Prepara tu cuerpo para el embarazo y el parto

Contents
  1. Planificación del embarazo
  2. 1. Elabore un plan y actúe
  3. 2. Consulte a su médico
  4. Afecciones
  5. Estilo de vida y conductas
  6. Medicamentos
  7. Vacunas (inyecciones)
  8. 3. Tome 400 microgramos de ácido fólico todos los días
  9. 4. Deje de fumar y de consumir alcohol y drogas ilícitas
  10. Recursos contra el alcohol y las drogas:
  11. 5. Evite las sustancias tóxicas
  12. 6. Alcanzar y mantener un peso saludable
  13. 7. Obtenga ayuda contra la violencia
  14. 8. Conozca sus antecedentes familiares
  15. 9. Manténgase mentalmente sana
  16. 10. Tenga un embarazo saludable
  17. Referencias
  18. SE ACERCA EL PARTO: CÓMO SE PREPARARA TU CUERPO
  19. CÓMO PODEMOS ALIVIAR LAS MOLESTIAS TÍPICAS DEL FINAL DEL EMBARAZO
  20. CÓMO PREPARARSE DE CARA AL PARTO
  21. Preparar el cuerpo para el parto
  22. Consejos para antes del parto
  23. Para manejar el dolor cuando llegue el momento
  24. El cuerpo posparto
  25. Los ocho mejores consejos para preparar el cuerpo para el embarazo
  26. Consejos para el embarazo (y para la vida)
  27. 1. No volverte loca
  28. 2. Caminar
  29. 3. Corrige posturas de tu día a día
  30. 4. Fortalece tu cuerpo
  31. 5. Visita a tu fisioterapeuta
  32. 6. Si no lo haces ya, empieza a comer sano
  33. 7. Evita el alcohol y el tabaco
  34. 8. Disfruta del proceso
  35. Autor/a
  36. 10 secretos para un parto más fácil
  37. 1. Mantente en forma
  38. 2. Acude a las clases de Educación Maternal
  39. 3. Escoge a la persona adecuada
  40. 4. Distráete
  41. 5. Toma una ducha
  42. 6. Elige postura
  43. 7. Masaje
  44. 8. Muévete
  45. 9. Técnicas de relajación
  46. 10. Analgesia para el parto
  47. Preparar nuestro cuerpo para el embarazo – Asesor de Seguros en Hospitalet
  48. Consejos para las primeras semanas de embarazo
  49. Los controles del primer trimestre de embarazo
  50. Algunas pautas para los primeros meses de embarazo
  51. Pilates o Yoga
  52. Técnicas de relajación
  53. Durante el embarazo Cuida tu piel
  54. Durante el embarazo cuida tu mente
  55. ¿Qué debo comer durante el embarazo?
  56. En el parto
  57. Los papeles
  58. Póliza de salud
  59. Clínica o Hospital donde daremos a luz
  60. Parto natural o cesárea
  61. La cesta
  62. Seguros que podrían Interesarte

Planificación del embarazo

Prepara tu cuerpo para el embarazo y el parto

Si está tratando de quedar embarazada o simplemente lo está pensando, no es muy pronto para comenzar a prepararse.

La salud y la atención médica antes del embarazo se concentran en cosas que usted puede hacer antes y entre los embarazos para aumentar las probabilidades de tener un bebé sano.

A algunas mujeres les toma unos pocos meses preparar su cuerpo para el embarazo, pero a otras les puede tomar más tiempo. Ya sea su primer, segundo o sexto bebé, las siguientes medidas son importantes para ayudarla a prepararse para el embarazo más saludable posible.

1. Elabore un plan y actúe

Ya sea que las haya escrito o no, usted probablemente ha pensado en sus metas con respecto a tener o no tener hijos y en cómo lograrlas. Esto es lo que se llama un plan de vida reproductiva.

Por ejemplo, cuando usted no quería quedar embarazada, utilizaba métodos anticonceptivos eficaces para lograr sus metas.

Y ahora que está pensando en quedar embarazada, realmente es muy importante tomar medidas para lograr su meta: ¡quedar embarazada y tener un bebé saludable!

2. Consulte a su médico

Antes de quedar embarazada, hable con su médico sobre la atención médica antes del embarazo.

Su médico querrá hablar con usted acerca de sus antecedentes médicos familiares y sobre cualquier afección que tenga en la actualidad que podría afectar su embarazo.

También le interesará hablar sobre cualquier problema con embarazos previos, medicamentos que usted esté tomando en la actualidad, vacunas que pueda necesitar y medidas que pueda tomar antes del embarazo para prevenir ciertos defectos de nacimiento.

Si su médico no ha hablado con usted acerca de este tipo de atención, ¡pregunte al respecto!

Asegúrese de hablar con su médico acerca de:

Afecciones

Si en la actualidad tiene alguna afección, asegúrese de tenerla controlada y de hacerse el tratamiento. Entre estas afecciones están: enfermedades de transmisión sexual (ETS), diabetes, enfermedades de la tiroides, fenilcetonuria (PKU), trastornos convulsivos, presión arterial alta, artritis , trastornos alimentarios y enfermedades crónicas.

Estilo de vida y conductas

Hable con su médico u otro profesional de la salud si usted fuma, consume alcohol o usa drogas ilícitas (“callejeras”); si vive en un ambiente estresante o abusivo; o trabaja con o vive alrededor de sustancias tóxicas. Los profesionales de atención médica pueden ayudarla con consejería, tratamiento y otros servicios de apoyo.

Medicamentos

Tomar ciertos medicamentos durante el embarazo puede causar defectos de nacimiento graves.

Entre esos medicamentos se encuentran algunos que se venden con receta y otros de venta libre, así como suplementos alimenticios o herbarios.

Si planea un embarazo, debe preguntarle al médico sobre los medicamentos que necesita antes de quedar embarazada y asegurarse de que solo está tomando los que realmente necesita tomar.

Vacunas (inyecciones)

Algunas vacunas se recomiendan antes de que quede embarazada, durante el embarazo o inmediatamente después del parto. Haberse aplicado las vacunas adecuadas en el momento oportuno puede ayudarla a mantenerse sana y evitar que su bebé se enferme gravemente o tenga problemas de salud para toda la vida.

3. Tome 400 microgramos de ácido fólico todos los días

El ácido fólico es una vitamina B. Si una mujer tiene suficiente ácido fólico en su organismo al menos 1 mes antes de quedar embarazada y durante el embarazo, esto puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento graves en el cerebro y la columna vertebral del bebé.

Más información sobre el ácido fólico

4. Deje de fumar y de consumir alcohol y drogas ilícitas

Fumar, consumir alcohol o usar drogas ilícitas (“callejeras”) puede causar muchos problemas durante el embarazo para una mujer y su bebé, como nacimiento prematuro, defectos de nacimiento y muerte del recién nacido.

Si está tratando de quedar embarazada y no puede dejar de beber, fumar o consumir drogas, ¡busque ayuda!  Comuníquese con su médico o su centro de tratamiento local.

Recursos contra el alcohol y las drogas:

La Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés) tiene un localizador de instituciones para el tratamiento del abuso de sustancias (en inglés). Este motor de búsqueda ayuda a encontrar programas de tratamiento contra la drogadicción y el alcoholismo cerca del lugar donde viva el interesado.

Alcohólicos Anónimos (AA) es una fraternidad de hombres y mujeres que comparten experiencias, fortalezas y esperanzas para ayudar a resolver su problema común y a que otros se recuperen del alcoholismo.

5. Evite las sustancias tóxicas

Evite las sustancias tóxicas y otros materiales peligrosos en el trabajo o en la casa, como sustancias químicas sintéticas, metales, fertilizantes, repelentes contra insectos en aerosol y excrementos de gatos o roedores. Estas sustancias pueden perjudicar los sistemas reproductores del hombre y de la mujer.

Pueden hacer más difícil que la mujer quede embarazada. La exposición así sea a cantidades muy pequeñas durante el embarazo, la infancia, la niñez o la pubertad, puede causar enfermedades. Obtenga más información sobre cómo protegerse y proteger a sus seres queridos de las sustancias tóxicas en el trabajo y en la casa.

6. Alcanzar y mantener un peso saludable

La personas que tienen sobrepeso o son obesas tienen un mayor riesgo de presentar muchas afecciones graves, como complicaciones durante el embarazo, enfermedades cardiacas, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer (de endometrio, de mama y de colon).1 Las personas que tienen bajo peso también están en riesgo de tener problemas de salud graves.2

La clave para lograr y mantener un peso saludable no está relacionada con cambios en la alimentación a corto plazo. La clave radica en un estilo de vida que incluya alimentación saludable y actividad física regular.

Si tiene bajo peso, sobrepeso, o es obesa, consulte con su médico sobre formas de lograr y mantener un peso saludable antes de quedar embarazada.

Más información sobre el peso saludable

7. Obtenga ayuda contra la violencia

La violencia puede causar lesiones y muertes en mujeres en cualquier etapa de la vida, incluso durante el embarazo. El número de muertes violentas en mujeres solamente refleja una parte de la historia. Muchas más sobreviven a la violencia, pero quedan con cicatrices físicas y emocionales para toda la vida.

Si alguien la trata con violencia o si usted trata de manera violenta a sus seres queridos, busque ayuda. La violencia destruye las relaciones y a las familias.

8. Conozca sus antecedentes familiares

Obtener los antecedentes médicos de su familia puede ser importante para la salud de su hijo. Tal vez usted no haya pensado que el defecto cardiaco de su hermana o la anemia drepanocítica de su primo pueden afectar a su hijo, pero darle información de estos antecedentes familiares a su médico puede ser importante.

Con base en sus antecedentes familiares, su médico puede remitirla a asesoría genética. Otras razones por las que las personas buscan consejería genética incluyen el haber tenido varios abortos espontáneos, muertes de niños, problemas para lograr un embarazo (infertilidad), así como que se haya presentado una afección genética o defecto de nacimiento en un embarazo previo.

9. Manténgase mentalmente sana

La salud mental tiene que ver con la manera en que la gente piensa, siente y actúa al enfrentar la vida. Para lograr su mayor bienestar, usted necesita valorarse y estar satisfecha con su vida.

Todas las personas se sienten en ocasiones preocupadas, angustiadas, tristes o estresadas. Sin embargo, si estos sentimientos no se van e interfieren con su vida cotidiana, busque ayuda.

Hable con su médico u otro profesional de la salud acerca de sus sentimientos y las opciones de tratamiento.

10. Tenga un embarazo saludable

Una vez que quede embarazada, asegúrese de mantener todos sus nuevos hábitos saludables y de visitar a su médico con regularidad durante todo el embarazo para recibir atención prenatal.

Sepa cómo tener un embarazo saludable

Referencias

  1. NIH, NHLBI Obesity Education Initiative. Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Disponible en Internet:
    http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf (en inglés)Cdc-pdf[PDF – 1.25MB]External
  2. Moos, Merry-K, et al. Healthier women, healthier reproductive outcomes: recommendations for the routine care of all women of reproductive age. AJOG Volume 199, Issue 6, Supplement B , Pages S280-S289, December 2008.

Источник: https://www.cdc.gov/preconception/spanish/planning.html

SE ACERCA EL PARTO: CÓMO SE PREPARARA TU CUERPO

Prepara tu cuerpo para el embarazo y el parto

Cómo se preparanuestro cuerpo a medida que se acerca la fecha de parto? La última fase del embarazo viene marcada por algunos cambios, amenudo molestos para la embarazada.

  • Las contracciones de Braxton Hicks:  contracciones en las que el útero alcontraerse se ejercita preparándose para las verdaderas contracciones delparto.  Suelen aparecer habitualmente enalgún momento tras la semana 28, aumentando de frecuencia e intensidad a medidaque se acerca el parto. Estas contracciones pueden ser incómodas pero nodolorosas, y no afectan al cuello del útero (no lo acortan). La aparición deestas contracciones es más frecuente entre las mujeres que ya han tenido embarazosanteriores.
  • El encajamiento del bebé en el canal delparto.  Se produce cuando el bebédesciende hacia la parte inferior del abdomen para ir situando la cabeza en lapelvis de la madre. Decimos que un bebé está encajado cuando a la palpaciónexterna, la parte más ancha de la cabeza, que usualmentemide unos 9,5 centímetros, ha superado el estrecho superior de la pelvis.  En la mujer que espera su primer hijo suelesuceder no antes de la semana 33 o 34 de embarazo y, cuando han habido partosanteriores, el encajamiento se produce con el comienzo el parto.
  • Como consecuencia delencajamiento del bebé, la mujer suele experimentar dos cosas: alivio porque latripa ”baja” y deja de haber presión del útero sobre el diafragma, y respiranmejor. Como contrapartida, aumenta la presión en lavejiga (ganas de orinar con más frecuencia), las articulaciones de la pelvis y la zona perineal. Se pueden sentirpunzadas agudas o calambres en la zona de las ingles cuando la cabezadel feto presiona sobre la base de la pelvis.
  • Muchas mujeresexperimentan las últimas semanas del embarazo, la necesidad de preparar “elnido”, y bajo una gran vitalidad, preparan, ordenan, limpian la casa y las cosasdel bebé.
  • Desprendimiento del tapón mucoso:  Es el tapón cervical mucoso que durante el embarazo mantiene sellado el cuello delútero, protegiendo al bebé de posibles infecciones.  Conforme el cuello del útero empieza a“madurar”, es decir, adquiere una consistencia más blanda y se va acortando, vaocurriendo la dilatación del mismo, y es entonces posible que se empiece adesprender el tapón mucoso.  Eldesprendimiento del tapón mucoso no es sinónimo de parto inminente, ya que enocasiones ocurre días o semanas antes del parto.  La mujer duelenotar  un flujo mucoso, viscoso y espeso.Se puede perder de una sola vez, o de forma parcial durante varios días. Eltapón tiene una consistencia gelatinosa, suele ser de color transparente o amarillento, a veces aparece teñido desangre, con tonos rosáceos o rojizos. Esto suele deberse a una rotura decapilares que se produce con el borramiento o la dilatación del cuello delútero.

CÓMO PODEMOS ALIVIAR LAS MOLESTIAS TÍPICAS DEL FINAL DEL EMBARAZO

  • Las contracciones de Braxton-Hicks suelendisminuir al hacer reposo, dejar la actividad que se esté haciendo y sentarse otumbarse durante unos minutos. Es importante escuchar al cuerpo durante estasúltimas semanas y bajar el ritmo de actividad.
  • Paraaliviar ese aumento de presión en lazona pélvica debido al encajamiento del bebé, se recomienda el uso de uncinturón pélvico. El cinturón pélvico es una banda ancha que proporciona ayuda para sostener el peso extraabdominal y brindar soporte lumbar. Se venden en tiendas para embarazadas.
  • Prevencióncon ejercicio. Los ejerciciospara fortalecer y estirar los músculos de la espalda ayudan a mejorar lapostura y evitan dolores. El practicar ejercicio ayuda también a generarendorfinas, que nos ayudan a disminuir la sensación de dolor, hace que sedescanse mejor (muchas mujeres tienen problemas de insomnio en esta últimaetapa del embarazo) y ayuda a prevenir la aparición de varices (al mejorar elretorno venoso). Estudios recientes nos indican además que las mujeres quehacen ejercicio durante el embarazo tienen una mejor y más pronta recuperaciónpostparto.
  • Los calambres en las piernas: es sabido quemuchas mujeres sufren esta incómoda molestia al final de su embarazo. Se puedeayudar a prevenirlo haciendo estiramientos miofasciales. Usando un rollito ouna pelota de tenis, rodarlos despacio, de la parte proximal a la más distal,usando como presión el propio peso del cuerpo.
  • Acidez: Puedes reducir el malestar que causala acidez evitando las bebidas con gas, la cafeína, los alimentos muy grasos, el chocolate o losalimentos ácidos como la mostaza y el vinagre. Come en pequeñas cantidadescinco veces al día y mastica bien los alimentos.  Masticar chicle después de la comida puedeayudar porque estimula las glándulas salivales y la saliva ayuda a neutralizarel ácido.
  • Retención de líquidos: Aquí muchas mujeres creen que ingerir menos liquido va a ayudar coneste problema. Lo contrario. Aumenta la ingesta de agua, camina a diario,utiliza medias de compresión, o date duchas de agua fría en sentido desde lospies a las rodillas.

CÓMO PREPARARSE DE CARA AL PARTO

La preparación al parto debe cubrir la preparación puramente física, paraoptimizar las posibilidades de un parto eutócico y sin complicaciones. Pero noha de quedarse ahí exclusivamente.

Debe incluir también una preparaciónpsicológica sobre el proceso de parto y una formación práctica conjunta de lapareja, para poder adquirir recursos y herramientas de forma que la mujer puedarecibir el apoyo que necesita durante el parto y su pareja sepaproporcionárselo.

Para la preparación física se recomienda especialmente la preparación en el agua, ya que permite larealización de una serie de ejercicios y una amplitud de movimientos que noserían posibles fuera de la misma, todo con un riesgo casi nulo lesionarse. Esuna práctica muy segura, siempre y cuando se busque un programa de ejerciciosespecífico para el embarazo, a poder ser impartido por matronas, que trabajelos músculos, ligamentos y tendones que intervienen en los movimientos yposiciones que facilitan el parto.

La preparación práctica para el parto debe ser conjunta. Estudios científicoshan demostrado la importancia que tiene un apoyo adecuado a la mujerdurante el parto en la reducción del número de cesáreas y partosinstrumentales.

Dicha preparación debe incluir ejercicios prácticos que enseñena la pareja técnicas para mejorar su capacidad de apoyo, técnicas de masajepara aliviar el dolor, que repercuten de forma muy positiva en la mujer, que seencuentra más segura y tranquila durante el parto.

Es importarte recordar a la mujery a su pareja durante su preparación al parto que ella tiene la capacidad inherentepara dar a luz , lo único que hay que hacer es proteger esacapacidad de todo lo que puede bloquearla, como el desconocimiento,el miedo o el estrés. De ahíla importancia de entender la fisiología del parto y de verlo como un procesofisiológico.

La evidencia científica hoy endía es contundente a este respecto y nos demuestra que respetar el procesofisiológico del parto, permitiendo que este se inicie de forma espontánea, queprogrese sin el uso injustificado de oxitócicos, facilitando el movimientolibre y acompañando un expulsivo espontáneo sin la realización de episiotomíarepercute en una mayor seguridad para el bebé y la madre, disminuyendo la tasade cesáreas, partos instrumentales, complicaciones en el postparto e ingresosneonatales.

Referencias:

  1. Hodnett ED, Gates S, Hofmeyr GJ, Sakala C. Continuous support for womenduring childbirth. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 7. Art.No.: CD003766. DOI: 10.1002/14651858.CD003766.pub5.
  2. Efecto de la aplicación del programa de preparación al parto ”Acondicionamientogeneral y pélvico en el agua” en la finalización del parto. Felix Jiménez Jaén,matron Hospital General Elda y Centro Ginecológico Elda.

Источник: https://centromaternalia.com/se-acerca-el-parto-como-se-preparara-tu-cuerpo/

Preparar el cuerpo para el parto

Prepara tu cuerpo para el embarazo y el parto

Durante el embarazo el cuerpo se empieza a poner en forma para soportar el peso durante la gestación y prepararse para dar a luz, por lo que surgen una serie de cambios que alteran la postura corporal, la musculatura y articulaciones. Es por esto que el cuerpo necesita de tu ayuda para minimizar las consecuencias desagradables e incómodas que pueden generarse antes, durante y después del parto.

Las modificaciones del cuerpo de la mujer durante el embarazo no son solo visuales (se agranda la panza y los pechos), si no también internos: a partir del sexto mes el útero se comienza a encajar en la pelvis y se eleva el diafragma. Además la vejiga comienza a estar más oprimida. 

Estos cambios producen que cueste un poco más respirar y que aumenten las ganas constantes de orinar. Agregado a esto, pueden aparecer molestias en la zona lumbar (la típica “ciática del embarazo”) y el corazón comienza a acelerar su pulso para bombear sangre a la placenta.

Así como algunas mujeres empiezan a ingerir suplementos con ácido fólico o hierro, es importante también trabajar en la musculatura para ponerse en forma y prepararse para el parto. El cuerpo por sí solo se adaptará, pero ayudarlo puede generar que el nacimiento se lleve a cabo más fácil y sin contratiempos.

Consejos para antes del parto

  • Dieta alimenticia saludable: puede que tengas fuertes antojos de comida grasienta, azucarada o de carbohidratos salados, pero satisfacer cada antojo no es la mejor manera de aproximarse al parto. Una dieta basada en vegetales y proteína magra puede ayudar a disminuir el riesgo de complicaciones.
  • Ejercicios físicos: hay una serie de beneficios de mantener una vida activa durante el embarazo, como por ejemplo mejorar el ánimo, el metabolismo y tener un mejor sueño. La mayoría de las embarazadas se les permite seguir con una rutina de ejercicios durante la gestación, pero debes consultar con tu doctor. El yoga prenatal, caminata diaria o la natación pueden ayudarte con el dolor lumbar. 

Para la zona abdominal se recomienda realizar contracciones del transverso abdominal: “meter el ombligo”. Para el bebé es un masaje buenísimo, mientras que la mamá estará trabajando los músculos para prevenir la diástasis.

Debes realizar ejercicios para preparar los músculos abdominales que eviten perjudicar tu salud y la del bebé (evita los abdominales convencionales).

Otra zona muy importante de ejercitar es el el suelo pelviano: área donde se carga todo el peso de los órganos intrapélvicos como la vejiga, el útero y el recto, además del peso del bebé.

Fortalecer la zona pélvica ayuda a prevenir la aparición de disfunciones posparto como la incontinencia urinaria y fecal, los prolapsos, etc.

Realizar ejercicios, además, ayuda a aumentar tu resistencia, lo que necesitarás para el momento del parto.

  • Salud mental: el estrés y la ansiedad también pueden perjudicar tu experiencia el día del parto y generar complicaciones. Es algo que debes observar y tener lo más bajo control posible. Hacer un plan de parto puede ayudar a aliviar tu nerviosismo y aclarar las dudas que te dan incertidumbre. Decide qué tipo de parto quieres tener, convérsalo con tu pareja y el equipo médico. Prepara tu bolso cuando se acerque la fecha de parto y así te sentirás aliviada mentalmente.
  • Si se acerca el parto… no te quedes quieta: cuando empieces a tener contracciones o sientas que el bebé viene en camino, no te acuestes pues la gravedad es tu mejor amigo. Mantente activa y todo terminará antes de lo que crees.

Para manejar el dolor cuando llegue el momento

Durante el trabajo de parto muchas mujeres pueden sentir dolor intenso debido a las contracciones de los músculos y la presión sobre el cuello uterino. A esto se le agrega la presión que ejerce el bebé sobre la vejiga y los intestinos, y el estiramiento del canal de parto y vagina.

Esto se puede manifestar como un cólico intenso y un malestar general. Puede variar de una mujer a otra, como el dolor menstrual: para algunas es un malestar constante, para otras son oleadas muy fuertes.

Hay dos técnicas muy comunes para manejar el dolor de parto (y que se practican durante el embarazo a través de clases con especialistas):

  • Técnica Lamaze: se basa en que el parto es un proceso natural y saludable, y que las mujeres deben abordarlo con confianza. Mediante técnicas de relajación, ejercicios de respiración y distracción del acompañante, se les enseña a intentar disminuir su percepción del dolor durante el trabajo de parto.
  • Método Bradley: se basa en un parto asistido por la pareja de la futura mamá. El objetivo principal es evitar el uso de medicamentos mientras no sea necesario. Se centra en la nutrición y ejercicios previos al parto, y en técnicas de relajación y respiración profunda durante éste. 

Algunas formas de manejar el dolor durante el trabajo de parto (aparte de los medicamentos) son:

  • Hipnosis
  • Yoga
  • Meditación
  • Caminar
  • Masajes
  • Cambio de posición
  • Baño de inmersión
  • Música relajante
  • Distracción (realizando una actividad como cantar)

El cuerpo posparto

Tanto si el parto ha sido vaginal o por cesárea, se recomienda una rutina de actividades físicas para trabajar especialmente la zona abdominal y el suelo pélvico a través de indicaciones por parte de especialistas. Es importante pues esta recuperación influirá en futuras gestaciones y evitará disfunciones que pueden derivar del parto.

Algunas de las consecuencias de un parto, especialmente uno con recuperación muscular poco meticulosa, pueden ser diástasis de los rectos abdominales, incontinencia urinaria o fecal, problemas digestivos, molestias de espalda, etc.

Después de unos días desde el nacimiento puedes realizar ejercicios de Kegel bajo supervisión. Estos están basados en la contracción voluntaria de la musculatura del suelo pélvico y pueden mejorar los músculos de la zona y la funcionalidad de los órganos.

Aparte de los ejercicios indicados por un especialista, se recomienda evitar realizar esfuerzos físicos que produzcan mucha presión abdominal, cargar peso y estar mucho de pie. Esto produce un sobreesfuerzo del periné, favoreciendo el descenso de los órganos.

Источник: https://vaicomedical.com/prepara-cuerpo-antes-parto/

Los ocho mejores consejos para preparar el cuerpo para el embarazo

Prepara tu cuerpo para el embarazo y el parto

Este post va dirigido a ti, mujer de 20, 30, 40 (o los que sean) años, que has decidido que ya es el momento de tener descendencia y deseas quedarte embarazada.

Pasar por este proceso no es tarea fácil para el cuerpo.

Durante el embarazo se producen muchos cambios, y aunque no suele explicarse, el parto tiene más probabilidades de ir bien si estás en mejor forma, así que cuanto antes y mejor prepares tu cuerpo, mucho más llevadero y saludable será.

Consejos para el embarazo (y para la vida)

Lo primero que os quiero comentar es que esta preparación al embarazo, estos consejos que os voy a ofrecer a continuación, no son exclusivos del embarazo.

En realidad son válidos para todo el mundo, y para los diferentes momentos de la vida, porque todos deberían hacer un mínimo de ejercicio para mantener el cuerpo en forma y sentirse bien.

A partir de ahí, partimos de la idea de que últimamente no has hecho mucho deporte, que tus dinámicas del día a día casi no te lo han permitido, pero que quieres empezar a hacer algo antes de ver el positivo en el test de embarazo. ¿Qué puedes hacer?

1. No volverte loca

A veces en las cosas más sencillas está la clave para mejorar. No hace falta recuperar el tiempo perdido, ni tratar de hacer en una semana lo que deberías hacer en un mes. Empezar a hacer deporte hasta la extenuación lo único que puede reportarte es una lesión y que abandones casi antes de empezar.

2. Caminar

Intenta aumentar poco a poco el tiempo que caminas a lo largo del día. Ejercitarás las piernas y en el embarazo te será más fácil seguir caminando si ya lo has adquirido como hábito.

3. Corrige posturas de tu día a día

Muchas embarazadas se quejan de problemas de zona lumbar y ciáticas durante el embarazo. Si dedicas un poco de tiempo a mirar tu postura en un espejo te será más fácil corregirte cuando adquieras un mal hábito durante los 9 meses que dura.

Piensa que tu cuerpo va a ir cambiando, y tu centro de gravedad se va a adelantar. Esto hace que tu zona lumbar trabaje mucho más, e incluso el cuerpo lo compense llevando todo el peso hacia atrás.

Aprende a colocarte bien en tu trabajo y en tus actividades diarias y todo será más fácil después.

4. Fortalece tu cuerpo

Si ya has conseguido establecer una buena postura, puedes empezar a trabajar la fuerza de brazos con pesas o gomas elásticas, y la fuerza de piernas con algún ejercicio como las sentadillas o zancadas.

5. Visita a tu fisioterapeuta

Aunque esté en quinto lugar, es probablemente el punto más importante de todos: trabaja tu abdomen y tu suelo pélvico.

Pide cita a un/una fisioterapeuta de suelo pélvico para que evalúe su estado y te haga las recomendaciones pertinentes que puedan serte de utilidad.

Los ejercicios hipopresivos y los ejercicios de Pilates podrían serte de gran ayuda para estar bien y sobre todo para recuperarte mejor. Dedicar una o dos horas a la semana a esto tampoco es mucho, ¿no?

6. Si no lo haces ya, empieza a comer sano

Probablemente habrás oído que las embarazadas no deberían comer esto o aquello y algo de razón hay en ello, hay ciertos alimentos que deberías evitar durante el embarazo.

No te obsesiones, pero si comienzas a adquirir una dieta mediterránea (verduras, hortalizas, frutas, legumbres, aceite de oliva, etc.

) disminuirá el riesgo de padecer enfermedades asociadas al embarazo (por ejemplo, diabetes gestacional), el feto gozará de mejor salud (recuerda que se alimenta de lo que tú te alimentas) y además podrás controlar los kilos que engordas.

7. Evita el alcohol y el tabaco

Se ha visto que incluso pequeñas cantidades de alcohol pueden alterar al embrión o feto durante el embarazo así que podría resultar conveniente limitar la ingesta si estás en proceso de quedarte embarazada, o incluso hacer tuyo el consejo «cero alcohol en el embarazo». Si además deseas establecer lactancia materna desde el nacimiento, no es recomendable la ingesta de alcohol durante esa etapa.

En lo referente al tabaco sucede algo parecido. No es recomendable fumar durante el embarazo, y tampoco es recomendable fumar una vez el bebé ha nacido. El tabaco aumenta el riesgo de muerte súbita del bebé y de que sufra otitis, conjuntivitis, alergias, asma y otras infecciones respiratorias. Si tu pareja fuma también debería intentar dejarlo por los mismos motivos.

8. Disfruta del proceso

Quedarse embarazada no siempre es fácil, hay parejas que lo consiguen a la primera y otras que tardan años… el estrés no es un buen aliado, así que relájate y disfruta del camino.

Autor/a

Источник: https://www.criarconsentidocomun.com/los-ocho-mejores-consejos-para-preparar-el-cuerpo-para-el-embarazo/

10 secretos para un parto más fácil

Prepara tu cuerpo para el embarazo y el parto

El trabajo de parto consiste en la dilatación del cuello del útero hasta los 10 centímetros, momento en que tu cuerpo está preparado para permitir que tu bebé atraviese el canal de parto y salga al exterior.

Hasta ese momento, el cuerpo de la mujer empieza a trabajar para conseguirlo mediante contracciones que se reparten en distintas etapas, según su intensidad y fase del parto. Te contamos los 10 secretos para tener un parto más fácil.

1. Mantente en forma

Las mujeres embarazadas que realizan ejercicio de manera regular, tienden a tener partos más cortos. Caminar, nadar o acudir a clases de yoga o Pilates favorecen la flexibilidad y aumentan la energía. Además te ayudarán a evitar algunas molestias asociadas con la gestación como la hinchazón, el dolor de espalda o el insomnio.

Si no puedes practicar deporte, al menos intenta caminar durante 30 minutos al día para favorecer la circulación. 

2. Acude a las clases de Educación Maternal

Los conocimientos e información que aportan y la posibilidad de resolver dudas, disminuye la ansiedad y el miedo del día del parto.

Las mujeres que han acudido a sus clases maternales están más preparadas ya que pueden anticipar los distintos cambios que ocurren a lo largo de la gestación y conocen lo que ocurrirá a lo largo del parto, minimizando así los temores que despiertan la última fase del embarazo.

3. Escoge a la persona adecuada

La mayoría de las veces, esto significa tu pareja. Pero puede ser otra persona, como tu madre o tu hermana. Otra opción es un apoyo adicional: una doula, que te ofrece cuidados y te informa de la evolución del parto.

Es importante que esa persona pueda acompañarte aportando calma, tranquilidad y positivismo, ya que contribuirá a minimizar el dolor de las contracciones y la ansiedad que provoca en la mamá el momento del parto.

4. Distráete

Puedes llevarte un libro, música o un ordenador portátil, puede hacer que las horas del parto se pasen mas rápido. Algunas mujeres primerizas pueden estar muchas horas de parto, por lo que puede ayudarte poner la mente en otro lado y no estar pensando con angustia en que todo va más lento que lo que habías imaginado.

5. Toma una ducha

El agua tibia relaja los músculos tensos, cansados y alivia el malestar que producen las contracciones. Darte una ducha o un baño al inicio del parto puede ayudarte.

6. Elige postura

Si la matrona lo aprueba, puedes andar, realizar estiramientos, ponerte en cuclillas, a gatas o simplemente tumbada de lado. En algunos hospitales permiten el uso de balones medicinales, lo que ayuda a relajar los músculos de la pelvis y a ayudar a que el bebé descienda por el momento del parto. Solo has de sentarte sobre él y realizar movimientos controlados de rotación.

7. Masaje

El masaje libera endorfinas, sustancias químicas para sentirse bien. Si te apetece un masaje, pídeselo a tu pareja, eso puede hacerle sentirse más implicado en el parto. Puede recorrer la espalda con los dedos desde los hombros hasta las caderas o puede presionar el cóccix con la palma de la mano o con una pelota de tenis en cada contracción.

8. Muévete

Si no tienes pensado ponerte la anestesia epidural, pasea si te apetece, que la posición vertical y activa no sólo ayuda a mantener tu mente fuera de la molestia, sino que puede ayudar a que tu bebé descienda por el canal vaginal. También puedes bailar con tu pareja, balancear la pelvis con la pelota, o incluso ponerte en cuclillas.

9. Técnicas de relajación

La respiración lenta entre las contracciones intensas ayudan a descansar y a relajarse. La respiración profunda, la visualización de un lugar favorito, o escuchar música también te pueden ayudar.

No subestimes el poder de la respiración para bajar el nivel de estrés y ayudar a controlar la situación.

10. Analgesia para el parto

Si estas de parto, la epidural no prolonga de manera significativa el parto ni aumentar las posibilidades de una cesárea. Incluso puede acelerar la dilatación al relajar sus músculos. Poco de la medicación llega a su bebé, ya que el medicamento se descompone antes de alcanzar la placenta. El mayor inconveniente es que limita la movilidad.

Ana Tejeda. Matrona

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/parto/10-secretos-para-un-parto-mas-facil/

Preparar nuestro cuerpo para el embarazo – Asesor de Seguros en Hospitalet

Prepara tu cuerpo para el embarazo y el parto

Tanto si el embarazo es buscado de forma natural cómo si es mediante técnicas de reproducción asistida, el cuerpo se debe preparar, en la medida de lo posible, a fin de evitar dolores y molestias durante los nueves meses que dura.

Si preparamos nuestro cuerpo para los cambios que sufrirá, tendremos un embarazo, y posiblemente, un parto más fácil.

Consejos para las primeras semanas de embarazo

Puede parecer obvio, pero no lo es. El primer consejo para las primeras semana de embarazo es seguir las indicaciones de tu médico.

En las primeras visitas te realizarán un examen físico completo, que incluye un examen pélvico y una prueba de Papanicolau, te tomarán la presión arterial. Calcularán la fecha estimada de parto (266 días después del primer día de tu última regla) se te pesará y medirá, escucharás los latidos del corazón del bebé…

Los controles del primer trimestre de embarazo

En los tres primeros meses existen más estadísticas de abortos espontáneos ya que el bebé se debe «instalar» .

Cada embarazo es diferente por lo que es posible que se deban realizar pruebas diferentes, sin embargo los controles generales del primer trimestre de embarazo son:

  • Transaminasas (GOP Y GPT)
  • Creatinina y urea
  • Colesterol y triglicéridos
  • Hormonas tiroideas (T3, T4 y TH)
  • Ácido úrico
  • Glucosa
  • Cribado bioquímico (screening prenatal)

Por último, en este primer trimestre de embarazo, también se realizan análisis de orina, una única ecografía del primer trimestre si vas por la seguridad social, el control de peso y de la tensión arterial.

Tu Médico realizará las pruebas que considere oportunas según tu estado de salud, confía siempre en su criterio.

Algunas pautas para los primeros meses de embarazo

  • Duerme todo lo que puedas.
  • Levanta los pies cuando te sea posible para tratar de que no se hinchen.
  • Evita el estrés, no te preocupes por nada.
  • Evita las comidas picantes, grasosas o grasas. Mantén una dieta sana y equilibrada, te ayudará a ti y al bebé.

Pilates o Yoga

Debemos ser conscientes de la importancia del suelo pélvico, tonificarlo, con ejercicios de contracción-relajación, abdominales hipopresivas, etcétera.

El Pilates o el Yoga nos ayuda a proteger nuestra columna vertebral, manteniendo una espalda y las extremidades debidamente tonificadas. Ello nos ayudará en el día a día, en posiciones más rectas, disminución de dolor cervical y nos ayudará de cara a aprender a respirar para gestionar el dolor y ayudar a la expulsión del bebé.

Podemos practicar Pilates o Yoga antes, durante y después del embarazo/parto.

De hecho es recomendable hacer ejercicio durante el embarazo, para mantener la postura y un tono muscular bueno.

Eso sí, asegúrate de que el centro donde practiques tu disciplina preferida esté especializado o formado en embarazo.

Técnicas de relajación

Si como yo, eres una persona nerviosa, inquieta y activa, necesitarás aprender técnicas de relajación. Por supuesto en clases de Pilates o Yoga te podrán ayudar también en este tema, pero no es la única alternativa.

Las técnicas de relajación las necesitarás en el parto,  hormonas adquirirán un papel protagonista para mitigar el dolor (endorfinas) y para ayudar a abrir el cuello del útero lo suficiente para hacer un parto fácil (oxitocina).

Estar relajada te ayudará a mitigar el dolor y a abrir el cuello del útero para un parto fácil. tienes 9 meses de embarazo para aprender la técnica que mejor se adapte a ti.

Algunas Técnicas de relajación son

Durante el embarazo Cuida tu piel

Durante el embarazo y debido al cambio hormonal, la piel se vuelve muy sensible. Es frecuente sufrir resequedad, manchas o alguna otra alteración. Es importante consultar con el médico y mantener nuestra piel hidratada.

Durante el embarazo cuida tu mente

El aspecto psicológico de un embarazo no se suele estar tan controlado como el físico, sin embargo, en nuestra opinión, una buena salud psicología es muy importante, y puede resultar un embarazo más saludable y más feliz.

Durante el primer trimestre te puede preocupar la salud del feto y el aborto espontáneo.

Durante el tercer trimestre puedes empezar a sentir un leve miedo al parto y al afrontamiento de la crianza del bebé.

Si sufres de ansiedad en el embarazo habla con tu médico para que te ayude. También puedes acudir a un psicólogo, si lo crees necesario, para que te ayude a resolver tus inquietudes y miedos.

Es importante recordar que la mente, la piel y tu cuerpo en general está sometido a cambios y cada una de las partes tiene un médico que te puede ayudar. Acude a tu médico especialista.

¿Qué debo comer durante el embarazo?

Lo más conveniente es que la futura Mamá prepare su embarazo unos meses antes. Por supuesto es necesario no tomar alcohol, seguir una dieta equilibrada y variada, y tomar suplementos de ácido fólico antes del embarazo.

No debemos «comer para dos» ni abusar de alimentos altos en grasas o azúcares.

En el parto

En el último trimestre deberemos preparar nuestra cesta y tenerlo todo preparado para el momento del parto.

En las películas siempre se sale corriendo, en la realidad, en ocasiones es así y en ocasiones está todo organizado. Sea como sea tu parto, te recordamos los puntos importantes.

Los papeles

El orden en un parto es un gran aliado. Por lo que te recomendamos que tengas una carpetita con los papeles necesarios

  • control prenatal
  • exámenes durante el embarazo: ecografías, carné de vacunación y valoraciones médicas de nutrición, anestesia, y curso psicoprofiláctico.

el tener todo organizado agilizará tu atención e ingreso pues le facilitas al personal su labor.

Póliza de salud

Si acudes a un Hospital o Clínica mediante tu seguro médico, no olvides llevar contigo tu tarjeta de salud  y las autorizaciones del parto, si fueran necesarias, para facilitar los trámites.

Como Asesor de Seguros de Salud siempre les recomiendo a mis clientes que hablen con su Obstreta para tenerlo todo preparado.

Clínica o Hospital donde daremos a luz

Si vas a tener a tu bebé por la Seguridad Social te indicarán el centro en el que te corresponde dar a luz.

Si vas por tu seguro privado deberás escoger aquél Hospital o Clínica que te genere más confianza. El personal y las instalaciones deben serte cómodas, tener fácil acceso desde casa y si es posible, te recomendamos, conocer la ruta de acceso y el entorno del mismo … donde aparcar etc.

Nuestra compañía aseguradora te facilita el acceso a la mejor sanidad privada de España pudiendo acceder a los Hospitales con mejor reputación sanitaria de España a través de la póliza de salud de asistencia sanitaria. E incluso a los mejores hospitales del Mundo con tu seguro médico de reembolso de gastos médicos PREMIUM .

Parto natural o cesárea

Es posible que hayas optado por parto natural o que tu Obstreta te recomiende por causas médicas un parto por cesárea.

Sea como sea, el día del parto recuerda todo lo aprendido durante estos nueve meses, y aplica las técnicas de respiración.

La cesta

Obviamente no puedes acudir al Hospital sin tu cestilla preparada. Te recordamos que debes llevar.

Para mamá:

  • Uno o dos camisones cómodos
  • Calcetines.
  • Toallas personales.
  • Ropa interior o bragas de papel
  • Elementos de aseo personal (cepillo de dientes, seda dental, peine, etc.)
  • Una muda de ropa cómoda para el día que salgas de la clínica.

Para el bebé:

  • Ropita para los días de estancia en el hospital
  • Pañales para recién nacido.
  • Mantas (una grande y una pequeña).
  • Ropa para el día de ir a casa.

Creemos en las familias, y las apoyamos desde el primer momento, por que creemos que tenemos, posiblemente, el mejor seguro médico. Si quieres ver el cuadro médico consulta aquí servicios online para asegurados

Somos Asesor de Seguros de Salud especializados desde el año 2015, te facilitamos el acceso a los Hospitales con mejor reputación sanitaria de España con descuentos especiales.

Contacta sin compromiso. Déjanos ser tu Asesor de Seguros de confianza.

Seguros que podrían Interesarte

Источник: https://www.segurcorazon.com/preparar-nuestro-cuerpo-para-el-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: