¿Qué es bueno para el dolor de oídos en niños?

Cómo aliviar el dolor de oído con remedios caseros

¿Qué es bueno para el dolor de oídos en niños?

Muchas son las causas que pueden provocar un dolor de oído. Desde una otitis a una alergia, pasando por una artritis en la mandíbula, problemas en el tímpano, un resfriado o un exceso de cera en el conducto auditivo.

 Lo cierto es que el dolor de oído es algo que resulta muy molesto y que incluso impide que podamos conciliar el sueño. Es por eso que, llegados a una situación como esta, podemos acudir a unos trucos y remedios caseros.

Remedios que al menos nos sirvan para paliar un poco el dolor antes de acudir a un especialista médico.

El dolor de oído suele ser uno de los problemas más molestos. Sobre todo si se trata de una otitis o quien padece la infección es un niño.

 Debemos acudir al especialista si dicho dolor no remite en 2-3 días o si surgen otros síntomas como fiebre, mareos y dolor de cabeza.

No obstante, hoy te mostramos cómo aliviar el dolor de oido con una serie de remedios caseros efectivos.

1. Compresas tibias

Una compresa tibia en el oído desprende calor suficiente con el que aumentar la circulación en la oreja. Esto nos ayudará a descongestionar el oído, sobre todo entre los niños. La compresa limpia y caliente la podemos colocar en el oído unos 5-10 minutos para calmar un poco el dolor por las noches.

Si no tenemos una compresa tibia, podemos usar una bolsa de hielo. Pero siempre trataremos de alternar temperaturas.

2. Jengibre

El jengibre cuenta con propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Estas permiten aliviar ciertos dolores, entre ellos los del oído. Para ello, cortamos de la raíz de un jengibre un palito de unos 2 centímetros. En el lateral del palito hacemos pequeños cortes y lo introducimos en el oído durante unos 10 minutos.

3. Aceite de ajo

El ajo posee propiedades analgésicas que calman el dolor de oído. En este caso, trituramos un diente de ajo y lo colocamos en un pequeño recipiente con dos cucharadas de aceite de sésamo. Después, colocamos el recipiente en el microondas unos 2-3 minutos. Por último, colamos la mezcla y aplicamos 2-3 gotas en el oído que nos duele.

4. Aceite de oliva

Otro aceite que calma el dolor de oído es el aceite de oliva. Colocar unas gotas de este tipo de aceite en el oído es uno de los remedios caseros más eficaces y populares. No obstante, debemos medir antes con un termómetro que el aceite no esté más caliente que nuestra temperatura corporal.

5. Manzanilla

El efecto relajante y descongestionante de la manzanilla facilita la salida de las secreciones de la nariz y el oído. Podemos, en primer lugar, colocar unas gotas de aceite esencial de manzanilla en un recipiente con agua hirviendo. Luego nos tapamos la cabeza con una toalla e inhalamos el vapor, que ayudará a hidratar los canales que conectan la nariz al oído.

6. Gotas naturopáticas

Las gotas naturopáticas son aquellas que están hechas con extractos de hierbas. Un reciente estudio encontró que las gotas que contienen extractos de hierbas con base de aceite de oliva pueden ser tan efectivas o incluso mejores que las gotas para los oídos de venta libre tradicionales.

7. Agua oxigenada

El agua oxigenada es otro de los remedios más habituales para aliviar el dolor de oído. Tan solo tenemos que colocar varias gotas de este líquido en el oído afectado. Tras esto, dejamos reposar dentro del oído unos minutos. Por último, enjuagamos el oído con agua limpia y destilada para drenarlo.

8. Chicle

Cuando mascamos un chicle, estamos masajeando los músculos que se hallan alrededor del oído y abrimos las trompas de Eustaquio. Estas trompas son unos pequeños tubos que conectan el oído y la garganta. Este masaje nos ayudará a retirar las secreciones que se acumulan en el oído y que pueden ser las causantes del dolor.

Posición de la cabeza y ejercicios con el cuello

El dolor de oído se manifiesta más intenso por las noches. Para dormir, lo mejor es hacerlo con el oído afectado levantado en lugar de presionarlo contra la almohada. También podemos dormir con la cabeza elevada utilizando una serie de almohadas extras. Ambos remedios nos ayudarán a drenar mejor el oído.

Por último, ciertos ejercicios de rotación del cuello nos ayudarán a aliviar la presión del canal auditivo. Para ello, nos sentamos en posición recta con los dos pies apoyados en el suelo.

 A continuación, y lentamente, rotamos el cuello y la cabeza a la derecha hasta que esté paralela con el hombro. Luego, rotamos la cabeza hacia el otro lado hasta colocarla paralela con el hombro izquierdo.

 El siguiente paso será levantar los hombros tan alto como si tratáramos de cubrir los oídos con ellos.

Estos ejercicios hay que realizarlos de forma lenta, repitiendo todas las mañanas al levantarnos.

Источник: https://www.elespanol.com/como/aliviar-dolor-oido-remedios-caseros/484202034_0.html

Dolor de oído en bebés y niños. ¿Qué podemos hacer? — Mejor con Salud

¿Qué es bueno para el dolor de oídos en niños?

El dolor de oído en bebés y niños es uno de las molestias más comunes en los pequeños de la casa. Su salud es delicada y, debido a su fragilidad, sus dolencias generan inquietud.

En este sentido, las familias se interesan cada día en opciones naturales alternativas para aliviar las molestias. No obstante, cuando este problema aparece, lo mejor es llevarlos al médico.

Puede ser un síntoma de un problema serio, por lo que su pediatra debe estar al corriente de lo que le sucede. Dicho esto y bajo previa aprobación médica, hay algunos remedios eficaces para aplicar cuando se presenta esta condición en los pequeños.

Cómo prevenir el dolor de oído en bebés y niños

Los niños suelen encontrarse con esta dificultad en su crecimiento. Sus órganos están formándose aún; por lo que se resienten. En especial, los más externos, como los oídos, los ojos, o la garganta.

No obstante, para prevenir este problema, presentamos una serie de consejos que conviene tener en cuenta. De esta forma, conseguiremos crear una rutina de higiene diaria que evitará crear complicaciones. ¡Apunta!

1. Sustituye los bastoncillos por los espráis

Algunas personas han crecido con ellos en el armario del cuarto de baño. Sin embargo, lejos de lo que se suele pensar, los bastoncillos pueden empeorar el problema de la acumulación de cera.

Cuando los usamos, como bien indica un artículo publicado en 2013 por la Revista Enfermería del Trabajo, la empujamos; de forma que favorecemos la producción del problema.

Por otra parte, también es posible que originemos una lesión si hurgamos en exceso. Corremos el riesgo de llegar demasiado adentro, y dañar o rasgar la zona. En este sentido, lo más útil y seguro son los espráis naturales que tienes disponibles en el mercado.

Ver también: ¿Porqué nuestros oídos producen cera? ¿Cómo lo hacen? 

2. Limpia las fosas nasales a diario

El exceso de mucosa en la nariz tiende a provocar dolor de oído en bebés y niños; ya que los conductos están demasiado cercanos. Las consecuencias pueden ir desde una inflamación a una infección.

Por tanto, recomendamos que limpies sus fosas nasales con regularidad. Para hacerlo, basta con usar agua del mar o suero fisiológico empleando, si quieres, una jeringuilla.

3. Evita que entre agua en el oído

El agua también daña el oído en algunos casos. En consecuencia, surge hinchazón u otros problemas.

Si has detectado esta sensibilidad en el más pequeño, lo mejor es que lo bañes con tapones especiales para ellos.

Remedios caseros para el dolor de oído en bebés y niños

Esta vez, daremos una serie de consejos y remedios caseros para prevenir y aliviar el dolor de oído en bebés y niños. Pero hay que recordar que lo más importante es saber cómo protegerlos y ayudarlos contra esta molestia.

Para ello, se debe realizar con anterioridad una consulta médica.

Una gota de ajo en el oído

En este espacio y, siguiendo los consejos proporcionados por el audiólogo Carlos Torres, somos defensores del ajo; ya que es antibiótico natural.

Preparación

  • Para prepararlo, machacamos uno o dos ajos y nos quedamos con el líquido resultante.
  • Tomamos una gota del mismo con un dosificador y lo aplicamos en el oído medio del pequeño.

Zumo de cebolla

Según avala un estudio publicado en 2014 por el Archivo de Plantas, la cebolla se utiliza como antibiótico y antiinflamatorio en los dolores de oído porque, entre sus componentes, está la vitamina C.

Una gota de aceite de oliva para el picor

Si un niño presenta una lesión auditiva o una infección, lo mejor es no utilizar este remedio. Tal y como explica un estudio desarrollado por varios investigadores de la Universidad de Tel Aviv (Israel), solo se recomienda para el picor producido por la acumulación de cera y, por supuesto, con previa revisión médica.

  • El procedimiento no puede ser más sencillo. Consiste en introducir una gota de aceite con un cuentagotas.
  • También es posible recurrir al aceite de almendras en el mismo caso.

Dos gotas de agua de jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias. Para el dolor de oído en los bebés y los niños, se indica que se use la infusión.

Hay saquitos convencionales en tiendas especializadas, pero también está la posibilidad de prepararla con la planta.

Preparación

  • Si vamos a preparar la infusión con la planta, cortaremos un trozo de raíz de jengibre fresca.
  • Luego, pelaremos el jengibre y lo cortaremos en rodajas.
  • Pondremos agua a hervir, y antes de que hierva, añadiremos el jengibre y apagaremos el fuego.
  • Taparemos y dejaremos reposar 10 minutos.
  • Una vez que esté lista, esperaremos a que se enfríe y, con ayuda de un gotero o similar, pondremos dos gotas en la zona y empezaremos a sentir mejoría.

Otros tips para aliviar el dolor de oído en bebés y niños

En el siguiente vídeo se muestran otros dos tips que pueden ayudar con la molestia que los pequeños pueden sentir al presentarse este problema. Échale un vistazo.

En líneas generales, aunque no suele ser un problema grave, es bueno que un doctor especialista revise al bebé cuando tenga dolor de oídos. Cuanto antes se detecten enfermedades o dificultades en el desarrollo de un niño, antes podemos solucionarlo.

Asimismo, creemos que es interesante conocer y recuperar remedios caseros a base de productos naturales; ya que estos son menos agresivos que los químicos y apenas provocan efectos secundarios. Pero, en cualquier caso, es vital la opinión de un especialista antes de usarlos porque no pretenden sustituir en ningún caso a un tratamiento recetado.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/dolor-oido-bebes-ninos-podemos/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: