Prevenir el parto prematuro

Progestágenos para prevenir el parto prematuro

Prevenir el parto prematuro

Revisión de la investigación sobre el uso de progestágenos en las mujeres con riesgo

John M. Eisenberg Center for Clinical Decisions and Communications Science.

Author Information

Publicada: January 24, 2013.

Es apropiada si

  • Usted tuvo antes al menos un bebé prematuro debido a que el trabajo de parto empezó espontáneamente antes de las 37 semanas de embarazo (por ejemplo, a las 20 semanas). Es lo que se llama “parto prematuro espontáneo”. Un ejemplo es cuando se “rompe la fuente” antes de las 37 semanas de embarazo. Usted puede estar embarazada o está considerando volver a embarazarse.
  • Su médico* le ha dicho que tiene el cuello uterino corto. (El cuello uterino, o cérvix, es la abertura estrecha con forma tubular situada en la parte baja del útero. El útero, o matriz, es donde crece el bebé durante el embarazo).
  • Su médico le ha dicho que usted corre el riesgo de tener un parto prematuro. Si no está segura si corre el riesgo de tener un parto prematuro, pregunte a su médico.
  • Ha oído sobre el uso de unas hormonas llamadas “progestágenos” para evitar el parto prematuro y desea saber lo que dicen las investigaciones acerca de los beneficios y posibles efectos secundarios de este tratamiento.

No es apropiada si

  • Ya tiene 37 semanas o más de embarazo.
  • Nunca ha tenido antes un bebé que haya nacido adelantado debido a un parto prematuro espontáneo.
  • Está embarazada con más de un bebé; por ejemplo, mellizos o trillizos.

Este resumen habla sobre el riesgo de tener un parto prematuro. También explica lo que dicen las investigaciones acerca de los beneficios y daños que puede causar el uso de un progestágeno para evitar un parto prematuro.

Esta información le ayudará a hablar con su médico para saber si el uso de un progestágeno es la mejor opción de tratamiento para usted.

La información de esta guía proviene de una revisión de 63 estudios de investigación sobre progestágenos.

La revisión fue financiada por la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica; AHRQ, por su sigla en inglés), una agencia de investigación del gobierno federal.

El informe completo puede leerse en www.effectivehealthcare.ahrq.gov/pretermbirth.cfm (disponible sólo en inglés).

El parto prematuro es el parto que ocurre antes de las 37 semanas de embarazo (un embarazo de término completo dura entre 37 y 42 semanas). Cuando el parto prematuro se produce por sí solo, sin ser inducido por una razón médica específica, se le llama “parto prematuro espontáneo”.

Algunos bebés que nacen antes de las 37 semanas tienden a necesitar cuidados especiales. Tal vez necesitarán ser atendidos en una unidad de cuidados intensivos. Los bebés que nacen muy temprano corren un mayor riesgo de tener discapacidades o posiblemente de morir.

Más de 475,000 bebés, o alrededor de 12 por ciento de todos los partos anuales en Estados Unidos, son prematuros. Para la familia de cada uno de estos bebés, el parto prematuro puede causar gran aflicción y angustia, así como aumentar los costos de atención para la madre y el bebé.

El trabajo de parto pretérmino significa que la mujer empieza a tener contracciones y que el cuello uterino comienza a ensancharse (dilatarse) antes de la semana 37 del embarazo. El trabajo de parto pretérmino puede tener como consecuencia un parto prematuro. No siempre es posible detener el trabajo de parto pretérmino una vez que inicia y muchos bebés nacen demasiado temprano.

Por esa razón, los médicos han estado buscando maneras de ayudar a las mujeres a evitar que inicien el trabajo de parto hasta que el embarazo llegue por lo menos a las 37 semanas.

Los médicos han descubierto varias cosas que pueden hacer que una mujer corra el riesgo de tener un parto prematuro, entre ellas:

  • Haber tenido un parto prematuro anteriormente
  • Estar embarazada con más de un bebé, como por ejemplo, mellizos o trillizos
  • Tener el cuello uterino corto (si la abertura estrecha y con forma tubular del útero tiene menos de una pulgada de largo)
  • Tener algunos síntomas de trabajo de parto pretérmino, como contracciones tempranas que empiezan a abrir el cuello uterino

Su médico puede decirle si corre el riesgo de tener un parto prematuro.

Los progestágenos pueden ser de dos tipos:

  • La hormona natural llamada progesterona, que fabrica su propio cuerpo
  • Una hormona similar que se fabrica en un laboratorio (llamada “hormona sintética” o progestina)

La hormona progesterona que el cuerpo elabora ayuda a que el embarazo se produzca y se mantenga. El uso de progesterona natural o sintética (progestágenos) adicional puede ayudar a evitar el parto prematuro en algunas mujeres.

Los progestágenos se pueden administrar de varias formas:

  • Como gel, crema, cápsulas o supositorios que usted coloca en la vagina
  • Como inyección en el brazo u otros músculos
  • Como pastillas que se toman (menos usual)

¿Qué dicen las investigaciones acerca del uso de progestágenos?

  • Algunas investigaciones encontraron que los progestágenos ayudan a las mujeres que están embarazadas con un bebé y que tuvieron un parto prematuro en un embarazo anterior.
    • En 1 de cada 11 de estas mujeres que usan un progestágeno, el tratamiento ayudará a que el embarazo dure por lo menos 37 semanas.
    • Los progestágenos pueden también ayudar a estas mujeres a reducir el riesgo de que su bebé muera al nacer, pero no existe suficiente investigación para saberlo con certeza.
    • Si bien las tres formas de progestágenos (pastillas, inyecciones y gel o supositorios vaginales) pueden reducir el riesgo de tener un parto prematuro espontáneo, los médicos no pueden asegurar si una forma es más eficaz que la otra.
  • Dos estudios de investigación mostraron que las mujeres con un cuello uterino corto y que se trataron con progestágenos tuvieron una menor probabilidad de tener un parto prematuro. No existe investigación suficiente para saber con certeza cuántas mujeres con cuello uterino corto podrían beneficiarse.
  • Las mujeres embarazadas con mellizos o trillizos no obtuvieron ningún beneficio con el uso de progestágenos.
  • No existe investigación suficiente para saber si los progestágenos pueden ayudar a evitar el parto prematuro en las mujeres con otros factores de riesgo, como trabajo de parto pretérmino (contracciones prematuras que abren el cuello uterino).

No existe suficiente investigación sobre los efectos secundarios que causan los progestágenos para poder conocer sobre su seguridad en general. El efecto secundario a corto plazo más frecuente que tuvieron las mujeres en los estudios de investigación fue la sensación de molestia en el sitio de inyección o la irritación con el uso de las formas vaginales (por ejemplo, la crema o el gel). Los médicos desconocen si pueden ocurrir efectos secundarios a largo plazo después de meses o años de haber dado a luz.

Hay varias cosas que debe hablar con su médico o profesional de atención médica al decidir si un progestágeno es una buena opción para usted.

Hable con su médico sobre:

  • Los beneficios de usar progestágenos para evitar el parto prematuro
  • La incertidumbre sobre posibles efectos secundarios con el uso de un progestágeno
  • Sus preferencias y estilo de vida
  • El costo de las pastillas, inyecciones o supositorios de progestágeno

Los médicos conocen más sobre cómo los progestágenos pueden ayudar, pero menos sobre sus posibles efectos secundarios a largo plazo. Es importante que hable con su médico sobre qué tan cómoda se siente con lo que se sabe sobre los beneficios y la seguridad del uso de progestágenos para evitar el parto prematuro.

La prevención del parto prematuro puede afectar la cantidad de actividad o trabajo que usted puede hacer. Pero el progestágeno en sí no debe afectar su estilo de vida.

Los progestágenos en gel vaginal y en pastillas pueden administrarse en casa. Si va a usar una forma inyectable, necesitará ir al consultorio de su médico o profesional de atención médica una vez por semana o solicitar que venga a su casa una enfermera a inyectarle.

Su médico o profesional de atención médica puede elaborar un plan con usted.

El costo para usted de los progestágenos en cualquiera de sus formas depende de:

  • La dosis (cantidad) que necesite
  • La frecuencia con que deban administrarse
  • La marca del producto que usted usa
  • La cantidad de tiempo que tenga que usarlos
  • Su plan de seguro médico
  • Si compra un producto de marca comercial o uno genérico

Los progestrágenos en pastillas, geles vaginales e inyecciones existen todos en forma genérica. El costo más bajo puede ser entre $3 y $20 por dosis. El costo promedio de la forma más cara de la inyección de progestágeno puede ser de hasta $700.

Si una mujer se trata con la forma de gel vaginal de progestágeno (a partir de la semana 16 y hasta la semana 37 de embarazo), el costo total de 21 semanas de tratamiento puede oscilar entre $1,800 y $2,500, dependiendo de la marca del gel.

Hable con su médico o profesional de atención médica sobre el uso de progestágenos para evitar el parto prematuro. Estas son algunas preguntas que tal vez quiera hacer:

  • ¿Usar un progestágeno podrá ayudarnos a mí y a mi bebé?
  • De ser así, ¿qué forma de progestágeno sería la mejor para mí?
  • ¿Qué piensa usted de las cosas que los médicos todavía desconocen sobre los progestágenos?
  • ¿Qué más puedo hacer para ayudar a prevenir un parto prematuro?

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

La información de este resumen proviene del informe Effectiveness of Progestogens for Prevention of Preterm Birth (Eficacia de los progestágenos para la prevención del parto prematuro) de agosto de 2012.

El informe fue producido por el Vanderbilt University Evidence-based Practice Center (Centro de Práctica Basada en la Evidencia de la Universidad Vanderbilt), con financiamiento de la Agency for Healthcare Research and Quality (Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica; AHRQ por su sigla en inglés). Para obtener una copia del informe o más información sobre la AHRQ y el Effective Health Care Program (Programa sobre la Efectividad de la Atención Médica), visite www.effectivehealthcare.ahrq.gov/pretermbirth.cfm (disponible sólo en inglés).

Se obtuvo información adicional de la página web MedlinePlus®, un servicio de la National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina) y de los National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud) de Estados Unidos. Esta página está disponible en www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish.

Los costos de los medicamentos incluidos en este resumen provienen de “A Guide to the Cost of Progesterone for Prevention of Preterm Labor” (Guía del costo de la progesterona para la prevención del trabajo de parto pretérmino), artículo publicado en el número del 15 de abril de 2011 de la revista especializada Proceedings in Obstetrics and Gynecology (Anales de obstetricia y ginecología). El artículo está disponible sólo en inglés en http://ir.uiowa.edu/pog/vol1/iss3/9.

Este resumen fue preparado por el John M. Eisenberg Center for Clinical Decisions and Communications Science at Baylor College of Medicine (Centro John M. Eisenberg para la Ciencia de las Comunicaciones y Decisiones Clínicas, en la Facultad de Medicina de Baylor) en Houston, Texas. En la revisión de este resumen participaron mujeres embarazadas con riesgo de parto prematuro.

Esta guía fue traducida de la publicación en inglés titulada Progestogens To Prevent Preterm Birth: A Review of the Research About Progestogens for Women at Risk.

*

En este resumen, el término “médico” se refiere a cualquier profesional de atención médica que pueda atenderla, lo que incluye su obstetra u otro médico, enfermera, partera o asistente médico.

Источник: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK126641/

17P y el Parto Prematuro

Prevenir el parto prematuro

El parto prematuro ocurre cuando un bebé nace antes de las 37 semanas de gestación (embarazo), o cuando el alumbramiento se da más de 3 semanas antes de su fecha.

Los bebés que nacen demasiado pronto pueden tener problemas de salud como daños cerebrales, asma y problemas de la vista. El parto prematuro es la causa principal de muerte de bebés en Mississippi.

Los bebés prematuros casi a término (aquellos nacidos entre las semanas 34 y 36 de gestación) tienen un mayor riesgo de sufrir problemas serios de salud, en comparación con los bebés nacidos a término.

Algunos ejemplos de las complicaciones de salud que pueden tener estos bebés incluyen dificultades para alimentarse, problemas para respirar e ictericia (la piel amarilla).

Para bebés, demorar un parto prematuro por una o dos semanas puede hacer una gran diferencia.

¿Quién está en riesgo?

El mayor riesgo de tener un parto prematuro, es el haber tenido uno antes. Las mujeres que ya han tenido un bebé prematuro necesitan atención especial cuando están embarazadas. Los bebés afroamericanos tienen un alto riesgo de nacer prematuros pero el parto prematuro afecta a los bebés de todas las razas y etnias. Uno de cada seis bebés en Mississippi nace antes de tiempo.

¿Qué es la 17P?

Algunas veces, el bebé nacerá antes de tiempo sin importar lo que la madre y el proveedor de salud hagan. Sin embargo, hay algo que las mujeres pueden hacer para aumentar las probabilidades de tener un bebé a término – tomar la 17P.

La 17P es una medicina de progesterona que puede ayudar a prevenir el parto prematuro en algunas mujeres embarazadas que han tenido partos prematuros en el pasado. La progesterona es una hormona que el cuerpo de la mujer produce durante el embarazo. Para algunas mujeres, un aumento de progesterona puede ayudar a prevenir otro parto prematuro.

Hable con su proveedor de salud sobre la 17P si usted ya ha tenido un parto prematuro, actualmente está embarazada, y está esperando un sólo bebé.

¿Cómo pueden obtener las mujeres el tratamiento de la 17P?

Debe hablar con su proveedor de salud si piensa que el tratamiento de la 17P le puede ayudar. Aunque no lo mencionen, pregunte sobre la 17P.

La 17P es una inyección que tiene que ponerse cada semana al comienzo del segundo trimestre, usualmente entre las semanas 16 y 20 del embarazo. Se pone la inyección en la parte superior del muslo o en la cadera.

Algunas mujeres experimentan dolor, inflamación, comezón o moretones donde se aplicó la inyección. Se necesita poner la inyección cada semana para que haya una dosis constante de la 17P en el cuerpo. Una vez que empiece a usar la 17P, es muy importante que se ponga todas las inyecciones.

Se le pondrán las inyecciones hasta que tenga 37 semanas de embarazo.

Al final de este libro, hay una tarjeta que puede usar para llevar el registro de las inyecciones de la 17P que le pongan.

No hay ninguna garantía de que con la 17P el embarazo resulte de término completo, pero puede reducir el riesgo de tener otro parto prematuro

La 17P reduce el riesgo de que una mujer tenga otro parto prematuro en un 33%.

Recuerde, lo mejor que puede hacer para evitar que su hijo nazca antes de tiempo es ponerse su inyección de la 17P cada semana. Una o dos semanas más de embarazo extras pueden ser muy beneficiosa para el bebé. Para bebés, demorar un parto prematuro por una o dos semanas puede hacer una gran diferencia.

¿Tengo que pagar por la 17P?

Si tiene Medicaid, no tiene que pagar por la medicina 17P. Su proveedor de salud la puede ordenar y enviar la cuenta a Medicaid. Si no tiene seguro médico, podría cumplir los requisitos para recibir este medicamento de forma gratuita. Hable con su proveedor de atención médica sobre los programas de medicinas gratuitas.

¿Qué más puede hacer para prevenir un parto prematur?

  • Evite el humo del cigarrillo. Si fuma, hable con su doctor o enfermera para dejar de hacerlo.
  • Platique con su proveedor de salud sobre lo que puede hacer para controlar problemas médicos como presión alta y diabetes.
  • Use condón cuando tenga relaciones sexuales para protegerse de infecciones de transmisión sexual.
  • Vaya a todas las visitas de cuidado prenatal, incluso si se siente bien.
  • Hable con su proveedor de salud sobre cualquier medicina o remedio casero que esté tomando.
  • Hable con su médico y su jefe sobre cuántos días de descanso debe tomarse en su trabajo.
  • Relájese y descanse todo lo que pueda. Pídale ayuda a sus amigos y familiares.
  • Pida ayuda si no se siente segura con su pareja. La violencia doméstica o abuso suele empeorar cuando la mujer está embarazada.
  • Infórmele a su médico si siente dolor o ardor al orinar o si nota flujo vaginal que tenga un color u olor extraño. Es posible que tenga una infección.

Lláme a su médico inmediatamente si tiene algunos señales del parto premature.

¿Cuáles son las señales del parto prematuro?

Es importante conocer los síntomas de un parto prematuro, porque a pesar del tratamiento con la 17P su bebé podría nacer antes de tiempo. Los síntomas son:

  • Sangrado vaginal
  • Sensación de que el bebé se está haciendo bola (encoge su cuerpecito y lo enrolla, como una pelota)
  • Contracciones (su vientre se pone rígido y tenso) cada 10 minutos o menos
  • Cambios en el flujo vaginal (empieza a bajar líquido de su vagina)
  • Presión en la pelvis (sensación de que el bebé está empujando hacia abajo)
  • Dolor leve en la parte baja de la espalda
  • Espasmos parecidos a los de la menstruación
  • Calambres o espasmos abdominales, con o sin diarrea
  • Sensación de que algo no está bien

¡Llame inmediatamente a su médico, partera o enfermera si presenta cualquiera de estos síntomas!

¿Quién le puede ayudar?

El embarazo es un período en el que la mayoría de las mujeres experimentan una diversidad de sentimientos fuertes. Aunque muchos de estos sentimientos son de felicidad, es perfectamente natural sentirse agobiada algunas veces.

Las mujeres que ya han tenido un bebé prematuro pueden sentirse en ocasiones aún más estresadas y preocupadas que otras mamás. Recuerde, usted no está sola. Ahora es el momento de permitir que otros le ayuden. Acuda a familiares y amigos.

Pídale ayuda a la gente en su comunidad si lo necesita.

Puede ser difícil ir al consultorio de su proveedor de salud cada semana para ponerse la inyección de la 17P. No tenga miedo de hablar con él/ella para acordar una hora que sea conveniente para los dos.

Si recibe Medicaid podría recibir servicios de un coordinador de cuidados durante el embarazo. Su coordinador le puede ayudar a obtener los recursos que necesita durante su embarazo y también le ayudará para que no le falte ninguna inyección. Pregúntele a su proveedor de salud sobre los servicios del cuidado durante el embarazo.

Recursos útiles en Mississippi para mujeres embarazadas

  • Llame a su departamento de salud local para información de servicios prenatales.
  • Envía BEBE al 511411 para recibir mensajes GRATIS en tu teléfono que te ofrecerán ayuda durante tu embarazo y el primer año de tu bebé. www.text4baby.org
  • MS Quitline (www.QuitlineMS.com) ofrece apoyo gratuito, individual y confidencial para ayudarle a usted o a un ser querido a dejar de fumar. 1-800-QUIT NOW (1-800-784-8669)
  • La organización March of Dimes ofrece mucha información sobre el embarazo, el parto y los recién nacidos. Tienen muy buena información para los padres que tienen bebés prematuros. www.nacersano.org

Este página es posible gracias a la colaboración de Carolina del Norte Departamento de Salud Pública.

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z [CLOSE]

This page has been automatically translated from English. MSDH has not reviewed this translation and is not responsible for any inaccuracies.

Get COVID-19 e-mail updates daily with our free newsletter: 

Related resources

  •   909KB Mississippi Environmental Health Regions
  • Links to Public Health and Government Sites
  • The CDC Public Health Images Library A growing collection of freely available digital images related to public health.
  •   52KB Public Health Services Brochure summarizing public health services available from the Mississippi State Department of Health

More topics

To view/print pdf documentation you will need Adobe Reader

Источник: https://msdh.ms.gov/msdhsite/_static/41,13864,376,621.html

Evitar el parto prematuro es posible – inatal – El embarazo semana a semana

Prevenir el parto prematuro

Sábado, 16 Noviembre 2013

En España, uno de cada diez niños nace antes de tiempo, una prematuridad que les hace más vulnerables a determinadas enfermedades y situaciones de riesgo.

Aunque, en algunos casos, el nacimiento antes de las 37 semanas es inevitable, hoy se sabe que las embarazadas pueden cuidar ciertos aspectos de su día a día para prevenir el riesgo de parto prematuro.

Nos lo cuenta Teresa Cobo, especialista en medicina maternofetal de BCNatal.

La importancia del cuidado prenatal

Dejar de fumar, controlar su peso, corregir la anemia o tomar alimentos ricos en omega 3, son algunas recomendaciones de cuidado prenatal para evitar que el niño nazca antes de tiempo. Nos lo cuenta Teresa Cobo, investigadora del Centro de Medicina Fetal Barcelona (Hospital Clínic-Sant Joan de Déu), especializada en prematuridad.

Para Cobo el tabaco y el consumo de tóxicos (alcohol o drogas) son los principales factores de riesgo evitables del parto pretérmino. “Está demostrado que el tabaco incrementa el riesgo de prematuridad y de bajo peso al nacer –dice Cobo–, así que lo primero que se recomienda a una embarazada es dejar de fumar”.

Corregir el bajo peso materno, la extrema delgadez, así como mantener niveles correctos de hierro son otros de los factores a tener en cuenta.

“Si se detecta una anemia de forma precoz, se recomienda tomar un suplemento de hierro; pero si los depósitos de este mineral son suficientes no será necesario hasta más adelante”, añade.

La alimentación y la higiene dental también juegan un papel clave en la prevención de la prematuridad. “Es saludable llevar una dieta baja en grasas y rica en ácidos grasos omega 3 (presente en el aceite de oliva y el pescado azul) así como el consumo de frutas y verduras.

Y, si existe algún déficit nutricional, se puede optar por suplementos para corregirlos”. En cuanto a enfermedades bucales se refiere, “es recomendable acudir al dentista si sospechamos alguna infección dental ya que, aunque infrecuente, puede, vía sanguínea, ser causa de parto prematuro de origen infeccioso”.

Otra infección que debe descartarse es la de orina. Para detectarla, en el primer trimestre del embarazo se practica un cultivo de orina a todas las futuras mamás.

“Es muy importante en caso de diagnosticar una infección de orina, aunque no dé síntomas, tratarla con antibióticos ya que reduciremos no sólo el riesgo de pielonefritis o infección de riñón sino también de parto prematuro”, dice Cobo.

Detectar los factores de riesgo

Más allá de los cuidados prenatales que puede hacer la mamá, es esencial una buena evaluación inicial por parte del ginecólogo o la matrona en la primera visita médica del embarazo.

“Identificar los factores de riesgo propios de cada paciente a través de su historia clínica permite detectar aquellas mamás con un mayor riesgo de parto prematuro que requerirán de un control del embarazo más exhaustivo”.

Los antecedentes que incrementan el riesgo de prematuridad, son:

  • una pérdida fetal previa más allá de las 14 semanas de embarazo
  • un parto prematuro previo de causa espontánea
  • haber sido sometida a una conización, una cirugía que se realiza sobre el cuello uterino en mujeres con lesiones precancerosas
  • o tener malformaciones uterinas como el útero doble o el tabique uterino

Si se detecta alguno de estos factores de riesgo, la mamá pasa a un control del embarazo más estricto en el que el médico realizará otras exploraciones para diagnosticar y tratar otros factores de riesgo relacionados con la prematuridad.

En el Hospital Clínic de Barcelona existe una Unidad de Prematuridad, liderada por la Dra. Montse Palacio y en la que Cobo está plenamente implicada, que centraliza el seguimiento de aquellas mamás con un mayor riesgo de parto prematuro.

 

Cuando el cuello del útero es más corto

Entre las exploraciones que se realizan a estas mamás está “el comprobar si existen más infecciones, como la vaginosis bacteriana, y si el cuello del útero es más corto de lo normal mediante una ecografía vaginal ya que la identificación y tratamiento precoz en estos casos reduce el riesgo de prematuridad”.

Si la detección de cuello corto permite tomar medidas, seguramente alguien se pregunte: ¿Por qué no se mide el cuello del útero de todas las embarazadas? “Ésta es una controversia muy actual –apunta Cobo–, y muchos hospitales han integrado esta práctica en su protocolo, pero la prevalencia es tan baja –en la población normal eso pasa sólo en 1 o 2 % de los casos, es muy infrecuente– que deberían hacerse muchas ecografías para identificarlos. Además, en la mayoría de partos prematuros, si se mira de manera retrospectiva, a las 20 semanas –que es cuando se suele mirar–, el cuello era largo. Es por ello que en nuestro centro, dice Cobo, a la espera de una mayor evidencia científica sólo está indicado en las pacientes seleccionadas por factores de riesgo”.

Avances en el pronóstico de los prematuros

En España, entre el 7 y el 9% de partos son prematuros, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Una cifra que se ha mantenido bastante invariable en los últimos 30 años, pues hasta hace relativamente poco los esfuerzos médicos se centraban en mejorar las consecuencias de la prematuridad en lugar de prevenirla.

Precisamente, lo que sí ha mejorado en este tiempo es el pronóstico de los recién nacidos prematuros.

“Antes, muchos niños de 30 semanas morían –explica Cobo–, ahora, gracias a la preparación que se le puede hacer a la madre antes del parto, a través de la administración de corticoides o la neuroprofilaxis y, una vez nacido el bebé, los avances en el manejo postnatal con estrategias de ventilación respiratoria más efectivas hacen que hoy en día, sobrevivan más y tengan menos secuelas”.

Источник: https://inatal.org/noticias/reportajes/426-evitar-el-parto-prematuro-es-posible.html

Cómo prevenir el riesgo de parto prematuro

Prevenir el parto prematuro

Uno de cada diez nacimientos en el mundo tiene lugar antes de la semana 37 de gestación. Según los últimos datos, en España 28.000 bebés nacen de forma prematura, siendo uno de los países europeos con mayor tasa de nacimientos pretérmino.

Existen ciertos factores de riesgo que pueden desencadenar el parto antes de tiempo, y aunque no siempre está en nuestras manos evitarlo, sí hay ciertas medidas que podemos tomar para prevenir el riesgo de parto prematuro.

Los controles con el ginecologo y la matrona durante el embarazo son fundamentales para cuidar tu salud y el correcto desarrollo de tu bebé, así como para diagnosticar cualquier posible situación médica que pueda precipitar el parto, como por ejemplo:

Además de controlar el buen desarrollo del embarazo, el médico te irá informando en cada visita de los pasos a seguir, las analíticas de sangre y ecografías que deberás realizarte, así como otras pruebas complementarias (estreptococo, medición del pliegue nucal, curva de glucosa…)

Si estás programando tu embarazo, sería bueno que buscases un ginecólogo de tu confianza y acudas a una primera visita preconcepcional.

¿Fumas? Ha llegado el momento de dejarlo

Fumar durante el embarazo entraña varios riesgos para la salud, tanto de la madre como del bebé, además de aumentar las probabilidades de parto prematuro y muerte súbita del lactante.

Así que si tú o tu pareja sois fumadores, lo mejor es dejar el tabaco antes de plantearos tener un hijo, pero si esto no fuera posible, el embarazo debe ser el momento de abandonar este hábito.

Ni una gota de alcohol (ni otras drogas)

El alcohol, por poco que sea, atraviesa la barrera placentaria en minutos y se fija al líquido amniótico y a los tejidos fetales, pudiendo ocasionar efectos muy graves en el bebé.

Pero además de afectar al desarrollo normal del embarazo y poder provocar un parto prematuro, el consumo de alcohol está relacionado con retraso mental en el bebé, malformaciones, retraso del crecimiento, bajo peso al nacer o incluso problemas de aprendizaje. Consumido en dosis importantes también se asocia al síndrome alcohólico fetal.

Mucha precaución con los medicamentos que tomas

Cualquier medicamento, tanto los que se venden con receta como los que no (por ejemplo, el ibuprofeno), así como preparados de herbolario o fitoterapia podrían dañar al bebé o/y afectar al correcto desarrollo del embarazo.

Por eso, no debemos automedicarnos durante el embarazo, pero tampoco dejar de tomar por nuestra cuenta un tratamiento para una dolencia crónica, sin haberlo consultado previamente con el médico. Pide en todo momento consejo profesional.

Hábitos de vida saludables

La correcta alimentación (con los sumplementos indicados por el médico), el ejercicio físico moderano y la higiene dental también juegan un papel importante en la prevención del parto prematuro.

Una alimentación sana y equilibrada, que incluya los alimentos más saludables para esta etapa, resulta fundamental, tanto para mantener la salud de la embarazada y la de su futuro bebé, como para prevenir posibles complicaciones.

Así mismo es importante cuidar la higiene dental durante el embarazo, ya no solo para prevenir caries, gingivitis u otros problemas bucodentales, sino porque ciertas infecciones aumentan el riesgo de que la embarazada tenga un parto prematuro o un bebé de bajo peso al nacer.

Y en cuanto al ejercicio físico, si ya lo practicabas antes de quedarte embarazada no hay motivo para no continuar practicándolo durante la gestación, a no ser que el médico idique lo contrario. Y si no lo practicabas con anterioridad, el embarazo es buen momento para comenzar a hacerlo, siempre de manera suave y siguiendo las recomendaciones de los expertos.

Evita el estrés

Entre los factores de riesgo de parto prematuro se encuentra el estrés y la ansiedad, por lo que debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para evitarlo. En este sentido, la práctica de yoga o pilates, la respiración profunda y consciente, las clases de preparación al parto, y el correcto descanso pueden ser grandes aliados.

Pide ayuda a la gente que te rodea si te encuentras cansada o desbordada, y en caso de tener cualquier preocupación recurrente sobre el estado de tu embarazo no dudes en consultarla con tu médico o matrona.

Aprende a identificar las señales de parto prematuro

Todas las embarazadas (especialmente aquellas que tienen mayores riesgos) deberían conocer conocer las señales de alarma de parto prematuro para saber cómo actuar, ya que en ocasiones, una intervención médica precoz podría detener el parto y conseguir que el bebé pueda seguir desarrollándose durante más tiempo en el viente materno.

Entre estas señales están:

Igualmente, no dejes de acudir a urgencias si notas dolor o presión en la pelvis, calambres, cólicos abdominales o ardor/escozor a la hora de hacer pis.

Fotos | iStock

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/como-prevenir-riesgo-parto-prematuro

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: