¿Por qué mi hijo rechina los dientes?

El rechinar de dientes en niños – Niños que rechinan los dientes

¿Por qué mi hijo rechina los dientes?

Uno de los problemas de salud dental de los más pequeños de la casa es el bruxismo, más conocido como rechinar de dientes. En ocasiones, los niños terminan con este mal hábito que daña sus dentaduras y provoca la visita a los profesionales de la odontología para solucionar las consecuencias que provoca.

A veces, detrás de este problema está el estrés o situaciones nuevas para los peques. Situación como una pandemia y un confinamiento.

El aislamiento que ha conllevado y sigue conllevando el coronavirus, así como todas las medidas excepcionales que se están tomando, como ocurre ahora en los colegios, está incidiendo en un aumento de casos de bruxismo en los niños.

Aunque no hay datos oficiales, basta con ver los casos que atienden algunos dentistas para confirmar esta subida. “Los niños que acudían con un problema así, en una situación normal, rondaría el 1 o 2% de todos los pacientes. En los dos meses siguientes a que se levantara el confinamiento pudo llegar fácilmente al 20%”, explica el odontólogo madrileño Carlos Cobo.

Te contamos todo lo que debes saber sobre el bruxismo infantil y cómo afecta a los menores.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo, más conocido como rechinar o rechinamiento de dientes, es un hábito que el niño adquiere. Se trata de un movimiento anormal de los músculos que trabajan en el proceso de masticación y hace que los dientes rechinen, al juntarlos voluntaria o involuntariamente. Suele desaparecer con el tiempo.

Getty Images

¿A quiénes afecta?

Se trata de un trastorno que suele afectar a niños y a niñas por igual, ya que su origen puede encontrarse en diferentes causas que están relacionadas con la salud emocional, alimenticia o morfológica de los pequeños. Por otro lado, lo más normal es que, de producirse, afecte a niños que ya tengan los maxilares formados.

¿Cuándo comienza?

Es frecuente que aparezca durante la dentición de leche y el periodo de cambio hacia los dientes definitivos. Generalmente suele empezar a los 2 años, cuando los niños han terminado la dentición. Sin embargo, existen casos de pequeños que comienzan antes (éstos se diagnostican porque producen ruidos por la noche).

Rechinar los dientes ¿por el día o por la noche?

Hay que diferenciar dos tipos de bruxismo: en el céntrico (por la noche) se aprietan los dientes fuertemente cuando se duerme, y en el excéntrico (por el día) se realiza un movimiento anormal de la dentadura, que es el que causa el rechinar de los dientes. En el niño se pueden manifestar los dos tipos simultáneamente.

¿Por qué se produce?

Suele producirse por tener los dientes torcidos: los dos maxilares se oprimen y ocasionan una hiperactividad en los músculos que realizan la masticación. Además, pueden existir causas psicológicas como irritación, nerviosismo o ansiedad, o desencadenarse por causas físicas, como contracturas cervicales o dolor de cabeza persistente.

¿Es necesario tratar el bruxismo?

Cuando el niño tenga todos los dientes, si sigue el rechinar deberá acudir al pediatra y desde éste irá al odontólogo. El especialista le hará algunos exámenes y dirá si se debe a un mal hábito, a la posición de los dientes o si hay otra causa. En cualquier caso, debe tratarse para evitar mayores problemas en el futuro.

¿Qué puede ocasionar?

Con el tiempo, podría causar la pérdida del tejido dentario. También puede desembocar en una contractura muscular facial en la zona de las articulaciones, situada delante de los oídos. En ocasiones el rechinar de dientes puede favorecer el origen de enfermedades de las encías, como gingivitis o retracción de las mismas.

¿Cómo se suele tratar?

Lo habitual es la elaboración de una placa de descanso, que realiza el odontólogo. De este modo se frena el avance de las lesiones. Suele funcionar, pero si no lo hace, también puede combinarse con técnicas de relajación. Además, existen fundas protectoras que se ponen para dormir y así evitan el choque de los dientes.

¿Y remedios caseros?

Puedes dar baños calientes al niño antes de dormir para relajar su cuerpo y evitar la ansiedad. También, puede comer manzana, coliflor o zanahoria (calmarán la mandíbula sobreactiva, algo difícil en los niños). Otro truco que puede ser útil es doblar una toallita, mojarla en agua caliente y mantenerla en la cara 5 minutos.

¿Cuándo hay que ir al médico?

Si además de rechinar los dientes el niño tiene dificultades para comer o abrir bien la boca, es necesario ir al pediatra. Dependiendo de las causas él os derivará a un odontólogo, un psicólogo o un masajista.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io

Источник: https://www.diezminutos.es/estilo-de-vida/salud/a29018124/rechinar-dientes-bruxismo-ninos/

Bruxismo infantil: por qué mi hijo aprieta y rechina los dientes mientras duerme, y qué consecuencias tiene

¿Por qué mi hijo rechina los dientes?

Quizá hayas notado en algún momento que tu hijo aprieta y rechina los dientes durante la noche. Se trata de un trastorno denominado «bruxismo», que llega a afectar hasta un 20% de la población, tanto adultos (incluidas las embarazadas) como adolescentes y niños.

Por lo general, el bruxismo desaparece por sí solo cuando el niño comienza con la dentición permanente, pero no siempre es así. Te contamos por qué se produce este fenómeno que tanto preocupa a los padres, y qué repercusiones podría tener en la salud bucodental de nuestros hijos.

El bruxismo se produce debido a la contracción repetitiva y violenta de los músculos de masticación sin propósitos funcionales, acarreando el rechinamiento de los dientes, y consecuentemente, su desgaste. Este trastorno puede conllevar, además, dolores de cabeza, cuello, oído y mandibulares.

Existen dos tipos de bruxismo:

  • Céntrico: consiste en apretar los dientes con fuerza y suele producirse tanto durante el día como por la noche.
  • Excéntrico: consiste en frotar o hacer rechinar los dientes y suele ocurrir únicamente por la noche, por lo que los niños no son conscientes del problema.

Según nos informa el doctor Juan Carlos Pérez Varela, presidente de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) y director de la Clínica Ortodoncia Pérez Varela, en realidad en un fenómeno que ocurre muy frecuentemente durante el desarrollo de la dentición, aunque lo normal es que desaparezca en el momento en el que salen los dientes permanentes.

«Se estima que alrededor de un 80% de los niños ha manifestado signos de bruxismo en algún momento, a lo largo de su infancia», destaca el doctor Pérez Varela.

Causas del bruxismo

El bruxismo puede producirse por causas psicológicas o físicas.

  • Las causas psicológicas son todos aquellos trastornos o alteraciones que pueden desencadenar tensión emocional o estrés. Aquí tenemos, por ejemplo, los casos de hiperactividad o de niños muy activos que durante el día están nerviosos, y al llegar la noche su actividad continua de algún modo apretando y rechinando los dientes. La ansiedad es una causa frecuente de bruxismo.
  • Entre las causas físicas que pueden provocar el bruxismo se incluyen los dolores de cabeza, dolor de oídos, aparición de nuevos dientes, caída de los dientes de leche que dan nueva forma a la estructura bucal, o una mala posición de los dientes que interfiera en la forma de cerrar la mandíbula.

Aunque hay cierta polémica, a veces también se asocia el bruxismo en la infancia a la presencia de parásitos intestinales, ya que la incomodidad que estos provocan durante la noche, se traduce en intranquilidad y tensión en el niño.

¿El bruxismo desaparece por sí solo?

Según nos aclara el doctor Pérez Varela, cuando se trata de un proceso meramente fisiológico, el bruxismo infantil desaparece espontáneamente con la aparición de los dientes definitivos. Pero, obviamente, no ocurrirá lo mismo si los factores que lo provocan son psicológicos o físicos, en cuyo caso solo se corregirá cuando se solucionen estos problemas.

«Lo más habitual es que la desaparición del bruxismo coincida con el momento en el que al niño le salen las muelas y dientes permanentes. Pero si hay otras causas que lo provoquen, será necesario un tratamiento para evitar repercusiones en su salud bucondental»

Tratamiento del bruxismo infantil

El tratamiento para corregir el bruxismo solo será necesario cuando este no desaparezca por sí solo, y/o produzca un desgaste dentario muy excesivo o dolores en la mandíbula, cabeza, cuello u oídos.

«En estos casos, si el niño es muy pequeño se le puede colocar una plaquita de plástico que recubra los dientes superiores para que no se desgasten si se aprietan o rechinan.

Más adelante, si el bruxismo sigue sin desaparecer y solo en caso de que se deba a una mala mordida, sería necesario realizar un tratamiento de ortodoncia (mover los dientes) y/u ortopedia (corregir los huesos) para solucionarlo», explica Pérez Varela.

Como en cualquier otro aspecto relacionado con la salud de nuestros hijos, la detección precoz de problemas bucodentales es clave para evitar «males mayores».

Y en este sentido, se hace imprescindible llevarles a revisiones periódicas con el odontopediatra desde la salida de los primeros dientes, y con el ortodoncista a partir de los seis años, cuando comiencen a aparecer los dientes definitivos

Por nuestra parte, si detectamos que el rechinar de dientes del niño está relacionado con épocas de estrés o ansiedad, podemos tratar de aliviar los síntomas practicando deporte juntos, preparándole un baño relajante, leyéndole un cuento antes de dormir o poniendo en práctica técnicas de relajación.

La fisioterapia con ejercicios musculares para ayudar a relajar la mandíbula y el cuello y disminuir el dolor provocado por la tensión bucodental, también podría estar recomendada en ocasiones. ¡Pregunta a tu pediatra!

En definitiva, el bruxismo infantil se produce cuando el niño aprieta y rechina los dientes cuando duerme, y hay que estar atentos a su evolución e intensidad, intentando reducir las posibles causas que lo provocan para que el niño duerma más relajado y tranquilo y evitar problemas derivados de este trastorno.

Fotos | iStock

Agradecimientos | Juan Carlos Pérez Varela

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/bruxismo-infantil-que-mi-hijo-aprieta-rechina-dientes-duerme-que-consecuencias-tiene

¿Por qué mi hijo/a hace rechinar los dientes?

¿Por qué mi hijo rechina los dientes?

Los pequeños de la casa tienen ciertas manías o malos hábitos que se deben corregir a tiempo. Hurgarse la nariz, chuparse el dedo o hacer rechinar los dientes pueden provocar ciertos problemas como infecciones en la boca, malformación en los dientes etc. En este artículo indagaremos sobre por qué los niños rechinan los dientes.

¿Qué es el bruxismo infantil?

El rechinar o frotar de dientes es una parafunción o hábito que muchos niños tienen de forma habitual, denominándose bruxismo o bruxomanía en el ámbito de la odontología. Generalmente no hay que darle importancia. Sin embargo, es recomendable acudir a su odontopediatra para descartar una patología más severa.

–       Tipos de bruxismo

El bruxismo se clasificará en función del momento del día de aparición del frotar o rechinar de los dientes. Se conoce como bruxismo céntrico al rechinar diurno y bruxismo excéntrico al nocturno.

–       ¿A quién afecta principalmente?

En cuanto al género, esta patología no existe distinción alguna, afecta tanto al masculino como al femenino.

Por edad, suele aparecer entorno a los dos años cuando ya están en boca todos los dientes de leche generalmente. Es además cuando los maxilares sufren el primer pico de crecimiento y ya empiezan a estar formados.

También afecta a los adultos. Hemos hablado del bruxismo excéntrico, que suele darse de forma involuntaria mientras duermes.

–       Causas del bruxismo infantil

Clásicamente se asociaba siempre el hecho de rechinar o frotar los dientes a estar infectado por lombrices “oxiuriasis”, aspecto que hoy en día si no hay picor genital o anal asociado está descartado.

Pero cuando el frotar o rechinar se produce en los dientes de leche, sin ninguna otra patología asociada, es algo que los infantes realizan de forma involuntaria para desgastar los dientes temporales o de leche. Como mamás y papás esto no debe preocuparnos, no requiere tratamiento.

Es algo intrínseco a nuestra biología para favorecer así la caída de los dientes de leche y el correcto nacimiento de los dientes definitivos.

Como ya hemos comentado este rechinar o frotar suele aparecer entorno a los dos años de edad y debe ir desapareciendo cuando nacen los primeros molares definitivos (las muelas de los seis años).

¿Cuándo debe preocuparnos que los niños rechinen sus dientes?

Existen además otras causas y motivos por los cuales un niño hace rechinar los dientes.

1.     Estrés infantil

El estrés es una patología que debilita el sistema inmune ante una situación difícil de afrontar.

Bajo nuestra experiencia como expertos en Odontología Infantil, las situaciones de estrés como los cambios de cole, la muerte de algún ser cercano o el divorcio de los papás puede provocar este problema.

Es recomendable acudir a un psicólogo infantil para afrontar la realidad de la mejor manera posible y así ayudarlos.

2.     Mala mordida

Una interferencia o un primer contacto anómalo al morder provocará una gran inestabilidad. En este caso se pida cita cuanto antes en el odontopediatra para su eliminación.

3.     Empastes mal ajustados

Cuando se realiza un empaste se debe ajustar la mordida correctamente, pues de lo contrario aparecerá dolor al morder. En otras ocasiones los niños empezarán a bruxar para intentar ellos mismos eliminar el sobrante de empaste.

4.     Coronas metálicas mal ajustadas

Las coronas metálicas son un tipo de tratamiento habitual en odontología infantil.

Se emplean en casos donde queda muy poco tejido dentario y donde el grado avanzado de destrucción dental imposibilita la realización de un empaste con garantías de durabilidad.

Su colocación requiere de un correcto ajuste, pues de lo contrario tus hijos comenzarán a frotar o rechinar los dientes ante la incomodidad provocada.

Qué consecuencias puede tener el bruxismo infantil

El bruxismo infantil no suele desencadenar los habituales síntomas y signos del bruxismo de los adultos:

  • Dolor de cabeza y mareos
  • Desgastes anómalos en los dientes
  • Dolores musculares o cervicales
  • Desgaste del tejido articular de la articulación temporomandibular (ATM)

Tratamiento contra el bruxismo infantil

El bruxismo infantil, si solamente es fisiológico, no requiere de tratamiento alguno.

Cuando ya aparezcan desgastes anómalos en los dientes definitivos y no en los de leche, el tratamiento de elección será una férula de descarga.

Aunque es bastante infrecuente en odontología infantil. Para descartar las causas, lo más recomendable es que si tu hijo rechina los dientes acudas a su odontopediatra para descartar una patología mayor.

Источник: https://ortodonciaortega.es/rechinar-los-dientes/

¿Rechina los dientes tu hijo? lee esto y deja de preocuparte

¿Por qué mi hijo rechina los dientes?

Si estás preocupado porque tu hijo rechina los dientes por la noche te tranquilizará saber que es una etapa normal de su desarrollo.

Ahora bien

He pensado que quizás tengas dudas porque bruxa desde hace mucho tiempo o porque dice que le duele la cabeza y te intranquiliza pensar que le pasa algo

Si es así sigue leyendo ,espero ayudarte a solucionar tus inquietudes

Lo que todo el mundo debería saber sobre el bruxismo infantil

El bruxismo infantil es un hábito que consiste en apretar los dientes o hacerlos rechinar y es la consecuencia de la contracción rítmica de los músculos masticatorios.

Puede ser diurno o nocturno (más frecuente)

El bruxismo nocturno normalmente ocurre en las primeras fases del sueño y cesa cuando  se hace más profundo. No tiene ninguna utilidad y los niños no son conscientes de que lo hacen

Quiero que entiendas que tipos de bruxismo hay muchos, unos en los que no existen problemas médicos (de estos nos ocuparemos) y otros que son secundarios a enfermedades o a la ingesta de drogas.

¿Por qué rechina los dientes tu hijo cuando duerme?

Bruxar los dientes por la noche es para los niños una manera natural  de desarrollar la dentición, estimular la  musculatura, y el crecimiento de los maxilares.

Su inicio suele coincidir entre los  cuatro y los seis años (cuando todavía tienen únicamente dientes de leche)

Entre los 6 y 10 años, coincidiendo con la caída de los dientes de leche y la salida de los definitivos se suele poner más de manifiesto y por lo general, desaparece sin consecuencias una vez que el niño adquiere la dentición permanente.

Se admite que un 60-80% de los niños en estas edades lo padecen

Esto es lo que se denomina bruxismo fisiológico, que no requiere ningún tipo de intervención porque desaparece sólo.

Pero…

Puede suceder que no desaparezca, sino que se cronifique en el tiempo produciendo sintomatología que altere al niño.

Este es un bruxismo nocturno infantil que es patológico, que hay que evaluar y tratar

Problemas que produce el rechinar los dientes de manera continuada

1. Los dientes se desgastan de manera severa.

Esto puede tener diferentes consecuencias: desde fracturas a problemas de sensibilidad

Tienes que tener en cuenta que en los niños la dentición temporal se desgasta (coincidiendo con el bruxismo fisiológico), es un proceso natural y no tiene consecuencias. Si te fijas, los dientes de leche están desgastados cuando se caen, es normal.

Hasta tal punto es normal, que uno de los problemas más frecuentes en la infancia son las mordidas cruzadas y en muchas ocasiones se deben al desgaste natural de un canino de leche y otro no.

Si te interesa el tema lee el artículo: mordida cruzada posterior ¿Cuál es el tratamiento?

2. Dolores articulares o musculares, chasquidos

3. Cefaleas o dolores de oído

4. Problemas de las encías

La culpa no la tienen las lombrices

La inquietud que estos parásitos provocan  en el sueño de los niños, los despertares y el picor se asociaban tradicionalmente al apretamiento de los dientes por la noche.

Hoy en día está  descartado que tal asociación exista.

Si rechina los dientes tu hijo debes saber que las causas no están  identificadas con exactitud

Todo apunta a que son varios factores los que condicionan que un bruxismo fisiológico se convierta en patológico.

Estos son:

1. Factores psicológicos:

La tensión emocional, ansiedad o estrés se consideran desencadenantes claros del proceso

Niños que sufren cambios en su vida (separación de los padres, nacimiento de un hermano, cambio de colegio o residencia…) o niños muy exigentes con sus resultados escolares son terreno abonado para que el bruxismo se produzca

Foto de escuela creado por rawpixel.com – www.freepik.es

2. Problemas dentarios

En la época de dentición mixta (coexistencia de dientes de leche y definitivos) es cuando más problemas de bruxismo se producen.

La existencia de maloclusiones ortodoncicos  (mala relación entre el maxilar y la mandíbula) también predisponen el padecimiento

Poseer restauraciones defectuosas en los dientes también ha sido considerado por algunos autores como un factor predisponente

3. Hiperactividad y trastornos del sistema nervioso central:

Los niños con TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) presentan un mayor indice de bruxismo infantil nocturno.

4. Alteraciones del sueño

Para muchos autores el bruxismo nocturno es una parasomnia

La parasomnia es un trastorno de la conducta durante el sueño asociado con episodios breves o parciales de despertar, sin que se produzca una interrupción importante del sueño ni una alteración del nivel de vigilia diurno

https://www.doctorferre.com/parasomnias-en-edad-infantil

El sonambulismo, los terrores nocturnos y las pesadillas forman parte del grupo de los trastornos del sueño denominados parasomnias

El bruxismo nocturno está considerado como una parasomnia de la transición sueño vigilia ocurriendo fundamentalmente en la primera fase del sueño o bien al despertar

Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es

Las investigaciones en la fisiología del sueño han  aportado nuevos datos al bruxismo

Así se ha demostrado que las alteraciones de la respiración durante el sueño tienen una compleja interrelación con las cefaleas, síndrome de apnea y bruxismo nocturno

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0370-41062015000500012&script=sci_arttext&tlng=en

También se ha evidenciado la relación que existe entre el TDAH, ciertas parasomnias y el bruxismo nocturno

https://www.analesdepediatria.org/es-relacion-entre-el-trastorno-por-articulo-S1695403308720551

5.Factores genéticos

En niños con Síndrome de Down, parálisis cerebral y trastornos de espectro autista se observa una mayor incidencia de bruxismo patológico nocturno

7: Otros factores que influyen en su aparición son:

  • La postura adoptada durante el sueño,
  • Deficiencias nutricionales
  • Endocrinos o gastrointestinales
  • O la ingesta de determinados fármacos

¿Qué tengo que hacer si rechina los dientes mi hijo?

En principio: Obsérvalo

Lo más frecuente es que sea el proceso natural del bruxismo fisiológico y desaparecerá sólo.

Pero si ves que:

  • – padece trastornos del sueño
  • -o tiene algún tipo de sintomatología (cefaleas, problemas articulares, desgastes severos….)

Debes consultar

¿Cómo se trata el bruxismo infantil?

El tratamiento debe ser lo más sencillo posible.

La primera medida recomendada la debes hacer tú:

Debes intentar que tu hijo vaya relajado a la cama (es muy importante):

  • .Acostúmbralo a que se bañe por la noche
  • .No dejes que se quede dormido con la televisión encendida
  • .Prohíbele las pantallas nocturnas: Tablet o videojuegos
  • .Estimula que lea  antes de dormir

Foto de Libro creado por freepik – www.freepik.es

En segundo lugar el tratamiento debe ir enfocado a las causas que lo originan o los factores que lo desencadenan.

En ocasiones las causas son claras, pero no siempre.

Es por eso que el tratamiento debe ir enfocado desde un punto de vista multidisciplinar

1. Su pediatra debe evaluarlo para descartar posibles patologías como obstrucción nasal, apnea, alergias o infecciones de oído.

2. El odontopediatra debe evaluar su salud bucodental y el ortodoncista debe valorar la existencia de posibles maloclusiones esqueléticas.

Si está indicado se pueden proteger los dientes  con férulas de descarga u otros aparatos.

Siempre hay que optar por la solución más sencilla para no interferir en el correcto desarrollo de los dientes del niño

3. El logopeda y fisioterapeuta pueden mejorar las tensiones musculares, articulares y rehabilitar los hábitos nocivos

4. El psicólogo

El estado de ansiedad y estrés del niño se relacionan claramente con la aparición del rechinamiento infantil.

Las alteraciones del sueño también.

En estos casos el psicólogo es el profesional adecuado para eliminar las causas y orientar a los padres

Si tu hijo rechina los dientes debes  saber que no necesariamente es dañino.

Pero tienes que estar atento y consultar si hay algo que te inquieta.

Intenta que siempre se relaje antes de dormir.

Rechine o no los dientes…es bueno para él o ella

Virginia González del Rio

Fotografías: Shutterstock y Freepick

Ahora te toca a ti, cuéntanos tu experiencia…me encantará contestarte

Источник: https://www.ortodonciagonzalezdelrio.com/rechina-los-dientes-tu-hijo-lee-esto-y-deja-de-preocuparte/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: