¿Qué puede comer una mujer embarazada en la noche?

¿Qué deben cenar las mujeres embarazadas? — Mejor con Salud

¿Qué puede comer una mujer embarazada en la noche?

Llegar tarde a casa, ponerse a cocinar o sentarse en la mesa delante de una buena comida puede que no sea lo que más apetezca a las mujeres embarazadas; menos aún si se acercan los últimos meses. No obstante, tampoco es conveniente que se queden sin cenar o que tomen lo primero que se encuentren en la nevera.

Por el contrario, es positivo que mantengan una pequeña rutina en la última comida, ya que así aseguran una buena alimentación tanto propia como del futuro bebé. Pero, ¿cómo debe ser una cena apropiada para la gestación? A continuación, compartimos algunos consejos.

La importancia de la dieta durante la gestación

Uno de los primeros temas que preocupa a las futuras madres tiene que ver con las cantidades de comida y el incremento en sus necesidades energéticas, sobre todo durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo. Y si bien no es necesario «comer por dos», tampoco es el momento adecuado de ponerse a dieta.

Por norma general, esta mayor demanda de calorías está cubierta por el aumento de apetito que experimentan las mujeres en esta etapa. Así pues, no es necesario forzarse a comer de más. Eso sí, hay que considerar que también se elevan los requerimientos de algunos nutrientes, como pueden ser vitaminas, minerales o proteínas.

En este sentido, una buena estrategia es repartir las ingestas en varias porciones al día para evitar las comidas copiosas y asegurar un óptimo aporte de nutrientes. De aquí la relevancia de saber qué deben cenar las embarazadas, ya que esta suele ser una de las comidas olvidadas o con más tendencia a ser descuidada.

Durante la gestación no es necesario comer por dos. Sin embargo, sí hay que asegurar una alimentación de calidad para cubrir los requerimientos nutricionales.

Lee más sobre: Suplementos nutricionales en el embarazo y la lactancia

¿Qué deben cenar las mujeres embarazadas?

Hay muchos alimentos sanos que pueden cenar las mujeres embarazadas. No obstante, a nivel general, hay que considerar que esta última comida debe contener todos los grupos de nutrientes que se requieren para una correcta alimentación.

Esto quiere decir que, en condiciones normales y sin que exista ninguna patología que lo desaconseje, hay que dar cabida a las frutas, las verduras, los carbohidratos, las proteínas y las grasas. De esta forma, se reparten todos a lo largo del día y es más fácil llegar a cubrir las necesidades nutricionales de cada una.

Una buena forma de distribuirlos es fijarse en el esquema del método «Plato de Harvard». En él se recomienda repartir las ingestas de las siguientes formas:

  • La mitad de los alimentos de la cena tienen que ser vegetales.
  • Una cuarta parte dedicarla a una ración de proteína. Puede ser de origen animal o vegetal.
  • Una última porción que se cubre con los hidratos de carbono.
  • Además se acompaña de alguna fuente de grasas saludables y una fruta o un lácteo de postre. 

¿Qué alimentos pueden cenar las mujeres embarazadas?

Como hemos comentado, en esta comida deben estar presentes todos los grupos de nutrientes. Eso sí, es igual de importante elegir alimentos saludables y adecuados para la última hora del día.

Frutas y verduras

En un principio, todas están permitidas durante el embarazo. Existe un gran numero de posibilidades para introducir las verduras, aunque quizá las hervidas o en forma de cremas son las más adecuadas a la hora de cenar. En cuanto a las frutas, se recomienda comerlas maduras y evitar los cítricos si existen problemas de reflujo a acidez.

Hidratos de carbono

Hay que dar prioridad a los granos integrales ya sea arroz, pasta, pan, cuscús, etcétera. En ellos se encuentran todos los nutrientes de los granos que han desaparecido en los refinados. Además, no hay que olvidar su aporte de fibra, que es una de las primeras aproximaciones para tratar los problemas de tránsito intestinal.

Proteínas

Las mejores fuentes para la noche son el pescado blanco, el pescado azul pequeño, la carne blanca o los huevos. Se pueden preparar a la plancha o asados al horno, y aliñar con aceite de oliva para que no causen una digestión pesada.

Si por el contrario se prefiere optar por una proteína vegetal, son buenos el tofu o el tempeh. Hay que recordar que se trata de proteína con todos los aminoácidos esenciales y una alternativa correcta a la de origen animal. 

Las mujeres embarazadas pueden ser pescados blancos o azules para obtener proteínas. Sin embargo, también se puede asegurar este nutriente con alimentos de origen vegetal.

Grasas de calidad

En este grupo, la mejor elección es el aceite de oliva virgen extra para aliñar y cocinar los platos. También se pueden añadir unos frutos secos, aguacate o aceitunas. Solo hay que moderar las cantidades pues pueden alargar la digestión. 

Descubre 4 alimentos prohibidos durante el embarazo

¿Qué otras características debe cumplir la cena de las embarazas?

Durante los meses de gestación pueden aparecer algunos síntomas molestos. La mayoría no son graves, pero se pueden prolongar por varias semanas. Por fortuna, a través de unas buenas pautas alimentarias es posible mejorar las náuseas, el estreñimiento, el ardor y el reflujo estomacal.

Así pues, no está de más aplicar una serie de consejos dietéticos a la hora de cenar. Veamos enseguida los más relevantes:

  • Evitar las comidas copiosas y dividir la ingesta diaria en varias tomas al día.
  • Cenar lo más pronto posible y dejar pasar unas tres horas antes de acostarse. Esto mejora el reflujo y la acidez. 
  • Eliminar las salsas, los quesos fuertes, la bollería y los postres lácteos. Todos ellos requieren una digestión más larga lo que puede empeorar los síntomas anteriores.
  • No añadir a la cena platos picantes, cítricos, chocolate o bebidas con gas, pues favorecen la aparición del ardor y el reflujo estomacal.
  • Optar por los cereales integrales, legumbres, frutas y verduras. Aportan fibra dietética que ayuda a aliviar el estreñimiento. 

Las mujeres embarazadas pueden cenar variado y saludable

Poniendo en práctica estas pautas alimentarias es posible asegurar una ingesta adecuada de todos los nutrientes que se requieren tanto para el desarrollo del feto como para la salud de la madre. Sin embargo, esto no resta importancia a la consulta con el profesional en nutrición. 

El nutricionista puede sugerir otros ajustes o tipos de alimentos, de acuerdo a las características de cada mujer embarazada: edad, estado de salud actual, etapa de la gestación, etcétera.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/cenar-mujeres-embarazadas/

Recetas saludables para el embarazo

¿Qué puede comer una mujer embarazada en la noche?

< Embarazo semana a semana

Recetas saludables para el embarazo

Ahora es el momento perfecto para empezar a pensar en tu dieta durante el embarazo.

Cuando estés embarazada, lo que comas y bebas, de cualquier manera llegará al bebé y por tanto, hay ciertas vitaminas y minerales que pueden hacer una diferencia en el crecimiento y desarrollo de tu bebé. De igual manera, es importante tener claro qué cosas son malas.
 
Hemos reunido información útil sobre el embarazo, incluyendo qué comer, qué alimentos evitar, recetas y más.

Comiendo durante el embarazo

Hay algunas cosas importantes que debes tener en cuenta cuando estás comiendo por dos. Como regla básica, fresco es mejor. Incluir más frutas y verduras en tu dieta es una de las mejores maneras de aumentar su consumo de vitaminas y minerales.

¿Qué comer durante el embarazo?

Come alimentos sanos, no procesados, particularmente grandes cantidades de verduras. Algunas vitaminas y nutrientes esenciales para ti y tu bebé incluyen: 

– Vitamina A, B, C, D y E – Calcio – Ácido fólico – Omega 3 – Proteína – Hierro – Cinc – Yodo

Para mayor información sobre qué comer durante el embarazo, consulta nuestra información sobre nutrición y alimentación durante el embarazo.

Alimentos que se deben evitar durante el embarazo Existen algunos tipos de alimentos que se deben evitar durante el embarazo ya que podrían causar problemas: Alimentos que puedan contener la bacteria Listeria: quesos madurados, carnes crudas de tipo delicatesen, sushi, leche y derivados lácteos no pasteurizados. Se deben evitar los alimentos con alto contenido de mercurio: peces crudos y peces depredadores, estos incluyen tiburón, pez espada y barracuda. Una buena alternativa es el salmón que es relativamente bajo en mercurio. El alcohol y la cafeína deben ser evitados.

Dieta y náuseas matutinas

Agua, té suave, batidos de frutas, cereales con leche baja en grasa e incluso limonada son buenas opciones como bebidas. Por las mañanas, asegúrate de tener algo en el estómago que no sean tus enzimas digestivas, mantén un recipiente de galletas y un vaso de agua en tu mesa de noche. La apariencia y el olor de ciertos alimentos puede ser demasiado para muchas mujeres embarazadas. No cocines hasta que te sientas mejor, evítalo si es necesario. Por la noche, toma un vaso de leche y come algo ligero justo antes de ir a dormir. Evita los alimentos muy picantes, grasosos o dulces. Los alimentos suaves y fáciles de digerir como arroz, pasta, fideos, bocadillos, fruta y pan tostado son buenas alternativas.

Pautas de la dieta durante el embarazo

No saltes las comidas. Procura comer porciones de tamaño pequeño a moderado, que no te hagan sentir demasiado llena, de 5 a 6 veces al día todos los días. Desayunar ayudará a llevar los niveles de azúcar en la sangre a un rango saludable después de haber ayunado por tantas horas. No realices dietas para eliminar las toxinas de tu cuerpo. Es poco probable que vayas a tener complicaciones, a menos que tengas deficiencia hepática o renal. Si tienes dudas, consulta con profesional de la salud. No limites el rango o variedad de los alimentos en tu dieta durante el embarazo. Tu bebé saboreará los alimentos que comes cuando ingiera el líquido amniótico. Esto activará sus papilas gustativas de modo que cuando tengan la edad suficiente para ingerir comida sólida (alrededor de 6 meses de edad), serán más receptivas a la gama de sabores. Incluye calcio en tu desayuno. La leche, el yogurt, el té o el café en leche y el queso sobre las tostadas ayudarán a corregir el déficit de calcio en tus huesos, utilizado durante la noche. Los huesos necesitan depósitos regulares de calcio y vitamina D para mantenerse fuertes.

Mantén bocadillos y aperitivos a la mano. En el primer trimestre, cuando las náuseas y los vómitos son comunes, comer algo puede marcar la diferencia en cómo te sientas.

Cede a los antojos si los tienes. Por lo general hay una razón biológica para los antojos que tienen las mujeres embarazadas, siempre y cuando sean comidas comestibles. Abandona el alcohol. No existe un nivel seguro ni probado en el cual las mujeres embarazadas puedan beber alcohol, la única manera de asegurarse de no excederse es abstenerse. Redescubre los jugos de frutas frescas, agua carbonatada con un toque de lima o jugo de limón, o simplemente agua del grifo. El fluoruro presente llegará a la mandíbula de tu bebe, donde sus dientes y la capa del esmalte se están formando. Compra sal yodada. Las mujeres embarazadas necesitan esto para el bienestar y el funcionamiento de su tiroides. Es importante destacar que tu bebé lo necesita para aumentar su coeficiente intelectual. Los mariscos, el pan fortificado con yodo, los vegetales de hojas verdes y los huevos son una buena fuente de suministro. Comer en los buffets o barras de ensaladas puede ser riesgoso. Sólo come alimentos de que no hayan reposado durante mucho tiempo. Lee las etiquetas de los alimentos. La regla general es que la mayor concentración de un componente alimenticio se coloca primero en la lista de ingredientes. Si no reconoces alguno, es probable que no sea muy bueno para ti o tu bebé. Complicaciones del embarazo y la dieta

Los problemas de salud como la diabetes gestacional, la deficiencia de yodo, la anemia, la preclamsia, la hipertensión arterial y la hiperémesis gravídica son sólo algunos de los inconvenientes más comunes que las mujeres embarazadas pueden experimentar.

Ocasionalmente, lo que comas jugará un papel importante para mejorarte y aliviar o controlar los síntomas. Para obtener más información sobre complicaciones del embarazo visita nuestra página web.

< Embarazo semana a semana

¿Por qué se presenta la infección vaginal en el embarazo?

Durante los meses de gestación, se producen cambios en el pH vaginal. Por esta razón, los especialistas consideran que es la etapa más vulnerable para la proliferación de bacterias.

Durante los meses de gestación, se producen cambios en el pH de la mujer, por esta razón, los especialistas consideran que es la etapa más vulnerable para la proliferación de bacterias, es decir, de una infección vaginal en el embarazo.

El embarazo representa un período de cambios para toda mujer. Es una etapa en la que todo se modifica. Desde las variaciones más perceptibles como la ansiedad y el aumento de peso hasta alteraciones del organismo poco conocidas, como las infecciones vaginales.

El papel de las hormonas y la infección vaginal en el embarazo

Durante los 9 meses de gestación, el nivel de hormonas femeninas cambia y afecta directamente al pH del área genital. En lo cotidiano, el pH de la zona vulvar es ácido e inferior al de otras partes del cuerpo, y se sitúa en un rango de 3.8 a 4.2, con la finalidad de impedir el crecimiento de bacterias.

Durante el embarazo la futura mamá protagoniza diversos cambios hormonales que comprometen directamente la capa protectora ácida. De esta manera, la variación a un pH mayor a 4.

2 puede alterar el equilibrio en detrimento de la flora habitual, lo que deja espacio a la proliferación de gérmenes patógenos.

Por esta razón, los 9 meses de gestación representan una de las etapas más vulnerables de la mujer para adquirir infecciones del tracto ginecológico.

Cómo protegerse de una infección vaginal en el embarazo

Es necesario que toda mamá tome cuidados especiales para mantener su zona íntima limpia y protegida durante esta importante etapa de la vida.

Entre las principales recomendaciones se encuentran:

  • Usar ropa interior de algodón.
  • No utilizar ropa muy ajustada o de materiales sintéticos.
  • Lavar la ropa interior con jabón de barra y enjuague, sin dejar residuos.
  • Lavar la zona íntima con un jabón especial con pH ácido que limpie, hidrate y ayude a prevenir infecciones del área vulvoperineal.
  • No se recomienda utilizar desodorantes íntimos, talcos, aromatizantes ni sales de baño o burbujas.
  • Evitar traumatismos de la región genital como el rasurado, la depilación o fricción.
  • Si se observan cambios en el flujo vaginal, prurito, ardor o mal olor, no automedicarse y consultar al ginecólogo u obstetra.

Источник: https://www.huggies.bo/embarazo-semana-a-semana/recetas-saludables-para-el-embarazo

¿Qué cenar durante el embarazo?

¿Qué puede comer una mujer embarazada en la noche?

Durante el embarazo esta comida nos genera una mayor incertidumbre. ¿Qué alimentos son los más adecuados para la cena y, a qué hora debemos cenar durante el embarazo? A continuación lo averiguaremos.

Por lo general, se asocia la cena con una privación de comida. Por ende, tendemos a preocuparnos mucho. Nos sentimos agobiados al saber que queremos comer en abundancia pero no podemos.

Si bien hay que cuidar tanto de la cantidad de alimentos que ingerimos, también debemos cuidar de la calidad de los mismos. El aporte nutricional tiene un gran peso en este aspecto.

Cenar durante el embarazo, una cuestión fácil

En el embarazo es posible que la mujer se sienta con un apetito mayor al que normalmente tiene. ¿Hace falta reprimirlo? No. En lo absoluto. Solo hay que saber comer en cada momento del día. 

Lo primero y principal es llevar una dieta equilibrada, rica en nutrientes de todo tipo; esto ayudará a saber cenar durante el embarazo correctamente.

El hecho de cenar de manera ligera nos ayuda a tener una digestión menos pesada. Recordemos que, durante la noche, este proceso se lleva a cabo a un ritmo mucho más lento que durante el día.

¿Cuáles son los mejores alimentos?

Por tal razón, lo más recomendable es que las cenas estén constituidas por alimentos blandos y suaves, bajos en grasa. Asimismo, es importante mantener un horario de comida.

A la hora de cenar durante el embarazo, lo mejor es aprovechar las 20:00 y 21:00 horas. De esta manera, se puede hacer la digestión completa, con tiempo suficiente, antes de ir a dormir.

Para elegir cuáles son los alimentos que debemos tomar para la cena, tenemos que tener en cuenta qué es lo que hemos comido durante el día.

Al hacer esto, nos daremos cuenta de qué carencias nutricionales hemos tenido en la jornada y cómo suplirlas. Por ejemplo, puede que nos haya faltado algo de fibra. Así se puede aprovechar la cena para incorporar aquellos alimentos que faltaron durante el día.

Las verduras son unos de los alimentos más ligeros y que más beneficios aportan, según un artículo publicado en la revista “International Journal of Epidemiology”. Para cenar durante el embarazo, son muy beneficiosas las judías verdes, las acelgas y las espinacas. Una buena pieza de fruta también es una excelente opción para complementar.

También es aconsejable beber algún tipo de infusión (manzanilla, menta, poleo, hierbabuena) ya que esto favorece la digestión e induce la relajación y el descanso.

¡OJO! Procura beber la infusión al menos 15 minutos después de haber comido, para que tu organismo tenga tiempo para absorber los nutrientes.

Primeros platos

Para cenar durante el embarazo de la forma correcta, lo mejor es optar por las verduras cocidas (brócoli, patatas, judías verdes, zanahorias), cremas de verduras (calabacín y queso, zanahorias y apio, puerros, espárragos), sopa de pescado, consomé de verduras, ensalada de atún y salsa de yogur, tortitas de calabacín, tabla de verduras, ensalada de remolacha, ensalada de manzana y pollo, tomates rellenos, etcétera.

Segundos platos

Hamburguesa de pollo o pavo, pescado a la plancha o en papillote (merluza, sardina, salmón, gallo, lenguado, lubina), pechuga de pavo o pollo a la plancha, revuelto de espinacas con gambas, tortilla de pavo, queso, jamón york, berenjenas rellenas de atún, entre otros.

Postres

Las mejores opciones para una mujer embarazada son: un yogur con frutas, unos cuantos cubos pequeños de queso bajo en grasa con tomates cherry, una buena macedonia de frutas, una manzana al horno, y, por supuesto, las compotas.

Es fundamental huir de aquellos postres que contengan una gran cantidad de azúcares simples, ya que estos resultan perjudiciales para el organismo, según un estudio publicado en la revista “Journal of Hepatology”.

Recomendaciones para la alimentación durante el embarazo:

  • Durante el embarazo es importante cocinar bien los alimentos. Debemos evitar los ingredientes que estén crudos o poco hechos. Pueden causarnos enfermedades que podrían resultar perjudiciales para nuestro bebé y para nosotras mismas.
  • Debemos tener en cuenta el nivel de ácido fólico, calcio, hierro, omega 3 y vitaminas, ya que son muy importantes para la salud.
  • Tenemos que realizar 5 comidas si sufrimos de vómitos o reflujos y comer menos cantidad y más a menudo.
  • Evita las frituras y utiliza sobre todo la plancha, el horno y al vapor.
  • Consume una mayor cantidad de frutas, hortalizas y legumbres, pero es mejor evitarlas en la cena.
  • Productos lácteos desnatados o semidesnatados.
  • Evita la bollería, carnes grasas y golosinas.

    Si te apetecen, tómalas en algunas ocasiones puntuales.

  • Bebe mucho líquido, agua, zumos naturales y leche.
  • Evita el sedentarismo.

Optimiza tus cenas durante el embarazo

Sí es posible disfrutar de cenas ligeras, saludables y saciantes. Llevar siempre una dieta equilibrada nos proporcionará enormes beneficios tanto a nosotras como al bebé.

A partir de ahora, ya no hay excusas para no cuidarse durante el embarazo. Con estos ejemplos puedes animarte a probar recetas sumamente deliciosas. Después de todo, no es tan difícil solucionar qué comer por la noche.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/que-cenar-durante-el-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: