos al aire, pegar al que tiene delante y… darse cabezazos contra el suelo o contra la pared

Autogolpearse es un comportamiento más común en los niños que en las niñas (quizá porque ellas aprenden antes a hablar y pueden desahogarse mediante las palabras), y en especial en los pequeños que son nerviosos y tienen un temperamento fuerte.

¿Esta conducta de golpearse contra la pared o el suelo tiene solución? ¿Qué puedo hacer?

Golpearse, autolesionarse, a esta edad es una respuesta emocional inmadura que con el tiempo irá disminuyendo, pero mientras esperamos a que nuestro hijo crezca podemos ayudar a que se calme y no se lastime aplicando una sencilla técnica que tiene como objetivo la contención de la conducta.

La técnica de la contención es una técnica que consiste en abrazar fuertemente, sin hacerle daño, a nuestro hijo para evitar que se lastime, se trata de un abrazo largo mientras dejamos que nuestro pequeño llore si lo necesita, de este modo permitimos que exprese su enfado sin que se agreda.

Los abrazos largos producen una reacción química en el cuerpo, nuestros cerebros empiezan a segregar dopamina y serotonina -dos neurotransmisores- permitiendo que el niño o la persona alterada se vaya calmando.

Cuando apliquemos esta técnica recordemos que el niño puede seguir llorando, no pasa nada, la contención se aplica para que la intensidad de la pataleta o berrinche disminuya, para que deje de golpearse o de agredir a su entorno.

¿Qué hacer con los cabezazos contra la almohada?

En otros casos, algunos pequeños se balancean en la cuna y se dan cabezazos contra la almohada antes de dormir.

En estas ocasiones, la conducta tiene origen diferente a la de golpearse contra el suelo o contra la pared, puesto que es una forma de autoconsuelo y relajación.

Si este es el caso de tu hijo, debes intentar que no se haga daño cubriendo toda la cuna con protectores acolchados.

Comprueba también si al mecerle en tus brazos antes de acostarle disminuye este hábito. También es bueno que en el parque le montes en los columpios y el balancín.

Esto satisfará su necesidad de balanceo.

Si te ha gustado este post te invito a compartirlo en tus redes sociales para que pueda llegar a más personas que, como tú, preocupados por resolver situaciones como ésta.

Pero antes de irte te dejo con los 10 últimos artículos de la Sección Escuela de Padres. Quizás alguno te llame la atención y decidas quedarte un poco más conmigo.

Si es así te agradezco la confianza y el tiempo que inviertes en leerme.

Foto cortesía http://www.sxc.hu/

Источник: https://www.mamapsicologainfantil.com/mi-hijo-se-golpea-la-cabeza-contra-la/

¿Por qué mi hijo de dos años se golpea la cabeza?

¿Por qué mi hijo de dos años se golpea la cabeza?

¿Tu hijo de dos años se golpea la cabeza? ¿Cuál es tu reacción cuando esto ocurre? Aunque cuesta creerlo, que un niño se golpee la cabeza es más común de lo que te puedas imaginar ahora mismo, y a continuación explicaremos el por qué.

En algunas ocasiones está simplemente explorando su entorno. Así, esta conducta es algo temporal y pasajero que puede durar varios meses, aunque lo habitual es que a partir de los tres años, más o menos, esta práctica de autolesionarse desaparezca sola.

¿Por qué el niño se golpea la cabeza?

Si tu hijo se golpea la cabeza es muy normal que te sientas preocupada ya que temerás por su seguridad. Algunas de las causas por las que los niños utilizan esta técnica de autolesión son las siguientes:

Hay niños que se golpean la cabeza contra la pared porque han encontrado en esta extraña técnica una forma de relajación por el ritmo que provocan los golpes, por lo que lo hará cuando esté nervioso.

También puede ser única y sencillamente para llamar la atención porque está acostumbrado a que cuando lo hace acudes rápidamente a él ya sea para reñirle o para que deje de hacerlo, es su manera de pedir amor y afecto porque ha aprendido a obtenerlo así.

Otro motivo común por lo que los niños se golpean la cabeza es para intentar canalizar la rabia o la frustración por algo que les ha sucedido o que no ha podido obtener. Así que en este caso se golpearía la cabeza para intentar mostrar o canalizar su enfado.

Existen casos más aislados en los que estos golpes en la cabeza pueden ser a causa de algún trastorno o de autismo, pero siempre deberán ir acompañados por otras conductas y siempre deberá ser valorado por un profesional.

¿Cómo actuar ante esta situación?

Una opción es ejercitar a tus hijos, es decir, que durante el día se muevan lo suficiente y lo que necesitan, si es necesario pueden hacer algún deporte que les guste ya que es una manera de desahogo para ellos. Lo ideal es buscar otras opciones que le ayude a calmarse, por ejemplo puedes jugar con él a bailar o al escondite.

Deberás estar atento por qué, cuándo y a cada cuánto se golpea la cabeza para buscar el motivo exacto por el que lo hace. ¿Puede que sea para tranquilizarse? Cambia los golpes por un abrazo fuerte para contener su rabia pero que ellos la expresen en llanto. ¿Es posible que tenga sueño y necesite relajarse? Igual le iría bien algún tipo de mecedora infantil.

Si un niño decide golpearse la cabeza suelen parar cuando se hacen daño pero asegúrate que no se hace ningún tipo de chichón o lesión en la cabeza.

Cuando se esté golpeando la cabeza intenta no hacer caso a esta conducta si ves que no se está haciendo daño ya que si te acercas a él estarás reforzando este comportamiento de forma negativa.

Para evitarlo dale todo el cariño que necesita, pero siempre y cuando no esté golpeándose la cabeza.

Aunque si después de observar a tu hijo ves que algo no marcha bien o hay algo que te preocupa más de la cuenta, no dudes en acudir al médico para que te asesore respecto a las características que presenta tu hijo.

¿Cómo saber si mi hijo se ha hecho daño con el golpe?

Los golpes en la cabeza se valoran en tres niveles , el primero es de menor gravedad, esta consciente y te responde tanto verbalmente como a los estímulos externos.

El golpe de segundo grado se puede llegar a ocasionar algún tipo de amnesia ligera o eventual, a mostrarse algo desorientado, o aturdido por el golpe y con una posible lesión tanto interna como externa.

El tercer  grado es el que mayor gravedad reviste, la persona está inconsciente, no responde a los estímulos y su vida puede estar en riesgo. Requiere una atención médica inmediata a cargo de especialistas, incluso su traslado a un centro médico para evitar fatales consecuencias.

En los casos de golpes en la cabeza, si hubiese pérdida de la consciencia no se debería mover al niño, esto podría causarle más consecuencias. Tampoco es recomendable si su estado es consciente pero el golpe ha sido grave, que se mueva y se le deberían buscar heridas o alguna hemorragia. Los signos de alarma en los golpes en la cabeza son:

– agresividad

– cambios de actitud

– somnolencia

– vómitos

– pérdida del equilibrio

Si el golpe en cambio ha sido leve lo más indicado es ponerle hielo en la zona del golpe o compresas de agua fría durante 30 o 60 minutos para evitar que se hinche la zona. Si el golpe le produce dolor de cabeza, se le puede dar algún analgésico bajo la supervisión de su pediatra. Si la hinchazón del golpe no disminuye y aumenta se tendrá que acudir a un centro médico.

Si se trata de una contusión craneal (fuerte traumatismo en la cabeza causado por un golpe) se le debe aplicar hielo pero no directamente sobre la piel.

¿Qué hacer cuando el niño se muestra muy agresivo? 

Aunque la agresividad infantil sea normalmente la respuesta a algo, a veces puede ser como reafirmación de la propia personalidad del niño. Esto suele ser un fenómeno de carácter transitorio.

Si el niño no sólo se autolesiona, si no que también intenta hacer daño a los demás (tanto niños como adultos) a través de patadas, golpes o mordiscos, es importante hacerle saber que sus actos causan dolor, esto hay que enseñárselo.

A pesar de esto no hay que darle importancia delante del niño ya que puede llegar a convertirlo en un arma peligrosa.

Heridas

Definición:

Una herida es una discontinuidad de un tejido (generalmente la piel), producida por la acción de distintos agentes mecánicos. Según la extensión y la profundidad será más o menos grave

Tratamiento:

Lo primero, con las manos bien limpias, es controlar la hemorragia. Para ello, se debe colocar un apósito limpio sobre la herida y presionar hasta que cese de sangrar. No se debe usar algodón (pues se puede quedar pegado).

Una vez que deja de sangrar, se lava la herida con agua y jabón o con agua oxigenada. Si la herida no es extensa, se deja al aire. Si los bordes de la herida están muy separdaos, deberá coserla un profesional.

A veces es suficiente con aplicar puntos de sutura caseros.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/psicologia-bebe/por-que-mi-hijo-de-dos-anos-se-golpea-la-cabeza-6216

¿Por qué mi hijo se golpea la cabeza contra la pared?

¿Por qué mi hijo de dos años se golpea la cabeza?

Si eres madre o padre primerizo seguro estás interesado en todas y cada una de las conductas de tu bebé. Ahora bien, cuando este va creciendo adquiere comportamientos que tal vez te angustien.

Quizás, una de tantas cosas que te preguntes sea: ¿Por qué mi hijo se golpea la cabeza contra la pared? En este post, aprenderás las posibles razones por las que los niños se autolastiman.

Este comportamiento es frecuente en los niños menores de 2 años, pues al no saber expresarse se frustran. El resultado es que terminan dándose golpes a sí mismos. Por lo general, esta conducta se ve más en los varones, ya que les lleva un poco más de tiempo aprender a hablar.

Sin embargo, cuando ya son mayores de 2 años aprenden a escinificar su enojo de otra manera. Además, se les hace más fácil expresar sus sentimientos, pues ya saben hablar. Así que si tu hijo a esa edad sigue teniendo conducta de autoagresión, debes preocuparte.

¿Será solo un comportamiento rebelde o algún trastorno?

El hecho de que este comportamiento sea frecuente no quiere decir que sea normal. Así que si se autolesiona muy seguido en circunstancias y lugares distintos, es necesario que lo lleves a un profesional. Solo así sabrás si lo hace por rebeldía o por un trastorno. Antes, deberás observar en qué momentos empieza a golpearse.

Por manipulación

Si sus berrinches son por querer salirse con la suya, te darás cuenta. Si fuera el caso, empezará a golpearse luego de un castigo o quizás para que le concedas lo que él quiere. También cuando siente que no le entiendes completamente, lo que le provoca rabia y frustración.

Por algún trastorno neurológico

Ocurre cuando tu hijopresenta conductas agresivas contra sí mismo sin motivo aparente. Si, además, continúa llorando sin parar, a pesar de las medidas que hayas considerado necesario tomar. Entonces, tu hijo no se autolesiona porque lo has castigado, así que requiere de estudios más profundos.

Antes bien, podría tratarse de malformaciones orgánicas y neurológicas. Como en el caso del autismo, la esquizofrenia, trastorno por déficit de atención (TDAH) y el retraso mental.

Por cuestiones psicológicas

Algunas enfermedades de origen psicológico pueden desencadenar estas conductas de autoagresión; por ejemplo, el estrés, la soledad, el miedo o incluso la depresión infantil, que es cada vez más común.

Por necesidad de atención

Es necesario que estés atento a cubrir todas las necesidades de tu bebé. Entre ellas, está la de proporcionarle afecto. Con tantas cosas que hacer, es posible que descuides este aspecto. Sin embargo, tu hijo te exigirá atención y es probable que lo haga golpeándose la cabeza.

¿Qué puedo hacer si mi hijo se golpea la cabeza contra la pared?

Todo dependerá de la razón por la que él se golpee. Si este comportamiento se debe a algún trastorno o enfermedad, lo más lógico es que lo lleves al médico.

El especialista determinará si es necesario adminitrarle tratamiento farmacológico. Además, si es necesario, le indicará asistir a terapia.

Es recomendable que consultes con el psicólogo, el neurólogo y, llegado el caso, con el psiquiatra infantil.

Técnica de contención para los berrinches

En el caso de que sea para descargar su frustración, un abrazo sería de mucha ayuda. No quiere decir que deje de llorar para obtener lo que desea, pero sí se calmará.

Cuando abrazas a tu pequeño, se liberan en él algunas sustancias como la oxitocina. Esta hormona se la conoce como la del afecto o del amor. De esta manera, se crea un fuerte vínculo entre padres e hijos. Además, le proporciona seguridad y sensación de amparo.

No obstante, los abrazos son más que importantes cuando los niños presentan comportamientos autoagresivos. Ya que, en su cerebro, son liberadas tanto la serotonina como la dopamina. Estas sustancias suministran calma, plenitud, armonía y bienestar.

Lo mejor de dar un abrazo es que al hacerlo, también recibes los mismos beneficios. Para que sean más efectivos, debes abrazar a tu hijos fuertemente y durante un largo tiempo. Esto es conocido como una técnica de contención, que logra calmar los berrinches de tu pequeño.

En resumen, haces bien en preguntarte: ¿por qué mi hijo se golpea la cabeza contra la pared? Ya que, aunque es común este comportamiento, no le hace bien. Observa y analiza las razones de por qué lo hace para que puedas brindarle la ayuda que requiere en cada momento.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/por-que-mi-hijo-se-golpea-la-cabeza-contra-la-pared/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: