¿Qué puede comer un bebé de 8 meses?

¿Qué puede comer un bebé de 8 meses?

A partir del 6º mes de vida es necesario incorporar nuevos alimentos que aseguren el buen desarrollo y salud de nuestro bebé. Si conseguimos que nuestro bebé adquiera unos hábitos alimenticios sanos le estaremos ayudando a llevar una dieta saludable en el futuro.

Es normal tener dudas con la introducción de los alimentos ¿Cuándo empiezo?, ¿Qué cantidad?, ¿A qué hora?, ¿Y si no quiere?…

Como siempre os hemos dicho, la introducción de alimentos debe hacerse de manera lenta y suave, no hay prisa. A esta edad el alimento principal del bebé es y debe ser la leche (materna o de fórmula).

Debéis ofrecer la comida al bebé, pero nunca forzarlo, cada bebé tiene su propio ritmo.

Para poder entender mejor el menú y hacer la introducción correctamente os invito a leer los siguientes artículos, que os guiarán en la introducción paulatina de nuevos grupos de alimentos desde los 6 a los 18 meses aproximadamente:

También os recomendamos descargar esta tabla de introducción de alimentos para bebés, para que podáis ver de forma rápida qué alimentos se pueden ir introduciendo según el bebé va creciendo.

¿Con qué frecuencia debe comer un bebé de 6 meses?

Cuando se han introducido las frutas y la papilla de cereales (6 meses), el bebé debería tener el siguiente esquema de alimentación (esta tabla es orientativa, cada familia debe adaptarla a sus horarios):

  • 8-9 am (Desayuno): Leche materna o biberón.
  • 11-12 am (Media mañana): Leche materna o biberón
  • 12-13 am (Comida): Papillas de cereales.
  • 16-17 pm (Merienda): Papilla de frutas.
  • 20-21 pm (Cena): Leche materna o biberón.
  • 12 pm: Leche materna o biberón (Hay bebés que ya han eliminado esta última toma).

La lactancia materna debe seguir siendo a demanda.

Cuando ya se han incorporado las verduras y la carne en la alimentación del bebé, el esquema queda de la siguiente manera (7 meses).

  • Desayuno: Papilla de cereales sin gluten.
  • Media mañana: A partir de los 7 meses le podemos ofrecer un trozo de pan para que vaya incorporando poco a poco el gluten en la dieta).
  • Comida: Puré de verdura con carne.
  • Merienda: Papilla de fruta.
  • Cena: Papilla de cereales.

Algún bebé puede seguir pidiendo la toma de leche de la noche.

Esto es un ejemplo de un menú diario para un bebé de 6 meses una vez ya se hayan introducido verduras y carne (naturalmente esto es solo orientativo, ya que algunos bebés comen más que otros y varían mucho de un mes a otro, y por tanto no nos debemos preocupar si el nuestro no se ajusta a este patrón):

Cómo ir introduciendo los diferentes alimentos

La OMS recomienda introducir las frutas, los cereales sin gluten o la verdura indistintamente.

Y aunque siempre ha habido discrepancias sobre este tema, las últimas recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la introducción de diferentes frutas es que «se aconseja introducir progresivamente toda la variedad de frutas y verduras disponible, en cualquiera de las comidas diarias, e ir variando también la forma de presentación (triturada, chafada, en pequeños trozos…). No hay unas frutas mejores que otras para comenzar, la decisión dependerá de los gustos de la familia.»

No obstante yo recomiendo empezar por los cereales sin gluten o las frutas, y cuando estos ya han sido aceptados empezar entonces por las verduras, ya que como dijimos, algunas pueden tener niveles de nitratos, oxalatos y fibra demasiado altos para el organismo del bebé.

Cómo debemos preparar las papillas de cereales sin gluten

A partir de los 6 meses el bebé ya está preparado para la incorporación de cereales o papillas infantiles sin gluten. Sin embargo no es conveniente añadir los cereales al biberón.

Lo mejor es incorporarlo en forma de papilla con cuchara una vez pierda el reflejo de extrusión (es decir, una vez sea capaz de tragar una cucharadita sin expulsarla con la lengua).

Por otro lado el bebé controlará mejor cuándo está saciado y nos lo hará saber cerrando la boca o girando la cabeza.

  • Los podemos preparar con leche materna o leche de fórmula de inicio o de continuación. Si los preparáis con leche materna, tened en cuenta que tendréis que poner más cereales porque cuesta más de espesar. La introducción se debe hacer lentamente. Primero una cucharada rasa, que iremos aumentando gradualmente (unas 5 cucharadas) para que el bebé se acostumbre al cambio de textura (de líquido a menos líquido) poco a poco. Siempre que introduzcáis un nuevo alimento al bebé ha de primar la lentitud y la suavidad.
  • La cantidad recomendada será de unos 200 ml, como siempre os digo, no es una norma, es una recomendación y esta variará en cada bebé. Tanto si toma 100 ml o toma 250 ml es normal, es muy importante no forzarlo, cuando el bebé de muestras de estar saciado no hay que darle más. Si por el contrario se lo acaba podremos incrementar  la ración.

Una vez más os quiero recordar que el alimento principal del bebé es la leche y que el aporte de ésta no debe ser nunca inferior a los 500 ml.

Cereales con gluten

La Espghan, la Asociación Española de Pediatría y la FEDN aconsejan que alrededor de los 7 meses (y no mucho más tarde) hayan aparecido en la dieta del bebé pequeñas cantidades de cereales con gluten.

Se empieza con pequeñas cantidades porque cuando el bebé se expone por primera vez al gluten es mejor que sea poco a poco.

Una gran dosis de gluten (por ejemplo una papilla de 150ml) aumenta el riesgo de que se desencadene una enfermedad celíaca (en caso de bebés susceptibles).

Por eso, antes de empezar a darles papillas de cereales con gluten, lo mejor es dejarles mordisquear un poquito de pan o darle una cucharadita pequeña de sémola cocida (sin líquido).

  • Para introducirlos, si el bebé toma 5 cacitos de cereales sin gluten, tendremos que empezar por darle una papilla que contenga 4 cacitos sin gluten y 1 con gluten, al día siguiente 3 sin gluten y 2 con gluten y así progresivamente, hasta que a la semana tome los 5 cacitos con gluten. De esta manera veremos con la mínima dosis si el niño presenta alguna intolerancia.

Primeras papillas de frutas

La papilla de frutas es una de las primeras que se empiezan a ofrecer a los bebés. A partir de los 6 meses si el bebé toma lactancia materna, y a partir de los 4 a 6 meses si toma leche de fórmula, ya podemos ofrecerles fruta.

  • Para empezar, podemos triturar 60 ml de leche (materna o de fórmula) + 100 g de pera o manzana. La leche puede calentarse un poquito. Esta dosis es suficiente para los primeros días (complementando a la toma de leche). Si no les gusta le podemos añadir 1-2 cacitos de cereales. Nunca añadiremos azúcar, galletas o miel. Toda la fruta ha de ser sin piel ni pepitas.
  • Cuando lleve un par de días aceptando la papilla de pera y manzana podemos añadir 30 g de plátano.
  • Si el bebé se acaba la papilla iremos incrementando hasta los 250 ml (90-100ml serán de leche). Recordad que la alimentación complementaria es “complementaria” a la leche y no al revés. El bebé decide cuándo ya no quiere más, cuando gire la cara o cierre la boca, paramos. Pensad que la fruta es menos nutritiva que la leche, así que mientras lleguen a los 500ml de leche diarios como mínimo no debemos preocuparnos, ya que a esta edad, la leche debe seguir siendo su alimento principal.
  • Si el bebé tiene malas digestiones, evitad la manzana, ya que es la fruta que tiene más gas y le puede resultar indigesta (hervida, al microondas o al horno es mucho más digestiva).

En cuanto a los tipos de frutas más recomendables, aunque antes se recomendaba retrasar la introducción de frutas rojas o melocotones y albaricoques por ser más alergénicos que otras, las últimas recomendaciones de la AEPED lo contradicen, ya que se cree que pequeñas porciones pueden evitar el riesgo de alergias en el futuro. No obstante de nuevo os recordamos que siempre hay que hacer la introducción de cada alimento de uno en uno dejando pasar varios días entre ellos para observar posibles reacciones alérgicas.

7 potitos o papillas de frutas caseras para bebés

Purés de verduras

Es también el momento de incorporar los purés de verduras. Las verduras y hortalizas apropiadas para empezar a los 6 meses (siempre introduciéndolas de una en una para de este modo saber si alguna le ha producido alergia, gases, estreñimiento, diarrea…) son:

  • judía verde
  • calabacín
  • calabaza
  • patata
  • boniato
  • Brócoli y coliflor se le pueden dar a partir de los 6 meses, siempre que no le produzcan gases, en ese caso se podría retrasar su introducción. Pero no confundamos coliflor y col, ésta última debe retrasarse hasta los 12 meses por su alto contenido en oxalatos y nitritos.
  • La cebolla y el puerro se pueden introducir con precaución viendo la tolerancia del niño, ya que pueden provocar gases.
  • Las zanahorias también tienen niveles altos de nitritos, pero se pueden ofrecer a partir de los 6 meses si es en poca cantidad (y siempre desechando el agua de cocción, ya que la mayor parte de los nitritos quedarán ahí).
  • El tomate es una de las verduras más alergénicas. Lo podremos dar a partir de los 6-7 meses y si vemos reacción esperaremos a los 9-12 meses. Elegid los más maduros y ponedlos cocidos sin piel ni pepitas.
  • Los guisantes se suelen dar a los 6 meses, pero yo por precaución recomiendo incorporarlos con las demás legumbres.
  • Hay verduras, que por su aporte alto en oxalatos y nitritos no son aptas hasta los 12 meses, como  espinacas, acelgas, coles, chirivía, espárragos, nabos, remolacha y apio.

Cómo hacer su primera papilla de verduras

Las verduras pueden introducirse mediante el mismo sistema que las frutas, con una base de leche.

  • Podemos poner 100 g de patata y 50 g de judía verde hervidas en agua sin sal o al vapor, triturándolas en 100 ml de leche.
  • A esta papilla le incorporaremos 3-5 g de aceite de oliva virgen (½-1 cucharada postre).
  • Se puede hacer más líquida agregándole leche o más espesa poniendo una cacito de cereales sin gluten.

Cuando el bebé ya lleve 3-4 días aceptándola sin problema ya podemos introducir otras verduras: calabacín, cebolla, calabaza, boniato… El volumen total será de unos 250ml de puré. Recordad no forzar al bebé.

Es conveniente ir haciendo diferentes combinaciones de verduras para que el bebé se acostumbre a la variedad de sabores.

Te puede interesar> PURÉS PARA BEBÉS

Del mismo modo que comentamos el Baby-led Weaning con la fruta, también lo podemos hacer con la verdura siempre que veáis que vuestro bebé está preparado y a partir de los 6 meses. Por ejemplo, podemos usar un trozo grande de patata, boniato, brócoli, zanahoria… ya hervidos.

Estas son algunas reglas básicas que deben seguirse en la preparación de los alimentos:

  • Seleccionar alimentos frescos y de calidad.
  • Mantener una perfecta higiene a la hora de cocinar los alimentos, tanto de la persona que los prepara como de los utensilios y superficies de trabajo.
  • Es muy importante esperar siempre un par de días entre cada introducción de un nuevo alimento para ver la reacción del bebé. Si notamos algo extraño consultar inmediatamente con el pediatra.
  • Cocinar los alimentos con poco agua, que además aprovecharemos para la preparación de los purés y papillas.
  • La cocción no debe durar demasiado para no perder todos los nutrientes.
  • Nunca se debe agregar sal, azúcar ni miel antes del primer año de vida.
  • Hay que respetar el aprendizaje del bebé, intentando que su aproximación a la comida sea un momento relajado y agradable para evitar futuros enfrentamientos en el futuro. Nunca utilizar la agresividad ni forzarle a comer.

Y por favor siempre recordad que un bebé gordito no es sinónimo de saludable. Es el pediatra el que debe controlar su peso y estatura y decidir si el bebé goza de buena salud. Cuando forzamos excesivamente a los bebés a comer podemos estar abonando el camino para un problema de futura obesidad infantil.

Источник: https://www.pequerecetas.com/receta/menu-diario-para-bebes-de-6-a-9-meses/

¿Qué puede comer un bebé de 8 meses?

¿Tu bebé ya ha cumplido los ocho meses? Habrás visto cómo tu hijo o hija hace esfuerzos para comer solo, está adquiriendo más habilidad con las manos, aunque todavía tiene mucho que aprender y puede terminar con el babero, las manos y la cara llena de comida. Deja que experimente.

Si tienes dudas sobre los alimentos que darle en esta etapa, echa un vistazo a esta propuesta de menú para bebés de 8 meses, un plan de comidas rico en hierro.

Ejemplo de menú semanal para bebés de 8 meses

Para descargar el menú semanal infantil para niños de 8 meses, pulsa sobre la imagen y descarga el archivo par apoder imprimirlo.

Lunes

DesayunoPan integral tipo sándwich con crema de cacahuetes
ComidaTortilla de setas, harina de garbanzos y calabacín
MeriendaRodaja de piña
CenaCuscus con trocitos de tortilla y pimientos

TIP: para la tortilla echamos dos partes de agua por una de harina de garbanzo y lo mezclamos con el picado de setas y calabacín. Doramos en una sartén con aceite de oliva como si una tortilla francesa se tratara.

Martes

DesayunoArroz con leche y canela
ComidaRehogado de habas con daditos de berenjena
MeriendaPlátano untado con crema de anacardos
CenaPaté de sardinas con bastones de pepino y zanahoria

TIP: para el paté evisceramos las sárdinas y las pasamos por agua. Las cocinamos 10 minutos al microondas y le retiramos las espinas. Desmenuzamos y trituramos.

Miércoles 

DesayunoLacitos de pasta integral y mango
ComidaConejo salteado deshuesado con judías verdes y patata cocida
MeriendaManzana asada
CenaTofu con cebolla al horno

TIP: el tofu es un derivado de la soja rico en proteínas y hierro.

Jueves

DesayunoPan integral con aguacate
ComidaGarbanzos con quinoa cocida y pimientos
MeriendaNaranja
CenaLenguado a la plancha con brocoli salteado

TIP: para cocinar la quinoa lo primero que hay que hacer es lavarla bajo chorro de agua fría (no dejar en remojo) y quitarle la saponina que contiene. Utilizamos dos partes de agua por una de quinoa, y ésta se  incorpora con el  agua en ebullición.

Si tostamos los granos de quinoa en una sartén antes de cocerla podemos obtener un sabor a nuez en el plato como algo opcional.

Viernes 

DesayunoPorridge de avena con leche, triturado de dátiles y manzana asada
ComidaAlbóndigas de cerdo con guarnición de guisantes y cuadraditos de zanahoria.
MeriendaCaqui
CenaCroquetas de sepia con gajos de tomate natural rociados con AOVE

TIP: podemos hacer la bechamel con bebida vegetal de almendras.

Sábado

DesayunoTortitas de maíz con mermelada casera de frambuesas
ComidaBolitas de arroz, lentejas y brocoli.
MeriendaMandarina
CenaBacalao con espárragos trigueros

TIP: para la mermelada cocemos las frambuesas, las trituramos y le añadimos semillas de chia molidas para darle consistencia de gel

Domingo 

DesayunoGalletas caseras de avena y plátano
ComidaTrocitos de pollo con corazones de alcachofas
MeriendaPera en cuartos
CenaHuevo duro con arbolitos de coliflor rociados en salsa de tomate

TIP: podemos cocer un poquito la pera si vemos que está muy dura

Consejos de alimentación para bebés de 8 meses

Los 8 meses del bebé están llenos de energía. Seguramente estén gateando y algunos ya se sostengan incluso de pie. Por otro lado, comienzan a hacer la pinza con sus dedos facilitando el agarre de alimentos más pequeños o sus trozos, y mejorando su coordinación mano-boca.

Los periodos de crecimiento rápido, como es el caso de los bebés, establecen unas necesidades mayores de hierro. Además, a partir de los 6 meses las reservas de hierro del bebé empiezan a reducirse.

Es importante por ello, que durante este período se ofrezcan alimentos ricos en hierro (carne, legumbres, cereales integrales…

), además de aquellos que favorezcan la asimilación del mismo (frutas y hortalizas  por su contenido en vitamina C).

Por este motivo también, no se debe introducir la leche de vaca hasta el año. La leche de vaca tiene menos contenido en hierro que la lecha materna o artificial, y al mismo tiempo contiene factores que desplazan la absorción de hierro del resto de alimentos.

Recordamos, que hay que seguir dando el pecho o la leche artificial antes de cada comida. Ésta sigue siendo la base de la alimentación del bebé. Hasta el momento el resto de alimentos son complementos, y en muchos casos, sólo instantes de exploración.

 Menú elaborado por: 

Yolanda Moreno González

Dietista – Nutricionista

Источник: https://www.conmishijos.com/bebes/alimentacion/menu-para-bebes-de-8-meses-alimentacion-rica-en-hierro/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: