¿Qué pasa si en el embarazo no tomo vitaminas?

American Pregnancy Association

¿Qué pasa si en el embarazo no tomo vitaminas?

Durante el embarazo, es importante para obtener los nutrientes adecuados para fomentar el desarrollo del feto sano. Usted puede tener la tentación de tomar un multivitamínico, además de otros suplementos.

Sin embargo, la sobredosis de vitaminas puede ocurrir cuando una persona toma más de la cantidad diaria recomendada de una vitamina.

Esto puede dar lugar a la hora de tomar más de un multivitamínico, o cuando se toman vitaminas individuales, además de un multivitamínico.

Mientras que cualquier vitamina puede ser tóxico, si se toma en grandes cantidades, el calcio y el hierro plantean los mayores riesgos tóxicos cuando se toma en exceso. Tomar un multivitamínico durante el embarazo es importante, aunque lo mejor es hablar con su médico antes de tomar cualquier suplemento adicional para evitar la sobredosificación es.

Términos Que Debe Conocer:

  • Nivel Máximo de Consumo Tolerable (UL): la mayor cantidad de una vitamina que puede ser tomado diariamente sin riesgo de efectos negativos para la salud
  • Consumo Adecuado (AI): cuando los datos disponibles es insuficiente para determinar RDA, las estimaciones se definen experimentalmente o mediante la observación
  • Vitamina Toxicidad: se produce al tomar megadosis de vitamina A, B, C, D, o niacina

Ingesta Diaria Recomendada de Vitaminas

Las Mujeres EmbarazadasLactancia MujeresLímite Superior (LS)§
Años19-5019-50
Folate (μg)6005001000
Niacin (mg NE*)181735
Riboflavin (mg)1.41.6ND
Thiamin (mg)1.41.4ND
Vitamin A (μg)77013003000
Vitamin B6 (mg)1.92.0100
Vitamin B12 (μg)2.62.8ND
Vitamin C (mg)851202000
Vitamin  D (IU)†6006004000
Vitamin  E (mg)15191000
Vitamin  K (μg)9090ND

La ingesta adecuada (IA) se muestran en negrita, mientras dietéticas recomendadas (CDR) se muestran en tipo regular.* 1 niacina equivalente (NE) = 1 mg de niacina o 60 mg de triptófano en la dieta.200 UI (unidades internacionales) de vitamina D = 5 mg colecalciferol.ND = no determinable por falta de datos (ingesta debe limitarse a los alimentos); RAE equivalentes de actividad de retinol (= 1 mg RAE de vitamina A preformada = 3.33 UI).

Adaptado de Ingesta Dietética de Referencia, Alimentación y Nutrición Junta, Instituto de Medicina. Washington, DC: National Academy Press.

Los Síntomas de la Sobredosis de Vitaminas:

Los síntomas de la sobredosis de vitaminas también incluyen síntomas que son una parte del embarazo normal. Si usted sospecha una sobredosis de vitaminas, tenga en cuenta los cambios en sus síntomas de embarazo que podrían ser explicados por las vitaminas excesivas.
Los síntomas de una sobredosis de vitaminas pueden incluir, pero no están limitados a lo siguiente:

  • Orina turbia
  • Micción frecuente
  • El estreñimiento
  • Diarrea
  • Pérdida del apetito
  • Las náuseas
  • Dolor de estómago
  • La debilidad muscular
  • muscular, o dolor de huesos conjunta
  • amarillo-naranja tinte de la piel
  • La sensibilidad al sol
  • Picazón o sarpullido
  • Los dolores de cabeza
  • Fatiga
  • cambios mentales o del estado de ánimo
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Irritación de los ojos o sensibilidad a la luz
  • Labios agrietados

Si usted cree que ha tomado una sobredosis de un multivitamínico o suplemento, es importante contactar a un profesional médico de inmediato. No te hagas vómitar, a menos que se lo indique un professional. Antes de llamar la atención de salud, esté preparado para responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la edad, el peso y la condición de su persona?
  • ¿Cuál es el nombre del producto?
  • ¿A qué hora fue tomada producto?
  • ¿Cuánto se toma?

Usted puede llamar a la línea de ayuda las 24 horas del National Poison Control Center al 1-800-222-1222. No tiene por qué ser una emergencia para llamar. Le invitamos a llamar para cualquier pregunta o preocupación relacionada con una sobredosis o envenenamiento.

Recomendaciones

Las vitaminas y los suplementos no son una de esas cosas donde más es mejor. La American Pregnancy Association recomienda seguir la prescripción de su médico o las instrucciones en la botella de la vitamina prenatal. Aunque tomar vitaminas puede ser saludable, el exceso puede ser una cosa mala.

Última actualización 7/2015

Elaboración propia a partir de las siguientes fuentes:
A.D.A.M., Inc. (2013). Multiple vitamin overdose. Retrieved from https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002596.htm
Merck Manuals. (2014). Overview of vitamins.

Источник: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/pregnancy-health-wellness/vitamin-overdose-10255/

Alimentación y suplementos vitamínicos durante el embarazo

¿Qué pasa si en el embarazo no tomo vitaminas?

Normalmente, lo ideal es que la futura madre se prepare para el embarazo durante varios meses antes, dejando de tomar alcohol, dejando de fumar, siguiendo una dieta equilibrada y variada, y tomando suplementos de ácido fólico desde el momento en que comience a buscar el embarazo. Pero si el embarazo ha llegado por sorpresa, no hay que preocuparse.

En general, pueden aplicarse al embarazo las mismas reglas de una dieta saludable propia de cualquier otro momento de la vida. Se admite que los requerimientos diarios recomendados, a excepción del hierro, se pueden obtener si se sigue una dieta equilibrada.

Como mucho, una madre debería aumentar su ingesta en tan solo 300 calorías al día para compensar su embarazo.

Básicamente, se harán comidas equilibradas de acuerdo con las siguientes indicaciones generales:

  • Pan, otros cereales y patatas. Estos alimentos deberían representar el 70% de la dieta. Siempre que sea posible, se escogerán variedades integrales de estos productos ya que contienen más fibra, vitaminas y minerales.
  • Frutas y verduras. En ellas se incluyen las variedades frescas, congeladas y enlatadas, las ensaladas verdes, las alubias y las lentejas, los frutos secos y el zumo de frutas. Se debe tomar al menos cinco raciones al día de frutas y hortalizas. Algunas verduras (coles de Bruselas, brócoli, berzas, repollo, coliflor) deben restringirse porque fomentan la producción de gases en el intestino, aumentando la sensación desagradable de distensión abdominal, y porque retienen yodo, necesario para la síntesis de las hormonas tiroideas.
  • Carnes, pescados y alimentos alternativos (entre ellos, huevos, nueces y legumbres). Todos ellos son fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer dos o tres porciones al día.
  • Leche y productos lácteos frescos. Proporcionan calcio y proteínas. Se intentará tomar dos o tres porciones diarias.
  • Alimentos que contienen grasas y azúcar. Mantener al mínimo el consumo de este tipo de alimentos. Aportan un alto contenido de calorías pero no sacian la sensación de hambre. Un pequeño lujo, ocasional, como tomar un par de bombones, en el contexto de una dieta saludable no hacen ningún daño.

¿Comida para dos?

El embarazo no es una licencia para comer de manera desordenada y en mayor cantidad de alimentos ricos en grasas o azúcares. Si se hace, se ganará mucho peso, un sobrepeso que resultará muy difícil de perder una vez se dé a luz. Además, aumenta el riesgo de diabetes gestacional.

Como regla general, la ganancia de peso en un embarazo no debe superar los 13 kgr (aunque esta es una cuestión individual en cada embarazo y no debe obsesionarse por ello).

Una mujer cuyo peso es normal no necesita calorías extra durante los seis primeros meses de embarazo. Esto es debido a que el cuerpo se hace muy eficiente al absorber y usar los nutrientes de los alimentos.

Para los últimos tres meses de embarazo, el bebé sólo necesitará que se incremente la dieta en unas 300 kilocalorías diarias, equivalentes a cuatro manzanas o dos piezas de pan.

Alimentación para dos:

Aunque no «se coma por dos» en términos de calorías, es verdad que se necesita «comer por dos» en lo que se refiere a nutrientes. Se debe proporcionar la correcta alimentación para el bebé a través de lo que se come.

Tan bueno como seguir una dieta equilibrada, hay ciertos nutrientes que son particularmente importantes para el crecimiento del bebé.

La el listado siguiente detalla cuáles son dichos nutrientes, así como porqué son importantes y qué alimentos se debería incluir en la dieta para asegurarse que se toma la mayor parte de ellos.

Importancia en: el desarrollo de los dientes y huesos del bebé. Se necesita al menos entre 700 y 800 mg. al día (un yogur o un vaso largo de leche).

Además de en los productos lácteos frescos, el calcio se encuentra en los siguientes alimentos: hortalizas de hoja verde oscura, pan, legumbres, frutos secos, pescado azul, alubias cocidas, nueces, semillas de sésamo, leche de soja enriquecida, y zumo de naranja enriquecido.

Importancia en: Formación de glóbulos rojos en la sangre. Para la mamá y para el bebé. Se encuentra en: Carne roja magra, sardinas, hortalizas color verde oscuro, alubias, lentejas, huevos, nueces, frutos secos, pan integral y cereales de desayuno.

Importancia en: el desarrollo de los órganos y tejidos del bebé. Reduce el riesgo de defectos en la columna vertebral como la espina bífida. Se encuentra en: cereales enriquecidos y pan, verduras verdes y naranjas.

Importancia para: la absorción del hierro. Se encuentra en: la mayoría de las frutas y verduras: las principales fuentes de vitamina C son los cítricos y sus zumos.

Importancia en: Ayuda a absorber el calcio. Se encuentra en: Arenques, atún en aceite, huevos, leche, mantequilla, margarina y salsas para aderezar de bajo contenido graso.

  • Ácidos grasos esenciales Omega-3.

Importancia en: Cerebro del bebé y desarrollo del sistema nervioso en la etapa final del embarazo. Se encuentra en: Pescados azules de agua fría (caballa, arenque, salmón, sardinas). Prueba a tomar al menos una ración a la semana.

Importancia en: Para tener una sangre sana. Se encuentra en: carnes y pescado, productos lácteos. Y algunas algas marinas. Se encuentra también en alimentos enriquecidos como los cereales de desayuno.

El ácido fólico

La dieta de la mayoría de las mujeres incluye algo de ácido fólico (o folatos) porque se encuentra en modalidades enriquecidas de cereales de desayuno y diversos tipos de pan, y naturalmente en otras fuentes como las verduras y las naranjas.

Es recomendable que todas las mujeres que se planteen quedarse embarazadas y aquellas que se encuentren en las primeras 12 semanas de embarazo tomen suplementos de ácido fólico (400 microgramos, escritos como 400 mcg).

Asimismo, deberían continuar tomando en torno a 300 mcg. en la dieta habitual.
Algunos alimentos con alto contenido de ácido fólico son:

  • Coles de Bruselas (90g): 100 Mcg.
  • Espinacas (90g): 80 Mcg.
  • Judías verdes (90g): 50 Mcg.
  • Guisantes congelados (90g): 40 Mcg.
  • Dos rodajas de pan blando de grano enriquecido: 105 Mcg.
  • Dos rodajas de pan integral: 40. Mcg.

El ácido fólico es esencial para evitar procesos relacionados con el cierre del canal neuroectodérmico (espina bífida).

Otros suplementos

Según diversos especialistas no es necesario tomar suplementos vitamínicos si la mujer está sana y no se detecta ninguna patología durante el embarazo. En tanto que se siga una dieta equilibrada con abundante fruta fresca y verduras, y mientras se tenga buen apetito, no es necesario tomar ningún otro suplemento.

De hecho, en cierta medida es arriesgado hacerlo. Muchos de los suplementos contienen altas dosis de vitaminas, desconociéndose aún el efecto que éstas pueden tener sobre el feto.

Sin embargo, existen algunas circunstancias en las que los suplementos pueden resultar beneficiosos. Por ejemplo, en las personas vegetarianas, se debería considerar la ingestión de un suplemento de hierro, ya que éste no se absorbe tan fácilmente a partir de otros alimentos que no sean carne roja.

Alimentos a evitar

Hay ciertos productos que se deben evitar durante el embarazo para un correcto desarrollo del futuro bebé. Entre ellos:

  • Alcohol. Mejor evitarlo. Puede provocar problemas de absorción de la vitamina B12, disminución de la ingesta, hepatopatías, alteraciones del desarrollo cerebral del feto.
  • Alto consumo de vitamina A. Dicho consumo puede dañar al bebé. Es mejor no tomar hígado o aceite de hígado de bacalao ya que son ricos en vitamina A. El tipo de vitamina A que se encuentra en la fruta y en los vegetales se puede tomar sin problemas.
  • Los huevos crudos o poco cocidos pueden estar contaminados por la Salmonella, lo que puede dar lugar a procesos diarreicos y vómitos agudos. Se cocerán los huevos hasta que la yema y la clara estén sólidas, y evitar la mayonesa casera, los helados, las tartas de queso y la mousse.
  • Los quesos curados y blandos tales como el Brie, Cambozola, Camembert y los diferentes tipos de queso azul, contienen ocasionalmente la bacteria Listeria, que puede causar un aborto o partos en los que el bebé nace muerto.
  • El paté también ha de ser evitado pues también puede contener Listeria. Es aconsejable evitar los crustáceos ya que pueden alterar a otros alimentos.
  • Cafeína. No hay problema en tomar cantidades moderadas. El consumo de cafeína empieza a ser preocupante si se sobrepasan los cinco cafés al día.

Источник: https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/embarazo-maternidad/mi-embarazo/sin012132wr.html

¿Tengo que tomar vitaminas durante el embarazo?

¿Qué pasa si en el embarazo no tomo vitaminas?

Durante el embarazo aumentan las necesidades de energía, proteínas y vitaminas ya que son necesarias para el adecuado desarrollo del feto y mantener su metabolismo durante los 9 meses de gestación. En algunos casos, la dieta no aporta suficiente cantidad de una vitamina o mineral y hay que recurrir a la utilización de suplementos. Puedes comprarlos en Farmacia Ribera Valencia

Durante nueve meses, el feto recibe los nutrientes a través de la madre, mantener una dieta variada y equilibrada en este tiempo es fundamental para aportarle los nutrientes necesarios.

En algunos casos será necesario suplementar (cuando la dieta no aporta la cantidad necesaria) y en otros casos será necesario aumentar la ingesta de ciertos alimentos. El médico será la persona encargada de indicar cuándo, qué cantidad y cómo tomar los suplementos alimenticios.

Si estas pensando en quedarte embarazada acude a tu médico ya que algunas vitaminas y minerales se aconsejan empezar a tomarlas entre uno y tres meses antes de la concepción.

A continuación describiremos las necesidades durante el embarazo de ciertas vitaminas y minerales.

Acido fólico (Vitamina B9)

Los folatos intervienen en la síntesis de proteínas y el ADN. Durante la formación del feto las necesidades de folatos son elevadas por lo que es importante suplementar la dieta con ácido fólico para mantener las reservas en niveles óptimos.

La carencia de folatos durante la formación del feto puede dar lugar a déficit del tubo neural que se manifiesta con anencefalia, síndrome de espina bífida, meningocele..

En España, se aconseja la ingesta de suplementos con ácido fólico desde el primer mes antes de la concepción y al menos hasta el final del primer trimestre, aunque la tendencia actual es mantenerlo durante todo el embarazo y lactancia. Se debe tomar diariamente, pues no se almacena en el organismo.

Fuentes de ácido fólico: verduras de hoja verde, legumbres, cereales integrales, frutas, pescado azul y algunos frutos secos.

Otras vitaminas hidrosolubles

No se ha establecido la necesidad de aumentar la ingesta de vitaminas hidrosolubles: vitamina B1 (tiamina), vitamina B2 (riboflavina), vitamina B6 (piridoxina) y vitamina C.

Vitaminas liposolubles

Diversas fuentes indican que aunque las necesidades de vitaminas liposolubles A (retinol), D (calciferol), E (tocoferol) y vitamina K, pueden elevarse durante el embarazo no se ha establecido una necesidad de aumentar la ingesta de estas vitaminas durante esta etapa o la suplementación.

Hierro

El hierro forma parte de la hemoglobina. Durante la gestación se producen cambios en los niveles de hierro, a la vez que aumenta la capacidad de reabsorción de hierro por parte del intestino.

Es por ello que en la mujer gestante con una dieta adecuada y equilibrada no necesitaría aportes extra de hierro. Sin embargo, se ha establecido que en la actualidad los depósitos de hierro en la mujer suelen ser bajos.

Mediante las analíticas rutinarias el médico podrá valorar la necesidad de suplementar con preparados de hierro.

Fuentes de hierro: carne (ternera, cerdo, cordero), cereales integrales, verduras de hoja verde, huevos, sardinas, frutos secos.

Yodo

El yodo es esencial para el hombre. Es necesario en la síntesis de las hormonas tiroideas, que son fundamentales en el metabolismo celular y en el desarrollo y funcionamiento de los órganos, en especial el cerebro.

El déficit de yodo durante el embarazo puede producir alteraciones importantes a nivel cerebral, irreversibles al nacimiento.

En España, la utilización de sal yodada está plenamente establecida, sin embargo en las gestantes se hace insuficiente por lo que es necesario incluir suplementación de yodo. Se recomienda iniciar la ingesta de suplementos al menos un mes antes de la concepción, durante todo el embarazo y la lactancia, pero será el médico quien instaure esta pauta.

Fuentes de yodo: pescados y mariscos, cereales, huevos.

Calcio

Durante el embarazo las necesidades de calcio aumentan. En general se puede decir que aumentado la ingesta de alimentos ricos en calcio se cubren las necesidades durante la gestación. La suplementación con calcio lo indicará el médico en caso de mujeres de alto riesgo o con alto riesgo de preemclampsias.

Fuentes de calcio: leche, quesos, frutos secos, sardinas en lata, verduras de hoja verde, marisco, yogurt..

En la actualidad existen en el mercado complementos alimenticios destinados a la mujer embarazada que cubren las necesidades de vitaminas y minerales, sin embargo, como hemos reiterado en varias ocasiones será el profesional sanitario quien te dé las pautas y el mejor producto para tus necesidades.

El embarazo es una etapa de muchos cambios y necesidades. Cubrir adecuadamente estas necesidades es fundamental para el buen desarrollo de tu futuro bebé. Tu médico te irá dando las pautas e indicaciones para llegar a un óptimo aporte de nutrientes.

Источник: https://www.larazon.es/atusalud/salud-al-alcance-de-todos-con-globalpharma/tengo-que-tomar-vitaminas-durante-el-embarazo-DF14336014/

¿Qué pasa si NO tomo VITAMINAS durante el EMBARAZO? – Efectos y tipos

¿Qué pasa si en el embarazo no tomo vitaminas?

Cuando hablamos de dieta saludable, nos referimos a mantener una equilibrada ingesta de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y mucha agua. Esta debe ser la prioridad en todas las personas, independientemente de que exista o no un embarazo.

Pero en el caso de las embarazadas, la prioridad se convierte en una necesidad, porque comer adecuadamente constituye la forma ideal de obtener las vitaminas y los minerales para la formación del bebé.

Sin embargo, en ocasiones la dieta normal no es suficiente, porque es difícil obtener los nutrientes esenciales solo de los alimentos, por lo cual se requerirá de suplementos vitamínicos para ayudar al saludable crecimiento y desarrollo fetal.

En tal sentido, las vitaminas juegan un rol fundamental, al contribuir a que la gestante obtenga suficientes nutrientes todos los días. En este artículo de paraBebés, te hablaremos de qué pasa si no tomas vitaminas durante el embarazo.

Si te preguntas qué son las vitaminas prenatales, concretamente, son suplementos que contienen una variedad de vitaminas y minerales que ayudarán, diariamente al bebé, a obtener los nutrientes fundamentales para desarrollarse saludablemente.

¿Qué son los nutrientes?

Los nutrientes son esos compuestos que se encuentran en los alimentos, y que se aprovechan por nuestro cuerpo en el proceso de la digestión. Los nutrientes se clasifican de la siguiente manera:

  1. Macronutrientes: las proteínas, lípidos e hidratos de carbono.
  2. Micronutrientes: las vitaminas y los minerales, las cuales se encuentran en bajas concentraciones en los alimentos y nuestro organismo los necesita en cantidades menores. Son considerados esenciales para la vida humana, comprenden 13 vitaminas y unos 16 minerales.

¿Por qué es necesario tomar vitaminas?

Las vitaminas no se producen en nuestro organismo, y es por ello que debemos obtenerlas por medio de la alimentación, porque son necesarias para:

  • El crecimiento y desarrollo del organismo.
  • La utilización metabólica de los macronutrientes.
  • Mantenimiento del sistema inmunológico.
  • Muchas otras funciones fisiológicas y metabólicas; por ejemplo, la hemostasia.

¿Qué son los oligoelementos?

Concretamente, los oligoelementos son sustancias químicas de origen mineral, que también se encuentran en pequeñas cantidades en el organismo. A continuación, te nombraremos los principales oligoelementos y sus funciones más importantes:

  • Calcio: interviene en el sistema nervioso, huesos, dientes y coagulación de la sangre.
  • Hierro: es el constituyente vital de la hemoglobina (Hb). Interviene en la respiración celular, glicolisis, oxidación de ácidos grasos y la síntesis de ADN.
  • Iodo: indispensable para la función tiroidea.
  • Cobre: forma parte de los tejidos corporales, como el hígado, el cerebro, los riñones y el corazón.
  • Flúor: ayuda en la formación de los dientes.
  • Fósforo: interviene en la formación de proteínas.
  • Manganeso: constituyente de ciertas enzimas. Su deficiencia produce pérdida de peso, dermatitis y náuseas. Se cree que participa en funciones sexuales y reproductoras.
  • Magnesio: interviene en el metabolismo de glucosa.
  • Potasio: ayuda en equilibrio del medio interno.
  • Sodio: ayuda en el equilibrio del medio interno.
  • Zinc: interviene en el metabolismo de proteínas y ácidos nucleicos. Por ello, se considera que el zinc cumple una función muy importante en el embarazo y desarrollo fetal. Estimula la actividad de aproximadamente 100 enzimas.

Las vitaminas durante el embarazo son esenciales. Concretamente, las vitaminas para las embarazadas, contribuyen a suplir los requerimientos de ciertos nutrientes. Te mostramos las vitaminas para el embarazo según sus nombres:

Tipos de vitaminas

Ahora veremos cuáles son las vitaminas con mayor aporte al desarrollo del embarazo y crecimiento adecuado del feto:

  • Ácido fólico:ayuda a prevenir los defectos del tubo neural, desarrollo cerebral y la médula espinal del feto. Además, interviene en la síntesis de ácidos nucleicos, eritropoyesis, proteínas y disminuye la aparición del labio leporino, la cardiopatía congénita y los abortos espontáneos.
  • Piridoxina: puede ser útil para reducir las náuseas, la preeclampsia, para obtener mayores pesos y puntuaciones del examen Apgar en el recién nacido y proteger al pequeño o pequeño contra las caries dentales y ciertas malformaciones congénitas.
  • Vitamina C:ayuda en la reducción del riesgo de sufrir preeclampsia, parto prematuro, infecciones y anemia materna.
  • Vitamina A: su deficiencia está relacionado con efectos teratogénicos, causando malformaciones del sistema nervioso central y anomalías cardiovasculares y faciales, con el parto prematuro y con el desprendimiento prematuro de placenta. Solo está recomendada su suplementación durante el embarazo, en madres con valores bajos.
  • Vitamina D: puede ser tóxica para la madre y el feto, no está recomendada su suplementación excepto en gestantes con baja exposición solar o con hipoparatiroidismo.
  • Vitamina E: actualmente no hay suficiente información para evaluar los posibles beneficios o efectos perjudiciales de su suplementación en embarazo.

Tipos de minerales

Además de las vitaminas, los minerales también son importantes para el adecuado desarrollo del bebé. Veamos cuáles son:

  • Iodo: es indispensable en la síntesis de hormonas tiroideas, necesarias para el correcto desarrollo cerebral y mental. También intervienen en la maduración ósea, pulmonar y cardíaca a lo largo de la vida fetal y neonatal y previenen el desarrollo de anomalías congénitas, la sordomudez y el estrabismo. Para la gestante, también es beneficioso para disminuir la incidencia de abortos espontáneos y mortalidad perinatal.
  • Hierro: promueve el adecuado desarrollo de la placenta y el feto. Ayuda al cuerpo a producir sangre para suministrar oxígeno al feto y ayuda a prevenir la anemia, número de glóbulos rojos bajos en la sangre. También disminuye el riesgo de prematuridad y contribuye a mejorar el desarrollo físico y neurológico de los recién nacidos. Finalmente, previene contra las enfermedades infecciosas. Tanto la deficiencia como el exceso de este mineral tienen efectos negativos en el resultado del embarazo.
  • Calcio: ayuda en la reducción del riesgo de sufrir preeclampsia por la madre, previene el parto prematuro y aporta una mineralización ósea deficiente.

Si te preguntas si son necesarias las vitaminas durante el embarazo, la respuesta es sí.

Y a la pregunta de, ¿qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo? Puede ocurrir que presentes deficiencias nutricionales o puedes predisponerte a la malnutrición del feto.

Las consecuencias de no tomar vitaminas durante el embarazo pueden ser alteraciones en el desarrollo infantil y desarrollo de enfermedades crónicas durante la vida adulta.

Por otra parte, no tomar vitaminas durante el embarazo conlleva un inadecuado aporte de vitaminas y minerales, puede afectar la mayoría de los órganos del bebé, al no poder desarrollarse y madurar adecuadamente. En estos casos, el cerebro parece ser el órgano más susceptible.

¿Cómo tomar las vitaminas prenatales?

Si no ha tomado vitaminas durante el embarazo es importante hacerlo. Evite tomar suplementos de vitaminas variadas, a menos que sea bajo la supervisión de un profesional de la salud, porque es malo cambiar de vitaminas durante el embarazo.

Tenga en cuenta que es posible poner en peligro la salud de su bebé, y la suya propia, tomando cantidades inadecuadas de vitaminas sintéticas. Además, asegúrese de que su médico esté al tanto de cualquier suplemento vitamínico que esté tomando.

Mientras usted consuma una dieta equilibrada, es probable que en su cuerpo exista la cantidad de vitaminas y minerales adecuados, y no es necesario tomar cantidades excesivas de suplementos vitamínicos.

Consulta en este artículo si te preguntas si es normal tener mucha hambre en el embarazo.

Ahora ya sabes por qué es importante tomar vitaminas durante el embarazo. A continuación, veremos cuáles son las mejores vitaminas para el embarazo:

  • Ácido fólico: su ingesta está recomendada hasta 600 μg/día, siendo 1.000 μg/día el límite superior. Es importante tomar esta vitamina en el embarazo, concretamente, antes de la concepción o en las consultas de planificación familiar. Dado que el tubo neural se cierra antes del día 28 de la gestación, cuando a veces aún no se ha detectado el embarazo, la administración de suplementos de ácido fólico después del primer mes de gestación, no servirá para prevenir malformaciones. En este artículo, encontrarás más información de por qué tomar ácido fólico antes el embarazo.
  • Piridoxina: las necesidades de vitamina B6 están aumentadas durante el embarazo, siendo la dosis máxima 100 mg/día. Actualmente no existe suficiente evidencia para establecer su administración regular mediante suplementos.
  • Vitamina C: las necesidades de vitamina C están aumentadas hasta 80 mg/día, durante la segunda mitad del embarazo.

Hemos visto porque hay que tomar vitaminas durante el embarazo. Por otra parte, también se recomienda la ingesta de los minerales tales como:

  • Calcio: las dosis recomendada es de 1,5-2 g/día (dividida en tres dosis) desde la semana 20 hasta el final de la gestación. Teniendo en cuenta que su absorción está aumentada hasta un 40% en la gestación, no se recomienda su suplementación en madres con ingestas adecuadas, debiéndose reservar a gestantes con ingestas < 600 mg/día, adolescentes, y aquellas con alto riesgo de preeclampsia.
  • Hierro: la mujer embarazada difícilmente adquiere hierro con la dieta. Se indica tomarlo como suplemento en la ingesta. Después del embarazo, debe mantenerse el suministro de hierro, por lo menos por tres meses más, hasta nivelar la disminución sufrida durante este período.
  • Iodo: existen contradicciones con relación a su uso. Algunas investigaciones no encontraron justificada la suplementación universal. Con el contenido de iodo en la sal iodada y en la leche y derivados lácteos es posible cubrir las necesidades durante el embarazo, evitando así los posibles riesgos del exceso. Sin embargo, en los casos en los que exista deficiencia, sí que se recomienda su ingesta.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué pasa si no tomo vitaminas durante el embarazo?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía

  • López M, Sánchez J, Sánchez M. Domínguez C. (2010). Suplementos en embarazadas: controversias, evidencias y recomendaciones. Inf Ter Sist Nac Salud. (34): 117-128.
  • Martínez R, Jiménez A, Lombán B. (2016). Suplementos en gestación: últimas recomendaciones. Nutr Hosp. 33 (4):3-7.
  • Pita G, Pineda D, Martín I, Monterrey P, Serrano G, Macías C. (2003). Ingesta de macronutrientes y vitaminas en embarazadas durante un año. Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos. Rev. Cubana Salud Pública. 29 (3): 220-27.

Источник: https://www.parabebes.com/que-pasa-si-no-tomo-vitaminas-durante-el-embarazo-4936.html

¿Qué vitaminas y minerales se deben tomar con mayor cantidad durante el embarazo? – inatal – El embarazo semana a semana

¿Qué pasa si en el embarazo no tomo vitaminas?

Las vitaminas y minerales desempeñan una función muy importante para el desarrollo de todas tus funciones vitales y las de tu bebé. Durante el embarazo, necesitas una cantidad superior a la habitual de hierro, yodo y ácido fólico. Otros nutrientes importantes son el calcio, el zinc y las vitaminas A, C y D. 

¿Cómo puedo obtener la cantidad extra de vitaminas y minerales necesaria durante el embarazo?

Tomar suplementos vitamínicos prenatales asegura la ingesta de las cantidades extra necesarias de yodo, hierro y ácido fólico. Una dieta equilibrada debería aportar el resto de vitaminas y minerales que necesitas durante el embarazo. Consulta con tu médico si tienes dudas acerca de los suplementos que necesitas.

El ácido fólico, ¿qué es y qué cantidad diaria necesito?

El ácido fólico, también conocido como folato, es un tipo de vitamina B importante para mujeres embarazadas. Tomar 400 microgramos de ácido fólico a diario durante el mes anterior al embarazo y 600 microgramos diarios a lo largo de la gestación puede ayudar a prevenir los llamados defectos del tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal.

El folato se encuentra en vegetales de hoja verde, pan, cereales integrales y algunos frutos secos, y es posible encontrar productos como pan, cereales de desayuno o zumos enriquecidos con folato; sin embargo, aun tomando estos alimentos es difícil conseguir las cantidades recomendadas de ácido fólico a través de la dieta, por lo que se recomienda que toda mujer embarazada o que quiera quedarse embarazada tome un suplemento vitamínico diario que contenga la cantidad recomendada de ácido fólico.

El hierro, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

Tu cuerpo utiliza el hierro para producir una sustancia que permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno a todos tus órganos y tejidos.

Durante el embarazo, necesitas una cantidad extra de hierro –aproximadamente el doble de la cantidad recomendada para mujeres no embarazadas–, ya que, desde los inicios de la gestación, tu volumen de sangre aumenta, y con él la necesidad de hierro para suministrarte oxígeno a ti y a tu bebé. Si tu consumo de hierro no es suficiente, puedes desarrollar anemia.

La dosis diaria de hierro recomendada durante el embarazo es de 27 miligramos, y puede encontrarse en la mayoría de suplementos vitamínicos prenatales. Además, también puedes consumir alimentos ricos en hierro, como carne roja, marisco, legumbres, cereales de desayuno fortificados o zumo de ciruela.

Ten en cuenta que el hierro se absorbe más fácilmente si los alimentos ricos en hierro se toman junto con alimentos ricos en vitamina C, como pueden ser los cítricos o el tomate. De la misma manera, algunos alimentos, como el té, el café y los cereales de grano entero, pueden dificultar su absorción.

El calcio, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

El calcio se utiliza para construir los huesos y los dientes de tu bebé. Toda mujer mayor de 19 años, embarazada o no, debería ingerir 1.000 miligramos de calcio al día, y la cantidad asciende a 1.300 miligramos diarios entre los 14 y los 18 años.

La leche y los lácteos, como el queso o el yogur, son la mejor fuente de calcio en tu dieta, además de contener proteínas, riboflavina y vitamina B12, pero si tienes problemas de intolerancia a la lactosa puedes obtener calcio de otras fuentes, como la leche de avena o de almendra enriquecida, el tofu, el brócoli, las coles de Bruselas, la col, el boniato, las legumbres, las verduras de hoja verde, las sardinas o las almendras, o bien de suplementos específicos.

La vitamina D, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

La vitamina D trabaja junto al calcio para ayudar al desarrollo de los huesos y los dientes del bebé. Además, es esencial para asegurar que tenga una piel sana y una buena capacidad visual.

Toda mujer, embarazada o no, necesita 600 unidades internacionales (15 microgramos) de vitamina D a diario; durante el embarazo y la lactancia, este aporte debe proveer al bebé con suficientes reservas de vitamina D para sus primeros meses de vida.

La leche enriquecida con vitamina D y los pescados grasos, como el salmón, son buenas fuentes de esta vitamina; por otro lado, la exposición al sol también activa la producción de vitamina D, por lo que es conveniente tomar el sol, siempre con moderación y usando la protección adecuada.

El yodo, ¿por qué es importante en el embarazo y qué cantidad diaria necesito?

El consumo de yodo es importante para asegurar el correcto desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé.

Las principales fuentes naturales de yodo en la dieta son la sal yodada, el marisco en general, el pescado, los huevos y las algas, pero es difícil obtener los 150 microgramos diarios recomendados durante el embarazo a partir de esas fuentes. Por ello, se recomienda tomar un suplemento vitamínico prenatal que contenga yodo desde el momento en que se considere la posibilidad de embarazo y hasta finalizar la lactancia.

Источник: https://inatal.org/el-embarazo/peso-y-dieta/80-claves-de-la-dieta-en-el-embarazo/79-que-vitaminas-y-minerales-se-deben-tomar-con-mayor-cantidad-durante-el-embarazo.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: