¿Qué es un embarazo bioquímico?

El embarazo bioquímico: diagnóstico, causas y síntomas

¿Qué es un embarazo bioquímico?

Un embarazo bioquímico se define como la interrupción temprana del desarrollo embrionario y posterior bajada de la menstruación. También se conoce como aborto bioquímico o microaborto.

En todos los casos el espermatozoide llega a fecundar el óvulo, se forma el embrión y se desarrolla hasta el día 6, momento en el cual tiene lugar la implantación embrionaria en el útero.

Es entonces cuando se empieza a sintetizar la hormona beta-hCG (gonadotropina coriónica humana) que se cuantifica en una prueba de embarazo.

Por esta razón, la prueba sale positiva aunque no haya embarazo evolutivo.

El aborto bioquímico puede darse después de un embarazo natural o tras un tratamiento de fecundación in vitro (FIV). En ambos casos, los síntomas del microaborto son los mismos.

Muchas mujeres creen erróneamente que el embarazo bioquímico es consecuencia de un tratamiento de fertilidad porque se suele detectar en la clínica al hacer la prueba de embarazo en sangre.

Sin embargo, la realidad es que la tasa de aborto bioquímico después de una FIV es del 8% aproximadamente.

Por ello, podemos concluir que el microaborto ocurre de forma natural con la misma frecuencia que en la FIV. Lo que ocurre es que la mayoría de veces pasa desapercibido y se confunde con una simple menstruación.

Se sabe que ha tenido lugar un embarazo bioquímico cuando la prueba de embarazo ha sido positiva y, pasados unos días, la cantidad de beta-hCG no aumenta de forma exponencial como debería.

Evolución de la beta hCG en un embarazo bioquímico

Los valores muy bajos o que no aumentan con el tiempo de la hormona beta-hCG suelen indicar un embarazo bioquímico.

Este tipo de pérdidas gestacionales son tan tempranas que el embarazo no se puede observar mediante ecografía. Es difícil saber exactamente las causas que han provocado la detención del desarrollo embrionario y el aborto, debido básicamente a que los restos embrionarios son eliminados con la regla y no pueden ser analizados.

Las posibles explicaciones se comentan a continuación:

  • Embrión con alteraciones genéticas después de su fecundación.
  • Posibles alteraciones genéticas en el óvulo o espermatozoide de los progenitores.
  • Estilos de vida de los padres poco saludables: tabaco, alcohol, mucho estrés, etc.
  • Anomalías anatómicas en el útero de la madre.
  • Problemas hormonales
  • Infecciones

Se recomienda no intentar buscar una causa y caer en la frustración. Algunos embriones simplemente son incapaces de evolucionar, sin que esto afecte a la capacidad reproductiva de la pareja.

Hay que ser positivos y pensar que al menos se ha conseguido la fecundación del óvulo y la implantación del embrión en el útero.

Síntomas del microaborto

Debido al escaso tiempo de gestación, apenas se tienen síntomas en un embarazo bioquímico. Algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Dolor abdominal similar a una regla
  • Sangrado vaginal rojo brillante
  • Expulsión de coágulos con la menstruación
  • Pequeñas contracciones y dolor de espalda.

Una vez diagnosticado el embarazo bioquímico, no se requiere medicación específica ni realizar un legrado. La menstruación suele bajar, aunque sea con retraso, y los ciclos menstruales siguen desarrollándose de forma normal.

La principal duda de las parejas que han pasado por esta situación es cómo afectará a su fertilidad y cuánto tiempo deben esperar para volver a intentarlo.

Un embarazo bioquímico no disminuye las posibilidades de lograr una gestación de nuevo. Igualmente, las tasas de éxito en un ciclo de fertilidad no se ven disminuidas, sino que en próximos intentos es más probable que se logre el embarazo.

Nuevo embarazo después de un aborto bioquímico

A pesar de que los pronósticos son buenos, es inevitable que muchos pacientes tengan la sensación de pérdida y se sientan derrotados. Por esto, es recomendable hablar con el médico para conocer todas las implicaciones reales que tiene el embarazo bioquímico y seguir luchando hasta conseguir el objetivo: un bebé sano en casa.

Entrevista al Dr. Gorka Barrenetxea

En el siguiente vídeo, el Dr. Gorka Barrenetxea, especialista en Ginecología y Obstetricia, nos describe en qué consiste un embarazo bioquímico en detalle.

Preguntas de los usuarios

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El aborto bioquímico supone una pérdida temprana del embarazo. El embrión detiene su desarrollo a los pocos días de implantar en el útero y la mujer experimenta un sangrado similar a la menstruación.

Las causas de estos abortos tempranos suelen ser las alteraciones genéticas en los embriones, las malformaciones uterinas, las alteraciones hormonales y las infecciones en el tracto reproductor femenino.

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En general, el ciclo menstrual de la mujer se reanuda de manera normal después de 1 o 2 semanas del aborto bioquímico. Sin embargo, esto va a depender del nivel de beta-hCG y progesterona en la sangre. Para que el ciclo menstrual se reanude y tenga lugar la ovulación, estos niveles hormonales deben descender de nuevo a valores basales.

¿Cuánto se debe esperar para un nuevo embarazo después de un microaborto?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Esto va a depender de cada persona, de su situación emocional y de las posibles causas que hayan dado lugar al aborto. Si el ciclo menstrual se reanuda de manera normal, se puede intentar un nuevo embarazo pasadas dos menstruaciones. En cualquier caso, lo más recomendable es consultarlo con el médico y seguir sus indicaciones.

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Después de un embarazo bioquímico, la menstruación suele venir con unos días de retraso que pueden prolongarse hasta una o dos semanas. Esta es la razón por la que muchas mujeres no saben que han sufrido un aborto: porque la mayoría de veces suelen ser muy pocos días de retraso.

¿Cómo saber si he tenido un microaborto o una regla normal?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En general no hay manera de diferenciar esto porque la menstruación suele ser igual después de un microaborto.

Puede ocurrir que venga con retraso o un poco más abundante, pero no es tan significativo como para reconocer que has tenido un aborto bioquímico.

Las mujeres que saben que han sufrido un microaborto son aquellas que previamente habían obtenido un test de embarazo positivo.

Lectura recomendada

Hemos comentado que para el diagnóstico de un embarazo bioquímico es necesario realizar un test de embarazo en sangre para cuantificar el nivel de la hormona beta-hCG. Puedes seguir leyendo sobre esto en el siguiente enlace: Valores de beta hCG.

Existen otros tipos de aborto durante el primer trimestre de embarazo, conocidos como abortos espontáneos. Para ver los tipos que existen, sus causas y consecuencias, puedes pinchar en el siguiente enlace: El aborto espontáneo.

La betaespera es el periodo de tiempo después de una FIV hasta que la mujer se realiza la prueba de embarazo. Puedes saber más sobre esto en el siguiente artículo: ¿Qué es la betaespera?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/embarazo-bioquimico/

¿Qué es el aborto bioquímico? ¿Cuáles son las causas y síntomas?

¿Qué es un embarazo bioquímico?

El aborto bioquímico, también conocido como embarazo bioquímico o microaborto, se produce cuando ha habido implantación del embrión pero no desarrollo embrionario posterior, lo cual lleva a la pérdida del embarazo. Esto puede ocurrir tanto de forma natural como tras una inseminación artificial o una fecundación in vitro (FIV).

En estos casos, el test de embarazo resulta positivo en un primer momento, ya que hay aumento de la beta-hCG. Sin embargo, el nivel de la hormona beta hCG desciende pasados unos días y se obtiene un resultado negativo en la prueba de embarazo.

Por ello, lo más importante para considerar que el embarazo es evolutivo es que el valor de la hormona beta hCG se vaya duplicando cada dos días.

Algunos profesionales nombran a esta situación embarazo, mientras que otros la califican de aborto. Ambas formas son adecuadas: estamos ante un embarazo porque ha habido implantación en el endometrio (capa uterina) y este hecho marca el inicio de la gestación. Sin embargo, el desarrollo embrionario se detiene y es lo que definimos como aborto.

Cuando ocurre un embarazo bioquímico, el test puede resultar positivo en un primer momento, ya que el nivel de beta-hCG ha aumentado como consecuencia de la implantación embrionaria. Pasados los días, el valor de la hormona hCG no se duplica cada 48 horas, sino que desciende hasta dar lugar a una prueba de embarazo negativa.

Implantación del embrión y posterior detención de su desarrollo

Un nivel bajo de hormona beta-hCG en el test de embarazo puede hacernos sospechar que se va a producir el aborto bioquímico. En ese caso, será necesario repetir la prueba y estudiar la evolución embrionaria para determinar si la gestación prosigue o si, por el contrario, se ha producido un microaborto.

Causas del microaborto

Las causas exactas por las que se produce el embarazo bioquímico no se conocen todavía. Es muy difícil saber qué ha ocasionado que el embrión, que había conseguido implantar, finalmente detenga su crecimiento y acabe desprendiéndose del endometrio.

No obstante, existen algunas explicaciones que podrían ser la causa de un aborto bioquímico:

  • Alteraciones genéticas en el embrión o en los gametos.
  • Anomalías uterinas.
  • Problemas hormonales.
  • Infecciones.
  • Estilo de vida poco saludable.

Posibles causas del embarazo bioquímico

Cabe destacar que la mayoría de especialistas recomiendan no buscar la posible causa del aborto bioquímico, ya que esto podría llevar a los pacientes a una frustración intensa.

Un microaborto no suele manifestar síntomas destacados debido al poco tiempo de gestación. Sin embargo, algunas mujeres describen manifestaciones clínicas como los que se comentan a continuación:

  • Dolor abdominal.
  • Sangrado vaginal.
  • Expulsión de coágulos.
  • Dolor de espalda.
  • Pequeñas contracciones.

Manifestaciones clínicas del embarazo bioquímico

Generalmente, no es necesario dar medicación ni realizar un legrado una vez diagnosticado un aborto bioquímico, pues la pérdida gestacional es muy temprana como ya se ha comentado anteriormente.

Pese a que un embarazo bioquímico es una mala noticia para cualquier persona, es importante saber que no afecta en el pronóstico de un futuro embarazo. Es más: si se ha llegado a un aborto bioquímico hay una serie de barreras que se han cruzado:

  • Existe fecundación, es decir, óvulo y espermatozoides son compatibles, pues han sido capaces de fusionarse.
  • El embrión es capaz de alcanzar el estadio de blastocisto (estadio necesario para implantar en el útero).
  • El endometrio tiene el grosor adecuado para que se produzca la implantación.
  • Existe interacción entre embrión y endometrio.

¿Embrazo después de un microaborto?

Desde el punto de vista de la inseminación artificial y la FIV, a pesar de la sensación de decepción, no debemos considerar esta situación como un aborto o una pérdida del embarazo, sino simplemente como un tratamiento que, aunque no ha salido bien, ha estado cerca del éxito.

En cualquier caso, el impacto emocional ante la noticia de un test de embarazo positivo que, finalmente, no termina en gestación es muy duro para los pacientes.

Por ello, es fundamental que, antes de iniciar el tratamiento, los futuros padres estén informados de la posibilidad de que se produzca un aborto bioquímico.

Además, siempre se recomienda esperar un tiempo hasta que los futuros padres se encuentre con los ánimos suficientes de afrontar una nueva gestación.

Del mismo modo que ocurre en ciclos de FIV propios, el aborto bioquímico es algo que puede aparecer también en tratamientos de gestación subrogada.

Cuando la gestante, conocida popularmente como madre de alquiler o madre subrogada, se somete a la transferencia embrionaria, tanto ella como los futuros padres esperan que el embarazo sea evolutivo. Sin embargo, es posible que el o los embriones transferidos consigan implantar, pero no evolucionen favorablemente. Esto llevaría a la situación de microaborto.

Obtener una beta baja o la llegada de sangrado menstrual puede hacernos sospechar que se ha producido un embarazo bioquímico. No obstante, es importante que la gestante reciba la confirmación por parte de un médico especialista.

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: