Que mete sara en su bolso

¿Qué llevas en el bolso ahora que tienes hijos?

Que mete sara en su bolso

Hace un par de días hablamos de los papás que llevamos bolso casi por obligación, por “culpa” de la cartera, las llaves, el móvil y los elementos infantiles que deben empezar a formar parte del material de transporte cuando uno se hace padre. Hoy entraremos un poco más a fondo explicando un caso personal: el mío (que es el que más conozco).

Como ya comenté, hace varios años que llevo bolso para mis cositas personales y en los últimos años he visto como ha crecido de tamaño considerablemente. Tanto, que ya hay personas que me preguntan qué llevo en el bolso.

Normalmente son mujeres (quizás a los hombres nos importe menos lo que pueda llevar otro hombre encima), pero han sido ya varios los casos de amigas o compañeras de trabajo que aprovechan para echar un vistazo cuando lo abro o que directamente me preguntan y a mí, la verdad, no me importa explicar lo que llevo.

La primera vez que esto sucedió estaba con unas compañeras de trabajo y una me dijo: “pero, ¿dónde vas siempre tan cargado? ¿Qué llevas ahí?”. En ese momento el resto de las presentes se sumaron a la pregunta queriendo saber, como si fuera una duda que siempre hubieran tenido (¿por qué lleva Armando ese bolsazo?) y vieran ahora la oportunidad de resolverla.

Qué llevo en el bolso

Tengo un pedazo de bolso de la marca Calvin Klein que tiene una capacidad envidiable. Trato de llevarlo lo más liviano posible porque lo llevo todos los días conmigo (y no salgo de casa sin él), pero cuando voy con la familia crece de tamaño de manera irremediable.

Os explicaré qué suelo llevar cuando vamos a dar un paseo, por ejemplo.

Bolsillo interno

Hay un bolsillo interno que no tiene cremallera, pero que va perfecto para llevar las llaves. Ahí van las de casa, las del coche, las del trabajo y las de la casa de mis padres (si las dejo en casa no las tendré cuando las necesite).

Bolsillo con cremallera

Tras el bolsillo interno viene otro bolsillo con cremallera, ideal para llevar las carteras. Una de ellas es monedero y la otra es para las tarjetas y los billetes. Junto a ellas hay algún que otro ticket de compra desperdigado…

Zona principal

La zona principal es el interior del bolso, sin más. Aquí van las cosas más grandes. Todo aquello que te encuentras cuando metes la mano sin mirar. Aquí podemos encontrar lo siguiente:

  • Dos botellas de agua pequeña, una con el nombre de cada hijo: Mis hijos son tan considerados que se turnan para enfermar. Cuando uno está moqueando el otro está como una rosa y viceversa, así que mejor no compartir babas en el agua. Además, Jon es bastante pulcro y Aran bastante poco…
  • Paquete de galletas María: Los cuatro integrantes de mi familia somos de complexión más bien delgada y de comer poco pero muchas veces.

    Esto hace que nos llenemos en seguida, pero que necesitemos comer pasadas un par de horas porque el hambre arrecia.

    Un paquetillo de galletas María hace las veces de alimento de emergencia cuando no hay otra cosa o cuando nos pilla en el coche

  • Cámara de fotos compacta: La vida está llena de momentos que merecen ser inmortalizados y más si tienes hijos.

    Nunca sabes cuándo va a suceder algo gracioso o cuándo va a haber un progreso en la habilidades de tus hijos, así que lo ideal es llevar una cámara siempre encima por lo que pueda pasar.

    Es cierto que la mayoría de móviles de hoy en día tienen cámara, pero personalmente soy más amigo de utilizar una cámara de fotos para tal fin.

  • Un par de bolis: Siempre tienes que acabar escribiendo algo, así que nunca van mal uno o dos bolígrafos encima.
  • Bolsa de tela: La mayoría de comercios están dejando de dar bolsas de plástico con la compra, así que es casi obligado llevar encima una bolsa de tela para meter las cosas.
  • Gafas de sol: Si las dejo en casa o en el coche nunca las utilizaré. Siempre te das cuenta de que hacen falta cuando el sol no te deja ver (entonces las gafas ya no están cerca).
  • Gafas de sol de Jon: Si a mí me molesta el sol, a Jon también. Aran, de momento, no tiene unas, más que nada para evitar que las rompa, porque a estas alturas es más probable que las pise que se las ponga.
  • Bolsillo externo

    En la parte más externa del bolso hay un bolsillo con cremallera bastante grande que también va lleno:

    • Tres o cuatro pañales: Metidos en una bolsa de plástico llevo siempre tres o cuatro pañales para Aran. Normalmente sólo utilizamos uno o dos, pero hay ocasiones en que no me acuerdo de reponerlos y por si acaso siempre quedan los otros dos
  • Paquete de toallitas: Llevar pañales y no llevar toallitas es un sinsentido. Además van de maravilla para limpiar suciedades de emergencia (el niño ha tocado una rueda, se ha caído, tiene la cara llena de comida y las manos pegajosas, etc…)
  • Cambiador de usar y tirar: En Mercadona venden cambiadores de usar y tirar muy económicos que duran, si no se manchan, una eternidad (o sea, que no hace falta usar y tirar).

    Como no sabes dónde vas a tener que cambiar a tu hijo, mejor llevar uno (la cara de alivio que pone la gente cuando ven que vas a cambiar la caca de tu hijo en su sofá y te ven sacar el cambiador es impagable).

  • Un par de bolsitas de bocadillo: Aparecer con un pañal mal doblado lleno de toallitas sucias sobresaliendo mientras preguntas “dónde lo tiro” no es uno de los mejores momentos de un padre. Con una bolsita de bocadillo opaca, puedes tirarlo dentro, hacer un nudo y sonreír orgulloso mientras haces la pregunta.
  • Crema del culito: El culito de los bebés es una zona que merece un capítulo aparte, porque no avisa antes de irritarse. Un día está maravillosamente bien y al día siguiente aparece irritado. Por si las moscas, vale más llevar crema en el bolso, no sea que pases el día fuera y tu hijo sufra cada vez que le limpias (por tu mala cabeza).
  • Tom tom One: Debo ser uno de los hombres que peor se orientan del mundo. Mi capacidad para recordar las calles es asombrosamente nula como lo es mi memoria a la hora de hacer un viaje. Por esta razón necesito un navegador siempre que voy a hacer un viaje a un lugar desconocido.

    Antiguamente lo llevaba en el coche porque era relativamente grande. Un día me abrieron el coche y se lo llevaron, así que compré el más barato que encontré que era, a la par, el más pequeño. No ocupa apenas, me saca de todos los apuros y aquí fijo que no me lo roban (a no ser que me roben el bolso, claro).

    Va metido en una bolsa de plástico de zipp, junto con el cargador del coche.

  • Como veis voy bien preparado. Hay días que el peso es excesivo y mi hombro lo sufre, pero es lo que hay.

    Mamá suele llevar a Aran en la mochilita porque en el cochecito dice “que te montes tú”, así que ella no lleva bolso (y como no llevamos cochecito, no queda esta alternativa de almacenaje).

    Sólo queda esperar a que crezcan para poder ir eliminando cosas, poco a poco. Al tiempo.

    Fotos | Jordan Doneskey, Goldberg en Flickr
    En Bebés y más | Papá lleva bolso, Scout, bonitos bolsos para padres, Bolso cambiador para padres

    Источник: https://www.bebesymas.com/ser-padres/que-llevas-en-el-bolso-ahora-que-tienes-hijos

    Preparar la bolsa del hospital para dar a luz

    Que mete sara en su bolso

    Últimamente pienso muchas veces en los nueve meses de mi primer embarazo y en las dudas que me asaltaban cada día… ¡y cada noche! En qué semana preparar la bolsa del hospital para dar a luz y qué meter en el bolso del bebé eran dos de las más recurrentes, aunque no las únicas.

    Anda que no me pasé horas en vela dándole vueltas a la dichosa bolsa de maternidad: desde qué bolso llevar al hospital para el parto hasta qué era imprescindible para el neceser del bebé o qué diferencias había entre las cosas que hay que llevar en la bolsa de maternidad si das a luz en un hospital público o en uno privado.

    Por no hablar de los modelos: la bolsa de maternidad de Zara Home me encantaba, pero… ¿y si mejor la compraba en El Corte Inglés por si después había algún problema? ¿Y el bolso de bebé de Tous o mejor uno de los bolsos de maternidad de Tuc Tuc que luego pudiera utilizar también para el carro? Ay, no os quiero desvelar nada, pero ahora con perspectiva creo que perdí demasiado tiempo pensando dónde comprar la bolsa de maternidad.

    Tened en cuenta que, además de ser mariangustias, padecí insomnio durante buena parte del embarazo, lo que se tradujo en un teléfono echando humo y un montón de consultas para saber si tenía que meter en la maleta del bebé cinco bodies, cuatro o seis. ¿Os suena o soy yo la única exagerada?

    Cuándo preparar la bolsa del hospital para dar a luz: mi experiencia

    El caso es que, después de haber pasado por la necesidad de preparar una bolsa de maternidad en dos ocasiones (para dos hospitales distintos y dos épocas del año contrapuestas), he pensado que podía publicar un post contando mi experiencia a la hora de preparar la bolsa del hospital para el parto.

    Ya os expliqué qué carrito elegí yo y por qué me decliné por uno de dos piezas en vez del clásico de tres. Os gustó tanto que he pensado seguir la misma estrategia, pero con la bolsa del hospital. ¿Os apetece?

    Lo primero que debo decir es que no tengo perdón: con Adrián di a luz en un hospital público a 10 minutos de mi casa y con Leo en otro hospital público, esta vez a 15 minutos de mi casa.

    ¿De verdad era tan importante olvidarse algo en el bolso del bebé? ¡Ni que viviera en el medio de la nada! Ahora lo veo absurdo, pero entonces… Que si qué llevo, que si qué no llevo, que si a ver si me voy a poner de parto sin él, que si a ver si voy a gafar el embarazo si me da por preparar la maleta del bebé y la mía en la semana 20…

    No recuerdo exactamente en qué semana empecé a preparar la bolsa del hospital para dar a luz a Adrián, pero fue pronto. Quizá la semana 32 o así… Para Leo tardé algo más, pero antes de la 37 seguro.

    Todo el mundo me decía que los segundos se adelantaban y, claro, yo no quería ponerme de parto sin tener lista la bolsa de maternidad para el hospital. Me hubiera dado tiempo de sobra… ¡me puse de parto en la 41+5 y te lo conté en este post sobre la llegada de mi segundo hijo!

    En fin, que después de dos embarazos y dos partos pienso que hay tiempo de sobra para preparar la bolsa de maternidad y que podía haber esperado unas cuantas semanas más sin comerme tanto la cabeza.

    Lo que pasa es que también reconozco que hacer la maleta para el parto me hacía mucha ilusión e imagino que a vosotras os pasa lo mismo. ¡Y mucho más preparar el bolso del bebé! Porque supone comprar bodies, toquillas…

    Por eso mi consejo es que dejes de agobiarte sobre cuándo preparar la bolsa del hospital: ¡hazlo cuando te apetezca! Cualquier momento es bueno, de verdad.

    Qué meter en la bolsa de maternidad que llevamos al hospital

    Si la primera duda era cuándo preparar la bolsa del hospital para dar a luz, la segunda era qué meter en ella. Para mí era la pregunta del millón porque Adrián estaba previsto que naciera a finales de agosto o septiembre, así que no sabía bien qué tiempo iba a hacer.

    ¿Era mejor preparar un neceser para el hospital con ropa de verano o debería meter alguna chaquetita de entretiempo por si refrescaba? Al final decidí meter un poco de todo para no quedarme corta y hacer dos maletas: una bolsa de maternidad para mí y otro bolso para el bebé, distinto y con motivos infantiles.

    De hecho, conseguí un bolso de hospital para el bebé muy barato. Al final no lo compré en ningún sitio, me lo hizo mi madre. ¡Pero es facilísimo, de verdad! Y además tengo un tutorial. Puedes ver el paso a paso en el post DIY: bolsa para llevar las cosas del bebé.

    Y no me enrollo más: os dejo con mis recomendaciones sobre qué hay que meter en la bolso de la mamá y en el del bebé. Recordad que yo he dado a luz en dos hospitales públicos, de la Seguridad Social, y que no conozco de primera mano lo que hay que meter en el bolso de embarazo si el parto se desarrolla en uno privado.

    Qué meter en la bolsa del hospital para la madre

    • La tarjeta sanitaria y los papeles del embarazo

    ¡Esto es fundamental! Sobre todo la tarjetita porque la mayoría de hospitales tienen registrados tus datos en el ordenador y los papeles no son tan trascendentales, pero vamos… ¡mejor echarlos en el bolso de maternidad por si acaso!

    • Braguitas desechables o grandotas y de abuela

    Hay que tener en cuenta que después de dar a luz se sangra bastante y, a pesar de las compresas, es fácil manchar nuestra ropa interior. Por eso suelen recomendar llevar de más, aunque yo creo que con seis vas más que sobrada.

    • Un par de sujetadores de lactancia

    Este tema es un poco peliagudo porque hay muchos modelos, muchas tallas… y tu pecho cambia una barbaridad en muy poco tiempo.

    Lo que yo hice para no tener que cambiar de sujetador cada mes fue comprarme un modelo que tenía corchetes a diferentes alturas, con lo que se adapta un poco al volumen de cada momento. Los compré en Prenatal, me costaron unos 20 euros y fueron los dos que metí en la maleta del hospital.

    • Una bolsa de plástico para la ropa sucia

    Poco glamuroso, pero súper importante. Esto es lo típico que se te olvida siempre y, llegado el momento, mandas a algún familiar a la tienda del hospital a por algo así grandecito para que le den una bolsa y puedas meter esos bodies tan bonitos que tu bebé se ha encargado de adornar.

    • Unas zapatillas de andar por casa.

    También obligatorio si no quieres ir descalza por el hospital.

    • Uno o dos camisones con botones.

    Esto es opcional porque allí te dan camisones, lo que pasa es que son un poco feos e igual prefieres llevar los tuyos propios… Además, doblados en vertical como explica Alicia Iglesias, no ocupan nada de nada en la bolsa de maternidad.

    ¡¡¡¡IMPORTANTE!!!! No seas como yo y pienses que por dar a luz con 40º a la sombra no vas a necesitar una bata. ¡JA! En el hospital suele haber un microclima, pero al menos en el que yo di a luz debía ser desértico… Por el día un calooor (bien me vino un abanico), pero por la noche… ¡¡¡qué frío, madre!!!

    En ella puedes meter las cosas típicas: cepillo de dientes, pasta, peine, desodorante, etc. Yo también metí la crema Purelan para el tema de los pezones los primeros días, pero luego me enteré de que lo mejor es darte un poquito con tu propia leche y dejar secar al aire. ¡Primeriza que fue una y compró de todo…!

    Las compresas te las dan en el hospital, pero los discos de lactancia no, así que conviene echar unos cuantos dentro de la bolsa del hospital para dar a luz. Así, si te sube la leche mientras estás allí, no tienes que mandar al padre de la criatura a comprarlos.

    • Ropa para salir del hospital.

    Si no eres muy especialita, te puede valer la misma con la que entraste porque… siento decirte que la tripa no desaparece tan pronto.

    Qué meter en el bolso del bebé

    Aquí yo me volví un poco loca porque la mayor parte de las webs que leí me recomendaban llevar como… 12 bodies y 6 pijamas, lo que hoy por hoy, después de haber estado ingresada tres días por cesárea y dos por un parto natural, me parece una verdadera exageración.

    En el hospital te suelen dar bodies, pero hace mucha ilusión vestirle con los que has comprado para la ocasión… Si eres primeriza yo recomiendo que sean cruzados porque… a ver cómo lo digo… muy sueltos probablemente no estaréis en el tema y lo de meter cosas por la cabeza de un recién nacido da como cosa… al menos los primeros días.

    En cuanto a cantidad… yo creo que con cuatro o cinco vamos sobrados. Eso sí, todos de manga larga, sin importar el mes en el que estemos.

    Si hace mucho calor, pasará mucho tiempo solo con el body, pero conviene meter algo para cubrirle los pies en el bolso del hospital. No ocupan nada y, si es de los que se quitan las manoplas, te vendrán muy bien para protegerle de sus uñitas.

    Igual que los bodies, que sean de manga larga y, por supuesto, 100% algodón.

    Lo primero es muy importante porque los niños pierden mucho calor por la cabeza y en los hospitales no te dan gorrito como tal, sino que hacen una especie de turbante con una gasa o toalla.

    • Arrullo, toquilla o muselina para arropar al bebé

    Esto ocupa un poquito más, pero debes meterlo en el neceser del bebé o en la bolsa de maternidad porque puede que lo necesites en determinados momentos.

    • Ropita de primera puesta para salir del hospital

    Mi consejo es que elijas algo cómodo, de algodón, suavecito y que te parezca mono.

    • Toallitas para el culete.

    Para el aseo del bebé no necesitas nada porque te lo dan todo en el hospital. Los pañales también. Así que no hagas como yo y lleves dos bolsas enormes como si te fueras a la guerra. De verdad, no hace falta…

    Aunque era tan bonica la bolsa con las cosas de mi niño… Te dejo otra vez el enlace al post donde te enseño el modelo que elegí yo y donde pongo algunas propuestas para las que quieran ahorrarse unos eurillos y tener un recuerdo para toooda la vida.

    ¿Vosotras también echasteis cosas de más al preparar la bolsa del hospital para dar a luz? ¿En qué semanada de embarazo empezasteis con la maleta o cuándo piensas ponerte con ella?

    Otros artículos sobre embarazo:

    *Post actualizado

    Источник: https://www.dosrayitas.com/preparar-la-bolsa-del-hospital-para-dar-luz/

    Embarazo saludable
    Deja una respuesta

    ;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: