Problemas para los niños superdotados

Superdotados adultos: El estigma de tener una mente maravillosa

Problemas para los niños superdotados

Los problemas a los que se enfrentan los superdotados adultos —sobre todo, los no diagnosticados— son consecuencia de sus propias características y de cómo los distintos entornos reaccionan ante sus habilidades diferentes. Sin un ambiente de comprensión adecuado, pueden surgir problemas psicológicos y de integración, que se traducen en diferentes situaciones indeseables, según el escenario.

Los más comunes son los siguientes:

  • Falta de reconocimiento y baja autoestima profesional. Muchas empresas son rígidas y no permiten a sus empleados desarrollarse y demostrar su valía. El superdotado adulto necesita ser reconocido y estimulado con retos a su altura para poder brillar.
  • Problemas de integración y sensación de falta de pertenencia al grupo. Puede deberse a cierta timidez, perfeccionismo elevado, bajas habilidades sociales (debidas a una vida de rechazo y aislamiento, desde la infancia) o, incluso, a un sentido del humor elevado y con frecuencia no comprendido. También puede ocurrir al revés: el superdotado no comprende las bromas típicas del ambiente laboral y las vive como ataques personales o burlas.
  • Celos y rechazo. La aportación de ideas innovadoras no siempre es bien aceptada.
  • Desmotivación y aburrimiento. La empresa no se mueve al ritmo que el superdotado necesita.

Problemas en la universidad

Son parecidos a los del trabajo y surgen por motivos similares. Los planes de estudio muchas veces son rígidos y poco motivadores, lo cual hace que el estudiante con altas capacidades se aburra y abandone. El apoyo del profesorado tampoco suele ser el adecuado.

A esto se suma el aislamiento y la dificultad para adaptarse a los compañeros, en una edad en la que el sentirse parte de un grupo es muy importante.

Problemas en el entorno sentimental y familiar

Establecer relaciones de pareja y familiares satisfactorias puede resultarle difícil a un superdotado adulto. Los motivos son diversos. Por ejemplo, la tendencia a cuestionarse todo dificulta el que compartan los modelos prestablecidos socialmente en cuanto a las relaciones sentimentales, tales como su sentido, la duración, la fidelidad o la monogamia.

La diferencia de cociente intelectual en las relaciones de pareja puede favorecer situaciones como envidia, aburrimiento y apatía. Entre parejas con cocientes iguales puede surgir rivalidad y necesidad de demostrar superioridad, así como aislamiento.

Otros factores que afectan a las relaciones son:

  • Comportamiento obsesivo. Cuando les interesa algo, se dedican a ello con tanta intensidad que pueden surgir respuestas del tipo: «Déjalo, cuando está en sus cosas, solo se interesa por él mismo».
  • Depresión existencial. La continua búsqueda de respuestas genera estados de tristeza o depresivos, que no favorecen las relaciones personales largas.
  • Miedo a la incomprensión. Dificultad para hablar de sentimientos con las personas cercanas, principalmente por no sentirse comprendidos.

Problemas en la esfera psicológica y física

  • Miedo. Es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los superdotados adultos. Miedo a sí mismos, a decepcionarse, a no encajar en la sociedad, a la intensidad de sus emociones, a la soledad, a imponer sin quererlo su criterio y opinión, a estar padeciendo una “enfermedad mental incurable”, al fracaso…
  • Ansiedad, depresión y fobias. Sentirse diferente y rechazado una y otra vez lleva al superdotado a creer que el problema es suyo. Es el raro, el inadaptado, y la culpa es suya. Estos sentimientos provocan inseguridad, baja autoestima y problemas psicológicos como ansiedad y depresión.
  • Sedentarismo. Es el principal problema en la esfera física. La actividad intelectual tan elevada no siempre deja tiempo para cuidar el cuerpo.

En definitiva, la incomprensión, la dificultad para adaptarse y pertenecer a un grupo y los miedos pueden llevar a una vida poco gratificante.

Pero ¿es ese tu destino irremediable? No, ni mucho menos.

Ser superdotado tiene infinidad de puntos positivos, pero el camino para disfrutar de ellos puede ser arduo. Este camino empieza por reconocer y aceptar tus altas capacidades.

Por eso, si te has sentido identificado con lo que te hemos contado en este artículo, queremos invitarte a realizar un sencillo test que te servirá para saber en 2 minutos si tienes altas probabilidades de tener superdotación.

Este es el primer paso para convertir lo que hasta ahora habían sido desventajas en grandes ventajas y descubrir que tú también puedes ser feliz. ¿Te atreves a darlo?

Источник: https://cientoymucho.com/superdotados-adultos-problemas-psicologicos/

Opinión | El error de asociar a los niños superdotados con el alto rendimiento escolar

Problemas para los niños superdotados

De todos los mitos difundidos y trágicamente interiorizados acerca de las altas capacidades, que son muchos y muy generalizados, creo que el más dañino es aquel que asocia la sobredotación con el alto rendimiento, traducido en calificaciones excelentes, es decir, con el alumno brillante.

Si bien es verdad que hay un porcentaje de niños y niñas con altas capacidades que tienen un alto rendimiento académico, hay muchos, muchísimos que no.

Este colectivo que no se adapta a las demandas de la escuela basada en aprendizajes creados para la media de la población desde el punto de vista de inteligencia, tiene rendimientos mediocres e incluso fracaso escolar.

Entonces, los profesores y algunos orientadores no solo no les detectan, sino que además tienden a cuestionar las valoraciones hechas por profesionales privados.

El fracaso escolar no es solo suspender

El fracaso escolar no es solamente suspender asignaturas, o el abandono de los estudios, también es que alumno rinda muy por debajo de sus capacidades.

Normalmente, el alumno brillante suele ser un talento académico, no un superdotado. Este último suele tener una forma de aprender que en ningún caso se parece a la del alumno medio.

Gracias a la investigación y a las modernas técnicas de neuroimagen, sabemos que el cerebro del niño con altas capacidades es diferente en morfología y funcionalidad, respecto al cerebro del niño normotípico.

Entonces, no es tan difícil entender que un cerebro que es diferente aprende también diferente.

La investigación realizada por el Instituto Nacional de Salud Mental de EE UU y de McGill University de Montreal mediante resonancia magnética a 307 niños y publicada posteriormente en la Revista Nature puso de manifiesto el desarrollo diferente, así como una configuración morfológica final del cerebro de las personas superdotadas:

  • Distinto grosor de la corteza cerebral que permite desarrollar una red de circuitos neuronales de pensamiento de alto nivel.
  • Rápida reducción cortical a partir de los 12 o 13 años que se traduce en una superior plasticidad que el de los niños con inteligencia promedio.
  • El córtex de las personas superdotadas tiene un grosor menor.
  • Diferente seccionado de conexiones neurales redundantes.

Por tanto, numerosos autores reflejan que a partir de la certeza de estos hallazgos se puede concluir que “los niños superdotados piensan y sienten de forma distinta de los demás” (Acereda); “ las personas intelectualmente superdotadas piensan de una manera diferente de la mayoría de la gente” (Yolanda de Benito); y por último Stenberg y Davidson llegaron a la conclusión de que “los niños superdotados utilizan formas diferentes de resolución de los problemas y tienen formas diferentes de aprendizaje”. La metáfora planteada en la Teoría Emergente de la Inteligencia es por sí misma explicativa: “De la misma manera que el agua cambia de propiedades al llegar a determinado grado de temperatura, la inteligencia humana puede cambiar de propiedades cuando llega a un nivel crítico”.

Adaptación del superdotado a los métodos de aprendizaje

Entonces, la pregunta que hay que hacerse no es cómo hacer para que el superdotado se adapte a los métodos de aprendizaje que la escuela ha diseñado para los niños que se encuentra en la media desde el punto de vista de potencial cognitivo, sino entender cómo aprende el cerebro del niño excepcionalmente dotado y ofrecer una respuesta académica acorde con su demanda. Si las diferentes leyes sobre educación en España defienden la atención a la diversidad y son teóricamente garantes de la atención a esta, entonces el niño o la niña con Altas Capacidades, tiene legítimo derecho a ser atendido en su diferencia, sea esta cual sea.

Es decir, no es el niño el que debe adaptarse al sistema, sino al contrario. Es fácil comprender que no le podemos pedir al niño con un retraso en el desarrollo que alcance estándares de normalidad o que aprenda al mismo ritmo y manera que los no afectados por ningún retraso, tampoco se lo podemos pedir al superdotado.

Al niño superdotado, aprender le produce un placer intelectual muy potente, entonces, si esto no ocurre es porque algo no se está haciendo bien.

Entonces, ¿de qué manera aprende el niño o niña con altas capacidades? La respuesta es “de forma autorregulada con saltos intuitivos” (UNED. Primer congreso internacional de estilos de aprendizaje).

La forma general de aprender, la de la población normotípica, se da en dos tiempos: primero se “comprende” y después se “aprende”. Aquello que no se comprende no produce aprendizaje a largo plazo, solo vómitos memorísticos para superar un examen.

Para el alumno superdotado, comprender y aprender pueden darse, de forma paralela, cuando se dan las condiciones adecuadas, que básicamente son que el niño con alta capacidad hay finalizado el proceso entendimiento-aprendizaje mediante su descubrimiento personal, investigando, a través del aprendizaje autorregulado y que no se le someta a la repetición.

Cuando la información ya es redundante para ellos, se desconectan.

Y entonces el docente interpreta que está ausente o distraído (que lo está), pero es un mecanismo de defensa para no caer en el tedio y doloroso aburrimiento que les produce la repetición cuando el aprendizaje ya se ha producido.

Entonces, ya no hay estímulo, no hay reto, no hay nada que hacer.

El riesgo es el rechazo y la fobia al colegio, pudiendo desembocar en trastornos tales como el Síndrome de Disincronía Escolar, donde entra en confrontación su necesidad cognitiva con el contexto escolar, que le exige una desaceleración de la que no es capaz y el Síndrome de Difusión de la Identidad, que le hace sentirse y verse como un “raro”, fragmentando autoestima y generando un autoconcepto distorsionado que nada tiene que ver con la realidad de su potencial.

Ergo, otra de las condiciones ineludibles en cualquier adaptación metodológica para un alumno con alta capacidad es la eliminación de los contenidos repetitivos.

De forma sintética y en líneas generales el estilo de aprendizaje común de los niños y niñas superdotados está centrado en el aprendizaje autorregulado, es decir: descubridor autónomo, personal y generador de nuevas formas de pensamiento.

Es imprescindible conocer sus intereses y tratar de aunarlos con los contenidos curriculares necesarios para su curso académico, ayudarles a planificar (suelen ser caóticos e impulsivos) el material, el tiempo, etc.

La flexibilidad a la hora de permitir la forma o técnica con la que quieren llevar a cabo la tarea, la duración o profundidad de esta, ayudarle a conectar los aprendizajes con la vida real y las relaciones entre las asignaturas, cuya segmentación en compartimentos estancos, no favorece la visión global del aprendizaje del niño superdotado.

Desde este lugar, el rol del docente se transforma en guía, en orientador y acompañante, cuya función principal es la de estimular permanentemente al alumno, desde el reto, no desde la presión y el chantaje a través de las calificaciones.

Y, más allá de entender que su manera de aprender requiere formas diferentes de las que ofrece la escuela convencional, lo que es esencial es atender la demanda afectivo-emocional del niño o niña con altas capacidades, piedra angular del ajuste o no, del superdotado.

Sin ajuste emocional no hay rendimiento intelectual: “Los aspectos emocionales de los estudiantes modulan su aprendizaje favoreciéndolo o dificultándolo, donde el autoconcepto afecta significativamente al rendimiento. (Herrera, Ramírez y Rosa, 2004).

Desde esta premisa, la primera y urgente obligación del docente que tiene en su aula a un alumno con esta condición es la de saber vincularse a él.

Establecer un vínculo emocional entre ambos donde el niño o niña se sienta aceptado, comprendido, reconocido y valorado.

Aquella frase de “le bajo la nota porque sé que puede dar más”, o “no le recompenso para que no se vuelva un soberbio”, no pueden ser más caducas y contraproducentes, en este alumnado en particular, y en el resto de niños y niñas en general. Es necesario dar respuesta a las necesidades tanto educativas como emocionales de estos menores, puesto que tienen este legítimo derecho y porque los adultos, padres, madres, educadores… somos los garantes de su felicidad.

*Olga Carmona es psicóloga. Experta en Atención Psicoeducativa de Niños con Altas Capacidades Intelectuales y Neuropsicología de la Educación.

Fuente consultada: Primer Congreso Internacional de Estilos de Aprendizaje. Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Puedes seguir De mamas & de papas en , o suscribirte aquí a la Newsletter.

Источник: https://elpais.com/elpais/2020/06/01/mamas_papas/1590992179_592191.html

Niños superdotados

Problemas para los niños superdotados

⌚ 6 Min de lectura | La inteligencia es un concepto complejo, por ello, el término superdotado es muy amplio y puede dar pie a confusión. No existe consenso sobre cómo definirlo ya que cada niño superdotado es diferente y la superdotación se puede manifestar de maneras muy dispares.

La inteligencia es un concepto complejo, por ello, el término superdotado es muy amplio y puede dar pie a confusión.

En la actualidad, no existe consenso sobre cómo definir en la infancia la superdotación ya que cada niño es diferente y sus capacidades superdotadas se puede manifestar de diferentes maneras.

Aunque se prefiere hablar de alta capacidad intelectual en lugar de superdotado.

Coeficiente intelectual superior a 130

Las personas con altas capacidades intelectuales tienen una puntuación mayor de 130 en los test de inteligencia. Como curiosidad 1 de cada 100 niños presenta una puntuación en los test de inteligencia de 130 o superior; tan sólo uno de cada un millón supera los 180 puntos.

Áreas dónde el niño puede destacar

Actualmente se acepta que un 70% de la inteligencia viene dada por lo genes y el resto por el ambiente, es decir, los estímulos y las oportunidades que se le han dado al niño. Ésta superdotación se puede manifestar a través de5 áreas:

  • Área cognitiva: es la forma de superdotación que se reconoce con mayor facilidad ya que son niños que sobresales por sus conocimientos, como Einstein,
  • Área creativa: suelen ser personas creativas, pero eso no quiere decir que todas las personas creativas sean superdotadas. Ésta forma de dotación depende de si se vive en un entorno estimulante y para aflorar necesita disciplina y constancia, como Mozart.
  • Área emocional: son personas con mucha empatía, que siente las necesidades de los demás, como Gandhi.
  • Área del liderazgo social: se trata de personas que poseen don de gentes, como Churchill.
  • Área de la motricidad: son personas que destacan en los deportes, como Johan Cruyff.

Precoz

Se trata del niño con un desarrollo muy temprano, por ejemplo el habla, la psicomotricidad (gateo, andar…) p el control de los esfínteres. La mayoría de los superdotados son precoces, pero no todos los precoces son superdotados. Se calcula que el 15% de los niños son precoces pero tan solo el 2% son superdotados.

Muy inteligente

Se trata de un niño con gran capacidad para aprender pero no suele ser precoz en sus primeros años de vida y las puntuaciones de los test no superan los 130 puntos.

Talentoso

Es el niño que muestra capacidades espectaculares en un área determinada: ajedrez, música… pero no tiene porqué ser también superdotado. A menudo estos niños no destacan en nada más, mientras que los niños con altas capacidades destacan en dos o más áreas.

Prodigio

Es el niño que realiza una actividad extraordinaria para su edad o hace algo que es competencia de los adultos. En muchos casos el niño prodigio no es superdotado, tan sólo destaca en esa materia.

Genio

Son personas que gracias a sus excepcionales capacidades en inteligencia o creatividad, realiza una obra genial y reconocida por la sociedad (como Picasso, Cervantes…). Suelen ser personas superdotadas con unas puntuaciones en los test de inteligencia entre 170-180.

Superdotado

El niño que destaca en muchas áreas del conocimiento humano, cuyo coeficiente intelectual supera los 130 puntos y que posee una gran capacidad creativa y una motivación intrínseca para el aprendizaje.

El niño superdotado llama la atención desde los primeros meses de vida ya que su desarrollo es precoz.

Cuando hay una sospecha por parte de los padres o profesores de la posible superdotación de un niño se debe realizar un estudio para confirmar el diagnóstico y poder ofrecer al niño el mejor soporte y ayuda emocional y escolar. En caso de confirmar que el niño es superdotado se debe adaptar el currículum escolar a sus conocimientos y se puede hacer de varias maneras:

  • Adelantando al niño de curso
  • Haciendo grupos de enriquecimiento con niños con sus mismas capacidades tratando temas de su interés
  • Asistiendo a talleres o actividades extraescolares que sean de interés para el niño: música, arte…
  • Asistiendo a las clases que se realizan en las asociaciones de superdotados

Las características de la superdotación en los primeros años de vida son las siguientes:

  • Sostiene la cabeza y mira fijamente a su alrededor los primeros días de vida
  • Se comunica precozmente
  • Se mantiene de pie a los 6 meses y anda a los 9
  • Dibuja la figura humana con cabeza, tronco y extremidades a los dos años y medio
  • Monta un puzzle de 20 piezas a los dos años y medio
  • Sonríe intencionalmente antes de las 6 semanas de vida
  • Pronuncia sus primeras palabras a los 8 meses y la primera frase al año. A los 24 meses tiene un vocabulario avanzado
  • Mantiene una conversación entre los 18 y 24 meses de edad formando frases complejas. Algunos niños no hablan hasta los 2 años pero cuando lo hacen lo hacen perfectamente sin lengua de trapo
  • Pregunta por nuevas palabras que no conoce a los tres años
  • Tiene interés por las letras y las memoriza
  • Aprende el abecedario a los 2 años y medio
  • Lee entre los 3 y 4 años, sin apenas ayuda
  • Escribe antes de los 5, generalmente en mayúsculas porque el trazo es más fácil
  • A los dos años ya tiene el sentido del tiempo (mañana, tarde y noche) y usa el presente, pasado y futuro
  • Le interesan los números y los memoriza
  • Cuenta hasta 10 a los dos años y medio (concepto de cantidad, no simplemente de carrerilla)
  • Resuelve problemas de sumar y restar hasta 10 a los tres años
  • A los tres años entiende conceptos como: izquierda-derecha, debajo, arriba, delante…
  • Aprende los colores (como mínimo seis) a los 18 meses
  • Conoce los parentescos a los 2 años y medio
  • Sabe leer la hora a los 5 años
  • Es muy creativo e imaginativo
  • Se entretiene y se concentra bien si algo le interesa
  • Le gustan los libros, puzles y el dibujo desde los18 meses
  • Suele jugar con niños mayores que él y le gusta la compañía de los adultos
  • Controla los esfínteres antes de los 2 años
  • Elige su propia ropa a los 2 años y medio
  • Se viste y desviste solo a los 4 años
  • Es un niño muy autónomo
  • Es muy curioso y activo
  • La fase de las preguntas y de los ¿por qué? llega a los dos años
  • Exige mucha atención y necesita muchos estímulos debido a su afán por aprender
  • Es muy sensible a las tensiones familiares y al estado de humor de sus padres
  • Es observador, se da cuenta de pequeños detalles
  • Perfeccionista
  • Sentido de la justicia muy desarrollado
  • Es el líder del grupo
  • En la escuela puede ser el «payaso» de la clase

Es importante saber que muchos mitos entorno al niño superdotado no son ciertos como:

  • El superdotado tiene fracaso escolar: muchos superdotados sacan buenas notas. Si el colegio es consciente del tipo de alumno que tiene puede adaptar el currículum a sus necesidades.
  • El niño superdotado tiene problemas de comunicación: si tiene la posibilidad de relacionarse con compañeros de su mismo nivel no hay ningún tipo de problema

Hay que tener claro que el superdotado es un niño con los mismos miedos y necesidades y, de ninguna manera, un adulto en miniatura. El problema principal que padecen estos niños es la disincronía, es decir, el desequilibrio entre el desarrollo de su inteligencia y del resto de características de su persona o personalidad.

Recuerda que en MAPFRE cuidamos tu bienestar y el de los tuyos, por eso te ofrecemos un Seguro de Salud con las mejores coberturas para que siempre estés protegido ante cualquier patología o enfermedad.

CALCULA TU PRECIO

Dra. Esther Martínez García Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

Publicado por canalSALUD – 1 marzo 2021

Источник: https://www.salud.mapfre.es/salud-familiar/ninos/enfermedades-del-nino/ninos-superdotados/

Problemas de conducta en las altas capacidades

Problemas para los niños superdotados

En este post, vamos a hablar sobre los problemas de conducta en las altas capacidades.

Según Diego Jesús Luque-Parra (2017), uno de los estereotipos que se suelen dar con mayor frecuencia en el alumnado de altas capacidades intelectuales es:  como son “superiores” cognitivamente, no es posible que puedan tener adicionalmente un rendimiento bajo (o incluso fracaso escolar), dificultades de aprendizaje o problemas de conducta en las altas capacidades.

Éste es un hecho que desde el centro Despierta en Boadilla del Monte (Madrid) corroboramos durante las visitas que realizamos a los centros educativos de nuestra comunidad.

Encontrando alumnos detectados que presentan algunos de los problemas de conducta en las altas capacidades anteriormente mencionados; y que, no se atienden por diversos motivos: por falta de tiempo, de ganas, de recursos, de información y/o formación.

Problemas de conducta en las altas capacidades: Características

Aunque existen muchos estudios y artículos sobre las características de los niños y niñas con altas capacidades. Lo cual es excelente para ayudarnos a una correcta detección de éste colectivo. Está demostrado que éste es un grupo heterogéneo y que existen tantas características diferentes como personas.

De hecho existen niños y niñas con altas capacidades con un buen ajuste entre sus capacidades cognitivas y las demás (social, emocional, etc). Pero, en otras ocasiones, se pueden producir desajustes entre la esfera intelectual y las otras facetas de la personalidad. Esto se debe a que su madurez mental va más avanzada que las demás.

Lo que implica que su desarrollo emocional y social no sea como el resto de niños.

Por lo tanto, es obvio que si mi desarrollo no es como los demás. Mis necesidades educativas serán diferentes y si no se abordan se produce frustración, desmotivación, problemas de atención e incluso problemas de conducta en las altas capacidades.

Ya en 1989, Terrasier indicaba que el obligar a un niño con una edad mental y madurez determinada (por encima de la media) a tener que aprender y desarrollarse entre niños cuyo nivel de desarrollo es menor al suyo, provoca la aparición de problemas en el desarrollo, de relación y de identificación con los iguales.

Problemas de conducta en las altas capacidades: El aula

Es más, en ocasiones éste tipo de niños/as son etiquetados negativamente ya que:

  • Corrigen a los docentes
  • Se adelantan a sus explicaciones
  • Su hiperexcitabilidad es a veces molesta en el aula, disminuyendo su atención e incluso en ocasiones dejan tarea sin terminar si ésta les aburre o no se les incentiva continuamente.

Estos problemas de conducta en las altas capacidades, pueden suponer para los docentes una dificultad para su detección y para su adecuación al aula. Especialmente cuando en ésta hay más de 20 niños, e incluso en ocasiones un gran malestar en el aula .

¿Qué es lo que produce los problemas de conducta en las altas capacidades?

Pero exactamente: ¿Qué es lo que produce los problemas de conducta en éstos tipos de niños/as?. Entre muchas de las características de los niños y niñas con altas capacidades (ver dichas características) hay una de ellas en las que nos detendremos con más detalle: LA PREOCUPACIÓN SOCIAL.

Son sensibles a lo que pasa en su entorno, a las injusticias y eso, les lleva en algunas ocasiones, a ser muy críticos con las normas establecidas.

Las cuales no acatarán hasta que dichas normas estén dentro de sus esquemas lógicos (los cuales son subjetivos de cada persona).

Además su excesiva sensibilidad hace que sean más inestables emocionalmente y se produzcan alteraciones emocionales (falta de control de impulsos, intolerancia a la frustración, rebeldía, etc).

Problemas de conducta en las altas capacidades: Tipos

Según Amparo Acereda, profesora asociada del Departamento de Psicología de la Universidad Rovira i Virgili, cuando no se detectan o estimulan las altas capacidades, pueden aparecer problemas de comportamiento en las altas capacidades. Que pueden ser de dos tipos:

– Agresividad: Rebeldía y negativa  a seguir las reglas establecidas, da muestras de violencia verbal y física.

 Pasividad: el niño intenta abstraerse del mundo exterior y se crea un mundo de fantasía sin contacto social. Se muestra reacio a comunicarse con la gente y no se defiende si recibe insultos o le pegan.

Problemas de conducta en las altas capacidades: Preguntas frecuentes

Atendiendo a éstos problemas de conducta en las altas capacidades, como profesionales, docentes o padres, lo primero que podemos observar es en qué contexto se producen esos problemas.

  • ¿Los problemas de conducta en las altas capacidades sólo se producen en casa? Puede deberse a problemas en el seno familiar, celos, llamada de atención, estilo parental pasivo, ausencia de normas o pautas, carencias afectivas o estrés.

Para ello, el programa Despierta Boadilla, al igual que el resto de centros, ofrece Escuela de padres, un entorno en el que formarnos como padres en las áreas que creamos que necesitamos ayuda.

  • ¿Los problemas de conducta en las altas capacidades sólo se dan en el centro escolar? Si es así, se puede deber a un desajuste entre sus necesidades educativas y el currículum ordinario; lo que, le produce aburrimiento, frustración y desmotivación; un deseo por parte del niño de llamar la atención; problemas de relación con los compañeros, actitud crítica hacia el sistema educativo o el profesorado, etc.

También puedes consultar: ¿Cómo aprenden los niños con altas capacidades?

Programa Despierta ofrece formación bonificada a centros escolares, para que adquieran las competencias necesarias (según cada caso) para la correcta detección, intervención y estimulación de éste tipo de alumnado.

  • Si los problemas de conducta en las altas capacidades son generalizados, se recomienda una evaluación psicopedagógica completa para descartar otras patologías. En nuestro centro realizamos evaluaciones piscopedagógicas completas con los últimos instrumentos del mercado y a los mejores precios.

Atendiendo a lo anteriormente mencionado, se considera de suma importancia, el que todos (centros de psicología, educadores y padres) rememos de la mano para establecer con ellos los objetivos a realizar. En cuanto al comportamiento, establecer límites claros. Enseñar pautas sobre cómo se debe o no actuar en diferentes situaciones sociales, técnica de autoinstrucciones y control de impulsos.

Problemas de conducta en las altas capacidades: Consejos para los centros educativos

En concreto, a los centros educativos se aconseja (dentro de las posibilidades de cada institución):

  • Crear un buen clima en el aula. Siendo conscientes de que existen alumnos diferentes y que todos son únicos y maravillosos.
  • Utilizar una metodología flexible y abierta: Aprendizaje por proyectos, por descubrimiento, métodos manipulativos, tecnológicos, aprendizaje cooperativo, etc.
  • Flexibilidad en tiempos y espacios, de manera que cada uno pueda trabajar a su ritmo. Sin ser presionado por el grupo.
  • Promover la comunicación: estimular a que pregunten, a buscar diferentes respuestas, a que se expresen y a buscar entre todos respuestas a mis cuestiones.
  • Tenemos derecho a equivocarnos y no pasa nada. Se motiva y se trabaja la tolerancia a la frustración, no todo es perfecto ni tiene porqué serlo. Comete riesgos y aprende de tus errores.
  • Refuerza y ayuda a todos por igual, tengan o no altas capacidades, todos merecen atención y ayuda. Fomenta su autoestima y equilibra la que esté muy elevada.
  • Observa, estudia y crea tus hipótesis: los problemas de conducta en las altas capacidades no aparecen por magia, analiza qué está pasando y haz cosas nuevas, no te acomodes.
  • Si no tienes formación en altas capacidades fórmate, pero no etiquetes ni entres en valoraciones sobre informes o “cualidades” las cuales puedes tener sesgadas o estereotipadas.

Black Friday en Programa Despierta

De hecho, con la llegada el 24 de Noviembre del Black Friday, en el centro DESPIERTA Boadilla, les ofrecemos los siguientes descuentos para la correcta adecuación de éstos niños:

  • 1h gratuita en nuestro programa extracurricular de altas capacidades.
  • 20% de descuento en evaluaciones psicopedagógicas.
  • 20% de descuento en escuela de padres.

Del mismo modo desde DESPIERTA le abrimos los brazos al sector docente, ofreciendo cualquier servicio y atención que precisen para ayudarles a la correcta atención de éste colectivo, estamos para ayudar a hacer Visible lo Invisible, os esperamos a todos.

Autora: Luisa Rus Vic

Psicóloga Especialista en Altas Capacidades – Programa Despierta Boadilla

Источник: http://programadespierta.es/problemas-de-conducta-en-las-altas-capacidades/

Superdotados: del aburrimiento a los trastornos del aprendizaje

Problemas para los niños superdotados

En los últimos años ha aumentado el número de diagnósticos de Trastornos del aprendizaje y la conducta.

En algunas ocasiones, el TDAH se convierte en la explicación neurocognitiva del fracaso individual a nivel académico, social o laboral.

Pero también se ha observado como, tras su valoración, detrás del TDAH hay personas con altas capacidades intelectuales. A través del siguiente post, vamos a ver la relación entre el TDAH, sus características y los/as niños/as superdotados/as.

¿Qué entendemos por una persona con altas capacidades intelectuales o superdotada?

Las personas con altas capacidades intelectuales o superdotadas, son aquellas que muestran una elevada capacidad de rendimiento en las áreas intelectual, creativa y/o artística. Además, pueden poseer una desusada capacidad de liderazgo o sobresalir en determinadas áreas académicas.

Se trata de una capacidad excepcional por lo que plantea importantes exigencias de recursos, tanto familiares como comunitarios.

Los niños y niñas superdotados/as tienen riesgo de padecer estrés psicosocial, aislamiento o incumplimiento de posibles logros. Precisan servicios y actividades que normalmente no se ofrecen en nuestras escuelas.

Esta alta capacidad puede expresarse de diferentes maneras, las más comunes son las siguientes:

  • Superdotación: capacidad intelectual global por encima del percentil 75 (P75) en todos los ámbitos de la inteligencia.
  • Talento: alta puntuación (P90) en una o varias aptitudes intelectuales, pero no en todas. Puede darse en áreas como el deporte, música, etc.
  • Genio: alta capacidad intelectual, sumada además a una alta creatividad y productividad.

La conducta del niño superdotado: semejanzas y diferencias con el TDAH

En muchas ocasiones, el TDAH se ha convertido en la explicación al mal rendimiento académico.

Además, la conducta de las personas superdotadas en clase, plantea similitudes con el TDAH. Estos niños/as, pueden aburrirse por su alto nivel cognitivo.

Este es uno de los motivos por los que cada vez acuden más niños/as superdotados/as a las consultas neurológicas.

El perfil de estos pacientes corresponde a un niño/a que no muestra atención. Inicia muchos proyectos pero no los termina, pueden considerarlos irrelevantes.

Además son desorganizados y pierden los trabajos.

En lo que afecta a su conducta, les cuesta restringir su deseo de hablar, cuestionan las normas e incluso pueden plantear conflictos con alguna autoridad (profesorado, etc.).

Las personas con TDAH no son capaces de explicar ni su falta de atención ni su conducta. En cambio los superdotados, sí. Estos problemas del aprendizaje y los comportamientos disruptivos, no se manifiestan en todas las situaciones o ambientes.

Aunque parece evidente, no siempre es tan fácil el diagnóstico diferencial del TDAH versus altas capacidades intelectuales. El diagnóstico de TDAH, no es incompatible con un elevado nivel cognitivo. En estos casos nos encontramos con lo que se denomina un alumno/a doblemente excepcional. 

La situación actual de las personas superdotadas

Según las estadísticas, el 70% de los alumnos superdotados tienen un bajo rendimiento escolar, de los que entre un 30-50% termina en fracaso escolar. Las causas de este trastorno están condicionadas por diferentes factores. 

El factor más importante depende de las propias características de estas personas. Son personas muy perfeccionistas y con miedo al fracaso. Además, su nivel cognitivo y la facilidad que tienen por aprender, puede llevarles al aburrimiento y la desmotivación.

También los niños/as con altas capacidades pueden asociar otros trastornos como TDAH, TEA, trastornos de conducta o trastornos del estado del ánimo. Esto pueden condicionar un rendimiento académico inferior al esperado para su nivel cognitivo.

El número de casos identificados en España es inferior al que muestran las estadísticas internacionales. Un motivo es el desconocimiento por parte de los profesionales que tratan con niños/as.

La consecuencia inmediata es una falta de medidas y la adaptación curricular pertinente para evitar el fracaso escolar.

Otras veces y a pesar se estar correctamente identificados, existe una ausencia de un tratamiento psicopedagógico apropiado.

Hoy en día se sigue trabajando en el estudio de niños y niñas superdotados/as, así como en las medidas educativas apropiadas. Aunque estas están presentes en la legislación, la realidad es otra bien diferente. 

Estos/as niños/as deben considerarse personas con riesgo neuropsicológico. Es importante identificarlas y establecer las medidas psicoeducativas apropiadas de manera temprana. La clave está en anticiparse y evitar posibles problemas en el ámbito personal, social y académico que les puedan surgir.

En este sentido, en Neural te podemos ayudar.

Solicita una primera vista para que valoremos tu caso.

Источник: https://neural.es/superdotados-del-aburrimiento-a-los-trastornos-del-aprendizaje/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: