Resfriados y otras enfermedades en el embarazo ¿Qué tomar?

Cómo tratar un resfriado en el embarazo (remedios naturales)

Resfriados y otras enfermedades en el embarazo ¿Qué tomar?

Durante el embarazo, todo lo que te sucede no solo te afecta a ti, sino al bebé que crece en tu interior. Es por ello que surgen muchas dudas en cuanto a la alimentación, hábitos de vida o incluso, a los medicamentos.

Y es que, si bien, en otra etapa de tu vida, cuando notabas síntomas de catarro recurrías a los analgésicos o a un descongestivo nasal para paliar los síntomas; durante la gestación, debes pensártelo dos veces y siempre, seguir el criterio de tu médico.

Y es que, aunque los fármacos pueden aliviar los síntomas y hacerte sentir mejor, también pueden llegar hasta el bebé a través de la placenta, por lo tanto, conviene saber cómo tratar un resfriado en el embarazo y de qué formas más naturales puedes aliviar los síntomas.

Resfrado durante el embarazo, ¿cómo actuar?

La recomendación de los expertos sanitarios en torno a los medicamentos en el embarazo pasa por evitarlos durante las primeras 12 semanas de embarazo, a no ser que tengas una condición previa que requiera de tratamiento en cuyo caso, debes consultar con tu médico sobre cómo proceder.

Los tres primeros meses de embarazo son críticos para el desarrollo de los órganos vitales del bebé, y además, es la etapa más difícil ya que es cuando se da un mayor porcentaje de aborto espontáneo.

Posterior a esas 12 primeras semanas, los médicos también son cautelosos y recomiendan precaución. De hecho, si te fijas en el prospecto de cualquier medicamento, hasta el de las pastillas para la tos, tiene un apartado especial para las embarazadas y mamás lactantes. 

De esta forma, antes de tomarte paracetamol, ibuprofeno o una aspirina como solías hacer cuando tenías un resfriado, realiza una consulta a tu obstetra para que valore tu situación y te haga las recomendaciones oportunas. Si bien no es correcto automedicarse nunca, en el embarazo se hace aun más necesario seguir esta pauta.

En muchos casos, aunque  no es recomendable tomar medicamentos, son peores los síntomas que provoca y su efecto en el bebé que el propio fármaco en sí, por lo tanto, tu médico podrá recetarte ciertos medicamentos para tratar enfermedades como el resfriado común. Sin embargo, reiteramos, que ha de ser tu obstetra el que te diga cuál es el fármaco más adecuado y en qué cantidad.

Remedios caseros para tratar un resfriado en el embarazo

Si aunque tu médico te recete algún medicamento para el catarro y prefieres seguir remedios caseros para paliar los síntomas, puedes realizar estos tratamientos naturales: 

Descansa mucho

Si puedes tomarte uno o dos días libres, hazlo. Estarás mejor en casa, descansando que, en el trabajo sintiendo los rigores del embarazo junto con los de un resfriado. 

Si no puedes dejar de trabajar, al menos cuando llegues a casa, intenta relajarte y pasar la mayor parte del tiempo en reposo. La recuperación de un catarro será más pronta si te concedes la oportunidad de estar en la cama descansando.

Leer +: ¿Qué es la gripe?

Bebe muchos líquidos

Es importante que estés bien hidratada durante todo el embarazo incluso sin tener resfriado, pero si estás acatarrada, incide aun más, sobre todo si tienes fiebre. Además, lejos de los jarabes para la tos, los médicos recomiendan beber mucha agua para tratar la tos.

Gárgaras para el dolor de garganta

Si notas molestias en la garganta, puedes hacer gárgaras con agua y sal o agua y bicarbonato de sodio. También puedes tomar leche caliente con miel, o tomar una infusión de tomillo, miel y limón. Son remedios naturales que alivian y calman.

Ver también: anginas en bebés

Utliza un humidificador

Cuando estés acatarrada, coloca un humidificador para mantener un nivel de humedad óptimo en el ambiente. Te ayudará para mantener también por la noche, sobre todo si tienes tos.

Mantener una temperatura adecuada en la habitación y además tener encendido el humidificador por la noche, puede mejorar la sensación de sequedad en la garganta y en la boca. 

Sopa de pollo para la congestión

El caldo de pollo es un remedio de nuestras abuelas muy útil si tienes dolor de garganta y congestión. Al entrar caliente, ayudará a abrir las vías respiratorias y respirarás mejor. 

El caldo de pollo es un plato económico y fácil de preparar con efecto reconfortante.

Un estudio realizado por la Universidad de Nebraska (EEUU) reveló que el caldo de pollo casero impide el movimiento de unas células del sistema inmune llamadas neutrófilos.

Se trata de un tipo de glóbulos blancos que nos defiende de las infecciones bacterianas y también favorece la liberación de las mucosidades.

Cómo evitar acatarrarse en el embarazo

Algunas sencillas medidas pueden hacer que no te resfriesdurante la gestación, y así tengas que evitar, el malestar:

– Lávate las manos con frecuencia

– Lleva una dieta sana y nutritiva

– Descansa lo suficiente

– Evita los altos niveles de estrés

– Practica ejercicio moderado con regularidad

– Si alguien en tu entorno está acatarrado, evita el contacto.

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/complicaciones/como-tratar-un-resfriado-en-el-embarazo/

¿Resfriada durante el embarazo? Consejos para aliviar los síntomas

Resfriados y otras enfermedades en el embarazo ¿Qué tomar?

Durante el invierno, las embarazadas son más vulnerables a los resfriados que en el resto del año.

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale han revelado que esto se debe a que cuando la temperatura ambiental desciende, también se reduce la temperatura corporal, así como la capacidad del sistema inmunitario para combatir el rinovirus, que es el virus responsable del resfriado común.

Asimismo, el resfriado durante el embarazo suele ser mucho más complicado que en cualquier otra etapa. Resfriarse no afecta directamente al bebé, pero sí hace que la gestante se sienta más débil de lo habitual ya que lo usual es que no pueda consumir los fármacos que alivian los síntomas del resfriado.

¿Cómo saber si estás resfriada?

En ocasiones es difícil distinguir si se trata de un simple resfriado, una gripe o cualquier otra afección ya que muchos de los síntomas son similares. Sin embargo, debes saber que normalmente los síntomas del resfriado son más leves que los de cualquier otra enfermedad y que, en la mayoría de los casos suelen ir desapareciendo con el paso de los días.

Al inicio, lo más común es que aparezca una sensación de cansancio leve y malestar generalizado que se acompaña de una congestión nasal persistente y constantes estornudos. Por lo general, durante un resfriado no suele haber fiebre, y en caso de presentarse no supera los 38 grados, a diferencia de otras patologías, como en el caso de la gripe o una infección pulmonar.

A partir del cuarto o quinto día, suele aparecer una tos seca o con mucosidad que se puede mantener varios días después de que los otros síntomas hayan desaparecido por completo. No obstante, tras dos semanas del comienzo del resfriado, la tos también tiende a desaparecer.

1. Cuida tu alimentación

Uno de los aspectos más importantes durante un resfriado es tu alimentación. Los alimentos no solo te proporcionan la energía que necesitas para recuperarte más rápido sino que también te ayudan a fortalecer tu sistema inmunitario.

Por eso, es fundamental que incluyas en tu dieta alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, las fresas y los pimientos.

También puedes apostar por platos calientes como las sopas, los caldos y las cremas, que además de ofrecerte una dosis extra de energía te ayudan a despejar las vías respiratorias y aliviar la congestión nasal.

2. Bebe abundante líquido

Durante el resfriado es normal que pierdas más líquido del habitual a través de las secreciones nasales y las mucosidades en la garganta.

Por eso, debes mantenerte bien hidratada, de esta manera ayudas a tu organismo a depurar las toxinas y eliminar el virus del resfriado.

Lo ideal es que apuestes por el agua, pero también puedes beber zumos de cítricos que son ricos en vitamina C o algunas infusiones que sean seguras durante el embarazo para despejar además las vías respiratorias.

3. Descansa lo suficiente

Cuando estás resfriada, es importante que descanses para que el cuerpo recupere fuerzas y se centre en combatir el virus, pero si estás embarazada debes reposar aún más.

De esta manera, no solo recuperarás energía sino que también puedes aliviar la congestión nasal, por lo que te será más fácil respirar y también sentirás que tus músculos te lo agradecen.

En este caso, puedes optar por acostarte en la cama una media hora, al menos tres o cuatro veces al día, o si lo prefieres también puedes recostarte en el sofá.

4. Acondiciona tu hogar

Si estás en la calle, un restaurante o una tienda no podrás controlar las condiciones del ambiente, pero si estás en casa puedes acondicionar las habitaciones para sentirte más cómoda mientras estés resfriada.

Una buena estrategia consiste en colocar humidificadores para elevar la humedad del ambiente y prevenir que se sequen tus vías respiratorias.

También puedes ajustar la temperatura en torno a los 22ºC o 23ºC para mantenerte calentita, pero sin calentar demasiado el entorno.

5. Recurre a los remedios naturales

Cuando estás resfriada no tienes que recurrir obligatoriamente a los medicamentos para calmar los síntomas. Existen algunas alternativas naturales que puedes utilizar para sentirte mejor sin poner en riesgo a tu bebé.

Por ejemplo, para aliviar la congestión nasal usa una solución salina, que puedes comprar en cualquier farmacia. Para el dolor o el picor en la garganta recurre a las gárgaras de agua con sal, que puedes preparar en casa poniendo a hervir agua y añadiéndole un poco de sal.

Y para bajar la fiebre puedes apostar por los baños de agua tibia y las bebidas frías que te ayudarán a reducir la temperatura corporal.

Источник: https://www.etapainfantil.com/resfriada-durante-embarazo-consejos-aliviar-sintomas

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: