¿Puede un niño usar pasta de dientes para mayores?

¿Cuanto flúor tiene que llevar la pasta de dientes para niños?

¿Puede un niño usar pasta de dientes para mayores?

“No os lo traguéis”, insistían. Y siempre nos quedábamos dudando y preguntándonos cómo era posible que el flúor fuera tan bueno para nuestros dientes pero tan malo para nuestro estómago.

Pues bien, la razón es que el flúor en contacto con los dientes es un excelente elemento protector, y en efecto evita las caries, pero consumido en cantidades superiores a las recomendadas cuando los dientes se están formando puede producir lo que se conoce como fluorosis, que es una afectación de la maduración del esmalte que provoca manchas en los dientes y, si el consumo es elevado, puede llegar a afectar incluso a los huesos, haciendo que sean más frágiles. ¿En qué quedamos entonces, usamos pastas con flúor o sin él? ¿O les limpiamos los dientes sin pasta como recomiendan muchos pediatras?

El flúor en el agua

Desde hace décadas al agua de consumo público se le añade flúor porque en su momento se vio que las poblaciones con más flúor en el agua sufrían menos caries. Se optó por hacerlo de manera global y toda aquella persona que beba agua del grifo y cocine con ella está consumiendo cada día un poquito de flúor para prevenir las caries, niños incluidos.

Ahora bien, se ha visto que aunque es una medida útil, los mejores resultados se dan cuando el flúor entra en contacto directo con los dientes, más que cuando se consume, y por eso es tan importante que los dientes de los niños se laven con pastas dentífricas con flúor.

¿No deberían entonces eliminar el flúor del agua? En realidad no, porque la cantidad que lleva el agua potable ya está ajustada a un nivel seguro que no permita la fluorosis de los niños pero que les ayude a prevenir las caries (y a los adultos también). Tanto la European Academy of Paediatric Dentistry (EAPD) como la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP) están de acuerdo con que se siga realizando la fluoración del agua como método de salud comunitaria.

El flúor en la pasta de dientes

Dado que, como hemos dicho, la mejor manera de prevenir las caries es que la pasta de dientes tenga flúor, las últimas recomendaciones dicen que debemos utilizar el flúor desde la aparición del primer diente en un bebé. Antiguamente se hablaba del momento en que aparecía la primera muela, pero se ha visto que por entonces ya hay bebés con problemas en los incisivos y por eso el uso de flúor se ha adelantado.

En el mercado pueden encontrarse pastas para niños con una fluoración baja. Se hacen así precisamente para que, en caso de que el bebé se la trague, no haya peligro. Sin embargo, se ha visto que no sirven para prevenir las caries y que es mejor usar poca pasta con una cantidad de flúor considerable que una mayor cantidad con poca concentración de flúor.

Por eso en los niños menores de 3 años , tal y como recomienda el gobierno de Reino Unido y comentamos hace unas semanas aquí, hay que utilizar una pasta que contenga 1000-1450 ppm de flúor y poner una cantidad ínfima en el cepillo de dientes: la cantidad suficiente para “pintar” el diente con ella (pintar, no recubrir), que vendría a ser algo así como “manchar” el cepillo dental con un poco de pasta y aplicar ese poquito al diente. En niños pequeños, todavía bebés, se recomienda que los padres limpien sus dientes con una gasa humedecida o un dedal. En niños más grandes, conviene usar cepillos de dientes para niños con cabezal pequeño y cerdas suaves y usar pastas dentífricas que contengan 1000-1450 ppm de flúor.

A partir de ese momento, y cuando veamos que es posible que lo hagan, enseñarles a escupir la pasta para que no se la traguen, pues aunque luego no les enjuaguemos, tal y como se recomienda, la saliva y la pasta siempre generarán un poco de espuma que pueden tragar.

Mientras tanto, seguiremos adaptando la cantidad de pasta a esa capacidad de escupir después, y por eso a partir de los 3 años, aunque se recomienda que la pasta sea de 1.350 a 1.500 ppm de flúor, la cantidad de pasta en el cepillo debe ser la equivalente al tamaño de una lenteja y, como mucho, al de un guisante.

Hasta los 7 años, por el riesgo de tragar la pasta, por el riesgo de que se pongan demasiada en el cepillo y por el riesgo de que se cepillen mal, es recomendable que supervisemos el cepillado de los niños.

Cuando son más pequeños seremos nosotros quienes lo hagamos, porque un niño pequeño puede cepillarse realmente mal y que pensemos que con eso ya vale, y cuando son más mayores solo debemos verificar que lo estén haciendo bien.

¿Y si el niño tiene un riesgo alto de caries?

Algunos niños no tienen suficiente con las recomendaciones que acabamos de explicar y requieren de tratamientos con más flúor. Para casos así existen los enjuagues (como los que hacíamos de pequeños en el colegio), geles y barnices.

Estos últimos tienen como misión adherir el flúor directamente en los dientes, pero a concentraciones mucho más altas que con la pasta.

Son de uso profesional y es el dentista quien debe realizar el tratamiento para minimizar el riesgo de que el niño trague parte del gel o barniz.

Pero no solo debemos visitarle para estos tratamientos, sino también para controlar la correcta evolución de los dientes temporales y luego de los definitivos.

Por eso lo ideal es ir por primera vez en el primer año de vida del bebé y visitar al odontopediatra con una periodicidad de 6 meses.

De este modo irá ajustando la cantidad de flúor que necesita el niño o niña y llevará a cabo algún sistema de fluoración extraordinario, como los comentados, en caso de que lo considere oportuno.

Источник: https://muysaludable.sanitas.es/salud/dental/cuanto-fluor-tiene-que-llevar-la-pasta-de-los-ninos/

Pasta de dientes para niños ¿Cuál es la mejor para comprar en 2021?

¿Puede un niño usar pasta de dientes para mayores?

Mi pequeña Andrea ya tiene su primer año y casi todos los dientes principales, inicialmente sólo se los limpiaba con el cepillo de cerdas muy suaves, pero el pediatra me ha dicho que debo conseguirle la mejor pasta de dientes para niños disponible.

Me dijo que, a medida que van saliendo sus dientes, es necesario no sólo cuidarlos sino incentivar en los niños los hábitos de salud e higiene bucal.

Como es tan chica, también debo buscar algo que no sea de textura o sabor desagradable.

¿Cuál es la mejor pasta de dientes para niños?

No es fácil elegir un dentífrico bueno que se amolde al gusto de los hijos, pero, una buena pasta dental debe venir sin surfactantes y sin aditivos.

Seguramente en la oferta encontraréis más de un producto económico útil a vuestros propósitos, pero si tenéis dudas esta lista puede seros de ayuda:

Aqui tienes el listado con las mejores pastas de dientes para niños:

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Práctico y libre de aditivos

Cuidar los dientes de los niños es sencillo con esta crema de dientes. Viene sin aditivos y conservantes, es libre de gluten y, además, es fácil de usar para las manos chicas.

Viene con sabor agradable al paladar de los chicos y es ideal para fomentar hábitos de higiene bucal.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Agradable sabor

En caso de tener en casa un chico que odie el sabor de la pasta dental tradicional, probar con esta es una buena opción

Es libre de flúor, viene con sabor agradable sin edulcorantes y está más que recomendada para combatir la caries dental de los más chicos de casa.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Dotado con pequeño cepillo de mango grueso y de cerdas suaves, el limpiador de la marca NUK es lo adecuado para la limpieza de dientes de niños pequeños.

Es fácil de usar y viene sin fluoruro, el gel limpiador que funciona como pasta dental tiene agradable sabor para los niños.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Certificado Kosher

Fabricado con un delicioso sabor a naranja, este dentífrico es muy idóneo para la limpieza bucal de los niños desde los 6 años en adelante.

Se trata de un producto sin parabenos, gluten o colorantes artificiales, protege los dientes y viene con certificación Kosher. Es pequeño y de manipulación sencilla.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Deliciosa y natural

Buscar en el mercado un dentífrico lo suficientemente agradable para que los chicos no eviten hacerse su limpieza dental no es un problema con esta pasta dental, viene en diversos sabores y es tan sabrosa que hay que esconderla de los niños.

Es orgánica, libre de agentes nocivos y natural.

Clínicamente probado

Especialmente creado para niños desde 3 años en adelante, esta pasta tiene un agradable y suave sabor a menta, adecuado para los niños.

Hace una limpieza suave de la boca de los niños y tiene un nivel de fluoruro más bajo si se hace una comparativa con dentífricos de adultos.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Fortalece el esmalte

Hecha con vitaminas A y E, así como extractos activos de calcio, esta pasta dental sin flúor es muy adecuada para niños, porque limpia y cuida los dientes de las caries con un rico sabor a chicle de fresa.

No contiene edulcorantes, parabenos, triclosán o menta y fortalece el esmalte.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Dermatológicamente probado

Si hay un dentífrico que organiza y normaliza los hábitos de higiene bucal de los niños es este de Lavera. Protegerá el esmalte y los dientes de la caries a mientras que hace una limpieza suave y profunda a la vez.

Es un producto vegano, libre de silicona y flúor.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Limpieza suave y delicada

Creada con ingredientes naturales, entre ellos caléndula, este gel ayuda a los más chiquitos a desarrollar buenos hábitos de limpieza bucal. Limpia eficientemente encías y dientes y alivia dolores en la zona.

No tiene edulcorantes y conservantes. Es una buena opción para comprar porque su sabor agrada a los niños.

¡VER PRECIO EN AMAZON!

Combate la caries

Ideal para niños desde los dos años de edad, esta pasta es ideal para esos pequeños que no toleran la textura pastosa de las cremas y que odian el sabor a menta.

Está indicado para los pequeños que desarrollan aftas en la boca. Combate la caries y limpia los dientes.

¿Qué es una pasta dental para niños?

Debido a la sensibilidad de las encías y los dientes de los niños, la pasta dental para ellos es un producto que tiene elementos químicos que ayudan a mantener sus dientes limpios y sanos sin causar daños en la salud del pequeño. Si el niño tiene menos de 3 años, los expertos sugieren pasta dental 1000 ppm y no más de eso. De 3 a 6 años puede llegar a 1500 ppm y de los 7 años en adelante 1350 ppm con fluoruro.

¿Qué considerar al elegir una pasta de dientes para niños?

Hay una serie de factores a tener en cuenta antes de llevaros a casa este producto para el uso de los hijos, no es sólo decidiros por uno barato o caro, sino por ingredientes que hacen bien a los dientes y salud del niño, por eso, debéis aseguraros de que el producto sea:

Libre de flúor

Este elemento, por lo general, ya está en el agua así que no conviene tenerlo también en el dentífrico. Además, el flúor no es bueno para chicos muy pequeños.

Sin aditivos

Fragancias, colores, sabores artificiales son elementos químicos que pueden molestar al niño y no aportan nada a la salud bucal del pequeño.

Gran sabor

Este elemento es esencial, los niños pequeños usualmente no saben escupir, así que, durante sus primeros cepillados, en lugar de eso es probable que se trague la crema, de manera que algo muy fuerte o que le produzca náuseas no es lo ideal. En la oferta hay mogollón de cremas dentales sin sabor y otras con deliciosos sabores a frutas y a chicle.

Abrasivo suave

Esto es importante porque las pastas dentales infantiles buscan cuidar de las caries y proteger el sensible esmalte de los dientes de leche sin irritar, los abrasivos del producto deben ser tan suaves como el elemento a limpiar. Por otro lado, las pastas dentales de adultos tienen abrasivos más fuertes para eliminar manchas difíciles.

Источник: https://www.toolea.com/mejores-pastas-de-dientes/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: