Posparto sin ganas de orinar

Posparto sin ganas de orinar

Posparto sin ganas de orinar

Ya has dado a luz y ahora lo único que necesitas es descansar porque lo más normal es que te sientas dolorida, agotada y también, por supuesto, algo emocionada.

¡Acabas de ser madre! Y sí, aunque las clases de preparación para el parto te ayudan algo, no es lo mismo cuando una llega a casa y está sola sin médico ni matrona.

¿Qué es normal sentir en el posparto? ¿Es frecuente no tener ganas de orinar en este periodo del posparto?

Índice

¿Qué es la incontinencia urinaria?

El posparto es ese periodo al que con frecuencia se presta poca atención en el embarazo, pero se trata a su vez de una etapa importante de recuperación física y es normal también que aparezcan dolores o molestias tras el parto que habitualmente solo piden tiempo, descanso y algunos cuidados.

De hecho, lo normal desde un punto de vista físico es que las mujeres noten cómo sus pechos se notan sensibles e incluso dolorosos al tacto, sufrir algo de estreñimiento, la aparición de hemorroides y entuertos, pero también los sofocos o escalofríos y, en muchos casos, la incontinencia urinaria y/o fecal, todo lo contrario, efectivamente, a esas pocas ganas de orinar.

La incontinencia urinaria está causada por la distensión de los músculos del periné durante el parto, aunque existen tres tipos principales de incontinencia urinaria en medicina que deberíamos conocer:

– incontinencia urinaria de esfuerzo. Puede hacer que se le escape un poco de orina al toser, reír o hacer esfuerzos como levantar pesos o estornudar.

– incontinencia imperiosa. Ocurre como resultado de una necesidad urgente y repentina de orinar inmediatamente. Luego la vejiga se contrae y la orina se escapa. Además, no se cuenta con tiempo suficiente y tras sentir dicha necesidad, y llegar hasta el baño.

– incontinencia por rebosamiento. Ocurre cuando la vejiga no se vacía por completo y el volumen de orina excede de su capacidad.

– incontinencia mixta. Ocurre cuando se padece incontinencia urinaria imperiosa y a la vez estrés.

– incontinencia intestinal. Incapacidad para controlar el paso de las heces.

Sin embargo, a muchas mujeres en el posparto no les pasa eso, sino que dejan de tener ganas de hacer pis. ¿Por qué sucede esto? Pues bien, a veces la vejiga no se vacía por completo.

A esto se le conoce como retención urinaria o retención de orina.

Esta, de hecho, puede quedar retenida si existe obstrucción o estenosis, es decir, un estrechamiento bien en o alrededor de la vejiga, aunque también cuando los músculos en o alrededor de la vejiga son débiles (los músculos de la pelvis).

 

Dificultad con el flujo urinario ¿por qué sucede esto?

La dificultad para iniciar o mantener el chorro de orina se denomina dificultad para iniciar la micción (o disuria inicial). Esta dificultad, además, afecta a personas de todas las edades y ocurre en ambos sexos por lo que es probable que le suceda a una mujer embarazada independientemente su edad.

No obstante, se debe tener en cuenta al respecto de esto que la dificultad para iniciar la micción casi siempre se presenta de forma lenta con el tiempo. De hecho, es posible que haya gente que no lo note hasta que sea incapaz de orinar, algo que además causa hinchazón y molestia en la vejiga.

Muchas veces las ganas de no hacer pis vienen por la sonda de la cesárea en caso de que tu parto haya sido así.

La cesárea, de hecho, se ha convertido en la cirugía obstétrica más frecuente, pero el uso de las sondas urinarias durante y después de la cesárea tan habitual en dichos partos por cesárea podría provocar después en el posparto estas “no ganas de hacer pis”.

De hecho, se ha demostrado que el uso de estas sondas podría asociarse con una mayor incidencia de infección urinaria, dolor uretral, dificultades con la evacuación después de la extracción de la sonda, un retraso en la deambulación e incluso mayor estancia hospitalaria.

No obstante, tienen también efectos beneficiosos que sin duda vamos a destacar como que mantiene el drenaje vesical que puede mejorar la visualización durante la cirugía y disminuir las lesiones vesicales, y una menor retención de orina.

Eso sí, cuando se ha pasado por una cesárea y esa falta de ganas de orinar se expande en el tiempo lo mejor en este caso es estar siempre lo suficientemente hidratada y tratar de ir seguido al baño, aunque no sientas ganas. Irá despareciendo con el tiempo, pero si no es así lo mejor es que acudas a tu médico o ginecólogo.

También puede aparecer esa falta de orinar tras una episiotomía, normalmente por miedo a que duelan los puntos o escuezan al salir la orina. Este miedo se irá pasando a medida que los puntos cicatricen y el dolor se pase, pero, tengas miedo o no, recuerda que es necesario orinar a las pocas horas del parto para ayudar a eliminar la anestesia y evitar infecciones urinarias. 

Entuertos

Definición:

El útero vuelve al tamaño que tenía durante el cuarto mes de gestación justo después del parto. Harán falta unas seis semanas para que recupere el tamaño original previo al embarazo.

Pero a medida que el útero se reduce a su tamaño anterior, puede que sufras algunos calambres bastante fuertes, parecidos a los de la regla, sobre todo al dar de mamar. Se debe a la acción de la hormona oxitocina, liberada con la succión del niño.

Esta hormona controla la subida de leche a los pechos, provoca la contracción de los músculos del útero y el cierre de las venas que nutrían la placenta.

Síntomas:

Estos dolores suelen durar más o menos una semana; el primer día son más frecuentes, después irán disminuyendo hasta desaparecer. Y son más dolorosos con el segundo hijo y posteriores.

Tratamiento:

Si los dolores son muy intensos, el médico puede recetar algún analgésico que sea competible con la lactancia.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/posparto-sin-ganas-de-orinar-11819

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: