¿Qué puede comer un bebé de 6 meses?

Recomendaciones para la elaboración del menú infantil: de seis meses a un año

¿Qué puede comer un bebé de 6 meses?

Hasta los seis meses, lo más recomendable es que los bebés tomen leche materna en exclusiva y, a partir de los seis meses, que empiecen a tomar otras cosas, poco a poco, sin prisa, pero sin pausa.

Vamos a centrarnos en esos primeros meses de la alimentación del bebé, de los seis meses a los 12 meses, y ofreceros recursos, herramientas y un poco de teoría para poder elaborar el menú de los niños, lo que deben comer cada día.

Si el niño no toma leche materna lo lógico es seguir la misma recomendación: leche de fórmula hasta los seis meses y a partir de ese momento empezar a ofrecer comida.

Hace unos años esto no se hacía así, pero había una razón de peso para ello.

La leche de fórmula de hace unos años carecía de muchas cosas y alimentar exclusivamente a un bebé de esta manera hasta los seis meses podría ser peligroso.

De hecho, como hasta el 2001 la OMS no empezó a recomendar la lactancia materna hasta los seis meses, lo raro sería que la leche artificial se hubiera dado hasta ese momento.

Muchas madres actuales, y sobretodo las abuelas, que en su momento lo hicieron diferente, se extrañan cuando les dices que no hace falta dar comida a un niño hasta los seis meses, precisamente porque nuestra generación, cuando éramos niños, estábamos comiendo ya a los tres o cuatro meses.

Recomendaciones para ofrecer la alimentación complementaria a los seis meses

Una vez que el bebé cumple seis meses empieza a necesitar más comida. Se suele decir que es porque en ese momento la leche, materna o no, ya no es suficiente para proveer energía y porque el bebé necesita más nutrientes, sin embargo sólo la segunda parte es cierta.

La leche, materna o no, sigue teniendo más calorías que muchos alimentos y si un niño tomara suficiente leche podría tener energía suficiente para vivir y crecer (de igual modo que un adulto podría hacer una dieta exclusiva con leche logrando las calorías necesarias).

La segunda parte, sin embargo, sí es cierta. A partir de los seis meses muchos niños empiezan a necesitar hierro, básicamente porque en el momento de nacer se les cortó el cordón demasiado rápido. Si en el momento de nacer el cordón latió unos minutitos, lo más probable es que el bebé tenga reservas de hierro suficientes para más tiempo, quizás hasta el año.

También a partir de los seis meses necesitan más cantidad de zinc, pero a esto se le suele hacer menos caso porque se suele desconocer qué produce un déficit de zinc y, de hecho, se suele desconocer qué alimentos contienen zinc (no conozco a ningún adulto que vigile su dieta para que sea rica en zinc).

Entonces, teniendo en cuenta que el bebé tiene ya seis meses y que puede empezar a comer, debemos explicar qué alimentos puede empezar a comer. Como no ha probado bocado hasta ahora lo ideal es que empecemos poco a poco. A esta edad pueden comer prácticamente de todo.

Ofreciendo la comida para evitar sustos inesperados

Lo ideal es ir controlando los nuevos alimentos que se introducen para que, en caso de que aparezca alguna reacción, sepamos con casi total certeza qué alimento es el causante. Para ello lo recomendable es dar los alimentos de uno en uno, esperando al menos uno o dos días para dar el siguiente.

Se empieza por el que se quiera y se le ofrece sólo ese alimento, siempre a mediodía y siempre tratando de que haya más personas en casa que la persona que da de comer al niño.

Digo a mediodía porque si lo damos por la noche y el niño sufre una reacción alérgica mientras duerme, igual no nos enteramos, y digo que la madre, o la abuela, o quien de la comida no esté solo con el niño, por si hay que salir corriendo al hospital.

Por qué alimento empezar

El alimento por el que empezar es indiferente. Hay gente que se empecina en decir que lo primero en ofrecer es la fruta, otros que los cereales y otros dirán que la verdura. Repito, es totalmente indiferente.

Los cereales a partir de los seis meses

Los cereales deben darse, al principio, sin gluten. Sé que en los de sin gluten pone “a partir de 4 meses”, pero como los estamos dando a los seis meses, pues lo ideal es ofrecerlos primero sin gluten y pasados unos días con gluten.

Como a los seis meses son capaces de estar sentados y de comer mejor que cuando tienen cuatro meses, puede hacerse una papilla de arroz un poco pasado, o de sémola de arroz, si se quiere, para no tener que comprar cereales industriales (y ahorrar un poco de dinero, que la cosa no está para demasiadas alegrías).

Pasados unos días, deberemos empezar a ofrecer el gluten, momento en el que mezclaremos la papilla de cereales sin gluten con la que lleva gluten.

Si estamos dando arroz, pues lo más fácil suele ser dar al bebé un trozo de pan para que lo chupe y rechupe. Cuando ya no lo quiera por estar demasiado blando y lleno de babas, pues se lo cogemos.

Recomendaciones para dar la fruta a los niños de seis meses

Otro alimento que empiezan a tomar los bebés a los seis meses es la fruta. La más recomendable es la más típica: naranja, manzana, pera y plátano. Normalmente se dice que se empiece por la pera, porque es la más jugosa, pero pueden introducirse poco a poco todas las frutas a partir de los seis meses.

Una vez ha probado todas las frutas se pueden hacer combinaciones con varias, o se puede simplemente ofrecer una fruta cada día.

Yo, como he comentado en otras ocasiones, soy más amigo de hacerlo de este modo (hoy plátano, mañana manzana, pasado pera,…

), porque así los bebés conocen el sabor concreto de la fruta (y no el sabor multifruta) y porque así no tienes que abrir varias frutas cada día, sobrando luego casi todo.

Recomendaciones para dar la verdura, la carne y el pescado a los niños de seis meses

Como os he dicho antes, la gente suele centrarse en los cereales y la fruta para empezar a ofrecer comida a los bebés, sin embargo, si tenemos en cuenta que lo que más necesita añadir a la dieta un bebé es el hierro, lo más lógico es que no tardemos demasiado tiempo en darle pollo, pescado y huevo (aunque los cereales de hoy en día vienen suplementados con hierro).

Por eso suelo ser más amigo de empezar con patata hervida chafadita o en trozos, con un chorrito de aceite y enseguida añadir pollo a la mezcla, empezando después con algo de cereal para luego añadir el gluten.

Luego hay que ir añadiendo verduras poco a poco: judías, un poco de zanahoria, brócoli, cebolla, tomate, etc., evitando básicamente todas las verduras que sean de hoja como las acelgas y las espinacas como plato único, que no se recomiendan hasta los doce meses.

Con respecto a la carne, la más recomendada para empezar es el pollo, aunque también nos serviría el pavo.

La cantidad de verduras que un bebé debe tomar es indiferente, sin embargo la cantidad de carne sí está limitada a 20-30 gramos (tirando más a 20), porque si nos pasamos nuestro hijo tomará demasiadas proteínas, algo que no es recomendable para su salud (ni para la salud de sus riñones, que tendrán que trabajar horas extras, sin estar preparados todavía para ello).

Por eso mismo la cantidad de pescado se limita también a 30-40 gramos diarios (puede ser pescado blanco o azul), y en caso de dar huevo, que también se puede introducir a partir de los seis meses, que sea uno de talla pequeña.

Una vez el bebé haya probado, más o menos, todos estos alimentos, se puede empezar a ofrecer más variedad en cuanto a carnes y pescado. Normalmente se digiere mejor la carne de animales pequeñitos, así que la más recomendable es la de conejo (y pollo y pavo), seguidas de las de cordero y ternera, que mejor si la comen una o dos veces a la semana como mucho.

¿A qué hora le doy cada cosa?

Una vez hemos explicado todos los alimentos que un bebé de seis meses puede empezar a tomar hasta el año de vida sólo queda comentar la organización a la hora de ofrecer la comida.

Se suele decir que lo más recomendable es ofrecer el cereal por la mañana, la verdura y la carne para comer (si damos pescado, sustituir carne por pescado un par de veces a la semana) y la fruta para merendar.

Esto sin embargo no es inamovible, ni mucho menos y de hecho no es lo más recomendable, porque como mejor se absorben los alimentos no es ofreciéndolos aislados, sino mezclándolos con otros.

Los adultos lo tenemos bastante claro y por eso sabemos que una comida consta de un plato de verdura con algo de patata, o bien legumbres acompañadas de cereal (pan o arroz), para mejorar la absorción de la proteína, sabemos (sin saberlo) que tenemos que tomar algo de fruta antes o después de la comida, que si es rica en vitamina C, como lo es casi toda la fruta, ayuda a absorber mejor el hierro de la comida y así con otras muchas mezclas que hacemos habitualmente que ayudan a equilibrar la dieta.

Con los bebés pasa lo mismo, lo más recomendable sería darles varias cosas cada vez que coman, un poco de verdura, un poco de carne, un poco de pan y un poco de fruta, por ejemplo, y así en cada comida.

De este modo comerían más sano, aunque sería más engorroso a la hora de prepararlo, claro, y quizás ese es el motivo de hacer la alimentación de los bebés de manera aislada.

Ahora, gracias a que muchos padres hacen Baby-led Weaning, comiendo muy parecido a lo que comen los papás, se puede ahorrar tiempo al cocinar solo una vez.

La leche sigue siendo lo más importante

Para acabar, por si lo comentado fuera poco, decir que la leche, hasta el año de vida, sigue siendo el alimento más importante y que hay que tratar de asegurar que tomen unos 500 ml de leche diarios. Con los bebés que toman leche artificial no suele haber mucho problema, porque les puedes dar un biberón de 250 ml por la mañana (y parte de esa cantidad con cereales) y otro por la noche.

Con los que toman leche materna, sin embargo, suele haber más dificultades, básicamente porque casi nadie explica bien la alimentación complementaria y en vez de decir «siga dando el pecho a demanda y entre medio le va ofreciendo comida», se suele decir «vaya quitándole tomas de leche materna y que coma», consiguiendo que los bebés que toman el pecho puedan llegar a tomar menos leche de la que necesitan.

Las madres no tienen 250 ml de leche materna en sus pechos por la mañana para dar a sus bebés y otros 250 ml por la noche (y si los tuvieran seguro que sufrirían más de una mastitis por pasar tantas horas sin dar leche a sus hijos), así que la única manera de dar 500 ml de leche materna a un bebé es explicando a la madre que tiene que seguir mamando a demanda, haciendo varias tomas al día y que entre medio, digamos cuando nosotros nos sentemos a comer, haya mamado o no, ofrezcamos comida al niño.

Resumiendo

A modo de resumen, para que quede todo claro, decir que es más fácil de lo que parece, porque como hay que ofrecer un alimento cada 1-2 días, tenemos tiempo de ir aprendiendo sobre la marcha con nuestro hijo. Pasados esos días se añade un nuevo alimento a la dieta del bebé y así vamos haciendo hasta que prueba todos los que pueden comer hasta los doce meses.

El horario es indiferente, como lo es para los adultos, que comemos fruta por la mañana, a mediodía, por la tarde y/o por la noche, así como verdura y carne tanto a mediodía como de noche (los bebés deben elegir, o a mediodía o de noche, pero no ambas, porque tomarían demasiadas proteínas).

La preparación queda en manos de cada madre y padre: hay quien lo tritura todo haciendo papillas y hay quien prefiere dejar que los niños experimenten con la comida y la prueben tal y como es. Todo depende del niño y de su capacidad para aceptar los alimentos de uno u otro modo (y de las ganas de los padres de limpiar la cocina después, claro).

En cualquier caso, lo hagáis como lo hagáis tened clara una cosa: por mal que se haga los niños acabarán comiendo sí o sí, como lo hacemos todos los adultos del mundo.

Por cierto, antes de acabar os ofrezco un último consejo: a la fuerza, nunca.

En Bebés y más | Por qué no hay que añadir ni una pizca de sal ni de azúcar a los alimentos de los bebés, Bebidas recomendadas (y no recomendadas) para niños menores de cinco años: expertos en salud y nutrición publican guía actualizada, Calendario de incorporación de alimentos: cuándo debe el bebé empezar a comer cada uno

Источник: https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/recomendaciones-para-elaboracion-menu-infantil-seis-meses-a-ano

Las primeras comidas del bebé

¿Qué puede comer un bebé de 6 meses?

13 Enero 2020 – Publicado por Marisa Gandsas

Durante los primeros 6 meses de vida del bebé, la alimentación ideal es la leche materna en forma exclusiva, es decir pecho y solamente pecho. Al llegar a los 6 meses, se iniciará la introducción de los primeras papillas.

La alimentación ideal en los primeros 6 meses de vida es la leche materna de manera exclusiva. Es decir, únicamente pecho.

Se ha demostrado, mediante estudios realizados en las últimas décadas, que la lactancia materna posee los mayores beneficios, ya que protege al bebé de muchísimas infecciones y se reconoce una disminución de diarreas, otitis, catarros y alergias en los bebés alimentados de esta forma. No hay ningún otro alimento que pueda imitar sus cualidades.

La lactancia no sólo beneficia al bebé, también beneficia a la madre, ya que permite que el útero recupere de manera más rápida su tamaño normal. Esto le permite a la mujer recuperar el cuerpo que tenía antes del embarazo.

Si por algún motivo la lactancia natural no fuera posible, el bebé debe tomar leche de fórmula, maternizada (leche de vaca modificada y enriquecida similar a la leche materna) durante sus primeros seis meses.

Si el aumento de peso del bebé es normal y crece bien, no necesita de otro alimento antes de esa edad.

No hay que apurarse para darle al bebé alimentos sólidos antes de los 6 meses. Al llegar a esta edad se puede empezar con las primeras papillas.

6 meses: ¿con qué comenzamos?

El bebé puede comenzar con sus primeras papillas al llegar a los 6 meses, de manera paulatina.

En esta etapa, la alimentación es mixta o complementaria, ya que la introducción de los primeros semisólidos tiene una función más de aprendizaje que de nutrición, pero la alimentación básica del bebé seguirá siendo la leche.

A comer bien se aprende porque la alimentación es un hábito. Cuando el bebé comienza a introducir sus primeros alimentos, comienza a formarse el hábito alimenticio que lo acompañará toda la vida.

En esta etapa, podemos comenzar a darle:

  • Purés de verdura: papa, zanahoria, zapallo.
  • Cereales (precocidos o no) y
  • Purés de frutas: manzana, banana, pera.

La fruta puede ser natural o cocida tipo compota, ya que aportan vitaminas, proteínas, minerales y fibras.

Ver recetas

Esto es sólo una guía de consulta. Antes de incorporar un alimento a la dieta de tu bebé debés consultarlo con tu pediatra de cabecera.

Algunos consejos para empezar

Horario La mamá puede elegir el horario en que le va a dar la comida. No importa que sea al mediodía, a la tardecita o a la noche. Lo que sí importa es que tanto la mamá como el bebé puedan disfrutar de ese momento relajados y tranquilos.

La segunda comida se incorpora hacia los 8 meses, en un horario opuesto al de la primera. Si la primera fue el almuerzo, la segunda será la cena, o al revés.

La primera comida reemplazará a la mamada o a la mamadera que el bebé tomaba en ese horario. Lo mismo pasará cuando se incluya la segunda comida diaria. No hace falta darle el pecho o la mamadera después del almuerzo o la cena si es que el niño ha comido bien.

7 meses

Llegados los 7 meses se le puede dar al bebé flanes o postrecitos, caseros o comprados, que pueden reemplazar a la fruta del postre. También se incorporan las verduras de hoja verde. Se le puede dar polenta y sémola. También podemos comenzar a darle arroz, pero previamente tamizado -es decir, hecho papilla- para evitar que el pequeño se atragante con los granos.

Las carnes rojas como las blancas también pueden incorporarse alrededor del séptimo mes. Las carnes le aportarán fundamentalmente las proteínas necesarias para el crecimiento. Estas deben estar siempre perfectamente cocidas.

El hígado, que es una importante fuente de hierro y proteínas, también puede incorporarse alrededor de los 7 meses.

Ver recetas

Esto es sólo una guía de consulta. Antes de incorporar un alimento a la dieta de tu bebé debés consultarlo con tu pediatra de cabecera.

8 meses

Al octavo mes, el bebé incorporará la segunda comida del día: si la primera comida era el almuerzo, será la cena, o viceversa. 

Ver recetas

Preguntas más frecuentes

¿A qué edad pueden empezar a comer maizena?
A los 6 meses.

Si le damos pollo, ¿cuál es la mejor forma de cocinarlo? ¿asado al horno? ¿a la plancha? ¿hervido?
Todas son buenas, lo importante es cortarlo chiquito y sin huesitos.

Idem carne de vaca y de pescadoEl pescado puede ser incorporado luego del año del bebé porque da más probabilidades de alergias.

¿Cuál es el pescado que mejor se adapta a los bebés, por el tema de las espinas o por otra razón?

Merluza filet o cualquier filet.

¿Y el hígado?

Es buenísimo y aporta hierro a la dieta del bebé.

¿Cuándo pueden comer huevo? ¿empezar con la clara o la yema?

La yema ya la pueden comer en tortillas, purés o comidas a los 7 u 8 meses y el huevo entero al año.

¿Conviene empezar con jugos cítricos o no cítricos?

Convienen los jugos naturales de frutas, solos sin agregados. Es lo mismo empezar con cualquiera de ellos (recordá que hasta el año no debería incluirse ni el kiwi ni la frutilla en la dieta de tu hijo).

Esto es sólo una guía de consulta. Antes de incorporar un alimento a la dieta de tu bebé debés consultarlo con tu pediatra de cabecera.

Alergias

Hay alimentos que no conviene incluir antes del año. Especialmente si en la familia hay antecedentes alérgicos. Entre ellos:

  • Huevos (se aconseja hasta dos por semana, ya sea cocido o pasado por agua)
  • Pescado
  • Chocolate
  • Dulce de leche
  • Frutillas y kiwis (pueden dar alergias cutáneas)

Una salud de hierro

El hierro es un mineral muy importante, y no olvidemos que durante los dos primeros años de vida los niños experimentan un rápido crecimiento, lo que hace que se consuman sus reservas de hierro.

Los cítricos contienen una gran cantidad de vitamina C, que favorece la absorción de hierro y sales de sodio y potasio. Los alimentos más ricos en hierro son las carnes rojas, el hígado, el pescado y el pollo. Algunos vegetales, como el berro o la espinaca, también poseen hierro, y aunque en menor medida, los lácteos.

Alimentos que conviene evitar

  • Miel: No se recomienda su consumo, especialmente en los niños menores de 1 año y hay pediatras que no lo recomiendan hasta los 3 años. La miel fresca sin pasteurizar puede transmitir botulismo, una enfermedad grave del sistema nervioso.
  • Hay alimentos que conviene evitar hasta los 3 años, por ser muy duros y no disolverse rápidamente en la boca y con los cuales el niño podría atragantarse. Estos son:

1. Maníes2. Granos de choclo3. Pochoclo4. Caramelos duros5. Frutas secas6.

Manzana en trozos (sólo se puede si está cortada en trozos pequeños, como todos los alimentos sólidos, que deben estar cortados en trozos pequeños).

  • Se deben cortar los alimentos en trozos muy pequeños así evitaremos que el niño se atragante.
  • La temperatura de las papillas deberá ser tibia.
  • A partir de los 7 meses, la carne -ya sea roja o blanca- debe ser cuidadosamente cortada en pequeños pedazos.
  • Hay que tener cuidado si le damos al niño pan para que se entretenga, ya que si tiene miga puede formar un bolo en la boca.
  • No es necesario agregarle sal a sus comidas, porque ellos no están acostumbrados a los sabores salados, y no es saludable abusar de ella. No obstante, hay alimentos que no tienen sabor sin sal (por ejemplo la polenta, o las pastas), en ese caso, colocar solo una pizca.
  • Cuando le damos la primera comida al bebé, le ofreceremos una papilla salada, y un postre, que en un principio es conveniente que sea un puré de frutas.
  • Los bebés también deben tomar una bebida en el almuerzo, así como lo hacemos los adultos. Lo ideal es que tomen agua, ya que las gaseosas contienen gran cantidad de azúcar y le quitan el apetito, además de que predispone a la aparición de caries.
  • A los 6 meses el bebé ya esta maduro como para sentarse, mirar la cuchara y abrir la boca, la lengua ya no se viene tanto para adelante. Pero no olvidemos que en esta etapa la inclusión de los alimentos es un juego, tenemos tiempo hasta el año para que el niño «coma bien». Recién en este momento  los alimentos cubrirán todas sus necesidades biológicas y la leche pasará a un segundo plano. No hay que desesperarse si al principio el niño no come «bien», es como un juego, puede escupir o rechazar el alimento y esto es normal. De cualquier manera hay que insistir a modo de juego. También hay niños que empiezan a comer bien a los 8 o 9 meses.
  • Al principio hay que dejar que el niño haga lo que desee. Por ejemplo, puede querer chupar o succionar la cuchara. 
  • En un comienzo, las texturas deben ser ni líquidas ni espesas e ir variando a medida que el bebé las vaya aceptando, no licuadas o muy procesadas. Es conveniente hacer el puré  con el tenedor.

Источник: https://www.planetamama.com.ar/nota/las-primeras-comidas-del-bebe

¿Qué dar de comer a un bebé de 6 meses?

¿Qué puede comer un bebé de 6 meses?

Es fundamental que, hasta los 6 meses de edad, la alimentación del bebé se base en la lactancia materna exclusiva, ya que es la recomendada por la OMS al ofrecer al pequeño todo lo que necesita para su correcto desarrollo.

No obstante, a partir de los 6 meses, el bebé puede comenzar a tomar leche de continuación y alimentos sólidos como parte de una dieta diversificada, siempre bajo la recomendación del pediatra.

Es en este momento cuando todas las mamás se plantean qué dar de comer a un bebé a los 6 meses.

Este es un momento muy importante para la alimentación del bebé. Saber qué dar de comer es imprescindible para el correcto desarrollo del pequeño. Por ello, en este artículo te explicaremos qué come un bebé de 6 meses o cómo podría ser un menú para un bebé de 6 meses. 

¿Qué come un bebé de 6 meses?

A partir de los 6 meses de edad además de la leche se irán añadiendo a la dieta del bebé diferentes alimentos de forma paulatina. La adición de alimentos sólidos o líquidos es complementaria a la leche, pero no como sustituto. Pero recuerda consultar con el pediatra cualquier cambio en la alimentación del bebé.

Muchas madres deciden empezar con la leche de continuación, pero, ¿por qué introducir la leche de continuación? La vuelta al trabajo suele ser el motivo más recurrente por el cual las mamás deciden introducir esta leche en la dieta del bebé. Además, de esta forma, otros miembros de la familia pueden dar de comer al bebé y fortalecer el vínculo entre ellos, como es el caso de los padres. 

El menú de un bebé a los 6 meses

A pesar de que a partir de los 6 meses se pueden ir introduciendo alimentos sólidos de forma gradual, la leche sigue siendo el principal elemento de su dieta. En esta etapa, el pediatra te recomendará introducir alimentos sólidos en forma de papillas o purés. 

¿Cómo sería un menú básico de un bebé a los 6 meses?

  • Por la mañana: para empezar el día, ofrécele al pequeño la toma de leche que le corresponda, en caso de que hayas decidido continuar con la lactancia materna.

    A media mañana también puedes darle cereales con tu leche materna, pero si ya has comenzado con la leche de continuación, ofrécele una papilla ligera con cereales. La mejor opción es darle esta toma con el biberón durante los primeros días.

  • A medio día: hazle un puré con los alimentos que te haya recomendado el pediatra, que normalmente serán hortalizas como la patata y carne magra sin grasa. Es probable que los primeros días le cueste comer estos nuevos alimentos, pero se acostumbrará rápidamente.
  • A media tarde: por la tarde lo mejor es ofrecerle un puré de frutas, por ejemplo, de manzana, plátano, pera y naranja.
  • Por la noche: al igual que por la mañana, ofrécele un biberón con cereales.

     

  • A media noche: si se despierta, dale una toma de biberón.

En general, este es un menú básico para un bebé de 6 meses de edad. No obstante, recuerda consultar siempre con el pediatra la introducción de nuevos alimentos en la dieta de tu pequeño. 

Ideas y consejos para preparar un menú para el bebé

Muchos padres y madres dudan sobre qué alimentos introducir primero en la dieta del bebé de 6 meses. Además de los cereales, es importante añadir verduras (se recomienda evitar durante el primer año las verduras de hoja verde como la acelga, la espinaca, la borraja, etc. por su alto contenido en nitratos), frutas, carne y pescado.

En el caso de las frutas, siempre será mejor introducir primero las más jugosas, como la pera o el plátano, ya que suelen gustar mucho por su sabor dulce.

Frutas como la naranja, por ejemplo, se recomienda introducirlas poco a poco porque el sabor ácido puede hacer que el bebé no quiera el puré de frutas.

En cuanto a las hortalizas, a la carne y al pescado, la patata hervida y el pollo o la merluza suelen ser los alimentos que mejor aceptan a esta edad. Prueba con ellos en primer lugar.

Nuestra recomendación es que, además, plantees la hora de la comida como un juego con la cuchara. Así comerá mucho mejor que si lo obligas. 

Usar la cuchara e introducir sólidos a los 6 meses

A la hora de introducir la cuchara en la alimentación del bebé, siempre recomendamos que esta sea de silicona y no de metal porque son mucho más suaves y flexibles.

Además, las cucharas de silicona se asemejan a la boquilla del biberón, por lo que le resultará familiar y abrirá la boca más fácilmente para comer.

Tampoco dañan la dentición del bebé por posibles golpes, algo que puede suceder con las cucharas de metal.

Para que la hora de la comida sea mucho más sencilla, prueba a darle una cuchara a tu bebé mientras tú usas otra para darle de comer.

Si tienes dudas sobre el menú del bebé…

Si tienes dudas sobre el menú del bebé, acerca de qué dar de comer a un bebé de 6 meses o crees que algo no va bien, consúltalo con el pediatra para que pueda ayudarte.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/alimentando-a-mi-bebe/que-dar-de-comer-a-un-bebe-de-6-meses

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: