Qué hacer cuando estás embarazada

Contents
  1. 30 cosas que deberías hacer durante el embarazo
  2. 1. Permanecer en la cama todo un día
  3. 2. Ser un poco egoísta
  4. 3. Decir que sí a un plan espontáneo
  5. 4. Salir a tomar algo (sin alcohol, claro)
  6. 5. Disfrutar de las noches en pareja
  7. 6. Aprovechar para dormir largo y tendido
  8. 7. Ir a un parque de atracciones
  9. 8. Aprovechar para ir al cine 
  10. 9. Ser la reina del mando a distancia
  11. 10. Tener más sexo
  12. 11. Tener sexo en lugares inusuales
  13. 12. Hacer realidad tus fantasías sexuales
  14. 13. Ponerte guapa y lucir tu barriguita
  15. 14. Darte un capricho
  16. 15. Dedicarte un día entero a ti
  17. 16. Tomarte un baño innecesariamente largo
  18. 17. Dejar de preocuparte por la limpieza de la casa
  19. 18. Salir a pasear sin rumbo
  20. 19. Ir a ver un espectáculo
  21. 20. Salir a cenar en vez de pedir comida para llevar
  22. 21. Relajarte en un spa 
  23. 22. Preparar una rica cena para dos
  24. 23. Salir a probar un menú degustación 
  25. 24. Expresar tus enfados 
  26. 25. Pasar un fin de semana con amigas
  27. 26. Apuntarte a clase de yoga o Pilates
  28. 27. Alquilar un coche deportivo
  29. 28. Leer un libro de principio a fin
  30. 29. Organizar una fiesta en casa
  31. 30. Decir que sí cuando te ofrecen un asiento
  32. Qué hacer durante el embarazo para no aburrirse ✅ [10 ideas]
  33. #1 Mímate
  34. #2 Infórmate
  35. #3 Aprovecha los momentos en pareja
  36. #4 Haz tu propia sesión de fotos de embarazo en casa
  37. #5 Prepara la bolsa del hospital
  38. #6 Lava y prepara la ropita del bebé
  39. #7 Deja todo listo para los primeros días tras la llegada del bebé
  40. #8 Decora la habitación del bebé
  41. #9 Haz un Skype con otras futuras mamis
  42. #10 Relájate
  43. Las primeras dudas del embarazo
  44. ¿Lo tengo que repetir en el médico?
  45. ¿Cuándo debo ir al médico?
  46. No estoy tomando vitaminas, ¿Cuándo debo empezar a hacerlo?
  47. Me duermo constantemente, ¿Qué me está sucediendo?
  48. ¿Me harán una ecografía vaginal en la primera visita?
  49. ¿Qué pasa si empiezo a manchar?
  50. En la higiene íntima, ¿tengo que lavarme más frecuentemente o tomar medidas especiales?
  51. ¿Debo comer cosas especiales o dejar de comer algo?
  52. Alimentos que debes evitar
  53. Otra duda que puedes tener es si puedes comer pescado:
  54. Estoy embarazada, y ¿ahora qué? | Opciones del Embarazo para Adolescentes
  55. Estoy embarazada, ¿Qué hago ahora?
  56. ¿Cómo decirles a mis padres que estoy embarazada?

30 cosas que deberías hacer durante el embarazo

Qué hacer cuando estás embarazada

Si estás embarazada, debes tener como regla básica cuidarte mucho, mimarte y disfrutar de los meses de gestación.

Puede parecer algo obvio, pero muchas futuras mamás se agobian durante el embarazo y, en vez de disfrutarlo, se quejan por tener los pies hinchados, se obsesionan con limpiar la casa o se enfadan con su pareja por no leer ningún libro sobre los cuidados del bebé.

En vez de ello, deberías despreocuparte, ser un poco egoísta y disfrutar a tope de tu embarazo haciendo aquello que realmente te apetece hacer. 

A continuación, te detallamos las 30 cosas que deberías hacer durante el embarazo. Son tareas y actividades que te serán más difíciles de realizar con la llegada del bebé. Así que deberías aprovechar para disfrutarlas durante la gestación. Toma aire, respira y relájate. Te encontrarás a ti misma y te sentirás llena de vitalidad y energía. 

1. Permanecer en la cama todo un día

Literalmente. No te sientas mal y aprovecha un día de lluvia y frío para holgazanear en la cama: tomar el desayuno entre las sábanas, leer revistas, pintarte las uñas…Es una forma de relajarte y disfrutar del dolce far niente.

2. Ser un poco egoísta

Ahora que estás embarazada, debes pensar más que nunca en ti. Así que deja de preocuparte por todo el mundo, desconecta y empieza a hacer todas aquellas cosas que te apetezcan y disfruta sin dar tantas vueltas a todo. 

3. Decir que sí a un plan espontáneo

Si se te presenta un plan imprevisto, acéptalo. Por ejemplo, si tu pareja te sorprende con unas entradas para ir al teatro dos horas antes de que empiece la función o si una amiga te regala una sesión de peluquería para aquella misma tarde. Piensa que una vez tengas a tu bebé, te será difícil improvisar.

4. Salir a tomar algo (sin alcohol, claro)

Sí, es cierto, no puedes tomar ni una gota de alcohol, pero no por ello debes dejar de disfrutar de salir a tomar algo con los amigos o con tu pareja. Simplemente, deberás optar por bebidas sin alcohol, pero te lo puedes pasar tan bien como antes de quedarte embarazada.

5. Disfrutar de las noches en pareja

Disfruta a tope de las noches en pareja, ya que cuando nazca el niño vas a pasar muchas noches en vela, dándole de comer o consolándole cuando llore. Así que disfruta de estos momentos con tu media naranja viendo una peli, abrazados en el sofá, contando anécdotas o riendo sin más. 

6. Aprovechar para dormir largo y tendido

Cuando nazca el bebé, te será difícil volver a disfrutar de una noche de sueño ininterrumpido durante mucho tiempo. Así que aprovecha durante el embarazo para dormir un montón, descansar, levantarte tarde cuando puedas y disfrutar de las siestas. 

7. Ir a un parque de atracciones

Es un plan que no suele hacerse durante el embarazo, pero que puede ser divertido y relajante. Evidentemente, no podrás montar a la montaña rusa ni a muchas otras atracciones, pero podrás disfrutar de espectáculos y divertirte con los amigos haciendo selfies y reviviendo la infancia. 

8. Aprovechar para ir al cine 

Cuando el bebé llegue a casa y tu pareja y tú os convirtáis en una familia, os será complicado ir al cine. Por tanto, aprovecha para ver todas aquellas pelis que tienes en tu lista y sal con tu pareja o con las amigas a disfrutar de una velada de cine y cena. 

9. Ser la reina del mando a distancia

Se acabaron las discusiones con tu pareja para ver quien tiene el control del mando a distancia. Aunque normalmente a ti te sea más indiferente, aprovecha tu estado para convertirte en la reina del mando a distancia y decide qué quieres ver esta noche.

10. Tener más sexo

No tengas miedo de dañar al bebé si practicas sexo durante el embarazo. Si no tienes un embarazo de riesgo, puedes practicar el sexo con normalidad. Aprovecha para gozar del sexo más a menudo. 

11. Tener sexo en lugares inusuales

Ello no significa que debas tener relaciones sexuales en lugares públicos o en un probador de una tienda. Simplemente, se trata de buscar rincones de la casa que puedan brindarte a ti y a tu pareja nuevas sensaciones en el terreno sexual: el cuarto de la lavadora, una silla, la cocina…

12. Hacer realidad tus fantasías sexuales

El sexo durante el embarazo no debe ser siempre igual, practicando las mismas posturas. Existen muchas posturas sexuales que puedes practicar durante los nueve meses de gestación. Nno tengas miedo e intenta innovar. 

13. Ponerte guapa y lucir tu barriguita

No cometas el error de despreocuparte y dejar de arreglarte durante el embarazo. Aunque tengas náuseas en el embarazo, vómitos o se te hinchen las piernas, no es excusa para dejar de cuidar de tu aspecto. Ponte guapa y sal a la calle mostrando lo estupenda que estás con tu barriguita premamá.

14. Darte un capricho

También deberías aprovechar para darte ese capricho que hace tiempo que te ronda por la mente: comprarte unos zapatos, relajarte con un masaje, tomarte un día libre para ir a pasear por la playa…¡Haz realidad tus deseos!

15. Dedicarte un día entero a ti

Así de simple. Pasar un día completamente sola haciendo aquello que te apetezca puede ser de lo más estimulante. Sin preocuparte por el tiempo, sin prisas, sin horas para comer…Simplemente, déjate llevar. 

16. Tomarte un baño innecesariamente largo

Normalmente, ante la tentación de tomarte un largo baño en la bañera, acostumbras a pensar que, aunque te apetezca, no es necesario. Cierto es que una ducha es más ecológica y económica, pero relajarte unas horas en la bañera no hace mal a nadie. ¡Date el gustazo!

17. Dejar de preocuparte por la limpieza de la casa

No pasa nada si no está todo perfecto, limpio y reluciente. A menudo, el ritmo de la vida diaria hace que no podamos tenerlo todo en perfecto estado constantemente. No te angusties si la casa lleva sin barrerse unos días. Relájate y coordinate con tu pareja para hacer este tipo de tareas. 

18. Salir a pasear sin rumbo

Se trata, simplemente, de salir de casa sin meta ni objetivo. Puedes hacerlo sola, con familiares, amigos o con tu pareja. Sal a pasear sin tener fijado un sito al que ir. Simplemente, debes dejarte guiar por el momento. 

19. Ir a ver un espectáculo

Es una buena manera de ponerte al día de la vida cultural de tu ciudad y disfrutar de unas horas de entretenimiento. Seguro que entre tanta oferta, no sabrás qué elegir: teatro, conciertos, cine, monólogos, museos…¡Disfruta de la cultura y el ocio!

20. Salir a cenar en vez de pedir comida para llevar

Lo de pedir comida para tomar en casa es algo que harás más a menudo de lo deseado cuando tengas a tu bebé. Aprovecha ahora para salir con tu pareja a cenar de vez en cuando a estos restaurantes que tienes en mente desde hace un tiempo. 

21. Relajarte en un spa 

Cuidarte y mimarte es lo mejor que puedes hacer para sentirte bien y con una autoestima en perfecto estado de salud. Durante el embarazo puedes realizarte algunos tratamientos en el spa, aunque otros tratamientos deberás evitarlos. 

22. Preparar una rica cena para dos

Piensa en un plato que te gustaría cocinar, ponte el devantal y conviértete en chef. Preparar un menú especial para dos es una actividad estimulante y divertida, que seguro que encantará a tu pareja. 

23. Salir a probar un menú degustación 

Es uno de esos caprichos que tienen algunas embarazadas. Si bien es cierto que deberás vigilar con ciertos alimentos, si tu deseo es acudir a este restaurante tan especial a probar su menú degustación, comentáselo a tu pareja. 

24. Expresar tus enfados 

No te quedes las sensaciones negativas, los enfados y las preocupaciones para ti. Expresa lo que sientes a lo largo del embarazo. Es bueno que lo saques y que compartas tus sentimientos con los demás. De hecho, expresar las sensaciones negativas es terapéutico. 

25. Pasar un fin de semana con amigas

Es un plan divertido y muy atractivo que te será difícil repetir durante los primeros meses de vida de tu bebé. Así que, ¿por qué no les propones a tus amigas una escapada?

26. Apuntarte a clase de yoga o Pilates

Practicar yoga durante el embarazo es muy beneficioso, tanto para la mamá como para el bebé. También lo es practicar Pilates. ¿Por qué no te apuntas a clases? Aprenderás a relajarte, controlar tu respiración y poner en equilibro cuerpo y mente. 

27. Alquilar un coche deportivo

Puede parecer pretencioso, pero posiblemente es algo que no has hecho y que encantará a tu pareja. Simplemente para divertiros y pasar un día diferente, podéis alquilar un coche deportivo e iros a dar una vuelta por carreteras con encanto, en el monte, en la playa o en la ciudad. 

28. Leer un libro de principio a fin

El auténtico placer de leer es poder hacerlo sin que nadie te interrumpa, teniendo todo el tiempo del mundo para saborear cada una de las páginas de ese libro que te ha enganchado. Aprovecha para relajarte ahora que estás embarazada y disfruta a diario de tu tiempo de lectura.

29. Organizar una fiesta en casa

¿Te gusta organizar comidas, cenas o fiestas con amigos en casa? Es algo que será difícil de hacer durante los primeros meses con el bebé. Así que ¿por qué no organizas una fiesta con amigos? Una barbacoa, una cena a la italiana, una comida a base de tapas…¡Disfruta de tus amistades y tómate fotos con ellos y tu barriguita!

30. Decir que sí cuando te ofrecen un asiento

Es algo muy habitual que al ver a una mujer embarazada la gente se levante para ofrecerle el asiento en el transporte público, en un local o en una tienda. En vez de decir que no porque te sabe mal, ¿por qué no pruebas en aceptarlo? ¡Debes gozar de las ventajas del embarazo!

……..

¿Qué te parecen los planes que te proponemos para hacer durante el embarazo? ¿Has llevado a la práctica alguna de las propuestas que te hacemos? ¿Crees que estás disfrutando de tu embarazo o lo vives con preocupación y enojo? Por favor, deja tu comentario al final de este artículo.

( Te interesa: Babymoon, la última escapada antes de dar a luz )

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/primer-trimestre/30-cosas-deberias-hacer-durante-embarazo

Qué hacer durante el embarazo para no aburrirse ✅ [10 ideas]

Qué hacer cuando estás embarazada

El coronavirus nos retienen en nuestros hogares y muchas mujeres están buscando qué hacer durante el embarazo para no aburrirse. En este artículo te damos 10 ideas que puedes poner en marcha sin salir de casa durante la cuarentena. ¡Ánimo! #yomequedoencasa

El embarazo es una etapa mágica, pero en ocasiones la dulce espera se hace eterna ¿verdad?

Tenemos tantas ganas de ver la carita a nuestro bebé que los días se hacen largos y las noches se vuelven interminables. Sobre todo, en el último trimestre cuando nos sentimos pesadas y nuestra vejiga conspira contra nosotras haciendo que visitemos el baño varias veces en la noche.

Hay instantes de verdadero desespero en los que nuestra cabeza se convierte en un auténtico torbellino y deseamos que el embarazo acabe ya.

Pero esta espera puede ser peor si, además, te impiden salir de casa durante al menos 15 días. Esto es lo que están sufriendo muchas embarazadas estos días a causa del maldito Coronavirus.

Ellas, al igual que tú, andan en busca de planes para mantenerse ocupadas y aprovechar al máximo estos días de encierro obligatorio a la vez que necesario para frenar la pandemia. Y nosotros te las vamos a dar.

Si no sabes qué hacer durante el embarazo para no aburrirte, echa un vistazo a este artículo donde vas a encontrar hasta 10 ideas diferentes para entretenerte durante el embarazo sin salir de casa. ¡Arrancamos!

#1 Mímate

Cuando nazca tu bebé, vas a ver cómo el tiempo que puedes dedicarte a ti misma se reduce a la mínima expresión.

Durante las primeras semanas te verás inmersa en una especie de vorágine constante en la que tu bebé pasará a ser el centro de tu vida. Cambios de pañal, lactancia, visitas, falta de sueño, dolor, alegría, incertidumbre… Un cóctel de emociones y acontecimientos que se agudiza con las hormonas haciendo de las suyas.

Además, tu cuerpo no estará recuperado al 100 % y habrá momentos en los que sentirás que flaqueas y no puedes con todo. Tranquila, porque todo esto pasará y saldrás de ello renacida, renovada. De hecho, no volverás a ser la misma mujer de antes.

Tras el puerperio serás una mujer más valiente, más fuerte y más poderosa. Además, tendrás en tus brazos al amor de tu vida ¿qué más se puede pedir?

Por todo esto, es muy importante que te dediques tiempo a ti misma antes de que llegue tu bebé. Hay muchas formas, busca aquella con la que te sientas más a gusto.

Quizá puedes disfrutar de un baño o una ducha relajantes (genial para aliviar los pies hinchados). O puedes pedirle a tu pareja que te dé un masaje con aceites esenciales. Si combinas estas dos acciones, hasta puedes montarte tu propio spa en casa.

Tampoco te olvides de tu físico. Cuando estamos embarazadas, nuestro cuerpo se transforma para dar cabida a esa pequeña vida que se gesta en tu interior. A veces no nos sentimos todo lo guapas que quisiéramos. Por eso, es importante que te cuides tanto por dentro como por fuera.

Mímate, no te descuides, pinta tus uñas, arréglate el pelo y maquíllate si te apetece (puedes aprovechar el tiempo libre para practicar el automaquillaje con tutoriales de ). Sí, aunque sea para estar dentro de casa. Te verás con mejor aspecto y eso elevará tu ánimo. Además, pasarás un rato entretenido.

#2 Infórmate

Estamos segurísimos de que desde que te enteraste de que estabas embarazada te has vuelto una fanática de Internet. Te gusta navegar en busca de información de interés que te ayude a interpretar los síntomas que vas sintiendo a medida que avanzan los trimestres.

Haces bien, la información es poder y te tranquiliza saber que lo que estás sintiendo es normal.

Gracias a Internet desde tu casa puedes acceder a toneladas de información. Eso sí, asegúrate de aplicar un filtro, contrasta fuentes y no creas todo lo que lees. Puedes leer libros online de especialistas en embarazo, lactancia y pediatría.

También puedes obtener mucha información útil en formato vídeo en canales de como el de Actualidad Matrona o Baby Suite by Pau. Otra opción a tu alcance es leer blogs de otras mamás que han estado donde tú estás ahora.

Quizá te interese leer: Los 19 blogs para embarazadas primerizas que necesitas conocer en 2020

#3 Aprovecha los momentos en pareja

La llegada del bebé va a poner tu vida patas arriba y será el tiempo el que se encargue de devolver todo a su lugar. Sin embargo, tu vida en pareja cambiará inevitablemente. Ya no seréis tú y tu pareja. En esta nueva vida habrá un ser que, sobre todo durante las primeras semanas, va a consumir casi toda vuestra energía. Los momentos de intimidad se verán reducidos.

Por este motivo, es vital que aprovechéis al máximo el tiempo durante los meses previos al parto para estar juntos, compartir experiencias y disfrutar el uno del otro. Montaros vuestra propia cita romántica en casa a la luz de las velas y con una música de fondo que invite al amor.

Tened sexo si es lo que te apetece. Sí, así de directos somos.

Diferentes estudios han demostrado que mantener relaciones sexuales durante el embarazo tiene efectos beneficiosos no solo sobre la mamá sino también sobre el bebé.

Las sensaciones positivas aumentan y el humor mejora. Busca aquellas posturas con las que te sientas cómoda y disfruta. Recuerda que se avecinan meses intensos.

#4 Haz tu propia sesión de fotos de embarazo en casa

Sí, así a lo paparazzi. Coge el móvil y pídele a tu pareja que te haga fotografías. A lo mejor ya te has hecho alguna sesión de fotos de embarazada o la tengas planificada en el futuro. Y seguro que esas fotos quedan super chulas y profesionales. Pero eso no debe impedir que te lo pases bien y te puedas hacer tus propias fotos. Pasarás un rato muy entretenido.

Monta un set de fotografía con decorado casero. Puedes utilizar todo aquello que tengas a mano y que inspire maternidad: globos, lazos, patucos, chupetes, ecografías, banderines o incluso el propio test de embarazo. Echa mano de la imaginación o coge ideas geniales de Pinterest.

Una idea: hazte fotos con ropa interior o desnuda. Tu cuerpo es un templo de vida y capturarlo en una instantánea puede ser un bonito recuerdo. Aprovecha si estáis a solas en casa con tu pareja y posa cual top model abrazando tu barriguita o formando un corazón sobre tu vientre. También puedes ponerte de perfil y fotografiar tu panza. Créenos, vas a echarla de menos.

Una vez tengas las fotos puedes editarlas con algún programa informático como Photoshop o Canva para conseguir efectos muy bonitos.

#5 Prepara la bolsa del hospital

Una de las tareas básicas que debes llevar a cabo antes de ponerte de parto es preparar la bolsa del hospital con las cositas que necesitarás tanto tú como tu bebé para los días de estancia hospitalaria.

El contenido de la bolsa puede variar en función de si vas a dar a luz en un hospital público o en uno privado. En los hospitales públicos suelen suministrar tanto pañales como compresas, así como batas y pijamas para ti y para tu bebé. En cambio, en muchos hospitales privados eres tú quien debe llevarlos.

Si te gusta esta bolsa para el hospital, házte con ella aquí.

A pesar de ello, hay cosas básicas que necesitarás preparar independientemente del centro al que acudas: neceser con productos para tu aseo personal (gel, champú, discos de lactancia, desodorante, hidratante, pasta de dientes, cepillo…), también puedes incluir algún artículo de neceser para el bebé como la cremita de cambio de pañal, cargador del móvil, ropa limpia y cómoda para salir del hospital y… ¡la ropa de la primera puesta, que tanto ilusiona a los papis.

Aquí te dejamos un vídeo muy interesante con claves para preparar la bolsa del hospital.

#6 Lava y prepara la ropita del bebé

Si has llegado a la recta final del embarazo seguro que ya has ido acumulando algunas compras o regalos con ropa para tu bebé. Puedes aprovechar el tiempo libre que tengas para comenzar a preparar toda esta ropita. Nuestro consejo es que la laves con un detergente para ropa de bebé recién nacido.

Después, puedes ir colocándola en armarios y cajones. Esta tarea te servirá para llevar un control de qué tienes y qué te falta para que no tengas que preocuparte por este asunto durante las primeras semanas.

Hay prendas que te van a hacer mucha falta como los bodys o los pijamas ya que se suelen manchar muy rápido. También resultan muy útiles las muselinas. Si tras preparar todas estas prendas te percatas de que te faltan, recuerda que puedes comprarlas online sin salir de casa desde Babyniceness.

Si te gusta este pijamita para tu bebé, hazte con él aquí

#7 Deja todo listo para los primeros días tras la llegada del bebé

Seguimos con los preparativos, y no es que queramos ser pesados con el tema, es que sabemos que cuando vuelvas a casa con tu bebé tu pensamiento no va a estar en preparar comidas o planchar ropa.

Aunque tengas la suerte de contar con la ayuda de familiares y amigos, saber que tienes la despensa llena y comida congelada lista para calentar y consumir, tranquiliza bastante.

Así que, si no sabes qué hacer durante el embarazo para no aburrirte, coge papel y haz la lista de la compra. También os podéis calzar el delantal para preparar algunos platos que se puedan congelar fácilmente.

Os vendrán de perlas cuando acabéis la jornada agotados y no os apetezca poneros a cocinar. Si no sabes qué es el batch cooking, es el momento de aprenderlo.

#8 Decora la habitación del bebé

Otra tarea que suele ilusionar mucho a los futuros papis es adecuar una estancia en la casa para el bebé. Aunque lo habitual es que duerma cerquita tuyo, al menos las primeras semanas, necesitarás tener una habitación en la que guardar su ropita y colocar un cambiador.

Si todavía no tienes lista la habitación del bebé, decorarla puede ser una buena alternativa cuando busques qué hacer durante el embarazo.

Además, no necesitas salir de casa para adquirir todo lo necesario gracias a la compra online. Puedes pintar, empapelar, decorar y amueblar como más te guste.

Si necesitas inspiración, te recomendamos este artículo con hasta 20 ideas diferentes.

#9 Haz un Skype con otras futuras mamis

Las nuevas tecnologías nos acercan a los demás sin necesidad de estar en contacto. Si quieres desahogarte o te apetece charlar un rato con amigas, softwares como Skype, WhatsApp o Hangout de Google te pueden resultar muy útiles.

Si has iniciado tus clases de preparación al parto puede que ya tengas un círculo de conocidas embarazadas con las que puedes intercambiar sensaciones, alegrías y temores. Invítalas a una reunión online.

Si no tienes grupo de futuras mamis, puedes animar a tus amigas con hijos a hacer una videollamada donde te cuenten sus experiencias con la maternidad y los primeros meses del bebé. Seguro que aprendes y por el camino, socializas.

#10 Relájate

Ahora puedes estar aburrida, pero te aseguramos que dentro de unos meses cuando tengas a tu peque en brazos, vas a desear tener tiempo para aburrirte. Así que es el momento de aprovechar todo ese tiempo que ahora te sobra para relajarte y prepararte mentalmente para tu nueva etapa vital.

Hay muchos ejercicios que puedes hacer para desconectar: pintar mandalas, escuchar música relajante (genial para el bebé), leer una novela, hacer yoga, meditar o ver tu serie favorita.

Una práctica muy recomendada es escribir. Puedes iniciar un diario en el que plasmes tus pensamientos, reflexiones y vivencias. O también puedes escribir una carta a tu futuro bebé que puedes guardar en una cajita y entregársela cuando crezca, simulando una cápsula del tiempo.

Esperamos que estas 10 ideas sobre qué hacer durante el embarazo para no aburrirse  te resulten interesantes y te ayude a sobrellevar mejor el tiempo de espera.

¡Mucho ánimo y felicidades porque vas a iniciar un viaje apasionante en el que esperamos poder acompañarte!

Источник: https://babyniceness.com/que-hacer-embarazo-no-aburrirse-ideas/

Las primeras dudas del embarazo

Qué hacer cuando estás embarazada

 En cuanto te enteras que estás esperando un bebé, te empiezan a surgir un montón de dudas acerca de tu estado, los síntomas de embarazo que empiezas a notar, las pruebas médicas, tu alimentación o el día a día. Aquí vamos a intentar resolverlas. 

¿Lo tengo que repetir en el médico?

Si te realizas un test de embarazo casero y te da positivo, existe un 99 por ciento de posibilidades de que estés embarazada. Las pruebas de embarazo, tanto caseras como de uso profesional, detectan una hormona llamada β- HCG, que se secreta por la placenta a los pocos días de la implantación del huevo. Por tanto, no es necesario que te repitas la prueba.

¿Cuándo debo ir al médico?

En esta visita, el médico te hará preguntas para recoger información sobre tu salud general, te preguntará la fecha de la última regla, se asegurará de si estás suplementando tu alimentación con ácido fólico y yodo, (si no es así, te lo pautará),  te dará algunos consejos relacionados con la prevención de algunas infecciones y te hará una derivación a la matrona u obstetra, según tenga cada servicio organizado el control del embarazo.

La primera visita de embarazo a la matrona u obstetra la tendrás antes de que finalice el primer trimestre.

En esta visita, además de preguntarte datos sobre tu salud general, ginecológica y obstétrica (si tienes hijos o has tenido otros embarazos…) también te preguntará sobre antecedentes de enfermedades  (a ti y a tu pareja) que puedan tener relevancia para tu embarazo. Si tienes alguna molestia leve relacionada con este momento del embarazo, te dará consejos para paliarlos.

Recibirás información sobre hábitos saludables, para que vivas tu embarazo de forma plena. Te realizará un reconocimiento físico: peso, talla, cálculo de índice de masa corporal para determinar si tienes un peso adecuado a tu estatura, toma de tensión…

También te solicitará  una analítica de sangre y orina, así como una ecografía, calculando cuando es el momento óptimo  para   realizarlas. Tanto tú como tu pareja podréis resolver todas las dudas. Por último, te dará el calendario de visitas del embarazo.

No estoy tomando vitaminas, ¿Cuándo debo empezar a hacerlo?

Si tu alimentación es adecuada en principio solo tienes que suplementar el ácido fólico y el yodo.

Cuando el embarazo es planificado, se aconseja iniciar la suplementación de estos dos micronutrientes uno o dos meses antes de la concepción. Cuando no ha sido este el caso, conviene que lo inicies cuanto antes.

Existen preparados vitamínicos que contienen ácido fólico, yodo y vitamina B12. Para cualquier duda, siempre consulta a tu médico o matrona.

El ácido fólico es una vitamina del grupo B que favorece el correcto desarrollo del sistema nervioso fetal, ayudando a prevenir defectos en el cerebro y médula espinal (defectos del tubo neural). Tomar ácido fólico puede prevenir otras complicaciones obstétricas, como abortos espontáneos, nacimientos prematuros o anemias.

Con respecto al yodo, se ha demostrado que en la dieta de la mujer embarazada y madre lactante, hay un déficit en el aporte y es fundamental un aporte adecuado, para un buen desarrollo del cerebro fetal. Por otro lado, está contraindicado que se utilicen antisépticos yodados en las curas tanto de la madre como del niño.

Me duermo constantemente, ¿Qué me está sucediendo?

El cansancio o la fatiga, así como las ganas de dormir a todas horas, son los primeros síntomas de que estás embarazada. Estos signos se relacionan con el cambio hormonal que sucede en el embarazo.

Se cree que la somnolencia es producida por el incremento de una hormona llamada progesterona, que trabaja activamente durante las primeras semanas, preparando al útero para la implantación del óvulo que ha sido fecundado.

Según algunos autores, también puede estar asociado al aumento de otra hormona llamada relaxina.

Además, al comienzo del embarazo la formación de la placenta y el desarrollo embrionario requiere mucha energía. Por tanto, es comprensible que te sientas cansada y con sueño gran parte del día.

No te sientas culpable, procura descansar lo que necesites. Una pequeña siesta en mitad del día te puede ayudar pero si las siestas son muy largas, podrían interferir en el sueño nocturno.   

•   Duerme más horas por la noche: Acuéstate más temprano de lo habitual. Si no puedes hacerlo durante la semana, aprovecha el fin de semana  para reponer fuerzas.

•   Si tienes más hijos, puedes pedir ayuda a tu pareja, familiares, amigos, para delegar alguna tarea y poder descansar un rato.

•   Tienes que saber que estos síntomas mejoran, pasado el primer trimestre; entonces empezarás a tolerar mejor tus tareas cotidianas.

¿Me harán una ecografía vaginal en la primera visita?

Las ecografías que se hacen en el primer trimestre, hasta las 12-14 semanas de embarazo se realizan a través de la vagina, a partir de las 12-14 semanas ya se pueden realizar a través de la pared abdominal, pero la elección de la vía vaginal o abdominal corresponde al ginecólogo, si elige la vía vaginal es con el fin de ver mejor al feto y hacer mediciones más precisas de sus estructuras.

Tienes que saber que esta exploración es indolora y, es segura tanto para el feto como para ti, por tanto no supone ningún riesgo. No es imprescindible que te realices una ecografía precoz (por debajo de la semana 12), salvo que no conozcas la fecha de tu última regla o bien tengas sangrado vaginal, dolor o por indicación ginecológica.

¿Qué pasa si empiezo a manchar?

Conviene que sepas que dos o tres embarazos de cada diez presentan sangrado en sus primeras fases. Esto no significa que tengas un problema, pero a veces puede tratarse de una amenaza de aborto o de otras complicaciones.

En el primer trimestre: Si manchas es importante que observes el tipo de sangrado y la cantidad. Al comienzo de la gestación puede haber un pequeño sangrado al implantarse el huevo en la pared uterina se conoce como hemorragia de implantación.

Si se da, es normal y generalmente aun no sabes que estás embarazada. Puedes manchar debido a los cambios en el cuello del útero porque en el embarazo le fluye más sangre y está más sensible. Al mínimo roce (relaciones sexuales o examen vaginal) puedes manchar un poco.

Normalmente es un flujo sonrosado o con hebrillas sanguinolentas, pero no constituye un problema.

Si manchas sangre roja, como de una regla y no se asocia a exploración o relaciones sexuales, sería motivo de consulta para descartar una amenaza de aborto.

Si acudes al hospital a consultar por sangrado vaginal en el primer trimestre de embarazo, el ginecólogo lo va a denominar amenaza de aborto, aunque la gestación llegue hasta el final.

En ocasiones se producen pequeños hematomas en la inserción de la placenta y se resuelven manchando un poco. En este caso, el ginecólogo te recomendará reposo y te realizará un seguimiento ecográfico.

En la higiene íntima, ¿tengo que lavarme más frecuentemente o tomar medidas especiales?

Desde el principio del embarazo, por influencia hormonal, vas a notar aumento de flujo vaginal. A veces será muy fluido, como lechoso, en otros casos será espeso y pegajoso; en ambos casos será normal, mientra que no produzca irritación, picor o quemazón..

Tienes que realizar una higiene adecuada, en tu ducha diaria, con un jabón líquido suave (puede ser de tomillo, bardana, árbol de té…). Deberás limpiar la zona genital de delante atrás para que cualquier microorganismo depositado en el ano no se traslade a la vagina.

Asearse adecuadamente no significa hacerlo interiormente, todo lo contrario. Hay mujeres que con la intención de neutralizar cualquier germen, introducen productos en al vagina (antisépticos, jabones…) con el riesgo de alterar la flora vaginal que protege de infecciones. Lavarse una o dos veces al día es suficiente. Es importante evitar las duchas vaginales: la vagina se limpia sola.

Para evitar infecciones por hongos conviene que utilices ropa interior de algodón y limitar el uso de protectores o «salvaslips». Tampoco conviene que utilices ropa interior tipo tanga. En general, evita ropas ajustadas. Si se dieran estos síntomas de picor, quemazón o  irritación debes consultar a tu medico o matrona.

Si se te diagnostica una infección vaginal el médico te pondrá un tratamiento y te recomendará un producto para la higiene íntima específico (solución limpiadora sin detergente) en ocasiones el médico te recomendará probióticos de aplicación vaginal para reestablecer la flora habitual de la vagina.

¿Debo comer cosas especiales o dejar de comer algo?

Cuando conoces  que estás embarazada, te planteas dudas sobre que cosas puedo comer o no y además es muy probable que recibas información de tu entorno, a veces contradictoria. Lo recomendable es que tu dieta sea completa, variada y equilibrada.

Para cubrir tus necesidades y las del feto en formación. Esto no significa que debas de comer por dos.

Aunque siempre hay que tener en cuenta tu constitución y tipo de vida (activa, sedentaria) en general, tienes que aportar: lácteos, frutas, verduras, cereales, legumbres, carne, pescado, huevos…y, líquido suficiente para estar perfectamente hidratada.

La forma de cocinar, ligera: cocido, hervido, plancha, horno; cuantos menos fritos, grasas, precocinados mejor. Y, fundamental, repartir los alimentos en pequeñas cantidades, distribuidas en cinco o seis comidas al día.

Alimentos que debes evitar

En la primera analítica de sangre se te determinará si ya has pasado o no la toxoplasmosis. Hasta que conozcas el resultado y si te dicen que no estás inmunizada:

  • Debes evitar los embutidos que estén solo curados. Los puedes tomar cocidos, cocinados o si están sometidos a congelación tipo industrial (-20ºC durante al menos 48h.). El problema de esto es que muchos de los congeladores domésticos no alcanzan esta temperatura.
  • Las carnes las tienes que tomar muy hechas, bien cocinadas  (que no queden rositas por el centro por ejemplo las hamburguesas)   
  • Las verduras y hortalizas crudas tienes que lavarlas muy bien o higienizarlas.
  • También te sueles preguntar si puedes tomar quesos o patés:
  •  Quesos, si, pero comprueba que haya sido elaborado con leche pasteurizada, para prevenir otra infección llamada listeriosis.
  •  Los patés en conserva se pueden comer, pero no los que están refrigerados o los que se compran al peso en charcutería, por el riesgo de contaminación a partir de otros alimentos o por la protección parcial por el frío. Siempre y cuando se coma esporádicamente por el contenido graso y no sea de elaboración casera.   

Otra duda que puedes tener es si puedes comer pescado:

 Sí, pero tómalo con moderación. El pescado es un alimento muy nutritivo pero, debido a la contaminación de los mares, puede contener metilmercurio, dioxinas y pesticidas. 

 Sobre todo evitarás especies grandes y depredadoras (que se alimentan de otros peces) como el tiburón, pez espada, caballa, atún rojo, cazón.

El atún claro enlatado es más seguro, porque procede de pescados más pequeños. El salmón y truchas de granja tienen pocos contaminantes y mucho omega-3 (es un ácido graso esencial).

A pesar de todo lo dicho, los beneficios de comer pescado superan a los riesgos.

Podrías incluir pescado dos o tres veces por semana, preferiblemente pequeños y sobre todo variar las especies.

Источник: https://www.natalben.com/preguntas-durante-embarazo

Estoy embarazada, y ¿ahora qué? | Opciones del Embarazo para Adolescentes

Qué hacer cuando estás embarazada

Un embarazo sorpresa puede ser estresante y dar miedo. Tu eres la única que decide qué hacer, pero hay personas disponibles para brindarte información y ayuda. No estás sola.

Un embarazo solo puede suceder cuando el semen entra en tu vagina o vulva.

Asi que no puedes estar embarazada si no has tenido sexo vaginal (pene-en-vagina) o semen cerca de tu vulva desde tu última menstruación.

Recuerda que lleva unas semanas para que el embarazo suceda luego de tener sexo. Asi que si has tenido sexo hace solo unos días, no estás embarazada y todavía tienes manera de prevenirlo.

Puede ser que estés embarazada si has tenido sexo vaginal (pene-en-vagina) y no te ha llegado el periodo. Lo primero que tienes que hacer si crees estar embarazada es hacerte una prueba de embarazo -es la única manera de saberlo con certeza. La prueba puede indicar un embarazo si tu regla se ha retrasado. Lee más sobre tests de embarazo.

Hay varias otras cosas que pueden alterar el ritmo de tu período (además de un embarazo), como estrés, dieta, cambios de peso, y enfermedad. También es común que tu menstruación sea irregular durante la adolescencia, así que trata de no entrar en pánico.

Los síntomas de un embarazo temprano son: hinchazón, molestia estomacal y cansancio. Pero esto puede ser causado por otras cosas, como el SPM o una enfermedad. No puedes saber con exactitud qué pasa sólo por los síntomas. Esto se resuelve solo con una prueba de embarazo.

Si el test de embarazo da positivo, acude de inmediato a tu médico o centro de salud de Planned Parenthood así podrás hablar de tus opciones y maneras de mantenerte saludable -sin importar qué decidas hacer.

Estoy embarazada, ¿Qué hago ahora?

Enterarte que estás embarazada puede darte miedo pero trata de mantener la calma. Vas a estar bien y hay personas que pueden ayudarte.

Si estás embarazada, tienes 3 opciones:

Ser madre – dar a luz y criar al niño o niña.

Aborto – terminar el embarazo.

Adopción – dar a luz y entregar el niño o la niña a otra persona, para siempre.

Si piensas que podrías elegir ser madre o adopción, necesitarás cuidados prenatales para mantenerte saludable durante el embarazo. Si piensas en abortar, procura hacer una cita lo más pronto posible.

Un aborto es seguro, pero hay mayores riesgos cuanto más esperes. También puede ser difícil abortar al transcurrir más tiempo.

Sin importar tu decisión, visita a un médico tan pronto puedas así pueden ayudar a mantenerte saludable.

El equipo de tu centro de salud de Planned Parenthood puede brindarte información certera sobre tus opciones, responder tus preguntas y ofrecer apoyo.

También puedes recibir información y cuidados de salud en otros centros de planificación familiar o médico de cabecera/médico de familia.

Ten cuidado al buscar un centro de salud confiable -existen clínicas falsas que dicen proveer servicios para embarazadas.

Estos se llaman Crisis Pregnancy Centers (Centros de Crisis para el Embarazo) y son dirigidas por personas en contra del aborto quienes tratan de avergonzar o dar miedo a las personas que eligen un aborto. Lee más sobre los Crisis Pregnancy Centers.

Trata de hablar con otra persona sobre cómo te sientes. Esto puede ayudarte. Si puedes, trata de hablar con tus padres sobre esto -lo más probable es que ellos se preocupen por tí y quieran ayudarte.

También puedes hablar con otro miembro de tu familia, novio o novia, amigo, consejero escolar, guía espiritual o religioso, u otro adulto en quien confíes.

Elige a quien te escuche bien, te brinde su apoyo, respete tu privacidad y que no sea prejuicioso ni presione para que tomes un curso de acción determinado.

Si tienes dificultades en encontrar alguien con quien hablar sobre este tema, consulta el sitio All-Options. Es una línea de emergencia gratis y privada donde puedes hablar sobre el embarazo y recibir apoyo sin importar tus sentimientos al respecto.

Nadie debe presionarte para que tomes una decisión sobre tu embarazo, sin importar sus razones. Solo tú puedes saber qué es lo mejor en esta situación.

¿Cómo decirles a mis padres que estoy embarazada?

Seguramente sientas miedo de hablar con tus padres pero ellos sí pueden ayudarte. Pueden ayudarte a ver las opciones y asegurarse de que tengas los cuidados de salud que necesitas.

Muchas personas se preocupan porque creen que sus padres entrarán en pánico, pero esto no siempre sucede. Si puedes trata de ser honesta y abierta sobre esto. Empieza por decirles que confías en ellos y necesitas de su ayuda y apoyo. La mayoría de las veces, ellos querrán asegurar tu salud y bienestar. Si tus padres se enojan, pueden llegar a necesitar un tiempo para calmarse.

A veces los padres se sorprenden o enojan, y otros se mostrarán comprensivos. No hay manera de saber cómo reaccionarán a menos que hables con ellos.

Podría ser útil encontrar un momento para hablar que sea en privado y sin distracciones.

Si te sientes nerviosa o con miedo de hablar con tus padres, puedes pedirle a un amigo u otro miembro de tu familia que te acompañe durante esta conversación. De esta manera recibirás apoyo sin importar qué pase.

Y si realmente sientes que no puedes hablar con tus padres, procura hacerlo con otro adulto en quien confíes (como un tío o una tía, abuelos, hermano mayor, enfermera escolar, o consejero. Si piensas que hablarlo con tus padres te pondrá en peligro, consulta primero con un maestro, enfermero, doctora, u otro adulto en quien confíes.

Источник: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/para-adolescentes/como-prevenir-un-embarazo-y-las-ets/creo-estar-embarazada-ahora-que-hago

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: